“LA GENTE ASUME PROTAGONISMO Y RESUELVE SOBRE SU DESTINO”
Entrevista a Gustavo López, 6 de noviembre de 2017.

Gustavo López3.jpgGustavo López, integrante del coordinador de la Unidad Popular dialogó en la mañana de la 36 con María de los Ángeles Balparda y Hernán Salina y destacó la participación en el acto de este fin de semana en barrio Peñarol. 
Habló de la necesidad de la gente de organizarse y del acercamiento de militantes de otros partidos que comienzan a actuar.
“La gente asume protagonismo y resuelve sobre su destino, ya no es un espectador pasivo ya no es permeable a lo que las clases dominantes le manden, hace sus análisis y reflexiones”.
Uno de los temas que se planteó en el acto fue es de la salud, “está la cuestión de ASSE, y acá hay una especie de micro campaña montada por el oficialismo que sostiene que el que investiga está beneficiando al sector privado” y “es importante darle respuesta a esto”.
López se preguntó “quién beneficia al empresariado médico, quién ha generado una polarización entre ricos y pobres, quiénes ha permitido el enriquecimiento particular con dineros públicos”.
“Esta es la única fuerza política que pone en el tapete la tradición programática histórica de un sistema de salud único, estatal y público, que garantice la igualdad en el acceso a la salud y la universalice”.
López también se refirió al acto del próximo viernes por los 100 años de la Revolución Rusa.
A continuación transcribimos la entrevista que usted podrá volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/gustavo-lopez-6-11-2017-audios-mp3_rf_21901219_1.html

 

 

María de los Ángeles Balparda: Gustavo López es el entrevistado del día que ya lo tenemos por acá en el estudio.
¿Cómo andás, Gustavo?

Gustavo López: Buen día Ángeles, Hernán, el gusto de siempre de compartir este diálogo con la audiencia

 

MAB: Nosotros te escuchamos hace un rato acá, por el discurso de ayer en el acto en Peñarol. Arrancamos por ahí, preguntándote cómo estuvo…

GL: Sí, un acto formidable, una expresión de organización territorial en el Municipio G, dos, tres agrupaciones de barrios distintos mancomunando esfuerzos para realizar un acto que yo creo que no hay muchas fuerzas políticas que en la realidad actual puedan hacer este tipo de expresiones públicas.
Un acto, además, de fuerte contenido programático, en donde se expuso allí, no sólo el balance de lo actuado sino las perspectivas de trabajo que se abren en esta etapa de la Unidad Popular.
Destacar, entre otras cosas, el extraordinario trabajo de agitación y propaganda que realizan los compañeros de esa zona. Uno recorre las arterias de ese Municipio, las principales, Millán, Garzón, Coronel Raíz, Instrucciones, Lezica, un Municipio enorme que comienza en el Arroyo Miguelete y termina en la zona de Colón, y es impresionante. Uno ve muros, un monopolio, digamos, de la propaganda.
Y esto es bien importante porque hace al modo en que nosotros estamos construyendo esta fuerza política. Fíjense que hay otros que están construyendo desde las agencias publicitarias, desde los asesores internacionales, desde los grandes publicarteles en las rutas. Otros contratan gurús que les vienen a explicar cómo posicionarse frente al electorado. Y otros están planteando hacer casting para elegir candidatos

 

MAB: Sí, es cierto

GL: Y nosotros recuperando el método histórico de la izquierda, el murro a muro, el lugar a lugar, el barrio a barrio. A mí, además de que siempre es reconfortante encontrarse con compañeros, creo que es una reafirmación  del camino. Y estos actos han dado un resultado extraordinario, cada uno de los que se ha organizado, recuerdo el de La Teja, el del Cerrito de la Victoria, este en Coronel Raíz y Aparicio Saravia. Una zona, además, que supo ser un bastión de lucha obrera, de tradición, sobre todo en tiempos del ferrocarril; y que hoy, como todos los barrios, uno lo ve deprimido desde el punto de vista hasta del humor de los transeúntes

 

MAB: Sí, pero está bueno eso, porque además, mucha gente que dejó de militar por mil razones diferentes, que después que se desengancha es difícil volver a engancharse porque a veces le da vergüenza, otras veces dice y voy a ir a que me vean de nuevo, mil cosas que se pueden interponer, pero que es el camino. Porque incluso, si vos te quedas solo con tus problemas, viendo televisión y calentándote por lo que dice Novick, por lo que dice Sendic, por lo que dice el otro, llega un momento que no querés nada, ya no solo en la política.
Entonces, con hacer la prueba ya alcanza para ver cómo, te vuelve el ánimo a lo que te encontras con otros compañeros y actuás, porque el problema es ese, si no actuás…

GL: Sí, cuando la gente asume protagonismo, resuelve sobre sí mismo, sobre su propio destino, entonces ya no es un espectador pasivo en realidad. Ya no es permeable simplemente a lo que las clases dominantes le manden desde la televisión o las radios, si no que él mismo hace su síntesis, su análisis, su valoración.
Ayer, uno de los temas centrales que estuvo planteado ahí en el acto, sobre todo en la intervención de Eduardo con mucha contundencia, mucha profundidad, mucho desarrollo conceptual del tema, fue el tema de la salud, toda esta cuestión de ASSE, ustedes habrán visto y han dado cuenta aquí que hay como una especie de micro campaña montada por el oficialismo que sostiene un extremo absurdo que dice, quien está investigando ASSE, está favoreciendo a la salud privada

 

MAB: Sí, sí…

GL: Es una cosa increíble. Entonces, es bien importante también dar respuesta a este tipo de argumentos.
Porque los que integran a su gobierno al empresariado médico, los que han generado una polarización entre la salud de los pobres y los ricos como nunca antes en la historia, los que han permitido el enriquecimiento particular de algunos actores del mundo médico a partir de los dineros públicos, son los que dicen que nosotros estamos favoreciendo a la salud privada. Cuando en realidad esta es la única fuerza política del espectro nacional que recupera y pone en el tapete la tradicional programática histórica de un sistema de salud único, estatal y público que garantice efectivamente igualdad de condiciones en la atención de la salud y al mismo tiempo universalice los derechos. En definitiva, que vivir más o menos no dependa del tamaño de tu billetera.
En Uruguay vivir más o menos sigue dependiendo del tamaño de su billetera

 

MAB: Exactamente.
Bueno, que esto deje también ese saldo, de que haya más compañeros que se reintegren y compañeros que nunca estuvieron que se integren ahora…

GL: Un dato permanente en estos actos es que en cada uno aparecen compañeros nuevos, y estamos hablando en algunos lugares de decenas de compañeros nuevos. Y en otros, o en todos también, aparecen compañeros que se reincorporan.
Yo me encontré con un viejo militante de la CUF, que capaz hacía 5 o 6 años que no nos encontrábamos en ningún lugar, con mucho entusiasmo, con mucha alegría, reconociendo el trabajo, poniéndose a disposición.
Bueno, gente joven que comienza a aparecer.
Y hay que reconocer el esfuerzo de los compañeros de la zona porque en realidad eso es lo que ha garantizado el éxito de las actividades

 

Hernán Salina: Buenos días, Gustavo.
Y gente que viene de militancia muy fuerte en el Frente Amplio. Nosotros nos encontramos ayer con una pareja que conocíamos de barrios anteriores donde hemos vivido con una militancia en el MPP orgánica y que ahí estaban, abrazos de reencuentro y la alegría de encontrarlos ya participando en la Unidad Popular, en este caso, y situaciones que se van dando en cada uno de los actos así también…

GL: Sí, nosotros lo decíamos ayer en el acto y yo lo quiero señalar con la pretensión de que se convierta en una reflexión para toda nuestra militancia, ¿qué tipo de comunicación precisamos para esta etapa?
Hoy, como nunca, hay decenas de miles de frenteamplistas que ya han comprobado empíricamente, es decir, en su propia vida, que este no es el gobierno que representa sus intereses.
Esa gente empieza a tener contradicciones objetivas con el gobierno, y subjetivamente empieza a reconocerse en el programa de la UP, o sea que es su propio programa de alguna manera; pongamos por caso un trabajador bancario del BROU hoy. Es decir, enfrenta al gobierno objetivamente porque le quiere vulnerar sus derechos, y al mismo tiempo reconoce en el programa de la UP la salida.
Eso no determina que tenga identidad orgánica con nosotros, todavía, determina que hay una posibilidad de conversar con ellos.
¿Entonces, cuál es el estilo de comunicación? Yo creo que debe ser muy simple, decir, nosotros tenemos muchos problemas con la dirección del Frente Amplio, con las orientaciones responsables de este proceso, con los que son conscientes, con los que entregaron el programa, con los que se abrazaron al imperialismo, con los que extranjerizan tierra.
Ahora, no tenemos ningún problema con el pueblo trabajador que vota al Frente Amplio, por el contrario, los sentimos nuestros compañeros, nuestros hermanos, los precisamos para reconstruir la izquierda. Y el fracaso del Frente Amplio no puede asociarse al fracaso de la izquierda, al revés, debe asociarse a la necesidad de la izquierda. O sea, fracasa justamente por no profundizar por la izquierda, fracasa por no cumplir con los objetivos de la izquierda.
Entonces, cuando uno se encuentra con esta gente que seguramente todavía no tiene identidad orgánica con nosotros, lo cierto es que ha roto una cantidad de prejuicios respecto a nosotros.
A esta gente se le decía que nosotros andábamos con una granada en la boca todo el día y que nos dedicábamos a romper Mac Donald’s. Que éramos una fuerza del no y que no teníamos ninguna propuesta. Que además le hacíamos el juego a la derecha porque si no venía la restauración conservadora y no sé qué. Eso le decían a gente honesta

MAB: Sí, sí…

GL: Lo decía allí en el acto, a veces a nuestras propias familias. Estamos hablando de padre, madre, hermanos, tíos que dicen, bueno, sí, pero yo sigo votando al Frente porque sino...
Ese cerco se rompió con iniciativa, con propuesta, con capacidad. Bueno, hay que seguir trabajando en esa dirección

 

MAB: El despegue de la Unidad Popular en esta etapa pasa por ahí ¿no? Pasa por la participación de más compañeros, por la organización zonal, el dar el paso ese de pasar a actuar…

GL: Sí, sin ninguna duda.
Nosotros reivindicamos y valoramos mucho el trabajo de la bancada, reconocemos allí la acción colectiva, los méritos de los compañeros, hasta los talentos de compañeros que han hecho un desarrollo extraordinario ahí.
Ahora, somos plenamente conscientes que no somos un diputado con una organización política; somos una organización política con un diputado, eso es lo que somos. Y que la fuerza y el desarrollo, no tendríamos una bancada si no fuera así.
Y si la tuviéramos, por cualquier otra razón, no cumpliría el objetivo que nos proponemos, que es que eso sirva para organizar pueblo.

 

MAB: Muy bien.
José Pedro manda un mensaje que dice, “Los cajeros del BROU desde ayer están negando el dinero y hoy se agregaron los privados. Salud y revolución social” -dice.
Este viernes hay una convocatoria de un conjunto de organizaciones con los 100 años de la Revolución Rusa, cuál es la importancia hoy en esta etapa, con esta etapa que estabas vos analizando, por qué dedicarse hablar de los 100 años de la Revolución Rusa…

GL: Sí, yo he escuchado, en mi condición de oyente de la 36, a Gonzalo, a Fernando que han desarrollado valoración en términos históricos de lo que el proceso de la Revolución Rusa significa. Yo quiero decir que para nosotros la revolución socialista de octubre es el episodio más importante en la historia de la humanidad desde el punto de los trabajadores y los oprimidos, un verdadero parte aguas en la historia de la humanidad. Cuando nosotros nos proponemos  celebrar los 100 años de aquellos acontecimientos no lo hacemos como una expedición arqueológica para ir a buscar el mundo perdido, ni mucho menos como un viaje nostálgico al pasado, lo hacemos pensando en el futuro. Para nosotros pensar en octubre del 17 es pensar en el futuro, porque la revolución socialista de octubre sacó de los libros al socialismo, lo hizo realidad palmaria para millones de trabajadores. Demostró, de modo objetivo, cómo se puede transferir poder real a los trabajadores y a los campesinos y cómo se puede comenzar la construcción del primer estado socialista en la historia a partir de la transferencia del poder real. Fue un extraordinario movimiento de la cultura en la sección más amplia. Significó, para los trabajadores del mundo, la bocanada de oxígeno y de esperanza más importante que se conoció.
Yo digo, casi nada en la historia del siglo XX, desde el punto de vista de los avances obreros y populares, puede explicarse sin la Revolución de Octubre. Aquel proceso además, que como decíamos, sacó de los libros el marxismo y lo puso en la realidad, incluso rompiendo todo dogmatismo. Se decía que Lenin era un teórico de la práctica y un práctico de la teoría, porque era un tipo con una capacidad extraordinaria de aplicar creadoramente el marxismo a la realidad particular de su país. Por eso nosotros decimos, somos marxistas leninistas porque entendemos el leninismo como el marxismo de estos tiempos, de los tiempos del imperialismo.
Y cuando el Partido Bolchevique con Lenin como su jefe indiscutido a la cabeza, emprende esta obra, lo hace en un mundo y en unas circunstancias donde incluso contrarían algunos preceptos que el dogmatismo tenía como básico. Es decir, Marx establecía dos precondiciones para el desarrollo de una revolución, un alto desarrollo de la fuerza productiva y una potente organización del proletariado, ninguna de esas dos cosas estaban presentes en Rusia

 

MAB: Exacto, exacto…

GL: Ninguna de las dos, estaba pensando en Inglaterra y en mayor medida en Alemania, por su tradición socialista, por el desarrollo de su proletariado.
Y sin embargo, en el eslabón más débil de esa cadena, se desarrolla ese proceso. Proceso que comienza con el derrocamiento del Zar, la instalación del gobierno provisorio y que termina en una brillantez teórica de Lenin que comprende que hay que avanzar rápidamente, desde ese gobierno de transición y desde esa democracia burguesa, a la construcción del socialismo. En un mundo en guerra, en un mundo donde también Lenin comprende que es fundamental convertir la guerra imperialista por el reparto del mundo, en una guerra civil por la liberación nacional y el socialismo.
Y da comienzo a un proceso revolucionario pautado en una consigna o convocado a partir de una consigna que resume en tres palabras los problemas más importantes de la época y yo diría de la humanidad, “paz, pan y tierra”. Con estas tres palabras “paz, pan y tierra” resume, sintetiza y condensa los problemas de la época y yo diría los problemas del mundo de hoy también

 

MAB: Claro.
Vos ves eso al lado de cosas que en esta época han prosperado, “una nueva forma de hacer política”, ese tipo de consignas, y te das cuenta del peso que tienen esas tres palabras que vos estás diciendo…

GL: Yo decía en una instancia que convocó el diario La Juventud, yo creo que, por ejemplo, la mujer soviética, protagonista de la revolución, hoy esbozaría una sonrisa frente a lo que acá llaman una Nueva Agenda de Derechos. Una mujer que conquistó hace un siglo el derecho al aborto y la interrupción voluntaria del embarazo, hace un siglo. Una mujer que ocupó todos los cargos de responsabilidad al más alto nivel en la conducción del Estado. Un movimiento de mujeres que en materia de legislación concreta, por ejemplo, consagró en la Constitución del año 33, las 7 horas de trabajo. 7 horas, en Uruguay a veces trabajan 14, 15 horas.
Una mujer que conquistó una amplia red de guarderías, casas cuna, etc., para posibilitar precisamente el desarrollo.
La Unión Soviética fue el primer país del mundo que, para promover la natalidad, otorgaba primas materiales y económicas y otros beneficios a la mujer. Para promover la natalidad, lo contrario a lo que prima hoy en el mundo.
Por ejemplo, cuando había un niño enfermo convaleciente, la mujer cobraba el 100% de su salario, mientras cuidaba al niño, hasta que le diera de alta el médico. Esas eran las conquistas de la mujer soviética.
Se podrá decir que esto no tiene importancia, el desarrollo de la ciencia, etc., la primera mujer cosmonauta del mundo fue una rusa. ¿Y saben cuál era su origen? Era obrera textil. O sea, a ese nivel elevó el socialismo a la condición de los trabajadores.
Y Lenin fue resolviendo, y el partido y el movimiento de masas, yo decía, acá hay un proceso muy interesante que es una doble socialización. Se socializan los medios de producción, pero también se socializa el poder; entendiendo que una cosa sin la otra no podían concretarse.
En el XVIII Rosa de Luxemburgo decía, el socialismo no es un problema de cuchillo y tenedor, es un extraordinario movimiento de la cultura, de la ciencia. No es simplemente -que vaya si será importante darle de comer a la gente- es también otra cosa.
Entonces, al mismo tiempo que se socializaban los medios de producción y se comenzaba un proceso real, concreto, efectivo, de transferencia en el plano económico de los medios de producción a manos del Estado, de los soviet, también se sociabilizaba el poder

 

HS: ¿Cómo se socializaba el poder?

GL: El poder pasaba efectivamente a mano de los trabajadores y los campesinos, que gobernaban desde los propios soviets, que gobernaban además integrados a la estructura general del Estado.
Venían de la autocracia zarista atrasada a un proceso en donde el protagonismo lo asumen las masas. Esto es bien importante incluso para entender cosas de otra hondura, como por qué después se cae, etc.

 

HS: Claro, para entender lo que pasa cuando no se hace eso…

GL: Cuando no se hace eso, cuando las masas no son protagonistas directas de la construcción, cuando las masas no son protagonistas directas del ejercicio del poder.
Me parece que entre las múltiples enseñanzas que se pueden sacar de este proceso, hay acaso tres momentos en la historia de la Revolución Rusa que merecen ser señalados. En primer lugar, el propio triunfo y los primeros años de construcción del socialismo.
En segundo lugar -y vamos a ver si podemos detenernos en algunos de ellos- lo ocurrido en la Segunda Mundial y el papel de la Unión Soviética en la derrota del anti fascismo. Papel que luego Hollywood nos quiso robar e inventar su propia historia como hacen las clases dominantes.
Y un tercer momento, a juicio, también de enorme importancia, tiene que ver con el papel de la Unión Soviética respecto a los pueblos del Tercer Mundo.
En el primero, los momentos a señalar, a destacar, es difícil imaginarse lo que suponía, en aquella Rusia autocrática del XVII, proponerse la construcción del socialismo. Y proponerse rápidamente pasar a un proceso de alfabetización de las masas, de elevación cultural, de satisfacción de necesidades básicas insatisfechas en materia de alimentación.
Nosotros decíamos que Lenin convocó aquella revolución con esa consigna magnífica de “paz, pan y tierra” que resumía los problemas de la época. Bueno, hay que decir que esa consigna la fue resolviendo de a una, desde el primer día la fue resolviendo de a una. En la noche del 7 de noviembre o 25 de octubre, promulgaba al día siguiente 8 de noviembre o 26 de octubre, de acuerdo al calendario, se establece el decreto de la paz y el decreto sobre la tierra.
Yo creo que tengo por acá el texto del decreto sobre la tierra, para darle lectura y que se entienda lo que Lenin decía por entonces: “26 de octubre de 1917 - 8 de noviembre. El gobierno de la revolución obrera y campesina debe resolver en primer término el problema de la tierra, capaz de calmar y dar satisfacción a las grandes masas de campesinos pobres”. Viene el decreto que esa misma noche vota la asamblea de los soviets. Voy a leer apenas tres artículos de este decreto: “1) Queda abolida en el acto, sin ninguna indemnización, la propiedad terrateniente (en la misma noche).
2) Las fincas de los terratenientes, así como la tierra de la Corona, de los monasterios y de la Iglesia, con todo su ganado de labor, aperos de labranza, edificios y todas las dependencias, pasan a disposición de los comités agrarios sub distritales y de los soviets de diputados campesinos del distrito hasta que la Asamblea Constituyente determine. Cualquier deterioro de los bienes confiscados que desde este momento pertenecen a todo el pueblo, serán considerados un grave delito”. Así empezaba a resolver el problema de la tierra

 

HS: Ahí estás dando una señal hacia la gente de que esto va en serio ¿no?

GL: Pero hoy, un siglo después, acá no pueden ponerles un impuestito a los terratenientes; ya no confiscarlos, no pueden ponerle un impuestito, discuten si tienen que pagar el impuesto de Primaria los terratenientes.
Y aquí, en el primer acto de la revolución, se da cumplimiento a una parte central de esa consigna que era el problema de la tierra. Porque además, como sabemos, la tierra y el trabajo son la fuente de toda riqueza, y Lenin comienza resolviendo el problema de la tierra. En el primer acto de la revolución, se avanza en esa dirección, en la dirección de otorgar, esto es transferencia de poder. Es decir, otorgar las fuentes de la riqueza, la tierra, a mano de los trabajadores pobres, para dar comienzo a un proceso que, entre otras cosas, le garantizó la satisfacción de las necesidades en el plano alimenticio a una población hambrienta, diezmada por la guerra, etc.

 

MAB: Nelson de Tacuarembó mandó un largo mensaje tomando palabras de Fidel sobre el intercambio desigual que arruina nuestros pueblos y debe cesar, y después vienen todas esas genialidades de Fidel. La inflación que se nos exporta arruina a nuestros pueblos y debe cesar, el proteccionismo arruina a nuestros pueblos y debe cesar. Las deudas de los países de menor desarrollo relativo y en situación desventajosa son insoportables, no tienen solución, deben ser canceladas.
Y dice, “cuánta verdad en tan pocas palabras. Abrazos”, y habla de las tan actualizadas palabras de Fidel.
Y el Pica dice, “Buen día a todos, un abrazo especial por el gusto de conocer a Hernán, apretado abrazo”

HS: Ayer lo conocí al Pica

 

MAB: Alberto manda un mensaje que dice, “Me comunico a esta hora porque es cuando puedo, luego en la tarde trabajo en un subsuelo rodeado de motores y aparatos electrónicos, entonces me dificulta mucho su recepción y la comunicación. Por eso a veces el tema al que me refiero no es el que están emitiendo.
Ayer disfruté de varios maestros en el homenaje a Galemire en el Sala Zitarrosa, todos excelentes. Lamentablemente la sala inundada de un olor nauseabundo. En las vacaciones de julio, en un espectáculo infantil, ocurría lo mismo en toda la sala. Ayer los goznes de la puerta de la platea sonaban más que los instrumentos y las voces.
¿Podrían pedirle a Hugo Castillo si confirma lo manifestado que levante su autorizada voz?” Esto que dice Alberto se lo vamos a hacer llegar por supuesto a Castillo.
Vamos a repetir que esta convocatoria es el viernes a las 7 de la tarde en Durazno 1118 y Paraguay, la marcha de los trabajadores es a las 6 y después de la marcha,  qué mejor manera de terminar una marcha de trabajadores que en una actividad de este tipo donde no solo se va a poder escuchar sino hablar e intercambiar…

GL: Es una convocatoria muy amplia además del conjunto de grupos y compañeros de la UP, pero que aspiramos a que nos trascienda y que se sientan convocados todos aquellos que reconocen el valor histórico y la trascendencia de la Revolución Rusa. Jornada que, además de recibir las oratorias de los compañeros en esta ocasión, también nos va a permitir el encuentro, la confraternización, la proyección de tareas para adelante.
Las efemérides, sobre todo los años redondos, los 100 años, los 150 años, son momentos también para pensar en qué ha pasado en nuestra propia vida en eso. Yo soy de una generación que conoció todavía las tres cuartas del mundo pintadas de rojo.
Soy de una generación que a los 14, 15, 16 años, todavía en la noche de la dictadura, hacíamos maravillas para acceder a la novelística soviética, por ejemplo. Y tengo vivos recuerdos de la Joven Guardia, de Ellos Lucharon por la Patria, de Campo Roturado, de Así se Templó el Acero, en fin, con esa referencia nos íbamos educando en los valores de las clases, en los valores de la solidaridad obrera, etc.
Entonces, recuperar eso a mí me parece de un valor extraordinario

 

HS: Gustavo, ahora, cuando a vos te dicen, en un intercambio político, sí, muy lindo lo de Lenin, el triunfo, pero el tiempo mostró que esa experiencia no tenía futuro, que eso se frustró. La historia demostró y hoy Rusia volvió al capitalismo. ¿Qué se dice?

GL: Sí, en primer lugar la restauración capitalista en Rusia significa lisa y llanamente una derrota extraordinaria del movimiento obrero. Hay gente que ha celebrado eso, la caída de la Unión Soviética, como un avance democrático, para nosotros es un retroceso secular.
Ahora, ni de cerca pensamos que esa sea una derrota definitiva, ni que esa derrota permita tirar al niño con el agua sucia. Por el contrario, de esa derrota hay que extraer todas las conclusiones para proyectar al socialismo hacia adelante. Porque el pasado concurre para explicar el presente, y también nos ofrece indicaciones para proyectar el futuro. Cuánto de eso fue heroico y glorioso, cuántos errores y horrores se cometieron en nombre del socialismo y cómo hay que seguir levantando esa bandera. De qué lado nos van a encontrar a nosotros, del lado de la caterva de oportunistas que en el 89, 90, 91, 92 salieron corriendo a abrazar los estandartes de la burguesía. ¡Corriendo! Y era todo lo mismo, ya ni siquiera al heroísmo del pueblo ruso había que reivindicar.
Entonces, de ese lado no nos van a encontrar. Nos van a encontrar del lado del análisis crítico, del reconocimiento de errores, pero siempre de la reivindicación del papel extraordinario que ha jugado ese pueblo en la construcción.
Y cuando nos dicen que eso fracasó, nosotros decimos, si algo ha fracasado de modo rotundo, estrepitoso en el mundo, es el capitalismo, pero rotundo. Una relación social que solo ofrece a la humanidad la reproducción de la injusticia, la desigualdad, la guerra, la muerte, el hambre.
Entonces, contra eso hay que luchar y contra eso hay que volver a contemporanizar el socialismo, a colocarlo como una urgencia contemporánea. Porque, o avanzamos en la dirección del socialismo o lo que vamos a presenciar es la degradación de la vida como la presenciamos todos los días

 

MAB: Graciela Baristucio dice que “en 1982 visitó la Unión Soviética y ya desde el aeropuerto notabas el poder popular. Los hombres y mujeres del pueblo uniformados peo no muy acicateados, de mirada sencilla, las manos con las señales del trabajo, aunque muy atentos cuidando su revolución.
Ya había señales de otros vientos, especialmente en la Universidad de Lenguas donde muchos usaban el idioma aprendido para comprar dólares a los extranjeros”.
Ya en el 82 había un proceso iniciado ¿no?

GL: Sí, hay que comprender que la acción del enemigo y las desviaciones internas a veces pueden ser, una vez creo que fue el propio Fidel que dijo, a esta revolución sólo la derrotamos nosotros mismos...

 

MAB: Sí, claro

GL: O sea, nadie más.
Y estas son cosas que todavía hay un balance abierto y que habrá que ver.
Le mando un abrazo a Graciela además, incansable y luchadora, pero ninguna de estas cosas opacan la perspectiva de la transformación. Y en un mundo como el de hoy reivindicar la perspectiva comunista, a mí me parece fundamental. Y sostener que, a pesar de todo, valió la pena, vale la pena y seguirá valiendo la pena luchar por el comunismo con una sociedad orientada en otros valores y en otra lógica.
Y este discurso del fracaso, hay que decir que fracasó en relación a qué, porque  podríamos cambiar la óptica y decir, nosotros estamos haciendo hoy esta entrevista en español y no en alemán porque 20 millones de rusos derrotaron a la bestia fascista. Es decir, pararon la barbarie que avanzaba sobre la humanidad.
Son conocidos los planes de Hitler una vez conquistado Europa de llegar al Cono Sur de América Latina, sobre todo a partir de Brasil, etc. Esa contribución a la historia de la humanidad, cuál hubiese sido el destino de la humanidad si los designios fascistas gobernaran el mundo.
Entonces, sólo esa contribución a mi me alcanza para decir gracias Unión Soviética durante el siglo que viene, ya no el que pasó, el que viene.
Porque además, lo que significó en términos concretos, reales, haber parado la barbarie fascista.
Decía Miguel de Unamuno, que tenía una extraordinaria facilidad para decir cosas complejas con ejemplos simples, decía, “un tigre no puede destigrarse, pero un hombre sí puede deshumanizarse”. Y el fascismo fue la expresión más elevada de la deshumanización de la especie humana. Y quien venció esa deshumanización es, por contraposición, el ejemplo más alto del humanismo y del heroísmo de esa gente. Creo que fue en febrero del 42 o 43, la Batalla de Stalingrado, una cosa increíble, palmo a palmo, metro a metro, casa a casa combatiendo contra la bestia fascista. Pero eriza de pensar lo que esa gente ha hecho.
Entonces, hay que poner las cosas en sus justos términos

 

MAB: Néstor de La Paz pregunta a Gustavo, “¿El marxismo está en crisis por la avaricia del ser humano que deja los principios ideológicos a un lado?”, y manda un abrazo.
Yo le agregaría, ¿está en crisis el marxismo?

GL: No, no lo creo.
Yo creo que el capitalismo está en una crisis estructural, sistémica. Que el marxismo, como concepción del mundo, como herramienta para la interpretación de la realidad, tiene una vigencia extraordinaria. Yo diría, aún más vigente hoy que en tiempos de Marx. El propio Marx no podía imaginar, en toda su complejidad, a dónde iba a llegar esta dimensión del capitalismo barbarizado, inhumano, inmundo, etc.
Y que estos elementos vinculados a la avaricia, al egoísmo, tienen también su fundamento y su base en el modo en que se organizan las relaciones de producción y las relaciones humanas.
Entonces, nosotros tenemos que reivindicar que no hay herramienta más poderosa que el marxismo para interpretar la realidad y para emprender el camino de su transformación

 

HS: Vos mencionaste que después ibas comentar lo del apoyo de la Unión Soviética a los países del Tercer Mundo, y acá preguntan, ¿cuántos países se liberaron o empezaron su lucha por la liberación a partir del ejemplo de 1917?

GL: De 1917 a finales de la década del 90, surgieron 90 Estados nuevos en el mundo, la inmensa mayoría de ellos inspirados en el ejemplo de la Unión Soviética. Todo el proceso de descolonización de África y buena parte de Asia, tiene sus orígenes en la convicción de los trabajadores de que era posible desarrollar eso. Y estamos hablando de derrotar imperios que eran aborrecibles, algunos imperios chiquitos como el belga pero que era terrible, por lo que hizo en África, etc.
Y ese proceso de descolonización de buena parte del mundo no hubiese sido posible sin la Unión Soviética. No sólo sin el ejemplo, sino sin el apoyo concreto, material, efectivo. Y cuando decimos concreto, material, efectivo nos referimos a eso, a un apoyo concreto, a veces con hombres, a veces con armas, a veces con refugio a los compañeros.
En nuestro continente, la Revolución Cubana que sigue siendo el faro luminoso que en las narices del imperialismo permitió demostrar cómo también el socialismo llegaba a este continente, ¿hubiese sido posible? ¿Cuánto sobrevivía la Revolución Cubana sin la Unión Soviética?
Es cierto que hubo un conjunto de problemas ahí por delante, ahora, también es cierto que a la hora de establecer el intercambio comercial, etc., fue la Unión Soviética la que entendió que había otra forma de relacionarse entre los pueblos que no fuera mediado por la lógica de la ganancia, el lucro del mercado.
Y pregunten a los cubanos, sobre todo a los cubanos de la primera generación, qué significó la Unión Soviética en su vida concreta, en el mejoramiento de las condiciones materiales de existencia de la inmensa mayoría de los cubanos y sobre todo de los cubanos pobres. Qué significó en materia de salud, de educación, de desarrollo deportivo, de la ciencia, etc.
En nuestro país, estamos hablando de las primeras décadas del siglo XX, es decir, el surgimiento del Partido Comunista a partir de 1920 en Uruguay. Cuánto explica de nuestra propia historia, de la propia historia de la izquierda uruguaya, del movimiento popular uruguayo, el papel que tuvieron las 19 condiciones que Lenin imponía para el ingreso a la Tercera Internacional y el pasaje de buena parte de los partidos socialistas del continente al Partido Comunista. Y podríamos recorrer el continente entero

 

HS: Y fuera del continente, yo me acordaba ahora, por ejemplo, del episodio de la cantidad de niños españoles que salvó la Unión Soviética que se enviaron en barcos en medio del avance del fascismo de la Guerra Civil Española y se criaron centenares de niños, no sé si miles, en la Unión Soviética. Como un episodio puntual, un ejemplo más…

GL: Para derrotar la República Española, tuvieron que recurrir a la aviación de Mussolini y a las tropas directas del nazi-fascismo para derrotar a un pueblo que también luchaba inspirado por eso. Y que hoy, un siglo después, aparecen nuevamente algunas manifestaciones muy importantes de la izquierda independentista en Cataluña, se sigue peleando en Andalucía y en el País Vasco y aparece un movimiento nacionalista de izquierda en Galicia. Es decir, ese fuego no se extingue, está vivo ese fuego que despertó la Revolución de Octubre

 

MAB: Clapton está saludando a Gustavo, dice, “Gustavo, leí tu nota sobre el Che en La Juventud, buenazo el poema, y el marxismo leninismo siempre estará vigente mientras exista un explotado. Un abrazo de Clapton”

GL: Gracias y sobre todo ese final, en realidad por qué nosotros decimos que el marxismo sigue siendo la herramienta fundamental, imprescindible para comprender la realidad y emprender los caminos de transformación 

 

MAB: Otro mensaje, Víctor Hugo de Cordón Norte, “Buenos días, un saludo a todo el colectivo y a Gustavo, clarito siempre y esclarecedor. Varias veces nos hemos cruzado estando él manteniendo abierta la sede de la Unidad Popular”.
 Que se acerque ¿no? Que se acerque y hable contigo…

GL: Claro, con mucho gusto. Además, esto de mantener abierta la sede tiene que ver también con una definición política que hemos tomado.
En el entorno de Vázquez y Colonia, donde está la sede de la Unidad Popular, en tiempos de campaña había 7 locales partidarios, la inmensa mayoría de la fuerza que hoy gobierna, no queda ninguno

 

MAB: Exactamente, y después van a florecer…

GL: Luego aparecerán en todas las esquinas y por un rato.
Pero decía, en relación al mensaje anterior, que efectivamente, mientras el mundo esté organizado a partir de la apropiación privada del trabajo social, mientras unos individuos vivan del trabajo de otros, no hay forma que entre en crisis el cuerpo ideológico que propone transformar esa realidad, no hay forma.
Es decir, nos quieren hacer creer que eso está en crisis. La burguesía trabaja todos los días para decirnos que este es el fin de la historia humana y que lo único que se puede imaginar es vivir así. Y lo han hecho toda la vida.
Previo a la Revolución de Octubre, ya en el siglo XIX, tuvo lugar el episodio que más definió la toma del siglo por asalto que fue la Comuna de Paris, es decir, el primer intento real, objetivo, de gobierno obrero. Duró 70 días, fue ahogado en sangre por la burguesía que se reagrupó en Versalles para terminar, demostrando además el carácter criminal y sangriento de la burguesía.
Las crónicas de la época dan cuenta de linchamientos públicos. En  los escritos de la época la burguesía se refería a los trabajadores como “hay que eliminar la chusma obrera grasienta y pestilente”, con esos términos se referían a los trabajadores que comenzaban un proceso de conquista de sus derechos.
Hoy en el siglo XXI, en Uruguay hay azotes medievales a trabajadores rurales. Hoy en el siglo XXI hay prostitución infantil en las calles de Montevideo, en Uruguay. Hoy en el XXI 800 millones de personas en el mundo no pueden comer. ¿Entones, cómo no va a estar vigente el cuerpo de ideas que propone convertir en clase dominante a los trabajadores, que propone dar vuelta este sistema? Efectivamente, no sólo está vigente sino que adquiere urgencia contemporánea. O sea, efectivamente hoy la discusión es por el socialismo

 

MAB: Sí, sí.
Está bueno además tener la instancia de estas cosas que se están haciendo, estas charlas, debates para conocerla, porque también pasa que mucha gente de las nuevas generaciones, es muy difícil que se encuentre con la historia de la Revolución Rusa, que se encuentre con la significación, desde una perspectiva de los trabajadores ¿no?

GL: Sí, en Uruguay el trabajo ideológico que realizó la izquierda durante un siglo tiene que ser resinificado y reactualizado. O sea, nosotros tenemos que saber más para luchar mejor, y para contraponer a la ofensiva ideológica de la clase dominante. No puede ser que la derrota del nazi-fascismo en el mundo nos la cuente Hollywood como una hazaña del ejército norteamericano, cuando ahí, ríos de sangre obrera conducidos por el Ejército Rojo para eso.
Se alistaban en los patios de las fábricas decenas de miles de trabajadores  para ir a luchar al frente. Se racionalizaba la comida de las familias para asegurarle la mantención de los soldaos para ir a combatir.
Entonces, ese tipo de episodios, que nosotros nos referimos hasta con emoción, no pueden quedar en el olvido o en el relato oficial.
Al mismo tiempo que también hay otros episodios de cómo el fascismo, porque si bien la Unión Soviética derrota el avance del nazi-fascismo, adquiere otras nuevas formas. Y en el Uruguay también, no sólo la clase dominante entiende al fascismo como la dictadura reaccionaria del capital financiero, sino que también es una suerte de venganza de clase, es ir contra los derechos de los trabajadores.
El otro día, hablando del fascismo, un dato que seguramente es curioso pero que alguna parte de la audiencia quizás no lo conozca, el diario “La Mañana”, Ángeles seguramente llegó a conocerlo, vos también Hernán, Mussolini fue columnista del diario “La Mañana” en Uruguay

 

HS: Mirá vos...

GL: Y uno piensa, el diario “La Mañana” tomaba artículos de Mussolini, los traducía y los publicaba. No, no, eran artículos escritos especialmente para el público uruguayo.
Llegué a leer uno interesante que vamos a compartir un día, cuyo título era “El fascismo es justicia”

 

MAB: Salía publicado en un diario en Uruguay…

GL: En el diario “La Mañana” artículos escritos por Mussolini para el público uruguayo, difundiendo lo que era el fascismo

 

MAB: Está más claro que...

GL: Es decir, contra eso es que nosotros tenemos que colocar esas cosas.
Decíamos de la transformación cultural, etc., al tiempo que el fascismo perseguía al arte y llegaba hasta quemar libros. O sea, uno a veces dice que los fascistas son gorilas, bueno, los gorilas no queman libros; están en un estadio biológico inferior al del gorila todavía los fascistas.
Al mismo tiempo que eso pasaba, durante todo el siglo XX lo más destacado de la ciencia, del arte, las artes plásticas, la literatura adhieren a la ideología del socialismo. Encuentra en el socialismo un canal de expresión artística. Y ahí podemos empezar desde Picasso a García Lorca, a Neruda, a Mayakovsky, todos de un modo u otro adhieren a la ideología socialista. Es formidable el movimiento de cultura que tiene su origen en el proceso que nace con la Revolución Rusa

 

MAB: Hay un mensaje de Juan de Melilla que dice, “Hola gente, buen día para todos, muy buen acto ayer Peñarol. ¡Vamos que cada día somos más!”
Y Alba manda un audio de un minuto que está bueno porque lo escuchamos directamente con su voz, “Hola buen día. Quiero saludar a Gustavo, decirle que me alegra mucho que reconozca y haga una exaltación de lo que fue el Partido en la lucha de este país, porque a veces se habla del Partido, de las cosas que se hacen hoy, los comunistas; y yo siempre digo que no son comunistas, son anti comunistas y hacen todo lo posible para destruir todo lo que se formó, todo lo que se hizo, todo lo que se luchó.
Entonces, me siento bien cuando escucho ese reconocimiento porque yo soy comunista y voy a morir comunista, es lo que yo abracé siempre y considero que es el camino.
Hoy estoy en la Unidad Popular pero sigo siendo comunista.
Y estos que están ahí que dicen que son comunistas no lo son, son anticomunistas, así que me alegro mucho y estoy ahí para lo que se precise”

GL: Gracias Alba, obrera y comunista, compañera de vida de un querido compañero militante del SUNCA comprometido con la causa de los trabajadores desde siempre, el Canario Torres.
Y esto que dice es muy importante, ¿cómo no vamos a reivindicar nosotros el heroísmo de los comunistas uruguayos? Independientemente de la valoración que uno pueda tener incluso de su propia dirección, cómo no vamos a reivindicar un partido que supo, en fin...

 

MAB: Claro, recorrer la historia del país sin reconocer eso…

GL: Y el proceso de construcción de organización de la clase obrera en el Uruguay no podría explicarse sin la acción de los comunistas y de los primeros emigrantes anarquistas que ciertamente también marcaron el movimiento obrero uruguayo.
Este acto del viernes para nosotros no es un acto más, tiene una importancia y una significación histórica particular, lo inscribimos en el presente como decíamos al comienzo, lo inscribimos en la perspectiva de futuro y colocamos el socialismo en el horizonte real digamos, en el lugar donde vamos para que la vida también tenga sentido para los trabajadores

 

MAB: Colombo de Florida dice, “La mayoría de los que critican al marxismo lo único que han visto son las tapas de los libros”

GL: Gracias a todos y a ustedes

 

MAB: Gracias por haber venido Gustavo.