MILITARES YANQUIS EN URUGUAY: “ES UN OPERATIVO POLÍTICO, MILITAR Y CONTRA INSURGENTE”
Entrevista al maestro e historiador Gonzalo Abella, 7 de noviembre de 2018

Al cumplirse 101 años de la Revolución Rusa, el invitado del día en CX36 fue -el 7 de noviembre- el maestro e historiador, hoy candidato de la Unidad Popular a la Presidencia de la República, Gonzalo Abella. “La herramienta política necesita un plan. Y ese plan es una línea estratégica y el trabajo de base”, comentó y recordó el concepto de célula de Lenin. “El concepto celular era todo un plan y ese plan se basaba en un concepto científico de la realidad y la convicción de la fluidez de la realidad. Yo tengo hoy una herramienta y soy una minoría porque todavía el movimiento social no ha madurado, porque todavía los oportunistas lo controlan, pero yo necesito preservar esa herramienta y su dislocación territorial, porque cuando a la gente le salte la ficha yo estoy ahí organizado, preparado y en el seno de la lucha social. Esa fue para mí la enseñanza más grande los bolcheviques”, afirmó. Además se refirió al pedido del gobierno al Poder Legislativo para autorizar el ingreso de aeronaves y militares norteamericanos para la custodia de Donald Trump durante la reunión del G20 que se desarrollará en Argentina. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/gonzalo-abella-7-11-2018-audios-mp3_rf_29895973_1.html

 

Hernán Salina: El gusto de recibir en el estudio ‘Germán Araujo’ al maestro, historiador, candidato a la presidencia por Unidad Popular Gonzalo Abella, buen día.

Gonzalo Abella: Buen día una alegría estar aquí, compartiendo esta jornada de conmemoración, jornada donde todos nos aprontamos para grandes eventos en un nuevo 7 de noviembre, 101º aniversario de la Revolución de Octubre.

 

HS: Te recibíamos con una canción a Lenin que es lo que llegamos a identificar, en una fecha que esta Radio no puede pasar desapercibida.

GA: Toda revolución que se hace carne en el pueblo y que es protagonizada por el pueblo se pone a parir canciones y es inevitable. Quizás hasta haya una relación matemática entre el número de canciones y de poesía y la autenticidad de una revolución.
 

HS: Incluso podríamos ampliarlo a las artes en general.

GA: Claro, al cine, al teatro.

 

HS: El año pasado hubo miradas más atentas a este aniversario porque eran los 100 años, era un aniversario muy particular, ¿no perderás voto recordando de la Revolución Soviética?

GA: Yo escribí unos artículos que fueron publicados en el diario La Juventud, que eran una especie de resumen del proceso de la revolución rusa y el después, yo los tengo en casa archivados, a veces me los piden por correo electrónico, a la orden porque es un proceso histórico que fascina. A mi me fascina la historia eslava, la historia del pueblo ruso, más allá de lo ideológico, su cultura, su arte, su música, trato de mantener el ruso, de no perder el idioma.
Pero del punto de vista de la Unidad Popular a mi me parece que la Revolución Rusa hoy, pensando en las tarea actuales de volver a reemprender la senda del socialismo me parece que la Revolución Rusa hoy requiere en primer lugar, un estudio de cómo una revolución expresa en su singularidad algunas leyes particulares de una región y en esas leyes particulares son expresión de leyes generales de la historia de la humanidad que se expresa por tendencias. Marx decía que no son nunca fórmulas matemáticas las leyes de la historia se expresan con idas y vueltas, pero hay que ver la tendencia general.
Entonces, en primer lugar del punto de vista de la Unidad Popular, donde tenemos una gran diversidad de ideologías internas pero un programa único hacia la liberación nacional y el socialismo, desde el punto de vista de la Unidad Popular a nosotros nos interesa ver que leyes generales se expresan en esa revolución, que fue un hito extraordinario del siglo XX.
En segundo lugar, cómo esas leyes generales se expresaron en lo peculiar, en lo singular, porque también eso interesa para ver algunos fenómenos de hoy con audacia y con seriedad científica.
Y en tercer lugar, una revolución que costó tantas vidas  y que después fue defendida al precio de 20 millones de muertos y otros tantos mutilados, que dejó un país en ruinas, que la defendió.
La pregunta para el siglo XXI es, ¿valió la pena?
A mí me parece que esa es la pregunta principal que tenemos que hacernos más allá del respeto, de la admiración es la gesta, que fue una gesta productiva, una gesta agraria, una gesta que tuvo una serie de elementos, el problema fueron esos 10 días que conmovieron al mundo, como dice (John) Reed.

 

Diego Martínez: ¿Qué se puede aprender o incorporar a nuestros días de algo pasó hace tanto tiempo? ¿Qué se puede incorporar al análisis de hoy además de los elementos filosóficos?

GA: Cosa muy interesante.
La Revolución Rusa y su triunfo expresan que, por más que el sistema capitalista en su fase imperialista -o sea en el saqueo de pueblos lejanos- había sobornado a una parte de la dirigencia obrera en Europa Occidental, había disminuido el riesgo de revolución, podríamos decir la esperanza de revolución, había disminuido en Francia, en Inglaterra y en Alemania, porque el saqueo, la explotación de una clase obrera mucho más lejana permitía un flujo de capitales hacia la metrópolis, que sobornaba y compraba a los principales destacamentos obreros -lo que pasa hoy en países como el nuestro, en la Argentina con la compra de la cúpula sindical, etc.- eso pasaba en Europa Occidental hace 100 años. Y ese es un elemento importante.

 

HS: Y lo tenía en guerra además.

GA: Ese es un elemento importante.
Y además los usaban de carne de cañón, porque el imperialismo, las grandes potencias imperialistas, pelean de una manera sorda o de una manera abierta, por la distribución de los mercados y la explotación de la clase obrera. Lo que te demuestra es que la revolución obrera puede triunfar en condiciones que parecen adversas.
La compra de las cúpulas había hecho que el partido obrero mundial, el partido que había creado Marx, el partido que se llamó la Asociación Internacional -cuyo himno hoy cantamos- había caído, había sido destruido por la represión, había reflotado como Segunda Internacional y estaba en manos de oportunistas, de gente acomodada, que seguía hablando de revolución pero la traicionaba a cada paso y eran bomberos. Es más, los líderes de la Internacional en ese momento a lo que más aspiraban era a ser futuros Diputados del gobierno. Ahí hay una enseñanza interesante, la fase imperialista, la fase capitalista imperialista del capitalismo había sobornado a la dirección obrera, la había hecho apéndice de partidos social demócratas que habían traicionado la revolución y operaban como un freno contra el movimiento obrero.
Entonces, la primer enseñanza de la Revolución de Octubre para hoy es que si no rompes con el oportunismo no haces revolución.
No podes conciliar, no podes decir si yo te voto esto y tú me votas esto, no. Tiene que haber una barrera entre lo que son las fuerzas revolucionarias y sino no hubiera habido Revolución de Octubre, esa es la primera enseñanza.
La segunda enseñanza, que me parece muy importante porque seguimos en la fase imperialista del capitalismo, es que lo general se expresa en generalidades.
Por ejemplo en el caso de la Revolución Rusa surgen espontáneamente en momentos de crisis terrible, en 1905, guerra con Japón que se estaba perdiendo, levantamientos obreros, surgen comités autoconvocados, esto es espontáneo los obreros, los campesinos hartos de ser soldados a la fuerza, gente que está en las trincheras llenándose de piojos, mientras la oligarquía sigue en los bailes en San Petersburgo, -ahora Petrogrado porque como después había rivalidad con Alemania ya la capital no se podía llamar San Petersburgo había que cambiarla por Petrogrado, es por una expresión nacionalista-, la gente estaba podrida de estar en las trincheras haciéndole los mandados a la oligarquía. Y eso se repitió en el ‘15 y en el ‘16, esos consejos autoconvocados en ruso son Soviet, la creación de los Sóviets es espontánea.
En segundo lugar, la preexistencia de una herramienta política con gran lucidez, munida de una teoría revolucionaria e inserta en el movimiento social a través de una red extraordinaria clandestina, que se había creado para vincularse con todos los círculos obreros, todos los barrios obreros, con todos los estamentos campesinos de todo el país y en el ejército, en la tropa, la existencia de la herramienta política. Los autoconvocados solos si no hay herramienta, es como herramienta sin espontaneísmo  popular, sin creatividad popular.
En tercer lugar, un dirigente que tenía una extraordinaria visión de la fluidez dialéctica de la situación, que cuando se logra lo más extraordinario que es la Revolución de Febrero, se consigue la democracia, son liberados los presos políticos y se habla de una asamblea constituyente que en el momento todo el mundo saluda. Una asamblea constituyente, se va a crear la república democrática, Lenin advierte: Ojo, nosotros tenemos a los obreros en las trinchera, armados, desobedeciendo el poder, si nosotros pasamos a ser un partido más legal y hacemos una constitución burguesa de la más democrática del mundo, lo primero que va hacer esa constitución burguesa es desarmar a los obreros, entonces la consigna no es la asamblea constituyente, la asamblea constituyente la vamos a usar como tribuna, la consigna tiene que ser todo el poder a los Sóviets. Y algunos bolcheviques compañeros de Lenin le decían: pero Lenin no controlamos los Sóviets. -Ah bueno, es problema nuestro. Pero si vos tenés una revolución obrera armada que desobedece al poder burgués, que está hablando de paz, nosotros somos la paz, porque estamos condenando la guerra imperialista. Nosotros somos la tierra, nosotros somos el pan porque estamos tomando un programa de reforma agraria. Entonces, que no nos entiendan todavía paciencia, pero todo el poder a los Sóviets.
Esa es la consigna más revolucionaria que podemos hacer en este momento.
Cuando yo hablo de la revolución rusa, podemos discutir matices, pero hay una cosa que está muy clara: Hay leyes generales, la revolución siempre explota por el eslabón más débil, aquella revolución que había creado la Comuna en Paris en el siglo XIX, todo eso estaba apagado por la traición de los líderes sindicales y los líderes políticos de la social democracia, que se encargaban de ser bomberos de la situación, como hacen hoy tantos oportunistas.
Por otro lado, esa explosión del aire que comprimiza acá estalla en otro lado, eso es una ley general. Se expresa siempre de formas peculiares, si no hubieran entendido los bolcheviques el papel de los Sóviets, la herramienta sola no hubiera bastado, si hubiera habido Soviet y no Partido Bolchevique eso hubiera caído en una explosión, en palmearle la espalda y en una república democrática donde los burgueses mantenían el poder.
 

HS: Seguimos conversando con el maestro Gonzalo Abella, que además estuvo en la  Unión Soviética, que estudió allá, tenemos esa posibilidad también de hablar de las vivencias en directo. Pero de esto de las condiciones que parieron la revolución, vos hablabas de la tradición de la dirección del movimiento en Europa, de alguna manera se puede decir que Rusia fue beneficiada, no sé si por la distancia también de Europa Central y porque era más incipiente, más débil el movimiento obrero que el oportunismo no llegó a cooptarlo como para impedir el desarrollo revolucionario.

GA: Sí, pero además las condiciones de explotación de la clase obrera rusa, un país muy atrasado, se vieron muy subestimadas por los grandes centros del capital, por ejemplo en Bakú donde todos los capitales petroleros eran norteamericanos, era de Rothschild, eran de los ingleses; decían no esta gente semi analfabeta tiene que trabajar como animal porque acá es donde hacemos el negocio. Y por otro lado el exilio ruso de izquierda, ese sí fue cooptado en casi su totalidad por las posiciones traidoras y oportunistas, tanto es así que el Partido Obrero Social Demócrata Ruso se dividió en dos. Lo que pasa que por la fuerza que tenía el movimiento proletario por abajo, el grupo revolucionario en Rusia -y esa es la peculiaridad- se hizo mayoría, mayoría en ruso se dice bolshivo, el teatro mayor es el Bolshoi, y en el partido los que quedaron en mayoría eran los bolshevik, que de palabra mayoritaria pasó a  ser la definición ideológica de la identidad.
A veces es curioso cómo funcionan las palabras en el imaginario del pueblo; soy bolchevique, soy mayoría, estoy por la revolución.
Pero el tema de la influencia extranjera fue muy fuerte y la escisión fue muy dura. Incluso hubo un sector menchevique (minoritario) pero hubo un fuerte sector centrista dirigido por (León) Trotsky, en algún momento estuvo (Máximo) Gorki que después se pasó abiertamente a las posiciones del bolchevismo. Pero el sector centrista tenía junto con Trotsky a la mayor parte de la intelectualidad del partido y sobre todo la intelectualidad del exilio.
Las giras que tuvo que hacer Lenin desde Nápoles a Bruselas para debatir y tratar de crear el grupo bolchevique, hasta que creó la escuela del partido en Longjumeau, en Paris, una escuela bolchevique que se crea clandestina donde realmente esa escuela fue muy importante para los bolcheviques, no sólo porque se formaban en el marxismo revolucionario sino porque la propia salida clandestina de Rusia y la vuelta clandestina a Rusia ya era un manual de trabajo ilegal y creación de la red, que junto con los periódicos bolcheviques generaban la organización. La red generaba la organización, esa organización por abajo que no manejaban intelectuales como Trotsky o plejanos en el exilio, pero tampoco manejaba del todo Lenin, ahí había otra gente que estaba dirigiendo el Partido.
Y la fusión del pensamiento bolchevique más toda esa base de estructura garantizó que los bolcheviques siguieran siendo bolcheviques, en el doble sentido de firmeza de principios y de ser mayoritarios en la base del Partido. Eso se vio bien claro en 1903.
Pero hay una cosa que nos dicen: Todo eso fue maravilloso, todo eso en su momento funcionó pero mira como se echó  perder, mira todo lo que fue el derrumbe del Muro.
El Muro de Berlín es un hecho interesante de ver como es la corrupción que minó por dentro a estos procesos.
Este proceso que hablando de la Rusia Soviética, de la Unión Soviética ya, la flor y nata  de la juventud murió en la guerra y un montón de pícaros que estaban abajo del colchón, a partir del año 1956 empezaron a copar la dirección y a desviarla. Pero el Muro de Berlín nace en realidad cuando Berlín está dividido en dos -Berlín es la capital de la Alemania Socialista y el otro Berlín un centro capitalista- porque -cosa que pasa hoy en Venezuela y Colombia exactamente lo mismo- las góndolas de los supermercados de la época de Berlín eran completamente desabastecidas por la compra de los dólares. Es decir, cada vez que el Estado socialista alemán aliado de la Unión Soviética, la RDA, subvencionaba un producto de primera necesidad, inmediatamente desaparecía de las góndolas. Todo iba para Occidente, cruzaban la puerta grande de Brandeburgo.
Entonces ahí hubo que crear un muro que en principio fue para proteger la construcción pacifica del socialismo alemán. Lo que pasa es que después de 1956 que entra en debacle todo, las cosas se transforman a veces en su contrario y el Muro de Berlín en sus últimos años fue un centro  policíaco de control de un Estado que se había vuelto más policíaco que socialista con Erick Honecker, a pesar de que algunas cosas buenas mantenía el gobierno de Honecker.
¿Entonces no valió la pena? ¿Entonces todo se echó a perder?
Yo quiero hacer este cálculo con la audiencia:
Rusia de 1917 era la miseria hecha Estado, un Estado autocrático brutal, un imperio; y un pueblo hambreado absolutamente analfabeto.
China en esos años, estaba fragmentada en la zona de influencia japonesa, la zona de saqueo inglés desde la guerra del opio, la zona francesa. No existía, había sido destruido todo su antiguo esplendor.
China y la Unión Soviética pasan por la fase socialista de planificación del Estado, nadie puede discutir que ambas son potencias. El socialismo no pasó en vano.
Pero no sólo eso, desde el punto de vista económico hoy, ¿quién tiene mayor desarrollo de las dos potencias que volvieron a la economía de mercado, la que mantuvo cierta planificación central o la que en tiempos de (Mijail) Gorbachov y (Boris) Yeltsin puso en remate todas sus industrias? ¿Quién pudo transformarse más rápido y transformarse en una potencia?
Entonces que nadie me diga que la planificación socialista no sirve, que las leyes del mercado son mejores.
Gorbachov el gran traidor, la traición empieza en el ‘56 pero el traidor final  es él, una de las cosas que hace con la famosa perestroika –significa entre reconstrucciones- es vender al extranjero las empresas del Estado. En lo inmediato entran muchísimos dólares a la Unión Soviética y la gente dice parece que esto de la perestroika funciona, pero ¿qué pasa? Como el Estado ya no recauda porque no tiene empresas empiezan a fallar la salud, la educación, la seguridad social.
Pero para entonces Gorbachov ya se había ido era (Boris) Yeltsin.
La gente olvida que por defender aquellos logros de la revolución en Moscú en 1993, hubo 3000 muertos en la calle según cifras oficiales, la represión de Yeltsin de 1993, las cifras oficiales reconocen 3000 muertos. Fue un “suicidio masivo de viejos comunistas”, aparecieron todos suicidados. Las cárceles, la Lubianka, se llenó y se vació misteriosamente.
Pero eso pasó como el asunto de Chernóbil, cuando Yeltsin y Gorbachov sacan a la gente que sabía y ponen a los ineptos para poner en remate mundial la industria nuclear rusa, tapan un accidente que pudo ser mucho menor. Lo tapan porque son ineptos, son corruptos, son mafiosos, porque son la gente del mafioso Gorbachov

 

HS: ¿La Unión Soviética logró radicar el hambre, logró una atención de salud digna, logró dar vivienda a la gente, logró resolver esos temas centrales en la vida de la gente en algún momento?

GA: Nadie puede discutir mirando las estadísticas y las cifras más objetivas que el salto en salud, en educación, en cultura, en tecnología, de esa Rusia del arado de madera a la Rusia del cosmos fue un salto prodigioso. Y lo hizo en muy poco tiempo, porque hasta el ‘22 prácticamente duró la guerra civil y en el ‘41 empezó la invasión nazi, en ese período de tiempo la Unión Soviética dio un salto extraordinario y resolvió los problemas básicos, pero además se transformó en una potencia industrial.
La guerra la devastó nuevamente, todo el territorio europeo quedó arrasado, en el año 1950 la matrícula escolar bajó a la mitad por los niños no nacidos y por los niños muertos. Y ya en el ‘57 puso el primer satélite.
Entonces todo ese período es realmente extraordinario y eso no tiene nada que ver con el debate si (Joseph) Stalin fue autoritario, esos son componentes. Yo creo que hubo parte de verdad y parte de falsedad, la alianza entre los sectores intelectuales entre los sectores del partido que fueron desplazados, sectores intelectuales fundamentalmente; más el imperio, hicieron causa común para exagerar y sobre todo para quitar heroísmo a esos años ‘30 que fueron los años del gran salto, del extraordinario salto.
En 1929 empieza la crisis en la Europa Occidental y en medio de la hambruna, en medio de las colas, en medio del desempleo, en medio de la crisis de súper producción que abarca a todo el mundo, la Unión Soviética tiene un salto extraordinario.
Entonces claro que funcionó y claro que funcionó la planificación, otra cosa es la corrupción infame que eso siempre es un trabajo del imperialismo. Lo que más sabe hacer el capitalismo es comprar y las conciencias también son vistas con mucha audacia por ellos con valor de uso y valor de cambio.

 

HS: Por supuesto que la desaparición temprana de Lenin golpeó también, que fue herido también por una oportunista y eso le fue dejando secuelas en su salud, además de cómo él trabajó en esos primeros años casi sin descanso.

GA: Además Lenin era un  factor de equilibrio extraordinario entre los intelectuales del partido, un poco guiados por Bujarin y Trotsky en ese momento, y la clase obrera dirigida un poco por Stalin y por otros compañeros, muy importante el momento.

 

Diego Martínez: Hay mensajes de la audiencia.
“Acá festejan la contra reforma agraria los oligarcas”, dice Daniel.
“Abrazo al historiador, sobre todo camarada Gonzalo, me estremecen las canciones de aliento al glorioso Ejército Rojo”, manda el teléfono que termina en 513.
Gonzalo, hay gente que tiene la sensación que como no se llegó a desarrollar en plenitud, no sería un ejemplo para tener en cuenta o para pensar en un futuro en un sistema de ese tipo. ¿Qué se puede decir en torno a esto, a la asociación del triunfo con lo bueno?

GA: Dos cosas: Los grandes laboratorios sociales que funcionaron por un tiempo hay que estudiarlos, con la pasión y la objetividad de decir qué nos enseña. Pero en segundo lugar, sobre el ser humano, nosotros podríamos decir que por ejemplo en la dirección del partido soviético, en la dirección del partido chino después de los ‘70 la corrupción triunfó. Pero cuando decimos la corrupción triunfó lo que decimos es triunfó el capitalismo. ¿Era fatal, era inevitable? ¿Era inevitable que después de la guerra cuando muere la flor y nata de la juventud soviética los corruptos comienzan acomodarse?
Yo creo que hay que mirarlos con una perspectiva histórica mayor, el siglo XX pasa a ser recordado como el ensayo general de los grandes desafíos que tenemos en el siglo XXI y vamos a tener que estudiarlos en profundidad, pero a mí me alcanza para volver a creer en el ser humano, con una sola mujer, un solo hombre, que a contrapelo de todo se haya jugado por sus ideas y haya dado hasta la vida por sus ideas.
Y vaya si tenemos en Uruguay, en la región y también en el heroico pueblo ruso ejemplos abnegados de una entrega y de una convicción que nos hacen ver que el ser humano es capaz de las mayores abyecciones, pero que el ser humano es capaz de los mas altruistas principios y mantenerlos aún en condiciones adversas y aún quedando absolutamente solo.
En ese sentido yo creo que pasa una cosa con los pueblos, cuando un proceso se echa a perder, cuando lo traicionan por arriba, de la gente aflora lo peor. “Ah, son todos iguales, yo hago la mía, son todos iguales”.
Cuando un proceso como fueron los años ‘30 en la Unión Soviética, genera impactos impresionantes en la calidad de vida, en la gente aflora lo mejor. Y ahí encontras cuando recuperan la capacidad de creer.
Yo creo que eso nos enseñan los años ‘30 más allá de todos los intelectuales que al final fueron juzgados y condenados porque habían perdido la fe, habían entrado en conversación con embajadas extranjeras, “nos gobierna un tipo muy analfabeto” decían en los años ‘30, “no puede ser, necesitamos un sector intelectual”. Más allá de todas esas vacilaciones que fueron en los año ‘30 por en el año ‘35 fueron derrotados moralmente, porque el auge, el vencimiento de la hambruna, la expansión de la cultura y de la alegría popular derrotó a ese sector intelectual pesimista. No lo derrotó la policía secreta, lo derrotó la alegría del pueblo construyendo en los años ‘30 y ahí es donde vos ves la maravillosa esencia que puede tener un ser humano cuando recupera su concepto de social, de estar integrado, y vos lo ves.

 

HS: La fuerza del colectivo.

GA: Claro y lo ves en algunos barrios nuestros.
Yo decía el otro día bromeando en Argentina, que hay una canción de (Daniel) Viglieti que dice “y la pobreza es la misma, los mismos hombres esperan” y yo le decía a una compañera argentina los hombres esperan y las mujeres hacen. Porque vos ves en los barrios que no hay lugar donde las mujeres no estén ya trabajando por un futuro mejor para sus hijos, por suerte algunos hombres acompañamos.

 

HS: Además de la figura genial de Lenin -hombre hijo de su tiempo, de esas condiciones históricas concretas- ¿Qué permitió esa revolución? Porque no podemos decir que es solo la brillantez de Lenin, vos hablaste de los Círculos de Estudio, de la formación política que hubo. ¿Qué te gustaría destacar de lo que se trabajó como detonante de todo eso en cuanto a lo subjetivo, a la determinación de Lenin de formar gente?

GA: El plan.
Es decir, la herramienta política necesita un plan. Y ese plan es una línea estratégica y el trabajo de base.
El concepto de célula por ejemplo Lenin lo toma de la biología para las condiciones de un partido en terrible represión. Se descubrió por esos años y Lenin iba siguiendo muy de cerca los descubrimientos científicos, que la célula tiene la capacidad por sí misma de nutrirse, de reproducirse, de preservar la memoria y de restañar los tejidos heridos y además, sistemas de comunicación entre ellas. El concepto celular se opone al concepto terrorista de izquierda.

 

HS: Que Lenin tuvo ejemplos en su familia.

GA: En su propia familia, en su hermano Sasha.
Y a los partidos social demócratas que decían “lo único que hay que hacer es conseguir votos y conseguir más diputados”.
Lenin dice “no, necesitamos la concepción clandestina para sobrevivir, necesitamos el trabajo amplio con la gente y necesitamos la tribuna parlamentaria para denunciar que estamos en dictadura”.
Entonces el plan es lo fundamental y el plan tiene que ver en la construcción por abajo. Ahí Lenin decía del periódico, “el periódico no es sólo el agitador colectivo es el organizador”. En un lugar clandestino hago la distribución del diario pero aún en condiciones de legalidad, la distribución del diario es un factor de organización, el texto es un pretexto para seguir conversando con la gente. Pero además de la organización por abajo la capacidad de formar ideológicamente y eso fue la escuela de Longjumeau en París  antes de poder hacerla. Después, cada egresado de Longjumeau tenía que volver a su lugar y crear una escuela clandestina, le llamaban “los leninistas” en el año 1912, 1913, momentos durísimos de represión en Rusia.

 

HS: Hay que tratar de ubicarse en esa época, en el ‘17 donde además la Rusia de la pobreza, es la Rusia del invierno más crudo que cuesta imaginar, donde la gente hasta empezaba a quemar pedazos de sus casas para tratar de calentarse, pero esa gente que se formaba después iba a parar a una fábrica o a un destacamento militar a hablarle a los gritos, convenciendo gente con la fuerza de su formación.

GA: Sí. Y creando tres o cuatro relevos para cuando lo agarren.
Porque el concepto celular era todo un plan y ese plan se basaba en un concepto científico de la realidad y la convicción de la fluidez de la realidad.
Yo tengo hoy una herramienta y soy una minoría porque todavía el movimiento social no ha madurado, porque todavía los oportunistas lo controlan, pero yo necesito preservar esa herramienta y su dislocación territorial, porque cuando a la gente le salte la ficha yo estoy ahí organizado, preparado y en el seno de la lucha social.
Esa fue para mí la enseñanza más grande los bolcheviques.

 

HS: Y Lenin sumaba voluntades, hay que repasar los discursos de él, hablándole claro a la gente, sin mentiras, sin maniobras, sin expresiones envolventes. Vale ir siempre a las palabras de él, a la claridad contundente que hasta el más analfabeto de los rusos que lo escuchó supo reconocer eso.

GA: Además no sos creíble si edulcoras la realidad a tu conveniencia. Cuando Lenin creo el gran periódico de la revolución le llamó Verdad, Pravda, porque era realmente una herramienta de lucha revolucionaria.
 

HS: Tenemos que venir al presente, por supuesto que queda mucho por hablar.
Pero está instalado ya en el debate político en estos días, que la Oficina de Cooperación de Defensa -demos los datos básicos- de Estados Unidos -que toda embajada tiene, es una representación del Pentágono- pidió al gobierno uruguayo autorización para inhalar en nuestro territorio 8 aviones militares y 400 militares y civiles de distintas reparticiones so pretexto de seguridad necesaria a la delegación, que viene encabezada por (Donald) Trump a la cumbre del G20 a fines de este mes. Esto ha instalado el debate, ayer fue el Ministro de Defensa a hablar con la bancada, el diputado Eduardo Rubio de Unidad Popular ya se ha pronunciado sobre esto, han aparecido algunas voces en el Frente Amplio -Partido Comunista, PVP- ya se está hablando de negociar cambios porque además el proyecto que tiene que aprobar el Parlamento tiene un segundo artículo que le da la carta blanca al gobierno, que ya no haya que pasar por el Parlamento para sacarle trabajo, para ser más rápido dice el gobierno porque esto requiere un trámite rápido por la organización, por lo que implica.

GA: Vamos a recordar, el gobierno del Frente Amplio es el que hace esta propuesta.
Por eso más allá que ellos tienen siempre la capacidad de tener sus rastrillos de izquierda, más allá de todo eso. ¡Qué orgullo ser de la Unidad Popular! Donde la cosa es absolutamente transparente, mantenemos la bandera de la soberanía patria, mantenemos la bandera de la dignidad del estado y aparece la voz solitaria de Eduardo Rubio en el parlamento planteando esto. Ya hay un comunicado también del coordinador de la Unidad Popular respaldando además la posición de Rubio y su equipo.
Pero por suerte dentro del Frente Amplio hay voces que sienten un poquito de vergüenza. Bueno, son los mismos que votaron la ley de riego, son los mismos que negaron anular la ley de caducidad, son los mismos que están locos de la vida con UPM, son los mismos pero por lo menos acá tuvieron cierta vergüenza. Me refiero al Partido Comunista, al PVP, al grupo de Constanza (Moreira), no esto es demasiado en año electoral no nos sirve, nos desprestigia, así que sabiendo que no arriesgamos nada porque igual van a tener votos de los colorados, van a tener votos por afuera, vamos a ser los que protestamos, pour la galerie. Y lo hacen. Y lo van hacer cada vez más, en la media que se acerque el acto electoral sectores como el Partido Comunista, como el PVP, van a tratar de hacer el juego ese exacerbado de votar con el gobierno, cuestionar al gobierno y sumar votos al gobierno. Es decir que es un juego, es su misión.
De todos modos hace 10 años -Sandra (Barón), la Directora de la Radio me alcanzaba el texto, yo lo recordaba vagamente- el general (Víctor) Licandro había analizado las condiciones en que había sido la llegada de (George) Bush. Ese Bush fue presidente de Uruguay por unos días dice Licandro.

 

HS: César de Pando dice: “Buenazo lo del maestro Abella, qué nivel sus explicaciones, muy cierto el capitalismo compra por tanto corrompe” y agrega, “creo que los Estados Unidos vienen a instalarse pero lo hacen diplomáticamente como lo saben hacer y acá no saben decir que no”.
Otro mensaje dice: “La peste yanqui ya hace mucho tiempo que se instaló aquí y allá esto solo es un trámite”.
 
GA: Yo creo sinceramente que este evento simplemente evidencia, transparenta, el grado de sometimiento del gobierno actual a Estados Unidos y a Israel, que tampoco hay que olvidar. Israel está poniendo bases en el sur argentino, es todo un trabajo.
Arabia Saudita se encarga de descuartizar periodistas peo la parte más importante la hace Estados Unidos e Israel. Entonces en ese marco, lo doloroso es que evidencia el grado de sometimiento y de servilismo de nuestro gobierno.

 

DM: Hubo un diputado del Frente Amplio que dijo que no era pérdida de soberanía porque pedían permiso, el hecho de pedir permio mostraba que estaba muy sólida la soberanía uruguaya.

GA: Sí, hay chistes muy groseros sobre pedir permiso.

 

HS: Además esto se trabaja sobre la opinión pública diciendo que es una delegación que viene a cumplir tareas de seguridad, cuidar a su presidente, a su gobierno, Uruguay tiene además permisos internacionales, lo dijo Ruben Martínez Huelmo senador del MPP hablando con la prensa. Y resaltaba que no van a tirar un tiro, no van a matar gente acá, vienen a cumplir tareas de guardaespaldas -digamos- y se van cuando termine.

GA: Si no lo necesitan no.
Pero yo te voy a contar un caso en Italia -cosa que no se dice, hay enormes bases yanquis en el norte de Italia- hace unos años un avión de la Base volando en condiciones prohibidas casi a vuelo rasante rompió un aerocarril en la zona norte de Italia en Los Alpes y murieron varias personas. Eso se tapó y no sólo se tapó, los pilotos norteamericanos entraron a la Base y Estados Unidos dijo ‘esto es zona militar norteamericana’. Desaparecieron, nunca más se supo de ellos, no fueron juzgados en Italia cuando habían sobrevolado ilegalmente espacio aéreo italiano y habían derribado un aerocarril.
Entonces fijate lo que será para nuestros países.
Pero el grado de servilismo significa que de alguna manera hay que marcar presencia, que es lo que hace la Unidad Popular. Porque este bla, bla -que me perdone el diputado Núñez- que ojalá lo mantengan, ojalá me equivoque; y el PIT CNT Marcelo Abdala, están en año electoral de repente les sirve desmarcarse del gobierno en algo, ojalá lo mantengan. Pero es la misma gente que votó la ley de riego, que está en contra de anular la ley de caducidad, es la misma gente que está loca de la vida con UPM, entonces si le sale ahora cierto antiimperialismo bien por ellos, yo me alegro. Tiene muy claro el diputado Núñez lo dijo, que eso era también una acción de represión y de coacción contra el pueblo argentino y sus manifestaciones. Lo dijo muy lucidamente, bienvenida esa declaración.
De todos modos lo importante acá, lo interesante acá, es que nosotros necesitamos compenetrarnos más del modus operandi que tiene el imperio en la región. Porque, en última instancia entrar a Uruguay le sirve, fundamentalmente para evaluar en terreno los controles que ya tiene. Nos controlan a través de la nube, de nuestros celulares, de nuestros correos electrónicos, de la bancarización, todos esos son elementos controladores, nos controlan a través de las oficinas de inteligencia que hacen de nuestra policía y nuestra inteligencia serviles instrumentos de ellos. Nos controlan hasta por el Plan Ceibal. Pero además de todo eso no está mal venir a su territorio ocupado y ver in situ como están funcionando las cosas. Y eso es lo que va a pasar.

 

HS: Se estrechan relaciones con las fuerzas armadas locales también.

GA: Claro, que están un poco ofendidas porque Estados Unidos en la época de la Guerra Fría daba armamento de primer nivel a nuestro ejército. Ahora Estados Unidos en este momento da lo más sofisticado a las fuerzas policiales, pero si hay elementos nuevos para militares se los da al Ejército de Colombia, no se los da al Ejército uruguayo, o sea que en el Ejército uruguayo también hay que cuidarse que no haya un brote de nacionalismo de derecha enojado porque Estados Unidos le da chatarra.
Entonces también en ese sentido el objetivo de intercambiar, seducirlo con becas, con viajes, con participar en maniobras en lugares lejanos, también juega.
Es un operativo político militar y contra insurgente.

 

HS: Mencionabas al General Licandro, que es bueno refrescar el análisis contundente que él hizo, un militar artiguista que presidió muchos años la Comisión Especial de Defensa Nacional del Frente Amplio.

GA: Alguna vez en contactos esporádicos con algunos oficiales jóvenes del Ejército yo le dije: ‘Mira hermano, vos tenés en el gorro de uniforme una insignia artiguista por qué no tratas de ganártela’.
En el sentido que lo hizo Licandro, qué falta nos hacen las explicaciones como las que hizo Licandro hace 10 años. Porque entender cómo funciona nuestro Ejército, como funcionan nuestras Fuerzas Armadas en general, cuántos efectivos tiene, cuál es su arma de reglamento, cuál es su uniforme, cuáles son sus códigos.
Son un componente de la vida política del Uruguay.
Nosotros a veces no nos damos cuenta que los oficiales de nuestras Fuerzas Armadas conocen muy bien el panorama civil. Pero un poco como una renuncia al poder dentro del Frente Amplio -incluyendo a Seregni- nos sugirió que no supiéramos nada de lo militar, que eso lo dejáramos a los militares. Y desde el punto de vista político nosotros tenemos que conocer más.
Entonces también para nosotros estos dispositivos que se montan si somos suficientemente perspicaces y observamos hasta lo que pase censurado por los canales clonados de la televisión abierta, también nos van a permitir observar ciertos desempeños, ciertas caras, por favor, no para una confrontación violenta sino para entender quién es quién. Porque si aspiramos al poder tenemos que saber que esto es parte de la ecuación.

 

DM: Dentro de esos mensajes que se están mencionando ahora, que no van a tirar ningún tiro, que vienen en son de paz con nosotros, son los mismos que están controlando la frontera y que dicen que no van a permitir bajo ninguna circunstancia que ciudadanos centroamericanos, son los mismos marines que vienen.

GA: El capitalismo en su fase imperialista ya muestra las horrendas pústulas de su enfermedad. Los ve con los inmigrantes desesperados que quieren irse de África, los que se van de la miseria que ellos impusieron en Centroamérica y lo ven en todos lados, en el bloqueo terrible que está sufriendo Venezuela y lo ven en la complicidad con Arabia Saudita, en el genocidio de Yemen, en todos lados tú vez que el capitalismo no funciona.
Pero hay un elemento más y volvemos a la Revolución Rusa que es que sin planificación de Estado el problema ambiental mata a la humanidad.
La vieja fábula del alacrán que quiere cruzar el río y le dice al capincho llevame en tu lomo. Bueno no me haga nada porque los dos nadamos. En la mitad del río el alacrán envenena al capincho, le clava el aguijón, y el capincho dice pero hermano nos morimos los dos. Sí pero es mi naturaleza.
El tema medio ambiental no lo puede resolver el capital privado, no lo pueden resolver gobierno imperialistas que están al servicio de los monopolios, únicamente la planificación estatal socialista puede salvar a la humanidad, otro elemento más. Y la planificación estatal socialista es la antítesis de toda esta monstruosidad de un imperialismo que agoniza y que usa la ferocidad como herramienta de su naturaleza.

 

DM: Hay un par de mensajes más:
“Buen día compas, ojo con saltearse la consulta al Parlamento porque deja allanado el camino a cualquier gobierno reaccionario al que le siga este. Saludos al compa Abella”, manda el 715. Como si fuera necesario que hubiera un gobierno más reaccionario.

GA: Pero de todos modos son importantes ciertas formalidades.

 

HS: Licandro anunciaba que para el 2007 para la llegada de Bush en este documento que lo pondremos de vuelta en las redes, veremos un momento para leerlo, no se pidió la autorización correspondiente se pasó por encima de la Constitución, año 2007 primer gobierno de Tabaré Vázquez.

 

DM: Gonzalo queremos agradecerte, como siempre un gusto haber hablado de temas que están aunados, tiene algo que ver más allá de que uno tiene que ver con la historia, el otro tiene que ver con la situación actual también de la humanidad que es esta introducción de los militares estadounidenses.

GA: En última instancia la confrontación entre el imperialismo y los pueblos fue la misma en 1917 que hoy. Y en ese sentido tenemos que guardar en la memoria todo lo que pasó antes, quién no se animó a enfrentar al imperialismo y dejó apenas una florcita en su asiento. Todas esas cosas hay que recordarlas.

 

HS: Muchas Gracias Gonzalo.

GA: No, gracias a ustedes.