“ARGENTINA CAYÓ EN UNA CRISIS PROFUNDA PORQUE EL NEOLIBERALISMO NO TIENE POSIBILIDAD DE SOSTENERSE”
El análisis de James Petras en CX36, 3 de setiembre de 2018.

 
“Washington no tiene ninguna confianza en lo que existe en Argentina. Lo que podríamos decir es que es una caída vertical, es una crisis profunda.
No nos debemos sobrepasar con estas críticas porque en realidad no hay ninguna salida. El problema, lo fundamental, es decir, la puerta abierta para el capital extranjero era una invitación para los especuladores entraran fácil y salieran rápido. Segundo, la desregulación de la economía baja los ingresos de impuestos y otras formas de financiar los proyectos. Y tercero, la privatización de la economía no ha hecho nada para estimular nuevas inversiones. Los que entraron compraron empresas y se quedan tranquilos sacando las ganancias y no reinvirtiendo”, dijo el sociólogo norteamericano, el profesor James Petras en su análisis de la coyuntura internacional en CX36 (*).  Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/analisis-james-petras-cx36-audios-mp3_rf_28280647_1.html

 

Hernán Salina: Bueno, estamos en contacto con James Petras desde Nueva York, buen día James, un gusto recibirlo como siempre.

James Petras: Muchas gracias.

 

HS: Bueno, arranquemos por nuestra región, se imaginará la tensión que concita Argentina con la crisis que vive el gobierno de Mauricio Macri, la incertidumbre de qué puede pasar, cuánto va a seguir Macri al frente de ese país. ¿Qué consecuencias puede arrastrar esto para la región?

JP: Primero, han terminado supuestamente la ola del neoliberalismo, podríamos decir que la deuda crece de forma vertiginosa, la inflación crece al 35% y subiendo, las tasas de interés están superando los récords en América Latina con 65%, la tasa de desempleo se está multiplicando, los capitales están saliendo rápidamente, el capital de Washington no tiene ninguna confianza en lo que existe en Argentina. Lo que podríamos decir es que es una caída vertical, es una crisis profunda.
No nos debemos sobrepasar con estas críticas porque en realidad no hay ninguna salida.
El problema, lo fundamental, es decir, la puerta abierta para el capital extranjero era una invitación para los especuladores entraran fácil y salieran rápido.
Segundo, la desregulación de la economía baja los ingresos de impuestos y otras formas de financiar los proyectos.
Y tercero, la privatización de la economía no ha hecho nada para estimular nuevas inversiones. Los que entraron compraron empresas y se quedan tranquilos sacando las ganancias y no reinvirtiendo.
A fin de cuentas, sin capital no hay capitalismo, sin inversiones no hay crecimiento. Si hay especulación es una forma de evaluar la moneda. Sin moneda, sin tasas favorables, sin inversiones no hay ningún futuro.
Y como siempre es el problema del neoliberalismo, crece rápido y cae verticalmente, no hay nada fundamental para sostener este gobierno

 

HS: ¿Y en cuanto a las consecuencias que puede arrastrar para la región? Bueno, a una economía tan pequeña como nosotros, por ejemplo.

JP: Bueno, es simplemente la primera de las 6 que van cayendo. Ya en México (Enrique) Peña Nieto tenía un tiempo de gobierno, cae, sube un gobierno de centro izquierda con AMLO (Andrés Manuel López Obrador). Las cosas en Brasil están caóticas, ningún candidato de la derecha tradicional tiene posibilidades. Sube la mano dura derechista militarista pero también minoría. El gobierno está esperando la forma de sacar un conejo de la galera pero no la encuentra.
Entonces, Brasil también va a seguir el camino de Macri o ya está avanzando sobre la crisis política y no quieren permitir una elección legítima porque van a perder. El neoliberalismo cae y está tratando de bloquear cualquier alternativa.
También podríamos seguir, en el caso de Colombia la violencia crece, la economía está estancada. En el caso de Ecuador tenemos a un loco disfrazado de cordero, quiere mantener la imagen de un gobierno recto, honesto, pero está colaborando con los banqueros de Guayaquil más corruptos.
Entonces, lo que está pasando en Argentina sigue en todos los demás gobiernos neoliberales. ¿Quién puede reemplazarlo? Uno en México, una alternativa centro-izquierda, en Brasil la posibilidad de un gobierno de derecha dura pero no tiene ningún proyecto para superar la crisis. Entonces, es una incógnita decir que definitivamente la caída del neoliberalismo podría resultar en la aparición de un gobierno de izquierda, hay muchas posibilidades. Uno de izquierda, uno de la ultra derecha, uno de levantamiento popular, otro es la posibilidad de militarización.
No tenemos una definición clara de quién va a reemplazar al neoliberalismo cuando caiga

 

Diego Martínez: Bien, Petras, pero en esa coyuntura que usted dice donde hay varias alternativas, ¿qué poderes están jugando? ¿A nivel internacional, Estados Unidos hoy le presta atención a la realidad sudamericana?

JP: Está muy confuso, el gobierno de (Donald) Trump es de derecha pero las alternativas aquí son igualmente malas, recordamos los golpes en Honduras con Hillary Clinton y Obama.
Lo que pasa en el momento actual con las manos ocupadas con Rusia, con China, con Irán, con Palestina, Trump no está dando la intención de cómo arreglar las cosas en América Latina de una forma favorable, cuenta mucho sobre los oligarcas en América Latina que están cayendo.
En otras palabras, aquí es un momento favorable para la izquierda mientras Washington simplemente siga con las agresiones contra Venezuela tratando de arreglar las cuentas en México con el gobierno derechista, pero no hay un proyecto coherente para América Latina, es simplemente tirar piedras sin saber cómo reemplazar a los gobernantes fracasados.
En otras palabras, Washington es un poder peligroso pero en este momento no vemos posibilidad de superar e intervenir allá con tropas en el momento en que tiene las fuerzas concentradas en el Medio Oriente, en Asia, Corea, China y lo demás.

 

DM: Hablando de eso justamente, hay anuncios tanto de Estados Unidos como de Rusia en Siria, que ya es de participación directa por parte de Estados Unidos con el envío de más embarcaciones o más fuerzas militares. ¿Se puede llegar a dar la invasión directa de Estados Unidos a territorio sirio más allá de lo que ya hemos estado comentando?

JP: Mire, hoy en día hay una declaración del comandante en jefe del Ejército norteamericano en Afganistán, dijo textualmente "nosotros hemos fracasado en Afganistán, lo más rápido que salgamos será mejor, no hay ninguna posibilidad de seguir con esta guerra de 17 años", eso es lo que dice el comandante.
Mientras tanto los aliados norteamericanos como Pakistán, Turquía, Birmania, Canadá están en conflictos con el gobierno norteamericano, es una situación complicada pero los últimos aliados de Washington no están en Europa pero están en Israel, Arabia Saudita y algunos gobiernos fracasados en América Latina.
Las cartas de Trump son muy limitadas en el momento en que hay conflictos incluso dentro del país entre los demócratas y republicanos peleando para ver quién puede despreciar más al otro.
Es un mundo confundido, caótico que no debemos anticipar algún resultado favorable para el momento actual.

 

DM: Petras, como siempre le damos la posibilidad de que nos pueda comunicar algunos de los temas en los que está trabajando, además de los que hemos estado conversando.

JP: Debemos anotar tres cosas.
Una es histórica, que es el hecho de que en el año 1960 los generales norteamericanos planearan una guerra nuclear contra Rusia y China. Y fijate, pensaban si mataban a 70 millones de personas en Rusia era una señal de éxito, eso es lo que pensaban los generales y se lo proponían al presidente Kennedy que lo rechazó en ese momento, pero la mentalidad genocida existía entre los generales que están planificando las estrategias militares. Esto es un documento oficial que sale de los archivos de los Estados Unidos, planeando guerras nucleares que podían destruir a 70 millones de personas y paralizar la economía en la Unión Soviética de la época.
El segundo punto que quiero anotar es que hay elecciones muy importantes primero en el Congreso norteamericano en noviembre y en Brasil este otoño (para el Hemisferio Norte) también, Presidenciales en octubre. Los resultados de esas elecciones podrían tener un importante impacto.
Si los demócratas derrotan a los republicanos es posible que puedan bloquear la Presidencia de Trump, incluso el proceso de un impeachment está sobre la agenda.
En Brasil las elecciones Presidenciales podrían crear una situación muy caótica negando la posibilidad de que gane Lula sin ninguna alternativa votable. Son los dos grandes del continente norte y sur y debemos mirar con gran precaución las posibilidades. No tengo claro si estamos en una situación de aperturas o de empeorar la situación.
Y finalmente quiero anotar que el neoliberalismo, como lo hemos discutido antes, no es un proceso con larga duración, es un proceso de subir al poder con trampas y otras maneras pero no tiene la posibilidad de sostenerse. El neoliberalismo hace mucho daño con austeridades, limitaciones, pero no puede durar porque le faltan los fundamentos para seguir.

 

DM: Muy bien, Petras, como siempre para nosotros un gusto poder conversar con usted, tener su análisis, su información, le mandamos un abrazo desde una templada casi cálida Montevideo.

JP: Muchas gracias, un abrazo para todos los oyentes.