“EL OFICIO DE JABONERO LAMENTABLEMENTE SE PIERDE CON NOSOTROS”
Nota a Diber Rodríguez, 29 de julio de 2018.

Diber Rodríguez.jpeg

Nota realizada en el programa “La 36 por los Barrios”, en esta oportunidad fuimos al barrio La Teja, desde el Centro Comunitario Mercado Victoria en Carlos María Ramírez esquina Rivera Indarte.

 

 

Diego Martínez: Estamos recibiendo con mucho gusto a Diber Rodríguez, trabajador de BAO. Bienvenido a este programa, aunque los bienvenidos somos nosotros porque esto es zona de ustedes, zona de los trabajadores del BAO sin lugar a dudas también…

Diber Rodríguez: Muchas gracias, buenos días para todos.
La 36 siempre nos ha acompañado en todas estas cuestiones, si la compañera recuerda la trasmisión que hicimos en el 2007 en el local sindical durante la ocupación. Y después, bueno, las oportunidades que nos han dado en la Radio misma, a través de ella y el querido Chury también

 

DM: Bien, contanos un poco en qué está la situación de ustedes como trabajadores organizados de la BAO en sí. ¿Hay algo que se esté haciendo hoy allí?

DR: En ese lugar precisamente no. O sea, Compañía BAO todavía existe como algo formal pero no se está elaborando absolutamente nada.
Nosotros a partir de febrero del 2015 nos cooperativizamos, entonces seguimos con la elaboración de los productos.
A partir de mayo del 2017, por un tema de contrato tuvimos que dejar las instalaciones. Nosotros habíamos hipotecado de alguna forma nuestros salarios, nuestros despidos a través de dos años de alquiler de la planta, eso culminó en mayo del 2017 y por un tema de que no pudimos llegar a un punto de equilibrio en cuanto a los números, porque a partir de ahí teníamos que empezar a pagar un alquiler, un arrendamiento, dejamos las instalaciones y nos fuimos a trabajar a nuestro local sindical que es donde estamos ahora, allí en Bauzá y Carlos María Ramírez

 

DM: ¿Ahí se producen jabones hoy?

DR: Sí, se producen jabones, más que nada la parte de líquidos, toda la rama de jabones líquidos, suavizantes, detergentes y seguimos con la elaboración de jabones en polvo.
En esto hay que hacer la salvedad de que lamentablemente, al no poder producir en la fábrica porque el punto de producción era la fábrica, las instalaciones están hechas para eso. Nosotros hicimos un acopio de unas 20 toneladas antes de irnos pero eso hace ya dos años y se nos terminó obviamente. Lamentablemente digo porque una de las cosas que nosotros pregonábamos era la industria nacional siempre, y al no tener la posibilidad de fabricarlo, no tuvimos más remedio que traer una base de Argentina y complementarlo con otros productos haciendo hincapié en nuestro oficio.
Porque no hay más jaboneras en el país...

 

María de los Ángeles Balparda: Ese es un dato impresionante, que no hay más jaboneros, que ahora te pedimos que amplíes un poco, pero estábamos recordando que en un momento nosotros veíamos en la estantería del almacén, del supermercado está el jabón BAO, está el pulidor BAO por ejemplo, pero no se fabricaba acá, la habían comprado los argentinos, no sé si era en San Luis que fabricaban…

DR: Exactamente, en el año 1995 BAO, por un tema de contratos y no contratos porque en esto se favorecieron los empresarios, vendió las principales marcas, por eso hoy no se puede fabricar acá Astral la marca principal y el pulidor Oxy viene de Gualeguaychú de la zona de Entre Ríos, son marcas que adquirieron las multinacionales. O sea, Colgate Palmolive compró Astral, compró la marca BAO, solamente para tenerla guardada en un cajón, que no se pueda fabricar

 

MAB: ¿No las usan?

DR: No, las compraron para que no se puedan usar y así acceder al 100% del monopolio del consumismo

 

MAB: Claro, pero no pasó sólo con la BAO, eso ha pasado con otras marcas…

DR: Ah, sí, sí, por supuesto, y no solamente en el rubro nuestro, otras empresas, vestimenta, calzado o como quieras llamarle

 

DM: ¿Cuánta gente trabajó en el momento más importante de la BAO y en general en la industria del jabón, que forma parte de la industria química?

DR: Exacto, en su momento, en el momento de mayor auge, BAO nucleó a más de 1.000 trabajadores, y la industria jabonera en general aproximadamente a unos 5.000. Yo conozco de la historia porque me interesa, uno se enriquece y tenemos contacto todavía con un montón de jubilados de aquellas décadas que nos cuentan sus historias. Pero recordemos que no sólo existía BAO, los más veteranos recordarán Strauch, Primus, Torino, todo lo que movía la industria jabonera

 

DM: ¿Bulldog se hacía acá también?

DR: Sí, era de Strauch, esa marca la hacía Strauch

 

DM: ¿Y ahora cuántos hay trabajando en el jabón, si es que hay?

DR: No, el oficio de jabonero lamentablemente se pierde con nosotros. Directamente ya te digo que la Facultad de Química, que lo tenía como una materia incorporada, ya no la tiene más. Por lo tanto, el aprendizaje pasa de un compañero a otro, como lo aprendí yo

 

MAB: ¿Y cómo se aprendía antes?

DR: Y se aprendía en el mismo lugar de trabajo básicamente, de la misma forma que uno entraba a una carpintería, pasaba de aprendiz, medio oficial, toda aquella cadena que venía después, con nosotros era lo mismo…

 

DM: Contanos un poco, cómo se trabajaba, con qué material  se trabajaba para llegar después al jabón BAO, por ejemplo, el más conocido…

DR: Bueno, ahí tenemos otro problema grave que nuestra principal materia prima es el cebo vacuno y muchas veces no contamos con él. Fundamentalmente, en su momento, en el 2006, lo que no llevó a todos los trabajadores al seguro de paro y el parate de la producción, fue que el cebo vacuno se exportaba fundamentalmente para la producción de biodiesel. Entonces, el valor se triplicó y los dueños de los frigoríficos o el dueño de la materia prima, si le convenía venderlo tres veces más para fuera y que no quedara ningún cupo para acá, lo hacía, y lo hizo directamente. Y se sigue haciendo, de la misma forma que se vende el ganado en pie y todo ese tipo de cosas

 

DM: ¿Y cómo es para conseguir hoy, porque además no hay sustituto, por lo menos no aparece claramente?

DR: No, no, es que eso depende un poco de lo precios internacionales, el día que se regularice eso y el que lo exporte, el especulador, no le convenga tal cosa, si decide destinar, se le ocurre fabricar jabón o grasa comestible, lo que sea, lo hará o no

 

DM: O sea que va a depender de la suerte, una cosa así…

DR: O de la regulación que debería hacer el gobierno que no existe

 

DM: ¿Dónde está ubicada hoy la fábrica de ustedes, el local sindical dónde está ubicado para que la gente lo conozca y si tienen, pensando  hasta en la posibilidad de hacerlo solidariamente, cómo funcionan?

DR: Nosotros estamos ubicados en Pedro Celestino Bauzá 4291 esquina Carlos María Ramírez. Ahí hay un local, es grande, hay un gimnasio, un quiosco y estamos nosotros por una de las puertas laterales.
Nosotros ahora, lo que es fabricar jabones líquidos y eso, no requiere mucha infraestructura, por lo tanto, con las instalaciones que tenemos, nos hemos acondicionado bien

 

MAB: ¿Con qué marca?

DR: La marca nuestra en Bonsai, la marca propia, que es heredada de otra cooperativa COOPTIQ (Cooperativa de Trabajadores de la Industria Química) que en su momento formaran los compañeros de la ex Benzo cuando cerró Jane. Entonces el grupo de compañeros siguió adelante hasta que eso un poco se disolvió pero la marca quedó con nosotros.
Ahora pudimos renovarla, hacer las gestiones como corresponde y nos la adjudicaron

 

MAB: ¿Jabones líquidos y qué más?

DR: Jabones líquidos, para lavarropas, siempre baja espuma, detergente de cocina, suavizante, jabón de manos, limpiador líquido tipo perfumol, la línea la elaboramos toda

 

MAB: Haber que nos dice algo Vicente…

Héctor Vicente: Saludar en primer lugar al trabajador, el otro día cuando estuvimos recorriendo con José Castro la zona y vimos, bueno, tomamos unas fotografías de las enormes instalaciones que tenía la empresa BAO, vimos, por ejemplo, que uno de los edificios estaba ocupado por Giorello y Cordano. Pero después, en otra nave grande, enorme, vimos unas trabajadoras vestidas de blanco con botas de goma y no pudimos averiguar para qué se estaban utilizando esas instalaciones. Y la otra pregunta es qué pasó con el equipamiento que tenía la ex fábrica BAO…

DR: Sí, en realidad la única manzana operativa que quedó para nosotros de BAO es la segunda entre Laureles y Mármol. Primera, fue la primera que dejó de pertenecer a BAO que es donde hoy está el Macro Mercado, ahí era expedición de BAO en otros años.
La tercera, salteando la que yo nombré primero, en un remate que hizo el BROU en el 2013 la adquirió Macro Mercado también. Y la cuarta, que también eran cuatro manzanas ahí a esa altura, hace tiempo que está en manos de Frontoy, un mayorista.
Como ocurre en muchas estructuras que hay y que podemos ver en Veracierto donde eran las textiles, etc., se utilizan las instalaciones para el acopio de las cosas importadas

 

DM: Son tipo galpones de depósito…

DR: Exactamente, logística, solamente logística

MAB: Y además muy buena edificación ¿no?

 

DM: ¿En jabón Punta del Este lo fabrican ustedes?

DR: El jabón Punta del Este lo hizo BAO en su momento, porque el jabón Punta del Este es la misma fórmula que el Astral, o sea no se fabrica más ahora porque BAO no la está haciendo. BAO vendió la marca pero la fórmula quedó en BAO, entonces se sacó ese jabón con esa marca.
Pero, como todo, por un tema de publicidad fundamentalmente donde no dan los costos, tuvo muy poca difusión y no se conoció casi

 

MAB: ¿Vos sos de La Teja de toda la vida?

DR: Sí, de toda la vida

 

MAB: Sería interesante que puedas comparar, yo me imagino que a la gente joven, vos estás hablando y parece que vos hablaras de otro mundo ¿no? El solo hecho de decir "los galpones", no, ¿qué galpones? ¡Semejantes edificios!
Vos decís galpones hoy y pensas en chapas, en las construcciones livianas, pero las construcciones donde está la BAO son de una fortaleza impresionante. La cantidad de gente que trabajaba ahí, me imagino lo que serían las calles de La Teja, vamos a ver un poco eso. No con el ánimo de rasgarnos las vestiduras ni cortarnos las venas, decir de lo que sí era, de lo que sí se pudo hacer.
Bueno,  La Teja, las diferencias entre aquella La Teja y esta, las de las fábricas, decimos la BAO pero había otros lugares de trabajo importantes acá…

DR: Sí, era una zona netamente fabril, la fábrica de vidrio Viplan, Codarvi donde se hacían vasos, Ferrosmalt un poco más abajo. No, estaba lleno sí

 

MAB: Y todos estos problemas de hoy de que te robaran el cable, no pasaba tanto ¿no?

DR: No existía no, con las distintas generaciones eso se va complicando cada vez un poco más 

 

MAB: Se está complicando porque además también, los ejes son otros, me imagino que en aquella época el trabajo era un eje muy importante… 

DR: Sí, totalmente, los recuerdos principales que tengo es de ir a la escuela, por ejemplo, ver ese mundo, ese movimiento de camiones, autoelevadores, todo ese tipo de cosas que movían trabajo. Y a raíz de eso los derivados, o sea, en la esquina de Real y Carlos María Ramírez el Café Real donde los compañeros, después de la jornada se iban a tomar algo. Hoy hay una panadería allí, pasaron muchas cosas por ahí

 

MAB: Esa es una imagen que tenés…

DR: Ah sí, el movimiento y la cadena que eso produce, me acuerdo perfectamente

 

MAB: Vos decís, vi trabajadores de la BAO, pero yendo a comprar bizcochos a una panadería, me imagino esa panadería cómo se movía…    

DR: ¡Totalmente! Había una panadería en Laureles entre Ameghino y Yáñez Pinzón que en la mañana ya tenía preparados 500 refuerzos

 

MAB: Imaginate un panadero de hoy que esté escuchando esto... ¡Muy fuerte, 500 refuerzos!
Y lo mismo sería el carnicero, los almacenes, todo, y el bar como decías vos…

DR: Sí, era otra cosa. No sé si llamarlo otra época pero quizás hoy suene impensable, pero era así. Bueno, las instalaciones de BAO tan grandes obedecen a que ahí mismo estaba todo centralizado, las cajas de cartón se hacían en un taller, la carpintería tenía su taller, la electricidad tenía su taller, surtidores de combustible, era otra cosa.
Y todo atado a la producción. ¿De dónde sale todo eso? De que se produce mucho, se vende mucho y el dinero queda acá, se vuelve a mover o se invierte o lo que sea. Hoy lamentablemente es totalmente al revés, todo lo que viene de afuera ha sido producto de que nuestra industria y un montón de industrias hayan cerrado

 

MAB Y las consecuencias también, van a todo nivel

DR: Tenemos el caso de los compañeros de Sherwin Williams, el más reciente, la multinacional decidió cerrar, se traen las cosas de Brasil y los compañeros sin trabajo

 

MAB: ¿Eso quedó así nomás?

DR: Ah sí, sí

 

MAB: Me acuerdo que estuvimos cubriendo eso, no hace tanto tiempo

DR: A través del sindicato de la química, de la bolsa de trabajo, se han ido reinsertando de a poco pero no es sencillo, la situación laboral actual es muy compleja

 

MAB: Todo lo que es la industria química fue de las primeras atacadas, me acuerdo. Fue de los lugares donde entró más rápido el capital internacional

DR: Sí, sí, en el 90 Jane de arranque, y así sucesivamente.
Merial, me acuerdo otra que es veterinaria, química abarca veterinaria, perfumería, caucho y pintura, es todo el rubro nuestro

 

MAB: ¿En la parte de química así como la rama de ustedes, se tienen idea de cuántos quedan trabajando, cuántos trabajadores hay?

DR: Sí, afiliados, afiliados te digo, somos 1.200

 

MAB: ¿Y trabajando?

DR: Y trabajando unos 1.800 a 2.000 trabajadores

 

MAB: Un poco más.
Bueno, no sé si vos querés agregar algo más que te parezca que es importante en torno a lo que ha sido este pasado y este presente de la BAO, de la industria química y de las fuentes de trabajo en general…

DR: No, el único agregado que podemos hacer es que depende pura y exclusivamente de las políticas del gobierno. Esta situación se revierte solamente de esa forma.
Más allá de que evidentemente está demostrado que el poder económico está por encima de las voluntades políticas, porque es eso, no se sale adelante porque no se destranca la cosa

 

MAB: Claro, tienen que tener una política hacia eso…

DR: Exactamente, o por lo menos, una ley o como se llame de defensa de la industria nacional.
Entonces, partiendo de esa base después buscaremos los mecanismos, de qué forma nos ayudan, porque claro, nosotros arrancamos con capitales propios ayudados por el Sindicato de la Química y un capitalcito que teníamos nosotros en la Unión de Trabajadores de BAO, pero acceder también a un dinero a través de una (...) de algún organismo, es bastante difícil

 

MAB: Claro, pero además tiene que haber una apuesta a...

DR: Y cosas que a veces no tienen mucha lógica, porque nosotros estuvimos dos años en el seguro de paro con las correspondientes prórrogas autorizadas, que sacábamos cuenta que había tenido un costo de unos U$S 60.000, y acceder a U$S 10.000 para un préstamo, no te digo que es imposible pero burocráticamente es agobiante.
Un saludo a Charo que fue la que nos hizo llegar la invitación

 

MAB: Pero claro, la estamos esperando a Charo.
Vicente quería preguntar algo…

HV: Sí, antes que Diber Rodríguez se retire, pedirle si tienen un teléfono porque tal vez haya gente que no sepa que ustedes están dedicándose a la producción de esos productos y puedan contactarse a través de un celular o un número fijo, no sabemos…

 

MAB: Perfecto, ya mismo se lo pedimos y se los vamos a dar a la audiencia. No sé si vos lo tenés de memoria…

DR: El de la cooperativa lo estoy buscando, porque de memoria estoy fallando bastante

 

MAB: Estamos cerrando ya la participación del trabajador del BAO, que es muy representativo de lo que es este barrio, nosotros con la esperanza, va a tener que dar vuelta la cosa y va a tener que volver a ser lo otro que es mucho más racional, que haya industria, que la gente tenga un trabajo fijo, que se pueda apostar a estar en un mismo trabajo toda la vida, parecen cosas de locos pero son.
Y a veces a uno le dicen que no hay mercado acá, no competimos. Bueno, si se fabricara en grande así como en aquellas épocas, me parece que para el mercado interno estaríamos perfectamente bien ¿no?

DR: Sí, tal cual, acá lo que nos afecta principalmente es un tema de costos, no hay ninguna duda que los costos sobrepasan lo que es la producción. Entonces, otros países y otros lugares que tienen otras políticas instaladas para la defensa de la industria nacional, que acá no hay, cuentan con ese beneficio de ingresar sus productos y venderlos a mucho más bajo costo

 

MAB: Exactamente.
Bueno, para lo que no había pedido Vicente, el teléfono para que la gente se pueda comunicar, es 092 951 696, es el teléfono de la cooperativa de los trabajadores. Y hay un correo electrónico.
¿Por ejemplo, un almacenero puede hacerles un pedido a ustedes?

DR: Sí, sin ningún problema, nuestro movimiento ahora, nuestro fuerte es entregar en puerta a puerta, sin intermediarios y fundamentalmente que ya aprovecho para mandarles un saludo a los compañeros de la Brigada Artigas, el mercado popular que son los que nos compran y después distribuyen. Y nuestro fuerte también son los compañeros del sindicato, nosotros armamos determinadas canastas a pedido de los compañeros, se las llevamos y se las entregamos.
Pero, en cuanto a la distribución es en cualquier punto de la ciudad, incluso estamos yendo hasta Solymar por algunos clientes, no hay ningún problema. Se recepcionan los pedidos y se entregan en la forma más breve coordinando con los clientes

 

MAB: El correo electrónico es cooperativalaminga@gmail.com.
Muchísimas gracias por haber venido, además es una vida ya de estar caminando en un mismo camino…

DR: Sí, muchas gracias por la oportunidad que siempre la 36 nos brinda, y será hasta siempre.

 

MAB: Hasta siempre, claro que sí.