LA 36 POR LOS BARRIOS, CURVA DE MAROÑAS.
Entrevista a Walter Perdigón, 30 de junio de 2018.

Perdigón.jpegEl pasado sábado 30, desde las 8 a las 11 de la mañana, se realizó la tercer entrega de la 36 por los barrios, esta vez desde la Curva de Maroñas, más concretamente desde la esquina de Vicenza y Juan Jacobo Rousseau.
A continuación transcribimos la entrevista realizada a Walter Perdigón, vecino de la zona.

 

 

 

Hernán Salina: Bueno, estamos con un vecino de la zona, Walter Perdigón, ya nos habías contado que coincidió del trabajo en Coetc y además de antecedentes familiares de la fundación, pero vos nos podés ayudar también a contarle a la audiencia de Radio Centenario la realidad de los clubes de este barrio...

Walter Perdigón: Y bueno, este fue un barrio futbolero siempre, salvo Suárez, el resto de los cracks que anda por el mundo son todos de Danubio. Son todos, Salayeta, Da Silva, Recoba, Ruben Sosa, es interminable la lista que hay, los jugadores de acá del barrio son clase A. Es un barrio que tiene los mejores jugadores y los mejores pingos, nadie lo puede negar.

 

HS: ¿Y por qué será eso Walter?

WP: Y porque es un barrio muy especial, es la conjunción de muchos barrios que están juntados en el nombre Maroñas ¿verdad? Es enorme, si te ponés a pensar llega hasta Punta de Rieles, Piedras Blancas, Malvín, La Unión y seguimos la vuelta

 

María de los Ángeles Balparda: ¿Es la canción de Danubio la que dice que es una Nación?

WP: Sí, es una canción de Danubio que dice "una Nación te alienta". Cuando dice "una Nación" es porque es la conjunción de barrios. No sé si lo habrán hecho por eso, pero es la conjunción de muchos barrios

MAB: ¡Qué bueno!

 

HS: Los clubes significan también una oportunidad en la vida para mucha gente desde gurises, que además de ir a la escuela, bueno, el fútbol se transforma en empezar un camino que la gente quiere para avanzar en la vida ¿no?

WP: Claro, un poco eso quedó atrás porque, el barrio no es como dicen los porteños "el potrero", acá se dice campito. A mí como no me gusta copiar lo que dicen otros, nosotros siempre vivimos de la pelota en el campito, las veredas y las calles, porque antes no habían tantos autos, había clásicos de barrios cuadra contra cuadra, cosa que ahora no hay más. Ni siquiera las fábricas juegan al fútbol ahora, está todo el mundo con el celular, entonces se va perdiendo todo eso.
Por eso es que cada vez hay menos jugadores acá, si no viene algún canario de afuera, digamos, acá prácticamente no hay más fútbol. Salvo el baby fútbol, el resto son todos del interior. Entonces no podés pretender...
Tú vez el Mundial ahora, y salvo Neymar o Messi, el resto no sabe driblar, no driblean, no hay gambeta, no hay dribling, no hay pisada, no hay nada

 

HS: Son corredores...

WP: Son corredores, son atletas que pasan la pelota de un lado para el otro, de un lado para el otro, eso no es el fútbol. Eso es lo que se ve y es lo que se viene ¿no?
Por eso yo creo, ojalá me equivoque, el fútbol está en vías de extinción, yo creo que en pocos años más. Además es un aburrimiento, porque hay tantos partidos y tantos goles que la gente ya pierde el incentivo de ir a la cancha. Hoy por hoy al fútbol uruguayo no va nadie, va mucho más gente al básquetbol que al fútbol. Cualquier partido de básquetbol lleva más gente que un partido de fútbol.
Acá que era un barrio tan popular, con tantos equipos y te los puedo nombrar, el Potencia, el Ituzaingo, San Carlos, Danubio Azul de acá de la cuadra, desapareció todo

 

HS: Estos clubes de baby fútbol también

WP: Había una enorme cantidad de clubes. El San Carlos, por ejemplo, tenía un 5 que me paro, yo que soy futbolero, yo siempre digo, nada que ver pero cuando el 5 de Danubio pisa la pelota, Danubio es campeón, no cuando corre. Cuando el 5 de Danubio pisa la pelota, Danubio es campeón.
Y acá, en este barrio, yo vi jugar al mejor 5 que vi en mi vida, y mirá que vi, vi a Falcao, vi al negro Pereira de Danubio, si habré visto jugadores. (...) jugaba en el San Carlos, no sé si vive, ojalá que sí, no sé, lo dejé de ver, era el padre del Polillita Da Silva y del Polilla Da Silva. Era lo mejor que vi como 5 acá.
Cuando yo iba a la cancha el Polilla Da Silva tendría 4 o 5 años y el padre lo llevaba de la mano al fútbol. Futbolero, la familia...

 

DM: Son dos hermanos, ¿no?

WP: Sí, el Polilla grande es Jorge, Ruben es el chico, son 5 hermanos, 3 varones y 2 mujeres.
¿Y por qué le dicen Polilla? Porque la madre se llamaba Doña Poler, creo que viene de ahí el nombre aunque no estoy muy seguro

 

MAB: ¿Y usted dice que el fútbol va en extinción?

WP: Ah, yo pienso que sí

 

MAB: Ahora, en la televisión es todo fútbol ¿no? Se ve el fútbol de Argentina, se ve el fútbol de México, se ve el fútbol de todos lados

WP: Se ve el fútbol de todo el mundo, pero lo que pasa es que ya pasó a ser como un teatro, ahora ya se arreglan el pelo, se levantan las medias, se tiran y gritan que es una mariconeada asquerosa

 

MAB: Sí, tal cual

WP: Porque es la verdad, vamos a ser sinceros, no sé hablar en otro lenguaje ¿no?

 

MAB: O sea que fútbol fútbol es lo que no se ve, se ve el espectáculo

WP: Ahora el jugador va a patear un tiro libre o a tirar un córner, se agacha y pone la pelota, antes no, antes la pelota no se tocaba con la mano, se arreglaba con el pie la pelota. No le saben pegar a la pelota ahora, dicen que abrió el pie.
¿Cómo abrió el pie? Acá en el barrio el que abría el pie no jugaba más, pisaba y quedaba afuera, y ahora lo toman como una hazaña.
Entonces, bueno, el fútbol está en extinción

 

MAB: Ahora, eso son todo inventos de los periodistas también, los periodistas deportivos juegan su papel...

WP: Mucha manija hay.
Y el baby fútbol lo está estropeando, porque en el baby fútbol tiran la pelota para arriba y corren y corren...

-Antes, cuando yo era gurí, por ejemplo, jugábamos a al fútbol, agarrábamos la pelota y no se la prestábamos a más nadie

WP: Y sino no jugaban

-Y claro.
Ahora no, ahora están los directores técnicos gritando ¡Pasala! ¡Dale!
Acá yo iba mucho a ver el baby fútbol, me encantaba...

WP: Pero hablando del baby fútbol, nosotros acá tenemos al Siete Estrellas, es el equipo más glorioso del mundo, está en el Libro Guinness, es el que más ha ganado en el mundo, y sacó jugadores una cantidad. La mayoría iban todos a Danubio, iban, ahora no sé si juega el Siete Estrellas, porque está en extinción

 

HS: Pero Walter, también hay que pensar en la posibilidad de cuando se piensa cómo reconstruir determinados valores o enfrentar determinadas situaciones embromadas que vive el país hoy, hay que apostar al deporte, desde ese punto de vista que vos decís, a esa vida de clubes de los barrios que pueda ayudar a reconstruir un poco cosas que están hoy deterioradas en la sociedad ¿no?

WP: Sí, se está intentando un poco. Por ejemplo nosotros acá tenemos el Club Ciclista Fénix, toda una institución que se cansó de ganar Vueltas y Rutas de América, las Mil Millas las inventó el Fénix acá. Y después la televisión le cambió para Rutas de América, como todo lo que pasa acá.
Bueno, después está el Defensores de Maroñas en básquetbol, la alegría más grande que tengo en mi vida y todos los días que me despierto lo veo, cuando el Defensores salió campeón en el 67. Eso no me lo borra más nadie.
Y mirá que es como te digo, de Danubio, pero son cosas distintas, porque la otra vez en la cancha con una señora muy hincha de Danubio, como todos los que vamos, porque Danubio no sale campeón todos los años, Danubio sale campeón una vez cada tanto, cuando lo dejan sale campeón. Y nosotros vamos, con mi esposa vamos todos los partidos a ver a Danubio, y no porque va a salir campeón, de repente anda bien, pero yo lo que quiero es que juegue bien, que me represente a mí como yo jugaba y como jugábamos en el barrio, ya está, con eso me conformo.
Entonces, todo eso se va perdiendo, hoy por hoy Danubio también corre atrás de la pelota. Bueno, y con los clubes como te decía, el Fénix, el Defensores de Maroñas que también el adelanto se lo comió porque hoy ya no juega más, tiene los infantiles y nada más, es terrible, es un dolor terrible, pero no juega más. ¿Por qué? Porque se lo comió el adelanto.
Empezaron que tenía que tener parquet, que tenían que cerrarlo. Hoy tiene parquet, está cerrado y no juega más.
Y todos los clubes van por el mismo camino, el Maroñas que estaba acá abajo, el Cairoli. Y después en el fútbol ni te digo, no quedó ninguno

 

HS: ¿Y por qué pasa esto te parece?

WP: Porque el adelanto está matando al Uruguay, al Uruguay lo mató el adelanto...

 

MAB: Al final no es adelanto

WP: No es adelanto, porque por ejemplo, acá todo el mundo habla de la droga y habla de la delincuencia. Yo creo que sí, que es muy importante combatir la droga, combatir la delincuencia, por favor la seguridad del país, pero lo que mató al país no fue la droga, es la tecnología lo que mató al país. Porque hoy en día los chiquilines están todos así con el celular. ¿Quién juega hoy? ¿Qué les regalan para Reyes? ¿Qué les regalan para el cumpleaños? ¿Un celular? Está todo el mundo así. Salís a la calle el 6 de enero y no hay un botija en el barrio corriendo.
A mí me pasa, con tristeza, no veo a nadie corriendo, todo el mundo con el celular, la computadora, internet, todo eso mató. ¿Hoy por hoy la tecnología a quién favoreció? Al que tiene plata, porque se mueve, porque es lo de él. El que no tiene plata paga todo, cambia el celular, cambia lo otro, está todo el día así, pero no progresa nada, no avanza un paso, porque la tecnología lo está matando.
Está matando el trabajo. ¿Cuántas fábricas había acá en Veracierto? Más de 20.000 personas trabajando. ¡La Funsa, lo que era la Funsa!

 

MAB: 3.000 trabajadores tenía ¿no?

WP: Exactamente, hoy tiene 30.
Mi tío era delegado sindical de Seral ¿Te acordás de los championes Seral?

 

MAB: ¡Seral! Sí

WP: El calzado Seral era maravilloso. ¿Y hoy qué hay? Toda porquería china hay, es la verdad.
Las baterías Funsa lo que eran, hoy son todas porquerías. En Veracierto, Campomar, la Suitex, Dancotex, había más de 10.000 puestos de trabajo. La Ildu, la Sadil, y no hay nada, no existe más nada.
Las curtiembres, Ramponi, lo que era Ramponi en Osvaldo Cruz. En Barros Arana la cantidad que había, Alabama. La Inlasa, lo que era la Inlasa, la metalúrgica que estaba en Barros Arana y Camino Maldonado, que está todavía, ahora no sé qué hay. Y todo eso se perdió.
El Hipódromo, 70.000 personas vivían del Hipódromo. Ahora está precioso, yo he entrado, es un shopping, pero le falta algo, es frío como un cementerio, la gente no va. Y mirá que yo vengo de una familia burrera, mis abuelos, mis tíos, todos burreros.
Y te nombro caballos, Sol de Noche cuando ganó el Ramírez, lo que era Sol de Noche, lo cuidaba el Tito Ferro, el padre de esta señora que era edil del Partido Colorado

 

MAB: Ah, Cristina Ferro

WP: Cristina Ferro, el padre cuidó a Sol de Noche.
Amodeo, lo que era Amodeo, cuádruple campeón en este país.
Bueno, Invasor es de los últimos, no tiene gracia nombrarlo ¿verdad? Romántico puedo nombrar...

 

HS: Un panorama del deporte completo

MAB: Esto es barrio barrio.