DEUDA CENTENARIA: “MACRI ESTÁ HIPOTECANDO EL PRESENTE Y FUTURO DE LA NACIÓN”
Contacto con Nora Veiras desde Argentina, 20 de junio de 2017.

 

Nora Veiras.jpg“En la mirada de los medios, se da cuenta de quien apoya al gobierno y quienes no con respecto al endeudamiento, es tan desmesurado el plazo, un siglo, con un interés del 8,2% anual, muy superior a la de otros países que han incursionado en este tipo de endeudamiento”, dijo desde Buenos Aires, la periodista Nora Veiras en contacto con ‘Mañanas de Radio’, donde se refirió a la deuda centenaria que acaba de adquirir el gobierno de Mauricio Macri. “Una deuda de un siglo, significa también que el gobierno está violando la división de poderes, porque un endeudamiento de estas dimensiones debe ser aprobado por el Congreso de la Nación. Son deudas para que paguen 26 presidentes, está comprometiendo al país en la presidencia de 26 mandatos democráticos. O Sea, están hipotecando el presente y futuro de la nación”, subrayó. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/nora-vieras-desde-bs-as-audios-mp3_rf_19374335_1.html?v=1&utm_expid=113438436-41.XwSbWAIXSCCDvn5myOP5Yw.1

 

Diego Martínez: Estamos en contacto con la periodista Nora Veiras, periodista argentina con una amplísima trayectoria.
¿Nora, qué tal? Para nosotros siempre un gusto conversar contigo, buen día.

Nora Veiras: ¿Qué tal? Buenos días, para mí también. ¿Cómo están?

 

DM: Bueno, hay varios temas, pero nos alarma esta deuda centenaria que asume Argentina con la venta de bonos. ¿Cómo fue tomado esto?

NV: Bueno, es difícil hablar de la opinión pública en Argentina, si uno hace un repaso por la mirada de los medios, de los diarios, sobre todo tirada nacional Argentina, se da cuenta claramente de quiénes apoyan la mirada del gobierno y quiénes no con respecto al tema del endeudamiento. Aunque es tan desmesurado, no sólo el plazo de este endeudamiento, es decir de un siglo, sino la tasa de interés que acuerda el gobierno argentino para endeudarse, una tasa de interés del 8,20% anual que es muy superior a la tasa de países que han ya incursionado en esta posibilidad de este endeudamiento que a la luz de la racionalidad más básica suena absolutamente increíble pensar en una deuda a un siglo.
Y pensar, con lo que ha significado la deuda en Argentina, que esto se pueda llegar a cumplir.
Y el gobierno avanza, como ha hecho en otros terrenos, con un discurso supuestamente republicano y violando la división de poderes, porque en endeudamiento externo de estas dimensiones se prevé que tiene que ser aprobado por el Congreso de la Nación. Y esto la verdad que no es lo que ha sucedido ni lo que está sucediendo en la Argentina.
Entonces, hoy hay un título y una bajada de Página 12 que es muy elocuente, dice: "Deuda para que paguen 26 presidentes".
Es decir, está comprometiendo al país en la Presidencia de 26 mandatos democráticos, suponiendo que haya normalidad, que esperemos que las sucesiones se den sin ningún tipo de alteración.
Es absolutamente desmesurado, y esto, el diario La Nación uno de los titulares que puso fue: "El gobierno argentino logró un endeudamiento por 100 años", como si esto fuera un mérito.
Entonces, la verdad que uno lo que siente como ciudadano argentino es que realmente están hipotecando el presente y el futuro de generaciones. Todos sabemos en América Latina lo que significa el endeudamiento externo. El endeudamiento sin ningún tipo de racionalidad.
Entonces, me parece que estamos en una etapa realmente inédita en la Argentina, que no es inédita en el mundo lamentablemente, pero sí en un contexto que no era necesario. Si había algo positivo que todos reconocían, y cuando digo todos es incluso sectores muy críticos al kirchnerismo, era la política de desendeudamiento que se llevó adelante durante 12 años. El haberle pagado, haberse sacado de encima la mirada escrutadora del Fondo Monetario Internacional (FMI) para querer imponer sus reformas. Y tener libertad en las decisiones es soberanía económica.
Bueno, esto se ha tirado por la borda directamente y ahora lo único que queremos es, como país, aparentemente por las políticas de Cambiemos, es incorporarnos a un mundo desde un lugar de endeudamiento permanente, y además con un discurso oficial que distorsiona permanentemente. Uno escuchaba hoy al presidente Mauricio Macri en el acto por el Día de la Bandera, hoy es feriado nacional en la Argentina, diciendo que la inflación había bajado y que el país estaba creciendo.
La semana pasada el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censo) dio que la desocupación en la Argentina creció al 9,2%, es la más alta en los últimos 10 años en la Argentina. Entonces, esta es la realidad.

 

DM: Nora, hoy conversábamos justamente  sobre que los anuncios de que se pagaba a los Fondos Buitre, y los anuncios del presidente Mauricio Macri de que iba a beneficiar justamente la producción, los puestos de trabajo, e incluso mejor endeudamiento futuro por confianza. Esos eran los anuncios de aquel momento, está claro que lo que está pasando ahora no refleja esa realidad.

NV: Es que no es la realidad, hay como canales paralelos en Argentina. Uno realmente es el discurso oficial y la gestualidad oficial que lleva a niveles realmente de irrealidad, porque ya esto no es pos-verdad, es irrealidad. Vos tenés, por ejemplo, ayer a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, en un acto en Mar del Plata, saludando a la nada, literalmente a la nada, pero la foto de frente parecía que estaba saludando a una multitud.
Cuando mostrás la foto de espalda te das cuenta que no hay nadie.
Lo único que hubo en ese acto fue la protesta de un grupo de docentes de la provincia de Buenos Aires a quien le siguen descontando los días de huelga y todavía no han llegado a ningún acuerdo salarial después de 4 meses de iniciado el ciclo electivo.
Pero este es el nivel de irrealidad del discurso.
Entonces, es muy difícil, la verdad, poder establecer una empatía con ese relato oficial que aparentemente muestra que estamos, digamos, no se han atrevido a repetir la muletilla literal del menemismo que decía "estamos mal pero vamos bien".
Acá te dicen "vamos bien", y la verdad es que la cotidianeidad de millones de personas muestra otra realidad.

 

DM: ¿"Vamos bien" es el eslogan?

NV: No, eso fue durante el menemismo, al principio, cuando las estadísticas no reflejaban el optimismo del discurso, admitían "estamos mal pero vamos bien".
Y en realidad esto es lo mismo, Macri dice, son puestas en escena permanentes que evidentemente les deben ser muy efectivas, porque si hay algo que ha demostrado el gobierno de Cambiemos es ser muy efectivo en el manejo de la comunicación.
Y el discurso y el adoctrinamiento de Jaime Durán Barba les ha rendido muchos frutos en este sentido.
Por eso te digo, no llegan a decir "estamos mal" pero sí dicen que es producto de la herencia terrible que han recibido que no han podido, que por eso se sienten algunas situaciones en las que se pueden tener problemas o hay argentinos que la están pasando difícil o les resulta difícil llegar a fin de mes.
La verdad es que, la semana pasada creo que hablamos, no recuerdo bien si hablamos sobre el tema de las bajas que se dieron a las pensiones para personas con discapacidad.
Fue tan brutal y tan desmesurada, tan injustificable lo que hicieron, que después dijeron que en realidad iban a revisar caso por caso.
La vicepresidenta de la Argentina, una mujer que producto de un accidente automovilístico hace más de 20 años que está en silla de ruedas, llegó a decir públicamente la semana pasada que tuvimos mucha mala suerte porque muchos de los que se recortaron en realidad tenían que seguir cobrando el beneficio.
Esto, aunque parezca mentira, se dice públicamente, esto parece no tener costo, porque hay realmente un blindaje de medios que justifican cosas que son absolutamente inadmisibles, que muestran una insensibilidad que es difícil de parangonar.

 

María de los Ángeles Balparda: ¿Y por qué dieron marcha atrás? ¿Por qué tuvieron que parar ahí?

NV: Porque hubo errores, eso es lo que dicen.
Eso ha sido brutal. Cuando uno ve las historias de vida, un poco lo que hablábamos la semana pasada de historias terribles realmente de personas que acceden a las pensiones por discapacidad, que además implican también, para aquellos que están con las facultades mentales en parámetros normales, o lo que la sociedad por lo menos reconoce como parámetros normales pero que tienen discapacidades físicas que les limitan la posibilidad de acceder al mercado laboral en forma igualitaria, aceptar, pedir un certificado de discapacidad, es realmente muy doloroso.
Entonces, hay mucha insensibilidad.

 

MAB: Nora, pasando a otro tema que queríamos también escucharte en esto que es una especie de previa, hoy, como vos decías, es un día feriado, es el Día de la Bandera, y está siendo muy destacado en estas horas la expectativa por un acto que está convocado para hacerse en el estadio de Arsenal que es de hecho como un lanzamiento, no de Cristina Fernández solamente que va a ser la oradora central, pero sí de una propuesta hacia las elecciones, Unidad Ciudadana.
¿Con qué fuerza llega esto? ¿Quiénes lo apoyan? ¿Qué expectativas hay?

NV: Bueno, como vos decías es el lanzamiento de un espacio político, Unidad Ciudadana, y la expectativa, Cristina Kirchner, la ex presidenta es la única oradora de este acto en el cual pidió que a través de una campaña por las redes sociales básicamente, que los manifestantes o los adherentes vayan solamente con banderas argentinas evitando las banderas partidarias.
Y es un acto en el cual, bueno, hay mucha expectativa por saber si realmente va a ser el lanzamiento como candidata de la ex presidenta para un puesto legislativo en las elecciones que se realizan en Argentina en el mes de octubre. El sábado próximo vence el plazo para completar las listas, es decir, para oficializar las listas de candidatos.

 

DM: ¿Porque hay dudas de esto, de que pueda presentarse o no, o ya está, es una certeza que se va a presentar como candidata al Senado?

NV: No, la verdad que todavía hay dudas. Los intendentes más cercanos a Cristina Kirchner han dicho que va a ser la candidata. Ahora, ella todavía no ha hablado públicamente.

 

DM: ¿O sea que eso es lo que se espera hoy, que defina?

NV: Hoy va a ser el primer acto político, convocado con un fin político que realiza la presidenta desde la última despedida masiva que fue su último día como presidenta el 9 de diciembre del 2015.
Después hubo un gran acto, producto de la movilización popular cuando fue citada a declaración cuando volvió después de 4 meses de haberse ido al sur cuando terminó su mandato como presidenta en abril del 2016 que hubo un acto multitudinario en Tribunales, frente a los Tribunales Federales en Argentina.
Pero acto político como tal en el cual la ex presidenta sea la oradora central, es hoy.
Por eso la expectativa es muy grande. Y si ustedes han mirado solamente los editoriales del último fin de semana en los principales diarios de Argentina, por citar sólo un lapso el último fin de semana, toda la semana previa en rigor, aquellos que denostan a la ex presidenta, la verdad que lo único que quieren es la muerte política del kirchnerismo y de ella como líder de ese espacio.
Y entonces, hay una tensión política muy fuerte porque hay una polarización absolutamente focalizada contra la ex presidenta desde el propio gobierno y desde los medios que le son afines, que juegan al fin del kirchnerismo como la última batalla que tendría que dar la ex presidenta para demostrar que ya no existe como alternativa política.
Ahora, es muy llamativo ver cómo, si alguien no existe le dedican tanto espacio en todos los medios de comunicación, porque vos a un oponente al que no le tenés que demostrar nada porque le ganás, la verdad que ni te ocupás.

 

MAB: ¿Nora, te parece que dejemos para la semana que viene, por supuesto entre otras cosas que van a estar para el análisis, lo que significa este paso? Porque pareciera ser algo histórico el hecho de que se haga el lanzamiento de este sector político, que el Justicialismo se le deje a otros, no sé, son ustedes los que nos van a decir.

NV: Bueno, la verdad es una jugada de alto riesgo la que encabeza la ex presidenta, nadie sabe al final en la Argentina, como en todo lugar, la verdad es incierto, nadie sabe qué puede pasar. Las encuestas, todos los sondeos hoy en día muestran que la popularidad de la ex presidenta dentro de los sectores peronistas y afines, es muy superior a la popularidad de Florencio Randazzo quien se quedó con el sello del Partido Justicialista en la provincia de Buenos Aires.
Pero como todo, son los votos los que lo demuestran si finalmente la ex presidenta se candidatea para las elecciones legislativas de octubre.
Lo que es cierto es que el kirchnerismo siempre ha salido mejor posicionado cuanto más audaces han sido sus jugadas.

 

DM: ¿O sea que Cristina Fernández tiene de por sí peso más allá de la grifa del Partido Justicialista?

NV: Claro, por un lado eso y por otro lado tenés a un peronismo que, bueno, el peronismo es un fenómeno muy difícil de describir, de analizar y de sintetizar. Y es verdad que históricamente ha tenido su ala izquierda y su ala derecha como todo partido de masas.
Ahora, en este momento lo que es muy llamativo ver es cómo los analistas políticos de la derecha en Argentina rescatan al peronismo como si fuera un instrumento realmente maravilloso y el cual es despreciado por la ex presidenta.
Cuando se han cansado de denostar al aparato del peronismo

 

MAB: Es impresionante.

NV: La verdad que es digno de más de una tesis doctoral en sociología y en análisis político, la forma en la que se analiza y en la que el kirchnerismo sigue descolocando a muchos analistas de la derecha en Argentina.
Esto no quiere decir que la división de lo que es el espacio peronista o el megaespacio peronista a priori uno no pueda pensar que beneficia a Cambiemos, porque hay que tener en cuenta que, tanto el sector que apoya a Sergio Massa como el sector que apoya a Randazzo, como el sector que apoya a la ex presidenta, todos se referencian en sectores peronistas.

 

MAB: Nora, tenemos que ir dejando por acá, te agradecemos mucho, como siempre.

NV: No, muchísimas gracias a ustedes y hasta la próxima.