“LA VIEJA ASPIRACIÓN DE LOS PARTIDOS TRADICIONALES ERA VENDER LOS SERVICIOS DE ANCAP Y HASTA LA ANCAP TODA. HOY SE CONSOLIDA ESO CON EL FRENTE AMPLIO”
Entrevista a Enrique Molina (UTTC), 14 de enero de 2019.

 

Enrique Molina dirigente de la Unión de Trabajadores Transportistas del Combustible (UTTC) compartió la mañana de la 36 con María los Ángeles Balparda para hablar de la liberación del transporte de combustible por parte de Ancap. Dijo que “la última adquisición del transporte de carga es la circular de Ancap sobre el tema de la liberación de los calibres y consideramos que atrás de eso hay algo más”. Explicó que los calibres eran permisos otorgados por Ancap a las empresas de transporte para operar dentro de las plantas de Ancap para cargar y entregar a las estaciones de servicio o servicio inter plantas, eso mantenía un staff de camiones al servicio de esa operativa. Esa regulación hasta ahora pasa a ser otra cosa, “ahora cualquier persona puede comprar un con las exigencias de Ancap y cargar combustible. Las consecuencias pueden ser baja en el trabajo de las camiones que están operando, rebajas salariales y pérdida de fuentes de trabajo. A continuación transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/enrique-molina-14-1-audios-mp3_rf_31467003_1.html

María de los Ángeles Balparda: bueno, acá tenemos con nosotros en el estudio, cosa que agradecemos mucho, a Enrique Molina, un compañero que trabaja manejando un camión, que muchas veces llamamos cuando hay tema con los transportistas y queremos tener un opinión en la que podamos confiar. Muchas veces el propio trabajo no le permite estar todo lo que quisiéramos, tanto él como nosotros, pero hoy pasó por la Radio y acá lo agarramos aunque sea estos minutos con temas que no terminan.
Buen día, bienvenido.

Enrique Molina: Sin fin.
Buenos días a la audiencia, buenos días a ustedes y a todos los compañeros de la Radio.

 

MAB: La última novedad es esta de la habilitación que hizo ANCAP para el transporte.

EM: Sí, esa es la última adquisición del transporte, la circular de ANCAP sobre el tema de la liberación de los calibres y que nosotros consideramos que detrás de eso viene algo más también

 

MAB: ¿Qué quiere decir liberación de los calibres?

EM: La liberación de los calibres, hasta antes de esa situación estaban los calibres regulados por ANCAP, era permisos otorgados a las empresas de transporte para operar dentro de las plantas de ANCAP, cargar y entregar a las estaciones de servicio o trabajar en interplanta como se le llama de una planta a la otra. Eso lo que hacía hasta ahora era mantener un staff de camiones al servicio de esa operativa, que estaban distribuidos a su vez en distintas compañías, para distintas compañías.
esa regulación hasta ahora ya pasa a ser otra cosa, ahora cualquier persona puede adquirir un camión, comprar un camión cualquiera que tenga por supuesto las especificaciones que requiere ANCAP para entrar a las plantas y poder cargar sin problema ninguno.
Eso trae un montón de consecuencias a priori como por ejemplo el tema de baja de trabajo en los camiones que están operando, puede traer problemas en los salarios, puede traer problemas en la desocupación, que nosotros estamos observando muy atentos a todo ese tipo de cosas porque justamente, a lo que a nosotros nos atañe, es la fuente de trabajo y los salarios

 

DM: ¿Qué funcionaba mal ahí? ¿Por qué cambia ANCAP?

EM: Mirá, nosotros consideramos que era una de las pocas actividades que, bien regulada, funcionaba y funcionaba bien. Allí, todo lo que está regulado, que está ordenado, parece ser que no funciona en este país, tiene que ser de otra manera, pero esto funcionaba

 

DM: ¿Y entonces por qué cambia ANCAP la forma de funcionamiento?

EM: Y para nosotros hay un trasfondo político muy profundo.
Nosotros advertíamos hace unos cuantos meses cuando ANCAP, empezando, esta historia viene de los años 90. Nosotros recordamos, los que tenemos unos cuantos años en esto recordamos que desde la época de Lacalle, de Jorge Batlle y más atrás inclusive, la vieja aspiración de los partidos tradicionales era vender todo lo que eran los servicios de ANCAP inclusive hasta la ANCAP propia. Hoy se consolida eso con la administración del Frente Amplio, esa es la verdad del pepino, para nosotros es un neoliberalismo puro.
Entonces, en los últimos años hemos tenido eventos, por ejemplo la parada del Buque ANCAP IX que es un barco que está preparado para navegar por los ríos, fue hecho para eso para navegar por los ríos, argumentando cosas a veces bastante insólitas, pero fue una parada con una clara intención de desregular toda la actividad del tráfico de ANCAP interno.

 

DM: Que ahí se contrató a privados también.

EM: Exacto, ahí se contrataron barcos privados.
En aquel momento nosotros advertíamos algunas cosas entre los compañeros y decíamos, ojo con esto porque esto se va a hacer extensivo en el tiempo. Y hay una clara intención de entregar lo que es el negocio del combustible a los privados de parte de ANCAP. Y luego pasa en el gas otras señales más.
En el gas también hubo algún desequilibrio ahí en el transporte y está más allá del cumplimiento o no cumplimiento de las empresas. Supongo que hay, como hay en el caso de nosotros, determinadas auditorías que se realizan año a año para contemplar si las empresas funcionan bien o no funcionan, eso por lo menos nosotros lo tenemos en algunas empresas.
Pero también advertíamos de vuelta, miren que esto... Y ahora nos cae a nosotros, como peludo de regalo, este informe. Que sí, puede haber algo de cierto de que a raíz del conflicto puso el tema en la opinión pública, generó complicaciones en el abastecimiento que no fue el tal desabastecimiento sino que para nosotros la preocupación de las autoridades era que no se recaudaba lo que se tenía que recaudar. Y el abastecimiento o desabastecimiento lo entrecomillo eso porque estaba funcionando, en varias plantas del interior se estaba entregando combustible normalmente.
Y bueno, hoy día tenemos esta situación, nosotros vamos a estar muy alertas, muy atentos a la parte que nos toca de la fuente de trabajo, los salarios y de que se respete lo que hasta ahora se ha mantenido.
Vamos a ver, vamos a esperar que sucedan algunas cosas más.

 

MAB: Sí, porque esto va a generar reacción, en determinados sectores va a generar una reacción.

EM: Sí, sí

 

MAB: A nivel empresarial me imagino que estarán muy atentos

EM: Y claro, lo que tenemos entendido es que ya ha habido algunas reuniones entre los empresarios del transporte y las autoridades de ANCAP, sin mucho éxito

 

DM: Hace unas semanas hubo un incidente que uno supone que puede no estar ajeno a esta decisión, un accidente laboral donde un trabajador se lastimó, y bueno, esto se solucionó, se reparó la situación, ahora hay mayor seguridad para los trabajadores. ¿Y esto entienden ustedes que puede haber sido como una especie de chispazo, se tenía algo preparado y esto sirvió como para lanzar esta medida?

EM: Sí, es posible sí, yo estoy con la idea de que algo de eso hay, como que se buscó como pretexto ese momento de desabastecimiento o de movimiento en el transporte como para imponer este tipo de cosas. Que por supuesto eso estaba en carpeta, y estaba desde hace muchos años, siempre bien cerca de salir, en la gatera como se dice. Ahora se sacó, toda una cuestión de recaudación.
El incidente en sí generó, fue el detonante vamos a decir de una serie de situaciones que se venían dando. Nosotros veníamos reclamando seguridad y mejoramiento en las plantas desde hace 15 años, con los distintos directores que hubieron, Daniel Martínez, Raúl Sendic, Coya, con todos los directorios estuvimos sentados conversando sobre el tema de la seguridad en las plantas, y la verdad, no se puso un solo mango en el tema de las plantas de combustible. Es decir, hubo algunas mejoras leves en los últimos tiempos pero básicamente, en lo que debe ser la infraestructura como para trabajar con seguridad, no se ha puesto.
Ahora hay un plan promovido a raíz de la paralización que hicimos y todo lo demás, que apunta a ir mejorando la infraestructura vieja que hay, que nosotros decimos, nos van a hacer una planta nueva dentro de 3 o 4 años, bárbaro, pero mientras tanto tenemos que seguir trabajando y cargando; tenemos que entrar a las plantas y tenemos que mejorarlas. Bueno, vamos a ver, hay un plan hecho, hace pocos días tuvimos una segunda reunión después del paro donde se comprometieron a desarrollar determinadas actividades para mejorar las plantas. Bueno, nosotros vamos a supervisar todo eso, vamos a ver, porque además lo vemos todos los días, porque entramos todos los días a cargar, porque estamos todos los días ahí.
Y empezaremos por ahí por La Tablada y después seguiremos por el resto de las plantas, pero en todas las plantas es necesario mejorar las condiciones

 

MAB: Ahora, es impresionante el manejo que se hace del tema frente a la opinión pública, porque vos escuchás en medio del conflicto era, pero les estamos diciendo que vamos a arreglar y siguen con estas medidas tan intransigentes, no aflojan siendo que les estamos diciendo que sí...

EM: Mirá Ángeles, nosotros llevamos el segundo servicio esencial, y si contabilizamos las horas de paro que hemos hecho para tener 2 servicios esenciales, no sé si llegan a 50 horas. Creo que no llegan a 50 horas, fueron 2 días, 1 en el 2012 que fue 1 día y algo, y ahora 1 día

 

MAB: Y tienen la declaración de servicio esencial

EM: Y tenemos 2 declaraciones de servicio esencial.
Entonces, uno se pregunta, ¿no era mejor tomar el toro por las astas, resolver el problema básicamente que tampoco nosotros pedíamos una cosa exagerada sino algo normal, al menos que se pusieran a trabajar en eso, que declarar servicio esencial?
Nosotros, y voy a decir más, como sindicato, paro es importantes, primero porque es una actividad muy delicada, nosotros respetamos mucho eso porque es una actividad muy delicada y muy sensible. Hay que tener una muy buena organización como para tomar una medida en esa actividad.
Entonces, nosotros desde el 2011 a esta parte, aparte de esos 2 grandes paros, habremos hecho 2 o 3 paritos, contra ANCAP creo que este fue el más importante, los demás no fueron contra ANCAP, fueron contra las patronales. Hubo uno por salario, por regularizar, inclusive era por regularizar una actividad que durante años tuvo desregulaciones desde el punto de vista administrativo muy importantes, que se trabaja en un montón de empresas en negro, nos reconocieron los propios integrantes de la ITPC (Intergremial de Transporte Profesional de Carga Terrestre del Uruguay), era para regularizar la actividad laboral desde el punto de vista administrativo y de los salarios. Ni siquiera pedíamos grandes aumentos de salario, era sólo eso, establecer en un documento cómo se debería de funcionar legalmente, nada más que eso.
Después fueron conflictos por problemas de relacionamiento con algunas de las compañías, eso sí, hubo movilizaciones. Hubo movilizaciones en solidaridad con el SUTRA (Sindicato Único de Trabajadores Rurales de Artigas) en algún momento cuando el SUTRA hizo una movilización importante hace unos cuantos años atrás, por el 2010 o 2011 se hizo una movilización importante.
Esas son las movilizaciones importantes que hemos desarrollado durante estos años nosotros, tampoco es… lo único es que son a fondo, cuando movemos, movemos, es eso. Pero ya digo, en 2 etapas, en el 2012 una y en el 2018 otra, 6 años después, 2 servicios esenciales declarados. Nos parece una cosa medio, no es que se merezca eso la actividad sino que es desmedido, no tiene sentido. Porque a nosotros realmente las medidas de esencialidad no nos afectan en nada, porque nosotros, de los 365 días del año, trabajamos seguro 320 días y no 8 horas ni 6, hacemos 13 o 14 horas por día.
Quisiera que fueran de mañana allí a la planta a hablar con los compañeros, ¿de dónde vienen? Ah, estoy viniendo de La Coronilla o de Paysandú o de Salto y vengo a cargar acá, salí hoy a las 5 de la mañana y andá a saber hasta qué hora tengo.
Es decir, el trabajo nuestro es eso. Por las dudas porque hay gente que piensa que nosotros hacemos 8 horitas y nos vamos para casa y nos llevamos no sé qué cantidad de dinero como hay comentarios que han hecho por todos lados.

 

MAB: Sí, que se llevan ‘la guita’.

EM: Entonces, la esencialidad para nosotros ni existe, a nosotros no nos obliga en nada. Al contrario, si ponemos en contrapeso el compromiso que tienen los trabajadores del combustible con la esencialidad, es más comprometida la de los trabajadores del combustible que la propia esencialidad.

 

DM: Enrique, te queremos agradecer mucho por estos minutos, es muy valorable tenerte acá, siempre para nosotros es muy importante hablar con los transportistas, y bueno, esta oportunidad la aprovechamos mucho por poder hacerla aquí en el estudio.
Seguimos en contacto, estamos a la orden para recibir información

EM: Por supuesto, siempre a la orden, muchas gracias por todo.