“A ALMAGRO LE CONOZCO, ES UN TRAIDOR Y UN VENDIDO. Y ESO ES RESPONSABILIDAD TAMBIÉN DE QUIEN LE PUSO”
Entrevista a Agustín Otxotorena desde Venezuela, 12 de agosto de 2017.

Agustin Otxotorena.jpgEl empresario vasco y activista residente en Venezuela, Agustín Otxotorena, habló de la realidad que se vive en la nación bolivariana y cuestionó a los gobernantes uruguayos frenteamplistas -con quienes ha tenido trato directo- que recibieron gustosos la ayuda económica de Venezuela y hoy quieren aislarla. “¿Qué se va a hacer para venir con la cara en alto a Venezuela o donde haya que ir, para no quedar como traidores? ¿Cuál es la reunión que va a haber en el Frente Amplio, cuál es el debate que se va a dar y cuál es el pronunciamiento que se va a dar en contra de esta decisión del gobierno?”, se preguntó. Al respecto resaltó que “esto es una canallada, una canallada”. Transcribimos la entrevista que Usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/entrevista-a-agustin-otxotorena-desde-caracas-audios-mp3_rf_20299293_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Nos vamos a Venezuela, estamos en contacto con Agustín Otxotorena, un vasco que está en Venezuela. Buen día Agustín.

Agustín Otxotorena: Buenos días, gracias por invitarme.


MAB: La verdad que nos da mucho gusto poder conversar contigo, por lo que representa tu pueblo también, tu pueblo vasco, pero por tu presencia en América Latina, en Venezuela concretamente. ¿Qué estás haciendo en Venezuela, por qué estás allí?
Y por supuesto entremos en la situación que está viviendo el país

AO: Bueno, yo en Venezuela vivo desde hace muchos años ya, hace como unos 20 empecé a venir y hace ya prácticamente unos 10 me instalé aquí.
Socio aquí en una empresa de informática, de ingeniería de software, y bueno, realizamos trabajos también en Uruguay, por ejemplo. Y nada, aquí me enamoré del país, la verdad que he venido a Venezuela y me enamoré del país.
Me enamoré del país y ya cambié mi vida, al final me puse a residir aquí, y bueno, aquí estamos, yo vivo muy bien

 

MAB: ¿Y qué te gustó de Venezuela? ¿Por qué te enamoraste de ese país?

AO: Bueno, podría decirte lo clásico, el clima, la naturaleza, es un país bellísimo con todo tipo de contrastes, desde playas pero todos los días, los 365 días del año puedes ir a la playa, puedes ir a cualquier tipo de actividad, a la selva, lo que sea; pero no es verdad.
Más allá de eso a mí lo que me gustó fue la gente. La gente es cariñosa, cálida, lo mejor de Venezuela es su gente

 

MAB: Acá, como vos sabés, lo que recibimos por la gran prensa internacional es una situación de desastre permanente, la gente sufriendo. Bueno, ayer Donald Trump dijo que la gente está sufriendo y se está muriendo en Venezuela. Como que tienen que entrar porque sino pobre gente la venezolana. Vos has hecho una experiencia muy importante allí el otro día por lo que estábamos viendo, de salir a recorrer las calles y a mostrar lo que se veía.
¿Qué se encuentra cuando se sale a recorrer?

AO: Es que es una falacia, una falacia tremenda. Porque están intentando colocar eso a nivel internacional, yo lo veo, evidentemente sigo la prensa internacional, sigo los medios internacionales, tanto lo que escriben aquí como lo que aparece por ahí, en España, en Uruguay, Argentina.
Entonces, están intentando colocar aquí como que este es un país fallido y que hay que intervenirlo porque, bueno, prácticamente lo que hicieron en Irak, lo que hicieron en Libia, lo que han hecho en Siria y en otros países. ¡Y no es verdad!
Entonces, claro, yo hago tan simple como me voy a la oficina, saco mi teléfono y hago un video de 4 minutos por las cales de Caracas. El video lo que demuestra es que no es cierto lo que están diciendo.
Esos videos demuestran que aquí la gente vive normal, y es un país bonito y Caracas es una ciudad hasta agradable.
La diferencia que hay entre lo que publicitan, porque ya es una publicidad, eso ya no es información porque todos tenemos que separar información de opinión. Y aquí, en los medios internacionales sólo se opina y se opina de una manera grosera ocultándole a la gente la información real. Que la información real es que, por muchos problemas que pueda haber en Venezuela, muy similares a los de los países circundantes, pero muy similares, vamos a ver si todavía Venezuela va a estar peor que Colombia...


MAB: O que México

AO: O que otros países de alrededor.
Bueno, México ya olvídate.
¿Es peor la situación de Venezuela que la de Colombia, cuando todavía siguen llegando a Venezuela miles y miles de refugiados ahora mismo huyendo de las matanzas de los paramilitares? Hoy, no digo los 6 millones que han venido en los últimos 15 años. 6 millones de colombianos en Venezuela.
Para que se hagan una idea, cuando yo vine a aquí en el año 98 Venezuela tenía 22 millones de habitantes y ha acogido a 6 millones de colombianos. O sea, ¿qué país acoge a más el 25% de su censo en 15 años?
Y también hay que decirlo, que como todo, las colectividades, pero no ha venido precisamente lo mejor de cada casa, aquí los colombianos han sido bien problemáticos, aparte de venir con una mano delante y otra detrás. Con lo cual el Estado venezolano les ha tenido que dar todo tipo de asistencia.
Asistencia médica, asistencia sanitaria, educación, vivienda, hay más de 300.000 viviendas de Misión Vivienda que se han dado a los colombianos. Podríamos seguir por este camino, pero decir que es increíble la información que se da y la diferencia que hay con la Venezuela real.

 

MAB: Hay preocupación evidentemente por lo que están haciendo los países latinoamericanos con respecto a Venezuela. Te podrás imaginar que a nosotros desde Uruguay nos desespera lo que está haciendo el gobierno uruguayo por Venezuela. Hoy escuchábamos que Perú echó al embajador venezolano.
¿Cuál es el papel que ustedes perciben desde allí, está jugando el resto de América Latina, y cuál es el papel que se necesita que se juegue?

AO: Preocupación por lo que hacen los países latinoamericanos, yo personalmente no tengo mucha, no sé cómo decirte. O sea, ni pinchan, ni cortan, ni dicen nada, son unos lacayos y unos arrastrados. Si Estados Unidos les dice que salten, saltarán, y si les dice que se metan debajo de la mesa, se meterán, por lo cual no hay ningún tipo de iniciativa real de los países latinoamericanos.
No son más que ‘correveydiles’de los gringos. Simplemente deciden qué tienen que hacer y ellos obedecen. Obedecen de una manera arrastrada.
O sea, el papel de Uruguay en este caso además, porque mira, todavía yo entiendo que con Colombia y con el gobierno colombiano hay un enfrentamiento de largo tiempo.
Y yo qué sé, con Perú tampoco ha habido estrechas relaciones.
¿Pero Uruguay?
Uruguay que estabais en la lona, eres unos apestados. O sea, os dejaron pobres, os dejaron, vamos, todos sabéis, vosotros sabéis cómo vivisteis en el 2001, en el 2002, el único que fue a allí fue Hugo Chávez.
Y los venezolanos que con generosidad os pusieron todo tipo de programas, que encima después habéis escupido, como el programa del petróleo, el oncológico, las empresas recuperadas que se han puesto como Envidrio, Funsa con la cual colaboro y mando de aquí un saludo estrecho a esos trabajadores de Funsa, que ellos lo tienen claro ¿eh? Ellos lo tienen claro cuál fue el papel del chavismo y cuál fue en su vida cotidiana.
¿Cuánto le ha comprado Venezuela a Uruguay? ¡Al doble del precio internacional básicamente!
Y Tabaré fue el que empezó. Y por cierto, la recua que trajo aquí Tabaré Vázquez en la primera fase, es una recua de estafadores y de ladrones. En el primer gobierno de Vázquez, y él lloró, fue cuando fue Chávez a allí, recuperó Envidrio y un montón de cosas con dinero. Por no hablar ya en la época de Pepe Mujica en la que le hizo el gran favor con el Bandes y un montón más.
Aparte de que lo que no venden por ahí, porque Uruguay es un país que tiene unos costes altísimos y no eres ni competitivos en un momento dado, leche, queso, todo tipo de insumos, Venezuela se los compró.
Pero no se los compró porque no tenía a nadie a quien comprar, Venezuela compraba en todo el mundo, os compró por haceros un favor. O sea, Venezuela se ha portado con Uruguay como no se ha portado nadie. ¿Chile se ha portado así con vosotros? ¡Nadie!
¡Y ahora vais y le mordéis la mano!
A mí me parece una infamia, te digo la verdad, a mí me parece una infamia. ¿Y además para qué? ¿Ahora qué vais a ser, cómplices también de una agresión a Venezuela?
Y ahora que no me vengan con el papel de que en Perú no han firmado, donde hay que decidir, han puesto el voto.
Y después en el maquillaje de que no voy a Perú, no firmo y cosas de estas, que a mí me parecen una traición, pero es infame. Yo estoy recaliente con esto. 

 

MAB: Sí, pero lo que acá nosotros resaltamos también muchas veces es que, no sólo por lo que materialmente le debe, por las empresas recuperadas, por la leche, por el petróleo, no sólo por lo material, se supone que la izquierda uruguaya cuando era izquierda, el Frente Amplio que está en el gobierno, tenía las mismas intenciones, los mismos objetivos, hablaba de una patria grande, de una América Latina independiente, una América Latina que hiciera su propio camino, que parece que esa es la peor traición más que la de no agradecer lo que le dieron.

AO: Bueno, es que yo quería diferenciar, cuando hablaba de esto, hablaba de la derecha uruguaya también.
Aquí los que vinieron, yo me he encontrado aquí, he compartido muchísimo con las delegaciones uruguayas, muchísimo, y evidentemente la mayoría de los empresarios que venían, por no decir todos, eran de la derecha o ultra derecha uruguaya. Que a aquí venían a estirar la mano a que les diesen y venían bien contentos a llevarse magníficos contratos.
Aquí venían, eso era la derecha, que después se dedica a hacer unas campañas tremendas en contra de Venezuela cuando han sido los primeros pedigüeños que han venido a aquí. Porque eso ya generosidad es por parte de Venezuela, pero cuando un empresario ultraderechista uruguayo viene a aquí a pasar la mano por el lomo para que le den un contrato y después hablar pestes de Venezuela en Uruguay, eso es, bueno, no voy a calificar el nombre porque estoy en la radio, pero es como para lamentarle a su mamá pero vamos, todos los días por la mañana. Arrastrados, arrastrados.
Y la izquierda uruguaya evidentemente, yo no sé el camino que está tomando. Porque por un plato de lentejas, bueno, lo de Tabaré Vázquez no puedo decir que es de izquierda, nunca me ha gustado, nunca me gustó y ahora tampoco me gusta. Y no por un tema de izquierda o de derecha sino porque me parece que es una persona, como se ha comprobado, que no es de fiar y que se vende al mejor postor. Y que no mantiene la independencia de Uruguay.
¿Dónde están las palabras de Artigas? ¿O sea, ahora qué somos, los lameculos de los americanos? ¿Ahí deja Tabaré la independencia y el orgullo de los uruguayos, plegándose a semejante infamia?

 

Hernán Salina: Agustín, te saludo, y bueno, con Ángeles mientras te escuchamos vamos sonriendo porque vos vas comentando cosas que hablamos habitualmente acá en la Radio y hablamos con la audiencia.
Ángeles te decía que se supone que al llegar el Frente Amplio al gobierno, no sólo había que defender y cuando escuchamos a Mujica defender el relacionamiento con Venezuela, estrictamente siempre ha apelado a los beneficios económicos que ha tenido para Uruguay la relación con Venezuela. Siendo un líder que se supone con un pasado tupamaro, de lucha, uno supone que tendría que haber apelado también a principios de solidaridad.
Vos hablabas de Artigas, nunca nombró a Artigas Mujica cuando habló de Venezuela, esto es parte también de una descomposición para nosotros que ha tenido la izquierda o la conocida izquierda uruguaya en el gobierno, que va mucho más allá de la solidaridad con Venezuela.
Pero lo importante es que también sepas que sí hay una reserva de dignidad que defiende, desde nuestro país, lo que está pasando en Venezuela que es menos conocida, menos visibilizada desde afuera.
No sé si vos conocés la existencia de Unidad Popular que es una fuerza de izquierda que tiene un legislador y que se ha conformado con sectores que se han ido alejando del Frente Amplio, entre otras cosas, por esto que vos comentabas. Y te vamos a hacer llegar los pronunciamientos políticos del legislador y de la fuerza política Unidad Popular que viene respaldando y denunciando esta actitud del gobierno uruguayo.

AO: Yo conozco a Pepe Mujica, me ha acogido en su casa. Nosotros hace unos años montamos la Misión Vasca Uruguay, no sé si os acordáis, hace unos 4 o 5 años en la que llevamos a las instituciones vascas y a los empresarios vascos.
Yo he estado muchísimo, en los últimos años he hecho unos 50 viajes a Uruguay, pasando mucho tiempo, conozco bien el Uruguay.
También antes, 2012, 2013 estuve allí. Y bueno, de la mano de Pepe Mujica, de la mano del MPP, de la mano de mis compañeros a los que quiero. Y bueno, para mí, yo no quiero dar crudamente a Pepe Mujica porque todavía espero que rectifique, de verdad, no lo puedo creer. De verdad no lo puedo creer, para mí es un disgusto y más, intento... O sea, yo ya sé que Pepe Mujica muchas veces juega la carta del pragmatismo y juega la carta de tal, pero no estamos para pragmatismos.
No estamos para pragmatismos como se ve, después de la realidad, después encima les deja peor. Lo que dijo ayer Donald Trump es subir cinco escalones en lo que venían diciendo, aunque todos lo sabíamos.
¿Y ahora qué? ¿Y ahora cuál va a ser el papel de pepe Mujica? ¿Cuál va a ser el papel?
A mí me parece muy bien, yo he visto, por ejemplo, el PIT-CNT, lo cual saludo, esas iniciativas, porque son iniciativas concretas. A mí el tiempo de los comunicados y de los repudios que después quedan en nada, a mí eso no me interesa.

 

MAB: Son solo papeles.

AO: Yo quiero acciones concretas. ¿Qué se va a hacer para revertir esto? ¿Qué se va a hacer para lavar el nombre de Uruguay? ¿Qué se va a hacer para venir con la cara en alto a Venezuela o donde haya que ir, para no quedar como traidores? Porque a mí decir “lo siento mucho, qué pena, yo no sabía”… Bueno, ahora ya lo sabes, cuál es la reunión que va a haber en el Frente Amplio, cuál es el debate que se va a dar y cuál es el pronunciamiento que se va a dar en contra de esta decisión del gobierno.
Eso es lo que yo quiero saber, lo concreto, porque los comunicados apenados y esperando a que la realidad pase de esto y quede así, esto no va a quedar así. Yo por lo menos, y mucha gente imagino, y vosotros mismos, os acordarais de esto como un punto de inflexión.
Esto es una canallada, una canallada.

 

MAB: Para peor Almagro salió de Uruguay también, fue canciller de Mujica.

AO: A ver, no me explique, si cuando Pepe Mujica vino al País Vasco, yo también organicé aquello, estuvimos en parte de esa organización. Y yo cuando Almagro, aparte de estar un montón de veces, me acuerdo y tengo las fotografías todavía ahí con el tipejo este. Estábamos en la sede de las Cooperativas Vascas en Mondragón, que fue un día muy bonito con Pepe Mujica que vino, conoció empresas, bueno, fue una visita oficial al País Vasco.
Y yo me acuerdo que me hice fotos, y el tío era un tío muy simpático, este Almagro. Lástima no haber sabido porque lo hubiese tirado por el puente, te lo juro. Si llego a saber en lo que se iba a convertir la lacra esta, te aseguro que lo tiraba por el puente y hubiésemos acabado con semejante ser.
O sea, es una lacra y un traidor, ¡otro! Yo con Almagro he estado, no es que me lo han contado, yo le conozco personalmente a Almagro. Y lo que está haciendo no tiene nombre, salvo el de traidor y el de vendido.
Y eso es responsabilidad también de quien le puso. Me parecen muy bien las cartitas, yo te repudio, etc. Muy bien. ¿Pero ahora qué vamos a hacer para revertir que este hombre está ahí? Que está representando a Uruguay, que nadie se olvide.

 

MAB: Esto es un capítulo, más que un capítulo, un eje de toda esta situación que se está dando con Venezuela en el centro. Nos importa mucho saber cómo está el pueblo venezolano, cómo es la respuesta.
El otro día con la Constituyente se vio un pueblo en la calle, se vio un pueblo fuerte. ¿Cómo lo ves vos?

AO: Bueno, para empezar, económicamente estamos bastante mejor que hace un año, año y medio. La verdad que aquí se tocó fondo cuando el petróleo bajó prácticamente a U$S 22 y eso, para que todo el mundo me entienda, es como que un padre de familia que lleva U$S 1.000 a casa y de repente de un mes para el otro lleva U$S 220.
Esto no es una cuestión de gestión, es una cuestión de que no te da por ninguna manera.
Entonces, aquí hubo problemas.
Para algunos, siempre lo digo, para algunos. Unos tienen más problemas y otros no tienen problemas nunca, la clase alta y medio alta. Los ricos de este país viven aquí como no viven en ningún sitio del mundo, con unos niveles de riqueza, de consumo, de atención espectaculares, también en la crisis.
Pero bueno, la gente, realmente los programas sociales que daba el gobierno, no había dinero para sostenerlos de manera adecuada y el año pasado las clases bajas sufrían, sufrían.
Pero bueno, después ya se animaron las importaciones, ahora mismo hay de todo. O sea, todo este cuento de que no hay papel higiénico y no sé qué, eso es mentira, yo bajo a la tienda de abajo de mi casa y tengo papel higiénico. Y voy a los supermercados y tienes de todo, y cuando digo de todo, es de todo.
Y si vas a los supermercados ya, te hablo de los supermercados de clase baja, los mercados populares en los que tienes todo tipo de verduras. Ahora, los precios son altos, sobre todo para un país que se había acostumbrado a que la comida fuera gratis.
Aquí la luz es gratis, la gasolina es gratis, el gas es gratis, el transporte es prácticamente gratis, hoy, y un montón de cosas más.
Y la comida también era gratis, y de repente ya no es gratis, la comida hay que pagarla, y sobre todo, más que nada también es un tema cultural. Para un venezolano puedes tener 25 verduras delante, pero si no hay Harina Pan, no hay comida. Para ellos, no es un tema tanto de que no haya comida, sino que no hay la comida que a ellos les gusta, que en un momento dado puede ser el arroz si hay una falla o la Harina Pan o las 4 o 5 cosas en que la oligarquía pega duro para que no aparezcan. Aquí todo hay, yo ahora voy y compro.
Pero claro, juegan muy bien también con la psiquis del venezolano, para una ama de casa venezolana que no haya Harina Pan que prácticamente es el recurso para todo en la casa. Harina Pan es para hacer las arepas, para que os hagáis una idea, el que no conozca Venezuela, es una harina con la que haces una torta y dentro se pone lo que quieras, pollo, comida y es un recurso muy popular y está dentro de la cultura del venezolano. Un venezolano puede tener delante papas y un montón de cosas, pero si no hay Harina Pan para ellos la sensación de escasez es tremenda.


MAB: ¿Pero ahí se puede hablar de un sabotaje, de especulación?

AO: ¿Cómo se puede hablar? ¡Es sabotaje!
A ver, si aquí no hay nada nuevo bajo el sol, en Chile hicieron lo mismo y al día siguiente del golpe apareció todo.
Pues aquí igual, aquí igual. La oligarquía la vez que es una oligarquía apátrida, hay excepciones, tampoco me gustaría poner a todos en el mismo saco, hay excepciones, siempre lo digo, como el ron Santa Teresa y las diferentes casas de ron que además de surtir el mercado venezolano sin ningún tipo de problemas, exportan a todo el mundo. Y otros sectores en los que hemos crecido, se produce y se hace.
Pero lamentablemente una gran parte de la oligarquía, que muchas veces es rentista y financiera, no es productiva, es rentista y financiera, funciona con todo lo último en el tema de bancos, el tema de cambio, con el gran deporte nacional venezolano que es sacar dólares del país.
Yo siempre digo que Venezuela exporta muchas cosas, petróleo, etc., pero lo que de verdad exporta son dólares. O sea, no ha quedado prácticamente ni un dólar de todo el dinero que se ganó en el siglo XX.

 

MAB: Agustín, si te parece dejaríamos por acá hoy, pero nos gustaría mantener un contacto más regular contigo

AO: Cuando queráis, ningún tipo de problema. Y bueno, encantado de que me hayais invitado.
Me gustaría saludar a los compañeros de Funsa por un lado, que son gente querida y a la que nos une una buena amistad. Y después a una amiga, Marion Martínez, que es una chica encantadora uruguaya, y que le mando  aquí saludos.

 

MAB: Bueno, ojalá esté escuchando o alguien le haga llegar el saludo y se comunique, y establecemos todo ese vínculo también.
Agustín, te agradecemos muchísimo por esto. Quedamos a las órdenes por supuesto para difusión de lo que ustedes consideren necesario también desde allí por las vías de comunicación de la Radio, sí que estaremos en contacto. Muchísimas gracias

AO: Vale, muchas gracias, saludos.