“OSE DEBERÍA PURIFICAR EL AGUA CON MEMBRANAS DE BENTONITA Y ZEOLITA, NOS DARÍA UN AGUA DE MUCHÍSIMO MEJOR CALIDAD Y SALDRÍA MUCHO MÁS BARATO”
Contacto con la Dra. Graciela Piñeyro, 20 de enero de 2017.

 

La doctora en ciencias biológicas y paleontóloga Graciela Piñeyro en contacto telefónico con ‘Mañanas de Radio’, se refirió a la situación actual del agua y de las cuencas y dijo que “hay buenas y malas noticias”.
“En Canelones hay buenas noticias, la intendencia ha trabajado en ese sentido en la protección de las cuencas de donde se extrae el agua bruta para hacer su y potabilidad”. Considero que todo el problema que tenemos con el deterioro de la calidad del agua se debe al sistema de producción que Uruguay ha elegido, que ya no se usa en varios países del mundo, incluso en Argentina, se piensa en diversidad de los cultivos. Dijo que la sensibilidad de la gente ha aumentando respecto al tema y también se refirió a los cambios implementados por Ose, en cuanto a la potabilización y cloración del agua.  Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:

http://www.ivoox.com/dra-graciela-pineyro-20-1-2017-audios-mp3_rf_16559124_1.html

 

Diego Martínez: Estamos en contacto telefónico con la Dra. Graciela Piñeyro, doctora en ciencias biológicas de la Universidad de la República, vinculada también a estudios de paleontología en nuestro país con varias publicaciones en este sentido y con infinidad de reconocimientos.
Graciela, bienvenida a los micrófonos de Radio Centenario, para nosotros es un gusto recibirte.

Graciela Piñeyro: Hola, buenos días, muchas gracias por el interés y la entrevista.
Bueno, en principio quisiera desear a todos los oyentes de la Radio, porque no tuve oportunidad, un buen año. De todo lo bueno que el año nos puede dar, se los deseo para todos

 

DM: Graciela, la verdad que habría muchísimos temas para conversar contigo. El primero es que nos gustaría saber cuál es la situación actual respecto al agua en Uruguay.

GP: Bueno, mirá, hay buenas y malas noticias, como en todo. Donde yo vivo, por ejemplo, en Canelones hay buenas noticias, la Intendencia ha trabajado en ese sentido, en el sentido de proteger por lo menos las cuencas de las cuales se extrae el agua bruta para ser potabilizada y ofrecerle a la población. O sea que la cuenca de acá de Lagunas de Cisne está mejor, lo he comprobado por mí misma, y es increíble pero está mejor porque se ha cambiado este año el sistema de producción al rededor de la cuenca, no hay tanta soja y entonces hay una mejoría.
Como ustedes saben, yo creo que todo el problema que tenemos, sobre todo respecto al deterioro de la calidad del agua se debe pura y exclusivamente al sistema de producción que Uruguay ha elegido, que no es el mejor. En el mundo se estás demostrando que es un sistema que se está abandonando, en muchos países ya no se usa, se ha cambiado, incluso estaba conversando con colegas argentinos que en Argentina también se está pensando en diversificar. Porque un país no puede existir pura y exclusivamente con un monocultivo.
Entonces, bueno, creo que hay esas novedades respecto de las cuencas por lo menos que yo tengo alrededor.
Respecto de otras cuencas, la situación sigue un poco complicada porque, por ejemplo, hace poco en San José se presentó una filmación fumigando con avionetas, frente a la gente. O sea que hay cosas que siguen igual y que, bueno, que hay que trabajar en el sentido de cambiarlas. Lo mismo de modificar el ambiente irreversiblemente.
Ustedes saben que, por ejemplo, para el desarrollo de estos monocultivos, se modifican los ambientes naturales, por ejemplo, se cortan árboles, se deteriora todo lo que tiene que ver con el monte, con su expresión natural y eso también afecta en el clima. Nosotros estamos pasando, en este momento Uruguay está entremedio de dos grandes potencias que tienen graves problemas climáticos, que nos afectan a nosotros también directamente, indirectamente pero directamente.
Así que bueno, todo está relacionado con todo, no podemos separar, son muchos temas.
Pero, por ejemplo, a mí me gustaría contarles también que el tema de la potabilización del agua es un tema que a la gente le preocupa. O sea, le preocupa la calidad del agua que está tomando con la cual lava sus verduras, cocina. Creo que eso ha aumentado en este último tiempo, la sensibilidad de la gente hacia ese tema ¿no? Ay, el agua está horrible, tiene gusto feo.
El gusto del agua es porque OSE tiene que realizar cloraciones con mayor cantidad de productos de los que se utilizaban antes porque el estado del agua bruta de dónde OSE toma para potabilizar está bastante deteriorado. Se deteriora si no se cambia o si no se quita la fuente que produce ese deterioro, y entonces creo que OSE está ahora apostando a un cambio, a buscar otras perspectivas u otras metodologías que quizás mejoren la calidad del agua. Y ese me parece que es un aspecto positivo que me gustaría contar y en el cual me gustaría ahondar.

 

DM: Sí, claro. ¿Es en cuanto a la forma, en cuanto a los productos, en qué estarían los cambios?

GP: En las dos cosas.
Por ejemplo, bueno, la cloración no se puede abandonar porque ustedes saben que la Organización Mundial de la Salud (OMS) es algo que exige de alguna manera, hay que hacer una cloración, por lo menos una cloración final o en algún punto del tratamiento hay que hacer una cloración como se hacía antes. Nosotros antes tomábamos el agua de la canilla en el Uruguay, o sea, sin hacer mucha alharaca creo que nosotros teníamos el agua mejor del mundo, desde el punto de vista de calidad, antes.
Entonces, nosotros tomábamos el agua y no sentíamos gusto a cloro. ¿Por qué? Porque la cloración que se hacía era normal, con una cantidad normal de ese producto.
El tema es que, bueno, con el deterioro del agua se tiene que aumentar la cantidad de cloro que se le agrega, en los pasos se tiene que clorar más veces.
Yo creo que ya lo dije, el cloro es un elemento, que si bien purifica el agua, también es peligroso en exceso porque genera compuestos, por ejemplo, cuando se mezcla con agua contaminada, genera compuestos que son peligrosos para la salud.
Entonces acá, por ejemplo, nosotros conversamos, incluso tuvimos una reunión con gente de OSE, yo había propuesto esta metodología que les voy a contar ahora que es la purificación de agua mediante el pasaje de agua por membranas de bentonita y zeolita. La bentonita y la zeolita son rocas, o sea, rocas que se formaron por la depositación de ceniza volcánica de hace muchísimos millones de años atrás, en este caso más de 200 millones de años atrás, se formó un yacimiento de bentonitas y zeolitas acá en Uruguay, lo tenemos en la zona de Bañado de Medina, es un yacimiento muy importante de estas rocas. La bentonita tiene un montón de aplicaciones, entre las más importantes que yo quisiera destacar es la de la purificación del agua y se utiliza también como fertilizante.
O sea, es un fertilizante natural vamos a decir, porque los fertilizantes también, la aplicación de fertilizantes ha traído muchos problemas con respecto al aumento, por ejemplo, del fósforo en el agua, en las cuencas, también es un elemento que hay que eliminar en el proceso de potabilización.
Por lo tanto me parece que es muy importante que se conozca esta metodología que usa estas rocas que son yacimientos que nosotros tenemos, por lo tanto, si nosotros tenemos la materia prima para generar, por ejemplo, un prototipo, o sea, para probar si eso realmente nos sirve a nosotros. Yo creo que nos sirve, que le sirve al Uruguay, si bien OSE también me ha dicho que no se utiliza en muchos países. 
Bueno, sí, en países donde hay mucho que potabilizar, quizás esta metodología no serviría. No sé si no serviría, pero podría decir que en algún caso no serviría.
Pero acá en el Uruguay sí serviría porque Uruguay es un país pequeño y tiene dos cuencas importantes para realizar potabilización y creo que sería muy, muy aplicable, o sea, nos daría un agua de muchísimo mejor calidad y además nos saldría mucho más barato.

 

DM: ¿Graciela, cómo es el sistema con esto? Porque uno entiende la cloración, y voy a decir cosas que quizá sean casi disparatadas, entiende la cloración como ponerle cloro al agua y que el cloro actúe químicamente sobre el fósforo.

GP: Sí, o sea, el cloro yo dije que no se debe dejar de utilizar en el proceso de cloración. O sea, el cloro que se va a utilizar mediante el proceso de las bentonitas y zeolitas, va a ser menor, pero se va a seguir utilizando.
Pero el tema es que, por ejemplo, es un proceso que no puedo contar muy bien la metodología porque lo único que conozco es un proyecto que fue presentado a la DINAMIGE que es un proyecto que se llama Bentosur. Conozco a las personas, al director del proyecto, es una cooperativa, que además de su utilidad respecto de lo que podría favorecer a los uruguayos en cuanto a la calidad del agua, también tiene un aspecto social que me gustaría destacar porque, si esa planta se instala finalmente en el Uruguay con estos fines, con los fines de generar unidades de potabilización del agua y además, por ejemplo, fertilizantes que son prácticamente naturales, eso daría trabajo a una zona muy deprimida en los alrededores de Bañado de Medina, Fraile Muerto. O sea, hay un montón de familias que están esperando que esto se concrete.
¿Qué falta para concretarse? Bueno, una voluntad.
Nosotros estamos ahora, en estas conversaciones, tratando de encontrar esa voluntad de buscar otras formas. No de seguir en lo que quizás a largo plazo puede ser muy negativo, sino buscar otras formas de potabilización del agua. Y esta podría ser una buena porque tenemos la materia prima.
Pero, así como les digo eso también les digo que no nos sirve buscar métodos de potabilización si seguimos, por ejemplo.

 

DM: Plantando soja en la orilla.

GP: O sea, no destruimos o no sacamos o no cambiamos la fuente, el origen de la contaminación o el grado de deterioro que se está produciendo en nuestras cuencas ¿no? Eso es obvio.

 

DM: Otro tema que tú nos proponías también y que me parece interesante conocer que es el cierre o la posibilidad de cierre de la Zoobotánica de Río Grande del Sur. ¿Qué importancia tiene esta institución y por qué te parece importante denunciar este posible cierre de este grupo de gente que está trabajando?

GP: Sí, ese es otro tema que tenía en agenda para conversar con ustedes porque el gobernador de la provincia de Río Grande del Sur presentó un proyecto para extinguir -como le dicen ellos- cerrar 9 instituciones que le ofrecen un servicio a la población.
Dentro de esas 9 instituciones yo quiero hablar de la fundación Zoobotánica de Río Grande del Sur porque es la que más conozco, allí me formé en lo que soy hoy académicamente. O sea, hice mi maestría y mi doctorado en esa institución, sé cómo se trabaja allí y sé bien todos los servicios que le ofrece a la población aunque a veces la población no se da cuenta. O sea, ese es el tema, que la gente no se da cuenta de lo que tiene hasta que lo pierde.
Quizás la fundación Zoobotánica no hizo mucha exposición o mucha prensa sobre sus actividades, pero fijate que, para decirte algunas, en la fundación Zoobotánica se fabrica suero antiofídico y además se extrae veneno para realizar ese suero, que cuando una serpiente muerde a una persona es lo que se utiliza. Y el suero que se produce allí tiene características bastante únicas, porque proviene de animales que tienen un veneno especial, o sea, es una población de serpientes que tiene esa propiedad. El veneno que se produce allí es de mejor calidad del que se puede producir en otras regiones.
También la fundación provee de veneno a otras fundaciones, por ejemplo en Río Grande del Sur y algunas de Argentina.
Por supuesto que a nosotros también siempre Brasil nos proveyó de suero antiofídico, hoy se lo estamos comprando a Argentina, pero el que le compramos a Argentina no es de mucha calidad. O sea que también nosotros estamos involucrados en eso.
Pero además la fundación Zoobotánica hace, por ejemplo, educación ambiental. Los científicos que trabajan allí hacen cursos de capacitación, incluso capacitan guardaparques, y hacen investigación básica que sirve, por ejemplo, para realizar otras actividades o para complementar otras actividades que también la gente no ve pero la están ayudando. Por ejemplo, hace un control de la calidad del aire, de los blooms de cianobacterias, de cómo se mantienen las cuencas de agua. Como ellos dicen, a veces no podemos ni siquiera decir lo que estamos encontrando, pero nosotros advertimos a las autoridades. O sea que es una institución que ofrece además el jardín botánico que es algo maravilloso. Allí, por ejemplo, la fundación tiene un pool de semillas de la flora autóctona del Estado y de otras partes de Brasil y de América del Sur, que podrían incluso ser utilizadas para la reconstrucción, para la mejora de ambientes muy deteriorados. O sea, es una infinidad de acciones que la fundación hace en pos del bien común.
¿Por qué a mí me interesa esto? Bueno, yo presenté una carta junto con un colega argentina, presentamos una carta a nuestros colegas paleontólogos y biólogos de todas las regiones del mundo, la enviamos por correo electrónico y en dos días obtuvimos más del 50% de respuestas de las direcciones a las cuales enviamos, ofreciéndonos ayuda, diciendo que es una barbaridad, que es absurda esta medida. Y además recibimos ayuda de un instituto muy importante que tiene que ver con el medio ambiente en Berlín, en Alemania, ellos van a encargarse de difundirlo también la prensa alemana, y bueno, vamos a ver si logramos cambiar la actitud de estos gobernantes. Que en realidad lo que ellos dicen es que tienen que defender los dineros públicos, lo cual no se entiende porque, por ejemplo, los investigadores de la fundación Zoobotánica reciben una cantidad de dinero importante en base a sus proyectos por la calidad de científicos que son. Entonces, lo que le ofrece, lo que tiene que pagar el Estado para que fundación siga funcionando tal cual lo ha hecho hasta ahora, quizás mejor porque viste que estas cosas siempre sirven para que mejores, es una ínfima parte. Mirá, creo que es un 0,09% del presupuesto que tiene el Estado de Río Grande del Sur.
Y además la población ve que, por ejemplo, el gobernador y los políticos se pasan hablando de inversiones que hace el Estado de millones y millones de dólares en proyectos que no tienen que ver justamente con la educación, porque aparentemente es como una intensión de disminuir todo lo que a la población la puede educar. O sea, la educación no sirve, sirven otras cosas que generan dinero quizás pero la calidad de lo que recibe la población, la calidad humana o social de lo que se recibe, cada vez es menor.
Entonces, a mi me preocupa esto, porque ahora hoy pasa en Porto Alegre, en Río Grande del Sur, pero en América del Sur creo que se está yendo hacia eso, hacia un desmedro de todo lo que tiene que ver con la educación, con la educación ambiental sobre todo, de destruirlo o quitarle importancia y darle importancia a otros aspectos que nos están haciendo mal como sociedad, estamos cambiando como sociedad.
Entonces, bueno, quise hoy un poco conversarlo con ustedes y, bueno, todo el apoyo que si alguien me está escuchando le pueda dar a la fundación, yo creo que en algún momento se lo va a retribuir.

 

DM: Se han dado durante el año 2016 algunos movimientos sísmicos, algún informe dado por parte de científicos de la Facultad de Ciencias, y se instaló hace no muchos días un grupo de sismómetros y acelerómetros en algunos lugares del Uruguay, en Tacuarembó y en la zona de las Termas de Arapey. ¿Qué significa esta nueva situación que vive el Uruguay?

GP: Bueno, un poco de todo. En la Facultad se están estudiando todos estos casos, la Dra. Leda Sánchez está bastante preocupada, yo he conversado con ella, obviamente que la instalación de estos nuevos aparatos implica que algo más podría pasar y se podría evitar si se controla. O sea que el control está muy bien.
El tema es encontrar las causas, a mí siempre me gusta encontrar las causas, porque es como una enfermedad, la enfermedad se vuelve crónica porque nunca se quiere encontrar la causa de lo que la produce.
Entonces, sí, yo realmente estoy preocupada por el tema, por eso lo he conversado con Leda, pero claro, yo no tengo la especialidad que tiene ella, ella es la especialista, y si ella considera que es mejor por ahora el control, obviamente que la apoyo.
Pero me gustaría también que la gente conociera, por ejemplo, un estudio de las causas que podrían estar produciendo estos eventos que son muy raros en el país.
O sea, la gente dice, bueno, sí, pueden ser casualidades. Sí, sí, yo creo que pueden haber casualidades o puede haber una historia que tiene que producirse así, el Uruguay siempre fue desde el punto de vista tectónico muy tranquilo, pero bueno, un día la situación cambia.
Ahora, yo también quiero decirlo porque sé que hay mucha gente que lo piensa, que todo está muy concatenado. O sea, cuanto más agredimos más vamos a recibir de la madrecita -como yo le llamo- de la naturaleza.
La naturaleza es como un relojito, o sea, hay procesos que se van dando y si uno, por ejemplo, impide que se dé un proceso naturalmente, lo impide una vez y después de vuelta lo modifica y lo da vuelta, y lo pone para allá y lo pone para acá, bueno, ahí entonces vamos a tener consecuencias porque llega un momento que se rompe el equilibrio.
Entonces, bueno, tendríamos que, por eso digo que se requiere un estudio científico para saber si en algún punto rompimos el equilibrio y por eso ahora estamos teniendo estos fenómenos que no son solamente tectónicos, sísmicos sino también desde el punto de vista climático.
Desde el punto de vista climático no se puede decir ahora que son procesos naturales y que van a pasar. O sea, nosotros tuvimos 4 eventos este año en estaciones que son muy inusuales, muy raros. El otro día incluso me llamaron de Montevideo, yo estaba en Canelones, vivo acá y me llamaron de Montevideo que venía una masa de nubes que apareció de la nada, de color no muy oscuro y de actividad eléctrica, que bueno, que no pasó nada en Montevideo, siguió por el Río de la Plata.
Pero bueno, son fenómenos que uno los ve raros, los ve raros.
Entonces, quizás hay que hacer un estudio conjunto o no, pero hay que estudiar estos fenómenos y saber por qué se están produciendo, si es que tienen que ver con lo que el Uruguay ha cambiado en estos últimos años.

 

DM: Muy bien, Graciela, te tenemos que tener por acá en cualquier momento para seguir conversando. Nos interesa muchísimo tu palabra por lo calificada, además, y hay infinidad de temas que sabemos que podés ayudar mucho a comprender a la población, y sobre todo a informarla.

GP: Sí, yo creo que eso ahí es el quid del asunto, la información. Yo creo que si uno está informado, bueno, puede un poco empezar a querer tener una palabra calificada, como tú decís. La mía no sé si es tan calificada en estos temas, quizás hay otras palabras que la gente está esperando, que son calificadas.
Y bueno, quizás un poco hablar de estos temas implica que la población tenga esa información que merece.
Yo les agradezco muchísimo el contacto. Lamento no haber podido ir pero estoy con un problema de salud que me lo impide, pero en cualquier momento estoy por ahí.

 

DM: Muchas gracias, Graciela.

GP: Un abrazo, muchas gracias.