“¿DÓNDE ESTÁ LA SOLIDARIDAD?”
Desde Salto contacto telefónico con el profesor Buslón, 8 de enero de 2017.

Profesor José Buslón.jpgDesde Salto, en contacto telefónico con Mañanas de Radio, el profesor José Buslón planteó sus reflexiones e inquietudes respecto a la actuación judicial por la desaparición y asesinato de una joven de 16 años en el departamento.
Buslón se refirió a la actitud de la Justicia que no quiso tomar el caso hasta que se levantara la feria judicial. “Acá parece que la Justicia no es lenta, es súper lenta, La actitud de la familia que se movilizó pudo presionar para que actuara”. 
“Hubo una marcha convocada por los familiares al ver que la Justicia no quería tomar la denuncia”.
También cuestionó la no participación de organizaciones sociales que no realizaron ninguna convocatoria a marchar.
“Hay gente que marcha sólo cuando se convoca por una organización gubernamental o institucionalizada, ¿Dónde está la solidaridad?”

A continuación transcribimos la nota que usted podrá volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/prof-buslon-8-1-2017-audios-mp3_rf_23025516_1.html

 

 

María de los Ángeles Balparda: Bueno, el sábado le comentábamos a la audiencia de una nota que habíamos recibido que fundamentalmente la veíamos como un llamado a la reflexión. No era de información, aunque tenía también información, pero sobre todo llamando a la reflexión sobre un tema que está muy candente, que tiene que ver con la violencia social y demás pero que además hacía una mirada un poco más profunda. Así que José Buslón, el profesor José Buslón es quien se comunicaba hace unos días, le estamos dando los buenos días. ¿Cómo te va?

José Buslón: Hola, buenos días, bien, muy bien y las disculpas del caso por no poder concretar la nota el sábado como estaba previsto

 

MAB: No hay problema José, no hay problema.
Lo que sí nos parecía que no podíamos dejar pasar el poder conversar un poco contigo y escucharte sobre esto que sucedió que es lamentablemente otra vez, es una muchachita de 16 años, Nazarena, que estuvo desaparecida unos cuantos días y después apareció su cuerpo en una cañada, en las aguas de una cañada.
No sé, por lo menos yo no he encontrado que se haya sabido ya las circunstancias en que la mataron, todo eso no sé si está

JB: No, no, todavía no. Incluso lo que preocupó mucho y esto fue lo que generó el motivo de que los padres organizaran la marcha, es que la Justicia no quiso, en un primer momento, tomar el caso hasta tanto no se levantara la feria, lo que pasaría en febrero, y comenzar a investigar en febrero.
Hay una máxima que se utiliza en la parte de criminalística y es que cada minuto que pasa la verdad se aleja, incluso algunos hablan de las primeras 48 horas como el tiempo central para llevar adelante todas las investigaciones que puedan recabar datos que permitan después comenzar a plantear hipótesis y un camino de investigación.
Bueno, acá, contrario a lo que plantea esa máxima, se planteaba postergar esto un mes, lo cual es grave porque estamos hablando de una chica que apareció muerta donde todas las circunstancias hacen prever que fue un asesinato. Sin embargo, bueno, una total tranquilidad por parte de la Justicia.
De una Justicia que lo es a nivel nacional pero que particularmente en Salto se ve que tiene otros tiempos muy distintos a los que generalmente se le acusa a la Justicia de que es lenta, bueno, acá parece que es superlenta la Justicia, y bueno, esto puede hacer que la verdad se aleje.
Si estos temas no toman conocimiento público, conocimiento social a través de la prensa y a través de movilizaciones como en este caso planteó la familia, bueno, hay un desconocimiento a nivel de la sociedad y la Justicia puede obrar más tranquila como pasó en el caso del peón rural en primera instancia, de Hugo Leites, que todo hacía suponer que la presión social haría que la Justicia se expidiera y lo hiciera en forma rápida, no sin elementos porque los elementos estaban sobre la mesa, sin embargo encontraron la forma de ir dilatando el tema y de expedirse en un tiempo donde muchos ya se olvidaron de lo que había pasado y esa presión se dejó de lado.
Pero una cosa también que formaba parte de la reflexión que realizaba vinculado a la marcha, es la no convocatoria de organizaciones que generalmente se interesan por este tipo de temas ¿no?

 

MAB: Claro.
O sea, hubo una marcha pero la convocaron los familiares...

JB: Exacto, la convocaron los familiares al ver que la Justicia no quería tomar la denuncia de ellos porque argumentaba que estaban en feria...

 

MAB: Una aclaración también, José, que aunque estén en feria hay una guardia que puede actuar, está para eso

JB: Exacto, claro, y más incluso cuando es un hecho de la gravedad que es este. Sin embargo el argumento de la Justicia era no tomar esto porque estaban en feria.
Y bueno, la preocupación, decía, de organizaciones como por ejemplo género y generaciones que funciona en la órbita del gobierno departamental que no hizo ninguna convocatoria a marchar por este tema.
Y hay gente que lamentablemente marcha cuando la convocatoria proviene de alguna organización institucionalizada, por eso la reflexión era, ¿la solidaridad es una solidaridad institucionalizada? ¿Es decir, yo marcho cuando alguna organización gubernamental me lo propone o marcho a consciencia en función en este caso de lo que estaba planteando la familia? Y bueno, acá es el motivo de la reflexión, ¿qué pasa que algunos hechos nos tocan más que otros?
Por ejemplo, si se trata de un asesinato de alguien menor, de un niño, bueno, convoca a marchar. En este caso era una chica ya adolescente y bueno, eso parecería que sería de menor entidad, de menor gravedad. Es un poco una reflexión a nivel de sociedad, qué nos está pasando en estos casos, hasta dónde llega nuestro nivel de indignación y hasta dónde reconocemos que los hechos son aberrantes y que tenemos que movilizarnos para que esto no pase.
Y hay algunos mensajes que lamentablemente se muestran contradictorios o que dan señales que son preocupantes. No tiene que ver con este caso pero sí tiene que ver con la violencia y la forma de relacionarnos, hace unos días atrás se conoció un caso de un peón rural también de nuestro departamento que fue golpeado con una trama en la zona del cuello y de la espalda. Este caso es tomado por un abogado, el mismo abogado que tomó el caso de Hugo Leites. Se fue primero a la órbita del Ministerio de Trabajo y allí se acordaron los laudos que no se le habían pagado, y se acordó por la mitad de la totalidad de los laudos pagar daños y perjuicios.
Ahora, estamos entonces tranzando derechos humanos fundamentales por dinero y por muy poco. O sea, no serían transables por nada, pero encima se hace marcando una cuota y a dónde vamos a llegar, cuál es el camino, qué es lo que realmente estamos defendiendo

 

MAB: Eso es mensaje también ¿no?

JB: Exacto.
Nosotros tuvimos algunos inconvenientes acá en salto con el Ministerio de Trabajo porque se niega a tomar algunos reclamos, que son reclamos colectivos, que son reclamos de trabajadores sindicalizados, sin embargo el Ministerio trata de judicializar estos reclamos planteando algo que no está establecido en ninguna normativa, que estos casos solamente pueden ser convocados por abogados, cuando no es así, para que los abogados puedan hacer un llamado a audiencia para que necesariamente sea por abogado tiene que pasar una determinada cantidad de Unidades Reajustables. Si no puede ser convocado por trabajador y cualquier representante, y qué es preferible, si es un trabajador organizado, que sea la organización sindical que presente el reclamo.
Sin embargo desde el Ministerio de Trabajo de Salto lo que se hace es judicializar todos los conflictos. Y cuando nosotros discutíamos esto con una de las representantes, nos decían, bueno, ustedes quieren sindicalizar los conflictos. Y bueno, pero si el trabajador es sindicalizado, obviamente.
¿Ahora, por qué traigo a colación este hecho? Porque estamos en la misma línea, estamos en la línea de la judicialización de los reclamos, la judicialización de la violencia, la judicialización de las relaciones laborales y sociales desde una óptica donde quien toma la defensa de estos casos, la mayoría de las veces lo que le preocupa es tener una ganancia inmediata y lo más notoria posible, dejar de lado elementos fundamentales como el derecho a la vida, el derecho al trabajo y así creo que no vamos a caminar para revertir la situación

 

MAB: Sí, sí.
Vos decís, en una parte de lo que nos mandabas, de la necesidad de no perder la capacidad de indignarnos ¿no? De no quedarnos sentados esperando a que alguien nos convoque con día y fecha para ir, hay que desarrollar la autonomía de sentir la injusticia ajena como propia

JB: Sí, creo que ahí estamos en el gran debe, porque lo primero que pensamos como sociedad es, bueno, algo debe haber hecho, no debe ser tan así, ¿se estará diciendo toda la verdad? Y parece mentira, yo no quiero decir que se debe cobrar al grito y ante una situación de estas debe salir todo el mundo espontáneamente a la calle a manifestarse, pero lo que llama mucho la atención es cómo lo primero que hacemos es poner el dedo acusador sobre la víctima. Dando por sobre entendido de que en realidad hay algo, que es responsable de lo que le ocurrió.
Y yo creo que esto no lo tenemos que ver alejado del sistema social donde vivimos, un sistema social que prepondera por sobre todas las cosas la propiedad privada por encima de los derechos humanos. Cualquier persona que cometa un ilícito que tenga que ver, por ejemplo, con un hurto, inmediatamente se le hace el proceso y por lo general termina condenado.
Sin embargo el no pago, por ejemplo, de los salarios por cantidades muy superiores a lo que de repente pudiera ser un hurto, bueno, eso no es defendido de la misma manera. El salario de la persona no es tomado como un bien que le corresponde.
Entonces parece que hay propiedades privadas que merecen ser defendidas en función de lo que es esto otro que es la ganancia de un trabajador.
Y en esto tiene que ver el sistema jurídico que establece estas cosas. Nosotros deberíamos cuestionarlo y pedir que se generaran cambios y transformaciones, pero sabemos cómo es la cosa, sabemos que existen grupos sociales que tienen la capacidad de establecer presión y modificar las decisiones del gobierno en contraposición igual a las masas. Entonces, el gran problema que tenemos es que las masas hoy no están representadas, no tienen la posibilidad de manifestarse, pero todavía con el hecho agravante de que muchos no toman consciencia de la situación que les está tocando vivir y manifestar al respecto. En una lógica muy egoísta, que si no me pasa a mí, pareciera entonces que no merece el reclamo y no merece que los otros se organicen y luchen.
Cuando hacíamos la marcha el otro día en Salto por el tema de Nazarena, lo que pensaba es, y aquellas miles de negro que marcharon en las convocatorias que hacían las instituciones del Estado, hoy no están presentes. Pareciera que esta vida no mereciera ser defendida y no mereciera reclamarse que se haga justicia.
Entonces, bueno, la pregunta es esa, ¿qué nos está pasando como sociedad? parece que nos indignamos a través de las redes sociales pero después no traducimos eso en la lucha verdadera y espontánea

 

MAB: Las redes sociales parecen como una válvula de escape, como rasgarse las vestiduras ahí y ya descargás en las redes sociales y hasta ahí queda

JB: Y además es sabido que nosotros en tanto seres sociales buscamos la aceptación del otro. Y la red social hoy parece que va en ese sentido, planteamos el grito y planteamos el reclamo ahí para tener el "me gusta" del otro, para ser aceptado por el otro. Pero cuando llega el momento real de demostrar una correlación de fuerzas que nos movilice en la calle y nos permita por lo menos intentar transformar la realidad, bueno, ese paso no estamos dispuestos a darlo. Parece que ya cumplimos con habernos manifestado en las redes sociales.
Y esto nos cabe a todos, porque a las organizaciones sociales lo mismo. Se está planteando un paro para mañana por parte del PIT-CNT que tiene que ver con la situación de agresión de los peones rurales, que tiene que ver con estos hechos de violencia también que sesgaron la vida de jóvenes, pero sin embargo, cuando ya se estaba planteando el paro que era en el momento donde se había propuesto la marcha, no se convocó para la marcha, se convoca para el paro.
Entonces, si estoy indignado por un hecho, voy a manifestar el 9 y hay una actividad el 4, bueno, ya que estoy manifiesto el 4 porque mi indignación no tiene un tiempo de caducidad

 

MAB: Se entiende muy bien lo que planteás

JB: Por eso digo, parece que respondemos a determinados llamados, hasta dónde se ha metido el pensamiento político partidario en nuestras vidas en aquello que todavía lo tienen presente

 

MAB: Fue una marcha la que se hizo muy sentida, vos decías, algunas pocas decenas de personas, muy sentida, pero sí tuvo presencia policial de todas maneras

JB: Exacto, había un móvil de la policía que estaba en todo momento presente en la marcha donde nosotros en otras oportunidades hemos preguntado y lo que se nos dice es que están allí para garantizar que no haya ningún desmande, que todo esté en orden y para defender incluso a los que marchan.
Eso lo podemos entender.
Ahora, estaba la presencia, después supimos que era gente del DOE, del Departamento de Operaciones Especiales, infiltrados en la marcha

 

MAB: De particular...

JB: Algunos de a pie y otros en vehículos donde se manejan de forma intimidatoria porque aquel que no los conoce piensa que es gente que está adhiriendo a la marcha porque hay gente que incluso adhiere a la marcha en moto.
Pero en este caso se mostraban intimidatorios con aquello que habían reconocido, tanto es así que en un momento sentí la necesidad de tomarle una fotografía para que ellos supieran que estamos al tanto de quiénes son y qué es lo que están haciendo allí.
No es la primera vez que esto ocurre en Salto. En una manifestación que se hizo frente a la dependencia del INAU, hace un par de años atrás, también habían infiltrados, solamente que en este caso no se preocuparon tanto de mantener el anonimato ya que estaban transmitiendo en vivo y en directo lo que estaba ocurriendo a través de su móvil y con auriculares...

 

MAB: Ah bueno...

JB: Nosotros en ese momento estábamos con un altavoz y lo hicimos saber, estas personas se retiraron rápidamente del lugar. Y si bien en fechas posteriores, cuando se mantuvo reuniones con los distintos jefes de policía que asumieron en el departamento, se les hizo saber de estas situaciones y lo incómodo que esto significa porque en algunos casos hasta llegaron a provocar a los manifestantes, se nos decía por parte de quienes están a cargo de la jefatura, que esto no era tan así y que estaban para preservar la seguridad.
No somos tontos, sabemos muy bien lo que ha pasado en marchas en Montevideo donde han seguido a militantes que lo único que hicieron fue marchar y los han llevado detenidos, los han interrogado e incluso hasta han tenido prácticas bastante violentas con ellos sin que existiera ningún fundamento para dicha práctica sino que estamos hablando de una inteligencia que opera persiguiendo a manifestantes. Porque eso es lo otro, si bien hoy decíamos que no se ejerce esa capacidad de indignarse y manifestarse, aquellos que lo hacen y que lo hacen sistemáticamente, se ven enfrentados a este tipo de situaciones de control de un estado que suponemos que no debe estar para eso

 

MAB: Además, si llega a este punto de una manifestación convocada por los padres de la chiquilina, y que eran tan pocos, es una cosa ya, se ve que está definido que se haga en todas y chau

JB: Sí, sí, no había ninguna necesidad en lo absoluto

 

MAB: Ninguna necesidad, no era amenazante la marcha

JB: Exacto, era una marcha totalmente pacífica donde incluso los familiares de la víctima tenían una postura de que se hiciera justicia sí pero sin generar ninguna arenga ni nada que pudiera generar algún desmadro o situaciones de violencia.
Pero bueno, ellos estaban allí justamente, no sé intentando preservar qué o en realidad intentando identificar, lo que comúnmente se denominan los tiras, bueno, allí estaban presentes.
Sería interesante que el Estado en vez de hacer que estos funcionarios se dedicaran a cuidar y a controlar marchas, a identificar manifestantes, sería más interesante que los pusieran a investigar para poder prevenir estas situaciones que ocurren

 

MAB: Sí.
Además, queda como, no se puede decir ridículo porque está mal la palabra, pero qué contradicción porque mientras en el parlamento se está investigando la actuación de las fuerzas represivas durante los gobiernos democráticos. La Infiltración y demás, y que ahora pase esto, es una tremenda contradicción

JB: Sí, sí

 

MAB: Antes de terminar esta comunicación José, nos podemos imaginar la respuesta, pero de aquel hecho que se suscitó cuando hiciste aquella investigación con tus alumnos, que fueron a buscar desde las bases las raíces de la historia de Salto y encontraron sin querer restos humanos en el cuartel de bomberos. ¿De eso no hubo nunca más novedades?

JB: Bueno, de eso, preocupado por esta situación, y en el marco de otras actividades que se estaban realizando en el departamento estuvieron acá representantes de la Comisión de Derechos Humanos del PIT-CNT, del central.
Nosotros aprovechamos esa instancia para ir a Jefatura a ponernos al tanto de en qué estaba la situación. En Jefatura no estaba el responsable a cargo, nos atendieron subalternos con mala disposición, esto tenemos que decirlo, donde se nos quiso negar la información en un primer momento, después se nos plantea que esta información estaba en el Juzgado, fuimos al Juzgado donde aun estando de feria nos indicaron que había llegado la carpeta con la investigación a Fiscalía el 13 de octubre, nosotros presentamos la denuncia el 4.
Nos fuimos a Fiscalía y allí se nos dijo que no se había tomado posición todavía por parte del fiscal, que estaban investigando pero esto sería después de la feria. O sea que tenemos que esperar a después de la feria para ver cómo se expide el fiscal al respecto.
Nosotros tuvimos una instancia de conversación con quien fuera en su momento secretaria del director del Museo de Arqueología y nos comentó que a ella se le encomendó hacer el informe que se presentó a bomberos sobre lo que se había encontrado en la investigación primaria que hicieron ellos. Y que en ese informe se le pidió que omitiera lo del hallazgo de restos, pero que además ella constataba no solamente la existencia de cal sino un latón con cal y con huesos que se había encontrado en el lugar...

 

MAB: ¡Es gravísimo!

JB: O sea que esto es mucho más grave y aporta otros elementos pero que no fueron incluidos en el informe por pedido expreso del director del Museo de Arqueología

 

MAB: Es muy fuerte.
Así que hay que esperar a que termine este impase

JB: Claro, hay que esperar ahora a que el fiscal analice la carpeta, estudie el caso y se expida dándole las pautas al juez, y ver qué determina el juez.
Pero el tema es, con tantas falsedades y con tantas mentiras al respecto, hay que ver si el fiscal tiene el olfato de detectar esta situación o si se basa en lo que falsa y objetivamente le plantea el director del museo ¿no?
Digo falsa y objetivamente porque, al omitir ciertos elementos, la información termina pareciendo objetiva pero en el fondo no lo es porque está ocultando hechos

 

MAB: Claro, claro

DM: Una pregunta, respaldos, gente que esté peleando junto contigo, concretos así, porque sabemos que desde el director del museo no, desde los bomberos no, desde el Ministerio de defensa no, ¿desde dónde has obtenido algún respaldo para poder llevar adelante esto?

JB: Respaldo desde la institución liceal, desde la Comisión de Derechos Humanos del PIT-CNT, un respaldo que lo que busca es poder conocer los caminos y que se transite la investigación. Ahora, el tema es que esto genera muchas dudas, incluso se me planteaba desde la Comisión de Derechos Humanos que este tema fue planteado a familiares de detenidos desaparecidos y ellos entendían que, a la luz de los elementos que surgieron, esto podría no tener que ver con algún hecho de desaparición. Entonces, los respaldos la verdad que bastante escasos en este sentido

 

MAB: Muy bien José, te agradecemos muchísimo por todo esto

JB: Bueno, el agradecido soy yo, un abrazo grande, que pasen bien

 

MAB: Chau, un abrazo.
José Buslón, entonces, profesor de Salto, profesor de Secundaria y UTU que siempre nos vincula a temas interesantes desde allí desde Salto.