GOBIERNO EXONERA DE IVA A PRODUCTORES AVÍCOLAS POR TRES MESES PARA PALIAR LA CRISIS DEL SECTOR
Contacto con José Luis Strazarino, 6 de septiembre de 2018

La Asociación de Fasoneros Avícolas del Uruguay denunció hace algunos días la larga lista de pequeños obstáculos productivos que hacen que la actividad que desempeñan no sea lo rentable que debería. En esa lista, mencionan la importación desde Brasil, Estados Unidos y Chile de pollos enteros, pero también de supremas y en trozos. Las autoridades gubernamentales los recibieron, ellos plantearon su realidad y el Poder Ejecutivo les propuso exonerarlos del IVA pro tres meses. José Luis Strazarino, presidente de la Asociación de Fasoneros Avícolas del Uruguay, en diálogo con CX36 sostuvo que la exoneración es muy escueta pero valoró la actitud del gobierno ya que la exoneración no implica bajar el precio de venta. Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/puesta-al-dia-primera-edicion-6-9-2018-audios-mp3_rf_28387788_1.html

 

José Luis Vázquez: ¿Cuáles son los problemas que ustedes plantean?

José Luis Strazarino: Uno de los problemas es el tema de los productos importados de Chile más que nada los productos procesados, pero la gran complicación viene con la carne de cerdo que es la que compite directamente con la carne de ave y la que viene de Brasil, por el problema que ha tenido Brasil de colocar sus productos en el mundo y nosotros que estamos al costado nos envía productos a precio muy bajo, más abajo del costo de ellos, el costo productivo de ellos lo tienen que sacar. Por tal motivo hubo una serie de reuniones con diferentes entidades del gobierno, ministeriales también, tanto el Ministerio de Ganadería como el de Economía, donde fuimos los fasoneros a mostrar nuestra situación, porque muchas veces no es un sector muy visualizado, no es un sector muy conocido y es nuestra responsabilidad también de productor, mostrar el potencial que tenemos y también las dificultades como en este momento. La semana pasada nos había dado una reunión el Ministerio de Economía, fuimos en compañía de una cooperativa de agricultores que está en la zona de San Jacinto, y ahí planteamos nuestros diferentes problemas, y dejamos diferentes pedidos para que los analizaran. En el día martes el Ministerio se comunica con nosotros y nos cita para las 3 de la tarde a la Asociación de Fasoneros de Pollos Unidos (AFPU) y a la cooperativa también, nos acompañó un diputado del Frente Amplio también, por la Cámara de Diputados se canalizó y por la bancada nuestro pedido de ayuda y nuestras reuniones a diferentes ministerios. De las medidas que se habían pedido, una de las más importantes era por 3 meses la exoneración del IVA, más que nada en contraposición a la carne que está viniendo de Brasil, de cerdo, que no creemos que sea por mucho tiempo, porque no creemos que sea una producción que tiene mucho stock Brasil, y que tenga que sacar y que en algún momento se les va a tener que terminar, esperemos que sea así, porque sino no aguantamos tanto tiempo. Aceptaron el pedido de ayuda por única vez, no quiere decir que se haya exonerado el IVA y sea eterno hasta que venga otro y lo ponga, nos dejó bien claro Ferreri que era por única vez y más bien en apoyo a los productores, que también como ustedes bien saben en las últimas semanas hemos estado medios complicados por el sector, porque una de las empresas más antiguas del sector entró en concordato y dejó a muchos productores afuera y con deudas de más de  1 año, entonces el sector realmente está muy delicado, por eso es que hicimos esta serie de reuniones.


JLV: ¿O sea que es exoneración del IVA por 3 meses?

JLS: Exoneración del IVA por 3 meses. También una cosa que dejamos claro y en el planteo anterior a esta reunión a la decisión de ellos de otorgarnos esta rebaja, les dejamos claro a nivel de productores que no iba a haber una baja en el precio al consumidor. En otras oportunidades años atrás se hizo de alguna forma esa estrategia para bajar el precio al consumidor, el gobierno, el Ministerio de Ganadería pedía al Ministerio de Economía la exoneración del IVA y era otorgado para eso, para que bajara el precio al consumidor. En esta oportunidad no va a ser posible porque las empresas ya venían perdiendo más de $14 reales por kilo de pollo comercializado, quiere decir que estaban produciendo a $14 más caro de lo que el consumidor, no el consumidor, no el precio final, del precio de venta del frigorífico, que lamentablemente muchas veces son $30 o $40 de diferencia lo que el consumidor consigue, cuando el consumidor levanta un pollo de la pata en el supermercado que lo paga $90 o $100, muchas veces sale a $50 de la planta frigorífica, esa es la realidad y es fácilmente demostrable.