“CUANTO MÁS DE CENTRO SEA EL DISCURSO ELECTORAL DEL FA, LA GENTE MÁS DE IZQUIERDA VA A VOTAR A UNIDAD POPULAR”
Entrevista al politólogo Adolfo Garcé, 6 de diciembre de 2018.

El politólogo, docente e investigador de la Facultad de Ciencias Sociales de la Udelar, Adolfo Garcé compartió la mañana de la 36 con Diego Martínez y Ángeles Balparda donde analizó la situación político electoral del país de cara a elecciones presidenciales. Garcé señaló que “en el acierto o en el error, es la primera vez que tengo tantas incógnitas, no me animo a decir que va pasar” y agregó que en otras elecciones a “un año estaba clara la situación”. “Esta vuelta para mí es 50 y 50, puede ganar el Frente o la oposición”. Garcé también analizó los casos de corrupción en el Frente y la falta de defensa de la gestión del propio partido de gobierno y habló del crecimiento de la Unidad Popular. A continuación transcribimos la entrevista que puede escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/politologo-adolfo-garce-6-12-2018-audios-mp3_rf_30601102_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: La bienvenida al invitado de hoy, Adolfo Garcé, politólogo, docente, investigador en Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República, con muchos libros escritos también, con una columna permanente en la prensa; o sea, muy activo en todo el panorama del análisis de la situación política que está muy agitada, tiene mucho condimento.
Bienvenido.

Adolfo Garcé: Muchas gracias y muchas gracias por la invitación.

 

MAB: Bueno, panorama distinto a otras campañas electorales, a otros tiempos electorales. Recién fuera de micrófonos decíamos, dentro de un año ya pasó todo, vamos a estar en diciembre.
¿Es distinto, no? Hay mucha cosa que no se sabe cómo termina

AG: Para mí es distinto, porque en el acierto o en el error, yo llevo ya como 230 años en este asunto de seguir la política y es la primera vez que me pasa de tener tantas incógnitas, tantas preguntas. Es la primera vez que me pasa que no me animo a decir ni en la radio, ni en la tele, ni con los amigos, ni con la familia, che, para mí va a pasar tal cosa. Lo cual no quiere decir que haya tenido razón, porque tengo ganadas y alguna perdida también.
Pero siempre pensé, a esta altura, cuando faltaba un año. Bueno, yo qué sé, en el 94 no se sabía, yo estaba estudiando en aquella época, pero en el 99 para mí volvían a ganar los colorados y los blancos, para mí era bastante claro.
En el 2004 era obvio, era obvio, además en ese momento yo estaba haciendo encuestas en Radar, los números te rompían las retinas, era clarísimo que ganaba el Frente. En el 2009 jamás tuve duda, y además se me ocurrió que el Pepe podía ser presidente y no estaba tan equivocado.
Y en el 2014 me pasé años escribiendo que iba a ganar el Frente de vuelta. Y se me cayó la estantería, como a todos mis colegas, el día que Lacalle Pou ganó la primaria blanca, porque entonces ahí dije, che, hay algo que no estoy entendiendo. Y además apareció Sendic y se instaló, durante el mes de julio y algo más, como un signo de interrogación, che, qué raro esto.
Pero después rápidamente, al menos en lo personal, me volví a convencer de que ganaba el Frente.
Esta vuelta, no sé, para mí 50 y 50. O sea, puede ganar el Frente, puede ganar la oposición. Hay mucha gente que dice a esta altura, mucho frentista y mucho analista amigo mío dice que el Frente va a perder, por la economía, por esto y por lo otro. Yo no estoy tan seguro de que el Frente pierda, la verdad sea dicha. Porque para mí hay como dos Uruguay poco visibles. Uno es el votante que a la larga va a votar al Frente...

 

MAB: Aunque tenga críticas.

AG: El votante que está enojado, desencantado, que esto y que lo otro, con muchas buenas razones pero que ha sido beneficiado por el Frente, por 14 años, porque hubo muchas políticas sociales, porque los sindicatos, porque el salario real, porque el Sistema de Cuidados y porque la Ceibalita y el plan Ibirapitá, y seguí sumando todo lo que quieras. Mucha cosa.
Es como el Partido Colorado hace 50 años que tenía como una red muy profunda para ayudar a la gente más pobre, el Frente es así. Y ese votante no lo vemos, y en las encuestas no aparece porque además generalmente es el votante más desinformado...

 

MAB: ¿El que vive más lejos?

AG: Vive más lejos, no sigue la política, de repente está enojado porque lo robaron, miles de cosas.
Pero después cuando llegue el momento va a decir, ¿che, a quién voto?
A ver, creo que la ciudadanía puede hacer una lista larga de críticas para el Frente Amplio, yo en lo personal tengo, por ejemplo, una crítica enorme que es la educación, enorme. Pero el votante podrá tener miles de razones para criticar al Frente, ahora, para mí está fuera de discusión que el Frente se ocupó de los más pobres, ¡fuera de discusión!

 

MAB: ¿Y por qué no decís, va a ganar el Frente Amplio entonces?

AG: Bueno, antes de eso, el otro Uruguay escondido es el país miliquero. Abajo del asfalto, me acuerdo de una canción de Sandra Mihanovich de hace más de 30 años, ¿debajo del asfalto existe? Bueno, debajo del asfalto existe un Uruguay, vamos a decirlo mal, miliquero. Vamos a decirlo mal para divertirnos porque estamos cansados, es el Uruguay Bolsonaro.
Hay un Uruguay enojado con los nuevos derechos, enojado con las manifestaciones, enojado con los sindicatos. Un Uruguay que pide mano dura, que no se expresa, porque esto es Uruguay y hay cosas que no se...

 

MAB: Pero ahora se expresa más que antes, me parece.

AG: Entonces, hay dos, en ese Uruguay que pide mano dura, y ahí está frotándose las manos Novick, y le va a ir muy bien, muy bien.
Yo hasta hace 1 o 2 años pensaba Novick es un senador, hoy pienso que son 2 o 3.

 

MAB: Por esto del Uruguay miliquero

AG: Por esto del Uruguay más enojado con los partidos, el Uruguay más enojado con los nuevos derechos. Yo no quiero agraviar a nadie, pero para decirlo en términos más académicos, el Uruguay más conservador, en todo sentido.
Si por conservadores entendemos la gente que está en contra de los nuevos derechos, si por conservadores entendemos la gente que prefiere el orden a la libertad, en fin.
Entonces, allí va a ir muy bien Novick, y además, claro, está todo este desencanto con los partidos. Yo creo que dentro de un año se va a estar diciendo, bueno, al final ganó este o ganó el otro, no sabemos quién, ahora te contesto por qué  no digo que gana el Frente, pero yo creo que vamos a estar hablando de Novick.
¿Ustedes escucharon las cancioncitas que andan circulando por Whatsapp?

 

MAB: Sí.

AG: Yo qué sé... Yo escuché dos, una con ritmo medio de cumbia o de reguetón, no me animo a identificar qué, capaz que ustedes me ayudan, un género muy popular, y a otra con ritmo de murga. Esas canciones cortitas valen mucho más, en términos de propaganda política, que los videos que está haciendo Lacalle Pou que están por ahí, para mi gusto.
En fin, entonces, yo diría, dentro de un año Novick, no quiero decir que va a ser electo presidente, pero si tiene dos senadores ya es un suceso político extraordinario. Crear un partido, salir de la nada y tener dos senadores.
Y si gana la oposición, tener capacidad de negociación, con un senador ya la tiene, y con dos con tres, bueno.
Entonces, el Frente puede ganar porque hay un elector que yo creo que no le va a dar a espalda. Y el Frente puede perder porque, ah, sería un récord mundial ¿no? En un país libre como este, con muchos partidos, que un partido gane 4 elecciones al hilo. En un país donde todos los actores son sofisticados, juegan fuerte, con una oposición que ha madurado, Lacalle Pou tiene 4 años en el Senado, se afirmó como líder, con el Partido de la Gente, con el regreso de Sanguinetti, con la novedad de Talvi, con el Partido Independiente que va a inclinar la balanza para el lado de la oposición cuando llegue el momento, todo parece indicar.
Es decir, qué pasa si el Frente, aún votando muy bien, si saca 43% pela. Ahora, con 43% pierde la elección en el balotaje.

 

MAB: Sí, claro.

AG: La discusión que tenemos con mis amigos, Daniel Chasquetti, Rafa Piñeiro, Daniel Buquet, toda esa rarísima tribu de los maniáticos politólogos, la discusión que tenemos es, el Frente saca 45, 44, 43 o 42. Esa es la discusión que tenemos.
Pero una cosa es sacar 45 donde podés ganar, y otra cosa es sacar 42 donde marchás.

 

Diego Martínez: Claro, porque no tenés de dónde sacar para llegar a los 50.

AG: Exacto.
Porque imaginate que pasa la elección de octubre, se hacen las cuentas y el escenario del Parlamento es, si se suman los senadores de los 4 partidos más grandes, sacando al Frente, si se suman los senadores del Partido Nacional, del Partido Colorado, del Partido Independiente, del Partido de la Gente, si te dan 16. Si te dan 15, acordate que el presidente se lleva al vice después, si son 15 senadores, y si en diputados tienen 50, Lacalle Pou que es el más probable candidato de la oposición, el que seguramente pase al balotaje; Lacalle Pou va a poder hacer campaña electoral durante noviembre diciendo, che, tengo mayoría, ya tengo una coalición con estos 4, acabo de negociar con estos 4, tengo una coalición, tengo mayoría en el Senado y en Diputados. ¡Dejame gobernar!
Salir a recorrer el país diciendo tengo mayoría parlamentaria, no te asegura ganar el balotaje, porque siempre el Frente puede decir, bueno, pero a mí me falta un senador y tres diputados, no es tanto. Sanguinetti gobernó durante su primera Presidencia en minoría. Jorge Batlle gobernó durante 29 meses, toda la segunda parte de su mandato, con 33 diputados en 99 cuando los blancos se fueron. Y gobernó, y fue el mejor momento del gobierno, fue la salida de la crisis.
O sea que el frente también puede decir, che, no pasa nada, vótenme que es mejor, yo gobierno mejor en minoría. Pero la verdad, es más fácil el argumento de la oposición, si llegan a tener mayoría parlamentaria sumando a estos 4 partidos, el argumento de la oposición es más sencillo. Tengo el Parlamento, dame el Poder Ejecutivo

 

MAB: Bueno, primero hay que llegar a octubre, ¿cuáles son los obstáculos, los problemas que hay que resolver? Hay uno que salta a la vista, obviamente, que es todo lo que va a pasar en el Plenario del Frente Amplio del 15, resolver fundamentalmente el tema Sendic, ahora De León también, son otros casos pero los que determinan son esos dos

AG: Bueno, hace un ratito recordaba la época en que hice encuestas, entre el 2003 y el 2006. Y un recuerdo que tengo muy presente es que cada vez que uno le preguntaba a los encuestados cuáles son los atributos más importantes que tiene que tener un candidato a la Presidencia decían dos cosas, sensibilidad ante los problemas de la gente pero en primerísimo lugar honestidad. La gente lo que pide, lo que pedimos los ciudadanos es honestidad en primer lugar...

 

MAB: Y ahora más que antes.

AG: Entonces, todo lo que huele a corrupción pone los pelos de punta y aleja a la gente de la política, miren Brasil, hasta dónde llega la cosa.
Pero el uruguayo también quiere honestidad, ya sentimos muy lejanos a los gobernantes, los sentimos lejanos. Esto es un fenómeno que pasa en todas las democracias representativas por todos lados. Es muy difícil para nosotros ciudadanos controlar a los gobernantes.
Lo mínimo que pedimos es que sean honestos. ¡Lo mínimo! Después que nos escuchen, pero lo mínimo y lo primero es que sean honestos.
Entonces, todo lo que huele a corrupción en estos años, el uso de las tarjetas corporativas, los gastos desmedidos, tirar la plata por la ventana, todo eso pone furiosa a la gente.
Entonces, si el Frente quiere llegar en las mejores condiciones posibles a la elección, claro que tiene que curarse, tiene que purgarse de todo lo que huele a corrupción. Es sensato en ese sentido lo que acaba de hacer el Poder Ejecutivo de no darle el asilo a Alan García.
El gobierno manejó razones jurídicas, yo creo que la más importante seguramente, porque saben de sobra esto que acabo de decir, son las razones políticas. ¿Cómo le vas a dar asilo a una persona que está siendo juzgada, acusada en su país por actos de corrupción?
Entonces, en fin, yo creo que el Frente tiene clarísimo esto, el problema es, y yo me pongo en los zapatos de Sendic, el problema es que Sendic dirá, ¿y por qué yo? ¿Por qué yo soy el chivo expiatorio? ¿Acaso soy yo el único? Y lo ha dejado entrever de miles de maneras...

 

MAB: ¿Qué puede pasar con eso?

AG: Y no tengo idea, pero está clarísimo el argumento de Sendic. Su argumento es, a ver, ¿qué soy yo, soy el chivo expiatorio de todos los posibles actos de corrupción de 14 años? Yo qué sé, yo me pongo en sus zapatos y digo, y sí, yo lo entiendo.

 

MAB: Ellos dicen que tienen información sobre otros integrantes del Frente Amplio, que Sendic lo llamó a Miranda, dicen algunos medios de prensa, que lo llamó a Miranda y le dijo que no iba a usar nada contra el Frente Amplio, pero otros dicen que sí, que tiene carpetas.

AG: "Pero..."
Yo no sé porque yo no investigo la vida ajena. Ahora, por algo Sendic lo maneja ¿no? ¿Qué, el dinero de Venezuela no circuló hacia los partidos políticos del Frente? Yo no lo sé, capaz que Sendic lo sabe.

 

DM: ¿El sacar a Sendic y De León de carrera, lo limpia?

AG: Bueno, ayuda, claro que sí, claro. Es mucho peor para el Frente que Sendic, sobre todo que Sendic siga en carrera. ¡Claro que sí!

 

DM: O sea que si el 15 el Frente Amplio define que no pueden estar en las papeletas, porque sería la definición que podría tomar creo, es mejor que si le dice a Sendic, bueno, estuviste mal.

AG: Ah, claro, claro que sí. El peor escenario para el Frente, desde el punto de vista de sus intereses electorales, es Sendic en campaña

 

DM: Pero él dice que igual va a hacer campaña, aunque lo saquen.

AG: Bueno, pero una cosa es hacer campaña por tu cuenta y otra con el respaldo de tu partido o sin la sanción de tu partido.
Ahora, desde luego que es una piedra en el zapato para el Frente, es así

 

MAB: ¿Tiene que vencer otros obstáculos el Frente Amplio de aquí a octubre? Aparte de esto vinculado a los temas de ética y con nombre y apellido, ¿tiene otros temas que resolver?

AG: Bueno, hay cosas que no va a poder hacer ¿no? El Frente debió llegar a esta campaña electoral pudiendo mostrar que hizo una reforma educativa.

 

MAB: No lo puede hacer.

AG: No puede hacerlo.
Vázquez perdió una oportunidad gigantesca. ¿Por qué no convocó el 1º de marzo de 2015 a una reunión de los líderes de los demás partidos políticos para hacer un pacto político y hacer una reforma educativa? ¿Por qué no lo hizo?
Si Bordaberry le hubiera dicho que sí, Lacalle Pou le hubiera dicho que sí, Pablo Mieres también, ¿por qué no lo hizo?
No, amagó, se viene la reforma educativa, puso a Fernando Filgueira durante la campaña electoral al lado suyo, amagó, puso a María Julia Muñoz como diciendo voy para adelante, y después, a la primera de cambio, nada, nada.
Hay quienes dicen que en realidad no es culpa de Vázquez, es culpa de Mujica, que presionó para dejar a Wilson Netto.

 

MAB: Pero el presidente es Vázquez.

AG: El presidente es Vázquez. ¿Y desde cuándo a Vázquez lo corren con el poncho? Entonces, la verdad sea dicha, no tiene cómo levantar, lo de la reforma educativa no tiene cómo levantarlo.
¿Qué puede hacer el Frente para tapar el agujero? Mostrar algunas cosas que se han hecho, porque se han hecho algunas cosas. Es verdad, el país avanzó mucho en todos estos años y también durante el gobierno del Frente en enseñanza inicial. ¡Es fantástico lo que tenemos! En acceso a la educación de los chiquilines de 3, 4 y 5 años, antes de la escuela.
Lo que pasa en Primaria no es tan malo. Lo que pasa con los salarios, con la infraestructura, con el Plan Ceibal, todo eso el Frente puede hacer, y debe si quiere ganar la elección, un esfuerzo grande para mostrar lo que ha hecho.

 

MAB: Armar una presentación

AG: Ahora, no puede demostrar lo que no ha hecho. El Frente en materia de seguridad sigue haciendo agua

 

MAB: Bueno, ahí está bastante complicada la cosa ¿no?

AG: Está súper complicada

 

MAB: Se ha complicado más

AG: A ver, yo, para dejar un concepto muy claro, lo que le pasa al Frente en este momento es que no defiende su gestión

 

MAB: ¿Y por qué no la defiende? ¿No cree en esa gestión?

AG: Bueno, es interesante, hoy yo leía en Búsqueda, hay un titular por ahí que dice "Daniel Martínez le avisó al Poder Ejecutivo que va a criticar la gestión"

 

MAB: Sí, y que no es por estrategia sino por diferencias

AG: Es por estrategia, obviamente que es por estrategia...

 

MAB: Él dice que no

AG: Pero yo no sé si es una buena estrategia, la verdad sea dicha. Vos no podés ganar la elección criticando a tu partido. Es como Lacalle Pou cuando pretendía ganar la elección diciendo que el Frente había hecho cosas buenas... ¡Estamos mal! Para ganar la elección tenés que criticar al gobierno si sos la oposición. Y si sos el partido de gobierno tenés que defender tu gestión. Ah, además ofrecer, como hizo Vázquez en el 2014, "el Uruguay no se detiene".
¿Vázquez criticó en el 2014 lo hecho por el Frente Amplio? No, lo defendió y dijo, no nos vamos a detener. En la recta final de la campaña porque al principio había arrancado con el "vamos bien" y la gente se enojó, porque ya había un clima de no vamos tan bien.
¿Pero Martínez criticando la gestión del Frente va a lograr que la gente crea en el Frente de vuelta?

 

DM: ¿Y será que la gestión del Frente es algo bien visto por los frenteamplistas, y quizás quiera emparentarse con ellos y señalar, bueno, yo pienso lo mismo?

AG: Ah sí, pero bueno, esa es la manera de hacer política en la que yo no creo, que es acompañar a la opinión pública. A lo Macri ¿no? A lo del genio este Durán Barba que les dice a los políticos, ustedes no piensen, digan lo que quiere la gente.
¿Entonces qué hace? Destruir a los partidos, destruye a los partidos.
Lo que tiene que hacer un partido es tener el coraje de defender su gestión. Y lo que tiene que tener la oposición es el coraje de criticar al partido de gobierno. Hay que tener coraje para hacer política, no hay que acompañar a la gente, hay que salir a convencer a la gente, para una cosa o para la otra

 

MAB: Definición muy importante esta.
Patricia acá está mandando un saludo, dice, "¡Qué gusto escuchar a Fito en la 36! Un abrazo a mi ex compañero del Banco Hipotecario con el que compartimos no sólo trabajo y hasta fines de curso en la guardería de AEBU con los hijos. Un compa muy querido"

AG: Claro, un fuerte abrazo Patricia. ¡Qué lindos tiempos! Mantengo contacto con mucha gente del banco

 

MAB: ¡Qué bueno!
Nos queda ver un poco cómo ves vos a Tabaré Vázquez. Tabaré Vázquez que uno lo ve, obviamente es el presidente, ya entramos en los últimos meses de su gestión, queda un año y poco. No va a ser candidato nuevamente, seguramente ocupe otro lugar pero no va a ser candidato.
¿Pero cómo lo ves como figura, en su evolución como presidente comparado con sí mismo, en este período y comparado con el presidente anterior?

AG: Sí, para decirlo muy rápido, es como si no hubiera tenido ganas de ser presidente, como si hubiera sido presidente por obligación. Es un poco injusto esto porque algunas coas se las tomó en serio.
Por ejemplo, se tomó muy en serio creo yo el tema del déficit fiscal, y el riesgo de perder el grado inversor se lo tomó en serio. Y no es poca cosa esto, porque el Frente pagó un precio político importante por hacer un ajuste fiscal en el 2016.
Yo creo que es más mérito del ministro que del presidente, el que lo convenció de esto fue Astori, pero de todas maneras el presidente lo respaldó.
Ahora, sacando esto que lo manejó con seriedad, a pesar de que el déficit no bajó todo lo que se precisaría, pero tomó el toro por las guampas, dijo este es un problema serio y si tengo que poner la cara la pongo. Esto lo hizo.
Ahora, después, ya hablé del tema de la educación ¿no?

 

MAB: Sí

AG: Pero después nada:
Porque, por ejemplo, el primer gobierno tuvo una agenda muy grande. Bueno, respaldó al canciller con el tema de la apertura comercial. A ver, pocos resultados, porque además en el Frente es un tema polémico, ya lo vimos en el Congreso. Pero bueno, finalmente lograron el Tratado de Libre Comercio con Chile.
Bueno, entonces, ¿el presidente qué tenía? En la agenda del presidente eran las cuentas públicas, yo creo que empujado por el ministro de Economía.
La apertura comercial empujado por el ministro de Economía. El presidente yo creo que cree en eso, por algo puso al canciller que puso, pero no hay mucho para mostrar.
Después no hay, uno no ha visto un presidente enérgico, porque aquel presidente, el Vázquez 1, era un presidente que no estaba presente todo el tiempo pero que uno lo veía. Veía una agenda grande y en última instancia él hacía sentir su autoridad, el presidente no.
Fíjense que en el primer gobierno, por ejemplo, se tomó el trabajo de renovar el gabinete, ahora ni siquiera ese trabajo se tomó.
Es decir, bueno, ¿seguiremos con Bonomi o cambiaremos? ¿Seguiremos con Rossi? ¿Seguiremos con María Julia? Ni siquiera eso. Como que apostó a sus leales y dijo, me quedo acá en mi zona de confort, no me complico la vida.
Cuando hay una demanda, yo creo que no es en la opinión pública, hay una demanda dentro del Frente Amplio y dentro de la gente más activa, dentro de los militantes y dirigentes hay una demanda clarísima de renovación, que ahora se expresa por ejemplo en las candidaturas ¿no?
¿Pero por qué no renovó el gabinete y le dio un refresh? ¿Por qué no refrescó la imagen del gobierno? La popularidad del gobierno es muy baja, la evaluación de la gestión es muy mala, y ni siquiera reaccionó. Yo qué sé...

 

MAB: El vínculo con la gente, ¿vos no ves un cambio también? Antes como que había, vamos a decir, más onda con la población, con la gente que se encontraba, pero ahora todas las...

AG: Pero han hecho cosas muy raras, lo que hizo con la cadena de televisión, miren, trascendió que estaba enfermo, que tiene problemas lumbares, yo pienso que sí, que debe tener un problema de orden médico porque sino es muy difícil imaginarse un político que... A ver, es un político muy en serio Vázquez, estamos hablando de una de las grandes figuras de la política nacional.
No podés entender este país en los últimos 25 años o 30 años sin Vázquez, un político con mucho coraje. Hablábamos de coraje hace un rato, es un político con coraje...

 

DM: Fue el primer intendente del Frente Amplio

AG: ¡Claro! Tuvo coraje cuando aceptó ser candidato a la Intendencia, cuando fue intendente. Tuvo coraje para desafiar a Seregni nada más ni nada menos, y lo liquidó en un abrir y cerrar de ojos. Tuvo coraje para enfrentarse a Astori, tuvo coraje para repatriar a Astori.
Astori estaba liquidado políticamente a principios del 2004 y Vázquez dijo, este va a ser ministro de Economía y todo el Frente Amplio se tuvo que callar la boca. Tuvo coraje para sostenerlo, tuvo coraje en el primer gobierno, tuvo coraje para destituir a aquel general Díaz ¿no?
Es decir, ha mostrado coraje muchas veces en la vida. Y en este gobierno está quieto, quietito, como esperando que termine el mandato, sin mucha energía, sin mucha agenda, ni siquiera incidió adentro del Frente por las candidaturas.
Porque yo pensé, yo estaba convencido que iba a empujar de vuelta a Astori, porque el Vázquez que uno conoció es un Vázquez que no le gusta perder ni a la bolita, como se dice, y él mismo lo reconoció alguna vez.
Entonces, hace 10 años no pudo imponer la candidatura de Astori y dije, Tabaré irá por la revancha. ¡Ni siquiera eso! Parecía que sí pero no, le soltó la mano y dejó que lo mataran.
Para mí, insisto, un error importante del Frente Amplio, un error importante. Guiarse por las encuestas en lugar de guiarse por el razonamiento

 

MAB: Porque además el Frente Amplio, los gobiernos del Frente Amplio, habrían sido yo creo que imposibles o muy diferentes sin Astori, porque ha sido el eje...

AG: Pero claro que sí, se puede criticar, obvio que todo es criticable

 

MAB: Vos podés estar de acuerdo o no

AG: Y sí, cuando se escriban los libros de historia se dirá, el principal gobernante que tuvo el Frente Amplio, sacando a los presidentes, fue Astori, desde luego.

MAB: Sí, sí

 

DM: ¿Ahora, esto cómo conspira a favor o en contra de los candidatos que se presenten? Recién hablábamos que Daniel Martínez, parte de su campaña la va a hacer cuestionando un poco lo que ha sido hasta ahora...

AG: Parece que sí

 

DM: Digo, esta actitud del gobierno no genera, pensando positivamente hacia lo que se viene para el Frente Amplio, en una cuestión de que ahora se viene una renovación, ahora cambia

AG: Sí

 

DM: Esto de que el gobierno esté como en frío, el gobierno esté congelado y que Daniel Martínez poniéndose desde ese lugar pueda querer mostrar otra cara

AG: Sí

 

DM: Que si el gobierno se activa capaz que dicen, bueno, pero que sigan lo mismos

AG: Sí.
El gobierno no se puede activar mucho ¿no? O sea, la verdad, ya pasaron 4 años, lo que hiciste lo hiciste y lo que no hiciste no lo hiciste, debería ser la época de cosechar lo que hiciste, la elección es esa, cosechar lo que hiciste.
Bueno, el frente no es que no haya hecho nada, el frente ha hecho cosas. El Sistema de Cuidados avanzó, no sabemos cuánto, lo único que ha hecho el gobierno es algunos spots en la tele.
Bueno, el gobierno tiene un año, 11 meses, 10 meses capaz, ¿básicamente qué tiene que salir a hacer? Tiene que salir a defender lo que hizo, a defender lo que hizo y por supuesto a prometer que puede hacer más, pero no podés prometer que vas a hacer más sin defender lo que hiciste, porque si vos simplemente criticás, si te plegás a la opinión pública que está molesta, la gente va a decir, ah, tiene razón la oposición, vamos a votar a la oposición.
La que viene diciendo que el gobierno gobierna mal es la oposición.
Entonces la gente, si incluso el gobierno lo admite, ¿qué va a decir? Tiene razón la oposición, tiene razón Lacalle Pou, tiene razón Novick, tiene razón Sanguinetti.
¿Qué tiene que hacer un gobierno para retener el poder? ¡Defenderse! Mostrar sus logros, si los tiene.
Yo creo que como gobierno tiene muchos menos de los que tendría que haber tenido si se hubiera gobernado con otra energía. Como era progresista, porque lo que se va a estar plebiscitando también es eso, al final de cuentas son 14 años, es un gobierno, son 14 años. Como era progresista el frente tiene más cosas para mostrar.
¿Se va a defender o va a salir a darle la razón a la oposición?

 

MAB: Leo algunos mensajes, Héctor del Buceo dice: "Recuerdo claramente cuando no estaba Astori gobernando y defendía los aumentos salariales coincidiendo con Faropa, diciendo que estos no generaban inflación como sí lo sostenía la derecha. Pero ahora, como en tantas otras cosas, sostiene lo contrario. ¿Qué lo gira 180º? Nunca le oí ni leí de él una explicación de su cambio, tampoco ningún periodista se lo pregunta de frente"

AG: Es muy bueno, yo creo que tiene razón, el oyente tiene razón. Yo tampoco le escuché a Danilo Astori una autocrítica y absolutamente cierto, soy lo suficientemente viejo para acordarme de Astori en los 80 muy claro.
¿Cuál es la diferencia entre Astori y Cervino hoy, entre este Astori y aquel Cervino?

 

MAB: Sí, sí

AG: Ahora, esto igual no quita, creo yo, que ha sido un gobernante extraordinario, muy serio y capaz que lo que hacía Cervino en aquella época no estaba tan mal. Por algo el Frente en muchas políticas, era continuar lo que venían haciendo los partidos tradicionales.
Capaz que el Frente terminó entendiendo que aquello que criticaba no estaba tan mal

 

MAB: Lucía pregunta: "¿Qué debilidades tiene Daniel Martínez que es apoyado por una variedad de sectores desde Asamblea Uruguay a Casa Grande? ¿Qué es lo que usted resalta de él que genera apoyo en la gente, gestión, carisma?

AG: Sí, creo que tiene como fortaleza...

 

MAB: No sé si tiene tanto apoyo...

AG: Y bueno, la gestión, él como persona está bien evaluado, su gestión en la Intendencia está bien evaluada, yo creo que él comunica entusiasmo y la verdad sea dicha, uf, es tan difícil ver gente entusiasmada en este país; políticos con entusiasmo, políticos con sueños.
Entonces, yo creo que eso, capaz que hablo a título personal, a mí me cae bien ese rasgo de Martínez, ver un político que dice quiero hacer cosas, quiero hacer esto y quiero hacer lo otro. Aunque la verdad, de lo que quiero a lo que puedo siempre hay una brecha grande, y termina concretando menos de lo que quiere, pero por lo menos yo creo que la gente le reconoce el entusiasmo, los sueños, la energía, el dinamismo.
Ahora, ¿alcanza eso?
Debilidad, yo creo que la debilidad principal es una debilidad teórica. La debilidad teórica es de vuelta pensar que uno puede ser presidente plegándose a la ola de la opinión pública. No, no, para mí no es así.
Es mostrando otra contundencia, incluso contradiciendo la opinión pública

 

MAB: Manuel de Sayago dice, "¿Cuánto pesa hoy el sector más "principista" o de izquierda del Frente Amplio, cuyas propuestas programáticas ganan en comisiones y pierden en la plenaria del Congreso?
¿Cuánto de ese sector puede seguir cautivo para las próximas elecciones en el Frente Amplio o tomar otras opciones como la Unidad Popular? Cuanto gane quien gane en la próxima elección puede pesar el Parlamento. ¿Tendrá un peso inédito?

AG: El sector más de izquierda del Frente yo creo que pesa mucho, pesa mucho.
¿Lo que retiene a los electores más de izquierda dentro del Frente Amplio qué es? La presencia de un Partido Comunista importante, que sigue siendo muy doctrinario y que ahora además hasta tiene un caudillo...

 

MAB: Sí, tiene caudillo, claro

AG: Como Andrade.
¿Qué retiene al elector de izquierda? Casa Grande, tiene un perfil distinto pero que es una propuesta claramente de izquierda, muy de principios. Quizás el sector que yo diría es el sector más principista adentro del Frente probablemente sea Casa Grande ¿no?
Ahora, claro, el elector de izquierda dentro del Frente Amplio siempre termina pensando, bueno, está bien, está el Partido Comunista, está casa Grande pero después, cuando llega el momento de gobernar, los más moderados al estilo Astori terminan teniendo un peso muy importante en las políticas públicas.
Entonces, el elector de izquierda vive esa contradicción.
No sé qué va a pasar en la próxima elección, pero, a ver, supongamos que Daniel Martínez es el candidato del Frente, y supongamos que Daniel Martínez aplica el manual. El manual es ser tan centrista como sea posible durante la elección, y hace un discurso muy de centro, y bueno, capaz que el frente pierde votos por la izquierda, más de lo que ya perdió cuando se fue Unidad Popular. Capaz que Unidad Popular crece.
Es decir, cuanto más de centro sea el discurso electoral, mas bronca le va a dar a la gente más de izquierda y va a decir, no, voto a Unidad Popular aunque sea en la primera vuelta y después veo. Puede pasar ¿eh?

 

MAB: Bueno, estamos en los últimos minutos de esta entrevista, que por supuesto van a haber otras, pero nos queda todavía hablar de algunas coas, por ejemplo, Unidad Popular, la nombrabas allí, la nombraba algún oyente. ¿Qué se puede esperar de lo que le pase a la Unidad Popular? ¿Cómo ha sido la Unidad Popular en esta primera vez que está en el Parlamento?

AG: Bueno, ha sido bastante visible para lo pequeña que es, se habla de Unidad Popular, y sí, ha tenido cierto protagonismo en algunos temas, estoy pensando en los temas de los hospitales, ASSE, todo aquello. Me parece que ha tenido un protagonismo.
Miren,  lo que dice el manual del politólogo es, las actuales reglas electorales, la representación proporcional y la doble vuelta favorece el aumento del número de partidos políticos, por una razón muy sencilla, todos sabemos que podemos votar en octubre lo que más nos gusta porque nos queda siempre una bala en la recámara que es noviembre

 

DM: Ese es el escenario claro para las próximas elecciones, primera vuelta es más parlamentaria y la segunda es presidencial

AG: Todos sabemos que podemos darnos el gusto de votar algún partido diminuto igual en la primera vuelta porque el presidente, que es lo que más nos importa a la larga, el presidente lo elegimos en noviembre.
Entonces, en este escenario y con un Frente Amplio que yo creo va a hacer una campaña súper de centro, súper centrista, no me asombraría que Unidad Popular pueda crecer.
No sé, Daniel Martínez, yo me lo imagino anunciando que va a tener un economista bien centrista, o más parecido a Danilo Astori que encuentre, en julio. En julio o en agosto va a estar diciendo el ministro de Economía va a ser fulanito de tal, Ignacio Munyo

 

MAB: ¡Claro! Para irnos al extremo sí...

AG: Estoy embromando, aparte tengo cariño por Munyo, pero para ponerles un ejemplo. Un economista lo más centrista y lo más amigo del mercado posible...

 

DM: Que podría ser de Lacalle Pou también

AG: Ponele, incluso, incluso.
Pero un economista de tradición frenteamplista, yo qué sé, pero una persona, ponele, puede ser Mario Bergara. No creo que a Mario Bergara le interese ser ministro, no me lo imagino, pero ponele, ara que la gente entienda, un hombre, si Fernando Lorenzo no estuviera tan cuestionado, si no hubiera salido tan lastimado del gobierno de Mujica, ponele. Pero para que tengan una idea, Pablo Ferreri, no sé

 

MAB: Vos decís que son de centro, que son los que están...

AG: Y son el equipo astorista. El equipo astorista es un equipo de centro-izquierda para mí, pero para el votante de Unidad Popular es poco menos que de derecha. Para mí son centro-izquierda, pero para el votante de Unidad Popular es gente casi que de derecha, son casi neoliberales, o sin el casi

 

MAB: Sin el casi.
Bueno, lo de Cervino que hablábamos recién, si tenía razón o no tenía razón

AG: Entonces, si hace eso, si Daniel Martínez dice que el ministro de Economía va a ser alguien del equipo astorista, A, B, C, D, cualquiera de ellos, el votante de la Unidad Popular va a decir, ah no, esta película ya la vi. O votante de comunistas o votantes de Casa Grande o votantes del MPP van a decir, no, otra vez, yo quiero de una buena vez un gobierno de izquierda, voy a votar a Unidad Popular y después veo en noviembre.
¿Pronóstico? Y yo creo que el votante de Unidad Popular o la gente de Unidad Popular puede razonablemente aspirar a crecer. Puede crecer, en estas circunstancias puede crecer sí

 

MAB: ¿Sartori tiene espacio?

AG: Bueno, es un experimento ¿no? El experimento es cuánto importa la plata en este país para hacer política, porque es sólo plata, es sólo dinero

 

DM: ¿Novick no es en el mismo sentido una señal también?

AG: Novick también, pero Novick es otra cosa...

 

MAB: Es otra cosa sí

AG: Totalmente.
Novick es un empresario, pero un empresario que está metido en la política hace tiempo, que tiene raíces en este país, tiene raíces

 

MAB: El otro viene de afuera

AG: Sartori tiene raíces en el mercado global de los bonos de no sé qué, tiene raíces etéreas, es un clavel del aire

 

MAB: Y sí, ni vive acá

AG: Pero claro, vive en un avión.
Novick no, Novick vive acá, se entusiasma acá, los hijos juegan al fútbol, es otra cosa. Hay plata pero Novick es muchísimo más que plata, es un político a tomárselo muy en serio

 

DM: ¿Y si Sartori crece qué quiere decir?

AG: ¿Va a crecer Sartori? Yo creo que no, así, para contestar clarito, yo creo que no, que no va a crecer.
Obviamente que el candidato blanco no va a ser Sartori, por más plata que ponga.
Ahora, bueno, ¿se podrá asociar a alguno de los otros precandidatos, podrá negociar algún lugar en alguna lista? No sé qué va a pasar

 

MAB: Quién sabe qué quiere ¿no?

AG: Quién sabe qué quiere, quién sabe.
Bueno, va a ser interesante, parece que la semana que viene, están hablando del 11 de diciembre, que va a lanzar su pre candidatura, va a ser muy interesante escucharlo.
Pero bueno, la verdad que es un poco llamativo, que aparezca en este país, en el país de los partidos fuertes, en el país de las tradiciones, que aparezca un clavel del aire

 

MAB: Adolfo Garcé, muchas gracias por haber venido.

AG: No, por favor, que tengan un buen día.