“QUEREMOS QUE LA GENTE SE INVOLUCRE, QUE PARTICIPE, QUE EXPRESE SUS IDEAS Y QUE A SU VEZ LLEVE ADELANTE LOS PLANES PARA AVANZAR”
Entrevista a Nelson Tabárez (26 de Marzo), 8 de junio de 2017.

NelsonTabarez.jpgNelson Tabarez, integrante de la dirección del Movimiento 26 de Marzo dialogó en la mañana de la 36 con Efraín Chury Iribarne, acerca del Plenario Departamental que se realizará el sábado 10 de junio a las 15 horas en el local central, Durazno 1118. Tabarez explicó que el plenario es para militantes y simpatizantes y quienes estén interesados pueden participar. “No hay nada que ocultar o que no se conozca” dijo y señaló que  “nosotros como 26 de Marzo le damos valor a la práctica de reunirse, la realidad es demasiado compleja para que cada uno lo analice por su lado y más en este época”, por eso apuntamos a “un proceso colectivo de discusión entre los compañeros, con las distintas visiones, experiencias y formaciones para ir destrabando los elementos que nos aproximen a definir como está compuesta esa realidad”. Y “apuntamos -a partir de ese análisis- a encontrar cómo transformarla y hacer que nuestros proyectos, ideas y propósitos se lleven a la práctica”, señaló. Transcribimos la entrevista que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/nelson-tabarez-8-6-2017-audios-mp3_rf_19152841_1.html

 

Efraín Chury Iribarne: Estamos recibiendo hoy en el estudio a Nelson Tabárez, integrante de la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Marzo, lo hacemos en atención a variados temas que hablaremos con él pero particularmente para ir divulgando del Plenario Departamental de Montevideo que será el próximo sábado a la hora 15.
Nelson, el gusto de que estés por aquí.

Nelson Tabárez: Bueno, igual para mí Chury.

 

EChI: Vamos a empezar por algunos datos que queríamos saber de este Plenario del sábado a las 15. ¿Es un Plenario para militantes o también para aquellos que quieren informarse o escuchar algo?

NT: Sí, en realidad es un plenario para militantes y simpatizantes.
Eso no quiere decir de que quien esté interesado honestamente, naturalmente, pueda participar, no hay nada que ocultar ni nada que no se conozca en la realidad. Incluso es bueno porque precisamente es a lo que nosotros le damos valor, en el 26 hay mucha práctica, mucha costumbre de reunirse, en el sentido de que la realidad es demasiado compleja para que cada uno de nosotros la analice por su lado y saque sus conclusiones. Tiene que ser necesariamente, y más en esta época en que se ha vuelto extremadamente compleja, un proceso colectivo de discusión entre los compañeros donde las distintas visiones, experiencias, formación, van desentrañando los elementos que se aproximan con bastante certeza casi siempre, a definir cómo está compuesta esa realidad, cómo se manifiesta, cómo se expresa. Y a partir de ese análisis encontrar, a través de nuestras herramientas, cómo transformarla, cómo cambiarla, cómo ir haciendo que nuestro proyecto, nuestras ideas, nuestros propósitos se lleven a la práctica con éxito ¿verdad?
Y nosotros pensamos que ahí hay un componente Chury, que por eso es importante reunirse en plenarios, en las agrupaciones, etc., ¿porque qué sucede? Quien no está organizado en una organización política de izquierda, nos referimos a la izquierda verdadera particularmente, con las herramientas que tiene a su alcance para informarse y para meditar, para reflexionar, no es suficiente, se pierden una enorme cantidad de elementos que no se alcanzan a percibir muchas veces desde una postura individual, desde una visión limitada por ser uno mismo nomás el que esté reflexionando.
Esos elementos surgen del conjunto, surgen de la organización, surgen del análisis, del seguimiento, de la acumulación y de la historia de nuestra organización en particular, de 46 años ya.
Toda esa acumulación hace que nosotros quedemos en mejores condiciones sin pretender tener la verdad absoluta, a acercarnos, a analizar y a concluir. Y la práctica luego es la que confirma si esos análisis, si esas valoraciones eran o no eran correctas.
En el caso nuestro, por ejemplo, la práctica ha laudado muchas cosas durante todos estos años, entre ellas, por ejemplo, las más recientes que mucha gente de lo que se define como izquierda radical y esas agrupaciones, sostenían que un Diputado no servía para nada, por ejemplo. Sin embargo, apenas 2 años de gestión de Eduardo allí con un grupo de compañeros muy dedicados a eso también, con mucha responsabilidad han demostrado el papel que se puede jugar desde allí en la visualización de nuestras ideas, de nuestros proyectos y en la referencia de principios, de ética, de seriedad, etc., etc. que se ha venido demostrando.
También cuando hablamos de la referencia histórica que hay que tener, los procesos políticos, sociales a veces tienen como un golpe de Estado, en un día suceden hechos importantes. Pero eso deviene de una acumulación y de una práctica previa que a veces lleva muchísimo tiempo y que no es percibida, a veces después que se consuman los hechos y en otros casos quienes la analizan con rigurosidad llegan a la conclusión de dónde va a terminar ese proceso.
Ese es el caso, por ejemplo, del Frente Amplio, para poderlo ver un poco más en detalle a ese proceso histórico que decíamos. Los que militamos en las comisiones centrales, estuvimos en la dirección del Frente Amplio muchos años, conocimos ese proceso, conocimos tan crudamente, tan cruelmente, tan nítidamente cómo se fue, por ejemplo, desmantelando toda la estructura orgánica del Frente Amplio de forma que cuando llegara al gobierno la gente, la base, los militantes no tuvieran una estructura en la cual expresar sus opiniones que ya comenzaban en muchos aspectos a ser divergentes con lo que era ya, no una dirección sino denominada una cúpula. O sea que se iban cambiando.
Incluso cabe recordar que luego de la dictadura, cuando se reconstruye el Frente aquí, el Frente en su dirección queda como desbalanceado hacia los grupos marxistas leninistas, y los otros elementos que había allí encabezados particularmente por Seregni y todo lo que lo rodeaba, comienzan a crear organizaciones como la de Asamblea Uruguay, como la Vertiente Artiguista que balanceen la interna del Frente Amplio y le quiten esa impronta de izquierda tradicional, verdadera que en aquellas épocas tenían esos partidos y esos movimientos.
Eso se va notando a su vez en la marcha en cada congreso que hacía el Frente Amplio, se perdía un aliado por la izquierda y se perdía una rama del programa, vamos a decir así. Era sistemático, cada dos años nosotros ya sabíamos el proceso cómo iba a ser y cómo terminaba concluyendo cada una de esas actividades.
¿Eso qué determinó? Determinó que luego en el mundo se suceden situaciones también como la caída del sistema socialista, etc., etc., conformaran una realidad en la cual o se enfrentaba eso desde un punto de vista revolucionario, de izquierda, consecuente, o el enemigo lo cooptaba. Se transformaban, y los partidos aquellos viejos partidos de la izquierda tradicional con tanta referencia histórica en nuestro país, en América Latina incluso comenzaban a cambiar su discurso, comenzaban a cambiar sus objetivos. Por su fuerza que era muy considerable en lo que era el conjunto del Frente Amplio determinó también un rumbo del Frente Amplio en esa dirección, y así la realidad se fue volviendo cada vez más compleja y nuestra sociedad, a partir particularmente de que el Frente Amplio asume el gobierno a través de lo que se denomina el progresismo, los populismos tan peligrosos, es cuando nuestra sociedad comienza a sentir en muchas de sus manifestaciones las consecuencias de esos cambios.
Nuestro pueblo en ese caso, en esa etapa, cumplió. Nuestro pueblo eligió el cambio. El que abandonó el cambio fue la dirección del Frente Amplio. Y eso significó para mucha gente una situación extremadamente dolorosa, frustrante, que si no estaban organizados, socialmente juntos, era muy difícil de resistir. Y nosotros conocemos hasta casos dramáticos consecuencia de esas situaciones.
¿Por qué decimos que la sociedad comienza a cambiar radicalmente cuando asume el Frente Amplio? Porque, si bien el proyecto político económico particularmente continuó el de los partidos tradicionales que venía de la dictadura cívico militar, los partidos tradicionales no habían tenido la oportunidad de llevarlo adelante y de implantarlo en toda su dimensión, porque tenía una oposición de izquierda que en aquella época aún era tenaz, era fuerte y reflejaba valores, elementos de la justicia social, de la democracia, de la libertad que nada tenían que ver con el proyecto de los partidos tradicionales.
Y eso ejercía una oposición que impedía ese cambio en la sociedad hacia posturas ideológicas mucho más pertenecientes a los esquemas dominantes, a los poderes dominantes, a la clase dominante.
Eso, cuando asume el Frente Amplio, esa oposición al haber cambiado sus objetivos, al haber cambiado su propuesta, su perspectiva en la sociedad, se suma y queda la clase dominante con las manos libres sin adversarios de fuerza como para desplegar todo su proyecto en forma completa en nuestra sociedad.
Por eso es que, si bien hay elementos viejos en las reivindicaciones, también hay elementos nuevos que aparecen en esta etapa. El fenómeno de la droga es de esta etapa, y todas sus consecuencias. Y nosotros conocemos las consecuencias hasta en forma, al relacionarnos con muchos compañeros, no ellos sino sus familiares o el entorno en donde están, las consecuencias de eso.
O sea que a la desocupación, al desempleo, a la falta de salud, de la vivienda, etc., se le suman aspectos nuevos que son también la violencia doméstica, por ejemplo, es otro elemento también de consideración a tener en cuenta en esta etapa. En fin, una serie de derechos humanos también que se trastocan.
Entonces, sería bastante difícil entender la realidad actual, los fenómenos actuales y cómo se expresan en la política las distintas visiones si no se tienen en cuenta los procesos anteriores y de dónde vienen, aunque sea en forma aproximada.
Aquí ha habido, lamentablemente, un abandono de los principios revolucionarios por las principales fuerzas de izquierda, eso ha tenido una consecuencia dramática. Y ha dejado a nuestro pueblo a merced de su necesidad de cambio pero ya sin tener una opción clara hacia dónde dirigirse, hacia dónde poner sin dudar nosotros de que esa oportunidad nuevamente va a existir y nuevamente nuestro pueblo va a laudar como debe laudar, como ya laudó, a favor de sus propios intereses. Y esa oportunidad, nosotros vamos a hacer el esfuerzo, nosotros todos, la Unidad Popular, todos los que se sumen, para no fallarle en esa oportunidad nueva que va a tener, vaya a saber en qué tiempo, más adelante, pero que nosotros estamos convencidos que vamos a trabajar y estamos trabajando en esa dirección.

 

EChI: Las departamentales cumplen una función relevante. ¿Cuántas son las departamentales que tiene el 26 de Marzo?

NT: El 26 tiene una estructura en la cual tiene una Dirección Nacional y después tiene expresión de acuerdo a diferentes frentes de trabajo. Las departamentales están dentro de lo que nosotros denominamos el frente territorial o el trabajo territorial. Y cada departamento en el país donde nosotros estamos organizados tiene su propia departamental. En el caso nuestro es la departamental de Montevideo. La otra departamental que se sigue en importancia también por su dimensión es la de Canelones, por ejemplo, la de San José, Maldonado, Paysandú, Rocha. Hay en Durazno, en Mercedes, en Soriano expresiones del trabajo organizado del 26. Y en otros lugares ese trabajo tiene un menor desarrollo pero donde también hay una presencia política considerable que permite que todo el mundo sepa, o que una buena parte de la gente sepa de nuestra existencia y nuestras posturas políticas, de nuestras definiciones, etc., etc.
Esto tiene importancia precisamente por eso, por eso lo señalábamos anteriormente. ¿Cuánta gente que no participe de este nivel de trabajo deja de enterarse de las cosas que inciden sobre su propia vida y de las cuales no se da cuenta? O se da cuenta de las consecuencias pero no conoce o no distingue, no puede saber de dónde vienen, e incluso cómo pararse frente a ellas.
Si se está solo, la mayor parte de la gente se abruma y el peso que tiene toda la responsabilidad individual, de su familia, su trabajo, etc., etc., también en las condiciones actuales, porque hay que ver la enorme cantidad de trabajadores que han perdido su trabajo por el cierre de decenas de empresas, de fábricas, de industrias que ha cerrado este gobierno, que le abre las puertas al capital extranjero, como todo el mundo sabe.
Entonces, en estas reuniones nosotros hacemos lo más intensamente, lo más profundamente posible, una valoración, un análisis de todas esas situaciones.
Y también rescatamos, porque en el medio de esta realidad adversa, compleja que se nos presenta con dificultades nuevas, con cosas complejas a saber desentrañar y a cómo pararse, también esa realidad no es sólo eso, tiene un componente también que es el de los aciertos que todos nosotros hemos tenido en nuestras definiciones. O por ejemplo, este fin de semana se inauguran dos locales, uno en Carmelo y otro en Nueva Palmira. Si quien está en su casa o en su trabajo, no está organizado, no se entera de eso, y eso significa, de nuestro punto de vista un logro impresionante. Quien no siga el trabajo de nuestra bancada, quien no lo perciba, quien no haya tenido oportunidad todavía de escuchar a los compañeros, de ver cómo en la prensa ya, que es otro elemento importante a tener en cuenta, estamos mucho más presentes, se considera mucho más nuestro discurso, nuestra palabra, nuestras definiciones, quien no percibe eso también se queda sin conocer una parte de esa realidad.
Y si quien no se organiza y no ve los resultados en los avances en muchos aspectos, por ejemplo en la construcción de la unidad, había que tener fuerza y visión para poder plantearse nuevamente la construcción y la reconstrucción de toda la izquierda. Como dijo la compañera Delia Villalba recientemente fallecida, posterior a la primera elección que nos presentamos como Asamblea Popular, que dijo, bueno, el logro mayor es que hemos salvado a la izquierda. En un concepto que nos quedó grabado por su profundidad y por su sencillez a su vez.
Entonces, el hecho de no involucrarse, de no participar, también hace desconocer una buena parte de lo que sucede en esa realidad a través de la cual, si se manejara, si se conociera, si se compartiera, haría que nuestra forma de ver y de pensar la realidad en su conjunto fuera distinta.
Por eso es que contribuye tanto y es tan fácil en estos tiempos poder, de alguna forma hacer aparecer a una organización política o a un conjunto como un gueto, calumniarla o desprestigiarla porque la falta de involucrarse, el acercarse, la propia llegada por la fuerza que adquiera o tenga esa organización, dificulta que todo el mundo se entere.
Hoy ya esa realidad nosotros hemos logrado cambiarla. Por ejemplo, cuando nosotros nos fuimos del frente, que tomamos aquella decisión, la inmensa mayoría de la gente lo desaprobaba. E incluso nos responsabilizaba de dificultar el gobierno, de ponerle un palo en la rueda al gobierno, de facilitarle el trabajo a la derecha.
Hoy, cuánta gente que pensaba así, de acuerdo incluso a algo que no tenemos muy en cuenta pero que está presente que son las encuestas que nos marcan un 2% que significa duplicar aquella votación de hace 2 años.
¿Qué quiere decir? Que la gente, esa gente más otra, están haciendo un proceso el cual nosotros creemos que contribuimos para que se esclarezca y asuman una actitud de involucrarse, que es lo que busca este plenario precisamente, involucrar mucho más a nuestros propios compañeros actuales y aquellos nuevos que se van integrando en ese crecimiento que también es otro componente a favor de la realidad, positivo.
No se puede manejar la realidad solamente a partir de una visión de los elementos que nos parecen a nosotros negativos, tiene que haber necesariamente un componente de la otra parte porque sino el papel transformador deja de existir, el papel transformador de la realidad desaparece y no vale la pena luchar y pasan todos los políticos y todas las organizaciones a ser iguales, que es uno de los elementos más importantes en los cuales han sabido ellos, el enemigo, manejarse, particularmente en la juventud para poder alejarla de esa experiencia, alejarla a que se involucre, etc., etc.
Fijate Chury, otro elemento positivo también a valorar, que mucha gente seguramente no lo conoce, por qué es que la Unidad Popular crece, por qué es que se integran grupos, movimientos nuevos, comprometidos con la realidad, con una experiencia anterior o con experiencia reciente en otros casos con una composición más juvenil, pero con una responsabilidad y una seriedad tremenda que a nosotros nos alienta increíblemente.
¿Por qué sucede eso entonces? ¿Por qué hay expresiones individuales como antiguos ediles del Frente Amplio, antiguos ediles de los partidos tradicionales, por ejemplo en el interior hasta autoridades eclesiásticas que consideran una opción válida, verdadera, de principios a la Unidad Popular?
Ese componente de la realidad también debe existir al analizar la realidad. Y sobre esa realidad en su conjunto, no sólo en sus aspectos adversos de todo lo que se nos pone en el camino para obstaculizarnos el desarrollo, que es parte de su función naturalmente, y parte de la nuestra es transformarla.
Si esos elementos positivos, fijate el 1º de Mayo. ¿No fue un elemento positivo acaso? ¿No estuvimos allí, no vimos el clima que había, la cantidad de gente? Ya casi, casi, no digo que sea igual pero estamos muy parejos en convocatoria con quienes tienen todos los instrumentos para poner 50 ómnibus allí sin ningún problema aunque vengan vacíos.
Y así el plenario de la Unidad Popular, 140 delegados funcionando todo el día. ¿Cuántas organizaciones políticas de este país logran eso, tienen esa actividad, ese funcionamiento, esa responsabilidad, ese nivel de definiciones y compromiso? ¿Eso no es un acierto, eso no es algo bueno, no es un componente positivo que nos aliente a involucrarnos?
Nuestro propio acto del 26 en el medio también de dificultades, por supuesto que se tienen en muchos órdenes en nuestro propio desarrollo, en nuestra propia construcción política, pero hemos tenido un acto muy digno, de una enorme cantidad de gente que sostiene definiciones fuertes, importantes, que inciden en un conjunto enorme de gente.
¿Y cómo está parada hoy nuestra organización y la Unidad Popular a través de toda la gestión parlamentaria? ¿Cuál es el respeto que se ha ganado? ¿Acaso no consideran la actitud política y la firmeza que nosotros allí tenemos en un muy alto nivel, en muy alta estima? ¿Por qué Petras dice los amigos de la radio, porque él menciona y enuclea que han sostenido una postura de izquierda?
Si nosotros juntamos, hacemos un abalance que es lo que normalmente en un plenario de este tipo se hace en primera instancia, para poder rescatar todos esos elementos positivos de la realidad de los cuales son aportes de nuestro propio esfuerzo, nadie nos regala nada en ese sentido, y si se consideran, a nosotros nos estimula, nos deja predispuestos a sumarnos más a la lucha, a tener más responsabilidades, a encarar con más fuerza toda nuestra actividad.

 

EChI: Yo no quiero olvidarme de algo antes de entrar en el capítulo final con otro de los varios temas que tenemos. Pero vamos a hablar un poquito de las peñas y se viene una.

NT: Sí, sí, justamente, en el marco del Plenario Departamental los compañeros de la Comisión de Finanzas proponen llevar adelante otra peña de las que caracteriza ya la actividad del 26 desde el punto de vista social y también que le permite generar los recursos que le sostengan los planes. Porque también aquí existe ese componente, es como llegar a fin de mes para una familia, el 26 también debe llegar a fin de mes en el sentido de contar con los recursos para los planes que se ha propuesto.
Y en este caso la Comisión de Finanzas muchas veces opta por este tipo de actividades que a su vez permite encontrarse con los compañeros, pasar un rato agradable en donde otros compañeros que son músicos, que son artistas interpretan o se pasa un video, en fin, se conversa de todo esto también que hemos estado hablando aquí y que significa un aporte también muy considerable en muchos aspectos en ese sentido. De modo que quienes vayan al plenario ya saben de que van a poder quedarse en una peña con esa características.
Incluso pueden invitar al que no quiera participar del Plenario, que vaya a la peña porque muchas veces eso es más atractivo en este momento para mucha gente que quiere pasar un rato bien, agradable y se puede arrimar al local y compartir.
Pero bueno, entonces, nosotros en una primera instancia en el plenario este hacemos ese tipo de análisis en donde tratamos de dar los elementos más recientes de esa realidad que estamos analizando y observando.
Pero también tiene otro componente que para nosotros es muy importante, que es el del trabajo organizativo, el de los planes, e incluso muchas veces hasta con el estilo que nosotros pretendemos hacer las cosas o los métodos con los cuales pretendemos llevarlo adelante.
Y aquí ya hay un componente importante, vos decías, estamos a mitad de año, lo que queda del año es otro suspiro más como la primera mitad. Vamos a decir dentro de poquito que se nos fue el año.
Y ya el año que viene es un año en el cual hay que estar muy preparado porque la campaña electoral arranca y nosotros vamos, a pesar de lo que dicen algunos, a insistir en aumentar nuestra bancada, ya no solo un Diputado para tener nuestras presiones sino aumentarla. Y creemos que hay una cantidad de elementos en la realidad que nos permiten a nosotros concluir de que eso es posible, no a una gran banca, a otro diputado más, vamos a suponer así para plantearnos objetivos que nos parece que son perfectamente alcanzables.
Eso implica no sólo la labor de Eduardo (Rubio), no sólo la labor de la bancada, no sólo la labor de nuestros órganos de prensa, etc., etc., sino que básicamente implica lograr el desarrollo de un trabajo organizado a escala nacional, con todas las variaciones propias del desarrollo que cada uno tenga de su fuerza en cada lugar, va a estar íntimamente relacionado con eso.
Montevideo en ese aspecto juega un papel determinante, como juega Canelones, por la magnitud que tiene en la cantidad de gente que vive entre estos dos departamentos que es casi la mitad de la población del país.
Y allí a nosotros se nos presenta la posibilidad de realmente avanzar, de hecho lo hemos venido haciendo aunque no tal vez con la velocidad o con la necesidad de crecimiento organizado que tenemos.
Y para eso tenemos planes, tenemos ideas que hemos transformado en planes, de tal forma de que si las llevamos adelante nosotros quedemos en condiciones de poder capitalizar toda ese enorme cantidad de gente que en la campaña propiamente dicha, en esos meses se suma a la actividad política electoral y que se pone a dar una mano pero que nosotros debemos estar preparados con nuestra organización para poder encuadrar, para poder ordenar, dirigir hacia dónde debemos trabajar.
En ese sentido nosotros tenemos una estructura básica de nuestro trabajo que es la agrupación del 26 de Marzo, por ejemplo, en La Teja, en el Cerro, en los barrios más importantes, más emblemáticos, en Colón, en Lezica, en Sayago, Peñarol, etc., hay agrupamientos de compañeros.
Y le llamamos agrupación, no agrupamientos, no que tenemos compañeros en tal barrio, cuando esos compañeros funcionan. ¿A qué le llamamos funcionar nosotros? Es precisamente discutir la línea política, discutir los elementos de la realidad que la organización alcanza a través de sus medios, a través de su carta semanal, a través de la participación en esas reuniones de los dirigentes, etc., etc., para poder llevar adelante un plan de trabajo que le permita reunirse periódicamente, todas las semanas, cada 15 días y desarrollar un trabajo que implique tener presencia de propaganda en la zona, distribuir el diario, etc., etc. Al cual nosotros pretendemos incorporarle en esta etapa aspectos que nos vinculen mucho más a la realidad social y política que vive la gente en su lugar para de esa forma conocer los problemas, vincularnos con esa gente, acercarles nuestro mensaje y poder crecer mucho más con toda aquella gente honesta, buena, trabajadora que existe y que vive en los barrios.
Sabemos de las dificultades de esta realidad compleja que decíamos al principio, pero también sabemos, por nuestra propia experiencia, por nuestro propio crecimiento, que se suman compañeros que son de un valor tremendamente importante en el sentido de que con ellos nosotros tenemos la fuerza para poder incidir mucho más. Y hay expresiones de eso sumamente considerables.
En las departamentales del interior particularmente se nota más ese aspecto en el cual la incorporación de uno o dos compañeros determina muchísimas veces una gran calidad en el trabajo y una gran eficiencia en el trabajo de organización y desarrollar ese vínculo con el pueblo tan necesario.
Entonces, a partir del esquema este de trabajo organizativo de agrupaciones, en cada barrio importante de Montevideo, nosotros luego vamos a conformar un esquema de trabajo por Municipio. Montevideo está divido en 8 Municipios los cuales tienen una determinada organización electoral con determinado componente electoral muy preciso, con límites territoriales muy precisos, de los cuales nosotros sabemos a su vez que para trabajar en esos planos las distancias son lo peor que te puede pasar, que vos tengas que trasladarte del Cerro a Carrasco a llevar una lista implica en esos días tan agitados un trabajo y un esfuerzo que te resta tiempo y posibilidades para otras cosas.
Es más fácil que un compañero del Cerro lleve un paquete, una lista, una propaganda, haga una reunión a 3, 4, 5, 10 cuadras de su casa a que se traslade, tenga que pagar ómnibus, pierda tiempo, etc., etc., en otras situaciones.
Y a su vez, generalmente al compañero ese lo conocen en el barrio, son personas que viven hace muchos tiempo allí, eso tiene un peso y una fuerza tremenda también porque, igual que nosotros, tratamos de ver con quiénes nos reunimos, con quiénes estamos, la gente también dice, no, pero este hombre no sirve para nada, ¿para qué nos vamos a juntar?
Entonces, eso nos va a permitir a nosotros trabajar mucho más sobre el territorio, mucho más sobre un conocimiento previo que hay de nuestros propios compañeros de la situación del barrio, de la gente allí, y eso nos va a facilitar todo el trabajo organizativo y particularmente el que haya que encarar una vez que vengan ya las elecciones propiamente dichas.
Entonces, todo eso exige el desarrollo de una serie de actividades que hicimos este mismo año en el primer semestre, hicimos varias actividades en Montevideo, todas muy buenas, prácticamente todas con más de 50 personas encabezadas naturalmente por Eduardo en la presentación del proyecto, por ejemplo, del Plan de Vivienda o de otros aspectos de la política en general que venimos desarrollando.
Esto implica a su vez acomodar una cantidad de cosas, acomodar una propaganda central, tener recursos centrales desde el punto de vista financiero para poder llevarlos adelante, poder tener posibilidades de tener volantes, afiches, en fin, desempeñar y desarrollar toda la actividad.
Con un gran espíritu, con el espíritu de los aciertos y no con el espíritu de las derrotas, aquí nosotros no hemos tenido derrotas.
Otra cosa son las dificultades que son costosas muchas veces de resolver, esos son otros aspectos.
Y ya nuestra propia experiencia a través de todos estos años de militancia ha demostrado lo que somos capaces en conjunto, ha demostrado que somos capaces de montar una organización que intentaron destruir mil veces, montar una organización que vaya contra la corriente. Cuando nosotros decimos que es muy importante militar, yo recuerdo, vos seguramente tenés más idea, aquel periodista Tomás Linn que escribía en Búsqueda. No me acuerdo si fue en los 90, a principios de los 90 o cuando...

 

EChI: Sí, asomó por el 80 y pico.

NT: Hacía una campaña sistemática contra lo que él le llamaba el militantismo. Desde aquella época se pretende destruir la participación de la gente que es la esencia de la democracia misma, de una democracia con valores, de una democracia con justicia social, no la que la gente cree que tiene porque la gente vota y cree que elige, es increíble, pero eso también es verdad. La gente no elige, los que eligen son otros que muchas veces no están ni siquiera involucrados en los partidos, son de los poderes superiores, económicos los que ponen a quien tiene que estar de ministro de Economía, son ellos los que avalan quiénes van a ser los presidentes, y eso es lo que termina votando la gente. O sea, la gente aquí no elige a quien quiere salvo en el caso de las expresiones como las nuestras que quiere que esté Rubio en el Parlamento, o que quiere que esté la Unidad Popular en el Parlamento.
Entonces, todas esas cosas es necesario organizarlas, todo lo que es espontáneo nos aleja de cumplir nuestros objetivos, nosotros queremos que la gente se involucre, que participe, que exprese sus ideas, que comparta y que a su vez lleve adelante los planes que nos permitan avanzar en esos objetivos, sostener un discurso con principios y ganar, seguir teniendo aciertos y avanzar.

 

EChI: Nelson, yo quería preguntarte sobre los desafíos de la departamental, o algunos, para ir acercándonos a la redondez del final del reportaje

NT: Uno de los desafíos más grandes es cubrir territorialmente Montevideo con nuestra presencia. Eso va a implicar plantearse objetivos más altos, que no sabemos si los podremos alcanzar exactamente, pero nosotros muchas veces, entre nosotros los comentarios de nuestro funcionamiento, nos proponemos como una meta que Montevideo pague su propio diputado, por ejemplo, teniendo las elecciones como horizonte inmediato. El objetivo desde el punto de vista más del sentido estratégico, político, etc., desde el tener agrupaciones organizadas en cada barrio, eso es lo fundamental desde el punto de vista territorial. Al que se le suma todo el trabajo a nivel del sector de trabajadores, en el plano social, en el plano medioambiental, juvenil, de la mujer, etc., que confluye todo en una gran acumulación, que también hay que verla en su conjunto. Y para eso es que vamos a tener el 24 de junio un plenario nacional que va a estar precisamente analizando todo este tipo de situaciones, de objetivos particularmente en lo que resta del año y después para adelante ¿verdad?
De modo que el juntarse en el 26 es una cosa habitual. Generalmente siempre ganamos, siempre se incorporan cosas nuevas, se afirman otras, se analiza, se balancea, se prueba qué es lo que anda bien, qué es lo que anda mal. Lo que anda bien lo repetimos, esa es nuestra costumbre también. Y lo que anda mal tratamos de corregirlo lo más rápidamente, a veces arrastramos alguno más tiempo del necesario, pero es parte también de nuestro desarrollo. Eso para nada incide en lo demás ¿no?

 

EChI: Sí, claro, las automatizaciones a veces se tornan enemigas, una cosa lleva más tiempo, otra lleva menos, otra un poquito más.

NT: Hay que ver, porque nos ha pasado a nosotros, cómo cambia la realidad de una agrupación cuando se integra un compañero o dos nuevos. Es increíble lo que allí cambia todo, cambia la fuerza, cambia la calidad, cambia la actitud, la esperanza, la perspectiva, etc., etc.
Y hay que ver cómo esos compañeros nuevos generalmente tienen una fuera de refresco digamos, impulsan las tareas, impulsan la actividad, eso nos estimula muchísimo. Plantean sus dudas, algunas viejas, otras nuevas, en fin. Porque también, a cada rato se suma alguno dándonos un palo por allí.

 

EChI: Es un poco la esencia de la evolución de la propia sociedad, un reflejo de lo que debe ser la sociedad en su conjunto.

NT: Claro.
Y a su vez es una síntesis de nuestro propio trabajo, porque si nuestro trabajo no diera resultado no creceríamos.
Incluso yo te decía recién, cada tanto aparece alguno que dice, eso es un grupejo. O como se ha dicho por allí muy livianamente, a Rubio no le da la talla, quieren hacer otro Frente Amplio, cosas por el estilo.

 

EChI: Son esos que hablan de hacer y trabajar pero se quedan sentados. Está lleno también de eso.

NT: Ah, claro, sí.
O sea que eso es lo que tiene es que ha disminuido, en función de nuestro trabajo, de cómo nos plantamos frente a la realidad, qué hacemos, nuestros hechos fundamentalmente, es que ha ido quedando claro para muchísima gente.
Y hoy nosotros ganamos aliados, nosotros construimos una alianza de tremenda importancia en la realidad política del país con compañeros como los del Partido Comunista Revolucionario, los compañeros Humanistas, los compañeros del MODEJU, Avanzar, ProUnir, en fin, hay compañeros independientes de un valor de conocimiento tremendo...

 

EChI: Ahora de Rivera.

NT: Claro, el agrupamiento que viene este del batllismo.
Pero compañeros independientes como Gonzalo (Abella), como Gustavo (López) con un gran referencia desde el punto de vista de mucha gente que ya trasciende su propia voluntad, ya van a un lugar y la gente los identifica, les dice: ¡Vamo' arriba la UP!
Ya empieza a cambiar todo ese clima. Las otras organizaciones de la Unidad Popular crecen también, desarrollan su trabajo, todo eso acumula y nos permite tener expresiones como esa, que duplicamos los votos, que esto y que lo otro si es que alguien quiere medirlo por ahí ¿no?

 

EChI: Nelson, se nos ha terminad el tiempo lamentablemente, pero vamos a finalizar con lo que decíamos al principio, con el Plenario de este sábado a las 15 hs.

NT: Sí, los compañeros han hecho un trabajo tremendo allí, nosotros nos manejamos con padrones en cada agrupación de compañeros que están en la vuelta, algunos pueden militar y otros no, también ese es otro aspecto, hay gente que quiere pero no puede por sus propias circunstancias personales, no es que quiera quedarse en la casa sino que muchas veces está determinado así.
Pero ya tienen una enorme cantidad de compañeros que van a participar, enorme desde nuestro punto de vista, no de otras cosas más grandes.
Y que va a ser muy numeroso, muy participativo y seguramente vamos a sacar conclusiones muy interesantes para adelante.

 

EChI: Muy bien. No se olviden que termina con la peña.
Nelson, te quiero agradecer mucho esta visita mañanera del día de hoy.

NT: No, agradezco yo y tu paciencia.