PRIVATIZACIÓN DE CÁRCELES EN BRASIL: “TRANSFORMARON EL PRESIDIO EN UN GRAN NEGOCIO”
Contacto con Plinio De Arruda Sampaio Jr., 5 de enero de2017

El docente y economista brasilero, profesor Plinio de Arruda Sampaio Junior dialogó la semana pasada con María de los Ángeles Balparda y Diego Martínez en ‘Mañanas de Radio’, acerca de la crisis del sistema penitenciario en Brasil, que se encuentra en primer plano de la agenda debido a las sucesivas masacres que se están desarrollando en las cárceles brasileras. Transcribimos a continuación esta necesaria explicación para comprender lo que sucede en el país vecino, que Usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/plinio-arruda-6-1-2017-audios-mp3_rf_15891140_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Nos vamos a Brasil, estamos en contacto con el profesor Plinio De Arruda Sampaio Junior, Docente, economista, amigo además de nuestra radio.
¿Qué tal? Bienvenido, buen día.

Plinio De Arruda Sampaio Junior: Buen día, un gusto hablar con ustedes.

 

MAB: Igual para nosotros.

Diego Martínez: Hay un tema que destaca esta semana con la muerte de más de 50 reclusos en una cárcel. ¿Cuál es el estado de las cárceles en Brasil?

PASJ: La mecha fue una pelea entre dos grupos, dos organizaciones criminales. El comando del norte relacionado con un grupo de Río de Janeiro, comando guerrillero; y el Primer Comando de la Capital (PCC) que es un grupo de narcotráfico organizado por San Pablo. Estos grupos se pelean el control del narcotráfico en Brasil. El norte brasileño del Amazonas es un punto estratégico, porque ahí vienen las drogas de tráfico de Colombia, de Perú y de Bolivia. Entonces la mecha concreta fue un ataque, una masacre del comando del norte sobre el PCC. Esto es lo que despierta el problema. Pero el problema es mucho más profundo, el problema tiene que ver con la situación política en general de Brasil, luego de una manera muy específica con la política de criminalización de las tropas con la forma como se organiza el sistema carcelario brasileño y la forma como funciona el sistema jurídico brasileño. Todas estas combinaciones generaron la barbarie que sucedió en Manaos y mire Diego, fue en gran proporción lo que pasa cotidianamente en los presidios brasileños. Es normal en Brasil una muerte o dos, claro que 56 muertes no es normal. Es una escalada y por eso la visibilidad, pero estamos viendo en realidad todo un sistema que está en crisis.

 

DM: ¿La administración de las cárceles en Brasil es absolutamente estatal o hay algunos acuerdos con privados?

PASJ: Mire Diego, este es un cambio moderno -por así decirlo- pero muy malo. El caso de esta penitenciaría de Manaos que se llama Complejo Penitenciario Anísio Jobim, era un presidio que era tenido en el norte como una especie de ejemplo y buen funcionamiento de la participación público privada. Y la primera medida concreta que el gobierno tomó -no el gobierno pero los fiscales del estado- fue de pedir la estatización del presidio porque se constata no un caso sino millones de irregularidades. El sistema brasileño aquí es mixto, la mayoría todavía es estatal pero en varios lugares empieza esta onda de privatización, el caso en la jerga es presidio de gestión privada.

 

DM: Es tremendo esto porque claramente el Estado deja en manos de privados cosas esenciales como la administración de los presos.

PASJ: Seguro que si Diego, porque en el caso de esta tragedia brasileña se notan dos problemas claros. Primero el problema de transformar el presidio en un negocio que acaba resultando en una súper locación completa y absurda del presidio.
En el caso del presidio de Manaos la capacidad de presos era de 454 presos pero al día del hecho había 1224 presos, o sea que había un excedente de casi el doble de la capacidad, 770 presos más. Entonces esto demuestra que si se transforma el presidio en un gran negocio, cuanto más presos menos plata se gasta mejor el negocio. Y otro problema que se nota ahí es la falencia del sistema jurídico brasilero. Porque aquí predomina la idea que la prisión debe ser punitiva. Entonces cuando se combina la idea que debes prender la gente que desobedece la ley y particularmente los pobres. Que en el sistema judicial brasileño 41% de los presos no están con sentencia final, están presos preventivamente porque se supone que es gente peligrosa, porque el pobre es peligroso, entonces no hay ninguna preocupación ni integración y transforman el presidio brasileño en una especie de universalidad del crimen, entonces es un problema que solo se va a gravar.

 

DM: Acá en Uruguay de Temer prácticamente no se habla, en realidad te comento que terminamos de hablar con un abogado argentino y hablaba de la penetración que están realizando tanto Estados Unidos como Israel en estos terrenos, en Argentina y obviamente nosotros también lo consideramos acá en Uruguay. Y queríamos preguntarte si algo de esto puede percibirse en  Brasil con la nueva gestión, una notoriedad o una cercanía más importante de las políticas de Israel y de Estados Unidos en Brasil.

PASJ: Mira Diego yo no tengo ninguna información específica sobre eso. La influencia de los americanos en el gobierno brasileño es histórica, en el gobierno de Temer es una opción preferencial del gobierno de Temer, pero la característica principal del gobierno de Temer es su extrema fragilidad. Por ejemplo ahora en el caso de la crisis del presidio, ya vamos por el cuarto día y todavía no se escuchó ni una palabra del presidente sobre el asunto. O sea que estamos casi acéfalos. Y como estamos muy acéfalos yo creo que los americanos deben tener cierta precaución y no involucrarse mucho con la gente que está ahí porque todo en Brasil está muy fluido. Entonces, en ese asunto, específicamente no tengo nada objetivo para decir.

 

DM: Acá hay una especie de frase que se dice a río revuelto ganancia de pescadores.

PASJ: Sí, es lo que está pasando por aquí también.

 

DM: Plinio, te agradecemos como siempre el contacto.
Un fuerte abrazo.

PASJ: Un abrazo diego, un abrazo Ángeles.