RINDEN HOMENAJE AL CURA MAURICIO, DETENIDO Y DESAPARECIDO EN BUENOS AIRES
Contacto con Gloria Sellera, martes 13 de junio de 2017.

cura mauricio.jpgCada día a las 7:45 horas de la mañana, Radio Centenario recuerda a los compañeros caídos y cada año el 14 de junio hay un nombre que se menciona y una historia que es la de Kléber ‘Mauricio’ Silva Iribarnegaray, o ‘el cura Mauricio’. Este martes 13 de junio, Gloria Sellera –quien conoció al cura Mauricio desde jovencita- en contacto telefónico con ‘Mañanas de Radio’ invitó a la audiencia de la Centenario a la misa especial que se realizará en la parroquia de Pocitos de San Juan Bautista. “Se va para Argentina porque él resuelve hacer una opción mayor por los pobres”, dijo Sellera al relatar la historia del cura Mauricio y contó cómo fue detenido y desaparecido. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/gloria-13-6-2017-audios-mp3_rf_19243243_1.html

 

Diego Martínez: Bueno, estamos en contacto telefónico con Gloria Sellera. Bienvenida, buenos días. ¿Gloria, qué tal, cómo estás?

Gloria Sellera: Muy buenos días. ¿Cómo están ustedes?

 

MAB: Se puede decir que estamos como adelantándonos un día a lo que mañana nosotros vamos a estar haciendo, como todos los años, 7:45 de la mañana nosotros recordamos a los compañeros caídos y cada año el 14 de junio hay un nombre que mencionamos y una historia que es de Kléber 'Mauricio' Silva Iribarnegaray. El cura Mauricio.
Y se cuenta su historia, que es una historia muy particular de la que queremos hablar ahora con Gloria, y especialmente, recordando lo que les decíamos en estos días, que va a haber un homenaje mañana al cura Mauricio y a otros compañeros, con características también especiales que las resaltamos porque va a ser una misa en una parroquia en Pocitos.
Gloria, primero que nada sabemos de tu continuidad en la búsqueda de verdad y justicia por Mauricio, pero queremos que nos cuentes a todos por qué y quién fue y quién es Mauricio.

GS: Bien, desde jovencita, a los 13 años conocí a Mauricio en la parroquia de Pocitos de San Juan Bautista, y viendo sus características de sacerdote abierto a todos, que aceptaba cualquier pedido, que no le importaba que le pidieran sobre su tiempo, disposición para trabajo total, teníamos que tener un sacerdote que nos dirigiera en las guías Scouts que ingresábamos allí, y bueno, Mauricio fue la persona a la que elegimos.
Todos creyeron que no iba a aceptar porque en general era lo que pasaba con la mayoría de los sacerdotes.
Aceptó enseguida, "sí muchachas, lo que precisen", ese era Mauricio, y así fue hasta su último día.
Luego siguió en la parroquia y yo siguiendo en él al sacerdote que nos acompañó en los grupos de novios, de matrimonios y, bueno, un día se nos fue. Se nos fue del país pero no de nuestro corazón.

 

MAB: Él se fue para Argentina en determinado momento. ¿Por qué se va para Argentina?

GS: Se va para Argentina porque él resuelve hacer una opción mayor por los pobres. Él había sido salesiano, luego necesitó pasar al clero secular de Montevideo para ayudar económicamente a su madre que precisaba y tenía la obligación moral y el gusto de hacerlo porque no había otra persona que resolviera ese tema.
Cuando eso quedó solucionado conoció en un seminario en Montevideo al hermano de los Hermanitos de Foucauld que le abrió el camino, los ojos, a una nueva forma de vida que él ya ambicionaba porque el Concilio Vaticano II llamaba a mirar a los pobres, a vivir entre los pobres.
Y así fue como de a poco se hizo carne en él esta necesidad de irse. Tanto que en nuestro grupo había un matrimonio, el señor un gran hacendado e industrial muy fuerte que le pedía a Mauricio que se quedara, que no se fuera porque él y nosotros lo precisábamos. Y él le decía, con la misma fuerza que tenía para todo, que él se tenía que ir, que no podía esperar más.
Y así se fue a Buenos Aires, se fue luego a hacer el noviciado en Suriyaco, empezó a trabajar entre los clasificadores de basura, entre la gente que necesitaba todo lo que él precisara en la camioneta comunitaria en el sindicato de los hacheros en Santa Fe, en Reconquista.
Y luego, para trabajar con los cartoneros, con los barrenderos en Buenos Aires, instaló su fraternidad en la calle Malabia, una pensión. Mauricio vio que era necesario aquí porque los municipales querían sobrevivir a la privatización que los amenazaba.

 

MAB: Estamos hablando de la privatización, él ya peleaba ahí contra la privatización. Privatizar el barrido era lo que querían hacer.

GS: El barrido de la ciudad. Y para eso, bueno, luchó para ser barrendero, para trabajar como un barrendero porque los Hermanitos de Foucauld trabajan en el lugar donde hacen su apostolado.

 

MAB: ¿Estamos hablando del año 72, 73?

GS: 73 exactamente, fue cuando se instaló en Buenos Aires, en la calle Malabia 1450, en esa pensión donde estaba abierta esa fraternidad a todo el que quisiera ir, a los que necesitaran, los esperaba con mate y pan caliente.
Y bueno, el 13 de setiembre del 73 entró como barrendero en el Corralón de Villas y barriendo la calle se lo llevaron.
Pero él sabía que esto iba a pasar.

 

MAB: Él estaba barriendo la calle y de ahí lo levantaron.

GS: De allí lo levantaron.
Lo levantaron porque, en definitiva, era el costo por haber logrado que no se privatizara la zona de barrido.

 

DM: Gloria, tú hablabas del cariño y de la necesidad que se tenía acá en Uruguay por lo que había sido su obra, pero también en Argentina, en esa campaña que él gestó por el barrido se generó una situación sorpresiva, que este cura uruguayo que iba a Argentina generara tanto cariño y tanta repercusión que ahora ya por ley en Argentina el día del barrendero es el día de su desaparición.

GS: Exactamente.
Fue un hombre que se dio totalmente, sin mirar tiempo, esfuerzo y vio que eran tantos cientos y miles de personas que quedaban en la calle si se privatizaba, familias, que le pareció que ese era el lugar done Dios quería que trabajara. Y su trabajo tuvo esa recompensa de que la privatización llegó mucho después de reconquistada la democracia en Argentina.
Entonces, realmente su obra tuvo mucho éxito.

 

MAB: Gloria, y ellos en Argentina lo siguen recordando cada año

GS: Sí, año a año. Este año ya me dijeron, la gente que lo recuerda en la zona justamente de villas que probablemente este fin de semana próximo, el sábado, hagan el homenaje anual.
Y bueno, Mauricio no sólo se ocupaba de los barrenderos y de ayudarlos en todo sino que también se ocupaba de sus sacerdotes que tenían que saber lo que estaba pasando el pueblo. Y para ello, en la Conferencia Episcopal del año 76, la última, le pidió permiso a Monseñor De Nevares, que era el presidente de la Conferencia, si podía dejar en cada sitio de cada obispo un memorando con la situación económica, política y social de la Argentina, sin firma, para que no pudieran decir que no conocían lo que pasaba.
Y así lo hizo. Obviamente, no llevaba firma pero nadie dudaba de quién era el que lo había escrito, y eso también molestó mucho.
Y bueno, y así, diciendo la verdad de la forma que fuera, trabajando denodadamente, se logró que le quitaran la vida. Y como dice gente que lo conoció en la Argentina, en realidad él entregó su vida, él sabía que era lo que le podía suceder.
Y tanto sabía, bueno, acá en Montevideo vivía su mamá, cuando falleció, estando su mamá presente, coincidió con que yo estaba allí y me dice: Gloria, mamá ya no sufre, con una cara de alegría que yo no entendía nada. ¿Porque cómo aquel Mauricio que quería tanto a su mamá me estaba diciendo eso? Lo que yo no sabía era lo que le esperaba a Mauricio y que él presentía, yo pensé que sería la cárcel, pero no pensé, o no quería pensar obviamente, que lo que le tocaba era que probablemente lo despeñaran de un avión para abajo.

 

MAB: Gloria, en este homenaje se está mencionando también a José Michelena y Graciela de Gouveia que son nombres que también mencionamos nosotros acá.

GS: Exactamente, porque ellos desaparecieron el mismo día en la madrugada, desde su casa los recogieron, ellos tuvieron que dejar a sus dos hijitos con vecinos y nunca más se supo de ellos. Ellos eran uruguayos, ella era catequista y es tremendo.
O sea que estamos pidiendo por memoria, justicia y porque nunca más.

 

MAB: Y se habían llevado a otros barrenderos también, Néstor y Julio Goitía.

GS: Exactamente, unos días antes sus compañeros de trabajo fueron llevados porque, como Mauricio, estaban condenados por la misma causa, de haber logrado que no se privatizara la zona de barrido.
Cuando este año invito al gremio de UCRUS a hacer con nosotros el homenaje a Mauricio, hablo con su secretaria Patricia, le explico, le cuento quién es Mauricio y me dice: Ah pero yo lo conocía, además me ayudó mucho en mi vida, y con sus enseñanzas crié a mis hijos. Con lo cual, como tú dijiste, todavía Mauricio está presente
Y seguirá siempre presente mientras honremos su memoria.

 

MAB: Y representa además todo un sector de lo que fue la lucha del pueblo uruguayo que lamentablemente con los años se ha invisibilizado, ha sido perseguido particularmente, esto es una opinión, porque fue una fuente también de militantes que venían de esas corrientes y que después eso quedó como aplastado.

GS: Sí, exacto.
Y todos los que por casualidad puedan tener datos, que por favor los aporten.


MAB: El homenaje es mañana, es una misa a las 19:30 hs., es la Parroquia San Juan Bautista de Pocitos en la calle Tamburini entre Masini y Guayaquí, y por supuesto que esto es abierto no sólo para los que son católicos o religiosos.

GS: Por supuesto, claro, es para todo el que quiera homenajear, estar presente y pedir por este cambio que queremos, por verdad y por justicia, para que la gente de UCRUS pueda continuar con su vida de familia y con dignidad. Y bueno, todos los que quieran están invitados.
Yo quería hablar de la "coincidencia" del día de mañana, porque el 14 es también el día del nacimiento del Che Guevara, y había un sacerdote muy amigo de él Fray Antonio Puigjané, argentino, que en uno de los actos de homenaje allá en Buenos Aires decía: "¿Será providencial que el 14 de junio coincida con el cumpleaños del querido Che? Cuando el amor es verdadero no importa lo que se hace, Jesús, el Che, Mauricio"
Y esto también es un homenaje para la querida tía del Che, que aún vive en Buenos Aires, que fue la religiosa que me formó también en el Colegio del Sagrado Corazón. Mauricio fue capellán del Sagrado Corazón pero de Carrasco, y esta tía vive en Buenos Aires, merece también el reconocimiento, mi reconocimiento.


MAB: Queda hecha la invitación para todos los oyentes, te agradecemos mucho que nos hayas hecho llegar esta información y que hayas hecho partícipe a la audiencia de la Radio también en esto

GS: No, al contrario, yo les agradezco mucho a ustedes, es la única radio que me ha llamado, yo sé que tiene mucha audiencia y que la convocatoria va a ser excelente, así que mil gracias.