EL PROGRAMA RADIO ARAX CELEBRÓ 11 AÑOS CON UN ESPECTÁCULO DE MÚSICA ARMENIA
Con una sala Zitarrosa colmada se reivindicó la unión de la comunicación y la cultura armenia


 

El miércoles 26 de septiembre el programa Radio Arax (sábados y domingos de 13 a 14:30 horas en CX36), celebró un nuevo aniversario de su puesta al aire con un gran espectáculo denominado Canciones Armenias, que reunió el canto, la música y la danza tradicional armenia. Tras el mismo, Diego Karamanukian, conductor de Radio Arax,  envió a la 36 la crónica de lo acontecido con imágenes tomadas en el espectáculo; compartimos este informe.


 

Una vez más el encuentro se produjo. Una vez más el escenario fue la sala Zitarrosa de Montevideo. Una vez más el abrazo nos estrechó, y la emoción y la alegría se dieron cita. Una vez más artistas, técnicos, colaboradores, patrocinadores y público en general se hallan en un mismo plano a la hora de establecer nuestro agradecimiento. Sin cada apoyo obtenido, el milagro de esta reedición de “Canciones Armenias” hubiera sido imposible.
 

“Un pueblo sin arte es incapaz de sentir”, afirmaba el padre Gomidás. Y “¿qué es un pueblo que no siente?”, se preguntaba. Afortunadamente, el armenio es un pueblo que siente, porque el armenio es un pueblo lleno de arte. Por lo tanto, un pueblo lleno de vida, lleno de esperanza. Y mientras haya vida y haya esperanza, habrá futuro para nuestra gran nación.
Así quedó de manifiesto, una vez más, en la celebración de nuestros 11 años. Con la música como el gran marco, la canción y la danza se presentaron ante el público para continuar reafirmando nuestra existencia e identidad. 26 de setiembre: el día del nacimiento del gran genio de la música armenia, el padre Gomidás, y con el espíritu de Sardarabad presente como a lo largo de todas nuestras actividades en este 2018, año del centenario de la gloriosa gesta del pueblo armenio.


 

 

Y una vez más la música armenia alimentó el alma de su tribu, porque ella sigue siendo su espejo más puro, como creía el benemérito sacerdote. Y para hacerlo posible se reunieron una serie de talentos de todas las edades, desde los ya consagrados, de probada trayectoria, hasta quienes comienzan a recorrer este camino, el que auguramos largo y lleno de satisfacciones. Todos con un mismo sentimiento y una misma convicción: el amor por este arte maravilloso y la cultura del pueblo que lo cobija.
Bajo la dirección musical del Maestro Alvaro Hagopian, también al piano, tuvimos el privilegio de contar con una orquesta especialmente conformada para la ocasión. En ella se reunieron Hrant Isagoulian en el dhol, Matías Craciún al violín, Nihls Di Concilio en el contrabajo, Etgar Margaryan en duduk y shví, y Mansur Hagopian en el acordeón.
Con su acompañamiento, especialmente convocados desde la vecina orilla, pudimos disfrutar de la voz y el talento interpretativo de la gran Mirta Satdjian, una voz que ha sabido ganar el corazón de nuestra comunidad desde hace ya mucho tiempo, y de Arman Gasparyan, quien comienza a recorrer ese camino del cariño llegado desde la Madre Patria y radicado en Buenos Aires. Junto a ellos, dos prodigiosos adolescentes dieron cuenta de la tradicional y riquísima educación musical del Estado armenio: Avetik Mirakyan y Mané Mirakyan, piano y voz respectivamente. Deseamos para ellos que puedan encontrar los espacios en los que continuar desarrollando su arte y que, de esa manera, contagien a otros la historia que portan consigo.
Engalanando la noche, las voces y los instrumentos, y trayendo al escenario otra porción de los valores civilizatorios de nuestra nación, los conjuntos de danzas Gayané y Kermanig brindaron su calidad y calidez. A sus directoras, Gariné Koulian y Rosa Chakijian, al Centro Nacional Armenio y a la Unión Compatriótica Armenia de Marash, nuestro más profundo y agradecido reconocimiento.


 

En tan buenas manos, y con el marco de una sala colmada de público, Radio Arax volvió a festejar; una vez más, recreando una emisión radial en vivo, apelando a nuestras raíces y a lo que nos ha hecho llegar hasta aquí: la radio; ese puente con lo armenio en su más amplio espectro. Un puente conformado por la música, ya sea la más tradicional como la más novedosa; conformado por la información de aquí y de allá, de nuestra comunidad, la diáspora toda y, por supuesto, de nuestra Madre Patria; conformado por entrevistas de toda índole, realizadas tanto aquí como en el exterior; conformado por la difusión de los eventos y acontecimientos de nuestra comunidad, abriendo el espacio para que quien así lo deseara pudiera manifestarse libremente en nuestra audición; conformado, por supuesto, por la interacción con nuestros oyentes, sostén primario de nuestro esfuerzo, dedicación y profesionalismo.
Agradecidos, por undécimo año consecutivo, por vuestra confianza y vuestro cariño, por elegirnos fin de semana tras fin de semana, por acompañarnos en los diversos emprendimientos acometidos durante este trayecto, es que reafirmamos nuestro compromiso con la comunicación, con la cultura armenia y su difusión, con la República de Armenia y la República de Artzakh, y con todos ustedes. Orgullosos del camino transitado, pero con la convicción de que los retos deben renovarse año tras año y la senda continúa siendo la de la responsabilidad profesional, el rigor y la honestidad intelectual; con mucho amor por lo que hacemos. No lo duden.
¡Que el 2019 vuelva a encontrarnos en la comunicación y la cultura, honrando las más caras tradiciones de nuestra comunidad y nuestra nación!