ESTE MIÉRCOLES HAY PARO NACIONAL DE TRANSPORTE DE CARGA CONTRA LAS PATRONALES Y EL GOBIERNO
Contacto con Diego Rojas (Sutcra), 21 de marzo de 2017.

 

El miércoles 22 se realiza un paro nacional de transporte de carga, el Sindicato Único del Transporte de Carga y Ramas Afines (Sutcra) reclama que se cumplan las condiciones laborales vigentes. No cumplen las patronales ni el gobierno, que debería regularizar la situación de las empresas. Tampoco están cumpliendo las empresas con los trabajadores con los convenios colectivos. Ni siquiera pudieron acordar en los Consejos de Salario que los trabajadores reciban el 100% del IPC como pretendían. O sea que se está estimando que los trabajadores que andan con camiones de 18 metros de largo y con 40 o 50 toneladas encima, un arma brutal en el medio de la ruta, ganen entre $900 y $1.000 el jornal.

Diego Rojas, dirigente del SUTCRA, informó en Puesta al día –Primera Edición, que “se hizo una asamblea de delegados para informar concretamente en qué estamos con respecto al Consejo de Salarios y el cumplimiento del mismo que finalizó en enero de este año. Hay dos puntos para nosotros que son vitales dentro del Consejo de Salarios firmado. Uno es lo que tiene que ver con que el sindicato acuerda concretamente no tener aumento real, solamente mantener el salario en pos de poder generar un sistema regulatorio –porque el 90% de las empresas incumplen con la norma- y para que esto surgiera lo que hicimos dentro del Consejo de Salario fue exigir que hubiera un sistema regulatorio que pudiera hacer cumplir al 100% de las empresas. Quedamos que en febrero nos reuníamos y que cada uno presentaba un proyecto -las tres partes, Poder Ejecutivo, Empleadores y trabajadores-“ pero “el único proyecto que hay es el de los trabajadores, ni el Poder Ejecutivo ni los patrones presentaron ningún tipo de propuesta”, dijo Rojas.
Precisó que “habíamos quedado en que íbamos a mantener el 100% del IPC. Proyectamos un 4% de IPC de enero a julio del 2017 y ese 4% tampoco se quiere pagar. O sea, no se quiere mantener ni siquiera la capacidad de compra de los trabajadores”. A eso se suma que “no se está discutiendo el sistema regulatorio” y “la manutención de los compañeros en su capacidad de compra tampoco se está llevando adelante” así que “este miércoles vamos a resolver con los compañeros en qué forma nos vamos a movilizar”.

Marco regulatorio

Diego rojas subrayó que desde el SUTCRA “estamos denunciando un incumplimiento del convenio colectivo de sostener la capacidad de compra y el marco regulatorio que no se está llevando adelante firmado en enero de este año”.
Pero –señaló- “el marco regulatorio apunta a ajustar a las empresas que incumplen absolutamente con la norma y exclusivamente con la forma de pago. Un compañero que hace una zafra trabaja un mes, si se le cumple la norma como corresponde, gana 10. Si a ese compañero le pagan en forma ilegal, como le pagan al 90% de los compañeros, ese compañero gana 4.
Quiere decir, primero, hay un incumplimiento al pago de salario del trabajador por obvias razones, estamos diciendo que está ganando menos de la mitad. Y segundo, obviamente también, al incumplir con una norma y pagar 4 en lugar de 10, también hay una evasión de impuestos muy importante tanto sea en BPS como en DGI”.
Al respecto indicó que “hicimos una denuncia en BPS y también la hizo un sector de la patronal que en algún momento tuvo alguna discrepancia interna y se ve que alguno salió descolgado e hizo la denuncia en el BPS también de que hay U$S 200 millones solamente en BPS por año de evasión” y “nuestros asesores nos manifiestan que hay una posibilidad de que esos U$S 200 millones sean U$S 200 millones también en DGI”.
El dirigente sindical dijo que “la preocupación es grande, hemos tenido la paciencia correspondiente pero no hemos tenido la intervención que entendemos que se tiene que tener por parte de las autoridades”. Y recalcó que “la asamblea de trabajadores determinó que la prioridad es la regularización del sector y no el aumento del salario” lo que indica que “los compañeros estén súper molestos” porque “si yo pospongo mi capacidad de compra, mi aumento de salario para que se regule el sector” y “estamos en la fecha que estamos y todavía no hubo una reunión por el marco regulatorio”.
Asimismo señaló que “estamos cansados de tener instancias” pues “nos hemos reunido con el Ministro de Trabajo, con el Director de Trabajo, con el Inspector de Trabajo, Ministro de Transporte, la Subdirectora de Trabajo, la Comisión de Trabajo del Palacio Legislativo nos ha atendido por lo menos unas cinco veces y no hemos tenido ni una respuesta”.
Para Rojas “tenemos que acordar como sociedad que no queremos un país bananero, que si hay un 90% de incumplimiento y estamos esperando que lo resuelva el 90% que incumple, no lo vamos a poder llevar adelante. Acá los que tenemos que de alguna manera agarrar el toro por las guampas somos los trabajadores que estamos denunciando este incumplimiento y las autoridades generando las instancias y los medios para que de una vez por todas el transporte deje de tener un 90% de incumplimiento”.

UPM no cumple normas laborales

Diego Rojas también habló de las condiciones laborales que tienen los trabajadores del transporte y del anuncio de una segunda planta de UPM, donde “las condiciones para los trabajadores son vergonzosas”, señaló.
En UPM, dijo, “las condiciones laborales en el transporte no existen y no nos vamos a cansar, vamos a dar la pelea hasta el final, pero la realidad es que son contados con los dedos de una mano los lugares que tienen las mínimas condiciones, estoy hablando de tener un baño y estoy hablando de tener un lugar donde sentarse a comer” ni siquiera “me voy a poner a plantear que haya un sistema de precaución por si hay algún accidente”. De hecho “tenemos un ejemplo de hace poco tiempo trabajando en los montes de UPM un compañero que en la operativa, el grapero tiene un error en su maniobra y golpea a un compañero, la camioneta para poder sacar al compañero del monte demoró 4 o 5 horas. Ese compañero falleció”.
Entonces, “estamos preocupados porque no hay condiciones, primero en lo que tiene que ver con la sanidad, pero además de todo eso, las condiciones del tiempo del trabajo de los compañeros son brutalmente excesivas. Y estamos hablando de un compañero que maneja un camión de 18 metros de largo con 40 toneladas, ¿qué arma más contundente que esa anda hoy sobre las rutas?”, se preguntó.
Por tanto, resumió, “lo que estamos reclamando los trabajadores es que se cumpla la ley, que a donde vamos a descargar -y que hoy se están sumando también compañeras- tengamos un lugar para poder entrar al baño. Nada más que eso, es lo que estamos pidiendo” y “eso ya existe como ley, pero aparentemente imposible de hacerlo cumplir en el sector del transporte”, aseveró.