“EN URUGUAY LA VARIACIÓN DEL DÓLAR FUE FUNDAMENTALMENTE COMO UNA CONSECUENCIA DEL MERCADO, NO DEL DESARROLLO ECONÓMICO”
La columna del contador Dardo Arigón, 13 de mayo de 2017.



“En ningún país del mundo ha ocurrido esto, que el dólar cayera tanto como cayó en Uruguay. Solamente el dólar puede caer en una economía cuando aumenta el crecimiento económico o cuando se produce el desarrollo de la economía del país. O sea que la economía se fortalece y por lo tanto la moneda del país se fortalece y por lo tanto, si se fortalece la moneda nacional, el dólar cae, baja de precio. En Uruguay no, la variación del dólar fue fundamentalmente como una consecuencia del mercado, no del desarrollo económico sino del mercado”, explicó el contador Dardo Arigón en su columna quincenal en Radio Centenario. Transcribimos este análisis económico que Usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/cr-dardo-arigon-13-5-2017-audios-mp3_rf_18697011_1.html

 

Hernán Salina: Estamos recibiendo al contador Dardo Arigón en su columna quincenal de Economía desde la ciudad de Mercedes. Buen día contador.

Dardo Arigón: Buenos días.

 

HS: Vamos a abordar la situación del dólar que es central en sus columnas siempre y vale la pena evaluar lo que ha pasado con el valor del dólar en este período de gobierno, cuando se nombra como presidenciable al titular del Banco Central, Mario Bergara.

DA: Exacto, sí, porque en la historia económica de Uruguay nunca se ha visto una variación tan grande del dólar en caída. Tampoco en ningún país del mundo ha ocurrido esto, que el dólar cayera tanto como cayó en Uruguay. Solamente el dólar puede caer en una economía cuando aumenta el crecimiento económico o cuando se produce el desarrollo de la economía del país.
O sea que la economía se fortalece y por lo tanto la moneda del país se fortalece y por lo tanto, si se fortalece la moneda nacional, el dólar cae, baja de precio.
En Uruguay no, la variación del dólar fue fundamentalmente como una consecuencia del mercado, no del desarrollo económico sino del mercado.
Y acá tenemos un período clave que hay que considerar en Uruguay, y fue desde enero del 2005 hasta diciembre del 2008 donde el dólar cayó de $U 29 a $U 19, una tremenda caída, cayó un 33% prácticamente.
Esto evidentemente se produce por una mayor oferta de dólares, ingresaron dólares al país. Ingresan dólares porque hay inversión extranjera directa, vienen capitales a invertirse en industria, compran tierras y eso genera una oferta mayor de dólares. Pero también, fundamentalmente, porque vienen capitales especulativos a obtener buenas ganancias por su capital. Y eso es lo que provoca que ingresen capitales, aumenten las reservas del Banco Central, Uruguay se pueda endeudar porque consigue capitales como para endeudarse. Y hoy vemos también que está ocurriendo eso, ingresan capitales especulativos y con eso cae el precio del dólar.
¿Pero en qué se beneficiaron los capitales especulativos? Se beneficiaron principalmente por esta caída del precio del dólar. Usted observe que si ingresaron U$S 1.000 en el año 2005 eso significa que se vendieron en el mercado a $U 29, o sea $U 29.000 se obtuvieron por la venta de esos U$S 1.000.
Y cuando en diciembre del 2008 esos capitales que se invirtieron en Uruguay en Unidades Indexadas, cuando se venden y obtienen los pesos, los $U 29.000 en el año 2008 y los cambian a dólares a $U 19, en lugar de U$S 1.000 obtienen U$S 1.500, un 50% más. Entonces dicen que son muy importantes las políticas nacionales para atraer capitales, pero los capitales que están atrayendo son por las tremendas ganancias que obtuvieron con esta reducción del precio del dólar.
Usted observe que en 4 años, solamente por mantenerlos en pesos, obtiene un 50% de ganancia. A esta ganancia evidentemente, como invirtieron en Unidades Indexadas hay que sumarle las ganancias por inflación y por intereses. O sea, aproximadamente entre un 13 y un 15% más.
Entonces, estos capitales obtuvieron en 5 años de promedio una ganancia anual de un 22 a un 23%. ¿Dónde van a obtener una ganancia de ese tipo? En ningún otro lado. Pero acá está la contrapartida, si bien con esta caída del dólar la población se benefició porque los precios cayeron, evidentemente los precios de los bienes importados, si bien la población de beneficia, pero se beneficia no de manera importante porque si usted compra una heladera a buen precio va a comprar una heladera cada 5 o 10 años. Si compra una cocina lo mismo. Si compra un auto, comprará uno cada 10 o 15 años. O sea que no es mucho beneficio para la población.
Pero en cambio, como contrapartida, quién le paga los intereses a esos capitales especulativos que entraron. ¿Quién le paga ese 22, 23% anual a esos capitales especulativos? ¿Quién le paga esos U$S 500 que vimos que ganaron con una inversión inicial de U$S 1.000? U$S 500 que ganaron en 4 años.
Entonces, tenemos que considerar la contrapartida, la población le pagó esas ganancias pero como el gobierno se endeudó todavía sigue pagando ganancias de esos capitales especulativos. No es solamente el pago de esos 4 o 5 años sino todos los pagos posteriores.
O sea que vemos que este período de atraso cambiario que es clave, porque fue el primero, le está generando un costo importantísimo a la población.
Y por otro lado tenemos que mostrar, porque es claro lo que ocurrió este período de 4 años con los precios. Los precios de los productos importados bajaron evidentemente, por el dólar cayó, el precio de una heladera si el dólar cae un 30%, la heladera también reduce su precio en un 30%. Y si reduce su precio en un 30%, quiere decir que el Índice de Precios al Consumo (IPC) en los bienes importados también cayó.
Entonces, si vamos a considerar este período de 4 años, el IPC que comprende los bienes importados y los bienes de producción nacional, los servicios importados y los servicios de producción nacional, fue de un 30%, o sea que en promedio los precios en estos 4 años aumentaron un 32%, de promedio.
Apuntamos esto porque en ese mismo período se dice que el salario real aumentó un 22%, pero este índice de precios es un promedio de lo importado que bajó tremendamente de precio y lo de producción nacional que aumentó de precio.
Entonces, acá tenemos que ir a considerar algunos bienes fundamentales para el consumo como son los alimentos. El rubro alimentos aumentó un 56% de precio, ya no es el 32% del IPC sino un 56.
Pero dentro de los alimentos las hortalizas aumentaron un 113%. O sea que usted fíjese que las hortalizas aumentaron 3 veces lo que es el IPC que era un 32%.
Las frutas aumentaron casi un 100%, casi 3 veces también lo que era el IPC.
La vivienda aumentó un 42%, un 10% más de lo del IPC. O sea que vemos que todo lo que es de consumo popular aumentó muchísimo más que el IPC, y por lo tanto es falso que el índice medio de salarios para los salarios de sectores de menores recursos haya visto aumentar su salario real. Y en lo importado, fíjense que estamos hablando de que en el período el IPC aumenta un 32%, y en lo importando como la vestimenta los precios aumentaron un 12%. Con lo cual se hace un promedio y se llega a ese 32%.
O sea que vemos que esta caída del dólar distorsionó el IPC en perjuicio de los sectores de menores ingresos. Y el aumento del salario real en este período no es como se establece por la versión oficial.
Pero no solamente se está perjudicando la población por el endeudamiento en Unidades Indexadas que como vemos está pagando tremendos intereses a los capitales especulativos, sino que además los productos importados están compitiendo con la producción nacional y comienza a deteriorarse la industria nacional. Y además, no solamente se deteriora la industria nacional sino que no se abren nuevas industrias porque para una persona que tenga capital es más sencillo invertir en importar, por ejemplo, prendas de vestir que en producirlas. Es más rentable importar prendas de vestir que producirlas. Digo prendas de vestir como digo otros artículos ¿verdad?
Entonces, no se genera, se impide con esta caída del dólar que se genere industria nacional.

 

HS: Así que con las promovidas inversiones que supuestamente vienen a generar puestos de trabajo, esa lógica que usted describía también incide en que los trabajadores ganen menos, o que puedan comprar menos cada vez más con su salario.

DA: La política fue mantener el dólar a precio reducido, lo cual es un subsidio a las empresas extranjeras, se está subsidiando a las empresas extranjeras, y se las está subsidiando con el precio del dólar.
O sea que una heladera que costando U$S 500, si el dólar está a $U 19, no es lo mismo que si el dólar está a $U 40 o a $U 50 evidentemente. O sea que lo que está realizando el gobierno es un subsidio a la empresa extranjera, está generando fuentes de trabajo en el extranjero y está aportando dinero para que se le paguen esos sueldos al trabajador extranjero.
Por otro lado, impidiendo que se abran industrias nacionales produciendo esos mismos bienes. Es el proceso inverso, se dice que no se puede realizar una sustitución de importaciones, que es difícil realizar una sustitución de importaciones, es decir, entrar a producir acá lo que se importa. Pero sin embargo el gobierno hizo lo contrario, sustituyó la producción nacional por producción extranjera, eso fue lo que hizo en todo este período.

 

HS: Muy bien, Contador, otro tema central es la política impositiva de este gobierno y sus resultados. Hay algunos datos interesantes que hablan también de la vida concreta de la gente, por ejemplo, la caída de la recaudación de la DGI (Dirección General Impositiva) en materia de los impuestos al consumo.

DA: Bueno, exactamente, y esto es consecuencia de eso que vimos. Y cuando dijimos que el dólar empezó en $U19 en el año 2008, en realidad siguió en $U19 casi congelado con pequeñas variaciones hasta el año 2013. O sea que en todo ese período se perjudicó la economía nacional.
Y ahora empezamos a ver las consecuencias de esos hechos. Observamos las consecuencias de esos hechos fundamentalmente en la recaudación de la DGI, donde se demuestra que se están recaudando menos en los impuestos al consumo. Si se recauda menos en los impuestos al consumo quiere decir que la población consume menos.
Y eso lo vemos en las cifras del IVA que se recaudó un 2% menos en el año 2016 con relación al año 2015, mostrando una caída importante en ese consumo.
En el IMESI (Impuesto Específico Interno) que es el otro impuesto al consumo, se recaudó un 5% menos en el año 2016 con relación al año 2015. Y uno de los componentes del IMESI, prácticamente en el 50%, son los combustibles. O sea que si se usan menos combustibles, que es fundamental para el transporte de mercadería y transporte de personas, quiere decir que hay una reducción importante en el consumo de los sectores de menores ingresos.
Esta reducción evidentemente se debe a la reducción del consumo en los sectores de menores ingresos. Los sectores de ingresos mayores no reducen su consumo.
Entonces, vemos que las consecuencias de esto ya se empezaron a ver en estos años, y van a seguir viéndose este año.

 

HS: Por otro lado hay también, junto con esta caída como contrapartida, lo del aumento al IRPF que usted señalaba.

DA: Bueno, seguro, para tratar de resolver el déficit fiscal, como vemos a las autoridades en este momento lo que les importa es controlar la inflación y controlar el déficit fiscal. Pero no a través de instrumentos genuinos como es el aumento de la producción, el aumento de las fuentes de trabajo, la sustitución de importaciones, etc., etc. Lo que le importa es resolver el déficit fiscal.
¿Cómo lo resuelve? Ya vimos que este año se mantuvieron las tarifas y por lo tanto las autoridades van a tener una recaudación mayor que les va a permitir reducir el déficit fiscal por las tarifas que está pagando la población. O sea que la población va a resolver el déficit fiscal.
Por otro lado, para esto aumentaron el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), aumentaron la franja de tributación para los que están percibiendo más de $U 54.000 al mes, que vemos que no es una cifra importante $U 54.000 al mes.
Los que ganan $U 54.000 y más aumentan su tributación por IRPF.
Con esto van a recaudar en el año 2017 aproximadamente U$S 500 millones más, con lo cual van a reducir de manera importante el déficit fiscal, siempre y cuando no aumente el déficit, no aumenten los gastos y esto sea insuficiente.
Como vemos, la política de tributación sigue siendo la misma, pero tenemos que recordar que antes del 2011,  lo que pagaban las empresas por Impuesto a la Renta, las empresas que pagaban impuestos sobre sus ganancias, era más de lo que pagaban los trabajadores y pasivos por Impuesto a la Renta. O sea que las empresas pagaban más Impuesto a la Renta que los trabajadores y pasivos.
Pero actualmente trabajadores y pasivos pagan más de un 50% más de Impuesto a la Renta que las empresas. O sea que vemos cómo paulatinamente se está haciendo pagar más a los trabajadores para resolver los problemas de déficit.

 

HS: Le traslado el mensaje de un amigo de la audiencia para un comentario de cierre de esta columna.  "Si los especuladores ganan el 50% de lo invertido y es la plaza financiera quien regula el mercado, esas ganancias están no sólo digitadas sino también benefician aun más a los grandes importadores que seguro son esos capitales especuladores".

DA: Sí, exactamente, esto beneficia a todos los que están trabajando con dólares, los importadores también se beneficiaron con esto porque compran la mercadería a menor precio, aumentan las ventas, pueden marcar con mayor margen, los especuladores también se benefician.
Y evidentemente, Uruguay es lo que ya se llamó una patria financiera. Es decir, se beneficia a los especuladores pero además se beneficia todo lo colateral de los especuladores como es al sistema financiero con la inclusión financiera. Uruguay es una patria financiera con un nuevo modelo de funcionamiento, pero vemos cómo permanentemente se intenta favorecer a los capitales y a las trasnacionales. Las trasnacionales se benefician, no solamente con el precio reducido del dólar y por eso han venido a Uruguay, sino que también se benefician por la exoneración de impuestos que se le está realizando.
O sea que cuando la ganancia empiece a reducirse para estas trasnacionales, se van a ir del país porque la ganancia la obtuvieron por el dólar y por los subsidios que tuvieron.

 

HS: Correcto.
Contador, llegamos al cierre del contacto de esta semana, agradeciéndole como siempre, le mandamos un abrazo y nos encontramos en la próxima.

DA: Bueno, un gran abrazo y será hasta la próxima, saludos.