“ESTAMOS EN UNA ESPECIE DE RECESO POLÍTICO QUE PROVOCA EL CAMPEONATO DEL MUNDO”
Entrevista a Óscar Bottinelli, 5 de julio de 2018.

Bottinelli.jpgEl politólogo Óscar Bottinelli y director de la empresa Factum, compartió la mañana de la 36 con María de los Ángeles Balparda y Diego Martínez para analizar este año pre electoral y qué se espera para 2019.
Estamos en una especie de receso político, que provoca el campeonato del mundo, donde los uruguayos no están siguiendo el tema electoral y esto permite a la dirigencia hacer muchos movimientos y conversaciones con la idea de que después del 15 comienza la actividad real.
Explicó que el Partido Nacional tiene una competencia bastante clara, entre Lacalle Pou y Larrañaga, y analizó el papel de Verónica Alonso y el grupo de intendentes. Hasta mediados de mayo las encuestas daban favorito a Lacalle Pou, pero ha ido disminuyendo la ventaja. 
También se refirió a la reaparición en la escena política de Julio María Sanguinetti, la Unidad Popular, el Partido de la Gente y el Frente Amplio.

A continuación transcribimos la entrevista que usted podrá volver a escuchar aquí: http://www.ivoox.com/oscar-botinelli-5-7-2018-audios-mp3_rf_26906752_1.html

 

 

 

María de los Ángeles Balparda: Óscar Bottinelli con nosotros aquí en el estudio, el politólogo con el que siempre nos gusta mucho conversar, escucharlo, había un programa viejo en la radio que se llamaba "Tomándole el pulso", es más o menos así, a la situación política del país y a cómo van las cosas en esta previa ya de las elecciones nacionales.
Buen día...

Óscar Bottinelli: Buen día. ¿Qué tal?
Bueno, "Tomándole el pulso a la República" fue el primer programa periodístico de radio del Uruguay...

 

MAB: En Carve ¿no?

OB: En Radio Carve, que la cabeza fue el conductor Omar Defeo, y ahí aparece como su ayudante ya avanzado el programa, Néber Araújo

 

MAB: Ahí está, ahí es el arranque de él

OB: Es el arranque de él y fue un programa, era de noche, lo que han cambiado las costumbres. Era de noche y tarde, yo creo que como a las 10 u 11 de la noche y era creo que muy escuchado o por lo menos  de mucha influencia en el medio informado, periodístico

 

MAB: Cómo han cambiado, ahora son de mañana, es así

OB: Bueno, hasta el golpe de Estado inclusive, el Palacio Legislativo no se abría antes de las 2 de la tarde, las puertas estaban cerradas, no se trabajaba de mañana. Y las oficinas públicas ninguna abría antes de la 1 de la tarde

 

Diego Martínez: Como los bancos ahora, algo así

OB: Como los bancos pero eran todas las oficinas públicas, pero se trabajaba hasta las 7 de la tarde u 8 de la noche, estaba corrido el horario

 

MAB: Bueno, por supuesto que vamos a tomarle el pulso también en esta conversación. Yo no sé, pareciera como que está muy entreverada todavía la cosa. Digo a nivel de todos los partidos, los blancos con lo de Larrañaga y su campaña, Lacalle Pou, Verónica Alonso, el grupo de los intendentes. Por el lado de los blancos está como muy agitada ¿no?

OB: Bueno, a ver, por orden. Primero estamos en una especie de receso político donde hay mucho movimiento asordinado, se ha aprovechado este receso político que provoca el campeonato del mundo donde efectivamente los uruguayos no están siguiendo la información política, es para los que vivimos obsesionados con el tema, es sólo para fanáticos.
Y esto permite un poco a las dirigencias políticas hacer muchos movimientos, conversaciones, pensar, definir estrategias, con la idea de que hay un momento, algunos veremos que no sea la semana que viene porque quiere decir que mañana nos va mal, o después del 15. En realidad hay una fecha límite, porque enseguida del 15 viene el feriado del 18 de julio a mediados de semana que prácticamente uno diría ese fin de semana empieza la actividad política plena.
Y probablemente si Uruguay tiene la mala suerte de que mañana le vaya mal y no pase a semifinales, que bueno, ya la semana que viene, hecho el duelo, probablemente hacia mitad de semana ya empiece a tener otro relieve de información política.
En este contexto, porque lo importante es ese contexto, es que los movimientos son movimientos más confusos porque se avizora que no se necesitan definiciones ni anuncios antes de la mitad de julio y probablemente antes de agosto.
El Partido Nacional tiene una competencia bastante clara, Lacalle Pou - Larrañaga, que se ha ido picando recientemente, donde Larrañaga ha elegido un tema interesante para competir por la derecha con Lacalle Pou como es el tema de la seguridad pública.
Sobre esto quiero hacer un paréntesis, nosotros hemos dicho muchas veces, lo dijimos acá también, que la seguridad pública nos mueve la aguja en términos electorales, y lo decimos referido a la gran competencia entre bloques, oficialismo y oposición.
Es diferente dentro de un bloque o un partido porque ahí el diagnóstico es otro. Ahí los que están consideran que la culpabilidad de la seguridad pública es del Frente Amplio, entonces la competencia es quién es más duro contra el Frente Amplio, ahí puede mover la aguja. No mueve para que el Frente gane o pierda...

 

DM: No le saca votos al Frente

OB: No, pero sí dentro de un partido puede servir como uno de, no el único, como uno de los elementos de posicionamiento y Larrañaga ahí jugó en una campaña que está cada vez más picada. Porque además el juego de lo que se llama el canibalismo político interno, está muy agudizado. Precisamente Paysandú, además es uno de los lugares más complicados donde Lacalle Pou ha avanzado sobre dirigencias de Larrañaga...

 

MAB: Que ese era el lugar de Larrañaga

OB: Es el lugar de él, su origen.
Por otro lado la gran incógnita, Verónica Alonso por sí sola no ha despegado, el tema es, la definición clave son los intendentes. Ahí figuras claves, el ex intendente Zimmer, Antía de Maldonado. Eber da Rosa de Tacuarembó, Sergio Botana de Cerro Largo como los de más fuste electoral o político

 

MAB: Sí, hubo una jugada ahí, no sé, me pareció una jugada, Verónica Alonso y Antía reuniéndose con Tabaré Vázquez, mostrando ahí un distintivo en relación a los otros

OB: Bueno, ahí el tema es, primero, qué definen los intendentes, porque hasta ahora este es como el cuarto movimiento de intendentes que se da en el Partido Nacional, y salvo el que termina catapultando a Larrañaga pero fue una historia un poco más complicada porque en medio de eso tiene que ver el retiro de Juan Andrés Ramírez en 1999, en general les ha costado elegir a un primus inter pares. Es decir, como que son demasiado iguales, demasiado señores varones de sus departamentos pero que a todos les falta proyección nacional y en eso siempre cuesta que uno le ceda la derecha al otro.
Este es el quid que va a tener el grupo de intendentes y que resolverá seguramente a fines de agosto, ellos ya fijaron la fecha para el 25 de agosto, y ahí hay que ver si ese paquete incluye a Verónica Alonso o gente ligada a Verónica Alonso tiene esperanza de poder captarlos detrás de Verónica Alonso.
Y bueno, ahí viene toda una incógnita de si esto rompe esa competencia binaria de Lacalle - Larrañaga y el Partido Nacional va a un juego de 3, o no se rompe la competencia binaria, o se sustituye que es uno de los sueños que tiene algunos de los intendentes

 

DM: Antes era importantísimo para el Partido Nacional, en su momento pudo haber sido para el Partido Colorado pero fundamentalmente para el Partido Nacional, para tener aspiraciones a la Presidencia, sacarle votos al Frente Amplio.
¿Con los nuevos datos de las encuestas eso ya es menos importante y es más importante definir la interna? Digo esto pensando en que el Frente Amplio hoy tiene valores que de por sí no le garantizan de ninguna manera llegar a la Presidencia

OB: Bueno, yo diría lo siguiente, el primer tema para ganar la Presidencia del lado de los partidos tradicionales no es sacarle votos al Frente, es lograr compactar el voto tradicional.
En los 3 ballotages que han habido, no nos olvidemos que en el 2004 no hubo, a ver si me explico, el candidato del partido tradicional que fue Jorge Batlle en el 99, Lacalle Herrera y Lacalle Pou 2009 - 2014, sacó menos votos que la suma del Partido Nacional y el Partido Colorado sistemáticamente

 

DM: No logró captar a toda la oposición

OB: No, a toda la oposición tradicional.
Cuidado que además la pérdida es mayor porque siempre hubo votos de un cuarto partido. Es decir, el Nuevo Espacio en el 99 tiene un sector, nosotros consideramos que fue la tercera parte, hay quienes creen que fue más, que votó a Batlle contra Vázquez y dos tercios que votaron a Vázquez.
Del Partido Independiente en los 2 ballotages da la idea de que se dividió, ahí es muy difícil ver los porcentajes pero digamos que mitad y mitad, quizás un poco más de la mitad de Lacalle Pou que a Vázquez, mitad y mitad Mujica - Lacalle Herrera. Es decir que, además de la suma de los partidos tradicionales tuvieron un plus y sin embargo no lograron captar lo mismo que los partidos tradicionales sumados.
Más aún, la diferencia entre el voto a Batlle y el voto a los partidos tradicionales sumados, fue una diferencia más chica que la que hubo entre Lacalle Herrera y la suma de los partidos tradicionales que a su vez fue menor esa distancia que la de Lacalle Pou con la suma de los partidos tradicionales.
Dicho de esta manera, porque esto pudo haber sido un (...)
De ballotage en ballotage se está viendo que es cada vez mayor la pérdida que tienen los partidos tradicionales entre la primera y la segunda vuelta, de votantes. Entonces, el primer desafío que tienen los partidos tradicionales es que el candidato que los representa en la final capte a todo el electorado de su propia área, de su propio bloque.
La segunda parte es la captación del Frente, no la primera, ese es un gran desafío, por eso no es nada menor quién es el candidato que va al ballotage.
Y precisamente, tanto en el Partido Colorado como en la minoría del Partido Nacional esto lo están manejando como ataques a Lacalle Pou diciendo que Lacalle Pou no es el candidato que asegura captar todo el voto tradicional, particularmente dentro de los colorados, no logra el nivel de atracción necesario para ganar.
No digo que sea así, eso hay que estudiarlo, verlo, pero sí que es un argumento que están usando, no públicamente pero de esos que hablan con uno o con otro, mirá lo que está pasando, con él no se gana, etc.

 

MAB: ¿Y se ve alguna tendencia así de quién va mejor posicionado en esa interna?

OB: Bueno,  por ahora sigue siendo Lacalle Pou

 

MAB: Sigue siendo Lacalle Pou...

OB: Sí, sí, estamos hablando de hasta mediados de mayo que fue la última encuesta, hay que ver porque de alguna manera el receso del Mundial equivale a una especie de receso de verano también donde las cabezas se pueden refrescar. Pero por ahora, lo único que ha ido disminuyendo es la ventaja sobre Larrañaga. Al principio era una ventaja total, absoluta, que era imposible pensar que eso era una competencia, y ahora igual sigue siendo una competencia holgada pero con competencia

 

MAB: ¿Verónica Alonso sin los intendentes se puede presentar también, puede pelear algo?
¿Con qué grupo, con qué respaldo sería?

OB: Bueno, creo que ahí la competencia pasó a ser binaria exclusivamente Lacalle Pou - Larrañaga

 

MAB: Bueno, decíamos que este es el panorama entre los blancos. Los colorados lo nuevo fue Sanguinetti que no se ha presentado como candidato a presidente...

OB: Bueno, no, no se ha presentado pero sacudió el tablero, de eso no hay duda. El tablero total, no sólo del área tradicional ni del Partido Colorado.
A mí me parece, yo pienso sobre Sanguinetti lo mismo que he dicho sobre Mujica, hay líderes políticos que a una altura de la vida no son dueños de sus propias decisiones. En ambos casos hay factores de orden personal que van un poco contra el interés de ser candidatos. Mujica por edad, por trayectoria; Sanguinetti es un hombre que tiene una vida plena, lograda, va a presidir el Foro Iberoamericano, co-presidir este año que viene, tiene el Círculo de Montevideo, escribe semanalmente en una cadena de diarios del mundo entre ellos El País de Montevideo, La Nación de Buenos Aires que publican sus artículos. Digo, está a una altura de la vida, que por más que le gusta, le gusta salir a hacer una campaña electoral, es sacarlo de una comodidad cuando él está muy enfocado en pensar los problemas que vienen para el futuro, no la política inmediata. Ha publicado mucho sobre eso, y además en una elección donde tiene todas las de perder.
Lo que lo convoca sin duda es que es un hombre de partido, quizás es una categoría que está disminuyendo en Uruguay, también en la izquierda, y que siente que él no puede, por su comodidad personal, dejar que el Partido Colorado se hunda, llegue al peor resultado histórico ya catastrófico.
Y que se demuestre ya lo que pasó en pocos días, porque él aparece el 28 de mayo y viene el apagón político el 7 de junio, yo diría que en el partido de Uruguay con Uzbekistán se cierra la política, en menos de dos semanas creó un terremoto y generó una esperanza en la militancia colorada que es impresionante, revivieron.
Y él, bueno, siente que tiene que cumplir un papel ahí.
A mí me parece que a él lo que le gustaría es encontrar un candidato del que él vaya detrás. Mi impresión es que él no va a transferir todo este peso y entusiasmo a un candidato que probablemente además vaya segundo al Senado, entonces va a quedar como que es un candidato suplente, el Partido Colorado está diciendo que ya compite para perder sin ninguna probabilidad.
Con Sanguinetti no se sabe a dónde puede ir el Partido Colorado, no se sabe, en eso hay que esperar, pero todos los indicios son que el Partido Colorado nunca va a votar peor que en el 2014, nunca con él. En cambio sin él sí

 

MAB: Por supuesto

OB: Y no tiene sustituto, ningún candidato que se ha largado llega a los niveles necesarios para un Partido Colorado que sobreviva bien, y ninguno se acerca a lo que despierta Sanguinetti. Pero no sólo en intensión de voto, que todavía hay que medirla, hay nada más que estudios preliminares, sino en entusiasmo. Se está viendo en muchos departamentos, por ejemplo, en Soriano que el Partido Colorado no tenía ni sede, abrió ya, inauguró una en Dolores, una impresionante casa...

 

MAB: ¿Ah sí? ¿Después de la reaparición de Sanguinetti?

OB: Sí, con la reaparición, y ya están pidiendo que vaya, lo están pidiendo en todo el país y en todos los barrios de Montevideo.
Es decir, ahí es un partido que ha revivido con un entusiasmo que le da una fuerza tremenda.
Entonces, este es un dato porque una de las probabilidades es que afecte al Partido Nacional

 

MAB: Exacto, como figura proyectada, Sanguinetti, sin duda

OB: Y la otra es que puede afectar a un espacio de frenteamplistas desconformes. Sobre todo hay un tema, para un sector yo diría de un nivel social medio, medio-alto, de nivel intelectual medio, medio-alto como mínimo, en el cual Sanguinetti apareció, de los grandes dirigentes políticos, como el más duro defensor de la laicidad...

 

MAB: Sí, es cierto...

OB: Las polémicas con Sturla, el combate a la estatua de la virgen. Haber sido, junto con Mujica, las únicas figuras presidenciales, o con Astori sumando a los que han sido precandidatos presidenciales, que estuvieron a favor de la despenalización del aborto. En un momento en que todo el sistema político, Lacalle Herrera, Lacalle Pou, Larrañaga, Mieres, Bordaberry, Amorín, Tabaré Vázquez, escribiendo un libro y participando en el lanzamiento del libro como en el lanzamiento de la campaña electoral, para tirar abajo la ley.
Entonces, Sanguinetti ahí tiene un punto. Incluso en el papel de la mujer Sanguinetti ha tenido un papel, no es del feminismo duro, pero sí de un papel muy reivindicador del papel de la mujer.
Por lo tanto tiene una serie de mensajes que hace que no sea un candidato que corre por la derecha compitiendo Lacalle Pou - Sanguinetti, que sí tiene que correrse o jugar un poco en la derecha porque ahí está el grueso de la captación del electorado. Pero, si lo hace bien, sin agredir, tiene un feeling con el Frente Amplio que hasta ahora es el primer candidato que aparece del área tradicional con posibilidades de.
Es decir, el Frente Amplio ya no tiene sólo el Partido Independiente hacia un lado y Unidad Popular hacia el otro sino que le puede aparecer ya un tercer elemento de succión que es Sanguinetti.
Esto sin duda es un cambio para el propio Frente Amplio

 

MAB: Está claro.
¿Y en el caso de Talvi?

OB: Bueno, sin duda...

 

MAB: Tiene un perfil muy técnico ¿no?

OB: Está midiendo muy bien dentro de los nombres que figuran sin Sanguinetti en el Partido Colorado, pero no aparece un fenómeno como para cambiar el nivel en el que está el Partido Colorado. Quizás pueda ocurrir después.
Lo que pasa que hoy el tema es, Sanguinetti es o no candidato por decisión propia. Si él es candidato, no hay duda quién es el candidato del Partido Colorado, ni se le ocurre pensar, y ganará, esa candidatura es un trámite.
Si él no lo es, bueno, ahí hay que estudiar mucho qué puede pasar, porque un fenómeno Sanguinetti sin Sanguinetti a la cabeza y la cabeza es vista candidatura presidencial, puede terminar desinflando el entusiasmo. Pero creo que es el cambio más fuerte que se ha producido en el escenario político

 

MAB: Sí, esto que decías al pasar sobre Sanguinetti de que es una de las pocas figuras que quedan que son personas de partido, que no están dispuestas  poner su conveniencia personal por delante sino que defienden la existencia y la mejoría de su partido. Vos decías, quedan pocos, incluso en el Frente Amplio. Es como un momento del sistema político que está determinando eso...

OB: Sí, porque cuando uno mira edades, en general, esas personas que dan todo por el partido corresponde más a una generación, no necesariamente de la edad de Sanguinetti o Mujica o Astori, también más jóvenes.
Notoriamente Tabaré Vázquez no es un hombre de partido, es un hombre que tiene un concepto distinto del papel en la política. Danilo Astori sí es un hombre de partido, y lo fue Gargano...

 

MAB: ¿Astori sí decís?

OB: Sí, sí.
No un hombre con un concepto más caudillista, pero sí. La vida ligada, incluso acordémonos cuando se especulaba mucho desde fuera del Frente Amplio con que Astori se va, es incompatible con el Frente y Astori dejó muy claro, "yo soy frenteamplista, yo del Frente Amplio no me voy, tendré todas las discrepancias del mundo pero esta es mi casa".
Y Sanguinetti es un hombre de ese tipo ¿no?

 

MAB: Exactamente.
Bueno, Miguel de Zonamérica dice que “la mayoría de los decepcionados del Frente Amplio van a votar al Partido de la Gente y que por eso va a ganar el Partido Nacional. El Partido de la Gente es el partido nuevo que va a crecer más” –dice Miguel.

 

DM: Bueno, tenemos pendiente hablar sobre el Frente Amplio, algunos hechos que han ocurrido en los últimos días...

OB: Si me permitís, porque Ángeles mencionó un comentario sobre el Partido de la Gente.
El Partido de la Gente es un partido que, antes de formarse, pero cuando ya era claro que iba a haber un partido Novick, sale alto, con un 9% en la intención de voto, pero muy lanzado por el papel importante que tuvo en la Torre Ejecutiva en la reunión multipartidaria sobre el tema seguridad, donde además Novick apareció ahí acompañado del ex ministro del Interior y candidato presidencial del Partido Colorado Guillermo Stirling.
Luego tuvo oscilaciones entre el 6% y el 8% y ahora ya viene estabilizado en el orden del 6%.
En general está recogiendo un sector de público, más bien distintos conjuntos de público desafectos con las dirigencias políticas que buscan algo que sea totalmente distinto, uno podría decir tipo antisistema, que hay o en niveles medio-altos o altos, más bien altos, de ejecutivos, de empresarios. Y luego en niveles muy populares, por ejemplo, periferia de Montevideo donde ha captado gente más bien votantes del MPP o de sectores originarios del pachequismo, que después estuvieron con Bordaberry.
Eso es lo que da el 6%, la suma de todo eso.
Lo que se ha visto es, por ahora, ya son 4 trimestres consecutivos de estabilidad, no de algo que se vea creciendo. Por lo tanto va a haber que esperar, yo creo que son decisivos para el Partido de la Gente que pasen los próximos dos trimestres. Es decir, si se mantienen en una meseta, si tiene signos de debilitamiento que algunos aparecen, o si tiene un nuevo impulso de crecimiento.
En cuanto al Frente Amplio, bueno, el tema es el siguiente, Daniel Martínez es un pre candidato instalado, yo diría que está instalado desde el 2015 como tarde, no es que ahora va a decidir si es candidato, ya lo es, para la gente lo es.
Es como lo de Talvi, Talvi hace meses que es candidato

 

MAB: Sí, sí

OB: Ahora, él va a llegar y tiene un potencial interesante, Daniel Martínez sin duda tiene un buen atractivo de opinión pública. No tiene un paralelo apoyo sectorial o de aparatos en relación al apoyo que tiene de la opinión pública, hasta ahora prácticamente es los socialistas y Casa Grande, el grupo de Constanza Moreira, los únicos explícitamente detrás de él.
Sí hay gente en distintos grupos políticos que juegan adentro de los grupos a decir, nos gustaría que apoyáramos a Daniel Martínez. El tema es que es claro que levanta una resistencia muy fuerte, por ejemplo, en lo que se llama mujiquismo y espacios aliados, incluyendo 1001, comunistas, MPP, ahí levanta resistencias, y en una parte del astorismo, claramente también hay. En el astorismo se encuentra desde gente que quiere que Astori apoye un acuerdo con Daniel Martínez, hasta grupos o dirigentes que tienen resistencia a Daniel Martínez, ahí hay de todo.
¿Qué va a pasar? Bueno, fue muy importante la conversación Astori - Mujica donde ha sido un poco simplificada en la prensa, sobre todo el haber hecho, Astori le fue a pedir el apoyo a Mujica y no lo obtuvo, hay que leer fino todo lo que se comunicó. Astori más bien fue a decir que para decidir si es o no candidato le era muy importante ver qué conversaban con Mujica. Y la conversación era, bueno, ver si él sentía posibilidades de ser candidato, si veía a Mujica con la decisión de ser candidato o si veía que entre los dos llegaran a encontrar un tercer candidato que no fuera ni Mujica ni Astori. Fue más compleja la conversación.
Y es una conversación que no quedó cerrada, es decir que hubo un primer tanteo que se verá.
Mujica sigue en un juego que el Mundial sirve para que no genere efectos pero que puede ser desgastante. Si Mujica sigue con empezar a tirar nombres, ya tiró el de Carolina Cosse, después el de Yamandú Orsi, ahora amaga con un tercer nombre, puede entrar en el desgaste, en exhibir esa faceta de Mujica de que digo lo uno, digo lo otro y ahí ya la propia figura de Mujica empieza a perder peso diciendo, bueno, acá no hay nada serio, no se puede tirar 3 nombres en 12 meses. Es como una prueba y error a cada rato.
El MPP crece claramente, se nota, están las informaciones, uno lo ve hablando con ellos, la idea de que el MPP o el mujiquismo sin Mujica tiene serios riesgos. No digo que tenga riesgo de dejar de ser la primera fuerza del Frente Amplio pero es un tema de magnitud, de haber elegido, según cómo se compute pero el Espacio 609 de haber elegido entre 25 y 26 diputados, algunas bancas después las pierde por los acuerdos, y 6 senadores, lo que les resulta claro es que los votos Mujica no los traslada. Ya pasó, lo hablamos aquí, las dos veces que disputa la Presidencia del Frente Amplio con Ernesto Agazzi primero y con Alejandro Pacha Sánchez después, la Intendencia con Lucía Topolansky, incluso la propia lista de la 609 en las elecciones nacionales internas del 1º de junio del 2014 que tampoco fue la primera. Entonces, eso de que Mujica, más allá de que digan que no se jugó del todo, no importa...

 

MAB: Sí, no traspasa los votos

OB: Tiene por lo menos un límite de traspaso de votos y esa preocupación lo lleva a considerar que debería ser candidato y hay una presión fuerte en ese sentido.
Así que el Frente Amplio tiene dos grandes incógnitas que hasta que no se despejen es muy difícil el panorama.
Qué va a hacer Danilo Astori y qué va a hacer Mujica...

 

MAB: Ese es el tema, qué va a hacer Astori.
Se hablaba mucho también en estos días del Frente Líber Seregni y el astorismo adentro de ese Frente ¿no? Bueno, de muchos que están diciendo...

OB: Bueno, el astorismo es el Frente Líber Seregni. Asamblea Uruguay es un grupo directo de Astori, pero los otros reconocen el liderazgo de Astori

 

MAB: Sí, sí, pero no sé cuánto peso tienen ahora los otros grupos...

OB: Bueno, lo que pasa que el Frente Líber Seregni se ha constituido como una marca, como un espacio de personas que confían en la capacidad de Astori en su conducción económica. Consideran que es un factor de estabilidad, de moderación en el gobierno, y ahí ellos tienen 3 caminos, el camino a un entendimiento con Mujica, el camino a un entendimiento para apoyar a Daniel Martínez, pero Daniel Martínez el único entendimiento posible es el apoyo hacia él, pero que no quiere decir que vamos detrás de, sino una asociación Daniel Martínez - Astori. Y el tercer camino, bueno, es el camino propio con Danilo Astori de candidato. Son los 3 caminos que tiene por delante el Frente Líber Seregni. Yo lo que no veo es un cuarto camino diciendo el Frente Líber Seregni va solo y con un propio candidato que no sea Astori

 

DM: Aquello de Bergara que se había hablado en algún momento

OB: Bueno, Bergara no fue un lanzamiento oficial del Frente Líber Seregni sino un grupo de personas, el propio Bergara entre ellos que consideraban que debían abrir un espacio propio, incluso más bien pensando en la renovación y el 2024.
Hoy por hoy no arrastra ni a todos ni parecería que la mayoría del Frente Líber Seregni detrás de ese proyecto, que más bien se está viendo, o es Astori o es Daniel Martínez o hay un acuerdo con Mujica, pero otra opción aparentemente no se está viendo

 

MAB: Claro, los grupos más fuertes digamos dentro del Frente Líber Seregni, después del astorismo, serían el Michelini y el de Nin Novoa

OB: Sí, la Alianza Progresista

 

MAB: La Alianza Progresista que no sé, uno hace mucho que no lo ve a Nin Novoa en actividades partidarias, más bien...

OB: No, Nin está afuera de la actividad partidaria, entre otras cosas porque el cargo que ocupa no es para estar en actividades partidarias, pero digamos, participa en conversaciones. Sin duda es entre Liliam Kechichián y De los Santos, son quienes están llevando más el manejo político. Dentro de la Alianza, en el Partido Demócrata Cristiano hay gente muy próxima a Daniel Martínez y otra no, entonces, ahí hay toda una serie de juegos que todavía tienen que decantarse. Y por supuesto también está el nombre de Carolina Cosse, hay que ver si ella se pone realmente en carrera, porque es un nombre probable pero nunca se la vio como alguien que esté realmente en carrera.
Bueno, estaba el nombre de Yamandú Orsi, ha bajado un poco el ruido en torno a su candidatura, pero bueno, son todo un conjunto de datos.
El problema que tiene el Frente Amplio, y resta es la gran ventaja que tiene el Partido Colorado, es que el Partido Colorado puede esperar hasta marzo para decidir la candidatura, incluso yo diría la Semana de Turismo empieza el sábado 13 de abril, después sí ya viene tarde, sobre todo si llega a salir el adelanto de las elecciones, que se está hablando de que se haga otra vez el primer domingo de junio y no el último

 

MAB: ¿Eso se está hablando ya?

OB: Se está hablando por dos razones, porque el 30 de junio coincide con el comienzo de las vacaciones, en una elección de voto voluntario es peligrosísimo...

 

MAB: Sí, la gente se va de vacaciones y chau

OB: No hay voluntad, parecería, en el Codicen, porque les modifica todos sus programas postergar, correr las vacaciones. La industria turística la ve muy mal porque descoordina las vacaciones de Uruguay con las de Argentina. Y además también se habla de que por ahí cae la Copa América de fútbol que, después del Mundial, concita mucha atención y el tema es que impide una buena campaña electoral en medio de eso.
Entonces se está hablando. Hay una postura de postergarla, de que se haga a fines de julio, hay muchos que le tienen miedo al poco plazo que hay entre julio y octubre. En realidad en Argentina es así el plazo y da bien, lo que pasa que acá se manejan tiempos demasiado largos. Pero lo otro es que, en una elección de voto voluntario con el frío de julio, va a espantar más que en el frío de junio

 

MAB: Claro

OB: Entonces se tiene miedo, y como se considera que anduvo bien el haberlo hecho el primer domingo de junio, en este caso sería el 2 de junio del año que viene, está esa posibilidad.
Si está esa posibilidad, bueno, el candidato tiene que estar definido un poco antes, un poco más de un mes, porque un mes es cuando hay que inscribir las hojas de votación impresas, por lo menos 15 días. Por lo tanto estamos hablando de que cuando llegue Turismo tiene que estar la definición.
En cambio el Frente Amplio se autoimpuso un límite con el Congreso a principios de diciembre, lo cual implica entre principio de diciembre y fin de noviembre el Plenario, lo cual quiere decir que fin de octubre o como mucho principio de noviembre es la barrera que se puso el frente Amplio para tener definida la candidatura.
Estamos muy cerca, es muy poco tiempo, 3 meses y medio va a tener el Frente Amplio para decantar todo esto.
Y el Partido Colorado puede esperar...

 

MAB: Claro, puede esperar

OB: Y el Partido Nacional incluso, más allá de que los intendentes quieran definir el 25 de agosto, si ellos llegan a la conclusión de que no les da el tiempo, no tienen problema en decir que van a esperar 60 días más. No tiene la urgencia que autoplanteó el Frente Amplio

 

DM: ¿Y la discusión presupuestal, que sé que puede correr por un camino paralelo a las discusiones político partidarias, dentro del Frente Amplio puede tener alguna afectación? Me refiero a perfilismos, tironeos...

MAB: Sí, el MPP ya está diciendo que está buscando más plata para la enseñanza y cosas por el estilo

DM: Porque se va definir más o menos en esa época también

OB: Bueno, no, mucho antes, los plazos de Rendición de Cuentas son más cortos que los del presupuesto.
Pero el tema es este...

 

DM: ¿Son 90 días más o menos, no, 45 y 45?

OB: No, 45 y 30 creo que es. 45 y 45 es el presupuesto, esto creo que es 30 y 30, no me acuerdo de memoria ahora.
El tema es este, al Frente Amplio, al gobierno, al oficialismo se le montan creo que dos temas que son más importantes que el Consejo de Salarios y que Rendición de Cuentas, es las luces amarillas que se están planteando en materia de inflación y en materia de empleo.
Es decir, claramente, no el desempleo que puede subir o bajar la tasa de desempleo medida como tal. La cantidad de empleos, lo que no hay duda es que se están reduciendo, la cantidad de puestos de trabajo, y esto es una línea constante desde 2015, y ya es un número que está en el entorno de los 50.000 empleos perdidos en los últimos 3 años.
Eso que además, por lo menos es visible en el interior del país. Ha habido una baja en la recaudación del IVA, que claramente está exhibiendo una baja de la actividad comercial, eso se refleja, porque la actividad comercial es la que da más empleo, actividad comercial en el sentido de comercio y servicios. Entonces, eso repercute muy directamente sobre el empleo, esa es la luz amarilla para el oficialismo.
Y lo otro es la inflación, ahí viene el tironeo que va a haber, más que en la Rendición de Cuentas, en los Consejos de Salarios, que cualquier medida que pretenda ser generosa, llamémosle, desde el punto de vista de incrementos salariales, puede ser un disparador de los indicadores inflacionarios.
Es decir, es un juego bastante complicado el que tiene el gobierno porque por un lado es restringir aumentos de salarios, por otro lado el liberalizarlos es dar rienda suelta a que se dispare la inflación, no son soluciones cómodas.
Y lo mismo respecto a la Rendición de Cuentas, el déficit fiscal va a estar más o menos en torno al 4% del PBI, en realidad se considera que es alto, además se está financiando con créditos internacionales. Los créditos, aparte que vivir endeudándose es una práctica complicada, las tasas de interés están subiendo en el mundo. Y eso aumenta a su vez los pagos que hace Uruguay de los intereses del servicio de deuda.
Entonces, hay un horizonte un poco complicado y que efectivamente lleva a una línea más dura del equipo económico, el que dice cuidemos la inflación, cuidemos el déficit fiscal, y la línea de que no se es muy simpático cuidando el déficit fiscal y la inflación. Y da lugar un poco al perfislismo.
Entonces, ahí va a haber algún problema interno.
Igual creo que el menor de los problemas es ese, el mayor es el objetivo, el problema objetivo, el problema de la inflación, el problema del empleo es más importante que los jueguitos internos que haya porque esos se van a terminar acomodando

 

MAB: Sí, sí, importante eso.
Bueno, en estos últimos minutos que nos quedan en este encuentro, estamos pensando que pueda surgir otro candidato por el lado del Frente Amplio, puede haber candidato propio, el Partido Comunista puede promover un candidato propio. No digo que sea un militante del Partido Comunista pero que sea alguien que ellos apoyen. ¿O qué hacen ellos? ¿Van con Martínez, con Mujica o el que Mujica diga? Es difícil eso...

OB: Bueno, yo no sé porque...

 

MAB: Y sino apoyar a Astori...

OB: Acá vino el lanzamiento de un proyecto que se llamó más o menos la nueva 1001, el relanzamiento de Democracia Avanzada, que generó un espacio político, sobre todo a nivel Montevideo y Canelones ¿no?
Pero lo que no se ha visto es continuidad pública de esto, aunque sí siguen trabajando, hay gente importante, ha retornado mucha gente al Partido Comunista que se fue en el proceso del 91 - 92. Es verdad que estamos hablando ya de una generación...

 

MAB: Claro, es una generación

OB: Y por otro lado, al Partido Comunista le pesa mucho, es el sector quizás con mayor responsabilidad en el movimiento sindical y sobre todo del oficialismo, donde tal vez no tiene una situación interna compacta como fue históricamente, y me parece que eso lo absorbe mucho. Por ejemplo, hoy el tema Rendición de Cuentas, el tema Consejos de Salarios al Partido Comunista le enfoca la atención mucho más que lo otro.
Y lo que no veo al Partido Comunista como un seguimiento, un seguidismo automático a lo que haga Mujica ni el mujiquismo ni el MPP.
Es decir, están muy lejos de Daniel Martínez, incluso ideológicamente, pero para apoyar a otro candidato ellos necesitarían un tipo pacto, un tipo bueno pero discutamos programas, discutamos objetivos, no como que fue lo último que era un apoyo sin muchas condiciones.

 

MAB: ¿Y el caso de Valenti? Que es difícil preguntar por una persona, pero por el peso que tuvo, el papel que ha jugado, que hasta hace algunas semanas estaba en todos los medios todo el tiempo y ahora ha desaparecido nuevamente, muy crítico con el Frente Amplio, dando a entender por momentos que no iba a votar al Frente. No sé cuál fue el...

OB: Él tuvo una línea muy crítica. Acá hubo un proyecto fallido que fue la creación de un espacio social-demócrata con el Partido Independiente como gran pívot, con gente disconforme del Frente Amplio, con gente del Partido Colorado, batllistas que venían también la conveniencia de formar un espacio social-demócrata, algunos blancos de una línea más centrista o izquierdista. Ese proyecto naufragó por muchas razones, probablemente ya alguna gente disidente del Frente Amplio, sobre todo en niveles profesionales, técnicos, que terminen de alguna manera aproximándose al Partido Independiente, que estuvieron en la idea de construcción de ese espacio social-demócrata, en ese período se veía a Valenti con un nivel de crítica hacia el Frente Amplio que haría posible que él diera ese paso. Pero hoy yo, claramente los discursos de Esteban Valenti son de un hombre que queda en el Frente Amplio, crítico pero dentro del Frente Amplio.
Y en una línea coincidente, no digo la misma línea porque no es la misma, coincidente por separado podemos ubicar también a Richard Read

 

MAB: Richard Read, es cierto

OB: Aunque ha hecho un movimiento ahora en el plano sindical un poco contradictorio con el que hace en el plano político, dicho en un eje de izquierda a derecha, estaba jugando por un lado a críticas desde el centro contra la izquierda y ahora se va a una izquierda mucho más dura en el acuerdo de la Federación de la Bebida con Cofe...

 

MAB: Sí, es medio característico eso, él empezó, por lo menos en política partidaria de estos últimos años, con Astori, llevando a lo sindical la línea de Astori. Pero después tomó distancia de Astori. Va como cambiando ¿no?

OB: Sí, él, lo que aparece como divergente es la línea que ha adoptado, que a uno le resulta sorpresivo, no es que haya sido sorpresivo, es que no sigo lo sindical como sigo lo político, con este acuerdo con Joselo López, con Cofe, con Adeom, con estos sectores que podemos llamar más combativos del movimiento sindical; y por otro lado continúa con un discurso político que es el mismo que tenía antes. Ahí me resulta un poco sorprendente, debe tener algún punto en común pero que no he logrado entender

 

DM: ¿Como más independiente a nivel sindical y a la vez más cercano al gobierno a nivel político?

OB: No, no, diría independiente en los dos casos, pero con las críticas desde lados distintos. Uno diría, más cerca de una posición tipo más próxima al Partido Independiente o a la frontera del Frente Amplio hacia ese lado en lo político, y en una línea del otro lado en lo sindical

 

DM: ¿Y Tabaré Vázquez, qué rol le parece a usted que va a jugar en esto de la definición interna del Frente Amplio? Porque claramente parecen estar jugando solos, eso es una apariencia por lo menos a nivel de la información que llega, Mujica y Astori y también Daniel Martínez. Parecen estar jugando su juego.
¿Tabaré Vázquez va a jugar algún juego?

OB: Bueno, ahí no lo sé, hay mucha gente que cree que sí, que él va a jugar. Y ahí hay señales contradictorias, en un principio había señales muy fuertes hacia Daniel Martínez, esas señales se han debilitado un poco. Hay que ver cómo opera también gente que está próxima a él.
Yo creo que sí, que llegado el momento, va a ser un factor en las decisiones, no públicas...

 

DM: ¿Pero tiene algo propio él que proponer? Alguno que uno observe, bueno, pero si se presenta tal es porque Tabaré Vázquez lo hizo jugar...

OB: Yo creo que más bien puede ser alguien que bendiga o facilite determinado tipo de acuerdos o de construcciones.
Sin duda, hay personas cercanas a él que influyen, bueno, uno es el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo. Pero también, dos personas de mucha influencia sobre él son Rodolfo Nin Novoa y Héctor Lescano, embajador en Buenos Aires, líder histórico de la democracia cristiana.
Y después, bueno, un hombre que juega muy en silencio, que es una gran cabeza política, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, y bueno, también María Julia Muñoz que ha sido una operadora política de Vázquez desde hace mucho tiempo.
De alguna manera esas personas van a jugar a algo en la toma de decisiones ¿no?
Yo no lo veo a Vázquez como un individuo que diga, yo en esta no participo en nada, me da la impresión de que va a participar, no se va a formar claramente parecería el vazquizmo que hace unos meses parecía que se formaba, que había movimientos en ese sentido.
También falló como proyecto político la creación de la izquierda cristiana, en realidad fue un proyecto muy fugaz, muy efímero, apenas se lanzó con mucha fuerza, explotó de alguna manera.
Entonces, ahí va a haber que esperar mucho qué pasa, hay otros actores, también la Vertiente Artiguista que es un grupo que le fue muy mal en las elecciones nacionales pero luego renació...

 

MAB: Parece que está retomando ¿no?

OB: Y en las elecciones departamentales, gente de la Vertiente ganó 2 Intendencias, la de Paysandú y la de Río Negro. La votación de mariano Arana que fue muy importante, obtener 2 ediles es obtener mucho más que 2 diputados, los votos son casi para 2 y medio. Es decir que ahí le dio un resurgimiento, bueno, hay que ver qué pasa con la Vertiente.
Con la Vertiente y otro conjunto de grupos. Además, bueno, tenemos lo que ha sido la dispersión de la 711 que también viene encajando en muchos proyectos. Está Cristina Lústemberg, está Marcos Otheguy...

 

MAB: Sí, varios capítulos se abrieron...

OB: Que no es que decidan la elección cada uno, pero que sí son conjunto. El grupo IR de Macarena Gelman, el PVP

 

MAB: Está lleno de grupos sí

OB: Tenemos toda una serie de elementos que pueden ayudar a (...)

 

MAB: Está clarísimo.
Bueno, Óscar Bottinelli, muchas gracias por haber venido

OB: No, por favor, gracias a ustedes.

{texto}