“LO ÚNICO QUE NOS HACE PARECER A LO UNIVERSAL ES CULTIVAR LO QUE SOMOS, PERO INDICARLO”
Entrevista a Adrián Goizueta, 11 de agosto de 2018

WhatsApp Image 2018-08-13 at 12.13.08.jpegEl sábado 11 de agosto el programa La Música de Todos los Tiempos (sábados 13 horas) presentó un Long Play de un cantautor argentino costarricense, Adrián Goizueta. Previamente, en Mañanas de Radio, Hernán Salina dialogó con este músico de origen argentino, pero que la vida lo llevó a residir en Costa Rica, a exiliarse en Centroamérica, luego de la instauración de la dictadura argentina. Radio Centenario volverá a emitir esta entrevista y el LP “Desde la cárcel” el próximo sábado 18 de agosto de 2018, ya que por razones de espacio no pudio emitirse en forma íntegra. Transcribimos a continuación esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/entrevista-a-adrian-goizueta-11-agosto-de-audios-mp3_rf_27782846_1.html

Y dejamos el link al disco completo “Desde la cárcel” así como las fotos de tapa y contratapa del LP:
WhatsApp Image 2018-08-13 at 17.05.40 (1).jpegWhatsApp Image 2018-08-13 at 17.05.40.jpeg
https://www.youtube.com/watch?v=r53ubaeKekE

 

Adrián Goizueta llegaba a Costa Rica sobre el año ‘79 para instalarse huyendo de la represión de la dictadura argentina que lo tuvo a él siendo muy joven, ya haciendo música y también participando en la vida y en la militancia política. Y llegaba a una Centroamérica convulsionada por las luchas. 1979 es el año del triunfo de la Revolución Sandinista, se desarrollaba la lucha guerrillera también en Guatemala, en El Salvador. Y se fue integrando Adrián Goizueta a las acciones de solidaridad, con su país de origen, solidaridad con la lucha y con las víctimas de la dictadura argentina y con las luchas de la región, con el grupo experimental que creara este compositor arreglista, cantante y también docente de música, de quien vamos a escuchar en la Música de Todos los Tiempos, un disco que llegó a Radio Centenario gracias a quien fuera en su momento compañera de ese querido cantautor uruguayo que fue Marcos Velázquez, Marisa Lagos.
Junto con otros discos, Marisa Lagos nos trajo un precioso trabajo basado en textos de presos políticos argentinos que musicalizara Adrián Goizueta. El disco "Desde la Cárcel" que tiene una tapa que asemeja la jaula con pájaros precisamente y que gracias a Marisa entonces pudimos conocer.
Lo contactamos a Adrián Goizueta en San José de Costa Rica y pasamos a compartir el diálogo que mantuvimos, que nos ayuda a conocer la historia de su trayectoria como músico, la realidad actual y su visión también de la región, de los derechos humanos y de la música donde también lo encuentra defendiendo la identidad latinoamericana desde propuestas para televisión y para radio.
A continuación transcribimos la entrevista de Hernán Salina a Adrián Goizueta.

WhatsApp Image 2018-08-13 at 12.13.10.jpeg

HS: Adrián, un gusto para nosotros, un privilegio cuando nos toca a nosotros registrar estos diálogos, conversamos cada tanto en la previa de nuestro programa La Música de Todos los Tiempos y nos podemos dar este lujo de contactarnos con los protagonistas de los discos que escuchamos.
Y sobre todo cuando sentimos que estamos ayudando a conocer o a descubrir, por lo menos para parte de nuestra audiencia, trabajos e historias de músicos, de trabajadores de la cultura como vos, que naciste en Argentina pero que ya hoy te definís en una mezcla de argentino y costarricense o tico -como se les dice- donde estás hace muchos años.
Bienvenido a Radio Centenario Adrián.

Adrián Goizueta: Bueno, muchísimas gracias.
Sí, encantado de estar con ustedes acercándome a ese país que quiero muchísimo, a pesar de que nunca he ido a tocar pero sí he ido a momentos bastante cruciales. Siempre he tenido al Uruguay muy cerca de mi corazón y de mi razón.
Y sí, claro, vivo fuera de Argentina hace muchísimos años, me exilié en la época de las dictaduras y desde entonces radico en Centroamérica que, bueno, dejó de ser hace muchos años el lugar de exilio para transformarse en mi país. El país que habito, el país donde también he seguido creciendo y haciendo.

 

HS: ¿Por qué te fuiste, por la dictadura en sí o estabas participando en alguna actividad que generaba también que estuvieras en la mira de la represión en Argentina, en Buenos Aires?

AG: Sí, estaba en la mira, claro que sí. Incluso seguimos en la mira tiempo después cuando ya, estas son cosas que a veces no se saben pero algunos materiales, documentos, libros. Que acaban de salir, por ejemplo, un libro hace muy poco tiempo que se llama "Operación Caribe" donde da cuenta que todos nosotros que ya nos sentíamos un poco más a salvo después de habernos ido de nuestros países en ese momento de brutal represión y de tantos amigos y tanta gente cercana desaparecida, aún así en ese momento seguía en la búsqueda en diversos países y ahí nos encontramos con esa sorpresa que un documentalista brasileño nos contó que seguíamos estando en la lista esa.
De manera tal que sí, bueno, por supuesto, en aquel momento tan especial que tocó vivir, y bueno, también al Uruguay y a todo Sudamérica dentro de todo lo que fue esa operación Cóndor que ahora pareciera que también sobrevuela.

 

HS: ¿Ya estabas participando de la cultura, de la música, estabas participando en ese momento de esa época tan convulsionada políticamente en Argentina?

AG: Sí, claro que sí.
Bueno, yo me exilié muy joven, a los 21 o 22 años, pero yo trabajaba, por supuesto, yo soy músico de estudio, yo había egresado de un conservatorio y también había llegado la carrera de cine, trabajaba, tenía mi grupo y eso fue parte también de la situación. Porque además del grupo también formaba parte de la actividad política y los grupos musicales suelen ser demasiado visibles. De esa manera también empezó un poco más, el cerco se hizo un tanto más intenso.
Pero bueno, sí, yo trabajaba en todo eso y tuve la suerte de lograr salir, porque hubo mucha gente que no lo pudo hacer y gracias a la gran solidaridad de nuestra Patria Grande yo pude asentarme por aquí

 

HS: Claro, en tu caso llegaste a Costa Rica, que no es un lugar tan frecuente en ser mencionado como destino de exiliados de acá del sur.

AG: Y menos en esa época. Porque en esa época era como, más para Argentina era como, hay que aceptar que había como una especie de ignorancia sobre lo que representaba Latinoamérica en general, poco conocimiento. Yo había crecido mirando más allá del océano pero no tanto para arriba y no tanto para los costados.
Entonces, sí, Costa Rica fue un destino bastante particular. En un principio, cuando se está en esos momentos se busca la oportunidad que pueda salir, también buscamos España, buscamos México, buscamos varias opciones y la de Costa Rica apareció como una cuestión completamente fortuita, que la he contado muchas veces porque la pregunta ha surgido el por qué Costa Rica. Y realmente, bueno, fue una maravillosa casualidad que así haya sido, pero en realidad tenía que ver con abrir un atlas y empezar con mi compañera entonces a decir a dónde nos vamos, y no es una metáfora.
Empezar a dar vueltas el globito terráqueo y ver dónde caía el dedo, la primera cayó como en la India y dijimos no, la India no, ya es demasiado. Y en la segunda hicimos un poco de trampa y cayó en Centroamérica, empezamos a averiguar y nos enteramos en ese momento que Costa Rica no tenía ejército, que era un país que en ese tiempo dedicaba una buena parte de su presupuesto a la cultura. En fin, se nos pintó como una especie de salvación, de paraíso casi, y así fue cómo no dudamos en venirnos para acá.

 

HS: Y además llegaste en una época que fue convulsionada también, en el 79 mismo el triunfo de la Revolución Sandinista, Costa Rica fue escenario primero en una etapa de por lo menos parte de presencia de la contra y también muchas veces escenario de conversaciones a nivel de gobiernos, de partes en conflicto digamos, y bueno, y de guerrillas en El Salvador, en Guatemala, una Centroamérica convulsionada.

AG: Como no, yo formé parte inmediatamente de toda esa solidaridad que me llevó primero en Nicaragua a tomar contacto con los hermanos Mejía, con Luis Enrique, con Carlos Mejía, sobre todo con Luis Enrique con quien hemos hecho cantidad actividades. Bueno, acabamos de sacar un disco hace un año o un año y medio hicimos un disco juntos que se llama Viva Vida.
Y después rápidamente me empecé a relacionar con El Salvador y también para El Salvador hice música de la película "El Salvador: el pueblo vencerá" que fue una de las películas más vistas y más galardonadas en el mundo, sobre todo en ese tiempo que ganaron en el Festival de Cine en Cuba y en Europa, en fin.
Y entonces siempre, en todo momento desde que llegué estuve muy involucrado en lo que pasaba, en lo que seguía pasando en Sudamérica por supuesto que sí, pero  lo que estaba más cercano y en estos países que son bastante pequeños y que Centroamérica es como un gran país, por supuesto que estaba muy presente y ha estado presente eso en nuestra actividad y en la música por supuesto.
Yo siempre digo que me alegro de poder decir que sigo con las mismas banderas, con el mismo entusiasmo y el mismo arraigo. Pero sí, no fueron tiempos muy sencillos, bueno, todavía no se detiene, siempre tenemos una gran actividad, y esto me ha llevado a mí, bueno, nosotros trabajamos bastante seguido, hace un par de meses estuvimos en el Teatro Nacional de San Salvador. Claro, ya en una circunstancia completamente diferente, incluso hasta tocamos en Chalatenango en un acto con el Presidente de la República.
Parece una cosa increíble que pudiera haber pasado, sabiendo cómo era la situación en aquel tiempo que empezó toda esta cosa de la guerra civil en El Salvador.
Pero bueno, nos ha mantenido con una presencia en Guatemala, en El Salvador, en Nicaragua muy permanente.

 

HS: Pueblos que enfrentan hoy cada uno distintos desafíos.
Pero bueno, volviendo a tu camino desde Costa Rica, a nosotros nos llegó por suerte por manos amigas de la compañera de un gran cantautor uruguayo como Marcos Velázquez el disco tuyo que tiene textos de presos políticos argentinos, textos escritos en la cárcel, se llama "Desde la Cárcel" y nos llamaba incluso la atención el trabajo de presentación del disco que simula una jaula con pájaros, Adrián

AG: Sí, sí, qué maravilla de diseño este de la portada que la hizo Sposari, él hizo esa portada en aquel tiempo y también había hecho otra de otro disco mío que se llama "Eugenia" precisamente relacionado con El Salvador.
Pero bueno, el trabajo de "Desde la Cárcel" fue un trabajo que formó parte un poco digamos de la época de la solidaridad con Argentina desde aquí y todo esto, entonces, a nosotros no llegó casi te diría unos papelitos enganchados que se decían Poemas de la Cárcel, empezamos a verlos y era un material maravilloso. Era un material de un nivel poético, que quiero destacar eso porque alguno piensa que en la cárcel ibas a encontrarte una cuestión un poco diferente en cuanto a contenido, y sin embargo...

 

HS: Sí, no necesariamente con un valor artístico en sí, digamos, más allá de lo testimonial.

AG: Exacto.
Pero hay que decir que todo el material de Desde la Cárcel tenía y tiene un alto nivel poético. Y no solamente eso, a mí desde el principio me atrapó y coincidía con una manera que yo suelo tener que es entablar un poco, yo tengo una canción que es muy famosa por estos lados que dice: "Buen día sol, buen día en esta tarde gris", y eso ha sido un poco mi vida.
Entonces, de repente encontrarme con que los presos cantaban canciones como "Amanece, siempre amanece", era una confianza, una especie de alegría y de felicidad en la lucha de ese tiempo a pesar de las dificultades.
Y bueno, entonces nosotros tomamos esos textos que habían salido de las cárceles, de las distintas cárceles argentinas, habían salida con la visita, un poco de manera clandestina obviamente, pero salían de Devoto, de la cárcel de La Plata. Por ejemplo, una de las canciones más famosa, que sigue siendo famosísima hoy en día en todo Centroamérica y gran parte de del mundo es "Compañera".
Y Compañera es una canción que salió de la Unidad Nº 9 de La Plata.
También eso fue maravilloso, cómo las canciones al principio formaron parte de un espectáculo que se llamó "Desde la Cárcel" que hicimos con un actor y una actriz diciendo poesías.

 

HS: ¿Eso fue lo primero que hiciste en Costa Rica?

AG: Sí, ya había hecho cosas y ya estaba trabajando con canciones con música de El Salvador, de Nicaragua, yo hice la música de la película "Nicaragua: patria libre o morir", después hice la música de la otra película de El Salvador, y por esos tiempos más o menos es que llegó este momento de "Desde la Cárcel". Y como te digo, fue un espectáculo teatral con el grupo nuestro y con los actores.
Esto siempre nosotros lo decimos y lo hemos comentado en muchas oportunidades, porque aparte es interesantísimo el decir que todas las palabras que se decían en el espectáculo y todas las letras fueron escritas por presos. O sea, no hay una sola palabra que nosotros hubiéramos agregado. Eso también le da un valor increíble, porque la cuestión del prólogo del libro, por ejemplo, fue el prólogo del espectáculo, o sea, escrito también por un preso, todo fue escrito de esa manera

 

HS: ¿Conocías personalmente a alguno de los autores de los textos, de casualidad?

AG: No, no. Sí fui a conocer a Luis Salinas, al "Piraña" que así se le llamó, al poeta. Lo debo haber conocido 25 años después, increíble
De todas maneras él tuvo que ir a firmar, porque la canción se había divulgado tanto en todo el mundo que había que hacer las firmas de los registros de SADAIC y todas esas cosas.

 

HS: Los derechos de autor y todo eso.

AG: Los derechos de autor, claro, porque hasta entonces, eso es muy interesante que te lo comente, hasta entonces, al principio lo único que decían los discos era preso político de Argentina, música de Adrián Goizueta, Adrián Goizueta era lo único que decía.
Poco a poco fuimos encontrando algunos de los autores.
Pero también esto dentro de lo que es el espectáculo, de lo que era el espectáculo y que también está dentro del disco, ustedes lo pueden escuchar, es que cuando termina cada poema, cada canción, la locutora dice "La Plata, Unidad Nº 9". O sea, dice de dónde vino el poema.
Y eso para nosotros también desde el punto de vista teatral, escénico, significaba algo maravilloso, porque era como lo que Bertolt Brecht, el gran dramaturgo y maestro alemán, llamaba el distanciamiento brechtiano, donde de repente hay toda una cosa como artística, de sueño y no sé qué, pero te aterrizan diciéndote, bueno, esto es de aquí, eso es Villa Devoto.

 

HS: El hombre y sus circunstancias.

AG: Exacto.

 

HS: Algunos de estos autores permanecen desaparecidos también.

AG: Sí, de algunos nunca supimos.

 

HS: Estoy viendo los textos que vienen con el disco, por ejemplo, Alberto Costa -dice- poeta desaparecido, un texto que se llama "Si llego a morir".

AG: Sí, "Si llego a morir" ha sido y sigue siendo, se sigue tocando, se sigue grabando, es una de las canciones que ha continuado.
También está el caso de Hugo Diz, una canción que se llama "Dos cartas de un recluso", también fue otro de los poetas que aparecieron, en determinado momento me contactaron. Porque, bueno, el disco tuvo varias ediciones en distintos lugares, se grabó parte en Costa Rica, parte en México, se editó en México y en Costa Rica.
Como te digo, lo mejor de todo esto es que las canciones siguen estando muy vigentes.

 

HS: De las primeras cosas que hiciste también en Costa Rica fue tomar textos, trabajar en torno a quien mencionabas recién de Bertolt Brecht. ¿Por qué esa opción y en ese tiempo, en esa América Latina convulsionada de principios de los 80 tomaste a Bertolt Brecht?

AG: Bueno, eso sí fue en el arranque, cuando empecé con El Grupo Experimental, que así se llamó por muchos años. Y en ese momento fue precisamente agarrar a Brecht y trabajar, porque trabajé con una escritora costarricense muy importante como fue Virginia Grutter, una gran escritora. Que también Virginia a su vez fue una persona que trabajó en el Berliner Ensemble donde era el teatro de Brecht.
Yo casualmente ya cantaba alguna canción con texto de Brecht porque en Argentina también me había relacionado mucho con el teatro, con la musicalización de teatro y entonces ahí surgió un poco esta idea de Bertolt Brecht.
Y porque aparte Bertolt Brecht hablaba de muchas cosas de estas, hicimos un espectáculo que se llamaba "¿Y por qué Brecht?", también explicando un poco, porque no todo el mundo tenía a mano quién era Bertolt Brecht.
Y bueno, en ese espectáculo había canciones claves como "Pensamientos sobre la duración del exilio" de Bertolt Brecht. Yo musicalicé poemas, vos te acordás que mucha de la obra de Brecht ha sido musicalizada por grandes musicalizadores. Pero había todo un grupo de poesías, que incluso muchas de ellas la tradujo Virginia Grutter, que no tenían música, como esta "Pensamientos de la duración del exilio" y varias otras que tenían, como siempre nos ocurre ¿verdad? Desgraciadamente la historia, por un lado es cíclica, se nos vuelve a repetir, y por otro lado hay cosas que no dejaron de pasar nunca.

 

HS: Exacto, porque él hablaba también del advenimiento del fascismo.

AG: ¡Exactamente! Hablaba también del exilio, hablaba de todas circunstancias, todas cosas que estábamos viviendo en ese momento nosotros también tantas generaciones después.
Quiero decirte dos cosas que me parece que es importante que te comente, una que cuando estaba por salir "Desde la cárcel", en Costa Rica hace muchos años hubo un gran encuentro de familiares de desaparecidos y vinieron las Madres de Plaza de Mayo. Entonces les entregamos el disco y les dijimos: este disco es de ustedes, va a ser de ustedes y la edición en Argentina fue íntegramente dedicada a las Madres en todo lo que produjera y todo eso.
Por otro lado, una de las madres de Plaza de Mayo que estuvo aquí, Marta Vázquez, es mi tía, y fue un momento muy emotivo porque yo ni siquiera sabía que ella estaba ahí, no sabía que tenía primos desaparecidos. En fin, de manera tal que todo tuvo que ver con eso y entonces el papel de las Madres y posteriormente de Hijos y todo esto.
Porque, por ejemplo, hay una cosa que es muy curiosa y es que estando en una entrevista hace unos 3 o 4 años, compartiendo en un programa de Hijos ellos me dijeron, nosotros tenemos que confesarte algo y entonces me dijeron; mirá, nosotros queríamos decirte que la verdad hemos pirateado el disco "Desde la cárcel" y hemos editado no sé cuántos miles de discos.
Y entonces yo los abracé y les dije, la verdad es la mejor noticia que me dan, esa pirateada sí vale la pena.

 

HS: Casi que no es una pirateada, de alguna manera es reencontrarse con parte de la historia de ellos también, de dónde vienen. ¡Tremendo!

AG: Exactamente.
Y sigue vivo eso, en el año pasado estuve, ahora la organización Hijos tiene una radio que funciona justamente desde el nefasto espacio de la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada), fue muy complicado para mí llegar a ahí, fue muy fuerte.
Ahí funciona la Radio y tuvimos una entrevista.
Y bueno, también es increíble pensar que todavía todas estas canciones y todo este material sigue como tema de realidad.

 

HS: Pero es que son cosas que alimentan también la tan necesaria memoria, nos imaginamos Adrián, el riesgo siempre latente de que en este mundo con tantas vorágines cotidianas, tecnologías, etc., las generaciones que se suman incluso desde la cultura, que no quede de lado la memoria y la necesidad de justicia en estos temas.

AG: Así es, así es. La lucha contra el olvido creo que sigue siendo una de las grandes razones.

 

HS: Bien.
Bueno, para redondear, viniendo vertiginosamente al presente. Bueno, en estos años has seguido tu camino que te ha encontrado compartiendo escenario con muy grandes cantautores y gente de la cultura, no sólo de América Latina sino de Europa también, has combinado la actividad como compositor, como arreglista y cantante con la de docente también. Y también en los últimos años estás trabajando en torno a la cultura desde la comunicación ¿no?

AG: Sí, yo tengo una actividad permanente bastante grande, como bien dijiste, desde la música, también escribo música para orquestas, bueno, en todos los géneros distintos, todos los géneros musicales, todo converge para mí, todo es una misma cosa. Y la Radio también lo es, en algún momento estuve también trabajando en televisión, tuve un programa.
Pero lo que más tengo es un programa de radio, que como yo digo, a mí me gusta trabajar en la boca del lobo, yo trabajo en una radio absolutamente comercial. Actualmente el programa que tengo se llama "La otra música" precisamente porque es una alternativa, bueno, es aprovechar un poco la masividad que tiene una radio de esas características y proponer algo desde allí como una especie de lunar, porque la radio tiene otro tipo música y otro tipo de propuestas. Pero de todas formas me aguantan ahí desde hace muchos años.
Y he trabajado en varias emisoras, he tenido programas ya en 3 emisoras diferentes y también tuve el momento de la televisión.
Y si me preguntás por qué, yo siempre digo que en determinado momento -esto fue hace muchísimos años- pensé, o hacemos algo en los medios de comunicación o la música que nosotros creemos que vale la pena, que la otra música es la que pareciera ser la otra música...

 

HS: Claro, nos domina el reggaetón

AG: ¡Exactamente! Eso ha pasado siempre ¿no? Cada vez parece que vamos peor, porque el reggaetón es bastante peor que otros géneros que se daban en ese tiempo. Pero entonces casi como una patriada, uno tiene que decir, bueno, los artistas también tenemos que ver cómo nos metemos en los medios de comunicación para revertir esta situación, para que la gente pueda escuchar otro tipo de música sin fronteras y sin el esquema del exitismo, sin todas estas cuestiones que son tan injustas. Porque realmente la gente no tiene acceso a escuchar, en ninguno de nuestros países, ni el 10% de la música que se hace.
O sea, es tan pequeño lo que se pone y se pone las mismas cosas en todo el mundo, y bueno, atrás de eso hay corporaciones inmensas

 

HS: Vos sabés que eso es cierto, impresionante, ahora que hay dispositivos por internet que te permiten escuchar radios de cualquier parte del mundo, y uno a veces busca con todo entusiasmo y expectativa, elige escuchar una radio del medio de África o de Nepal y se encuentra con la misma música, es impresionante

AG: Me río porque me pasa exactamente eso que decís. Estaba el otro día con mi hijo y le digo, vamos a escuchar una radio y exactamente, me causó gracia por la coincidencia, nos pasó eso, escuchamos reggaetón en todos lados

 

HS: Sí, o esta música tecno, estadounidenses, no sé.
Hoy el compromiso también pasa por esa defensa de la identidad Adrián ¿no?

AG: Sí, yo pienso que eso es lo clave, eso es lo fundamental, eso es lo que para mí ha sido y sigue siendo el motor principal, el tema de la identidad. El tema de que hagamos lo que hagamos, porque yo desde mi punto de vista experimento, yo he hecho "Desde la cárcel" pero tengo discos de tango que se llama "Tangoizueta", tengo un disco "Huejazz" que está dedicado al jazz, tengo discos sinfónicos. Pero yo pienso que en todos debe estar plasmada nuestra identidad, debe estar presente el que se sepa de dónde somos.
Y también siempre pienso que si fuera por el caso de comunicar o contarle a los jóvenes de hoy cómo se universaliza un proyecto artístico. Bueno, se universaliza siendo de un lugar, siendo claramente identificable, no de otra manera. O sea, es la única forma, lo único que nos hace parecer a lo universal es cultivar lo que somos, pero indicarlo. En ese sentido me parece que la identidad es mucho más que simplemente un género musical

 

HS: Muy bien.
Adrián, te agradecemos mucho estos minutos, la gente va a quedar escuchando, conociendo este disco tan emblemático entonces "Desde la cárcel". Vamos a difundir imágenes también de esa tan linda presentación, como vos decías, que tiene el disco, acompañado con los textos.
Te mandamos un abrazo desde aquí desde Montevideo, y bueno, te incorporamos a los amigos que con su música y su compromiso tiene Radio Centenario por el mundo

AG. Bueno, bueno, te agradezco muchísimo y prometo que la próxima vez que pase por tu bello país estaré contactándolos a ver si nos vemos. Estuvimos hace un par de años haciendo un proyecto muy lindo con nuestro queridísimo Daniel Viglietti; justo después recibimos la noticia tremenda de su partida. Estuvimos ya en el bar, en la mesa donde se sentaba Benedetti, donde él conversaba con Benedetti.
Fue una cosa muy emocionante.
Y también, bueno, fue muy triste porque en ese momento estábamos organizando un proyecto muy lindo para hacer en Europa, estaba yo con un productor holandés, y bueno, cosas que pasan

 

HS: ¿Y en qué estás ahora en lo musical? ¿Estás preparando algún trabajo en particular? ¿En qué estás?

AG: Sí, sí, este año ha sido bastante movido, hemos estado en Guatemala, en El Salvador en el Teatro Nacional, también en el Teatro Nacional de Costa Rica, son conciertos muy grandes. Y ahora, para lo que viene del año tengo un proyecto sinfónico con la orquesta de Cartago que es una provincia de aquí de Costa Rica, y posteriormente vamos a tener una gira en Argentina. El lunes voy a estar en Argentina, varias fechas, pero el 10 estaré en un concierto muy lindo en el cual tuve oportunidad de estar ya en algún momento que organiza el Fondo Nacional de las Artes que es el Teatro Gastón Barral de la Uocra (Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina).
Bueno, me gusta mucho esa actividad, será el 10, y bueno, tendremos otro tipo de conciertos.
También en los últimos años he estado redescubriendo mi país natal, porque hace un par de años hice una gira en toda la Patagonia que para mí fue maravilloso.
El año pasado que estuve en el Torcuato Tasso justamente estaba un amigo mío Mapocho que es uruguayo y que fue muy importante en la radio de este país, en los medios de comunicación, y Mapocho dijo: "¡Vení para acá!" Y bueno, ese día voy al Torcuato Tasso. Y llegó, fue el primero que llegó, estábamos probando sonido y llegó de verdad. O sea, esos son amigos ¿verdad? Cruzó el río y se vino.
Les quiero contar que tengo una bajista uruguaya que es una maravilla, que la adoro, trabaja sobre todo cuando mi gira es en Sudamérica

 

HS: Bien. ¿Cómo se llama?

AG: Se llama Pato Episco, por Patricia Episco, nuestra uruguaya

 

HS: Quizás la estén reconociendo los que te estén escuchando.
Bueno, nos vamos a quedar escuchando este disco con tanta historia y con tanta lucha de resistencia. Adrián Goizueta, gracias por este rato con Radio Centenario, el abrazo al pueblo tico y hasta cualquier momento.

AG: Bueno, muchas gracias a ustedes, y bueno, como pasa muchas veces, tenemos tantas cosas, tantas historias que comentar que no nos da el tiempo y a veces se nos va. Disculpas por el collage que uno hace.

 

HS: No, es necesario para conocer

AG: Bueno, un abrazo muy grande para vos y por supuesto para la emisora y para todo ese pueblo hermoso que es Uruguay.