“ERAN BARRIOS MUY PROLETARIOS, DEFINIDOS HACIA LOS INTERESES DEL TRABAJADOR, ESO ERA ASÍ”
Entrevista a David Melián, 29 de julio de 2018.

David Melián.jpegTransmitimos desde el Centro Cultural Mercado Victoria en La Teja, el programa “Por los Barrios” de CX 36, que cada dos semanas sale del estudio “José Germán Araújo” y se instala en un barrio de Montevideo y de la zona metropolitana. Uno de los lugares característicos de La Teja, por la calle Heredia, la Base Pinela, que fue un lugar donde muchos revolucionarios se reunían allí, conspiraban para luchar procurando la transformación de este país. Nuestro compañero Hernán Salina entrevistó al revolucionario David Melián que nos contó su participación en esas instancias, vamos a compartir a partir de ahora esa entrevista y les recordamos que mañana con la edición del diario La Juventud va a salir la primera parte de un suplemento dedicado a la barriada de La Teja.

 



David Melián: Yo fui a vivir a La Teja a causa de que alquilé allí un lugar barato, que estaba al alcance de mis necesidades, por eso fui a vivir a La Teja, y ya tenía algunos amigos, yo tenía cuando eso 18 años, vivía en la calle Heredia, en Heredia e Inclusa estaba la Base Pinela, yo vivía de ahí 100 metros para abajo. En la calle Heredia terminaba el hormigón, en Inclusa, y había que bajar una escalera que daba a un lugar que ya era casi como un bañado, siempre estaba lleno de agua, de barro. Y más o menos por esa época es que tuvo nacimiento un cantegril que ahora es muy enorme.


Hernán Salina: ¿De qué año estamos hablando, David?

DM: Estamos hablando de hace 65 años, estamos hablando del 54 por ahí.


HS: Mediados de los 50.

DM: 53 digamos, por ahí.


HS: ¿Y cómo era La Teja en esa época?

DM: Desde el punto de vista laboral La Teja era un barrio donde predominaba muy importantemente el obrero de los frigoríficos, allí a unas dos o tres cuadras, estamos hablando de Heredia e Inclusa, estaba el frigorífico Castro, que trabajaba toda gente de ahí del barrio. El frigorífico Castro estaba contra el arroyo, había un puente que se cruzaba ahí, que se iba a dar a un campo que salía a lo que se conocía por La Paloma, había un cuartel del otro lado, y pasaba el Arroyo Pantanoso por el costado del frigorífico Castro, era un frigorífico de bastante actividad, estaba la fábrica del BAO, estaba una fábrica que hacía cocinas, Volcán, no me acuerdo el nombre, hacía refrigeradores, cocinas Volcán, eso estaba más para acá en lo que en esa época se llamaba Simón Martínez, del cementerio de La Teja un par de cuadras para abajo. El BAO era una fábrica muy grande, hace años que no ando por ahí, no sé qué pasó con los edificios, pero eran unos edificios enormes, que incluso había a ambos lados de una calle, creo que era José Mármol, y que cruzaba un puente aéreo de un edificio al otro, por donde pasaba la gente, los trabajadores. Era un barrio como el Cerro, se podría decir 100% obrero, también había mucha gente que en la época trabajaba en el puerto, vivían ahí pero trabajaban en el puerto, estaba la Ferrosmalt


HS: ¿Esa era la fábrica que hacían las cocinas?

DM: Ferrosmalt, sí. Tanto La Teja como el Cerro eran de mucha actividad sindical, había también una fuerza obrera de los anarquistas, el Partido Comunista, el Partido Socialista, que eran los que tenían más influencia en todo eso.

HS: Toda esa zona de La Teja está vinculada, podemos decir, al embrión inicial, al surgimiento del MLN, ¿no?

DM: Claro, sí. Allí una persona, que no sé actualmente qué es de la vida de ella, si falleció, porque es mayor que yo, era Rivera Yic, que era peluquero, tenía su peluquería en la avenida Carlos María Ramírez, a pocos metros de la Plaza Lafone, él tenía un terreno que es donde se fundó la Base, este muchacho era un hombre joven cuando eso tendría unos 30 años más o menos, se dedicaba siempre a organizar actividades con los niños o con los adolescentes, salidas, camping, remo y deportes.


HS: ¿Era el Rulo Lacio la peluquería?

DM: Era el Rulo Lacio.


HS: Que decía que no se le cortaba el pelo a carneros.

DM: Sí, exactamente. Un poco radical era, tenía un letrero que decía: "no se le corta el pelo a milicos, ni a carneros". Un vecino que era de ahí que era de la policía, le preguntaba por qué, y le decía que le iba a pagar, no entendía nada. Este muchacho siempre tuvo una actividad con los adolescentes en el barrio, hasta que después vino todo el proceso y la influencia de la Revolución Cubana, y ya la política tomó otro volumen, otro significado más profundo, más politizado, entonces con la cuestión de la Revolución Cubana, que yo creo que cuando se habla de esos períodos de lo que fue la política social acá en Uruguay, siempre hay que tener presente la influencia tremenda que tuvo la Revolución Cubana, fue un impacto tremendo.


HS: Nos decías de esta peluquería, de Rivera Yic, ¿qué pasó en torno al surgimiento del MLN en La Teja, en esa zona?

DM: Yo me hacía cortar el pelo con Rivera Yic, entonces él perteneció al MRO, junto con otros, con Huidobro y otros compañeros, entonces ellos se fueron, tenían sus problemas con el MRO y se fueron, pero yo ignoraba más bien esas cosas, no estaba en el detalle de todo eso, y fue ahí donde decidieron formar un grupo de apoyo, es muy extenso el tema, fue también la época de las primeras marchas de los cañeros, y entonces por supuesto que el Partido Socialista surgió que es el MRO, pero del Partido Socialista creo que surgió el grupo más grande de disidentes.


HS: Con el propio Sendic.

DM: Claro, sí, Sendic, Manera, Huidobro, Marenales, Bassini, una flota. Entonces la marcha de los cañeros también fue un impacto, creo que fue en el 62 la primera, fue un impacto en los ámbitos obreros y de izquierda, eso también hay que tenerlo siempre en cuenta, el impacto que fue la marcha de los cañeros, creo que estaba el diario Época ya acá, se hablaba mucho de las situaciones políticas en otros países.


HS: Pero en Montevideo a veces no se conocía esa realidad nuestra del norte.

DM: Claro que no, fue una cosa desconocida, se empezó a conocer a través de muchos muchachos que iban allá, periódicos que denunciaban y se escribía, más la actividad del sindicato, fue muy diferente al desarrollo sindical de Montevideo de la época con aquello de la toma de la dirección de Cainsa y toda aquella agitación. Todo eso repercutía muy fuerte en Montevideo, entonces más o menos por ahí se decidió hacer un movimiento, fue cuando se fundó el MAC.


HS: El Movimiento de Apoyo a los Campesinos.

DM: Sí, que era una cuestión pública, pero enseguida se dieron cuenta que para realmente apoyarlos había que salir de la legalidad y hacer cosas ilícitas, entonces funcionaba ahí en el local de la calle Heredia casi Inclusa, pero además se formó un foco de izquierda, porque también iban de otros grupos que no tenían dónde reunirse y se iban a reunir ahí, el MIR, Movimiento de Izquierda Revolucionaria, anarquistas, no sé qué otros grupos que existieron por la época. Entonces este muchacho que era el dueño de ahí, les permitía reunirse, se hacían las reuniones políticas ahí, y tuvo muchísima actividad eso.

 

HS: ¿Eso ya era la Base Pinela, ya se llamaba así?

DM: La Base fue después que falleció Pinela.


HS: Eduardo Pinela.

DM: Sí. Yo tengo la imagen de él muy borrosa, yo al que conocí más fue a Robaina, tenía más relación con él, andábamos juntos, él tenía un cachilo. Y con Rivera sí por supuesto.


HS: O sea que todas esas reuniones iniciales se hicieron ahí en Heredia e Inclusa, que era lo de Rivera Yic.

DM: Seguro.


HS: Estudiantes, por ejemplo, ¿participaban?

DM: Después cuando se empezaron a reunir otros grupos, ya empezó una participación más heterogénea, que iban ahí, se informaban, y preguntaban. Sí, había estudiantes. Hay muchas cosas que yo no las puedo precisar ahora.


HS: Claro, mucho tiempo pasó. Y la Base Pinela en sí, antes del nombre, la caída de ese compañero, antes que tuviera ese nombre ya venía funcionando, ¿era MLN eso ya? ¿Cómo empezó?

DM: No, eso empezó a funcionar como Movimiento de Ayuda al Campesino. Más allá de que estaban prácticamente los fundadores del MLN ahí, que fueron los que se habían ido del MRO, que Rivera Yic era del MRO, Huidobro del MRO, creo que Pinela también.


HS: Más los que se fueron del Partido Socialista.

DM: Y después empezaron muchos disidentes del Partido Socialista. En el terreno que tenía Rivera Yic se hizo una casa muy modesta, eso lo construyó él y ahí nos reuníamos.


HS: Y Eduardo Pinela por el cual se le puso el nombre al local, ¿quién era?

DM: Era un muchacho de ahí del barrio que participaba. Yo a él no lo recuerdo bien en todas sus actividades.


HS: ¿Pero fue militante?

DM: Sí, claro, seguro. Él fue que murió en el Hospital de Clínicas pintando, algo de eso.


HS: Puede ser.

DM: Yo a los que conocía más ahí era a Rivera Yic y a Robaina.


HS: ¿Conociste a Sassano, te tocó militar con él?

DM: Sí.


HS: ¿En qué época fue eso?

DM: Con Sassano ya después con el MLN. Sassano era una figura muy conocida ahí en toda esa barriada, era un muchacho que estaba siempre hablando de política, no tenía otro tema que hablar de política, de sindicalismo y de Cuba. Yo no me acuerdo exactamente dónde lo conocí, creo que lo conocí ahí en la Base.


HS: Era dirigente portuario.

DM: Él era dirigente portuario, sí, y vivía en el Cerro. Era muy conocido, por el deporte también, era una figura muy conocida. Y siempre tenía temas muy interesantes. No me acuerdo qué fecha fue que se empezó una actividad de utilizar la violencia contra empresas imperialistas, yo participé junto con Sassano, en algunas cosas de esas, y otro muchacho que creo que murió, que era del MIR, que tenía un coche, y ahí andábamos.


HS: O sea que vivías en La Teja, pero la lucha te tocó desarrollarla en otros lados.

DM: Sí, yo estaba relacionado, se hablaba a superficie de lo legal. El primer núcleo no hablaba de lo legal, después ya ni me acuerdo cómo tuve acceso ahí, y empezamos a hacer otras cosas ilegales.


HS: ¿Tú comienzo en la participación política fue yendo a lo que después fue la Base Pinela?

DM: Sí.

 

HS: ¿Y de qué se hablaba, por ejemplo, David ahí? Porque hoy parece todo muy claro, ya muy sabido, pero ¿cómo se empezaba a conversar con la gente?

DM: Yo el recuerdo que tengo de ahí, el tema principal era la Revolución Cubana, el Che, la venida del Che a Punta del Este, y Fidel Castro, todo eso. También la Revolución China. La discusión giraba siempre en torno a esos hechos de gran importancia, y la crítica a la política, no me acuerdo qué presidente estaba en la época, estaba el colegiado creo.

 

HS: Sí, en el 50 y pico sí.

DM: Seguro. Y las críticas a los gobiernos de acá, la situación económica que ya empezaba a degradarse acá debido a toda la situación internacional, había terminado la guerra, Europa se empezaba a levantar, los precios de la lana, la repercusión en el campo uruguayo.

 

HS: ¿Cómo se expresaba la movilización obrera en el barrio en esa época? ¿Cómo era, había huelgas, había paros, había acciones obreras en las calles?

DM: Yo no recuerdo el año, pero creo que fue en el 57 o 56, creo que fueron las huelgas más importantes que hubo en el Uruguay, de los frigoríficos. En la misma época de la guerra en Corea, el famoso Paralelo 38, porque a Carlos María Ramírez se le había puesto Paralelo 38, porque habían traído tropas del norte, de algunos departamentos del norte que estaban acantonadas allí en una plaza que se llama 25 de Mayo. Carlos María Ramírez era una avenida que prácticamente dividía a La Teja, a la derecha estaban acantonadas ahí tropas de los cuarteles que traían de allá. Había huelgas muy fuertes en los frigoríficos.

 

HS: ¿Los trajeron para reprimir a los trabajadores?

DM: Claro, lógico. Sucedieron algunos hechos que para las características del Uruguay fueron de mucha repercusión, porque traían carneros también del interior, los traían engañados a trabajar a los frigoríficos. Ahí se armaba alguna revuelta y hubo dos trabajadores huelguistas que murieron, muertos por los carneros. Uno fue Paleo, en el Cerro fue eso, por la Curva de Tabárez. Esas muertes sucedieron en el 56 o 57, pero fue una huelga muy larga y muy dura, con mucha represión. Había un ambiente de ebullición de los intereses de los trabajadores y de los intereses de los frigoríficos. Hay algo que yo a veces me acuerdo, que por esa época, habrá sido por el 58 porque fue un poco antes de las elecciones, que uno de los candidatos era Luis Batlle Berres, entonces una gran lucha era para que no se vendiera el ganado en pie, creo que había una ley que no se podía vender, pero los estancieros lo pasaban de contrabando porque tenían los campos en las fronteras con Brasil. Entonces ese punto de no vender al ganado en pie, era muy fuerte, porque vender al ganado en pie era quitarle trabajo al obrero del frigorífico, entonces Luis Batlle Berres que era un personaje, yo diría, quizá el más importante de la política en esa época, en uno de sus discursos pre-electorales, cuando hablaba por esos barrios o incluso por la radio, manifestó en una oportunidad que iba a obligar a los estancieros a que trajeran el ganado a los frigoríficos, que los iba a traer a rebencazos, entonces después siempre se decía eso, se repetía esa frase, que Batlle Berres había prometido traer a rebencazos a los ganaderos. Y era un punto a defender con mucha fuerza de que no se vendiera el ganado en pie, eso lo podemos comparar ahora que se vende el ganado en pie.

 

HS: Y no hay mucha protesta

DM: Prácticamente sí, ninguna.

 

HS: Ahora que se habla tanto de la inseguridad, a vos te parece David que en esa época, como se ayudaba a la integración social, a la fuerza de la gente esa organización sindical, ¿esos valores obreros ayudaban en la vida de los barrios?

DM: Pienso que era muy importante sí, había una familiaridad entre la gente, no se podía ser carnero allí, el que era carnero estaba condenado a la repulsa y al aislamiento, y había mucha solidaridad, habían personajes en el barrio que estaban siempre hablando con los jóvenes. Yo creo que ese fenómeno social que se da ahora de la delincuencia, existía delincuencia, pero con otra cosa.

 

HS: Después hubo otras cosas donde La Teja fue protagonista, pienso por ejemplo, en lo del abuso, la fuga de Punta Carretas, donde se hizo el Tejazo aquel. No sé si a vos te tocó algo vinculado a eso, pero cómo le podemos contar a la gente.

DM: Yo estaba preso cuando eso. A eso lo organizaron afuera, en ligazón con lo que se pensaba hacer, que se hizo el Tejazo, se pensaba hacer la noche de la fuga como una dispersión de la represión, pero la fuga no salió esa noche, se demoró un poco más. La influencia del MLN era tremenda en esos barrios, en La Teja por ejemplo.

 

HS: Eso se hizo como una maniobra para atraer a la fuerza.

DM: Dispersión de la represión. Hubo una represión, siempre el sindicato más importante fue la Federación Autónoma de la Carne, cuando estaba un personaje que se hizo muy importante, el General Agerrondo

 

HS: Estaba en la Republicana

DM: Sí, en la Republicana. Y venía una manifestación del Cerro y los reprimieron antes de llegar al arroyo Pantanoso, y había unos postes donde pusieron a los obreros sentados en el piso amarrados atrás. La prensa de izquierda se movía mucho, había varios periódicos, audiciones radiales, era un clima de agitación generalizado. Y como música de fondo los cañeros, hicieron su marcha, vinieron acá, denunciaron las condiciones de trabajo y se volvieron, pasó el problema cuando atacaron al sindicato de los amarillos, que tiraron un tiro y murió una mujer que no tenía nada que ver, todo eso creó un clima muy agitado de la lucha de clases.

 

HS: Es importante que los vecinos, habrá algunos que ya conocerán algo de esta historia trasmitido o que lo vivieron directamente, pero que las nuevas generaciones conozcan de esas partes de los barrios vinculado a la historia de lucha de la gente.

DM: Yo no quiero hablar a la ligera, pero en el momento que empezaron a ser desmantelados los frigoríficos y trasladados a otros lugares, también aquellos barrios tan laboriosos, tan numéricamente muy importantes, entonces estaba la influencia del trabajo y de la lucha por el trabajo y de la lucha por todo lo que corresponde al trabajo, y eso aunque hubiera ahí alguien que no trabajaba o que trabajara allá en una tienda en 18 de Julio no escapaba a esa influencia, entonces eso le daba una característica social a todos esos barrios muy especial.

 

HS: Y cuando no hay trabajo empieza la descomposición

DM: Seguro. En el Cerro por ejemplo, hubo huelgas, había gente que faenaba animales por ahí para hacer unos mangos y vendía carne en la casa, y cuando se sabía, yo conozco el caso de dos o tres mujeres hermanas que tenían hermanos que trabajaban en frigoríficos que traían los que mataban clandestino, traían carne en un carro a caballo, vi saltar arriba del carro y tirar la carne para abajo y al tipo increparlo. Incluso tomar camiones de reparto que entraban a repartir fideos, comestibles al Cerro, y pararlos y sacar todo y después distribuir.

 

HS: Camiones de Manzanares

DM: Manzanares también sí. Creo que fue por el 57 o 58. Eran barrios muy proletarios, estaban en gran definición de toda la masa barrial, definidos hacia los intereses del trabajador, eso era así. Cuando vinieron las tropas ahí marcó en la época algo, que le decían a Carlos María Ramírez, en esa época dividía a La Teja desde Belvedere al Cerro, y se le llamaba el Paralelo 38, porque habían muchos enfrentamientos, pedradas, palos y de todo.

 

HV: Era la voz de David Melián, quien integrara el MLN, historiando lo de la conformación de la Base Pinela allí en la calle Heredia, entrevistado por Hernán Salina en el marco de la preparación de estos programas que hacemos en los barrios, en este caso La Teja, la historia misma de parte de la lucha del pueblo oriental.