OCUPAN MONTEVIDEO GAS EN DEFENSA DE 250 PUESTOS DE TRABAJO Y DENUNCIAN OMISIÓN DEL GOBIERNO
Contacto con el dirigente sindical Alejandro Acosta, 27 de marzo de 2017

Trabajadores de Montevideo Gas ocupan varios locales de la empresa, peligran 250 puestos de trabajo y el servicio de gas por cañería de 40.000 clientes. Reclaman atención de las autoridades de la empresa pero también del Poder Ejecutivo al que consideran omiso en sus funciones, según dijo el dirigente Alejandro Acosta en contacto con CX 36.

 

“Entre las 6 y las 6:30 serán ocupados los 3 locales de Montevideo Gas, General Flores y Propios, 25 de Mayo y Juncal y acá en la plaza Independencia. En unos minutos más se va a ocupar el local central de Conecta. Y como tú decías, esta medida la llevamos a cabo porque, lejos de que Petrobras esté considerando corregir la gestión que está llevando a cabo, lo que ha hecho es perseverar en su idea de abandonar el edificio de 25 de Mayo y Juncal en un ejemplo más de lo pésimo que se está gestionando este servicio público de gas por cañerías, que nosotros rechazamos y que evidentemente estamos intentando que otros actores como el Poder Ejecutivo tengan una posición mucho más activas que hasta ahora y poder entre todos asegurar que estas empresas no terminen sucumbiendo frente a la realidad de esa pésima gestión”, explicó.
El dirigente recordó que la semana pasada habían suspendido las medidas de lucha porque surgió un ámbito de negociación. “Nosotros a partir de eso suspendimos la medida de ocupación, la empresa a su vez suspendió el hecho de la mudanza compulsiva, y en ese ámbito nosotros fuimos con algunas propuestas muy básicas que tenían que ver con poder, primero, que la empresa empiece a pagar el canon que le debe al Estado, ese canon anual al día de hoy está en U$S 6 millones de adeudo.
Segundo, que se empiece a cumplir con el reglamento de la URSEA que establece la inspección a las cañerías internas de los usuarios, que la empresa se había negado a hacerlo si no se pasaba a tarifa su costo.
Y tercero, hacer las inversiones necesarias para reforzar la red porque estamos previendo que en el período de acá a 1 o 2 años haya dificultades para llegar con la correcta presión en el suministro  a toda la red de Montevideo. Entonces, entendíamos que esa era la señal clara de que Petrobras no sólo se quiere quedar gestionando sino que empieza a corregir lo que está mal”, sostuvo.
Sin embargo, agregó, nos parece que no deberían ser sólo los trabajadores los que estemos prendidos en este tema sino que hay disposiciones legales que se deben de cumplir, reglamentarias, que no es un problema de interpretación ni es un problema de posicionamiento político.
Además dijo Alejandro Acosta, en esa misma reunión se reiteró lo que ya había planteado el presidente de Petrobras Uruguay, que “son pasibles de ser desprendidas por parte de Petrobras, en la política que está llevando a cabo y a la vez que las empresas distribuidoras, sobre todo Conecta, no están teniendo viabilidad y por lo tanto han atravesado situaciones de quiebra técnica que se han salvado por inyección de capitales de Petrobras”. Entonces, “dependemos de la voluntad de la casa central de Petrobras Brasil para que subsistan las empresas”.
Para los trabajadores si el Poder Ejecutivo ejerciera los controles necesarios, debería quitar la concesión a Petrobras pero el gobierno no lo hace y tampoco ejerce presión alguna sobre la empresa, o sea, está omiso en su rol. Mientras tanto la empresa va desapareciendo, perdemos usuarios en forma permanente y nos quedaremos sin trabajo, sin empresa y 40.000 clientes sin el suministro, indicó Acosta.
“Desde el 2005 a la fecha hemos perdido 6.000 usuarios. Y en el último año casi 1.000. Es decir que la tendencia no sólo se ha mantenido sino que se ha acelerado. Incluso más, hubo una rebaja de tarifas, como recordará la audiencia, anunciada en el mes de noviembre, a partir de la baja de precios allá en Argentina, y a pesar de eso en realidad la tendencia de seguir perdiendo usuarios se mantuvo, entre noviembre y marzo de este año perdimos otros 200”, precisó.
Por tanto “entendemos que esa situación es insostenible. O se toman medidas para revertir eso o no sabemos qué va a pasar” porque “acá el asunto es cómo sobreviven estas empresas y cómo sobrevive el servicio que abarca hoy en Montevideo y algunos departamentos del país, más de 40.000 usuarios”.