PRODUCTORES AVÍCOLAS EN LUCHA POR MANTENER LA INDUSTRIA Y LAS FUENTES DE TRABAJO
Entrevista a José Luis Strazzarino, presidente de la AFPU, 28 de agosto de 2018

Para hablar de la realidad de un sector productivo que viene siendo golpeado desde distintos ángulos por la crisis que atraviesa el país, estuvo en los Estudios 'Germán Araújo' de CX36 José Luis Strazzarino, presidente de la Asociación de Façoneros de Pollos Unidos. Los façoneros son los productores avícolas, los que crían los pollos a façon, según explicó. Al respecto dijo que en Uruguay en el 2000 había 370 productores avícolas hoy son sólo 210 los productores avícolas activos según el censo nacional realizado recientemente. Transcribimos la entrevista realizada este martes 28 agosto de 2018 que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/jose-luis-strazzarino-28-8-audios-mp3_rf_28136147_1.html

 

Hernán Salina: Recibimos con mucho gusto a José Luis Strazarino, presidente de la Asociación de Façoneros de Pollos Unidos.
Bienvenido, muchas gracias por estar acá.  

José Luis Strazzarino: Muchas gracias a ustedes por la invitación y acá estamos.

 

HS: Bueno, queremos conocer más de esta realidad de un sector que está siendo golpeado por distintos años de crisis, hemos hablado con productores, con façoneros, también con trabajadores de Tenent que están siendo perjudicados por su fuente de trabajo, esto es una rueda que abarca distintas víctimas y queríamos acercarnos a la realidad de ustedes en particular.
¿Los façoneros en sí qué son?

JLS: Los façoneros somos los productores que alojamos el (pollo) bebé desde un día de vida, o sea nace en la planta de incubación, porque los propietarios son los industriales de la planta, de los molinos y de los plantas reproductoras la mayoría. Y nos envían a la granja el pollito bebé nacido de un día, 30, 40 gramos, nosotros los recibimos con la calefacción, la temperatura que tiene que estar en 32, 33 grados, los recibimos con la cama, con toda la preparación y de ahí en más hasta el día 47, 50, 52 según el peso que se remite se lo entregamos, ahí lo atendemos y se lo entregamos al empresario.
Nosotros hacemos el trabajo de façón porque nos envían el pollo, nosotros lo entregamos y cobramos por ese trabajo como si hubiera a fasón pero nunca es nuestro el pollo, la ración es del industrial, la supervisión técnica también, los veterinarios, la cáscara de arroz, diferentes insumos, lo que pone el productor son las instalaciones, el cuidado, la luz, el agua y los trabajaos que lleva.
 

HS: ¿Cuántos façoneros tiene el país aproximadamente?

JLS: En realidad tenemos una cifra exacta porque acabamos de tener un censo real con los productores activos. Hicimos ese censo porque hemos visto que ha menguado mucho la cantidad de socios en nuestra asociación y queríamos ver si en realidad eran problemas de la asociación que se estaban yendo por discrepancias o lo que sea, o era problema real  de baja de producción. Nosotros tuvimos en algún momento 370 asociados, productores en la asociación, hoy somos 190 y algo de 210 productores activos que hay, hoy sumando todas las empresas son 210 productores activos.

 

Diego Martínez: ¿Cuándo hubo 370?

JLS: Hace 9, 10 años atrás.

 

DM: O sea que se redujo de manera importante la cantidad de productores.

JLS: Sí mes a mes, muchos productores emigraron a otro sistema de producción como el tema del huevo, a fasón para huevo o para producir alguna gallina en su casa y hacer algún reparto. No quiere decir que los 210 productores desaparecieran, pero sí salieron del sistema productivo.
  

HS: ¿Lo del huevo es una actividad aparte?

JLS: Es una actividad totalmente diferente sí, el sistema productivo del huevo, los façoneros de pollos siempre la producción es ajena, es una empresa que nos provee el pollo. El productor de huevos muchas veces el mismo productor cría esos planteles de 3, 4, 6, 8, 1000 ponedoras, recoge huevos, los vende, hace un reparto o lo vende a distribuidores, muchas veces puede ser, hay varios productores chicos que son dueños de su producción, muchísimos, façoneros no hay ninguno que sea dueño de su producción.

 

DM: De esos pollitos bebé de un día hasta el final ¿cuántos quedan y esa merma quién la asume?

JLS: Se paga por índice de productividad, nosotros logramos  en el 2004 instalar y en 2009 se confirmó, una tabla paramétrica para el pago de la fasón, para el pago de nuestro servicio vendría a ser, eso se rige sobre diferentes parámetros, lo primero y más importante es la conversión, o sea cuántos kilos de ración o cuánta ración se consume por kilo de ave viva, hoy estamos en un promedio de 1,700 kilo  a 1,800 kilo, algunas  veces cuando el pollo es más grande, más pesado puede llegar a 1,900, quiere decir  que con 1,800 kilo.

 

HS: ¿En qué período esa cantidad?

JLS: En los 50 días, quiere que con 1,800 kilo de ración es 1 kilo de pollo vivo, es decir que un pollo de 3 kilos comerá 5,5 kilos en su vida, entonces ese es uno de los parámetros a tener en cuenta en lo que nos pagan a nosotros. Otro es la viabilidad como tú decías la mortandad del pollo, la viabilidad quiere decir los que sobreviven, lo normal es que sobrevivan 96, 97% de la población que ingresamos, eso es lo normal. Un 3 o 4% de mortandad  a nivel mundial y local es lo que nos manejamos. Creo que estamos muy bien nosotros en ese carácter porque a nivel mundial se habla de un 5 o 6% y nosotros la sanidad que tenemos en el país, el clima y realmente la cantidad de pollo que tenemos por metro cuadrado que utilizamos, que son 8 a 9 pollos por metros cuadrado, donde en el resto del mundo se utilizan 12, 14 hasta 16 aves por metro cuadrado, hacen  que el pollo sobreviva mucho más  de lo que el pollo sobrevive en otros países.

 

DM: ¿Cómo es ese período, desde que entra el pollito hasta que sale y dónde es, a campo abierto, en un galpón, en una jaula, en dónde se cría el pollo esos 50 y algo de días?

JLS: Es un galpón nunca es a campo abierto, tampoco en jaulas, el pollo se cría libremente, se genera un clima propicio para los que ellos necesitan, cuando el pollito es chico lo alojamos con 32 grados de temperatura ideal hasta el tercer, cuarto día.   

 

DM: ¿En lugares distintos a medida que va creciendo?

JLS: En el mismo galpón, hay campanas de gas que automatizan el galpón  y que generan la calefacción, después a medida que los requerimientos son diferentes del pollo, no es lo mismo la primer semana que la segunda, tercera, cuarta semana, en la tercer y cuarta semana ya empezamos a tener la temperatura ideal de 23, 24 grados, muchas veces en verano tenemos que ventilarlos en vez de calefaccionarlos, ahí son ventiladores, aspersores, túneles, diferentes sistemas para lograr el bienestar del pollo que gaste la menor energía posible en equiparar las temperaturas, el pollo no transpira como el ser humano para bajar su temperatura jadea por medio del aire, entonces eso hace un gasto de energía bastante importante y se transforma en ración, entonces tratamos de que el pollo esté lo más confortable posible para que lo logres.
La verdad el pollo se cría en estado muy bueno, libre totalmente y yo diría que está muy bien por la poca mortandad que hay en los galpones.

 

HS: ¿El descenso de façoneros también incidió en la producción digamos, en la crianza de pollos, en la cantidad?

JLS: Sí, nosotros de los que te decíamos que estábamos de 370 a 400 productores, en el período mejor de la avicultura en los últimos 20 años diría yo que fue cuando se abrió el mercado de la exportación para Venezuela, ahí exportábamos entorno de 10, 12.000 toneladas anuales y eso era un crecimiento constante de metros, de productores, se hacían 5 crianzas y media por año, se producía por lo menos por crianza  de 40 kilos, 35 kilos por metros cuadrado, teníamos en el tope de todo y ahí cobrábamos a los 30 días, 45 días máximo, entonces eso era muy propicio para nuevos productores o aumentar los que ya estaban.  

 

HS: Ahora ha descendido esa producción.

JLS: Como sabemos a Venezuela hace un par de años que ya no se vende más, otros mercados que se hacían también han bajado la exportación para esos mercados, quedan solo países árabes con dos contenedores semanales, o sea prácticamente nada y el mercado interno también decayó tremendamente.

 

DM: Perdón que vuelva a la parte de producción, porque decía 5 crianzas y media, o sea que una vez que entra el pollo está ese período solamente esa generación, no es que conviven, se cría desde el pollito hasta que sale esa generación sola, no convive con adultos.

JLS: Claro, pero nosotros para llevarlo al almanaque arrancamos del día uno al día 47, 48, 50 que se sacan los pollos. Lo normal o lo ideal es que se hace un vacio sanitario, se hace la limpieza del galpón desde el día 50 que puede durar entre 15 y 20 días, normalmente a los 15 días ya se puede alojar con todo el sistema sanitario saneado y bien como a nivel mundial se hace y ahí se ingresaría otro nuevo lote. Entonces estamos hablando que potencialmente cada 65 días podría entrar un lote nuevo, por eso hablamos de 5 crianzas y algo por año.

 

HS: Lo de la importación de pollos que antes no se daba en este país ¿a qué responde, cómo lo han vivido ustedes?

JLS: Yo recuerdo que fue en una Mesa Avícola -nosotros participamos como Asociación de Façoneros de la Mesa Avícola que una vez por mes nos reunimos en el Ministerio de Ganadería, bajo el contralor del Ministerio de Ganadería- y en una Mesa Avícola nos llamaron, nos nuclearon y nos dijeron que no había más remedio que abrir la importación de pollo desde Brasil y también de Estados Unidos el mismo año se abrió.

 

HS: ¿Y qué razones le dio?

JLS: Hasta ese momento se basaba en un tema sanitario, no dejar importar por un tema sanitario, que realmente nosotros creemos que sigue estando, nosotros somos libre de Newcastle sin vacunación, con la diferencia que todos los países también Brasil, la gran mayoría, creo que son 4 o 5 países en el mundo que no vacuna contra el Newcastle.  

 

HS: ¿Newcastle es una enfermedad de los pollos?

JLS: Es una enfermedad de los pollos que se dio con grandes problemas hace 20, 30 años en el mundo entero y de ahí se sigue con el tema, es como si fuera la aftosa en el ganado.
Acá somos libre de aftosa con vacunación, perdimos la calidad de libre de aftosa sin vacunación que teníamos hace unos años atrás que nos abrían una serie de mercados muy importantes y nos marcaba en el mundo como uno de los pocos países.
Nosotros en el ganado lo perdimos, pero en el pollo seguimos aún, siendo libre de Newcastle una de las enfermedades más típicas en el pollo sin vacunación.
Nosotros nos basábamos en ese tema y se luchó, se trató de mantener el estatus, el estatus lo mantenemos, pero se trató de mantener esa barrera sanitaria contra diferentes países y llegó un momento -en el 2009, 2010 no recuerdo bien- donde el que es ahora Ministro de Ganadería nos comunicó -era subsecretario en ese momento, Benech- que no había más remedio que abrir la importación para esos países porque no había forma, los países demandaban en un socio de Mercosur como era.

 

DM: ¿Por presiones de los países?

JLS: De los países, porque ellos decían que no había ese tema sanitario y a nivel mundial los países quedaban mal ante el mundo entero, como a un socio de ellos y vecino no le estaban vendiendo los pollos por problema sanitario, es de entender pero bueno.
A nosotros realmente nos cayó muy mal el tema -a mi particularmente- yo manifesté que nos encontrábamos en una situación muy difícil porque tanto Estados Unidos como Brasil era el primero y segundo exportador de carne de ave a nivel mundial y nosotros estamos abriendo las puertas a nuestro país a esos dos países y que no podíamos utilizar la reciprocidad, porque nosotros le decimos le compramos cuartos o muslos enteros a Estados Unidos. Bueno déjenos venderle la pechuga porque sabemos que Estados Unidos la paga muy bien por eso viene el cuarto a U$S900 la tonelada llega al país y las alitas regaladas, porque ellos tienen una sobre producción tremenda de esos cortes porque utilizan mucho la pechuga.
Pero nosotros no estamos habilitados ni por asomo a las plantas frigoríficas nuestras y la producción nuestra para exportarle a Estados Unidos, entonces no podemos utilizar la reciprocidad y nos quedamos totalmente en desventaja.

 

DM: ¿Esa apertura es para pollo procesado o también para pollo fresco?

JLS: Pollo fresco, vivo o con huesos, lo que ha venido tanto de Estados Unidos como de Brasil es pollo entero.

 

DM: ¿Lo mismo que hacen ustedes?

JLS: Sí y cuartos también, exactamente el mismo producto no hay otro carácter.

 

HS: ¿Eso fue en qué año?

JLS: En 2010.

 

HS: Principio del gobierno de Mujica fue

JLS: Sí

 

HS: ¿Y eso se vio ya en la afectación a la producción?

JLS: Para ser real no se vio muy fuerte porque se logró de alguna forma cuotificar el problema, se pudo realizar por más que no es una cuota del país, no se puede justificar lo que se vende, se puede cuotificar a veces cuando hay aranceles, esto te lo compro hasta tanto con arancel cero pero no te puedo cuotificar, pero nosotros de alguna forma se logró ahí encontrar una solución y el problema no ha sido muy complicado, lo que ha ingresado tanto de Estados Unidos como de Brasil no ha sido particularmente mucha cantidad. Pero sí está latente esa situación, pero hoy en día nos pone bastante en riesgo de que si sigue aumentando esa cantidad no puede complicar y muchísimo.

 

DM: ¿Y al precio lo afecta?
 
JLS: Es un tema. Nosotros en el país tenemos una situación, ustedes han visto que hay una oscilación en los precios que no es algo estable, porque nosotros consumimos pollo fresco. El pollo que tú compraste ayer en el supermercado o donde lo compraste fue faenado en la noche de anteayer, o sea, normalmente el 80, 90% de los pollos que se consumen en el país son frescos, desde que se faena hasta que el consumidor lo levanta de la góndola son 24 horas que pasan.
Entones hace que muchas veces hay costos diferentes en el año de granos, de costo, de producción, de temperatura, de venta, de oferta y demanda, hoy estás comprando un pollo -no tú obviamente porque los intermediarios ganan mucho en la cadena- pero el que está vendiendo el pollo hoy en los frigorífico lo está vendiendo en un 10, 12%  debajo de su costo es real, eso lo podemos constatar los façoneros que con eso no ganamos ni perdemos pero lo podemos constatar y lo puede constatar cualquier Ministerio que haga número, que hoy se está vendiendo con eso. Pero no se van a fundir las empresas porque en otros momentos recuperan y ahí donde hay esos picos de precios, a fin de año o en determinado momento que es una regulación de la producción, cuando uno está produciendo de más produce un poco menos y eso hace los picos y que se recupere el precio anterior.
Pero muchas veces en esos precios que son para recuperar lo perdido que es real, ahí se empieza con la importación, se acentúa más la importación y los pedidos de importación.
Aquí el problema mayor que tenemos no es de pollo fresco de Estados Unidos ni de Brasil sino del pollo que viene de Chile, la suprema que viene de Chile, que ahí no tenemos regulación de cantidad ni nada, donde también viene con un 20, 30% más abajo del costo de producción que tenemos en el país. Y también los productos procesados que vienen de Chile.
Entonces tú me decís en cantidad de kilos es mucho y no es mucho, el tema es que todo suma para un mercado tan delicado, si yo te digo que hemos perdido esa cantidad de productores y hoy que estamos criando en torno de los 500, 550.000 pollos por semana y bueno si te entran 50.000 por semana o 40.000 es el 10%.
No es mucho en cantidad, pero a lo que es la producción suma.

 

DM: Además los pollos ya los tenés criados en el galpón, que haces si te entra una importación no tenés margen de maniobra.

JLS: Claro es así, por eso te digo, viene la oferta, viene la sobre producción y hay que vender por abajo del costo o si no tomar otra iniciativa que es congelar, eso genera más costo, cuando se saca el producto congelado tiene menor precio porque tú estás acostumbrado a comer un pollo fresco, arriba de todo eso tenés un sobre costo que es el frío, el flete para acá y para allá y el consumidor todavía lo paga menos porque es un pollo de otra calidad, entonces el problema es bastante complicado pero hemos sobrevivió, la avicultura ha sobrevivido desde hace muchos años y ha aumentado su producción y tenemos un potencial muy grande en crecer en este país porque tenemos grano, exportamos grano que sale mucho del país, tenemos un sistema productivo integrado de façoneros que ha andado muy bien, tenemos una ley que nos respalda a los productores, que nos regula el pago de la fasón que en otros países del mundo no hay, en Brasil y Estados Unidos y otros países hay problemas que están negociando, veíamos hace poco en un comunicado que salieron productores de Argentina, en esta crisis que hay en Argentina, que le pagan lo que quieran pagarle porque sino no pueden criar, nosotros acá tenemos esa ley que nos respalda y es una cosa muy importante.
  

HS: Llegando a la situación actual, Cecilia hablaba de la competencia de Argentina, ella menciona a Tres Arroyos y dice cuanto inciden en los costos de producción los aumentos de luz, de gas, de ración por una lado, que se hace con los pollos que mueren y cómo identificar el pollo importado del nacional si uno quiere apoyar la producción nacional.

JLS: En realidad Tres Arroyos una empresa con capitales argentinos, la casa matriz la producción más grande está en Argentina y vino a producir acá al país desde 2006, 2007 que fue que ingresó  a lo que era Moro, ex Moro que había quedado en propiedad del dueño del frigorífico Las Piedras, Granja  Moro que fue vendida a esta empresa Tres Arroyos.

 

DM: Trabajan con façoneros uruguayos.

JLS: Trabajan el mismo sistema de producción que las otras empresas, yo creo que evaluando más o menos la situación, lejos de desfavorecer favoreció para la avicultura nacional porque es la empresa que hoy está más preparada para el tema de exportación que es a lo que apuntamos a nivel de productores, somos 3.000.000 y vamos a ser 3.000.000 y poquito, podrá venir algún venezolano más.

 

DM: No va haber expansión demográfica.

JLS: No va haber, es difícil aumentar el negocio de producción de aves con el consumo entonces la única forma es venderle al mundo, la que está mejor preparada hoy es Tres Arroyos porque ya viene también siendo exportadores, más de 170 países en Argentina y nos trajo su experiencia.
Lamentablemente ellos llegaron con un proyecto muy bueno, nosotros lo estudiaos en su momento como asociación de llegar a producir 500.000 pollos por semana, llegaron a producir 250.000 y hoy están en 140.000, tuvieron que bajar la producción tremendamente porque no estamos habilitados la mayoría de los países para  exportar, hoy la reciprocidad no se da, no estamos habilitados, hay determinadas cosas que tiene que hacer el Ministerio de Ganadería, otras que tiene que hacer la industria y otra que tenemos que hacer nosotros los productores para estar habilitados, pero el primero el Ministerio de Ganadería habilitar la especie, decirle al mundo que acá producimos pollo.
 

 

DM: Relaciones Exteriores no, es Ganadería.

JLS: No, es Ministerio de Ganadería, la primer gran barrera que hay son las certificaciones fitosanitarias que las emite el Ministerio de Ganadería de cualquier país, primero tenemos que decirle al mundo mire nosotros somos uruguayos producimos pollo, cómo producen son sanos, sí son sanaos, con eso no basta tenemos que certificar que son sanos y tenemos que certificar muchas con años atrás. Nosotros tendríamos que haber demostrado que por 5 años no hubo Newcastle, por decir algo, no sé bien la parte técnica pero por nombrar algo, con serología, los diferentes análisis que tenemos que tener también, diferentes procedimientos para la cría, para la faena, diferentes cosas para poder presentar esos procedimientos frente al mundo para que digan, sí, estas personas están habilitados para importar, después pasa al tema de los frigoríficos, habilitar los frigoríficos que no es nada menor son inversiones muy grandes y después las granjas adecuarse para esa exportación.

 

HS: Esto de los costos ha influido en la situación de ustedes, esto de aumento de las tarifas de agua, luz, gas cuánto ha pesado en el panorama global.

JLS: Realmente nos incide en lo que es la producción, de la cadena avícola nosotros hacemos la parte de producción, el costo de luz incide directamente.
 

DM: La luz está siempre prendida o la calefacción, qué es lo que consume más.

JLS: Lo que consume más es ventilar el pollo en el verano, el tema de los ventiladores, los extractores y demás, con decirte una de las granjas promedio del país consume en torno del 60, 70 mil de luz por mes, pero llegamos a consumir 100 y 120 mil pesos en el verano cuando están todos los extractores. Y el gran problema es cuando tú tenes que contratar una carga de kilowatt muy alta en el entorno de los 80 a 100 kilowatt para poder prender todos los ventiladores en una granja. No son las granjas promedio pero sí las granjas más grandes, tienen 80, 100 kilowatt y eso hace que el resto del año saliendo el verano cuando no tenés consumo pagues hasta $16.000 por mes, solo por gasto fijo.

 

DM: ¿Por contratación?

JLS: Sólo por contratación. Hemos hecho diferentes gestiones y nos han dicho que no que si nosotros bajamos  no podemos después si tenemos que volver a comprar nuevamente la carga, entonces nosotros tenemos un cargo fijo de 15, $16.000 o 12, $10.000 de contratación que lo utilizamos 3 o 4 meses en el año, esos son costos y cargos que vamos teniendo que no sé cómo será en otro lado pero el gas acá es muy caro, el tema de las cargas de leyes sociales también se encarece y son costos que tenemos directamente.

 

DM: ¿Cuántas personas más o menos trabajan  en una granja promedio?

JLS: Una granja promedio son de 3 a 4 personas.

 

HS: ¿Qué pasaba con los pollos muertos?

JLS: El Ministerio de Ganadería, Sanidad Animal y DINAMA son los que controlan las exigencias que tenemos que reunir para producir pollos y una de ellas es la eliminación de las aves y los residuos en general. Nosotros tenemos un sistema de compotaje, o sea no pueden salir animales muertos de la granja por si hay si hay hoy o mañana un problema epidemiológico o un problema de enfermedad trasmitiríamos la enfermedad a otros lugares, entonces dentro del predio tiene que quedar las aves y tenemos que eliminarlas, no podemos enterrarlas porque si no estaríamos contaminando el agua, las aguas subterráneas, entonces se hace un sistema de compotaje. En el fondo del galpón se hace como una piecita que se composta el pollo, también con microorganismos que están en la cama de pollo y que lleva de 2 a 3 meses eliminar todos los cuerpos de los animales, de esa forma se hace, se eliminan así las aves muertas.

 

HS: ¿Cómo identifica el consumidor el pollo importado del nacional para apoyar la producción nacional?

JLS: Hay un  sistema de trazabilidad para individualizar, no como el ganado que tiene un pin en la oreja con un chip y lo individualiza como si fuera una cedula de identidad, esto lo identifica por lote, quiere decir, tendría que estar en cada pata del pollo entero que se va a los supermercados, a cualquier lado un brazalete donde ahí se identifica exactamente todo de donde proviene, ahí se ve si es industria nacional o si son pollos importados, a veces lamentablemente pasa que -nos está pasando con el tema del cerdo- estamos pidiendo en el Ministerio de Ganadería y ahora ya a partir del 1º de agosto lo está haciendo así, controlando de que también el consumidor puede identificar la carne de cerdo cuando es nacional o importada.
Nosotros tuvimos hace un mes y poco una reunión con los criaderos de cerdos, en la asociación estábamos muy esperanzados dijimos vamos hacer espalda con espalda en este problema que tenemos de la importación, al arrancar la reunión lo primero que nos dijeron fue “ustedes con sus comentarios nos están haciendo mal a nosotros porque ustedes están diciendo que la Ratotamina, que el producto, que el anabólico, que no se qué más, que el cerdo tiene esas cosas y nos están bajando el consumo” y le digo por qué si nosotros estamos hablando de lo importado en Brasil, el consumidor no puede no sabe identificarlo cuando llegan a la góndola y ustedes póngalo en práctica, cuando llegan a la góndola miren y vean la bondiola y dicen esta bondiola de dónde viene, quién la produjo, Fachea, Camposur o Bordenave o la produjo un productor en Rondonia, no saben que productos fueron utilizados en el cerdo que acá no están habilitados, nosotros acá no estamos habilitados la Ratotamina, entonces es una pregunta importante el pollo sí lo tiene, tiene el brazalete que lo identifica.

 

HS: Ruben de La Teja dice: “En un supermercado de La Teja bajan los pollos del camión dejan el chorro de sangre, vienen sin cámara de frío y un olor tremendo”.

JLS: A veces hay distribuidores, a veces hay supermercados que compran directamente en la planta de faena, rompen la cadena de frío  como te decía, nosotros estamos acá acostumbrados a un pollo fresco, el pollo fresco no puede ser congelado, en el campo sabemos que si faenamos un cordero, un lecho o lo que sea emite líquido hasta que se congela, después de estar congelado  lo manipulas para cualquier lado, el pollo sale fresco de las plantas de faena, pero además de salir fresco sale con 1 kilo o 1,5 kilo de hielo en la funda para mantenerse frío, para mantener la cadena de frío, entonces qué hace ese hielo si no está a bajo cero como en los camiones de reparto, los distribuidores, nunca se llega a bajo cero, se derrite y se moja el pollo y parece que sea en sangre, en realidad es agua derretida con un poco de color de la misma sangre de ese animal que se murió, que se faenó hace pocas horas, pero no quiere decir que esté en mal estado, que tenga que mejorar, que no tenga que pasar eso lo entiendo.

 

DM: Que sea más prolijo el traslado.

JLS: Ahí está, pero no creo decir que pierda la calidad de la carne porque venga en ese estado, al contrario es mucho mejor que la congelada que habitualmente se vende en los supermercados.

 

HS: Escuchamos un mensaje que nos manda Néstor: Buen día, un abrazo ahí a la gente y un saludo al fasonero, yo supe estar en ese gremio y sé lo que es el trabajo que causa. Escuchándolo le hago una pregunta, qué hacen el Ministerio de Ganadería y el gobierno frenteamplista en el Mercosur cuando no podemos meterle pollos a los socios. Bueno deja por ahí, ustedes sienten que el gobierno hace poco por esta pelea de abrir mercados de lograr colocar producción.

JLS: Nosotros necesitamos más agilidad en diferentes cosas, porque reamente hoy en día, las producciones antiguas como viejo que tenía tambo, ganadería, plantaba avena y más cosas, a veces aceptaban años de esperar cambios, mi viejo tuvo muchos años viñas, me acuerdo que se vendía la uva y se cobraba al otro año, tuvimos monte de membrillo, los costos que había en esos momentos permitían que un productor agropecuario si pasaba uno, dos, tres o cuatro y recién empezaba a ver cambios y sobreviviera, hoy en día los costos son tan grandes , tan mensuales o semanales que tenemos que no permiten que sean tan largos esos períodos, precisamos agilidad rápidamente, a mi me consta que el Ministerio de Ganadería está haciendo los deberes como deberían ser. Recordemos que como nosotros los productores no queremos que nos importen pollos desde Brasil, Estados Unidos o Chile, también desde los otros países no quieren que les importe, entonces las reglamentaciones, las regulaciones, los pedidos y las certificaciones son  extremadamente grandes. El año que viene una delegación de China al país a visitarnos, ya nos dijo Barre miren que es muy difícil pasar esos controles porque hay que estar bien en esto, esto y esto y pueden pasar 2 años para que vengan a evaluar de vuelta el tema sanitario del país.
Eso quiere decir que tenemos que ponernos las pilas tremendamente, todo el sistema del país tiene, el Ministerio de Ganadería, el Ministerio de Economía, todos los demás Ministerios sí realmente quieren, porque eso es lo primero que nosotros los productores tenemos que saber, si el gobierno quiere seguir con la producción avícola no; la producción de cerdos está en un 20% de lo que se consume y está solo porque  no se importa carne con hueso, si se importara dejara de existir totalmente.
¿Nosotros como país queremos que siga?
Esa es la pregunta porque  sino no nos embarcaríamos los productores en una ocupación que no nos llevaría a nada, que no podemos dejársela a nuestros hijos que sean productores, a nuestros nietos, porque si no le interesa al país ser un productor que esa es la primer pregunta, bueno si nos contestamos todos los productores, los industriales y el gobierno si queremos, bueno ahí pasamos a otro ámbito, bueno qué tenemos que hacer.
Yo pienso que hoy por hoy tenemos que mantener lo primero la industria en el país, porque ahora que se fue Tenet para nosotros es tremendo, de 7, 8 productores industriales hay 1 menos, nos pasó lo mismo con el cerdo y en otras cosas, cuando se cerraban las curtiembres cada 3,  4 o 5 meses  ah bueno quedan 20, 18, 16 hasta que ahora pasa lo mismo, nos está pasando lo mismo.

 

HS: Que pasó con Tenet, fue algo particular de gestión de esa empresa o es un reflejo de estos problemas de la economía.

JLS: Yo pienso que es un poco de cada cosa, también tenemos que decir que la gestión tiene mucho que ver en estas empresas nacionales donde somos muy sensibles, donde estamos siempre muy cerquita que un problema o un sobrecosto, este año tuvimos maíz a 260, 270, 280 dólares la tonelada, se compraba a 180 la cosecha, estamos hablando que con la seca de Argentina, la seca de Brasil pagamos un 30, 40% más la materia prima y manteniendo el precio más que cuando se vendía y que cuando las cosas son más escasas como lo fue el maíz y la soja se tienen que pagar adelantado, no tenemos ni siquiera crédito la industria en sí, entonces esas cosas suman, esas cosas complican la parte financiera, empresas que son más antiguas, que tienen un sistema productivo con más gente, antes las cosas se hacían con mucho más gente que lo que se hace hoy lamentablemente porque es así. Entonces se venía con ese sistema, en la planta de faena también tenían bastante personal como para producir 90.000 pollos como ellos pudieron producir en otro tiempo, estaban produciendo 50.000 y había que diluir todos los costos, o sea hay un tema sí por ese lado pero otro tema también es el precio, el precio y la poca producción, es un poco de cada cosa y me parece que tenemos que atacar a todas esas cosas. Yo no quiero generar a costo del consumidor que el pollo valga $100 para que el productor lo pueda vender, yo quiero bajar los costos pero también quiero mantener la producción nacional.

 

HS: Brevemente la explicación que nos hacías fuera del aire, eso generó, la situación de Tenent, la muerte de 90.000 pollos más o menos, no se podía evitar eso, recibir ración, porque fue porque no recibieron ración, no se podía recibir de otro lado, no se puedo evitar eso.

JLS: Esa pregunta es muy buena porque realmente estamos justo en el medio de esa situación. Nosotros ya vivimos esto varias veces, vivimos con Moro, vivimos con Carrasco, con Melilla, con otras avícolas, cuando pasa esto la empresa empieza a perder credibilidad financiera entonces no le venden granos, primero el proveedor de granos le vende a uno y a otro si no le pagan no le vende, entonces hace que la primer señal es que empiece a faltar la ración  en una empresa hasta que llega a esta parte que se empiezan a morir los pollos, como se murieron 90.000 pollos realmente literalmente. Cómo se puede evitar, bueno lo primero es darle ración de otra empresa o comprar al productor que yo lo supe hacer cuando se fundió Cresta Roja, que era Moro en el 2001, tenía dos galpones y dije estos 15.000 pollos los sigo alimentando yo, conseguí financiamiento, vino el dueño de la avícola en ese momento o el gerente general y me decía tú vas a ir preso y le digo bueno no importa, quiere ver qué Juez me va a mandar a mi preso cuando hace un año que me estás debiendo, tengo cuatro gurises para criar, si me mandan preso por lo menos hice algo, me quedé con los pollos, los alimenté los vendí y pude cobrar la deuda, esa es una de las funciones pero a riesgo de ir preso porque no hay ninguna ley que lo marque eso.

 

DM: Porque los pollos no son tuyos.

JLS: Los pollos no son míos los pollos son siempre de la empresa y no hay ningún marco legal. Cuando fuimos al Ministerio de Ganadería que bien nos recibió Barre, Benech, Tenent, todos nos recibieron y les llevamos el problema, nos dijeron no tenemos ningún marco legal, lo que podemos mandar es para ver si hay algún tema sanitario, mandaron los veterinarios, recorrieron toda la granja, no había ningún tema sanitario, sanitariamente estaban bien los pollos, no tenían alimento por eso se morían, entonces queda un limbo ahí, queda una nebulosa que los pollos siguen siendo de la empresa pero no tienen capital para abastecerlos de ración, la vida de una animal son 5 o 6 días, tenemos que hacer rápidamente algo, en 5 o 6 días tomar la determinación de alimentarlos nosotros, venderlos a una empresa o eliminarlos también, espero que no pase eso. Nosotros estamos viendo ese tema con el Ministerio de Ganadería, vamos a empezar hablarlo.

 

DM: Ahora están todos muertos los pollos.

JLS: Ahora está todos muertos.
  

DM: Están todos adentro del galpón.

JLS: No, se limpiaron las granjas con el sistema como les decía, el Ministerio deshabilitó esas granjas para criar hasta que lo tengamos que llamar nuevamente al Ministerio para que vean visualmente que están limpias, sanitariamente adecuadas para recibir otro lote y para seguir con la producción.
 

DM: ¿Con el façonero ese qué pasó?

JLS: Y bueno el façonero no cobra hace un año, no sabe con quién va a criar, tiene cuentas por todos lados y está un pozo depresivo muy grande, todos los productores de la zona nos reunimos con ellos en la asociación hace como 20, 15 días atrás con una productora ahí en Sauce y no tenemos respuesta, no sabemos lo que hacer.
Mañana tenemos reunión con el Ministerio de Economía que estamos muy esperanzados, hace tiempo que venimos pidiéndola, se van a plantear diferentes temas, más que nada el tema de la exportación, hincarle el pie a la exportación que sería la solución de fondo de este sector, pero vamos a plantear una situación extremadamente delicada que es ahora y por lo menos la suspensión del IVA que ya se hizo en otras oportunidades como en esta, por lo menos por tres meses hasta llegar a fin de año.
 

DM: Hay un montón de propaganda de cómo se cría el pollo, que es lo que terminamos comiendo, el tema hormonas, todo el tema inflado del pollo, en el huevo no sé si hay elemento genético que se maneje, pero en la producción que se le da de comer a los pollos y que es lo que se termina comiendo.

JLS: Yo le digo y no te tengo por qué mentir porque tengo una familia con cuatro gurises, siempre consumimos pollo y lo criamos en casa, lo que se le da es grano y complejo vitamínico, después las vacunas que se le dan es como las que nos damos nosotros generalmente contra el sarampión, contra la gripe, o sea son vacunas preventivas no Newcastle porque acá estamos libre de vacunación Newcastle, no existe nada de hormonas porque sería anti económico hacerlo, no existe ningún otro  anabólico, no está reglamentado por el gobierno tampoco darlo, hay exigencias que son penas muy graves a quien nos den y les puedo asegurar que el proceso del pollo que se produce acá en Uruguay es excelente.
Están inclusive abiertas granjas de producciones utilizando los requerimientos sanitarios para la visita, para que evalúen cualquier sistema que consumidores, agrupación de consumidores de supermercados, o sea técnicos que quieran evaluar la situación para poder examinar la ración que se les da, las vacunas que se dan, está todo en un plan de manejo donde queda específicamente puesto por el productor como declaración jurada, los otros productores por declaración jurada tenemos que poner todo lo que le damos a los pollos en toda la crianza y eso queda una copia acá y otra va para el Ministerio y no vamos a mentir por ninguna empresa porque vamos contra un juramento que hacemos, entonces yo le puedo asegurar a 100%, José Luis Strazarino de ruta 81 kilometro 23, no es algo por la radio, que los pollos que se producen en Uruguay son una de las carnes mejores para ser consumidas sin ningún lugar a dudas. El tema que hoy se consume con 40, 50 días es puramente genético, la genética ha evolucionado mucho, la ración es muy buena, el ambiente que se genera en el galpón es propicio para que las aves engorden lo mas que se pueda, pero les puedo asegurar a ciencia exacta que el pollo que se consume acá en el Uruguay, es por lejos uno de los mejores a nivel mundial.

 

HS: José Luis Strazzarino muchas gracias por haber venido.

JLS: Muchas gracias a ustedes.