“EL CONFLICTO NO SOLO ES ENTRE LOS NARCOTRAFICANTES, SINO ENTRE LOS NARCOTRAFICANTES Y AHORA CONTRA LA POLICÍA”
Contacto con Raoni Días, 23 de setiembre del 2017.

Raoni Dias.jpgDesde Río de Janeiro, Raoni Dias, corresponsal de CX36 se refirió a la represión que se ha ido incrementando en los últimos días, con mayor presencia policial en la favela La Rocinha.
El creciente aumento de la violencia por el narcotráfico, llegó el viernes a los puntos máximos de violencia. Se trata de un conflicto muy fuerte entre las dos principales facciones del narcotráfico en Río.

A continuación transcribimos la nota que usted podrá volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/raoni-dias-23-9-2017-audios-mp3_rf_21073606_1.html

 

 

 

Hernán Salina: Estamos en contacto con Raoni Dias, bienvenido nuevamente…

Raoni Dias: Gracias por la oportunidad de hacer esta comunicación

 

HS: Quisiéramos hablar temas gratos, temas de alegría que también uno identifica con Brasil y con Río, pero la premisa de esta radio es no eludir la realidad más dura de la gente, de los más jodidos -como decimos nosotros- de los pueblos y hay una realidad dura de represión que se está incrementando en estos días en Río de Janeiro en torno a la gigantesca favela que es Rocinha, con mayor presencia policial y militar en estas horas ¿verdad?

RD: Sí, verdad, es un hecho que después que pasaron los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro hemos tenido un creciente aumento en la violencia por parte del narcotráfico.
Y creo, por toda la vivencia que tengo, que los hechos que pasaron por esa semana culminando con todo lo que pasó ayer, llegaron al punto máximo de la violencia, porque lo que pasa es un conflicto muy fuerte, muy armado entre las dos principales facciones de narcotráfico de Río de Janeiro; y pasó en La Rocinha, la principal favela de la mayor comunidad de América Latina que hoy tiene ahí. Por lo tanto hay que tener actualizado, 150 mil personas viviendo en ese barrio.
Entonces, toda la cosa empezó el domingo pasado con la primera tentativa de una de las facciones de tomar el comando de La Rocinha. Lo que pasó es lo siguiente, un gran traficante llamado Ney está encarcelado en una cárcel de la justicia federal en Brasilia, pero mismo estando en Brasilia continúa haciendo los mandos en La Rocinha aquí en Río de Janeiro. Pero tenía un amigo que seguía aquí en Río de Janeiro, en La Rocinha, haciendo todos los comandos que el narcotraficante mayor, que está encarcelado, mandaba.
Pero este otro salió de la facción a la que pertenecía anteriormente y cambió para la otra fracción. Entonces, ese es el principal motivo de toda la guerra que está pasando ahora. Eso pasó el domingo pasado, la primera tentativa de una de las facciones de tomar el morro, tomar la favela y eso provocó mucha guerra, más de 5 horas, eso fue el domingo pasado.
El primer día de la semana ya tuvimos la presencia de la fuerza policial en La Rocinha, entonces, ahí empezó el conflicto no solo entre los narcotraficantes, sino entre los narcotraficantes y ahora contra la policía. Entonces, imaginate en qué situación queda la población, la mayoría de la gente de la zona que vive ahí en ese lugar, no solo en La Rocinha que es la mayor, la más conocida, es una gran nombre, pero de hecho el programa de pacificación de la policía militar, el programa del gobierno implantado en la época de las Olimpíadas para hacer la seguridad y de verdad solo causar una buena impresión de la ciudad para los turistas, ahora yo creo que llegamos a un punto en que podemos decir que se acabó, porque no hay ninguna forma de pacificación comandada por la policía militar.
Ayer nosotros vimos, después de un pronunciamiento de Pezao, del gobernador de Río de Janeiro, que fueron enviados 950 hombres del ejército para teóricamente pacificar nuevamente La Rocinha. Y tuvimos ahí una noche, una madrugada muy terrible y como siempre al final no hay mucha eficacia en las acciones comandadas por la policía.
Se aprendieron como a 5 personas, se agarraron como 5 armas que las encontraron en un taxi que estaba abandonado, pero en general sabemos que hay mucho más.
Pero el daño mayor que tenemos, creo yo, es el terror que la población pasa en esos momentos, y también los niños que se quedan sin escuela, que no  pueden. Esa semana en La Rocinha, recuerdo que allí hay 11 escuelas, las 11 escuelas se quedaron sin clases.
Entonces, una semana más. Dentro de todo un año que pasa, ya estamos terminando, donde la educación de los niños está totalmente comprometida en función de la violencia, por la presencia del narcotráfico y también la ineficacia de la policía militar para actuar sobre eso

 

HS: Estaba leyendo que el espacio aéreo de Río se cerró…

RD: Sí, es verdad, quedó cerrado el espacio aéreo, solo pueden pasar ahí los aviones y helicópteros de la policía y (…)

 

HS: ¿Y cómo reacciona el resto de la sociedad carioca, las organizaciones sociales, en fin, la izquierda, cómo se enfrenta esta realidad?

RD: Sí, la verdad que es una realidad que estamos pasando, que estamos viviendo, pero estamos tratando ahí con fuerzas fatales, no hay mucho qué hacer.
En toda la semana te parabas para hablar con las personas en la calle, todos muy tristes, muy incomodados con todo lo que estaba pasando. No solo en La Rocinha sino en toda la ciudad con la criminalidad aumentando mucho, mucho.
En esta semana misma estamos teniendo aquí el gran evento musical llamado Rock en Río y si recuerdo bien, hasta uno de los integrantes de una banda de rock llamada The Who fue asaltado, le sacaron sus cosas mientras caminaba por la playa de Copacabana.
Entonces, ya se torna como un evento turístico el sacarle las cosas en las calles de Río de Janeiro, porque las cosas acontecen con tanta frecuencia que llegamos ya a un estado de naturalidad y a un punto donde escuchamos tiros, escuchamos un conflicto ahí en la favela cerca, pero para nosotros es normal ya, porque la verdad que estamos viviendo en esa realidad todos los días.
Entonces, al mismo tiempo hay movilizaciones de los organismos sociales contra la violencia, formas de protección, que podrías hacer cuando llegas a una zona de conflicto. Pero básicamente la población queda en la mano del gobierno, gran parte de la discusión, de la violencia que tenemos hoy está, uno de los principales responsables es, de hecho, la policía (...) violencia.
Porque tenemos que recordar que la policía de Río de Janeiro el año pasado, y este año ha buscado pero no ha conseguido los números, pero el año pasado la policía militar de Río de Janeiro específicamente, no de Brasil, ha matado más que la guerra de Siria, lleva más muertos por la policía aquí en Río de Janeiro que muertos en la guerra de Irak por ejemplo. Entonces son datos que asustan.
Imaginate viviendo en la ciudad que tenés que relacionarte con estos números, es muy complicado y es una cuestión donde no hay tanta fuerza poblacional para hacer un cambio, necesitamos la relación del gobierno pero...

 

HS: Vos me recordabas que en el gobierno estadual la gobernación está a cargo del PSDB, que es el partido que tuvo en la Presidencia a Felipe Enrique Cardoso, por ejemplo…

RD: Ah sí, y era de Sergio Cabral, que ahora permanece encarcelado, les recuerdo nuevamente que Sergio Cabral se fue de ahí encarcelado por el Lava Jato, la gran operación de la policía federal.
Y ahora muy breve, lo que logró cobrar y recaudar con el tiempo en el gobierno y con el tiempo que tuvo para sacar todo el dinero de los cofres de la ciudad, y ahora van hacerle (…) por lo menos una parte del dinero volver para las cuentas del Estado.
Recordar también que Sergio Cabral tiene una asociación con instituciones privadas, fue uno de los grandes idealizadores de la propuesta de la policía dentro de la comunidad, de la policía pacificadora como llamamos hoy. Y combinamos esa situación donde básicamente no hay más.
Sergio Cabral permanece encarcelado, su novia también pero en cárcel domiciliaria y fue condenado ahí en esa semana para 45 años más de cárcel.
Entonces, yo creo que de tantos corruptores, de tantos hombres corruptos, yo creo que Sergio Cabral es uno de los pocos que van a quedar realmente encarcelados, porque hay muchas pruebas, muchas denuncias y los tiempos de cárcel se van acumulando, entonces, yo creo que es uno de los pocos que va a permanecer en la cárcel

 

HS: Muy bien Raoni. ¿Algo más que quieras comentar para redondear este contacto por hoy?

RD: Sí, solo decir que aquí permanecemos atentos por las cosas que estamos pasando acá en la ciudad. Yo vivo bastante cerca de una favela que se llama favela de La Providencia donde tengo amigos, tengo familia, y bueno, el clima en la ciudad permanece bastante tenso. Ayer yo estaba caminando para encontrarme con una amigo de La Providencia y hacía bastante tiempo ya que no veía hombres con armas de puño, hombres del tráfico permaneciendo en las calles, entonces, eso es una señal de que hay un estado ahí de atención, sea por la actuación de la policía o mismo la actuación de la propia facción, de la otra facción.
Entonces hay que permanecer atento, siendo claro para que no se agrave la situación, pero uno está preocupado y atento a lo que va a acontecer en los próximos días.
No más me gustaría solo mandar un abrazo para los amigos de Kiyú  que me están escuchando, Padrino, Jorge, Ruben y yo creo que nos vamos a ver en breve

 

HS: Si, ojalá. Supongo que están escuchando y esa es una muy buena noticia, que te tengamos por acá.
La Radio está haciendo una excursión el próximo sábado 14 de octubre, para dar la bienvenida a la primavera en aquel lugar tan lindo que vos conoces, que vos compartiste con nosotros y ya dejas planteada la expectativa de tenerte por acá

RD: Ah, bien, vamos a ver si en fin de año consigo estar con todos ahí.
Decile a Ruben que recuerde la feijoada que hizo para mí 

 

HS: La feijoada que todavía la tenés presente.
Muy bien, un abrazo grande Raoni, cuidate mucho y tenenos al tanto de cómo sigue esta situación tan preocupante en Río, con el pueblo carioca y el incremento de la represión.
Un abrazo y saludos a la familia también

RD: Un abrazo Hernán, saludos a tu familia y a todos los de la Radio. Buen fin de semana. Chau. Un abrazo para todos los que están escuchando.