“CON ESTE CAMBIO EN LA MATRIZ ENERGÉTICA SE BENEFICIA A LOS GRANDES INVERSORES Y NO SE BENEFICIA A LA POBLACIÓN”
La columna del Contador Dardo Arigón, 9 de diciembre de 2017.

Dardo Arigón.jpg

Desde Mercedes, capital de Soriano, la columna quincenal de análisis económico del Contador Dardo Arigón.
A continuación transcribimos el análisis que usted puede volver a escuchar aquí:
http://www.ivoox.com/cr-dardo-arigon-9-12-2017-audios-mp3_rf_22652529_1.html

 

 

Hernán Salina: Buen día, lo estamos saludando al Contador Dardo Arigón que está en Mercedes. ¿Cómo está Contador Arigón?

Dardo Arigón: Muy bien, buen día para ustedes y para la audiencia

 

HS: Contador, venimos de una semana con los anuncios de incremento de tarifas, que el gobierno, incluso a nivel de la militancia de parte del Frente Amplio, han intentado salir a argumentar que no son tales aumentos, que son ajustes de costos, que las tarifas han bajado.
Y sobre todo está todo el capítulo de UTE, por ejemplo, que tanto se especuló con que iba a bajar las tarifas a partir de la energía eólica.
¿Cómo se debe analizar este capítulo? ¿Por dónde?

DA: Bueno, vimos el anuncio de aumento de tarifas a partir del 1º de enero. Las naftas un 9,8%, gasoil 4,8%, UTE 3,2%, OSE y ANTEL 6,5%. Vemos que en el trasfondo se intenta resolver el déficit fiscal de la misma manera que se resolvió en las últimas décadas con mayor imposición a trabajadores y pasivos, que son los más perjudicados con este aumento de tarifas. Un déficit fiscal que es creciente, es decir, que en lugar de reducirse, aumenta a pesar de que la recaudación de impuestos también es creciente.
Vemos que hay un problema administrativo, hay un problema de orden.
Con relación al aumento de UTE, de la energía de un 3,2%, es evidente que con la producción de energías alternativas, fundamentalmente energía eólica, los costos de la energía se redujeron.
Esto quedó de manifiesto en los cálculos del PBI, cálculos oficiales del PBI, que aumentó porque aumentó la producción de este tipo de energía y aumentaron las comunicaciones.
Este aumento fue tan importante que contrarrestó la caída de sectores como construcción, industria y agro.
O sea que vemos que hay sectores que se están beneficiando con la creación de energía y sectores que no solamente no se benefician sino que se ven perjudicados. Porque si la energía genera aumento del PBI, se tiene que reflejar en las tarifas necesariamente. Entonces vemos que con esta producción de energía se está beneficiando a quienes la producen, por ejemplo, propietarios de molinos eólicos que cobran la energía aunque esa energía no se utilice por parte de UTE. Tienen el cobro de la energía asegurado.
O sea que vemos que con este cambio en la matriz energética se beneficia a los grandes inversores y no se beneficia a la población.
Esto, claramente va en contradicción con aquello que decía que la torta estaba creciendo y se estaba repartiendo. Sí, se está repartiendo para los que tienen más capital, evidentemente.
La propuesta del directorio de UTE había sido una reducción del precio de las tarifas en un 5%. Y esto surgía de los estudios realizados por la administración de UTE.
Bueno, esto no se tuvo en cuenta y se aumenta un 3%.
Con relación al aumento de naftas, tenemos que recordar que entre el año 2011 y el 2013 el barril estaba a 100 dólares y más, 100 dólares como mínimo estuvo. En ese momento, en el año 2013 la nafta tenía un precio de 30 pesos, hoy tiene un precio de 45, 46 pesos.
O sea que la nafta de aquel momento, 2013 - 2017, aumentó un 50%. Este es un aumento que está reflejando la inflación, o sea que la nafta aumentó de acuerdo a la inflación con el precio aquel que tenía en el 2013. Pasó de 30 pesos a 46.
Este aumento de la inflación que está de acuerdo aproximadamente con el aumento del precio del dólar, que fue también de un 40% casi. O sea que la nafta en este período 2013 - 2017 aumenta de acuerdo a la inflación o de acuerdo al precio del dólar.
Y este precio es como si el barril siguiera costando 100 dólares como costaba en el año 2013, pero el barril en el año 2017 empezó costando 55 dólares y cayó luego a 44 dólares. Actualmente está alrededor de 61 dólares el barril.
O sea que el barril cayó un 40% en su precio, en dólares. Las naftas que están aumentando de precio como en la época en que el barril estaba a 100 dólares, deberían de haber tenido una reducción de precio, por la reducción de precio en el barril. Porque cuando cayó de 55 a 46, en ningún momento se produjo una reducción del precio de la nafta.
O sea que queda en evidencia que el precio de la nafta es muy alto en relación a su evolución, a la evolución del precio del barril, desde 2011, 2013 hasta la fecha, hasta hoy.
Sí, como usted decía, se ha publicado un informe oficial donde se demuestra que desde el año 2004 hasta el 2018, las tarifas en sus precios reales se han reducido. Esta es una demostración que han hecho en estos últimos días oficialmente

 

HS: Sí reconocen un aumento de OSE, dicen que OSE sí aumentó 1,8%

DA: Exactamente, OSE aumentó y en el caso de la ciudad de Mercedes no conocemos todavía los análisis químicos de la calidad del agua corriente, a pesar de todos estos aumentos que han habido.
A esta conclusión de que las tarifas reales caen llegan las autoridades considerando que los salarios reales aumentaron en todo este período 2004 - 2017 un 68%.
Entonces, en primer lugar, no publican cómo realizaron el cálculo, que eso es muy importante para saber si el cálculo es correcto o no, solamente dicen que es en comparación con los salarios reales.
El salario real no lo podemos considerar para compararlo con la variación de las tarifas porque el salario real es un índice, o sea que es un promedio donde se consideran los salarios que efectivamente se pagan, el IPC y la inflación. Se comparan ambos y de allí surge el aumento del salario real.
Pero, cuando consideran los salarios que se pagan en el país, tenemos que considerar que en este período los salarios se vieron incrementados por algunos sectores fundamentalmente como son los sectores de trabajadores que están en zonas francas, que tienen mayores ingresos, trabajadores que están en la soja que tienen mayores ingresos y trabajadores de otras trasnacionales que se han instalado en el país.
O sea que no es que los menores salarios hayan tenido un importante aumento sino que se han incorporado a la economía nacional sectores con mayores salarios. Inclusive salarios de empresas públicas que de acuerdo a la información que tenemos en este último tiempo, salarios de los directores que son elevadísimos.
O sea que están considerando un promedio de salarios que no es el que refleja la situación de los sectores de menores ingresos.
Y por otro lado, el IPC, si nosotros estamos enfocando a los sectores de menores ingresos que son la mayoría de trabajadores y pasivos del país, el IPC está distorsionado, porque los sectores de menores ingresos consumen bienes de producción nacional y el IPC se calcula como un promedio de los precios de producción nacional y de los precios de los bienes importados que están con un precio casi congelado porque el dólar está casi congelado.
Es decir, el dólar en el 2005 terminó a 24 pesos y hoy está a 29 pesos. O sea que casi congelado.
Esta medida para calcular la evolución de las tarifas reales, no es de ninguna manera aceptable y en cambio sí es aceptable que en el caso de los combustibles el precio del barril calló un 40%.
Y en cuanto a la energía producida por molinos eólicos y paneles fotovoltaicos, todo eso implica una reducción que se tendría que ver reflejada en las tarifas.
Se sigue en la misma línea tradicional de que hay que reducir el déficit fiscal, y el déficit fiscal se reduce cobrando más impuestos, aumentando las tarifas ya en forma abierta porque no tienen manera de demostrar que las tarifas no aumentan. Y complementario con esto tenemos también el problema de los cincuentones que, si bien se habla de cifras que en 30 años serían 3 mil millones de dólares, de lo que se tiene que hablar es del costo anual que estas personas pasen de las AFAP al BPS. Solamente del costo anual, que es lo que le permite a la población ver qué costo tiene, qué significado tiene esto para el BPS

 

HS: Sí, ahí tiene un aspecto contador que yo por lo menos no terminaba de entender que ese habla de la variable de la tasa de interés. Eso es de la plata que quedaría depositada en el fideicomiso, que cuanto más interés tenga, menos sería la pérdida del Estado. ¿Puede ser?

DA: Y bueno, sí, porque se entiende que con el dinero que está depositado, ese dinero se va incrementando por el interés que está cobrando, o sea que el aumento de las jubilación se va a producir por la tasa de interés y no por un costo del Estado.
Pero de cualquier manera, esa es una discusión colateral. Al trabajador cuando se va a jubilar hay que pagarle lo que le corresponde, no que se diga que es mucho y hay que recortarlo, que el Estado no puede pagarlo, porque seguimos en la misma línea, el estado no paga o sea que lo que se hablaba del reparto de la torta no existe. Y tenemos ejemplos todos los días de que la torta se está repartiendo para los sectores de mayores ingresos.
En este caso la torta se está repartiendo para las AFAP y no para el trabajador.
Por eso una de las opciones que se está planteando es que el trabajador tenga la posibilidad de cambiarse de las AFAP al BPS en los 2 últimos años. Esa es una de las propuestas que hay.
¿En realidad cuál es el objetivo de esto? El objetivo es que las AFAP sigan cobrando comisiones, sigan trabajando con el dinero de los trabajadores y mantengan su rentabilidad, no beneficiar a los trabajadores.

 

HS: Correcto.
Íbamos a hablar algo respecto a la presión tributaria en nuestro país ¿no?

DA: Sí, bueno, porque vemos que todo esto, lo que ocurrió a principios del 2017 que fue un aumento del IRPF, esto de los cincuentones, esto de las tarifas, todo esto significa aumento de la presión tributaria sobre la población. O sea que la presión tributaria está aumentando, no se está reduciendo.
En estos días se publicó un estudio del BID donde hace un estudio comparativo de la presión tributaria en 23 países de América latina y el Caribe, entre los que se encuentra Uruguay. Bueno, dentro de los países con mayor presión tributaria está en el 3º lugar Uruguay con un 33% de presión tributaria. Un 33% del PBI, ese es el estudio que hizo el BID.
Argentina tiene un 36% de presión tributaria y se encuentra en el primer lugar.
Esto de lo que estamos hablando es un estudio que realizó el BID en base a datos del año 2015. O sea que ya hace 2 años prácticamente.
Argentina está en primer lugar con un 36%, Bolivia en segundo lugar con un 34% y terceros Uruguay y Brasil con un 33%. Vemos lo importante que es la presión tributaria en estos países. Mientras que al final, y a los efectos de que se tenga una idea de otros países, México, Paraguay y Perú que son los últimos, tienen una presión tributaria de un 20%.
Acá vemos cuál es la variación de la presión tributaria entre países de América Latina.
Pero en Uruguay tenemos que hacer una acotación, Uruguay está exonerando de impuesto a la renta y de impuesto al patrimonio, a las zonas francas, hay exoneraciones por inversión, se exonera el patrimonio de algunos sectores y todo eso es algo así como 1.000 millones de dólares, que no están considerados en este estudio como tributo porque no son tributos, no los recauda el Estado. O sea que es un 2% del PBI.
Así que Uruguay en realidad, en lugar de un 33% de recaudación, está recaudando un 35%. Está casi como Argentina en la presión tributaria. Como ya vemos está al máximo de presión tributaria, pero el máximo es un decir, porque ya vemos que ahora aumentan las tarifas, y bueno, y aumentan, aumentan.
Hay sectores que no van a poder pagar nada porque tienen ingreso cero. Van a ver reducidas sus posibilidades de consumo más de lo que están hoy. Hay sectores de los jubilados, de los pasivos que tienen ingresos mínimos que van a ver reducidos otra vez sus ingresos mínimos. Y bueno, esto, si bien se dice las presiones al máximo, no se pueden aumentar más, pero se aumentan. Se aumentan porque la población los tiene que pagar.
Y entonces, de esa manera resuelve el problema del déficit fiscal de manera muy sencilla

 

HS: Bien.
Contador, para el cierre de esta columna, usted quería abordar otro tema, nos salimos de lo estrictamente económico, temas medioambientales que solemos abordar con usted también, este episodio poco conocido de una niña que debió ser trasplantada por daños irreparables en su hígado por exposición a algas tóxicas en playas montevideanas ¿no?

DA: Bueno, sí, debemos decir que este hecho recién se conoce ahora en Uruguay y ya fue publicado en alguna revista técnica de circulación mundial porque es un caso muy grave ¿verdad? Es una niña que estuvo en una playa habilitada en Uruguay, playa Carrasco, en enero del 2015. En ese momento la playa estaba habilitada y comenzó con problemas digestivos, ella y sus padres. Los padres resolvieron el problema rápidamente, ella se agravó, la estudiaron en Buenos Aires, estudiaron todos los problemas que podía tener, centraron el tema en el hígado, era un problema hepático, no le encontraron la solución y tuvo que llegar al trasplante porque el hígado había dejado de funcionar.
Se le hizo trasplante de hígado.
Con la extracción del hígado, fue estudiado para saber la causa que había provocado eso y se llegó a la conclusión, el estudio se realizó entre científicos argentinos y españoles y llegaron a la conclusión de que era intoxicación por microcistina.
Esto nos demuestra varias cosas, en primer lugar que en estos países y fundamentalmente en Uruguay no hay investigación sobre efectos en la salud de la microcistina. Que cuando se conoce el problema ya es tarde, y vemos que estos temas no se divulgan lo suficiente.
En Uruguay casi todos los cursos de agua, salvo los cursos más pequeños que tienen buena corriente de agua, los cursos grandes inclusive, estamos hablando el Río Negro, Río Uruguay, Río de la Plata, esto ocurrió en Carrasco, todos estos cursos tienen cianobacterias.
Cuando se dice que hay cianobacterias y no se puede uno bañar en las aguas del río, en realidad son cianobacterias que se ven a simple vista. Son colonias de cianobacterias, porque una cianobacteria por separado no es visible, lo que se ven son colonias.
Y en particular esas colonias, cuando muere el alga libera cianobacterias, libera microcistina, que son tóxicas e invisibles a la vista.
Estas cianobacterias en contacto con la piel o cuando se traga agua, son acumulativas.
Y en este caso, si bien tuvo efecto inmediato sobre la salud de estas personas, el efecto puede ser en el largo plazo.
O sea que vemos a qué problema está enfrentada la población de Uruguay por la contaminación que tenemos de los cursos de agua por la erosión del suelo que arrastra fósforo, nitrógeno y nutrientes que son los que promueven la generación de algas.

HS: Bien.
Contador, este tema en particular, un tema muy grave que hay que seguirlo.
Sobre el final, Cecilia dice, "Escuchando atentamente el análisis claro del contador Arigón". Lo plantea como tema para ver si lo podemos abordar en otra oportunidad, estudiar un poquito más el caso de Bolivia que está ahí alto en los niveles de presión fiscal. Dice Cecilia, "me parece interesante para compararla o diferenciarlo de nuestro caso, de nuestro país, si es posible abordar eso en otra de las columnas"

DA: Bueno, sí, concretamente, en esto que considera el BID como presión fiscal incluye los impuestos, incluye los aportes al BPS de los trabajadores, pero también incluye los ingresos por venta de recursos naturales. En el caso de Bolivia, a diferencia de Uruguay, tiene ingreso por petróleo y por minerales. O sea que, tiene otros ingresos que no son propios de la contribución impositiva de trabajadores y pasivos.
O sea que, si bien es elevado, proviene el incremento por ese lado, por la forma en que se computa.
La presión tributaria en Uruguay es prácticamente toda proveniente de la población, no de recursos naturales.

 

HS: Muy bien, contador Arigón, dejamos por acá está columna con el agradecimiento de siempre. Un abrazo y ya nos veremos en lo que puede ser la última columna del año. Andamos ahí ya en la recta final del 2017

DA: Sí, ya estamos terminando el año otra vez

 

HS: Un abrazo, contador, hasta la próxima

DA: Un abrazo, ha sido un gusto estar con ustedes y hasta la próxima.