“EL ESTADO CHILENO DESALOJA POR LA FUERZA A LOS MAPUCHES Y PERMITE QUE COLONOS EUROPEOS SE APROPIEN DE SUS TIERRAS”
Contacto con el Dr. Cristian Cruz desde Chile, 18 de enero de 2017.

“Lo que hizo el Estado fue totalmente un acto de dictadura asegurar las ganancias a costa, obviamente, del empobrecimiento no sólo de grandes sectores de la población chilena sino que en esa zona geográfica especialmente de las comunidades mapuches. Eso ha llevado a una militarización, una violencia policial desmedida”, dijo el Dr. Cristian Cruz, abogado chileno, especialista en Derechos Humanos, en contacto con CX36. “Se ha generado suficientes desconfianzas en todos los sectores y yo al menos no soy capaz de avizorar una solución pronta o ni siquiera a largo plazo por la pluralidad de actores involucrados y todos los aspectos que este conflicto conlleva”, señaló. Transcribimos el contacto con el Dr. Cristian Cruz desde Chile, que Usted puede volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/dr-cristian-cruz-18-1-2017-audios-mp3_rf_16469409_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Estamos en contacto con el doctor, con el abogado Cristian Cruz que está en Chile, que está vinculado mucho a nuestra búsqueda de verdad y justicia porque ha estado encargado de casos de varios uruguayos desaparecidos durante la dictadura de Pinochet, durante el Plan Cóndor que hoy está tan nombrado en nuestros países.
Buen día Cristian.

Cristian Cruz: Muy buen día Ángeles, Diego y radioescuchas

 

MAB: Bueno, Cristian, aquí muy agitado el tema por lo que pasó ayer en Italia hablándose del Plan Cóndor y de lo que ha pasado. En Uruguay fue procesado sólo uno de los que estaban allí que eran 14 que estaban esperando a ver qué pasaba. De Chile también hubo sentenciados.

CC: Sí, bueno, yo obviamente lo que más lamento en función de que él estaba ahí, es la absolución de Tróccoli.
Obviamente él huyó de la justicia uruguaya, él tenía plena convicción y conciencia de su responsabilidad penal, de los crímenes perpetrados.
Ahora, yo no responsabilizo del todo a la justicia uruguaya, yo creo que lo que ocurrió en Italia tiene dos elementos sustanciales. Uno, primero, de vuelta en sede judicial lo que se ha dicho, lo que hemos dicho aisladamente en cada uno de los países, que es esta operación, este acuerdo entre los servicios represivos del cono sur de Latinoamérica, la cual necesariamente tuvo el conocimiento y sino la aceptación expresa, al menos la venia tácita, siendo los servicios de inteligencia de los EE.UU., por lo tanto ya es un hecho que ni siquiera ellos pueden discutir.
Y segundo, el fallo donde o hay absueltos o hay condenados a presidio perpetuo, es decir, no hay penas intermedias y donde además lamentablemente la mayoría termina absuelto, demuestra la enorme dificultad que se ha tenido en el cono sur para llevar a juicio a los criminales. Es decir, se tuvo que viajar a Europa, con todas las dificultades que ellos implica, que los jueces, que los fiscales se empapen de una realidad que ciertamente les era ajena. Con la dificultad de llevar a los testigos, el problema del idioma, el tiempo transcurrido, y por lo tanto lo que ocurrió era relativamente razonable o esperable.
Yo por lo tanto valoro el enorme esfuerzo que hicieron no sólo las personas, las entidades sino que también hay que decirlo, los Estados, de una u otra manera Italia se involucró en algo que quizás naturalmente no le era suyo pero reconoce la trascendencia y la importancia de la justicia universal en materia de derechos humanos.
Sabemos que en cierta medida o en buena medida también el Estado uruguayo se hizo parte, actuó, colaboró, los resultados no fueron los óptimos pero no se puede decir que el Estado uruguayo no actuó a diferencia de lo que hizo el Estado chileno, de lo que hizo el Estado peruano y demás que no obraron en la causa, que no estuvieron con las víctimas, que prefirieron hacer oídos sordos a este llamado universal de la justicia por lo ocurrido a los conciudadanos de sus países y países hermanos dentro de este Plan Cóndor.

 

MAB: Te vamos a pasar, Cristian después a tu correo, algunas noticias, no de ahora sino de hace unos pocos años que tienen que ver con Tróccoli, que tienen que ver con la actuación del Estado y demás porque nos parece que es importante que las tengas para valorar bien todo esto que ha pasado, que sin duda es una herida abierta y queda abierta ahora también.
Nosotros veíamos allí de Chile que hubo un pronunciamiento sobre, ¿dos militares fueron?

CC: Sí, dos fueron condenados, uno es de apellido Ramírez si mi memoria no falla y el otro sí que lo ubico perfectamente, es Rafael Ahumada Valderrama.
Rafael Ahumada Valderrama era oficial de inteligencia, jefe del área de inteligencia del regimiento militar ubicado en pleno centro de Santiago, de la capital de Chile y que tuvo ese regimiento un rol fundamental en el ataque a la Moneda el 11 de setiembre, al palacio de Gobierno, como también a lo acaecido a los prisioneros que tomaron en ese sector y en diferentes lugares el gran Santiago.
Pues, es así que, y específicamente vinculado con Uruguay, es justamente uno de los dos agentes sobre los cuales hemos pedido que la justicia chilena los procese como autores por el secuestro calificado, es decir, la desaparición forzada de los ciudadanos uruguayos jóvenes a la época Juan Cendán Almada y Alberto Fontela Alonso.
Frente a nuestra petición de procesamiento el tribunal de Primera Instancia dijo no, hemos apelado y por lo tanto el Tribunal de Alzada, la Corte de Apelaciones de Santiago tras los respectivos alegatos que esperamos que se den en las próximas semanas, a más tardar en marzo, debería decidir y confirmar la resolución de primera instancia.
Lo que nosotros obviamente esperamos es que esa resolución no se confirme y en definitiva Ahumada Valderrama, este criminal condenado a cadena perpetua sea finalmente procesado por la desaparición de estos dos jóvenes uruguayos por cuanto los medios de pruebas que hay, testimonios de presos sobrevivientes, de soldados conscriptos, de militares, documentación emanada del mismo ejército, da cuenta inequívocamente de la responsabilidad de este oficial del ejército chileno en el crimen ya mencionado.

 

Diego Martínez: ¿Doctor, estos militares tienen causas en Chile, están ya juzgados en Chile por otras causas, por otras investigaciones?

CC: Bueno, al menos entiendo que respecto a los dos chilenos condenados en Italia, no están cumpliendo penas en Chile, están en libertad. Entiendo que ni siquiera están procesados.
Bueno, no tengo cómo conocer el resultado de la pluralidad de juicios, recordemos que son más de 3.000 las víctimas de la dictadura, pero a priori entiendo que no.
Lo que sí, y eso también demuestra, vuelvo al juicio en Italia, la precariedad del mismo es que hay una figura fundamental que es Pedro Espinoza Bravo. Pedro Espinoza Bravo fue el segundo de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional). Para que nos ubiquemos en la DINA, Manuel Contreras fue quien en definitiva articula precisamente este Plan Cóndor, y por lo tanto su segundo, el que tenía que ver con las operaciones, con las actividades en el extranjero, resulto absuelto en Italia.
Claro, me parece tan absurdo como que Nino Gavazzo haya resultado absuelto, no es posible, repulsa la lógica y nuestro conocimiento histórico. Pero ahí está la dificultad de haber tenido que ser la justicia italiana frente al silencio de nuestra justicia, de nuestros Poderes Judiciales la que, con toda esa precariedad, ha dictado un fallo. Por eso les digo, es relativamente previsible pero no por eso deja de lado nuestra verdad histórica, incuestionable de que estos agentes como otros tantos más, sí son responsables de ese y de otros crímenes.

 

MAB: Claro.
No sé si vos querés agregar algo más sobre este tema.

CC: No, bueno, yo creo que esto siempre ha sido solamente cuesta arriba, que un traspié o una derrota en el camino no nos puede derribar, eso no va acaecer. Y yo espero que tal como dijo, al menos eso leí en la prensa, Mirtha Guianze de la Institución Nacional de Derechos Humanos, que van a apelar. Bueno, yo espero que eso ocurra y que ojalá esta segunda instancia permita efectivamente colocar las cosas en su lugar y que ya el resto de los culpables sean condenados. Pero después de eso, que efectivamente los Estados, principalmente aquellos que han mirado para el costado en el últimos tiempo, cumplan con esta resolución de la Justicia italiana y entreguen a la misma a los condenados para que cumplan pena en Italia.

 

MAB: Cristian, pasando a otro de los temas, teníamos el tema de los mapuches, que en estos días se ha mencionado mucho por el caso argentino, pero que recordábamos nosotros en Chile tiene una larga historia la lucha de los mapuches por cierto y que se ha montado una especie de historia negra pero que de alguna forma pretende tapar una represión muy grande que hay contra el pueblo mapuche.

CC: Bueno, la situación es bastante complicada, incluso te digo yo para los que vivimos en Chile, difícil de conocer y por lo tanto comprender todas las aristas.
Hoy en día hay lo que se denomina, al menos por la prensa, la zona de conflicto mapuche, la zona roja, que está ubicada principalmente en la Octava y Novena Región, Concepción y Temuco, es decir 500 km. y más al sur de Santiago, donde diferentes comunidades están peleando sus reivindicaciones. No sólo respecto a la tenencia de la tierra sino que también a cómo algunas trasnacionales y grandes empresas locales en definitiva los tienen a ellos degradados, los tienen arrinconados en sus predios robándoles o quitándoles el agua porque esta agua se ocupa para la producción forestal. Los tienen en condiciones en que no les permiten acceder a recursos, y eso ha generado grados de violencia importantes donde tenemos fallecidos, no sólo de la etnia mapuche sino que también tenemos fallecidos entre la policía, fallecidos entre ciudadanos que no son mapuches y que en principio podemos pensar que son ajenos al conflicto, también fallecidos un matrimonio que representan de una u otra manera a los colonos europeos que llegan a esta zona cuando el Estado desaloja por la fuerza mediante el robo, la violencia, el asesinato de los mapuches y son estos colonos suizos y europeos los que se apropian de estas tierras y se van favoreciendo como el Estado.
El Estado qué les dice: Miren, si ustedes quiere plantar árboles, nosotros les pagamos y por lo tanto es un negocio seguro. Es la definición propia de empresa es incierto de ganancia o pérdida. Pero aquí lo que hizo el Estado, totalmente un acto de dictadura, fue quitar la palabra incierto y asegurar las ganancias a costa, obviamente, del empobrecimiento no sólo de grandes sectores de la población chilena sino que en esa zona geográfica especialmente de las comunidades mapuches.
Eso ha llevado a una militarización, una violencia policial desmedida donde ya lo comentaba la otra vez que un adolescente fue arrojado al suelo, se le disparó, recibió más de 90 impactos de perdigón en su cuerpo, por la espalda mientras era golpeado y mientras estaba en el suelo boca abajo.
Es decir, no hay ninguna justificación posible para lo que allí ocurrió y la justicia decide dejar mientras tanto en libertad al funcionario policial sin una mayor formalización por lo que corresponde ahí que es un homicidio frustrado. Esa fue la actitud del policía.
Entonces, se ha generado suficientes desconfianzas en todos los sectores y yo al menos no soy capaz de avizorar una solución pronta o ni siquiera a largo plazo por la pluralidad de actores involucrados y todos los aspectos que este conflicto conlleva.

 

MAB: Vimos el otro día que hubo una huelga de hambre de una mapuche presa, marchas, o sea, ellos concitan apoyo entre la población.

CC: Sin lugar a dudas, ahora la machi, ella es una machi y por lo tanto es una autoridad no sólo cultural sino que es religiosa dentro de la cosmovisión del pueblo mapuche, está acusada de participar en el asesinato de este matrimonio que yo les decía de descendientes suizos, los cuales murieron de una manera terrible. También hay que decirlo, ellos murieron quemados vivos, efectivamente.
Y donde ya hay un machi que está condenado a una pena, no recuerdo si de 40 años o más de cárcel.
Entonces, bueno, también la pregunta es: ¿a ella la están condenando o juzgando por ser mapuche o porque participó? Porque los medios de pruebas que hay, según nos hemos informado por la prensa, es un joven mapuche que dice: mire, en la casa de ella se planifica toda esta acción, partimos hacia allá y después volvemos a la casa de ella. Para posteriormente este joven decir que fue torturado por la policía y no hay ningún otro medio de prueba.
Vale también preguntarse si una machi puede ser responsabilizada de un acto que además, incluso bajo esta confesión o esa supuesta declaración aparentemente prestada bajo tortura, no se encontraba en el lugar de los hechos.
En fin, por eso le digo, es complejo entonces. La pregunta es, ¿se les criminaliza por ser mapuches solamente?
Eso lo llevamos justamente al caso de este adolescente que sólo por ser mapuche es arrojado al suelo, golpeado y se le dispara por la espalda, y eso es sólo por su condición mapuche.
Entonces, hoy día es tal la situación que si alguien puede ser considerado culpable, el tema es que aun así de eventual victimario se le está transformando en víctima porque se criminaliza a la población mapuche.

 

MAB: Y además ellos están siempre en tierras, que no es que estén ahora porque fueron por una cuestión de especulación inmobiliaria, sino que son sus tierras y son recursos naturales muy valiosos para los que quieren explotarlos con otros fines que no tienen nada que ver con el ser parte de ese medio.

CC: Efectivamente, porque ellos además fueron en general llevados (...) de grandes territorios que tenían las familias mapuches son llevados a pequeños espacios donde a pesar de que ellos obviamente van creciendo con el devenir de los años, la tierra no se multiplica. Y donde además los recursos que pueden generar, riquezas de esa tierra, son apropiados por los demás, principalmente el agua. No sé cómo se está en Uruguay pero en Chile lo que se permite es que alguien, en general han sido las grandes empresas, (...) la propiedad del agua aunque no la ocupen. Y por lo tanto, bajo esa perspectiva empiezan a negociar con ellos, literalmente a chantajear y a ocuparlas para producciones que no son naturales porque es la producción forestal en la zona con árboles que no son nativos y que requieren una gran cantidad de agua. Y esa gran cantidad de agua va en merma de las posibilidades de comunidades mapuches, más lo que significan los insecticidas y demás químicos que se arrojan sobre la tierra. Se han visto incluso aviones pasando estos insecticidas por sobre las comunidades directamente, en lo que más bien parece un acto de humillación.
Entonces, todo eso va generando un odio, va generando rabia, con los mismos niños mapuches en zonas que hoy día la prensa no publicita pero que los carabineros entran cuando quieren allanan, rompen, golpean.
Entonces, no sé si yo puedo esperar mañana de ese niño mapuche, cuando tenga 18 o 20 años, que no esté dispuesto a una actitud más radical y devolver con violencia la violencia que ha recibido.

 

DM: En Uruguay fueron abolidos todos los pueblos originarios, quedan algunos descendientes o personas que sienten su descendencia -algunos sanguínea, otros cultural- con los pueblos originarios. ¿Se entiende culturalmente el pedido del pueblo mapuche de tener su tierra, de tener poder sobre su tierra sin tener esos papeles que el mundo occidental en este caso invade y plantea?

CC: Sí, pero además quiero decirles que esos papeles en general sí han existido. Lo que pasa es que finalmente no han sido reconocidos. O existió aquí una vieja tradición de lo que se denominó la corrida del cerco. Es decir, la tierra, aunque le reconocían un poco de tierra a los mapuches, les corrían  los cercos para "achicarles" su propiedad y agrandar las de los vecinos.
O fueron muy conocidos hasta el siglo pasado los robos de tierra que implicaban verdaderos acuerdos entre los notarios, abogados, los poderes políticos para, mediante engaños, hacer firmar a gente que incluso no sabía leer ni escribir y el notario certificaba que la persona dueña de la propiedad había leído y firmado el contrato.
Y eso quedó en su historia, quedó en el relato oral de las comunidades.
Y también está el hecho de que en dictadura buena parte de tierra que pasaron a la reforma agraria, fueron entregadas a los que alegaron ser antiguos dueños, otros que se apropiaron, sabemos que también hay ex oficiales que conociendo esto y teniendo el poder usufructuaron.
Entonces, es una situación compleja, pero a diferencia de muchas de estas comunidades sí han logrado tener la documentación en temas que ni siquiera eso les han reconocido.

 

DM: Porque parece haber un fuerte contenido racial también en algunas de estos enfrentamientos, o cultural.

CC: Sí, por supuesto.
Aquí tenemos un presidente de un partido político de derecha, el segundo o tercer partido político más importante de Chile Renovación Nacional, el Sr. Larraín, que fue presidente hasta hace muy poco, y que recién hace dos días dijo, bueno, a estos mapuches los sacerdotes les enseñaron (...) y ahora andan quemando sus iglesias.
O sea, un menosprecio, como si el mapuche porque le enseñaron a leer y a escribir hace 300 años atrás deben arrodillarse y no tener una opinión propia, mirando. Ni siquiera en un tono paternalista sino que directamente racista y clasista.
Y por lo tanto ellos están echándole parafina, bencina, petróleo al fuego en vez de echarle agua. Este conflicto no se va a apagar con las actuaciones que hoy día están teniendo nuestras autoridades.

 

MAB: Muy bien, Cristian, no sé si queda algo más que quieras agregar.

CC: No, bueno, simplemente indicar que obviamente respecto al tema mapuche se han escrito varios libros bastante buenos pero el tema es que esta es una historia, que esos libros más allá que estén bien escritos, narran una historia de la cual todavía no tenemos el fin, no tenemos una idea de hacia dónde vamos, qué va a ocurrir.
Y obviamente lo que nos corresponde a nosotros es estar alertas porque toda esta situación, se ha demostrado, se ha vulnerado y ciertamente que se van a seguir vulnerando los derechos fundamentales de las comunidades indígenas o de otros actores sociales, que como siempre los más afectados van a ser los que menos tienen. Esa es nuestra historia.

 

MAB: Exactamente.
Nosotros te agradecemos muchísimo por este tiempo que nos diste Cristian, y estaremos en contacto nuevamente, por supuesto

CC: No, soy yo el que les agradece, les envío un fuerte abrazo, que estén muy bien.