“SERÍA HORA DE QUE, EN VEZ DE ENVIAR SOLDADOS, MANDÁRAMOS ESTE APOYO SOLIDARIO A HAITÍ”
Palabras del diputado Eduardo Rubio (26M-UP) en la media hora previa de la sesión del 14 de noviembre de 2018

 

El diputado de la Unidad Popular, Eduardo Rubio (26 de Marzo-Lista326) hizo uso de la palabra en la media hora previa de la Cámara de Representantes el miércoles 14 de noviembre de 2018, para –tras actualizar la información que llega desde Haití que da cuenta de “una crítica coyuntura política, económica y social, inscripta en el dominio del imperialismo yanqui” sobre ese pueblo-  reclamar que el Poder Ejecutivo cumpla con el “envío de ayuda humanitaria consiste en leche en polvo y unidades potabilizadoras de agua (UPA)”, tal cual “lo votó en pleno la Cámara de Representantes” el 19 de octubre de 2016. “Sería hora  en estas circunstancias tan duras para el pueblo haitiano  de que, en vez de enviar soldados, mandáramos este apoyo solidario”, subrayó el legislador de izquierda. A continuación compartimos la transcripción –a partir de la versión taquigráfica- de esta intervención.

SEÑOR RUBIO (Eduardo).- Señor presidente: voy a referirme hoy a un tema internacional que nos ha ocupado otras veces. Se trata de la situación del hermano pueblo haitiano, que vive una crítica coyuntura política, económica y social, inscripta en el dominio del imperialismo yanqui sobre la República de Haití.
El espíritu de lucha de este pueblo y la voluntad de no someterse, aun en las condiciones más duras, es ejemplar, aunque no gane titulares en la prensa internacional ni sea preocupación del señor Almagro en la OEA. Esto no pasa por la agenda de los organismos internacionales; sin embargo, en los últimos meses, el pueblo haitiano en la calle viene escribiendo páginas heroicas de lucha.
Aun durante la ocupación militar, la movilización del pueblo impidió un golpe electoral cuando Michel Martelly quería imponer al candidato de la OEA y del imperio, Jovenel Moïse, sin elecciones. Al fin, mediante la ayuda de las tropas de ocupación de la OEA, este empresario aliado del imperio quedó como presidente de Haití, y su política de entrega, de apertura comercial y de privatizaciones ha sido un huracán más duro que el Matthew, sembrando en el pueblo haitiano más hambre y más miseria. Hace un par de meses, anunció un tarifazo en los combustibles y, aunque les parezca mentira, en el precio del pasaporte, la única válvula de escape para el pueblo haitiano. Eso desató una Insurrección en todo el país que, al otro día, obligó al gobierno a revisar la medida.
La movilización ha ido in crescendo, y el último 17 de octubre  aniversario del asesinato del héroe haitiano Jean-Jacques Dessalines  el pueblo se volcó a la calle, exigiendo la renuncia del gobierno y la caída de los responsables del robo de los fondos de Petrocaribe. Me refiero a US$ 3.800.000.000 destinados a políticas sociales que se robaron los gobernantes haitianos para inversiones propias. Las fuerzas represivas fueron sobrepasadas. Quiero recordar que de Haití se fue la Minustah, pero que en su lugar está la policía que quedó como respaldo, que jugó un rol fundamental en la represión de las movilizaciones del pueblo haitiano. Los muertos, heridos y presos no quebrantaron la voluntad de lucha del pueblo haitiano, que para el 18 de noviembre próximo está preparando una inmensa movilización. Hasta la CNN se ocupó de la última movilización, y se hablaba de tres millones de personas en las calles. Eso solo es comparable con la insurrección que terminó por voltear a François Duvalier.
Tenemos una inmensa deuda de solidaridad con el pueblo haitiano: fuimos parte de las tropas de ocupación en el hermano país caribeño para imponer este gobierno. En este ámbito se discutió mucho sobre el tema de Haití y sobre el papel de las tropas de ocupación.
Hace pocos días, el general Augusto Heleno Ribeiro Pereira  comandante de las tropas brasileñas y al mando de todas las tropas de ocupación en Haití; general puesto por Lula y hoy ministro de Bolsonaro , cuando el actual gobernador de Río de Janeiro  también partidario de Bolsonaro, de neto corte fascista  propuso como medida de seguridad colocar francotiradores en los techos de las favelas para matar a los sospechosos, sin voz de alto, pegándoles en la cabeza, y se generó un gran debate, dijo en forma terminante: "¿De qué se asombran? Esto es lo que hicimos en Haití durante diez años, y así nos ganamos el respeto del pueblo haitiano". Doy fe de eso.
Estuve en Cité Soleil, donde el general Heleno Ribeiro comandó tropas de ocupación y de masacre.
En esta situación, el pueblo haitiano necesita de nuestra solidaridad. Hace algo más de dos años, el 19 de octubre de 2016, la Cámara de Representantes en pleno votó el envío de una minuta de comunicación al Poder Ejecutivo, solicitando el envío de ayuda humanitaria consiste en leche en polvo y unidades potabilizadoras de agua (UPA). Lamentablemente, dos años después, el Poder Ejecutivo todavía no concretó la medida. Sería hora  en estas circunstancias tan duras para el pueblo haitiano  de que, en vez de enviar soldados, mandáramos este apoyo solidario.
Solicito que la versión taquigráfica de mis palabras sea enviada a la Presidencia de la República, al Ministerio de Relaciones Exteriores, a la coordinadora de apoyo a la lucha del pueblo haitiano y a la prensa en general.
Muchas gracias, señor presidente.

SEÑOR PRESIDENTE (Jorge Gandini).- Se va a votar el trámite solicitado.
(Se vota)
——Cuarenta y ocho en cuarenta y nueve: AFIRMATIVA.