“EL EQUIPO ECONÓMICO DE BOLSONARO ESTÁ INTEGRADO POR CHICAGO BOY’S, SON PIRATAS DEL MERCADO”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr., 23 de noviembre de 2018.

“Viene un gobierno Chicago Boys, nostálgico. En realidad es un nostálgico de la experiencia chilena. Paulo Guedes estudió con los economistas de Chicago que hicieron la aventura en Chile y tiene esta nostalgia de hacer algo similar aquí”, dijo el economista, catedrático y analista político brasileño Plínio Arruda Sampaio Jr. en su contacto semanal con CX36, a raíz de los nombramientos de Jair Bolsonaro para integrar su gobierno. “La característica del equipo económico es una característica de gente del mercado, del agronegocio, en la economía la verdad es que Bolsonaro no se metió, las indicaciones fueron prácticamente todas de Paulo Guedes que en la prensa brasileña se presenta como indicaciones con líneas técnicas, son de la gente del mercado total, son piratas del mercado. Entonces, la sensación que uno tiene es que en la economía vamos para una nueva vuelta, rueda de reformas liberales bien, bien agresivas, sobre todo en la reforma de las pensiones y las privatizaciones”, señaló. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/contacto-plinio-arruda-sampaio-jr-desde-audios-mp3_rf_30284902_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Bueno, estamos recibiendo vía telefónica a Plínio Arruda Sampaio Jr. que nos da este regalo una vez por semana de conversar con nosotros sobre la realidad del Brasil tan importante siempre y en este momento particularmente.
Plínio, buen día

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día Ángeles, también para mí es un regalo conversar con ustedes, un gran gusto

 

MAB: Bueno, Plínio, decías una sorpresa cada día, ¿qué sorpresas están teniendo ahí en Brasil?

PASJ: Sorpresa por los nombramientos para el gobierno de Bolsonaro. Hoy día ganamos el ministro de Educación que es el segundo mayor presupuesto del gobierno federal, el primero es de la Salud y el segundo es el de la Educación. Fue nombrado un señor que se llama Ricardo Vélez Rodríguez.
Es un hombre español, él tiene origen colombiano pero es naturalizado brasileño. Es un hombre ultra conservador y es un defensor de lo que aquí en Brasil la derecha llama escuelas sin partido, que quiere decir en realidad una escuela con un sólo partido que es el partido del gobierno, el partido tradicional. Entonces, eso fue una disputa interesante en el gobierno, porque el primer nombre que fue aventado y llegó a ser invitado por Bolsonaro, es un profesor tradicional, tecnócrata, no es un hombre de izquierda pero es un hombre más técnico. Sería, en la circunstancia sería un hombre que no causaría mucho daño al sistema educacional.
Pero este señor que se llama, es un profesor (...). Él fue rechazado por la bancada parlamentaria de los evangélicos, querían un hombre duro para acabar con la ideología -que ellos dicen- marxista en las escuelas. Lo que realmente no existe pero ni cercano, si existiera Bolsonaro jamás ganaría además.
Pero es interesante porque había un lado menos truculento, presiona Bolsonaro a no exagerar. Pero en esto la bancada dijo que para ellos esto es importante, Bolsonaro da una declaración ayer muy, muy interesante también, hablando para sus parlamentarios en Brasilia dice: mira, para mi mucho más importante que combatir la corrupción es combatir la ideología comunista.
Bueno, y es en este contexto que viene ese señor, va a hacer un daño muy, muy fuerte en la educación brasileña, es realmente una pésima noticia sobre todo para la juventud brasileña, para los profesores de Secundaria; pero digamos, nada que no estuviera inscrito en lo que se esperaba. En la educación vino como esperado, no vino un poquito mejor, vino la dosis máxima.
Esa es la noticia del día

 

MAB: La sorpresa del día.
Si Bolsonaro había anunciado que iba a ser una persona el ministro y lo tuvo que cambiar por las presiones de las iglesias, de la bancada evangélica, da una muestra también de cómo va a ser gobernar, tomar decisiones para Bolsonaro. ¿Va a estar siempre así de presionado?

PASJ: Ángeles, esta es una característica de Bolsonaro que ya se manifestó, no sólo en esta pero en varios otros nombramientos. Es un hombre muy indeciso, tergiversa mucho, hace, tiene, vuelve, en fin, y esa es una característica de un gobierno muy débil. En realidad Bolsonaro fue, en cierto sentido, una tragedia ya anunciada, pero en otro sentido un accidente porque es un hombre muy sin preparación para estar donde está, no tiene fuerza política real, inserción en la sociedad, en el Estado para hacer sus nombramientos.
Entonces vienen personas muy exóticas, es el caso de este ministro, es el caso clarísimo del canciller, de Relaciones Exteriores, que es una cosa, basta con entrar a su blog, Ernesto Araújo, y leer lo que él dice para sacar la conclusión con su propia cabeza de cómo es posible que un hombre con esta cabeza esté al frente del Itamaraty.
Entonces sí, tienes razón Ángeles, va a ser un gobierno de muchas sorpresas y muchos zig zags

 

MAB: Sí, porque además el vicepresidente electo es un militar también como Bolsonaro pero de un cargo más alto que Bolsonaro, no sé cuánto intervendrá

PASJ: Mira, Bolsonaro tuvo mucha dificultad para encontrar un vice, y el vice que fue definido que es Mourao, fue la última alternativa y era el único que se candidateaba y que hizo campaña para ser. Y a falta de otro, Bolsonaro no lo quería de manera alguna, pero terminó que lo nombró, y es un hombre, imaginen, mucho más a la derecha que Bolsonaro
Entonces en ese sentido hasta para Bolsonaro le da una cierta seguridad que de la parte de la izquierda no habrá mucho entusiasmo en hacer impeachment parlamentario, porque el sustituto es mucho peor que el titular

 

MAB: Me imagino.
Plínio, lo otro, la semana pasada dejábamos planteado que se viene el G20, ya dentro de una semana está reunido el G20 en Buenos Aires, se había dicho que Michel Temer, que ayer lo vimos en imágenes muy sonriente, participando junto a Bolsonaro en actividades. Que lo había invitado temer a Bolsonaro, pero Bolsonaro dijo que no va a ir, finalmente no va a ir, no va a participar.
¿Qué quiere decir eso? ¿Por qué opta por no ir? ¿Cómo lo analizás?

PASJ: Mira, yo no tengo información precisa sobre esto pero tengo dos hipótesis. Una es que Bolsonaro está recuperándose de un cuchillazo que recibió en el intestino, que es una cosa muy seria y tiene marcada una operación para concluir este proceso el 10 de diciembre.
Entonces, su salud está evidentemente debilitada, o sea, Bolsonaro es un hombre fuerte, vigoroso, pero tiene más de 60 años y se está recuperando.
Entonces yo creo que hay un lado es este, pero el otro es que a Bolsonaro no le conviene mucho quedar demasiado cercano de Temer, yo creo que por prudencia y por la circunstancia personal dijo no, mejor no me meto en este viaje.
Además, yo creo que una tercera hipótesis tal vez sea que el Itamaraty de Temer es diferente del Itamaraty de Bolsonaro, el hombre de Bolsonaro es realmente un loco completo. Trump es un hombre razonable comparado con este señor, porque para que tengan una idea, él atribuye el calentamiento global a una fantasía ideológica del marxismo.
Bueno, son delirios ¿no?
Entonces yo creo que por estas razones Bolsonaro decidió no ir, pero son hipótesis

 

MAB: Sí, sí.
Bueno, vinculado a esto, como sabés, tanto en Argentina como en Uruguay, y Uruguay particularmente, hay presencia de aviones ya, militares estadounidenses, va a haber tropas estacionadas aquí en Uruguay para encargarse de la seguridad del G20, pero en Brasil se están haciendo ejercicios militares por lo que nos enterábamos, unos ejercicios conjuntos donde participan 13 países.
¿Se habla de esto en Brasil? ¿Se le da importancia?

PASJ: Mira, en realidad la prensa oculta esto, no es un asunto que sea de importancia pero hay en este momento en Brasil una especie de entusiasmo militarista.
Entonces los militares ahora están en fiesta, entonces promueven reuniones. Yo creo que está relacionado a esto, pero es una cosa que por lo menos yo no tuve la oportunidad de ver mucha televisión, pero no es una cosa que haya salido en la prensa, en la gran prensa, por lo menos no (...)

 

MAB: Exactamente.
Bueno, estamos ya a muy poco tiempo de que asuma el nuevo gobierno, me imagino que todo lo que tiene que ver con la economía, se le está prestando especial atención. El equipo económico está nombrado, ¿ahí ha habido alguna sorpresa o se mantiene todo en la misma línea?

PASJ: No, ahí no hay sorpresa, viene un gobierno Chicago Boys, nostálgico. En realidad es un nostálgico de la experiencia chilena.
Paulo Guedes estudió con los economistas de Chicago que hicieron la aventura en Chile y tiene esta nostalgia de hacer algo similar aquí.
La característica del equipo económico es una característica de gente del mercado, del agronegocio, en la economía la verdad es que Bolsonaro no se metió, las indicaciones fueron prácticamente todas de Paulo Guedes que en la prensa brasileña se presenta como indicaciones con líneas técnicas, son de la gente del mercado total, son piratas del mercado.
Entonces, la sensación que uno tiene es que en la economía vamos para una nueva vuelta, rueda de reformas liberales bien, bien agresivas, sobre todo en la reforma de las pensiones y las privatizaciones. Digamos, la venta de una cantidad grande del presal brasileño, la privatización de parte importante de Petrobras, de Caixa Econômica Federal que es uno de los mayores bancos brasileños y aún del BNDES.
Esta es la intención que tienen.
Pero siempre, Ángeles, es importante recordar que estos movimientos muy bruscos provocan reacciones, no sólo populares, aún dentro de la burguesía. El último voluntarista que entró con muchas ganas fue Collor. Hizo mucha destrucción, es el responsable por este nuevo patrón de acumulación que hay en Brasil, pero duró 2 años nomás porque provocó en realidad mucha insatisfacción y sobre todo insatisfacción dentro de la burguesía. Collor fue votado mucho más por las propias contradicciones dentro de la burguesía que por un movimiento popular muy fuerte

 

MAB: Bien.
Por lo que nosotros vemos acá se ha dado mucha importancia, en la cobertura internacional, al hecho de que Sergio Moro, conocido juez sin duda en la situación que tiene Brasil, haya sido nombrado ministro. Y ahora se sigue con a quiénes se lleva de su equipo, de los que trabajaron con él en el Lava Jato. ¿Cómo lo ves posicionándose a Sergio Moro como ministro? ¿Quedará muy pegado a ese papel en la Justicia? ¿Cómo lo analizás?

PASJ: Mira, Ángeles, yo tengo mucha duda sobre el papel que tendrá Moro en el gobierno, porque entró, para Bolsonaro fue sin duda un golazo haberlo nombrado, pero la capacidad que tiene el ministro de Justicia para combatir la corrupción en Brasil es muy, muy limitada. Porque el combate a la corrupción lo hacen los fiscales y los jueces, con la ayuda de la Policía Federal. Entonces sí, él va a comandar la Policía Federal, pero la Policía Federal ya tiene una autonomía muy, muy grande en Brasil. Tanto es así que Dilma era muy criticada dentro del PT por dejar movilizarse a la policía, porque el PT quería frenar estos procesos.
Dilma trató de hacerlo pero no tuvo fuerza.
Entonces, yo tengo muchas dudas de lo que pueda hacer realmente Moro. Y más, cada vez más el gobierno de Bolsonaro se aproxima al gobierno temer en su brazo político. La base parlamentaria de Bolsonaro será prácticamente la misma de la base parlamentaria de Temer, que eso es el núcleo central de la corrupción brasileña.
Entonces, queda muy paradojal que tengan un ministro caza corruptos y un Ministerio de corruptos. Estas son contradicciones muy grandes que tendremos que después observar cómo se desdoblan de hecho. Mi punto de vista es que Moro se va a (...) en el gobierno, porque el Ministerio de Justicia es un Ministerio burocrático y no creo que tenga instrumentos para hacer el combate; y más, no creo que tenga fuerza política real ni intención, porque si va a combatir de hecho termina aprendiendo al presidente electo

 

MAB: Bien.
¿Queda algún tema que no hayamos tocado que quieras tocar hoy?

PASJ: Mira Ángeles, no, yo creo que lo básico de la semana es esto y aquí en Brasil tendremos siempre sorpresas a cada semana, porque la crisis es profunda. Y en realidad el paño de fondo de todo esto es la crisis institucional profunda, Bolsonaro no es solución para esto pero sí la catalización de todo esto. Es lo que veremos

 

MAB: Clarísimo.
Veremos qué sorpresa nos espera la semana que viene entonces, Plínio

PASJ: Ojalá no sea tan mala

 

MAB: No, exactamente.
Te mandamos un abrazo grande desde aquí

PASJ: Muchas gracias, un abrazo a todos ustedes también

 

MAB: Chau, chau.