“DEBEMOS VER UN MUNDO MUY CONTRADICTORIO, MUY CAÓTICO Y DONDE LA DERECHA AVANZA PERO ENTRE MUCHOS OBSTÁCULOS”
El análisis de James Petras, 20 de noviembre de 2017.

James Petras4.jpgEl sociólogo norteamericano James Petras, en su columna de análisis internacional en CX36 se refirió al resultados de las elecciones en Chile, la salida de Turquía de la Otan y el quiebre del acuerdo político en Alemania.
Respecto a Chile se refirió a la alta abstención y dijo que “tendríamos que 
buscar otra forma de analizar el no electorado”.
La nueva política de Sebastián Piñera está en la línea de Michel Temer y Mauricio Macri que forman parte de una troika que este expresada en la explotación de materias primas, privatizar la economía, y ofrecer condiciones favorables al gran capital y limitar los beneficios de las clases populares.
Indicó que quienes representan las líneas progresistas no tuvieron la capacidad de implementara un programa consecuente que pudiera mejorar la agenda de los trabajadores.
“No pudieron convencer a la gran mayoría de trabajadores para ir a votar”.
Esto lleva a implementar políticas reaccionarias y vamos a tener el cono sur como polo de la derecha de América Latina. Uruguay enfrentará ahora un problema con un cerco que va a presionar para un gobierno alineado a estos países.

A continuación transcribimos el análisis que usted podrá volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/james-petras-20-11-2017-audios-mp3_rf_22175069_1.html

 

 

Diego Martínez: Bien, estamos en contacto entonces con el sociólogo americano James Petras.
¿Petras, qué tal? Bienvenido, buen día...

James Petras: Muy bien, muy bien

 

DM: Perfecto.
Petras, hay algunos temas centrales que nos interesa conocer su análisis. El primero son las elecciones en Chile, ¿cómo analiza usted los resultados de la misma?

JP: La primera cosa, el hecho más sobresaliente es el hecho de que más del 60% del electorado no fuera a votar. Es en repudio de toda la clase política, la politiquería que domina la legislatura y los oficiales ejecutivos. Hay un porcentaje importantísimo de la clase trabajadora que no consideran los candidatos ni el proceso electoral como una forma legítima de expresar la voluntad popular.
Y más allá de eso, podríamos decir que el principal candidato, Piñera, recibió solo 14% de los votos. Ahora, entre los votaron, recibió el 37%, pero si calculamos el porcentaje de votación de Piñera, no llega a más del 14 o tal vez 15% del electorado.
Y el candidato de centro-izquierda consigue menos del 8% del electorado, 23% de los que votaron.
En otras palabras, debemos buscar otras formas de entender la posición y orientación del electorado, el no electorado -podríamos decir. Y más allá de eso, entre los que votaron, que son un gran porcentaje de clase media, clase media-baja y los de arriba, podríamos decir que la nueva política de Piñera está en la línea de Temer en Brasil y Macri en Argentina. Forman parte de una troika que está solamente interesada en la explotación de las materias primas, privatizar la economía, ofrecer condiciones muy favorables al gran capital y limitar los beneficios de las clases populares.
La izquierda ha sufrido una derrota relativa en este proceso, porque no tenían la capacidad de implementar un programa consecuente con las clases que no votan. Es decir, no implementaran una agenda que podría fortalecer las condiciones de vida y trabajo para los trabajadores que decidieran dar la espalda otra vez de los que se presentan supuestamente de la línea progresista. El candidato, el Sr. Guillier, no pudo convencer a la gran mayoría de los trabajadores de ir a votar por ellos.
Y eso, como consecuencias, va a fortalecer a la derecha, va a implementar políticas reaccionarias y vamos a tener al Cono Sur como fuente de las derechas en América Latina y tal vez más allá.
Uruguay enfrenta un problema ahora con un cerco que va desde Chile, Argentina y Brasil, que va a presionar por otro gobierno que pueda coincidir con estas mafias que ya están dominando estos países

 

DM: Bien, Petras, hay otros elementos que nos gustaría también tener su análisis. Turquía ha señalado en las últimas horas, o por lo menos algunos de los integrantes del gobierno, la posibilidad de salir de la OTAN.
¿Esto podría concretarse? ¿Qué importancia tendría?


JP: Mucha importancia si se atreven a hacerlo.
Podríamos decir que Turquía tiene el ejército más grande de la OTAN. También es el lugar principal, el trampolín para la OTAN atacar a Medio Oriente y también una amenaza hacia Rusia.
Sin la presencia de Turquía la OTAN está muy debilitada en el sur y hacia las agresiones en el Medio Oriente, por ejemplo en Siria, y va a limitar la capacidad de influir al sur de Rusia.
Ahora, hay que considerar dos cosas, primero hay un conflicto hace tiempo entre Alemania y Turquía que tiene muchas razones y muchas injusticias. Podríamos decir también que hay un problema con el golpe que los Estados Unidos está involucrado con el exiliado Gülen, que organizó unos grupos subversivos que penetraran el Estado turco y Washington rechaza entregar a este golpista. Entonces hay problemas entre Erdogan y Estados Unidos y contra Alemania, que son los principales países que influyen tanto de la Unión Europea como de la OTAN.
Y finalmente están los intercambios insultantes entre los países europeos y Turquía. Constantemente Erdogan, el presidente de Turquía, encuentra insultos y desprecio. Y eso ha afectado el sentido de respeto de Erdogan.
Ahora, contra eso debemos entender que Erdogan es un político que habla mucho pero no es muy consecuente. A veces dice que va a limitar la influencia de la OTAN contra Rusia y en otro momento está buscando reconciliación.
Entonces, tenemos muchas dudas de si el discurso radical anti OTAN de Erdogan se va a realizar en la práctica. Más que nada es simplemente una amenaza para que se porten mejor con Turquía y cumplan con la transferencia de 3.000 millones de dólares hacia Turquía como compensación por los inmigrantes que están en fuga desde Siria, Irak y otros países.


DM: Bien, Petras, como siempre hacemos, le damos paso a los informes que usted está preparando en estos momentos para aprovechar también este contacto internacional con usted...

JP: Tenemos varias cosas que debemos considerar. Primero es el colapso del acuerdo en Alemania entre los 3 partidos, los demócratas cristianos, los verdes y los demócratas liberales.
Debemos entender que hay discrepancia sobre migración, sobre los programas sociales y sobre el mercado libre. Los verdes buscan algunas restricciones sobre contaminación, poder nuclear. Los demócratas liberales quieren liberalizar más la economía y aumentar la inmigración.
Y Merkel, con los demócrata cristianos tratan de mantenerse dentro de la OTAN y dentro de la política fijada por los Estados Unidos con Rusia. Y este quiebre de las negociaciones significa que Alemania no tiene perspectivas para un gobierno estable.
Una opción es mantener a los demócrata cristianos como gobierno minoritario, pero eso es muy inestable y el euro ha caído mucho en los miedos que los capitales tienen sobre la inestabilidad y la incapacidad de imponer un gobierno fuerte.
Y más allá de eso podríamos decir que la inestabilidad en Alemania significa inestabilidad en Europa porque Alemania es la principal fuerza que está orientando a la Unión Europea.
Entonces, hay tanta situación de inestabilidad en Europa como en Estados Unidos donde la situación es muy caótica en este momento. El Congreso investigando al presidente, el presidente denunciando al Congreso, los jueces metidos en problemas de abusos sexuales y los diarios cada día publican noticias de escándalos entre los medios de comunicación, las mentiras que circulan y lo demás.
El público mira todo eso como una situación de mal olor.
Entonces, hay una situación muy caótica aquí, no tienen condiciones para aprobar los presupuestos fiscales. No tienen suficiente fuerza para aprobar las políticas hacia incluso el uso de bombas nucleares. Ayer Trump dice que está en sus manos la decisión de usar bombas nucleares y su comandante en jefe militar dice que él tiene la palabra final, que cualquier orden presidencial que no es legal no va a ser implementada por los generales. Entonces hay conflictos no sólo entre el Congreso y el presidente, entre los partidos y también entre los generales y el presidente.
Entonces, debemos ver un mundo muy contradictorio, muy caótico y donde la derecha avanza pero entre muchos obstáculos.
Finalmente terminamos con la discusión de Arabia Saudita donde están involucrados el nuevo príncipe, el Sr. Mohamed Salmi en un chantaje a los millonarios y otros príncipes pidiendo cientos de miles de millones para liberarlos de la cárcel. Los tiene encarcelados en un hotel de cinco estrellas buscando tomar las fortunas que supuestamente robaron del tesoro del gobierno, mientras no da ninguna cuenta sobre cómo va a disponer este dinero. Todo el mundo sospecha que el caso no es contra la corrupción pero para transferir el dinero de un bolsillo a otro. Hay caos en el Medio Oriente entre los palacios del gobierno de Arabia Saudita y los demás países como Irán, Irak y Líbano.
Otro caos en el mundo, mejor ir a Malvín y tomar un mate

 

DM: Muy bien Petras, como siempre, un gusto hablar con usted, tener su análisis, y bueno, la semana próxima tendremos un nuevo contacto

JP: Muy bien, señores, es la hora de tomar el mate del mediodía

 

DM: Muy bien, un abrazo

JP: Gracias, chau.