“LA VERDAD QUE NO TE PUEDO DECIR QUE ESTOY PLENAMENTE CONTENTO, PORQUE NO TODAS LAS CONDENAS FUERON PERPETUAS”
El contacto telefónico con Guillermo Pérez, 1º de diciembre de 2017.

Guillermo Pérez.jpg

Desde Argentina Guillermo Pérez Roisinblit, nacido en la ESMA, dialogó con Diego Martínez acerca de veredicto que condenó a los represores del régimen militar en Argentina por desapariciones, homicidios y "vuelos de la muerte"
Pérez indicó que “hubo condenas que no fueron perpetuas y esas resoluciones se darán a conocer en marzo del próximo año”.
Dijo que “desde un punto de vista que el Poder Judicial haga su trabajo, por más que sea a destiempo, tiene gratificaciones, tiene una cierta medida de reparación. Considero que es necesario para mí, para mí familia, para las demás víctimas y para la sociedad argentina, para que se sepa lo que sucedió en ese lugar, pero no puedo decir se hizo justicia. Para eso debería saber qué pasó con mi mamá. El pacto de silencio que tienen estos genocidas no se rompió en ningún momento”.

A continuación transcribimos la nota que usted podrá volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/guillermo-perez-nacido-esma-1-12-2019-audios-mp3_rf_22397288_1.html

 

 

Diego Martínez: Estamos en contacto con Argentina, con Guillermo Pérez Roisimblit nacido en la ESMA, para comentar  lo que ocurrió en la jornada de ayer con esta condena a varios represores justamente de ese lugar de torturas en Argentina.
Guillermo, bienvenido a los micrófonos de Radio Centenario, un gusto…

Guillermo Pérez Roisimblit: Buenos días, gracias por el llamado y un saludo a toda la audiencia

 

DM: Guillermo, primero queríamos tener una interpretación básica de cómo vivieron ayer lo que ocurrió en la justicia con esta condena de cadena perpetua a estos represores…

GPR: Bueno, mirá, la verdad es que muy movilizados por la lectura del veredicto, teniendo en cuenta que algunos hechos datan de hace más de 40 años. La verdad que no te puedo decir que estoy plenamente contento, porque no todas las condenas fueron perpetuas, hay algunas condenas que habrá que revisar cuáles son los fundamentos del Tribunal que los va a dar a conocer recién en marzo del año que viene. La verdad que hay algunas cosas que no cierran los números en virtud de la cantidad de delitos que cometieron quienes no tienen la reclusión perpetua como condena.
Como para darte un ejemplo está José Luis Maniaco, quien fuera obstetra del Hospital Naval, que se encargó de asistir al menos ocho partos a embarazadas que estaban secuestradas en ese lugar. El mío, por ejemplo, y siete más.
El mío no estaba siendo juzgado en este juicio, ya había tenido una sentencia por participar de mi nacimiento en ese centro clandestino, y en su caso le habían dado diez años, si no me equivoco. Sin embargo, por los otros siete casos, en este juicio, en la condena de ayer, se le dieron catorce años nada más.
Entonces, me parece que es desproporcional en virtud de si por mí le dieron diez años, cómo puede ser que por siete partos más a los que asistió, en las condiciones, secuestros, vejaciones, nacimientos arriba de una mesa, maniatadas, esposadas las parturientas, solamente le den dos años por cada uno de los casos, digo

 

DM: Bien.
¿Cómo es para vos este proceso? Bueno, tu abuela es una ferviente militante, muy reconocida, vicepresidenta de Abuelas, Rosa Roisimblit, ¿cómo es para vos también este pasaje del tiempo y estos hechos que están ocurriendo? ¿Cómo los procesas vos, como nieto y como nacido en la ESMA?

GPR: La verdad que desde un punto de vista, que el Poder Judicial haga su trabajo, por más que sea destiempo, es gratificante. Tiene, en cierta medida, una reparación. Considero que es necesario para mí, para mi familia, para las demás víctimas y también para la sociedad argentina, que se sepa qué es lo que sucedió en ese lugar y quiénes fueron los responsables. Pero imaginate que yo no pudo decir que se hizo justicia, porque para que se haga justicia yo tendría que poder saber qué es lo que pasó, por ejemplo, con mi mamá, el resto de las familias tendrían que saber qué fue lo que pasó con sus desaparecidos y la verdad que lo que se conoce como el pacto de silencio que tienen estos genocidas, en ningún momento se rompió y no aportaron ningún dato, ¿me entendés? Independientemente de las penas, que algunos tienen acumuladas ya, otras perpetuas, otras condenas y sin embargo en ningún momento se ha mostrado ni arrepentimiento ni colaboración por parte de algunos

 

DM: Guillermo, contame de tus papás, ambos desaparecidos. ¿Quiénes eran ellos? Y lo que me quieras contar a mí y a la audiencia…

GPR: Mi papá se llamaba José Manuel Pérez Rojo, mi mamá Patricia Julia Roisimblit, estaban muy enamorados, eran militantes acá en Argentina de Montoneros, fueron secuestrados el 6 de octubre del 78. En ese momento mi familia estaba constituida por mi papá, mi mamá, tengo una hermana 15 meses mayor que yo que se llama Mariana y yo que estaba adentro de la panza de mi mamá con 8 meses de gestación.
Mi mamá consigue dejar a mi hermanita en la casa de unos parientes paternos y desde ahí desaparecemos. Sabemos que parte del grupo de tareas que nos secuestra es de la Fuerza Aérea, nos llevan a lo que se conoce como Regional de Inteligencia de Buenos Aires, que es un centro de detención clandestino en el cono urbano, en las afueras de la capital y ahí nos mantienen aproximadamente más de un mes mientras a mi papá lo torturaban físicamente, a mi mamá la torturaron sicológicamente hasta que se acerca el momento de mi nacimiento.
Para mi nacimiento nos trasladan a la Escuela Mecánica de la Armada, yo nazco ahí el 15 noviembre del 78, se estima que pasé dos o tres días en ese lugar con mi mamá hasta que nos trasladaron.
Desde ahí ya no se sabe si volvimos juntos a la Regional de Inteligencia de Buenos Aires en Morón, si volví yo solo y si mi papá estaba todavía vivo o no en ese momento.
Yo fui apropiado por unos de los agentes de inteligencia de esa regional de fuerza aérea y recién se supo de mí 21 años después

 

DM: Ha sido ondulante la actitud del Estado y de la Justicia en Argentina en torno a los juzgamientos, a las condenas. En este momento se han generado muchas dudas por parte de las distintas organizaciones en torno a cómo se va a interpretar, o reinterpretar lo que ocurrió durante la dictadura argentina, por algunas declaraciones y algunas decisiones que se han tomado a nivel del gobierno.
¿Esto cómo lo viven ustedes, y si estos fallos vienen a ratificar la fuerza que hay a nivel de la sociedad argentina de condena a estos hechos?

GPR: A mí, independientemente como algunas personas traten de interpretar o de reinterpretar qué es lo que sucedió en aquellos años, la única verdad de la realidad, fue comprobado con más de una sentencia judicial y por distintos tribunales qué es lo que sucedió, que hubo terrorismo de Estado, que hubo un plan sistemático de exterminio, que hubo un plan sistemático de robo de bebés, está más que demostrado. Y como en todos lados, siempre hay una porción -por suerte mínima- en Argentina que incluso llega a justificar este accionar terrorista de hace 40 años en el Estado.
Pero también hay una parte mayoritaria que la verdad que acompaña estos procesos de memoria, verdad y justicia y que no va a permitir que haya retrocesos, como quedó bien determinado en la movilización que hizo todo el pueblo cuando la Corte Suprema de nuestro país facilitó en un fallo –el conocido como el dos por uno- que los genocidas pudieran acortar  sus penas y poder salir en libertad.
La verdad que el pueblo se movilizó, la movilización fue realmente impactante, el nivel de respuesta de la sociedad fue increíble y la verdad que eso a nosotros nos gratifica enormemente.
La verdad que considero que esa movilización tuvo mucha influencia y va a tener mucha influencia en los distintos fallos también a futuro, porque no éramos solamente los organismos de derechos humanos marchando, éramos gran parte de la sociedad, no estábamos solamente en lo que es la Plaza de Mayo, era en todas las plazas importantes en todo el país. Te puedo destacar Córdoba y Santa Fe, sin ir más lejos, que también tuvieron movilizaciones con muchísima gente.
Parece que el mensaje fue claro de la sociedad para con el Poder Judicial principalmente. Después, como lo interpreten algunas personas, queda en cada uno

 

DM: Guillermo Pérez Roisimblit, te agradecemos mucho este contacto, el saludo desde aquí al otro lado. La ratificación de que en alguna parte, por lo menos, la Justicia pudo aplicar las condenas merecidas para estos asesinos.
Un abrazo desde aquí, el gusto de haber conversado contigo estos minutos.

GPR: Muchísimas gracias por el contacto y un saludo a toda la audiencia de Uruguay, un país muy querido

 

DM: Abrazo, hasta luego.