“EL PROGRAMA DEL FA SUSTANCIALMENTE SE REBAJÓ, SE CONVIRTIÓ EN UN PROGRAMA SOCIAL DEMÓCRATA DE DERECHA”
Entrevista a Carlos Amir, 22 de junio de 2018.

Carlos Amir.jpeg

Carlos Amir, ex integrante del PCU, preso político y participante de la reconstrucción de la UNTMRA, que hoy milita en Unidad Popular compartió la mañana de la 36 con María de los Ángeles Balparda y Hernán Salina, para hablar de su trayectoria, de su militancia, y desde esa perspectiva analizar la realidad nacional. Carlos Amir recordó que la primera vez que visito la radio fue en el año 2003, junto al que fuera su maestro de periodismo Chury Iribarne. 
“Estábamos en los 70 cuando nos afiliamos a la Juventud Comunista con 15 años, todavía no existía el Frente Amplio. Años muy convulsionados”.

A continuación transcribimos la entrevista que usted podrá volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/carlos-amir-22-6-2018-audios-mp3_rf_26676211_1.html

 

 

Hernán Salina: Cada tanto nos damos el gustazo de tener en la entrevista central de la mañana a protagonistas de la militancia cotidiana quizá menos visibles, menos entrevistados en los espacio informativos, pero gente con una trayectoria, con un camino recorrido de lucha política que bien vale la pena conocer, repasar y mirar la realidad política actual de nuestro país, y porqué no del mundo a través de sus ojos y de su militancia, de su acumulación, es el caso de Carlos Amir, que lo tenemos hoy en el estudio José Germán Araujo, bienvenido Carlos.

Carlos Amir: Muy buenos días Hernán, María de los Ángeles Balparda. Es un honor para mí estar acá en estos estudios, a los cuales visité por primera vez en el año 2003, yo estaba residiendo en Paraguay, y volví junto a quien fuera mi maestro de periodismo en el año 81, 82, en unas clases que daba en un curso de periodismo Chury Iribarne, entonces visité en aquellos años que hice un intento de retorno al Uruguay pero con muy mala suerte tuve que retornar a Paraguay.


HS: Vamos a dar muy rápido algunos datos de referencia como punto de partida de la conversación. Carlos Amir fue militante de la Juventud Comunista, la UJC desde el 70, luchó contra la dictadura, estuvo encarcelado desde el año 75, aquel siniestro año de la orientalidad, hasta el 80, a la salida de la cárcel retoma su militancia en el Partido Comunista, en los años 81 y 82 participa de la reconstrucción de la UNTMRA, del sindicato metalúrgico, donde llega a ser secretario de organización durante los años 83 y 84, luego sigue hasta el 92 en la militancia política, en ese año se va a Paraguay y retorna en el 2010, y sigue su militancia actualmente. Muy resumido, tantas vivencias y tantas cosas acumuladas de historia, de lucha resumida en pocas líneas. Carlos, ¿te tocó toda esa experiencia de la cárcel, el año 75 fue particularmente golpeado el Partido Comunista y la juventud Comunista, no?

CA: Sí, realmente, en los 70 cuando nos afiliamos a la Juventud Comunista con 15 años, todavía no existía el Frente Amplio, a fines de octubre del año pasado pregunté si había necesidad de que hiciera una denuncia por escrito a Izquierda en Marcha, que era la última organización del Frente Amplio en la cual estuve participando, y al comité de base de Neptunia que es el lugar donde resido, se me dijo que con la oralidad bastaba pero que no venía demás, y puse por escrito. Yo hablo allí que cuando en 1970 con 15 años, siendo un estudiante del Liceo Rodó, me afilié a la Juventud Comunista, en esos años 70 muy convulsionados a nivel social, político, en materia de búsquedas del pueblo uruguayo, con un Frente Amplio en ciernes, justamente digo esto, no existía el Frente Amplio como tal, pero cuando existió el mismo, a partir de la reunión en el Palacio Legislativo de febrero del 71, la puesta en escena del Frente Amplio como fuerza política en la explanada del Municipio de Montevideo, donde con 16 años estábamos allí como aquella masa de pueblo uruguayo convocada una vez más bajo las banderas del Socialismo y del Artiguismo, para tratar de generar una proeza histórica de desarrollo y de cambio dentro de la sociedad uruguaya. En esta carta renuncia, pongo que a los jóvenes comunistas uruguayos de época el Frente Amplio fue como una gran convocatoria de pueblo y de clase trabajadora para realmente cumplir esa etapa que los que teníamos cabeza marxista en la época pensábamos que era el tránsito al socialismo, en la vía de la búsqueda de la sociedad comunista tan utópicamente pensada por Marx, pero con tantos caminos de liberación para la clase trabajadora y para el pueblo uruguayo.


HS: Qué te deja esa experiencia de, la salida de la cárcel que estábamos conversando antes de entrar al estudio, pero también de la reconstrucción sindical de un gremio tan importante como la UNTMRA, si tuvieras que evaluarlo rápidamente, Carlos.

CA: Yo en esas épocas de juventud cuando me sumo después de la experiencia gremial estudiantil, me sumo a las fuerzas de la resistencia durante la dictadura con la principal consigna de la gran masa democrática de nuestro pueblo la búsqueda de derrocar la dictadura, o sea había pasado a primer orden dejar de lado todas aquellas disputas que teníamos para llegar a la meta final, y digamos tratar de derrocar a la dictadura, pasó a ser en el orden del día, pasó a ser lo primario. Yo era empleado despachante de aduanas, jamás pensé que a la salida de la dictadura, yo salgo en los 80, con la atroz situación económica y social que existía, de ser empleado despachante de aduana, una madrugada me sacaron en el departamento en la Dirección Nacional de Información e Inteligencia, acá en Maldonado y Paraguay, de triste recuerdo, hace no mucho con los compañeros que por allí pasamos por la tortura, detención y secuestro, colocamos una placa, que recuerda ese triste lugar de una esquina de Montevideo, que no es una esquina como hay tantas, es una de las esquinas donde se masacró a gran parte de la juventud y de la clase trabajadora uruguaya, en sus distintos departamentos, y con distintos monstruos que siguen apareciendo en la prensa uruguaya como que aún siguen en la impunidad y sin castigo de justicia. Yo socialmente era un empleado despachante de aduana, a la salida me encuentro con una situación económica y social en la cual el primer trabajo que me consigue un compañero que había salido antes que yo del penal, es en una reforma de una casa, a través de un arquitecto que también había estado preso junto con nosotros, era una sociedad uruguaya que se reconstruía desde los elementos sociales de la resistencia, nos íbamos consiguiendo trabajo y demás. Yo les decía a ustedes que la salida de aquel contingente social que estuvo en el Penal de Libertad o las mujeres que estuvieron en el penal de Punta de Rieles, implicaba -como dice Serrat- la zorra pobre al zarzal y la zorra rica al rosal. Lo que pasa es que las dimensiones con las que reprimió la dictadura fascista uruguaya eran tales que nosotros nos encontrábamos de repente en el penal con un compañero que vestía el nuevo mameluco con su nuevo número y le preguntábamos de pronto por dónde caíste y todo lo demás, y lo habían ido a detener porque había firmado una carta de adhesión a la revolución cubana en el año 61. Y algunos compañeros muy macabramente le decían y qué desde el año 61 en adelante no hiciste nada, y alguno muy sanguinario decía que te hayan traído por no haber hecho nada. Lo que pasa que la dictadura tenía que justificarse tanto en el sentido de que la necesidad de la represión continuaba año a año, o sea el enemigo exterior a esa estructura de la dictadura, tenía que justificarse con la represión. Y de alguna manera hoy los que luchamos contra la impunidad que esa represión abarcó, y vemos tantas tardanzas. Pero la situación económica y social era muy patética, tan es así que en los 80 yo salgo antes del plebiscito y en los 80 desembocamos en lo que es el plebiscito por el Sí y el No. Pero uno de los primeros trabajos que agarro es en la construcción, en la reforma a la cual me convoca otro compañero que finalmente termina trabajando en mantenimiento de AEBU, era el chofer de Rosario Pietraroia, histórico dirigente metalúrgico. En la barraca donde yo estaba en la prisión, llegó un día Rosario Pietraroia, nos conocimos con Rosario antes de yo sumarme a la metalúrgica, yo lo conocí a Rosario en el Penal de Libertad, derivó a la misma barraca, ya ahí me di cuenta que era un viejito cabeza dura porque yo estaba de fajinero ese día que llega Rosario a la barraca y Rosario tenía un problema, tenía ya 65 años, y tenía un problema en la rodilla, y entonces como forma de verdugueo, como le decíamos nosotros en el Penal, el sargento o el cabo de barraca le designan una cucheta de las de arriba, y yo era el fajinero, entonces el que me hacía responsable por un día de los temas internos de la barraca desde la perspectiva de los presos frente a las autoridades, cabo o sargento, y le planteo, mire sargento el compañero acá tiene dificultades para subirse a la cucheta, avanzada edad, se podría ver lo de un cambio, bueno no sé, yo era el 1932 nos llamaban por el número, 1932 no sé vamos a ver. No, no te preocupes Carlitos me dice Rosario, yo ya me armé, y se había armado con una sábana para subirse a la cucheta, no te preocupes me dice. Ahí ya me di cuenta de aquel viejito cabeza dura.
En el año 81 consigo trabajo, me acuerdo que estando en la búsqueda de trabajo me dijeron que había una fábrica de plástico que hacía fichas para el Casino Municipal, y que allí el empresario era un hombre que le daba contención, inclusive había un compañero que había salido del Penal que estaba trabajando en esa empresa, entonces me voy y pregunto por él, me da entrada en su oficina, y le digo que venía por si tenía necesidades de trabajo, y me dice quién me enviaba, y le digo disculpe me dijeron que podía necesitar, insistía en saber quién me enviaba, yo estaba rapado y entonces el hombre sospechaba de dónde venía. Y le digo, mire si a cuenta de darme un trabajo yo tengo que delatar gente, no, le digo ya pasamos por esa experiencia, muchas gracias, y me dijo que esperara, pero no.
O sea, actitudes de época donde la gente por un lado podía tener una buena actitud pero por el otro estaba todavía temblequeando frente al enemigo.

 

María de los Ángeles Balparda: Muy bien, “Conocí en AEBU un compañero, Carlos Amir, que fue preso político pero del MLN, no es el mismo ¿no?” dice Patricia y manda saludos.

CA: Le digo a Patricia que yo tengo un homónimo que era del MLN que es Carlos Amir, no sé si es González su segundo apellido. En el caso de él, el Amir es apellido, en mi caso, Amir es nombre

 

MAB: ¡Ahí está! Yo no la sabía esa, muy bien.
Estábamos hablando fuera de micrófono y va a estar presente esto

CA: Son los famosos “Turcos Amir”

 

MAB: Los Turcos Amir, claro, sí

CA: Que uno creo que era del Banco de Seguros

 

HS: Era bancario

CA: Era bancario, me parece si

 

MAB: Sí, que debe ser el que conoció Patricia, evidentemente

CA: Sin duda

 

MAB: Pero decíamos, va a estar siempre en las conversaciones así, con invitados como este, el hecho de que el tiempo es sumamente corto y el tiempo radial, difícil de adaptar todo lo que hay para decir en esos tiempos radiales, pero me parece que a la vez tiene una gran ventaja, digo por los que están escuchando, gente de las nuevas generaciones, por suerte hay muchos que están escuchando, que están participando en diversas cosas, que me parece que está bueno que puedan aprovechar el hecho de que hay alguien que conoce toda esa historia, pero que está militando hoy también. Porque si no, viste que pasa eso que es muy triste, de gente que militó hace cuarenta años y quedó en aquello y nunca más los sacaste…

HS: Incluso los propios presos, que la vida demostró que el hecho de estar preso no es un certificado de vacuna contra el dejar el compromiso ¿no?

MAB: No te queda para siempre validado

CA: Nosotros, recuerdo que en toda esa, algunos jocosamente le llamaban los trámites previos antes de ingresar al Penal de Libertad, que pasaban por la tortura, el secuestro y todo lo demás, entonces es un poco jocoso decir los trámites previos que tuve que hacer antes de ingresar aquí. Pero está claro, la gente en circunstancias muy adversas tiene como que reinventar la alegría y lo hacíamos.
Y una de las cosas que nos trazamos, nosotros caímos dentro de un caso de trece, catorce compañeros que pasamos por el Departamento de Inteligencia y Enlace de la Policía, como ya dije antes, de allí fuimos derivados a los juzgados militares, de allí pasamos al Cilindro Municipal, del Cilindro Municipal pasamos a Cárcel Central y después, de Cárcel Central pasamos a... De nuestro caso inclusive hubo dos o tres compañeros que fueron derivados al Álvaro Cortés.

 

MAB: Claro, al Álvaro Cortés, sí

CA: De uno de los mismos cumplió los 18 en plena tortura pero no por el asunto de ser menores, yo recuerdo que durante mi proceso de tortura había gente de la Asociación de Estudiantes del Zorrilla y gente del Círculo Rodó también, de la Juventud Comunista, asociaciones de estudiantes gremiales y juventudes comunistas que fueron estrepitosamente torturados, al nivel de un adulto, no medían cuestión en este sentido, pero lo que nosotros en determinado sentido, incluso en Cárcel Central hicimos una reunión donde analizábamos el caso globalmente y demás y veíamos lo que nos esperaba por delante, recuerden que por esa época lo que te tiraba la justicia militar era algo así como asociación subversiva y seis años como mínima a dieciocho años como máxima. Pensaban durar mucho más de lo que duraron, por suerte, pero ¿cómo caía eso en la vida de una persona o cómo caía eso en la vida de la familia de esa persona no? Realmente, los que ponen en cuestión si aquí se procesó una dictadura fascista, a veces obvian estas cuestiones.
Y los que van e inclusive rinden homenaje a esos Círculos Militares y demás y a las víctimas también de la dictadura, no, no es que estemos diciendo que los errores cometidos, porque realmente puede ser que hacia la institución militar o policial haya caído gente que lo hizo en lo que entendía el cumplimiento del deber y que esos puedan ser denominados como “víctimas”, no es contra ellos pero que las instituciones que produjeron el golpe de Estado en el país, salgan a ponerse en víctimas cuando fueron los victimarios de todo el pueblo uruguayo, eso sí que no

 

MAB: Claro

CA: Eso sí que no, y quiénes los respaldan además

 

MAB: El Comandante en Jefe salió, además, todo este último período sale y ya no se pone de víctima, reivindica lo que hicieron y sale

CA: Y no nos pondrán de rodillas como institución

 

MAB: Y no nos pondrán de rodillas y demás, pero es lo que vos decías, quién los respalda, quién los deja hacer lo que hacen, que me parece que puede dar pie, para que nosotros ahora podamos arrancar en este próximo bloque, con este momento actual que estamos viviendo, la situación de la izquierda, porque evidentemente el Frente Amplio viene ya desde hace tiempo, dando muestras de haber abandonado un montón de caminos, banderas. Pero estamos ya empezando un nuevo período electoral, los blancos parece que fueran caminando para atrás, los colorados está Sanguinetti tratando de salvarlos. ¿El Frente Amplio cómo está? Dicen que ya enterraron el caso Sendic, que era lo que los había perjudicado, parece el cuento de Caperucita Roja, les había perjudicado el caso Sendic pero ya lo superamos, entonces como que está todo liviano.
Pero por otro lado hay una batahola bárbara con qué va a pasar.
Carlos Amir, cómo ubicar las distintas fuerzas en este momento, especialmente el Frente Amplio con sus transformaciones, porque el Partido Colorado, el Partido Nacional eran los partidos que se supone cuando ganó el Frente Amplio y desde que se formó el Frente Amplio, ya no tenían mucho para dar, ya estaban agotados y venía lo nuevo que era el Frente Amplio. Ya cuando llega el Frente Amplio llega con problemas pero que se van acentuando. Y bueno, después pasamos de Tabaré Vázquez con Bush en su primer gobierno, cuando llega el segundo gobierno del Frente Amplio, que llega Mujica, “éste sí, éste va a cambiar las cosas”, después vuelve Tabaré Vázquez, el papel internacional que juega Uruguay ahora con el Frente Amplio en el gobierno, Almagro, toda esa historia, todos estos elementos, el papel de los trabajadores, ¿cómo ubicarse en este momento?

CA: Y, te diría Ángeles, había un abogado laboralista con el cual hicimos comunicación, hicimos bastantes cosas en el Paraguay, un hombre de izquierda, que se identificaba con la izquierda latinoamericana, con la paraguaya, que es muy esmirriada pero que existe

 

MAB: Claro

CA: Y él me decía, una característica que tienen ustedes los uruguayos es que siempre ponen las cosas en proceso, antes de hablar de un hecho, los hechos no decantan de un día para el otro adentro de la sociedad y “eureka”, apareció tal sociedad. Es todo un decantamiento de cosas que ocurren antes.
Yo cuando veo algunos compañeros, hoy en esto de que me estoy estrenando en una nueva modalidad, de esta búsqueda permanente que es la revolución anticapitalista que venimos buscando desde hace muchas décadas, claro que esto no fue una impronta que logró el pueblo uruguayo y que de la noche a la mañana, sin lucha, sin padecimiento de determinados contingentes, sectores sobre todo de la clase trabajadora, los sectores medios, los sectores uruguayos de la sociedad uruguaya en búsqueda de la transformación de la misma para que una sociedad capitalista, dependiente y atrasada como la que tenemos, podamos hacer florecer una sociedad más próspera en todos los sentidos. Yo le recomiendo a muchos compañeros de la Unidad Popular, que antes de expresarse con respecto a algunas figuras del Frente Amplio y demás, como “ah, mirá este traidor” y todo lo demás, vean el proceso por el cual hace que ellos tendrían que calificarlos como traidor. Me voy a nutrir de una frase hecha que es, “el que avisa no traiciona” y yo creo que acá hemos tenido, dentro de la sociedad uruguaya

 

MAB: Avisadas

CA: En la sociedad latinoamericana, el proceso del progresismo es un proceso de rebajamiento de los postulados programáticos de la izquierda latinoamericana. Uno lo puede ver en todos los procesos, salvo en aquellos procesos, los que se autodenominan izquierda es una social democracia con tendencia de derecha digamos, en lo político y en lo ideológico.
El Astori, el contador Danilo Astori que ha llevado adelante, desde el plano de las finanzas, al Frente Amplio en estos tres períodos de gobierno, era un intelectual orgánico de izquierda en el 84, que editó sobre todos los temas de la economía uruguaya, a través del CIEDUR que era aquel organismo, cuestiones que hablaban de la industria, hablaban de lo financiero, hablaban de lo comercial, hablaban de las relaciones con los mercados internacionales y demás, que era todo analizado y visto desde una perspectiva marxista de izquierda. Y yo hoy, cuando veo que algún compañero recrea en las redes sociales: miren lo que decía Danilo Astori en los años 80 cuando era candidato junto con Seregni por el Frente Amplio, que decía “no, la deuda externa, ata y compromete a la sociedad uruguaya, con lo que pagamos de intereses de la deuda externa podríamos generar dieciséis mil puestos de trabajo”, eso decía en el 84, 85 Danilo Astori. ¿Qué proceso hubo? ¿Por qué tenemos este Frente Amplio en gestión de gobierno desde hace tres administraciones, que tanto ha borrado con el codo lo que anteriormente, en su historia anterior, dijo que iba a hacer en materia de transformaciones en el Uruguay? Transformaciones económicas, sociales, políticas y en lo que hace a la madre de las reformas tan anunciada que era la reforma del Estado. La reforma del Estado que ha funcionado, hay mejoras, nadie niega que han habido mejoras en estas tres gestiones del Frente Amplio en el aspecto económico

 

MAB: Y hay “peoras” también

CA: Y hay el no haber recorrido el camino que se dijo que se iba a recorrer, que es diferente al que se recorrió.
Ahora, ¿dónde empieza la tragedia de nuestra comedia actual? En determinado momento, en esta fuerza que se llamaba Izquierda en Marcha, que está dentro del Frente Amplio, la primera etapa de la conformación de esta fuerza fue la de Frenteamplistas por un Debate Programático, queríamos llevar al terreno del debate programático un programa que tenía virtualmente, juntamente con aquellas treinta medidas de gobierno urgentes que se iban a llevar adelante, que tenían ya por los 70, cuando nació, cuatro pilares básicos que uno era la reforma agraria, estado de cosas en materia de tierra, bueno, ya todo el mundo lo sabe, 48% de las tierras extranjerizadas y en manos de privados, con un Estado que a través del Instituto Nacional de Colonización ya sabemos que se ha hecho muy poco, el abandono, lo que pasa en nuestros campos y demás, además de estar extranjerizados y demás con cuestiones tales como representantes del Frente Amplio como lo fuera Agazzi en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, preguntándole un periodista sobre este tema de la extranjerización, de que la tierra está cada vez en menos manos, si eso no implicaba una pérdida de soberanía y la respuesta terrible, de quien fuera revolucionario en alguna época, quien luchó por la tierra y con Sendic, que diga “la tierra es una mercancía como cualquier otra mercancía dentro del mercado capitalista y por lo tanto se rige por la oferta y la demanda”

 

MAB: Y no es, digo por el que está escuchando y no sepa, un joven que no conoce toda la discusión previa ¿por qué no es una mercancía la tierra, Carlos?

CA: No, no la es porque implica la soberanía de una nación y porque además es un recurso natural que debe estar de cara, yo te diría que más que natural es humano, que tiene que ver con los derechos humanos. O sea, que la gente intra fronteras tiene.
Mirá, hay un relato, un cuento de Saramago que dice que allá por la Edad Media sienten en un pueblo de Europa que las campanas suenan al arrebato, entonces concurre la gente del pueblo porque siempre era el anuncio de que había muerto algún componente de esa sociedad, para sorpresa de todos, porque estaba el cura, acude la gente, sale de adentro de la iglesia un campesino, entonces el campesino dice: la mala noticia que les tengo que dar no es respecto a la muerte de ningún ciudadano del pueblo, la mala noticia que les tengo que dar es que el señor feudal, al cual yo le doy mi diezmo, en el sentido de que produzco dentro de lo que se supone que son sus tierras pero el señor también me tiene que dar cierto pedazo de tierra para mi manutención en función de mi trabajo, pero el señor feudal ha ido corriendo las marcas de su propia tierra y las ha hecho avanzar sobre las que supuestamente me daba a mí y quien ha muerto hoy ha sido la justicia, por eso he tocado las campanas a arrebato porque el señor feudal ha avanzado sus marcas hasta el último rincón de las mías. Eso es lo que nos está ocurriendo con nuestras tierras a los uruguayos, inclusive con una ley de tierras que hacía que determinadas empresas extranjeras, no pudiesen comprar. Nos enterábamos no hace mucho, que treinta empresas extranjeras, por vía de excepción pudieron comprar una millonada de hectáreas, por vía de excepción. Hace no mucho, el gobierno nacional del Frente Amplio sesionando el Ejecutivo con sus ministros, ellos les llaman eventos a eso que es la traída de esos combos que el agro negocio trae a nuestras tierras, el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio que se ocupa de la Vivienda y el Medio Ambiente, votaron en contra del ingreso de esos cuatro eventos

 

HS: De transgénicos decís vos

CA: De transgénicos que vienen con el combo de agro tóxicos también y que además, estos tenían la peculiaridad que iban camino de sustituir semillas propias que tenemos, que producimos acá. Con el voto en contra de dos Ministerios que hacen a la cuestión, la mayoría del gabinete votó el ingreso de estos cuatro eventos, ¡un manejo!

 

MAB: Ni siquiera adentro del gobierno, ¿no?

CA: Ni siquiera adentro del gobierno, ni siquiera adentro del gobierno…

 

HS: Ahora, también se trabaja sobre la gente, sobre la masa frenteamplista en particular, con la idea de “bueno, se hace lo posible”, incluso desde el Partido Comunista hemos escuchado muchas veces la tesis de que este es un gobierno en disputa, Mujica lo ha dicho “yo quise hacer tal o cual cosa pero no se puede, porque el Estado está controlado por castas que vienen de antes”, bueno, “el poder de los ricos, los medios”, muchas veces desde la cúpula del Frente Amplio se habla de limitantes para poder hacer cosas más de izquierda. ¿Qué se les dice a los frenteamplistas hoy que puedan estar ubicándose en ese plano que le ponen?

CA: Y bueno, uno que ha hecho ese proceso y que ha creído, en algún momento se habló de que se conformaba el grupo de los ocho famoso, el cual tenía esa tesis de gobierno en disputa, tesis abonada fundamentalmente por el Partido Comunista pero bueno, como había acuerdo con otros ocho grupos, dentro de los cuales estaba el MPP también, acá hay como una alianza madre que es MPP - Partido Comunista como respondiendo a sectores más de la izquierda y todo lo demás.
Ahora, ¿qué ocurre con estas fuerzas políticas? Están atadas a un programa, ese programa fue rebajado sustancialmente, ese programa es un programa que hoy por hoy…
Primero que nada, ¿se acuerdan que la discusión en los 90 cuando empiezan todos los transformismos políticos ideológicos hacia la interna del Frente Amplio, que inclusive hasta con el derivado de uno de sus referentes y líderes políticos como es el caso de Hugo Batalla, que termina siendo vicepresidente? O sea, cuando María de los Ángeles hablaba del caso Almagro, yo que sé, si además de todas esas sorpresas que empezamos a tener dentro del Frente Amplio.
Bueno, pero todo esto es fruto de un proceso que se ha venido llevando dentro de filas del Frente Amplio y siendo que hoy lo que encabeza, pese a que se diga que hay unas disonancias de parte de una izquierda, que el Partido Socialista vuela con dos alas, una más de izquierda, otra más de derecha, a la hora de las elecciones, ya sean internas sean nacionales y todo lo demás, los acuerdos que rigen y las unidades que rigen son las que han rebajado ese programa y son las que han elegido un camino de avanzar sobre eso que ellos llaman un capitalismo organizado, un capitalismo con rostro humano, no se les ha caído la menor idea.
En el sentido uno puede ver lo que ha sido el proceso boliviano puede ser, ya no hablo de otros procesos que están más complejos, pero yo tomo el proceso de Bolivia como un proceso referencial en cuanto a una modalidad de construcción socialista, allí si realmente hay un proceso, pero...

 

MAB: Ahí sí

CA: Díganme qué tipo de modalidad socialista le ha impreso a sus tres gestiones de gobierno el Frente Amplio. No se les ha caído una idea, pero además de ser en unos, porque aparentemente son renunciantes a las mismas, en el MPP, con el liderazgo de Mujica, con el liderazgo de otro referente que recién hablábamos, de Agazzi, hay toda una literatura acerca de Mujica que muchos la subliman, otros la vemos en forma absolutamente crítica y la vemos como totalmente retardataria ¿no?

 

MAB: Totalmente

CA: Y que los planteos son de otro tipo

 

MAB: Bueno, Carlos, leo algunos mensajes que nos han llegado de los oyentes.
Este dice, “¿Qué tal amigos? Disculpándome por tan célebre frase que quizás yo no sea merecedor de usarla, mando un gran abrazo al compañero Carlos, supe trabajar como tornero en una metalúrgica, en esos tiempos complejos teníamos larguísimas jornadas, tan es así que mi record trabajando llegué, a 72 horas corridas y el horario era de 12 en mantenimiento. Y Germán desde la Radio 30 hablaba de esto de correr la coneja, gracias”
Dice José Villalba, “Felicito al compañero, con el documento de los 24 nos dijeron todo, fuimos muy confiados”
Dice Colombo, “Buen día, ¿cómo andan? Le mando un abrazo al compañero Carlos que tuve la oportunidad de conocer y charlar en pocas ocasiones, pero esas charlas fueron muy amenas, abrazo a todos”
Y el último, “Vaya un saludo a Carlos que siempre con sus charlas, transmisión de conocimientos y experiencia nos ayudan a comprender cómo es la cosa” -dice Leo de Salinas

CA: Muchas gracias por los saludos, María de los Ángeles, de viejos y de nuevos compañeros

MAB: Muy bien, muy bien

 

HS: Bueno, resumiendo en estos minutos, aterrizábamos un poco en la realidad actual y ahora se va a venir rumbo a las elecciones, Carlos, una oleada de manipulación de la cabeza de la gente, también a la que tenemos que enfrentar, uno piensa desde la acumulación de vida y de militancia que vos tenés, a la idea de que bueno, hay que parar el riesgo de que venga la derecha tradicional, al riesgo también de no dimensionar en la gente cuando se habla de impunidad a los violadores de derechos humanos, la impunidad de quienes han corrompido por dentro esos proyectos de izquierda tan caros ¿no? que merecieron esa resistencia de la cárcel, de la clandestinidad.
En estos días leíamos algunos textos de Esteban Valenti que van apuntando ya hacia sentirse defraudado por el Frente Amplio y quizás ir pensando que hay que armar otra cosa y ahí también aparece el riesgo de que se trabaja a la gente en el sentido de que hay que defender este Frente Amplio, hay que trabajar en que se mantenga al Frente Amplio porque si no se va a armar algo peor. Son desafíos sobre la cabeza de la gente,  muy importantes en los que hay que trabajar ¿no?

CA: En esa cuestión que hacíamos referencia del rebajamiento del programa del Frente Amplio y que después las tres administraciones del Frente Amplio en función de gobierno, se hacen con el referencial de un programa que se rebajó, sustancialmente se rebajó, se convirtió en un programa social demócrata de derecha, pro capitalista y se salió de aquello que nosotros potenciábamos, que era realmente revolucionar las bases estructurales de la sociedad uruguaya y poner a la sociedad uruguaya de camino, algo similar de lo que se está haciendo con la sociedad boliviana. Que no digo que haya comparaciones mágicas que te puedan resolver las cosas en tu propio lugar, pero por lo general los procesos en cada nación, son los que te demuestran que es lo que se puede y que es lo que no se puede. O sea, nosotros confiamos durante mucho tiempo, durante muchas décadas en que los procesos de socialismo real que se llevaban adelante en los países europeos eran de lo mejor y que lo que se vivía en Cuba también era de lo mejor. Bueno, han saltado en la época contemporánea una cantidad de cosas que nos hacen ver que tenemos que ajustar la mira sobre esos procesos y que nosotros tenemos que referenciarnos en cosas. Ahora, yo pienso, cada vez que veo que a Carámbula del Partido Comunista uruguayo lo pone como mascarón de proa en algunas cuestiones hacia el Parlamento y demás, por no hablar de otros desastres del presente ¿no? Partido Comunista que apunta tan mal hacia estas cuestiones y leo artículos de que Carámbula no es que haya abjurado de la estructura del Partido Comunista, abjuró de su condición de comunista que es lo que yo, habiéndome salido de las estructuras organizadas del Partido, pretendo seguir siendo. Yo no abjuro de mis convicciones de comunista revolucionario, para mí los que abjuran son muchos de los que siguen dentro, no digo que todos de la misma manera, digo yo, en mi proceso individual y colectivo que he hecho con otros compañeros, estoy hoy adhiriendo al 26 de Marzo y por esa vía a la Unidad Popular, en función de que ya no siento identidad frenteamplista, más allá de que muchos compañeros me dijeron “no, quedate acá que es tu lugar y cambiemos las cosas, porque este proceso te tiene a vos también como uno de los protagonistas de la construcción”. Pero yo no puedo seguir formando parte de un lugar donde lo que se está aceptando, es una identidad político ideológica que no tiene nada que ver con una estructura política y una estructura organizativa, que no responde a los objetivos de la revolución socialista y anticapitalista, no, responde a otros intereses. Pero además, no es que lo digan con desparpajo, están convencidos de que el camino asumido es el único camino, es el único camino que tenían para recorrer.
Bueno, yo pienso que no y yo ya no tengo más identidad. De la misma que el movimiento sindical que está pasando por determinadas situaciones, en un país donde el proceso de los cambios tenía un tronco principal en la clase trabajadora con su central única, en las reuniones que se hicieron con Congresos del Pueblo, que ha tenido una segunda edición en el año 2008

 

MAB: Cierto

CA: Y posicionó desde los trabajadores y desde otros referentes de la producción y el comercio en el Uruguay pero auténtica gente eh, posicionó un programa revolucionario que es el Congreso del Pueblo, que se da de bruces con lo que es el actual programa del Frente Amplio. Es algo que tendrían que considerar mucho quienes están hoy dentro de la clase trabajadora, en la Central PIT CNT, que se da de bruces el programa del Congreso del Pueblo, que adopta la Central de trabajadores con lo que es el programa del Frente Amplio.
O sea, tendrían que, con mucha independencia de clase, desenganchar ese vagón que han enganchado al proceso del tren frenteamplista.
Yo hay cosas que confieso que las digo con mucho dolor ¿no?

 

HS: Claro

CA: Yo, esta pérdida de identidad, recuerdo que en una ocasión, en el Penal de Libertad que me llevaron a la sala de disciplina, estaba ahí y me encontré con que algún compañero había debajo de ese camastro de concreto de cemento había escrito una frase del Che que está buenísima, cómo se dio maña y todo para llegar ahí era impresionante. Bueno, yo que sé, era tal la locura nuestra, me acuerdo que a la salida de esa misma sala de disciplina, cuando nos llevaban de nuevo para la barraca, un compañero con el cual había ido me mostró mientras no venía la guardia a buscarnos, me mostró un puñito que había hecho con un pedazo de jabón

MAB: Claro

CA: Totalmente loco, nos hacen una requisa cuando entramos y le pregunto “yo pensé que te mandaban de nuevo Alvarito, ¿dónde metiste el puñito si nos hicieron desnudar?” Y dice: agarré una parte del calzoncillo y cuando me lo saqué le dije al Mayor ¿ta? No, no, guardá esa porquería -me dijo, y el puñito en su puño

 

MAB: Lo tenía ahí

CA: Pero podía haber reto, esas cosas me vuelvo loco y lo digo, pero hubo un contingente importante de la clase trabajadora, de los revolucionarios uruguayos, muchos que se han ido que realmente no merecían estas desviaciones, no merecían estas desviaciones.
Y en lo que tú me decías respecto de Valenti, sus naufragios y demás, sobre lo cual ustedes han escrito tanto y han hecho buenas referencias, sobre todo ese tema de la charca me parece propicio, yo les recordaba la vez pasada a Leonardo y a otro compañero, si, esa referencia que hace Lenin, y bueno, esos naufragios devienen de… Uno de mis hermanos muy avezados en cuestiones político ideológicas, cuando yo en forma muy entusiasta fui como representante de la UNTMRA a Moscú en el año 85, a un pequeño congreso que hubo allí donde me gustaron mucho las posiciones de una ingeniera de la CGT francesa, porque la conferencia era sobre el tema del desarrollo de las fuerzas productivas y de las nuevas tecnologías. La posición de los sindicatos rusos era, en aquél momento, año 85, dejar pasar, dejar hacer, la famosa frase porque en el desarrollo de las fuerzas productivas sonaba bastante bien, hasta que la ingeniera dijo: con eso de dejar pasar y dejar hacer a las fuerzas productivas y a las nuevas tecnologías, en Francia nos están quedando varias ciudades como ciudades fantasmas, dijo, como pueblitos del “far west”.
Y bueno, un momento muy complejo del mundo...

 

HS: Y a la vuelta, volviste decías, le contaste a tu hermano entusiasmado

CA: Ah, sí, la “glasnost”, la “perestroika”, las inquietudes de los jóvenes soviéticos, inclusive mi traductora daba clases por correspondencia de español, entonces en determinado momento me juntó ahí con toda la gente a la que le daba clases. Había gente que estudiaba hasta siete idiomas, ¡siete idiomas! Los que menos habían estudiado, azafatas de Aeroflot, había un muchacho que tenía problemas, era cuadripléjico ése era el que había estudiado siete idiomas.
Un marinero de la Armada Militar Soviética que me preguntó en determinado momento como veíamos nosotros los latinoamericanos, la labor de ellos y yo largué el pico y le hice una semblanza ahí y en determinado momento dije: aflojale Carlitos, estaba llorando el marinero. No, sin ningún tipo de puesta en escena o sea, son las cosas valiosas ¿no? Me indigné tanto, porque había gente, había representantes sindicales, había sirios, había ecuatorianos, había filipinos, vos sabés que algunos era la tercera o cuarta vez que visitaban la Unión Soviética, no habían ido al Mausoleo de Lenin. Yo les decía: si yo regreso a mi sindicato y al Uruguay y les digo a mis compañeros que no me hice las dos horas y media de cola para ver el Mausoleo de Lenin...

 

MAB: Seguro

CA: ¡Me linchan! No, por comodidad, digo, cuestiones referenciales que te encontrás en esas experiencias.
Pero ahora, lo que me decía Hernán, me voy por las ramas, voy a salir como el famoso Tarzán, puntualmente Hernán, respecto a lo que me decías del naufragio, Valenti y todo lo demás, mi hermano en alguna época, sobre todo en el litigio de renovadores y ortodoxos del Partido Comunista, que Valenti era un liquidacionista, actuaba como liquidacionista dentro del Partido y en la última conversación que tuve con mi hermano me decía: me parece que estaba actuando como liquidacionista hacia el Frente Amplio. O sea, si no consigue sus objetivos de realmente social-democratizar y derechizar el Frente Amplio, como es, se puede ver el lenguaje, hay un lenguaje que manejan con mucha frecuencia en el programa de la tertulia, que maneja “En Perspectiva”, con Emiliano Cotelo a la cabeza, donde estaba Montaner, el blanco, está Ramela el colorado y participaba Butazzoni, que es medio filo MPP creo y Valenti. Hubo ciertos momentos en los cuales manifestaban diferencias, hoy por hoy no notás la menor diferencia entre la gente de derecha

 

MAB: Totalmente

CA: Y seudos frenteamplistas

 

MAB: Tenía razón tu amigo, el proceso continúa

CA: Sin dudas, sin dudas

 

MAB: El proceso continúa

CA: Me parece que el proceso continúa y la mala o buena noticia con respecto a lo que tu decías, María de los Ángeles y en parte tomaba Hernán, o sea, cuales son las perspectivas frente a las nuevas elecciones y yo diría que comienza, comenzamos de nuevo un proceso de acumulación de fuerzas hacia elementos referenciales políticos ideológicos, como pueden ser los que están en conformación y en definición dentro de la Unidad Popular. Las referencias de los liderazgos en Unidad Popular, para que la gente, a nivel de la base de este nuevo movimiento, son fundamentales, no hay que caer en el insulto, en el intercambio de nuevas búsquedas para proyectar una nueva realidad para el país, ojo con los insultos, ojo con los intercambios de mala base. Repito, el que anuncia no traiciona, ellos han hecho un proceso de desviación del proceso revolucionario en el Uruguay en sus búsquedas. ¿Tenían derecho? ¿No lo tenían? En política las cosas siempre son así

 

MAB: Está claro, está claro

CA: Recomiendo una película además, “El joven Karl Marx”, para que vean cómo nuestros padecimientos con respecto a la lucha político ideológica son de antes, de durante

 

HS: No hay mucho nuevo

CA: Y son de siempre

 

MAB: Está claro, Carlos, un gusto haberte recibido y por supuesto vamos a estar conversando nuevamente

CA: Un gusto para mí como siempre estar en esta prestigiosa emisora, sin lugar a dudas, con tan avezados y magníficos periodistas

 

MAB: Carlos Amir, entonces, estuvo aquí en la 36.