La columna de San José
CONOCEMOS MÁS SOBRE UNO DE LOS ÍCONOS DE LA CIUDAD MARAGATA

Escribe: Darío Camilo Perdomo

20170405_131427.jpgEmplazada en el mismo centro de la plaza principal de San José de Mayo, se encuentra la pirámide a la Paz de Abril, monumento que recuerda el armisticio firmado el 6 de abril de 1872 mediante el cual se puso fin a la Revolución de las Lanzas, conflicto que tuvo como principales protagonistas a Timoteo Aparicio, militar y caudillo del Partido Nacional nacido en 1814 por un lado y a Lorenzo Batlle, Presidente de la República por el otro. Se llamo Revolución de las Lanzas porque fue la última vez en que la lanza fuera el arma principal, antes que se generalizara el uso de la carabina Remington y el fusil Mauser.
Este acuerdo daba a los blancos cuatro jefaturas políticas, una de ellas era San José. Sin embargo la paz duraría solamente hasta 1875, cuando comienza la Revolución Tricolor, llamada así porque se usó la bandera de los Treinta y Tres Orientales y por aquí ya estamos en vísperas de lo que en la historia nacional se denomina como Militarismo, en la cual Máximo Santos y Lorenzo Latorre serán dos de sus figuras más notorias. Podría afirmarse que este proceso militar no haría más que agravar y profundizar el proceso de polarización rural-urbana, 1897 y 1904 son años que marcarían nuevas y sangrientas contiendas civiles.
La obra fue realizada por el escultor italiano Juan Ferrari quien había llegado a estas tierras siendo parte del ejército de Garibaldi. La fuente de la plaza Matriz en Montevideo es otra de sus realizaciones mas las conocidas.
La pirámide a la Paz de Abril está enteramente hecha en mármol de carrara y granito rojo del país, con algunos detalles de hierro fundido. De inspiración italiana, el monumento se eleva en la plaza principal sobre una base octogonal, en el primer zócalo de mármol mas oscuro descansan cuatro leones de mármol blanco, que con una pata sostienen un escudo en el que aparecen distintas fechas. Sobre un pedestal con distintos ornamentos, de base cuadrada apoyado sobre cuatro balas de cañón de hierro fundido, una pirámide que consta de trece bloques de granito rojo, cada bloque representaba a los departamentos que constituían la República en aquella época y coronando la columna una granada de hierro fundido cuyas puntas señalan los cuatro puntos cardinales y el superior señala al cielo.
Tuvo un costo total de tres mil pesos que fueron reunidos por colecta pública cuando Remigio Castellanos era Jefe Político del departamento, es uno de los íconos de la ciudad, una de las estampas maragatas más conocidas.