UNIDAD POPULAR APOYA PASE A LA JUSTICIA DE INFORMES DE LA COMISIÓN INVESTIGADORA DE ESPIONAJE MILITAR Y POLICIAL
Informe de Fabrizzio Acosta, 19 de setiembre de 2018.

“Compartimos la necesidad de enviar todas las actuaciones de esta Comisión a la Justicia para que intervenga y actúe sobre hechos concretos y muy claros que no emiten dudas, nos parece importante la difusión de esto y nos parece importante el acuerdo que va surgiendo por lo menos en cada partido que se manifiesta de avanzar en una legislación que le ponga fin a estas prácticas inconstitucionales y antidemocráticas y que nos permita tener un servicio de inteligencia en materia de defensa nacional que cumpla el objetivo ese, de la defensa nacional y no de la persecución interna de quienes se organizan y luchan”, dijo el diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio (26 de Marzo-Lista 326) al intervenir en la Cámara Baja cuando se debatían los informes de la Comisión Investigadora de Espionaje Militar y Policial. Transcribimos el informe que hizo nuestro compañero Fabrizzio Acosta al respecto y que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/informe-fabrizzio-acosta-20-septiembre-audios-mp3_rf_28749173_1.html

Fabrizzio Acosta Machuca:  Se trató en el Parlamento y se votó el informe vinculado a la Comisión Investigadora de Espionaje Militar y Policial con algunos del Partido Nacional, otros del Partido Colorado, haciendo sobre todo reclamos respecto a indicar que se sabía por parte del sistema político de la época, léase el presidente Lacalle, el presidente Sanguinetti sobre todo que fue una discusión que se dio entre el Frente Amplio y el Partido Colorado, como que había situaciones que venían de arriba y que se sabía que esas investigaciones ilegales se estaban haciendo.
Desde los otros sectores se indicaba que no, y bueno, que ha pasado que ahora en el frente Amplio también hay denuncia de espionaje ilegal y que seguramente los mandos políticos no lo saben.
El diputado Eduardo Rubio de la Unidad Popular fue uno de los que habló del tema, habló también del tema de la impunidad, de la necesidad de investigar, de aquellos que tenían que llevar los controles y no lo hicieron. Vamos a escuchar lo que decía ahora sí de forma completa, hemos escuchado apenas unos minutos de un discurso largo en su tiempo e importante en su peso del diputado Rubio de la Unidad Popular en base a lo que fue la discusión y él como integrante además de la Investigadora Sobre Espionaje Militar y Policial en Época de Democracia.

Eduardo Rubio: Tuvimos un déficit importante en el trabajo de esta Comisión y de los objetivos planteados por no poder acceder al archivo Castiglioni. Eso realmente menguó de alguna manera la dimensión del trabajo que deberíamos realizar. Nos privó de algunos elementos sustanciales.
Pero de todas maneras, y a pesar de estas dificultades, con los elementos que surgían del archivo Berrutti, con testimonios, esta Comisión vino a confirmar fehacientemente lo que todo el mundo sabía, menos el Estado, es que hubo y hay espionaje policial y/o militar sobre fuerzas políticas, sociales, hasta religiosas en pleno período democrático.
Y me parece importante marcar a extensión en el tiempo porque obviamente el archivo Berrutti tiene un punto final por el 2003, bueno, la información que ha surgido del propio archivo Castiglioni, otros elementos que vamos a dar cuenta en nuestra intervención constatan que esa práctica no cesó en el 2003 ni en el 2005 sino que se ha mantenido, ojalá que no ahora, pero se ha mantenido en el tiempo.
Y sobre un con junto de organizaciones, porque escuchamos hoy al diputado informante, y nosotros suscribimos el informe unánime que surgió de la Comisión y sus conclusiones, el Estado un poco restringido de organizaciones espiadas o seguidas y nos parece que no se trata acá de una competencia ni hacer un ranking de los más espiados, los más perseguidos. A nosotros nos tocó también estar en esa lista poco honrosa, no para nosotros sino para la democracia y para los responsables de estas prácticas ilegales e inconstitucionales.
Prácticas ilegales e inconstitucionales que se han mantenido en el tiempo y que desde nuestro punto de vista son consecuencia directa de la impunidad, es la prolongación de la impunidad.
Y hay elementos que hablan de esto, la negativa a concurrir a la investigadora, como se estableció acá por parte del diputado informante, la negativa de muchos militares, especialmente del Ejército, a concurrir a la investigadora en un número muy por encima de la común de las otras investigadoras, hablan de esa impronta de impunidad que lamentablemente se extiende hasta hoy en nuestro país.
Y queda claro además que esta práctica sostenida en el tiempo, pero queda claro no, queda clarísimo, no es fruto de la obra de personas aisladas. No es fruto del empecinamiento de algún sobreviviente del pasado. No, no, esto es por la sistematicidad que tuvo, por la operativa que implica, por los recursos que dispone y que dispuso, es porque se usó o se utiliza el aparato del Estado para esto, los recursos del Estado.
Y en esto hay una clara responsabilidad política desde nuestro punto de vista, una clara responsabilidad política, porque quién está al frente de un Ministerio y toda la jerarquía, tiene que ir a fondo en el control de lo que pasa en su cartera.
Pero no hubo voluntad de controlar, porque miren, yo no recuerdo si fue un ex ministro o un ministro de los que concurrieron a la Comisión que cuando le preguntamos qué conocía él del Departamento de Inteligencia, del que está en Monte Caeros y Larrañaga, y nos dijo que él en realidad ni había ido por ahí, creo que había ido un par de veces nomás de visita, y de visita guiada además.
Entonces claro, ¿qué expresa esto? Falta de voluntad, o de disposición de ordenar a casa en todos los lugares. Hubo un dejar hacer, en el mejor de los casos. Por eso hablo de responsabilidades políticas, que de repente, no digo que englobaran a todo el gobierno de cada momento, pero de quienes estaban al frente de estos ministerios, claro que sí que hay responsabilidades.
Porque además, esta continuidad en el tiempo, se expresa una mentalidad que también se nos planteó en la propia Comisión. Uno de los directores de Inteligencia que estuvo en Comisión, creo que era de la Fuerza Aérea, dice, bueno, esto se venía haciendo y se siguió haciendo. O sea, veníamos espiando, desde la dictadura, al salid de la dictadura, y lo seguimos haciendo.
O el caso del otro ex director de Inteligencia que nos explicaba que desde su punto de vista era muy bueno estar en el archivo de Inteligencia. Me dijo, capaz que a usted por su experiencia personal esto le resulta molesto, pero mire que es muy bueno, me siento más seguro...
¡Mirá vos! Y está en las actas, esto no lo estoy inventando yo, esto habla de una mentalidad que no ha cambiado.
Y claro que no es bueno que los ciudadanos comunes o quienes estamos involucrados o comprometidos en la actividad política o social, por esa razón tengamos que estar en un archivo de inteligencia.
Porque también se habla de la inteligencia abierta o la inteligencia cerrada, ahora, tenemos que preguntarnos y esto será objeto de un debate parlamentario. A mí no me parece mal que un partido político tenga un recorte de prensa y siga la opinión de los demás partidos políticos sobre tales o cuales temas; incluso mismo que el gobierno lo haga. Ahora, ¿por qué esto tiene que hacerlo el servicio de Inteligencia? ¿Este es el papel de un servicio de Inteligencia en inteligencia abierta, es saber qué opinamos nosotros de la Ley de Riego por ejemplo? ¿Será que esto tiene que ver con la Inteligencia, o será que tiene que ver con la Inteligencia encarada desde el punto de vista del control político de la sociedad?
Acá hubo intervenciones muy fuertes de algunos ministros, el caso del ex ministro Bayardi que nos dijo que con ley o sin ley siempre iba a haber Inteligencia.
¡Mirá vos! Está dicho. Y nos explicó que también, en su período por ejemplo hubo acciones de Inteligencia sobre las movilizaciones contra la planta de UPM, era Botnia en aquel momento. Por lo que le dije al ministro, concluyo que debo estar en los informes, porque yo fui de los que nos movilizamos con muchos otros ciudadanos como la compañera Delia Villalba hoy desaparecida, en contra de la instalación de la planta de celulosa.
¿Y qué tiene que ver eso con la Inteligencia? ¿En qué momento pusimos en riesgo la seguridad del país? Y otras afirmaciones que no las repito porque tendrían otras connotaciones.
Pero había un reconocimiento de que en ese momento se hacía seguimiento e Inteligencia sobre organizaciones que se oponían a la instalación de las plantas de celulosa. Y esto habla de la continuidad en el tiempo, en cuanto al mantenimiento de esas prácticas.
Las denuncias de los familiares, recientes, que no dudan en cuanto a que eso realmente responde a un operativo de Inteligencia, en el afán de lo que aquí expresaba el propio miembro informante de mantener la impunidad, de impedir que avance el conocimiento de la verdad y la prevalencia de a Justicia. ¡2014!
Ahora, si nosotros estaos convencidos de que en el 2000 o en el 89 había acciones de Inteligencia sobre las fuerzas políticas, las organizaciones sociales, y creemos que había responsabilidad política en ese sentido, bueno, ese criterio, por coherencia, hay que mantenerlo hasta ahora.
Pero además hay otros elementos que hablan y que dejan al descubierto, la continuidad de la práctica del espionaje y de la infiltración, a las organizaciones sociales. Una manifestación estudiantil fue el año pasado o hace dos años, frente al Palacio, en donde fue detectado un agente encubierto que estaba fotografiando a los manifestantes, que se identificó además como un funcionario del Ministerio del Interior. Y ahí nos enteremos por el ministro Bonomi que sí, que con un criterio de "proteger" a las manifestaciones, resulta que hay funcionarios encubiertos dentro de las manifestaciones estudiantiles, sociales.
¿Y esto cómo se llama? Bueno, nosotros decíamos, estos son los tiras, esto es infiltración y esto es espionaje.
Entonces, creo que este es un tema realmente trascendente para la lucha contra la impunidad y para avanzar en la construcción de una sociedad democrática en serio.
Acá se han referido a las declaraciones de un capitán del Ejército que estuvo de servicio en el Batallón de Ingenieros 2 en la ciudad de Florida, donde da cuenta de la presencia de un connotado delincuente violador de los derechos humanos, el capitán Ferro, que antes de ser comandante del Batallón llegó en calidad no pude entender bien de qué, desplegando ostensibles acciones de Inteligencia, entrenando gente, hasta civiles. ¿Alguien puede creer que puede utilizarse un Batallón para entrenamiento, para operaciones y que no tuviera eso el conocimiento de las jerarquías? Eso es imposible, a quien le haya tocado estar en un cuartel sabe que no pasa nada en un cuartel sin que se sepa arriba, y arriba de arriba, eso es así.
Y este militar que estuvo, llevó esta denuncia al ministro de Defensa del momento, al comandante en jefe del momento y a quienes fueron ministros de gobierno de todos los partidos que han estado en el gobierno. ¿Qué pasó con esa denuncia?
Entonces, digo esto porque estos hechos realzan la importancia de esta Comisión en cuanto a dejar de manifiesto que hay una renguera democrática muy importante y que hay que superarla, que todavía hay que superarla.
Por eso nos parece, compartimos la necesidad de enviar todas las actuaciones de esta Comisión a la Justicia para que intervenga y actúe sobre hechos concretos y muy claros que no emiten dudas, nos parece importante la difusión de esto y nos parece importante el acuerdo que va surgiendo por lo menos en cada partido que se manifiesta de avanzar en una legislación que le ponga fin a estas prácticas inconstitucionales y antidemocráticas y que nos permita tener un servicio de inteligencia en materia de defensa nacional que cumpla el objetivo ese, de la defensa nacional y no de la persecución interna de quienes se organizan y luchan.
Gracias presidente.