“LO QUE EL FASCISMO NO PUDO DERROTAR, NO LO VA A DERROTAR EL OPORTUNISMO”
Gustavo López le responde al PCU ante ofensas a la Unidad Popular y al diputado Eduardo Rubio, 10 enero de 2019

El candidato a la vicepresidencia de la República por la Unidad Popular, calificó al dirigente del Partido Comunista Daniel Marsiglia como “un Asalariado del Pensamiento Oficial, y como tal no tiene más remedio que salir a decir las cosas que dice de la Unidad Popular”. “Para estar a la altura de poder ofender a la capacidad de trabajo de nuestro Diputado, a su capacidad de iniciativa y propuesta, a su incansable y comprobado apego en todas las situaciones en el Parlamento y a lo largo de su vida donde ha quedado comprobado su compromiso con el movimiento popular y con la izquierda… eso no lo hace quién quiere sino quién puede, y en este caso (Marsiglia) evidentemente no puede”, sentenció Gustavo López. Transcribimos la nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/gustavo-lopez-971-2019-audios-mp3_rf_31330699_1.html

 

José Luis Vázquez: Esta semana retomó sus reuniones habituales el Secretariado Ejecutivo del PCU. Daniel Marsiglia es secretario de Unidad Política del PCU, es decir tiene la responsabilidad de concurrir a la Mesa Política del Frente Amplio en representación del PCU (la Mesa Política es la Dirección cotidiana del FA). En declaraciones este martes a Radio Uruguay, Marsiglia dijo estar preocupado porque han realizado reuniones con Politólogos y Sociólogos que dicen que el FA ha perdido 2,5% de electores por izquierda (en Montevideo) y que una buena parte de ello se lo adjudica a la Unidad Popular:
“Hay un comparativo, nosotros hicimos un estudio interesante de las elecciones estudiando con compañeros del Partido sociólogos y politólogos… Hemos perdido importantes votos por izquierda, y los votos que se perdieron en Montevideo que es muy importante, un 2,5% es por izquierda… Porque uno puede decir después qué quiere decir izquierda, es otro debate… Pero si uno mira la votación del FA, podría decir que los sectores que están más a la izquierda fueron los que tuvieron más votos”.
Hasta ahí venía bien; pero después desbarrancó, porque comenzó a descalificar a Eduardo Rubio y a la Unidad Popular: “Porque si a mí me abrieron una pata donde tengo un Diputado que supuestamente es de izquierda y se pasea con toda la túnica amarilla por todos lados… hablo de Rubio (y la Unidad Popular)… ¡no está en la izquierda! Porque algún proyecto del Frente Amplio tenían que haber votado. Porque no estás hablando que es un proyecto particular para Daniel Marsiglia, es un proyecto que generaba beneficios y derechos para un conjunto de la sociedad. ¡No lo hiciste, macho!
Pero yo me tengo que hacer responsable, porque yo quiero decir: a la izquierda del Partido no puede haber nada. Pero nos abrieron una pata, entonces ahí también hay que meter una oreja”.
Estamos en contacto con el candidato a la Vicepresidencia de la República por la Unidad Popular, Gustavo López.
Buen día. ¿Escuchaste estas declaraciones?

Gustavo López: Buen día, José Luis. Saludos a la audiencia.
Efectivamente las declaraciones de Marsiglia comienzan por reconocer lo evidente, que es el corrimiento de un sector importante del electorado frenteamplista hacia la Unidad Popular. Esto lo reconocemos, lo evidenciamos, lo sentimos en todo el país y particularmente en Montevideo.
Pero luego derrapa Marsiglia, comienza con una serie de calificaciones injuriosas y sobre todo miente no por ignorancia, sino que miente porque cuando afirma que la Unidad Popular no ha acompañado los proyectos del Frente Amplio, él sabe que eso no es así.  
Hemos votado en el Parlamento un conjunto de propuestas que ha presentado el gobierno, sobre todo aquellas que favorecen a los trabajadores.
De la infinidad de proyectos que podrían mencionarse, podemos mencionar por ejemplo la extensión de los seguros de paro a las empresas gestionadas por trabajadores. Esto no es naturalmente una solución de fondo y lo ha denunciado nuestro Diputado en forma sostenida, pero sí alivia la angustia de quien está sin empleo.
Lo que tiene que explicar Marsiglia es por qué está en el gobierno de Astori, por qué está en el gobierno del mejor aliado de los Estados Unidos en la región, por qué está en el gobierno que se abraza con Bolsonaro en la asunción del pasado del 1° de enero, por qué está en el gobierno que mantiene la impunidad, por qué está en el gobierno que reprime sostenidamente a los sectores populares.
En ocasión de las reuniones de seguridad que convocara Vázquez, nos tocó trabajar con Marsiglia dos meses y pico. Yo creo que lo escuché hablar una vez sola para decir que sí a alguna de las propuestas represivas de Bonomi; el resto del tiempo lo único que hacía era sonreír a todo cuanto decía Tabaré.
Entonces, este hombre es en última instancia un asalariado del pensamiento oficial, y como tal no tiene más remedio que salir a decir las cosas que dice de la Unidad Popular.

 

JLV: ¿Por qué te parece que se dan estas declaraciones?

GL: La Unidad Popular en este país es la experiencia unitaria de la izquierda de mayor trascendencia en la coyuntura actual. Es la experiencia de la reunificación de la izquierda de mayor trascendencia y de mayor perspectiva. Y el diputado Rubio es la encarnación parlamentaria de esa experiencia, que lo ha hecho con un apego a los principios, con una ética intachable, con una capacidad de propuesta -en fin- reconocida por propios y ajenos.
Por tanto, en tiempos de crisis del gobierno, de degradación del gobierno, es frecuente que aparezcan este tipo de personajes.

 

JLV: No ofende quién quiere sino quién puede.

GL: Claro, porque además para estar a la altura de poder ofender a la capacidad de trabajo de nuestro Diputado, a su capacidad de iniciativa y propuesta, a su incansable y comprobado apego en todas las situaciones -no solo en el Parlamento, sino desde muchos otros lugares a lo largo de su vida-, donde ha quedado comprobado su compromiso con el movimiento popular y con la izquierda…
Eso no lo hace quién quiere sino quién puede, y en este caso (Marsiglia) evidentemente no puede.

 

JLV: Gracias Gustavo.

GL: Gracias. Un abrazo.