“SE SIGUE EN UNA POLÍTICA IMPOSITIVA QUE NO FAVORECE A LOS SECTORES PRODUCTIVOS”
Nota a Álvaro Fontela, 29 de julio de 2018.

Alvaro Fontela.jpeg

Nota realizada en el programa “La 36 por los Barrios”, en esta oportunidad fuimos al barrio La Teja, desde el Centro Comunitario Mercado Victoria en Carlos María Ramírez esquina Rivera Indarte.

 

 

José Luis Vázquez: Tenemos junto a nosotros a Álvaro Fontela de la Federación ANCAP, que nos está acompañando aquí en la rueda.
Estábamos hablando precisamente del desarrollo de la zona en materia industrial, y cuando hablamos del desarrollo de la zona a nivel industrial estamos hablando de la construcción del puerto a inicios del siglo XX, 1900, se empieza a construir el Puerto de Montevideo. A raíz de eso se instala ANCAP en lo que fueran esas 20 y pico de hectáreas sobre la bahía de Montevideo, comprándole el terreno del Frigorífico Nacional, allí se instala ANCAP y empieza el desarrollo de toda la zona.
Pero justamente para hablar del tema de ANCAP tenemos a Álvaro Fontela con nosotros, buen día…

Álvaro Fontela: Buen día José Luis, buen día a la audiencia.
Quiero aclarar que yo vengo como trabajador de ANCAP, en este momento, si bien estoy afiliado a la Federación no participo como representante, participo solamente como trabajador, no vengo mandatado por la Federación.
Bueno sí, evidentemente ANCAP fue y es fundamental para el desarrollo del país, en su momento fue un paso muy importante haber creado la refinería, porque le daba una independencia y una soberanía al país en un tema fundamental que es el tema energético. Fue creada en el gobierno de Luis Batlle, y durante todo ese tiempo se desarrollaron distintas actividades, tanto en el combustible como en el portland y alcoholes. 
Evidentemente con el correr del tiempo y con el advenimiento de las doctrinas neoliberales se ha tratado de minimizar, de achicar el potencial que tenía ANCAP, el potencial inicial, y se ha intentado asociarla o achicarla o pasarla al sector privado.
Por suerte, hace 15 años, en este año se cumplen 15 años, de la importante gesta que se libró contra la privatización y asociación de ANCAP que fue una maniobra que intentaban hacer para que ANCAP se transformara en una empresa privada dominada por intereses que no fueran los del país.
Lamentablemente ese triunfo, que fue muy grande, fue gracias al pueblo uruguayo y donde se trascendió, trascendieron los partidos políticos existentes porque hubo de todos los partidos que apoyaron la no asociación de ANCAP con privados. Recordemos que en su momento amplios sectores del Frente Amplio apoyaban la asociación, entre ellos el sector de la Vertiente Artiguista y de Asamblea Uruguay liderados por Couriel y Astori, aportaron para crear esa ley, que finalmente fue derrotada en las urnas por una muy buena participación del pueblo uruguayo.
Lamentablemente, luego de ese triunfo, las expectativas que se tenían con respecto a no privatizar ANCAP, o sea que pusiera a ANCAP al servicio de un país productivo, recordemos que uno de los eslóganes que tenía la campaña era "por un país productivo, firme por ANCAP" o apoye a la no asociación de ANCAP.
Luego de ese triunfo, cuando el Frente Amplio asume el gobierno, no cubrió las expectativas que se tenían, siguió una política de achicamiento, de tercerizaciones, de privatizaciones y transformó a la empresa más que nada en una recaudadora de impuestos. Se acordarán ustedes que cuando hacíamos la campaña en favor de la no asociación, se hablaba de la importancia que tenía dentro del costo de los combustibles el tema de los impuestos que era, dentro de la torta que formaba el precio de ANCAP, la parte impositiva era de más de la mitad de lo que era el costo.
Sin embargo, en este momento se sigue en una política impositiva que no favorece a los sectores productivos, tenemos hoy uno de los combustibles más caros del mundo, no se han desarrollado políticas adecuadas de desarrollo porque no había, o mejor dicho, no hay un plan para el desarrollo productivo del país. Lo que hay es un plan de entrega de la soberanía y de la dependencia y de los sectores productivos a los capitales privados. Entonces eso evidentemente licuó todas aquellas esperanzas y aquellas expectativas que tenía el pueblo uruguayo con el advenimiento de una fuerza que supuestamente iba a hacer los cambios estructurales para que realmente fuera un país soberano y productivo el que tenemos

 

JLV: Justamente Diver recién hablaba del retiro del Estado en algunas situaciones, ellos decían que precisaban del apoyo del Estado, pero el Estado está en plena retirada de todos lados. Entonces los trabajadores de ANCAP, por ejemplo, reclamaban que fuera el Estado el que comprara, por ejemplo, el portland que precisaba para hacer las obras, que se lo comprara a ANCAP. Sin embargo la obra pública uruguaya compraba el portland a cualquiera menos a ANCAP, pasaba eso por ejemplo. ¿El Estado cómo le va a comprar jabón a los trabajadores del BAO? Tampoco lo hacía.
Pero así pasa con muchas empresas públicas que no tienen el apoyo del Estado evidentemente.
Y hoy hay una embestida importante también, los trabajadores en general vienen soportando una embestida importante sobre la cosa pública y lo trabajadores de ANCAP hace por lo menos dos años que no tienen descanso. Empezó con el servicio médico que lo perdieron, una conquista histórica que perdieron también…

AF: Sí, fundamental e importantísima y ahora pasamos al ámbito del privado, de la medicina privada, evidentemente una cantidad de cápitas que se agregaron a La Española, un negoción que hizo La Española con el amigo Tabaré, y es una de las tantas conquistas. Porque aparte se hizo una campaña brutal en contra del servicio médico de ANCAP, como que los trabajadores de ANCAP tenían privilegios especiales, que no pagaban medicamentos, que no pagaban prácticamente nada, y eso es totalmente falso, nosotros aportábamos al servicio nacional de salud, al FONASA lo aportábamos mensualmente, y además los medicamentos los pagábamos como cualquiera.
De repente lo pagábamos un poco menos que una sociedad médica pero lo pagábamos. La única ventaja que podríamos decir, que tendría que ser para todos los trabajadores igual, era que la atención médica no tenías que esperar de repente un mes o dos para que te atendiera un médico que es lo que pasa en muchas sociedades, en la mayoría de las sociedades médicas. Que está pasando ahora, por ejemplo, para hacernos un estudio tenemos que esperar más de un mes o de un mes para el otro, y antes, con el servicio médico, era más rápida la cuestión.
Pero sí, evidentemente se perdieron conquistas importantes, y son conquistas que buscan reducirlas en todos los sectores, todos los trabajadores tanto públicos como privados, se trata de buscar el achicamiento de las conquistas logradas a través de las luchas.
Hoy, por ejemplo, es difícil ver un trabajador de la salud, un trabajador de la enseñanza que pueda trabajar en un solo lugar; en general trabajan más de 10 horas por día, 10, 12, 14 horas por día porque no les da el salario para poder solventar una vida digna

 

Diego Martínez: Bueno, Álvaro, la importancia que tiene sin duda la refinería para la zona también es para resaltar, lo que ha generado de puestos de trabajo más allá de todo lo que has comentado de la pérdida de incidencia que tiene hoy ANCAP o la posibilidad que hubiera tenido si se hubiera desarrollado. Contanos un poco cómo vive la zona, más allá que vos ahora vivís en otro barrio, ¿cómo son las relaciones entre la refinería y el barrio La Teja?

AF: Evidentemente fue importantísima la ANCAP, yo tengo 40 años de ANCAP, cuando yo ingresé en los talleres era un hervidero de gente, había cientos de trabajadores, muy buenos oficiales. O sea, allí se hacía en combinación con la Universidad de Trabajo del Uruguay (UTU), iban una cantidad de muchachos jóvenes becarios, iban a aprender oficios allí y salían muy bien preparados. Incluso a los oficiales de los talleres de ANCAP los contrataban o los pedían de otros lugares para hacer trabajos importantes.
Evidentemente esa función educativa que tenía ANCAP en los talleres se ha perdido por el hecho de que se ha tercerizado muchísimo todo el tema de mantenimiento. Hoy tenemos empresas como Techint, Turboflow, Saceem y otras, son decenas que hay dentro de ANCAP haciendo trabajos de mantenimiento, y esa función que cumplía ANCAP en los talleres ahora han quedado prácticamente vacíos

 

DM: 40 años, contame algunos elementos de la historia desde que estás vos, de estos 40 años que te parezca importante resaltar de paros, de huelgas, de luchas, de movilizaciones y también de cosas que te parezca importante contarle a la audiencia…

AF: Importante fue el tema de la resistencia en la época de la dictadura que se hicieron movilizaciones dentro de la refinería misma. Cuando ingresé en ANCAP la dictadura ya estaba en el poder, pero se hicieron resistencias dentro de la Federación, dentro de la refinería y fundamental también fue el trabajo que se hizo cuando se planteó el tema de la asociación y la privatización de ANCAP. Ese fue otro hito fundamental que realizó el sindicato junto con el pueblo uruguayo, esos fueron los hitos más grandes y más importantes en la historia en defensa de una industria fundamental vinculada al tema energético que es el motor de la economía nacional.
Con respecto al tema que estábamos hablando hoy con José Luis del portland, también, o sea, el portland es una industria fundamental para el tema de la vivienda, de la construcción. Lamentablemente las herencias de ANCAP muchas veces han trabajado para el privado, han saboteado vamos a decir, la industria del portland, la asociaron con Loma Negra de Amelita Fortabat, trabajaron para el enemigo, o mejor dicho trabajaron para que no se desarrollara justamente una industria que tendría que haber sido fundamental. Como decía José Luis, muchas veces en obras públicas en lugar de usar portland ancapiano usan de otra procedencia.
Y es fundamental también, por ejemplo, hacer un desarrollo de un plan de vivienda con portland de ANCAP, que se podría ver de hacerlo a precios especiales para favorecer la construcción de viviendas que es fundamental. Justamente, el planteo que tiene la Unidad Popular sobre el Plan de Vivienda Popular, me parece que sería muy bueno que la misma Federación planteara o tratara de luchar en el sentido de impulsar ese plan y hacerlo con productos ancapianos

 

Hernán Salina: Álvaro, pensando que estamos en La Teja y vos que venís de la refinería, para redondear esta charla, ¿cuál es la realidad actual de la refinería que ha dado tanto que hablar? Cada tanto hay denuncias por funcionamiento, por eventuales faltas de controles en los vertederos de la bahía, las condiciones de trabajo de los trabajadores que están en la refinería. ¿Cuál es la situación actual?

AF: Se ha producido una gestión muy mala de las sucesivas administraciones que llegaron después, ya de antes veníamos, pero ahora no se cambió en nada después de que asumió el Frente Amplio en el gobierno. Se han hecho gestiones, se han despilfarrado recursos, se han hecho contrataciones directas que evidentemente fueron con empresas amigas que significaron millones de dólares que no fueron licitados

 

HS: ¿Eso para qué, para refacciones en la refinería?

AF: No, te digo el caso, por ejemplo, de la contratación de una empresa para el transporte de cal para Brasil que se hizo sin licitación. Se adelantaron millones de dólares al empresario y no hubo licitación. Por ejemplo, se gastaron, en el tema de donaciones, 7 millones y medio de dólares, entre el 2010 y el 2015, para diferentes objetivos. Por ejemplo, para giras de murgas, para lanzamiento de libros, para esponsoriar a un corredor de carreras, yo qué sé, para distintas cosas. Incluso se llegó hasta dar 5 mil dólares en publicidad para una emisora de radio que ni siquiera existía. Eso creo que la audiencia ha escuchado sobre esos temas.
O sea, se trabajó con los dineros públicos como si fueran plata de ellos, tenemos el escándalo que pasó también con todo el tema de las tarjetas corporativas 

 

HS: Lo de la refinería que te preguntaba, ¿qué se puede decir de la situación actual, del funcionamiento?

AF: En la refinería evidentemente había cosas que había que hacer, hubo inversiones que se hicieron que era necesario hacerlas, como el tema de la desulfurizadora; la ampliación de la refinería fue algo bueno, pero el tema está en que muchas veces, para ANCAP siempre hay sobre precios.
Tenemos, por ejemplo, el caso de la planta de etanol de Paysandú, que salió tres veces más de lo que está cotizada a nivel internacional de acuerdo al volumen de refinación que tiene.
Y el tema es ese, los controles se han pasado por alto o se han debilitado o se han hecho compras directas sin licitación. A la prueba está que nosotros, siendo una empresa monopólica en el tema combustibles, llegamos a quebrar, tuvieron que capitalizarla con 900 millones de dólares para que pudiera seguir funcionando. Eso da una pauta de lo mal administrados que estaban los recursos del Estado y de la total negligencia en cuanto al uso de los dineros públicos que se usaron como si fueran dinero de los propios directores, y no era así.
Lamentablemente, con la Justicia que tenemos, esto va a pasar casi desapercibido. El único fusible que saltó fue el de Raúl Sendic y hasta por ahí nomás, porque lo único que le tipificaron fue abuso de funciones.

 

HS: Muy bien Álvaro, hicimos un recorrido por ese panorama que va a seguir dando que hablar. Sí, decime…

AF: Otra de las cosas que quería decir es que ahora nosotros tenemos dirigiendo la empresa pública a una empresaria de elite de una multinacional como fue la Shell. Evidentemente esa gente nunca deja de estar relacionada con esa empresa.
O sea, tenemos a una Marta Jara que incluso fue denunciada por Pemex por contrabando de contrabando de combustible a Estados Unidos, le pasaba combustible mexicano, y que estaba vinculada a una red mafiosa que hacía ese tipo de hechos delictivos.
Y además también está vinculada con la venta de la regasificadora en el Estado mexicano, la Shell le vendía, que no era necesario para el Estado mexicano. Lo mismo que quisieron hacer acá, pero no prosperó porque era demasiado evidente, para lo que es el país en este momento y lo que necesitaba energéticamente, no era necesaria una regasificadora. Era tan evidente el negociado que había que al final desistieron de hacerlo.

 

HS: Álvaro Fontela, gracias por estar con nosotros esta mañana en esta edición de Por los Barrios

AF: Un gusto para mi, muchísimas gracias.
Tenemos que cambiar la perspectiva, evidentemente por el camino que vamos no podemos seguir, yo adhiero a la Unidad Popular y llamo a la gente a reflexionar, a los trabajadores, tenemos que cambiar la situación en que estamos viviendo porque el Uruguay se nos va de las manos, vamos a quedarnos sin patria.
Y una palabra que se utiliza muy poco que es el tema de la patria, porque la patria somos los habitantes, es la soberanía y la estamos perdiendo paso a paso. Si no revertimos esto, nos vamos a quedar sin país lamentablemente

 

HS: Gracias Álvaro.