DEL TEMPLO A LAS URNAS: “URUGUAY ESTÁ A TIEMPO DE EVITAR UNA SORPRESA Y LA TENEMOS QUE EVITAR CON LA MILITANCIA POLÍTICA”
Entrevista al demógrafo Guillermo Macció, 14 de agosto de 2018

Bajo el título “Del templo a las urnas”, el demógrafo Guillermo Macció compartió ‘Mañanas de Radio” para hablar del papel protagónico de las religiones evangélicas, pentecostales, etc. en la política en Latinoamérica. Macció indicó que ese título “es la síntesis del proceso que se viene dando particularmente en América Latina que es un inmenso territorio de cristiandad, que desde fines de 1970 hasta ahora viene cobrando espacio los movimientos pentecostales y evangélicos, saliendo de los templos a disputar poder político”. Agregó que “esto ha tomado una dimensión en términos de caudal electoral y de manejo de dinero y propiedades inmobiliarias que los centros de investigación, incluyendo la voz de Alemania”. Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/guillermo-maccio-14-8-2018-audios-mp3_rf_27800395_1.html

Diego Martínez: El entrevistado es el compañero demógrafo Guillermo Macció. Un gusto tenerlo aquí como siempre, Guillermo.
¿Qué tal?

GM: Bueno, un gusto para mí también, aquí estamos como siempre, tratando de dar una batalla contra molinos de viento, pero no importa, estimula el espíritu y ejercita la mente.

 

DM: El tema hoy es el papel protagónico de las religiones –evangélicas, pentecostales, etc.- en Latinoamérica.

GM: El tema yo lo llamo “Del templo a las urnas”, porque esa es para mí la síntesis del proceso que se viene dando particularmente en América Latina, que es un inmenso territorio de cristiandad de cualquier tipo y que ahí, desde 1970 -finales de los 70- hasta ahora, vienen cobrando espacio los movimientos pentecostales y evangélicos, saliendo de los templos a disputar el poder político.
Esa es la síntesis muy humilde que yo pretendo hacer y que eso supone una transformación y un cuestionamiento de la vida civil en la calle del ciudadano y la vida del ciudadano dentro del templo, con su respectivo credo, al cual respetamos muchísimo.
Y esto ha tomado una dimensión en términos de caudal electoral y de manejos de dinero y propiedades inmobiliarias, que los centros de investigación, incluyendo la voz de Alemania, las academias de afuera de América Latina lamentablemente, todavía no lo han puesto en su agenda. Y como este año, un país democrático por esencia y católico por esencia como es Costa Rica, tuvo el gran susto que nadie creía que hubiera en las elecciones generales de mayo de este año, un candidato neopentecostal, que fuera el segundo más votado y hubiera que ir al balotaje y en ese balotaje ganó el candidato de los partidos políticos tradicionales; pero quedó un estado de efervescencia y de conmoción, porque apareció una fuerza inesperada en su caudal electoral, que puso en jaque la democracia en un país por excelencia democrático, que no tiene ejército de fuerzas armadas pero tiene un ejército de portadores de la fe.  

 

DM: ¿Cuánto tiempo hace que la prédica religiosa o la mirada desde un determinado lugar, dentro de las religiones, pasó a ocupar otros terrenos?
¿O fue desde el principio la idea de “generemos esto”?

GM: No, el origen de las iglesias, del grupo de iglesias a las que me estoy refiriendo que tienen distintos nombres, surge como movimiento religioso en 1906 nada menos que en los Estados Unidos, que se reúnen ciudadanos que se sienten inspirados por la fe, estudian algo de la biblia, salen a predicar, instalan un templo y prometen salvaciones y curaciones. Tiene diferentes nombres, eso es el origen histórico, por lo estudiosos y especialistas el tema se ubica en 1906, o sea que es un proceso reciente, en América Latina.

 

DM: Si, de ciento y pocos años.

GM: En América Latina, donde se manifiestan primeramente, fue en Chile y en el Perú. En Chile tuvieron un peso político en la dictadura de (Augusto) Pinochet, porque en 1980, cuando a Pinochet se le ponía pesado el camino por la oposición y por las atrocidades que cometía -siendo Chile un país de religión católica oficial, es decir, el Estado chileno tiene religión católica, tiene como religión oficial la católica, en los actos litúrgicos importantes, tiene que ir el poder político, tanto es así que el día de la independencia, que es el 18 de setiembre en Chile, el presidente Pinochet tiene que ir con su escolta y su profunda gala, a escuchar la misa de 12 en la catedral de Santiago, dicha por el Arzobispo de Santiago-. O sea, el poder político sometido al poder religioso de la Iglesia Católica.
Eso para nosotros, país laico, es impensable.
Y ahí el Cardenal Silva Enríquez -en esa época yo vivía en Chile- ahí arrodillado Pinochet, el responso lo leía el Cardenal lo que para Pinochet era un agravio, él la fuerza máxima militar y autoritaria, tenía que escuchar un responso del Cardenal. Entonces Pinochet recurrió a los evangélicos, para hacer un acto inmediatamente después, cinco cuadras  en la misma Avenida de la Alameda, el que conoce Santiago se ubica y ahí era recibido por la congregación de los grupos evangélicos, con pañuelos blancos, que era la bienvenida de los pañuelos blancos, entonces vivan “querido Pinochet”. Era un acto litúrgico en desagravio y de apoyo obviamente a Pinochet, con lo cual se produjo una asociación política entre esos grupos pentecostales evangélicos y el gobierno de Chile. Lo mismo pasó ahora con (Sebastián) Piñera, que es presidente por segunda vez, porque en la oposición no militaron los grupos evangélicos; los grupos evangélicos apoyaron a Piñera, que es lo mismo que decir Pinochet en la versión civil, lo mismo ocurrió con (Alberto) Fujimori en el Perú que ganó las elecciones primeras, antes de convertirse en dictador, con el apoyo de los grupos evangélicos.
Los grupos evangélicos tienen una característica general, son de tendencia muy conservadora: están contra los derechos de la mujer, están contra el aborto, están contra la igualdad de género, están contra todo el desarrollo que fue el batllismo, de igualar a la mujer en los derechos con el hombre, el voto, el sexo, todo eso. Es opuesto.
La constante ideológica que uno encuentra en los grupos evangélicos pentecostales, son grupos de derecha y por lo tanto, apoyan a candidatos de derecha.
El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, que es de oficio animador de fiestas, cumpleaños, casamientos y predicador evangélico. Ese es el presidente de Guatemala. Y le ha hecho la vida imposible a los pueblos aborígenes que quieren reivindicaciones y derechos mínimos.

 

DM: Entonces las Iglesias Pentecostales no solamente son lugares donde uno va a buscar la paz divina, a buscar que alguien les diga palabras que lo ayuden a sobrellevar momentos difíciles, acá se trata de otra cosa además. Uno puede convalidar que la gente tenga fe en algo, pero acá ya no se trata solamente de eso.

GM: La iglesia tiene siempre un líder, que es un hombre que se ha preparado, surge, no hay una escuela que sepamos, de formación de líderes, son iniciativas individuales en general matrimoniales, el hombre y la mujer aparecen juntos y empiezan a predicar en un templo y le ofrecen sanación, le ofrecen prosperidad, le ofrecen un estado, hacen una lectura que siempre es el Nuevo Testamento, nunca el Viejo Testamento, nunca el Antiguo Testamento y ellos lo interpretan a su modo y se creen o por lo menos preconizan, que tienen el don de lenguas, que pueden comunicarse con otros seres con unas lenguas que son exóticas y le ofrecen paz, bienestar, salud, progreso en la vida, toda una serie de predicamentos sistemáticos muy simples pero muy bien estructurados.
Y, a cambio de eso, hay que diezmar, que el diezmo viene desde el tiempo más remoto de la historia, en España, en la Iglesia Católica que yo conocí en 1958, en las iglesias periféricas de Francia, para estar sentado en la iglesia había que pagar, si no estaba arrodillado en el piso.
Había un cargo en las iglesias católicas de París, que se llamaba la sillera, “chaisière” en francés, que cobraba por sentarse y en la iglesia guatemalteca, los burgueses, los alcaldes, pagaban para sentarse, los alcaldes de los pueblos originarios pero los campesinos iban al suelo. Saint Exupéry el famoso escritor, decía que había un pecado en la sillera porque la sillera, apurada por alquilar la silla, se olvida que sirve a Dios.
O sea, hay rasgos que uno puede tomar de cosas que vienen, eso se fue consolidando, invento norteamericano ¡cuando no! Es leer cómo autoproclamarse por inspiración divina, para leer el Nuevo Testamento o parte del Nuevo Testamento, entenderlo y transmitirlo al pobre, en un lenguaje que lo comprenda, con una promesa de sanación, de bienestar pero ayúdame, yo te estoy ayudando pero ayúdame, dame el 10%, diezmo.

 

DM: El traductor sería.

GM: ¡Esa es la palabra exacta!
Brillante. El traductor. El intermediario entre Dios, que te va a dar felicidad espiritual, física y material soy yo, porque yo tengo dones, puedo entender las lenguas, incluso en algunas oraciones hay un lenguaje abstruso, que no se entiende, que no se sabe que quiere decir pero que imita las lenguas que se hablaba en la época de Cristo.
Es impresionante el estudio.
Yo no sé si acá en el Uruguay todavía hay lectura en lenguas exóticas, pero tengo citas justamente que se han detectado en Costa Rica, por ejemplo, dice, leo de un documento: “Ahora bien, según se afirma en varios textos del Nuevo Testamento, por inspiración del Espíritu Santo muchos predicadores que llevaban el mensaje cristiano a gentes de distintas naciones, poseyeron el don de dirigirse a ellas en los idiomas propios de esas naciones. De manera que si, por ejemplo, su auditorio era sirio, sin esfuerzo, de modo espontáneo él predicador le hablaba en su lengua: el arameo; y si era egipcio, le hablaba en copto, aunque nunca antes hubiera estudiado dichos idiomas. Tal era el significado de lo que se llamó ‘don de lenguas’ que, por lo visto, el Espíritu Santo administraba con largueza, a fin de que cualquier persona en el Mundo pudiera entender el mensaje de los predicadores cristianos”.
Y resulta que en Costa Rica, este señor que fue el segundo más votado en la elección, usa palabras que nadie entiende.
Sigo leyendo: “¿Será que el Espíritu Santo no ha querido favorecer a Fabricio –así se llama el candidato-, al poner en su boca parrafadas de fonemas ininteligibles, que no contribuyen en nada a la comprensión del mensaje de sus canciones?  O bien ¿qué buscan Fabricio y Laura -su mujer, y estoy hablando de Costa Rica 2018, mayo de este año- producir con sus ‘ramamashekas talamasoas’ en la crédula mente de sus feligreses? ¿Será que ese galimatías hace que los fieles, por la gracia del Espíritu Santo, salgan del templo más inteligentes y perceptivos?”.
Es una mezcla de mafia, fe y aliento espiritual. Esa combinación, que para ser racionales con cierto nivel cultural, nos parece absurdo, pero eso está captando votos y en el caso de Costa Rica, repito, un país católico con religión oficial, con libertad de cultos, en mayo de 2018 tiene que ir a una segunda vuelta electoral, porque este señor Fabricio y su mujer, Laura, salieron segundos en la contienda electoral.

 

DM: Ahora, Macció, para seguir tratando de descifrar que es lo que pasa y por qué tiene tanta adhesión, Ud. me contaba hoy fuera del aire que hay una de las iglesias que tiene mil sedes.

GM: Mil sedes, en cincuenta países.
Es la iglesia de una mujer, una mujer colombiana, María, la iglesia del caso María Piraquive, quien era costurera en un barrio obrero de Bogotá y que con su Iglesia Ministerial de Dios Jesucristo Internacional, ha construido desde 1972 un emporio multimillonario con propiedades en varios países y la creación de un partido político, es un símbolo de ese ímpetu. Hoy la iglesia de Piraquive tiene mil sedes en más de cincuenta países y hasta en siete estados federados de Alemania. Estoy leyendo una información insospechable de la Deutsche Welle de Alemania.  

 

DM: Una cosa que uno puede entender, alguien podría decir “bueno, la Iglesia Católica entonces tiene muchas más”, obviamente pero uno puede entender que haya una línea dentro de determinada creencia, que tenga muchos adeptos y que genere predicadores en diferentes lugares con esa misma lógica. Pero eso precisa una estructura empresarial gigantesca, que administre económicamente y decía también en la nota de la Deutsche Welle, que además se han convertido en partido político.

GM: Exactamente, por eso el título de esta audición: “Del templo a las urnas”.
Yo si se mantienen dentro del templo está perfecto, yo soy un hombre creo que ideológicamente abierto, cualquiera puede creer en lo que quiera. Ahora, si me sale a disputar el poder político en el cual yo soy militante, tengo que estudiar a quien es mi competidor y una parte de mis competidores son los partidos políticos constituidos como todos sabemos y otra es este competidor que aparece viniendo de una vertiente que no paga impuestos, que no hace ninguna contribución al sostenimiento del Estado, que recauda millones -porque de dónde aparece la plata- y me disputa el poder civil.
Se está poniendo en peligro para la sociedad contemporánea, el ciudadano, nosotros somos productos del ciudadano que generó la revolución francesa, un hombre con obligaciones y derechos que gestiona la vida social y eso justifica los partidos políticos, por eso, si las iglesias se salen del templo a disputar un poder que no es celestial, que es terrenal, yo tengo que abrir los ojos. Porque resulta que me aparece un competidor que puede lesionar mis genuinas pretensiones de ciudadano, formando un partido político para manejar el poder político terrenal, no nos metemos con el espiritual ni el post terrenal, entones es importante primero estudiarlo, porque el número de situaciones que se viene dando que crece en cantidad de países involucrados y en cantidad de participantes en esta emergencia ideológica que, además, es de extrema derecha porque niega los derechos de la mujer, porque se niega al aborto, al matrimonio igualitario, a todo lo que sea reivindicaciones.

 

DM: Bueno, ¡apoyaban a Pinochet en Chile! Me parece que más claro que eso…

GM: Apoyaban a Chile y todos los gobiernos abyectos, dictatoriales de América Latina, han recibido su apoyo, el peor de todos fue el de (Efraín) Ríos Montt en Guatemala, él mismo era un evangélico y mató a miles de personas y persiguió a miles de dirigentes indígenas en el nombre de Dios.

 

DM: Quienes predican eso son en su mayoría, por lo menos los líderes -capaz que hay también pastores pobres, uno no tiene porqué generalizar- pero en su mayoría son emprendimientos millonarios, con gente muy multimillonaria, con grandes templos, acá en Uruguay hay varios gigantescos.

GM: Bueno, el asunto es por qué.
El espectro de las iglesias neo pentecostales es muy grande, hay de todo tipo y color, yo conozco en Ecilda Paullier un predicador solitario, que tiene un galponcito alquilado y ahí el predica, recoge el diezmo, no trabaja, vive de eso, tiene dos mujeres en dos casas y los hijos que iban a la escuela, cuando la escuela rural para que se le entretuvieran los hijos a alguien, a una maestra se le ocurrió hacer yoga retiró los hijos de la escuela. El argumento era, él le dijo a la directora -y de eso doy fe porque lo escuché- que el yoga era una actitud satánica y los retiró. O sea que muestra un perfil ideológico. El hombre tiene dos mujeres, una en el campo y otra en el templo, es un hecho concreto de pequeñísima escala en un pueblito de seis mil habitantes.
La pregunta es: ¿y cómo ocurre esto?, como seres racionales, militantes políticos, tenemos que preguntarnos.
La primera cosa es que hay una gran orfandad espiritual en el mundo capitalista. El mundo capitalista con su obsesión del consumo y hacer todo lo que hay que hacer y comprar todo lo que hay que comprar, genera pobres pero también genera pobreza espiritual, hay también marginación espiritual absoluta, porque esa gente no accede al cine, no accede a los grandes conciertos, a los ballets, eso no lo mira, ni se entera, en consecuencia, la primera pregunta para responder a estos misterios, esto de ¿por qué? Dicen los que saben, surge de comprender el vacío dejado por los partidos políticos a partir de la crisis de representatividad, los partidos políticos no representan a nadie, porque las masas son solamente al momento del ejercicio del voto.
Cuando surgieron los partidos después de la revolución francesa, eran partidos para reivindicar causas, unas y otras, unas más avanzadas y otras menos avanzadas, entonces yo creo que la crisis política que vive América Latina y el Occidente en general, es muy importante.
Ese vacío dejado por los partidos políticos a partir de la crisis de representatividad vivida en los años 90, luego de décadas de frustraciones sociales, todas las dictaduras, todo el estiércol institucional que vivió América Latina en las dictaduras de todo color, duración, especie y décadas de frustraciones sociales por la mediocre gestión gubernamental, por la corrupción, por la falta de voluntad organizativa y por los efectos negativos del neoliberalismo, eso para amplios sectores poblacionales, eso llevó a buscar lo que llaman en Estados Unidos los ciudadanos deslaboralizados, los que no tienen ni van a tener ningún trabajo, ¿a dónde van? Si están muertos de hambre, mal vestidos, sin casa, sin mañana, hay una iglesia que se abre, uno se sienta y escucha y le dan algo, es una presa fácil.

 

DM: Y es masas de militantes además para esa iglesia.

GM: ¡Claro! Y además, los que viven en barrios pobres los van a buscar en ómnibus, yo los he visto en 8 de Octubre frente al túnel, ahí frente al Hospital Italiano hay una iglesia, vienen los ómnibus y bajan las familias enteras, vestiditos que da gusto para el acto, entonces es una estrategia de captación de gente que quedó marginada, llamémosle del consumo, de la sociedad.

 

DM: Y de representatividad política.

GM: Y de representatividad. Nadie los representa.
Y bueno, esa gente va ahí, recibe confort, a veces le sirven una taza de chocolate y el día que hay liturgia hay movimiento, están limpiando, todos voluntarios, cuando viene el pastor se crea la gran congregación, el baño de esperanza diría yo. Bueno, ese baño de esperanza reiterado, continuado, crea una fuerza política y en la cabeza del dirigente: esta es la mía, yo tengo estos votos.
Entonces ese hombre, esos matrimonios, esas asociaciones hablan el idioma de los pentecostales latinoamericanos, tiene acento brasileño porque las escuelas de formación de predicadores son brasileñas, después van y vienen y así como el latín fue el idioma de la prédica católica, ahora el acento brasilero aunque no lo sea, es el de la prédica. Esas son las razones para un tipo de mente limitada como yo, que pueden explicar este fenómeno de frustración, en realidad es frustración, tal vez uno podría decir, eso es el residuo, la resaca que queda de los que no son consumidores.

 

DM: ¿Y dónde podríamos depositar el interés principal de estos grupos?

GM: Creo que el Uruguay es un Estado laico y aunque parezca mentira, eso es una enorme ventaja porque el Uruguay no tomó partido con ninguna religión, las permite a todas, lo que pasa es que la laicidad no está siendo cuidada y lo que se deriva de la laicidad tampoco. Porque las construcciones ostentosas de estos templos son agraviantes para el ciudadano común y ahí el Estado uruguayo está omiso, el Estado uruguayo, no me refiero a los partidos, el Estado de mucho tiempo atrás porque el laicismo no contempló la emergencia de estos credos, pensaba en otros credos, más formales, este tiene mucho aspecto de informalidad aparente porque ahora se han estructurado en consecuencia habrá que revisar la cuestión de la gratuidad de todos los centros religiosos, porque son fortunas multi multimillonarias en países como el nuestro, que está siempre en déficit.
Ahí hay un problema de acción política del Estado uruguayo a cómo enfrentar, no los credos porque se permite el Iemanja, cualquier cosa de credo es permitida; pero sí la cuestión patrimonial tributaria, porque crea una gran desigualdad. Hay que revisar, hay que repensar.
Yo no de ahora sino de hace mucho tiempo, me crié en un hogar batllista, yo siempre sostuve que las iglesias tenían que tributar la contribución inmobiliaria, porque eso no podía ser una concesión “ad eternum”, para siempre. Puede haber algún estímulo pero con los datos a la vista, con los patrimonios acumulados de todas las iglesias de todas las propiedades. Por ejemplo las iglesias mormonas recuerdo hace seis años se inauguró la iglesia mormona en Nueva Helvecia ¡y celebraron la centésima iglesia mormona en el Uruguay! ¿Cómo puede ser que una organización religiosa pueda tener tal acumulación de propiedades? Son los latifundistas de la fe, si hablamos de los latifundios de los estancieros, tenemos que hablar de los latifundios de la fe, porque cien iglesias no es ninguna pavada, están en todos lados, en Colonia del Sacramento hay tres iglesias mormonas, hay tres.

 

DM: Con sus respectivos trabajadores, cada uno es una organización impositiva.

GM: Exactamente.
En Montevideo no sé cuántas hay, por lo tanto ahí tenemos un problema, tenemos un problema que es la cuestión patrimonial, donde el Estado y en este caso el Estado uruguayo y la dirigencia política uruguaya, tiene que acometer una tarea que tiene pendiente de hace muchos años.
Y otra es la cuestión religiosa.
Por eso digo la salida del templo a la urna. Ahí cambian las reglas del juego y si vamos a las urnas, se le aplican todas las leyes generales de los partidos políticos como simples ciudadanos, pero no se puede mantener la simbiosis entre dogma y acción política, eso viola los derechos de los ciudadanos, de nosotros, tuyos, de todos los ciudadanos que estamos en la contienda electoral, es un desafío enorme que tiene la sociedad uruguaya y que lo va a tener tarde o más temprano.

 

DM: Y la masonería en este caso ¿funcionaría como con menos potencia, menos visibilidad?

GM: No, la masonería primero es cerrada, esta es abierta. La masonería no convoca sino que elige y esto convoca a todo el mundo, es decir, hay una diferencia.

 

DM: Pero hay un parentesco en el sentido de que determinada orientación filosófica intenta apropiarse de determinados escenarios políticos.

GM: Hay procederes. La masonería es semi secreta en sus rituales, no aglutina masas, al contrario, es privilegista, es selectiva. Acá lo que tenemos es un credo, una fe que nadie pone en tela de juicio, cualquiera puede tener la fe que quiera pero sí su inserción en la sociedad civil, ahí es donde empiezan los problemas, por eso el ir del templo a las urnas supone, hay que tenerlo muy presente, un cambio en las reglas de juego en la convivencia social, donde unos son más favorecidos y otros no tanto.

 

DM: Mensajes que han llegado a través del 099-326-381, los escuchamos:
“Buen día, el sábado en la audición de la radio desde Sauce, había una muchacha juntando firmas para su mamá, estaba dándole una mano a su mamá por la ley trans o la ley de cambio de sexo o algo así, de la cual no tengo ninguna información, no sabía dármela y sin querer, como que se le escapó, me dijo que el que estaba atrás de eso era el pastor Márquez. Entonces yo no firmé primero porque no tengo información y segundo, no me gustó esa otra información que me dio. Un abrazo", el mensaje es de Mauro San Martín.
Este es de Martín de Canelones: “Buenos días, un gusto escuchar a Macció, tengo entendido que los mormones es la ONG más importante del mundo, en capital, no sé si es así”.
“Hola, acá los mormones ¡la iglesia que hicieron! ¿qué es lo que hacen los mormones? Porque están en todo el país, en cada pueblito de tres mil habitantes una iglesia, pero la estructura que tiene eso es impresionante ¿qué es lo que hacen esos predicando? Si tiene alguna explicación Macció”, dice Luis Belloqui.
“Fraternal y agradecidos, saludos a Guillermo Macció. La religión fue y es traicionada y usada por los imperios y gobiernos de turno. No son espiritualistas sino más diabólicos y adoradores de (…) como los mormones y Testigos de Jehová. Los imperios en las crisis reviven o reinventan nuevas religiones y sectas y todas las creencias y cultos manejados para atraer y manipular a las masas pero la esencia y los mensajes valiosos los distorsionan u ocultan, ya que ni Jesús ni Mahoma ni Moisés fundaron sus apóstatas y corruptas iglesias y templos”, nos manda Gerardo Gordano.
Además, Oscar desde Sidney nos dice: “Un saludo al compañero Macció, creo también que el impulso y el crecimiento en Latinoamérica de iglesias evangélicas protestantes, se debió al apoyo y su financiación del imperialismo norteamericano, luego del informe Rockefeller del 69 dado el peligro importante de la Iglesia Católica y el avance sobre la Teoría de la Liberación, un abrazo”.
El Boyero pregunta: “¿Esas iglesias pagan algo?”.
Y nos quedaba uno más pendiente que dice: “Hay fieles que han donado propiedades a las iglesias por fe o gratitud”, dice Daniel desde Las Piedras.

GM: Bueno, muchas gracias por todos los aportes, a Gerardo un fuerte abrazo y a todos los compañeros, en realidad este es un tema opinable y toda opinión reflexiva y sensata aporta al tema. Recién estamos comenzando pero es una dimensión que no debemos descuidar.
Quería decirles a los oyentes que los centros de pensamiento y los medios de comunicación más importantes, están prestando atención a este asunto, porque los acontecimientos políticos se precipitan con mucha rapidez y nosotros tenemos que tener la conciencia abierta, para que no nos tome de sorpresa como pasó en Costa Rica, donde la democracia costarricense, ejemplo en América Latina tembló. Tembló durante dos meses porque no se sabía finalmente lo que iba a pasar y un poco la conciencia política de los ciudadanos, hizo que esto se parada pero en otros países no es así,  en Perú no es así, miren como le va al Perú.

 

DM: Y acá en Uruguay hay que decir que hay un legislador y alguna legisladora que están fuertemente relacionados con estas iglesias.

GM: Claro, yo leo gente que piensa, por ejemplo el New York Times en una editorial reciente, el ascenso de los grupos evangélicos es políticamente inquietante, porque está alimentando una nueva forma de populismo. A los partidos conservadores les está dando votantes que no pertenecen a la “elite”, lo cual es bueno para la democracia, pero estos sectores suelen ser intransigentes en asuntos relacionados con la sexualidad lo que genera y esto es un problema, la polarización cultural.
En sociedades culturales frágiles como la nuestra, la inclusión intolerante que constituye la fórmula populista clásica en América Latina, está siendo reinventada por los pastores protestantes, ¡ojo a este tema! La intolerancia por las posturas conservadoras y neoconservadoras a ultranza, es peligrosa para la democracia y nosotros tenemos que cuidar eso. Yo creo que el Uruguay todavía, con una postura laica, todavía está a tiempo de evitar una sorpresa y la sorpresa la tenemos que evitar con la militancia política y ahí donde veamos una señal de pretensión o aspiración política, cortarla como corresponde.

 

DM: Para tener un ejemplo más, en Brasil por ejemplo se dice que el Partido Evangélico, así ya directamente, lanzó a (Jair) Bolsonaro que es un ultra derechista.

GM: Ultra derechista, sí, los evangélicos y los neopentecostales son ultraderechistas en todo el sentido de la palabra, en lo que significa segregación, discriminación, la mujer un rol y el hombre otro.

 

DM: Militarización, represión.

GM: Militarización, represión, toda una conducta militarizante, represiva, represiva en los derechos, en consecuencia, tenemos que tener cuidado porque puede venir una etapa en América Latina y nosotros podemos no estar protegidos, ideológicamente protegidos, militantemente protegidos, para que esto no suceda.
Están muy convulsionados los países, todos los países de América Latina, muy convulsionados y a nosotros nos corresponde tomar el ejemplo de Costa Rica, la democracia ejemplar de América Latina sufrió un sacudón electoral que puso la piel de gallina a todos los costarricenses y zafaron esta vez, vamos a ver cómo sigue después.

 

DM: Hay más mensajes. Dice Soledad: “todos los templos y todos los colegios privados deben pagar todos los impuestos, porque Uruguay es un país, los colegios son empresas de lucro, cobran mucho y tienen cientos de grandes y lujosas propiedades, de jardinera a universidades, todas las propiedades religiosas y también institutos privados de educación y ese dinero debería volcarse a todos los edificios de educación pública, que están en pésimo estado y daría para construir escuelas y liceos nuevos y más docentes; Uruguay es un país laico”.

GM: Bueno Soledad, la felicito por el aporte, yo creo que debería ser tomado muy en cuenta, ponerlo en la agenda política, no esconder el tema, no dejarlo que siga, “total, a mí no me interesa”, no. Interesa porque la dimensión que ha tomado el asunto pasa por eso de que salió del templo, está en la calle y va a las urnas, ¡no asustarse después!
  

DM: Hay diferentes conjeturas sobre los intereses que hay detrás de estas religiones e incluso algunos los relacionan con el lavado de dinero, de diferentes actividades ilegales, que se utilizan estos templos para lavar ese dinero.

GM: Claro, exactamente, tenemos que vigilar eso.
Yo les digo que los mormones tienen la partida de nacimiento de cada uno de nosotros, desde los tiempos más remotos en sus archivos, que son los archivos de nacimientos más extensos del mundo, porque han comprado los registros civiles de nacimientos de todos los países del planeta. El Registro Civil uruguayo desde que tiene existencia, están los archivos de los mormones porque ellos practican la teoría de la reivindicación post mortem, si puede establecerse una línea de descendencia de familia y para eso se necesita saber quiénes fueron sus padres. Imagínese la fuente de información fabulosa que es eso.

 

DM: Guillermo, un gusto como siempre.

GM: Bueno, gracias a ti y a la audiencia, ha estado bastante animada esta conversación, creo que tenemos que abrir la conciencia mucho más.