A CIEN AÑOS DEL ASESINATO DE ROSA LUXEMBURGO “UNA DE LAS PERSONAS MÁS DESTACADAS DEL MARXISMO”
Contacto con el profesor Alción Cheroni, 15 de enero de 2019

El martes 15 de enero se cumplieron cien años del asesinato de Rosa Luxemburgo y en ‘Mañanas de Radio’ se dedicó un espacio a reivindicar la figura de la revolucionaria marxista polaca, en contacto con el Epistemólogo y Docente universitario, profesor  Alción Cheroni. En la oportunidad, el profesor Cheroni repasó la vida y obra de Rosa de Luxemburgo, que había nacido el 5 de marzo de 1871 en Polonia y fue asesinado el 15 de enero de 1919 en Berlín, Alemania. “Es una de las figuras más importantes en el desarrollo del marxismo revolucionario, sus aportes son muy amplios” y además participó directamente desde muy joven en los procesos revolucionarios de su época, explicó. Transcribimos a continuación esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/prof-alcioncheroni-1571-2019-audios-mp3_rf_31495991_1.html

María de los Ángeles Balparda: Tenemos el gusto de recibir, por teléfono, al profesor Alción Cheroni, sabemos que la audiencia valora mucho el análisis que hace.
Buen día. ¿Cómo te va?

Alción Cheroni: Buenos días. Muy contento de poder comunicarnos con Ustedes y estar en contacto con la audiencia.
¿Cómo han pasado ustedes el año?

 

MAB: Bien, tratando de seguir esta realidad y ayudar a cambiarla.

ACh: Ese parece ser el programa.

 

MAB: Cheroni, el tema que hoy nos permite esta conversación son los 100 años del asesinato de Rosa Luxemburgo, que pienso que sería bueno que vos la presentaras pensando en las generaciones jóvenes, que pueden tener poca o mala información.

ACh: Bien.
Rosa Luxemburgo nació en Polonia, el 5 de marzo de 1871, y luego de un proceso de formación personal, de estudios etc., llegó a ser Doctora en Derecho, en Leyes, y en Ciencias Sociales, estudio Filosofía etc. Ya desde muy joven se integró plenamente al proceso revolucionario de la época.
Rosa Luxemburgo pertenece a la segunda generación de marxistas revolucionarios, digamos después de los sucesores de los fundadores (Karl) Marx y (Friedrich) Engels; aquella primera generación que formaron (August) Bebel, etc., estuvieron directamente vinculados en relación con la fundación de la Segunda Internacional y a su vez con Federico Engels. Rosa Luxemburgo pertenece a la generación que formaron –por la misma fecha de nacimiento, de la década del ’70 del siglo XIX- (Vladimir) Lenin, (León) Trotsky, (Josef) Stalin, etc.
Esa es la particular incidencia de Rosa Luxemburgo como marxista y revolucionaria.
Y lo fue.
Es una de las figuras más importantes del desarrollo del marxismo revolucionario, no solamente por su capacidad teórica que lo fue –los aportes de Rosa de Luxemburgo son amplios, a lo que voy a hacer referencia- sino a su vez, por la participación directa en los propios procesos revolucionarios.
No olvidemos que nació en Polonia, una Polonia todavía sujeta al dominio zarismo, una Polonia además con todo su proceso de formación; Rosa Luxemburgo estuvo muy atenta  a la idea de creación de las nacionalidades; vivió la opresión de un país sometido por el zarismo y ella misma empezó a actuar sobre estos problemas. Es decir, cómo un país sometido se va formalizando y creando su propia independencia económica a través de la incorporación y l desarrollo del capitalismo. Rosa Luxemburgo escribió uno de los textos importantes sobre, precisamente, la cuestión nacional y sobre el problema del desarrollo capitalista en su propio país. Esos son aportes interesantes, importantes, que al margen de las discusiones que provocaron por su interpretación de estos problemas, generaron una particular atención del marxismo a los problemas nacionales.
Pero Rosa Luxemburgo prontamente, por necesidades familiares, emigró de Polonia–siendo joven, estamos hablando de una mujer de 18 o 19 años-, y estudió en Suiza, Francia y Alemania. Y luego, en ese proceso de joven estudiante, se integró al movimiento revolucionario marxista.
Es decir, ya desde muy joven Rosa Luxemburgo participó en todas las tareas y desarrollos teóricos y prácticas en esta, que yo he llamado, segunda generación de marxistas revolucionarios. Una coincidencia, un paralelismo, con la formación de Lenin, de Trotsky, de Stalin, etc.
En ese sentido, Rosa Luxemburgo es una de las personas más destacadas del marxismo. Si uno piensa cómo actuó en la formación de las concepciones marxistas en su desarrollo de las nuevas situaciones económicas que tenían que ver con el cambio del capitalismo premonopolista al capitalismo monopolista e imperialista; Rosa Luxemburgo realiza contribuciones de altísima calidad teórica que además implicaron una discusión interesantísima en el seno de la socialdemocracia, en aquel tiempo así llamada, del movimiento socialista internacional marxista.     
En seguida Rosa Luxemburgo percibió –y en esto la podemos igualar con Lenin- los problemas que la socialdemocracia comenzaba a tener a partir del inicio del siglo XX. Fundamentalmente por la aparición de un movimiento de cambios en la concepción del marxismo y en la revisión del marxismo: es decir, la aparición del revisionismo.
Rosa Luxemburgo fue una de las primeras marxistas europeas, junto con Lenin y a su vez hacia atrás junto con (Georgi) Plejanov, el marxista ruso fundador del partido socialdemócrata ruso, perteneció a esa primera generación a la que he hecho referencia, directamente vinculada a los fundadores del marxismo.  
Rosa Luxemburgo junto con Lenin, percibieron la peligrosidad de ese movimiento reformista, revisionista, que se iniciaba con el texto de (Eduard) Bernstein sobre la socialdemocracia, una revisión total del marxismo, una revisión de la economía, una revisión sociológica sobre la lucha de clases, una revisión política y una revisión filosófica.  
Rosa Luxemburgo hacia 1899 publicó un primer texto confrontándose con la tendencia revisionista, es un famoso texto que se llama “Reformismo o revolución” donde ataca a Bernstein. Ese ataque a Bernstein no es un ataque simplemente de voluntad, es decir “nos estamos enfrentando a una revisión”; sino que tiene la profundidad del análisis filosófico, económico, etc. Es decir el análisis científico sobre la validez del marxismo revolucionario, el marxismo de Marx y Engels; la defensa del marxismo como tal y a su vez, señalar el peligro del revisionismo.
Tanto es así que inmediatamente Rosa Luxemburgo comienza una serie de investigaciones sobre la situación del socialismo y del marxismo en ese período. Es decir, analiza algunos de los problemas esenciales de lo que le estaba pasando a la socialdemocracia y fundamentalmente, una situación que ella en otro artículo –hacia 1903- publicó sobre “Estancamiento y progreso del marxismo”. Es decir, qué le está pasando a la teoría revolucionaria y cuáles son las dificultades para su desarrollo y cuáles son las capacidades para su propio progreso.
Estas son cuestiones que Rosa Luxemburgo va analizando. Y va analizando también, en coincidencia incluso con Lenin porque esta es la gran discusión en la socialdemocracia europea, es decir en el socialismo europeo, que tiene que ver con la organización de los partidos proletarios.
Ya la situación hacia estos primeros inicios del siglo XX, las primeras décadas del siglo XX, ya la Segunda Internacional comienza a ser penetrada por el reformismo, por el oportunismo de derecha, etc. Y ahí aparecen estas discusiones, estos análisis, estas profundizaciones que, en este caso Rosa Luxemburgo realiza con una capacidad importante, y además dándole una matriz científica a todo este análisis desde la perspectiva marxista y provocando una discusión interna en el socialismo europeo.
Ahora, el gran cambio se produce, el primer gran cambio en este proceso se produce con la Revolución Rusa en 1905. Es decir, ahí hay un cambio profundo, es una revolución que se produce en un país atrasado, en un país dominado por el zarismo, en las condiciones que estaba Rusia, pero además un país que llevaba en sí mismo las políticas zaristas y la política económica, etc., del zarismo era una potencialidad. Ahí se produce la primer gran revolución en Europa que es la revolución del 5 al 7 en la cual Rosa Luxemburgo también interviene con análisis y artículos autocríticos sobre la situación de Rusia, y se comienza a anunciar en este campo, por los análisis que se hacen, incluso intervienen Kautsky, Lenin, etc., se comienza a anunciar la posibilidad de que las revoluciones socialistas, las revoluciones proletarias no se den en los países altamente capitalistas, altamente desarrollados como parecía serlo en el esquema doctrinario del marxismo clásico, sino que se dé en los países más atrasados desde el punto de vista capitalista.
Y este concepto de atrás o adelante para el desarrollo de la revolución son los que analizan entre otros Rosa Luxemburgo.
Vuelvo a repetir, también interviene Kautsky, interviene Lenin y otros marxistas europeos sobre esta situación. Es decir, la revolución del 5 provoca un cambio fundamental, y a su vez lo que podríamos llamar una crisis en la concepción de cómo se va a desarrollar la revolución en este proceso del siglo XX, porque lo que se analiza es las circunstancias del cambio esencial de la economía capitalista, el paso de la economía premonopolista al imperialismo, es decir, al capital financiero. Del capitalismo industrial al capitalismo financiero, y este es un cambio trascendente en el proceso de desarrollo y evolución económica, social y política del mundo capitalista.

 

MAB: A mí lo que me impacta, porque evidentemente uno está escuchándote desde esta realidad de hoy, de la tremenda producción de ideas y de debate de ideas y el nivel de las cosas. Incluso, el hecho de que esta es una mujer, vos decías, de 18 o 19 años cuando arranca y pensás en las otras mujeres de esa época también y sus aportes, cuando hoy se habla de las mujeres, se pelea por las mujeres vos ves como que hay también un retroceso muy grande. Todo esto estamos hablando de muchos años atrás, muchos años, son 100 años del asesinato.
Son momentos de la historia, me imagino, de los procesos.

ACh: Sí, claro, y lo que estás apuntando tú me parece interesante resaltarlo. Es decir, el movimiento socialista analiza el problema de la mujer en el capitalismo, y analizó además las circunstancias de su intervención y de su potencialidad como factor revolucionario.
Es decir, yo creo que acá habría que señalar que el movimiento socialista analiza el problema de la mujer en función de su participación como revolucionaria en los cambios contra el capitalismo, la lucha contra el capitalismo. No movimientos feministas aislados sino movimientos de la mujer trabajadora, de la explotación de la mujer en el sistema capitalista desde el punto de vista de la mujer trabajadora.
Tanto es así que uno de los maestros del socialismo europeo, el alemán Augusto Bebel, había publicado años antes un texto que es un texto clásico para el socialismo internacional que se llama "La mujer y el socialismo". O sea, el análisis de la mujer -como decía Bebel- en el pasado, en el presente y en el porvenir.
Es decir, el porvenir del desarrollo y la (...) de la mujer no está simplemente en un movimiento feminista aislado, está incluido en el proceso revolucionario del proletario en la lucha contra el capitalismo. Y por eso aparecen estas mujeres formidables, entre otras Rosa Luxemburgo, Clara Zetkin, etc., etc., que están interviniendo directamente en la lucha de la mujer trabajadora, en la liberación del trabajador total y de la mujer integrando ese espacio de explotación. Esa es la concepción que se tiene

 

MAB: Claro, viendo el análisis de clase que es lo que vos ves que cuesta cada vez más encontrar en esta época

ACh: Sí, y esta es la clave de la interpretación de este movimiento de ideas, de cambios fundamentales en el cual interviene Rosa Luxemburgo.
Como tú analizabas es una discusión de un nivel teórico muy alto y además sin ningún tipo de visión apologética o simplemente de difusión de ideas sino la construcción de las ideas. La construcción de las ideas en base al pensamiento y a la concepción marxista pero desarrollando el proceso, en las nuevas condiciones que daba el capitalismo imperialista, el capitalismo monopolista.
En esas cosas todas las discusiones se centran en qué partido construimos, qué papel tienen las masas proletarias y las masas explotadas. ¿Cómo se concibe ahora la relación entre el partido, la revolución y las masas proletarias? ¿Cuáles son las condiciones de su desarrollo? ¿Cuáles son las condiciones específicas de cada país para desarrollar un movimiento revolucionario?
No olvidemos que Rosa Luxemburgo, como Lenin y como otros marxistas, lo primero que hace es analizar la situación en su propio país en relación con el movimiento internacional. Es decir, Lenin escribe "El desarrollo del capitalismo en Rusia" y Rosa Luxemburgo escribe un texto sobre economía política, da clases sobre economía política y a su vez un texto sobre el desarrollo industrial de Polonia, es decir, qué pasa con el capitalismo en Polonia, cómo debe actuar la clase obrera en esta etapa de lucha contra el capitalismo, cuáles son sus niveles, la concepción de las etapas para el desarrollo en función de las realidades. Y estas son investigaciones necesarias imprescindibles, ahora lo que tenemos nosotros en forma de difusión general son, yo qué sé, no sé cómo definirlo pero son aspectos puramente vagos, que no dicen nada, que carecen totalmente de precisión científica y de análisis concreto.
Incluso hoy, cuando estaba escuchando a Rocca, estaban hablando de los cambios del lenguaje, de las designaciones. Ya no se habla de imperialismo, en cuanto a las estructuras de clase de pequeña burguesía, etc. Es decir, hay un cambio sustantivo que también hay un cambio en el lenguaje.
Eso es lo que trató de rescatar, y lo hizo muy bien, Rosa Luxemburgo. Acá tenemos un problema, tenemos una resolución y tenemos una decisión, hay la necesidad de cambiar este sistema. Rosa Luxemburgo decía que el capitalismo siempre es la barbarie, aún a pesar de los abalorios estos sobre las cuestiones tecnológicas, etc., el capitalismo es la explotación. Y por lo tanto esa explotación conduce a la barbarie.
Las opciones para Rosa Luxemburgo era el socialismo o la barbarie, y creo que nosotros, aún en la medida de que nos dan una imagen de un mundo totalmente idílico muchas veces, muchas veces, incluso acá, debemos analizar ese concepto de barbarie del capitalismo, que es explotación brutal sobre las masas trabajadoras y sobre los países.
Es decir, esta es una de las cuestiones que Rosa Luxemburgo plantea, y para esto, su planteo además tiene que ver con que hay necesidad de definir líneas políticas en el propio seno de la comunidad socialista. La socialdemocracia, a partir de los inicios del siglo XX y fundamentalmente la socialdemocracia alemana que era el partido más importante, comienza a devaluar la teoría, y al devaluar la teoría el oportunismo en la práctica. Es decir, aceptar que se puede reformar el capitalismo sin necesidad de eliminar sus bases económicas, etc.
Que hay una salida para el capitalismo, que hay una salida para eliminar las contradicciones y antagonismos que tiene el capitalismo que no es la profundización de la lucha de clases y su cambio radical y sustancial.
Esto lleva a Rosa Luxemburgo a ser la primera en denunciar el revisionismo de Kautsky. Kautsky aparecía como un dogmático (...), además era el gran ejemplo para todo el marxismo  europeo e incluso internacional de un marxista aterido y apegado a la letra y la doctrina del marxismo.
Rosa Luxemburgo denuncia, dice que acá lo que hay es una devaluación fundamental que hay que denunciar, y denuncia Rosa Luxemburgo. Lenin reconocía este aspecto de su actuación de Rosa Luxemburgo, es decir, es la primera quien se dio cuenta que el "pop" del socialismo mundial es un revisionista. Luego Lenin escribirá su texto formidable, el texto fundamental que se llama (...) sobre la revolución. Es decir, cómo ha cambiado el concepto en el socialismo de la revolución.
Rosa Luxemburgo en esos momentos, hacia 1910 comienza, a partir de esa ruptura con Kautsky y con el doctrinalismo de la socialdemocracia, comienza también a introducirse, a analizar teóricamente qué debemos entender por el sistema del capital financiero, qué se entiende por imperialismo, qué es lo que nos trae el imperialismo. Y escribe una de las obras fundamentales, muy discutida por supuesto pero fundamentales, sobre el capitalismo financiero que se llama "La acumulación del capital" donde Rosa Luxemburgo analiza cuestiones que son, para mi modo de ver, interesantes para ahora. Todo esto, todas estas cosas que se hablan sobre la globalización, las novedades estas, son las novedades que tienen que ver con cuál es el funcionamiento del  imperialismo, de la etapa del capital financiero.
Y Rosa Luxemburgo dice, cuando se nos dice que ahora hay novedades porque el mundo está globalizado, yo simplemente quiero leerles algo de este texto que se llama "La acumulación del capital". "El capital -decía Rosa Luxemburgo- no puede desarrollarse sin los medios de producción y fuerzas de trabajo del planeta entero. Para desplegar sin obstáculos el movimiento de acumulación, necesita los tesoros naturales y las fuerzas de trabajo de toda la tierra", deben ser dominados por el capital.
Y eso es lo que pasa, eso es lo que pasa, es decir, hay una anotación formidable con respecto a esto, yo simplemente estoy leyendo una frase de un libro que tiene 500 páginas.

 

MAB: Sí.

ACh: Pero es esto, porque la producción capitalista, para Rosa Luxemburgo, ha estado calculada en cuanto a su formas de movimiento y leyes, desde el principio sobre la base de la tierra entera colmo almacén de las fuerzas productivas.
Es decir, buscar, referirse, volver a estos clásicos es simplemente entender el mundo que vivimos, sus cambios, hay cambios sustantivos por supuesto, pero no ha cambiado la esencia del sistema y esta es la clave del asunto.
Y esta es la clave que nos da el análisis que hicieron, entre otros, Rosa Luxemburgo, Lenin, etc.

 

Hernán Salina: Alción, repasemos un poquito en estos minutos finales también en qué circunstancias histórico-concretas se dieron de esos últimos meses de vida de Rosa Luxemburgo donde, al frente de las masas de obreros y de soldados, hubo momentos en aquel 1918 que lograron controlar de alguna manera la vida política, lograron tomar el control brevemente aunque sea de Berlín y donde tenían infiltrados al oportunismo de la socialdemocracia como siempre para intentar diluir el potencial revolucionario de esas luchas.

ACh: Sí, es cierto, pero además es cierto en un fenómeno de crisis. La guerra, luego la Revolución Rusa, la guerra interperialista que ya había sido anunciada por estos teóricos marxistas y las circunstancias que produce la Revolución Rusa. Porque como tú señalabas, en octubre - noviembre del 18, a partir de noviembre del 18 se produce la Revolución de Noviembre en Alemania digamos por parte de obreros, campesinos y soldados, crean los consejos obreros, etc., etc. Y la socialdemocracia alemana en todas sus estructuras, tal como estaba, va tomando posición de poder en ese poder obrero revolucionario y lo va debilitando. Es decir, los jerarcas de la socialdemocracia, los jerarcas derechistas y revisionistas de la socialdemocracia llegan como Friedrich Ebert a presidente de la República, Philipp Scheidemann a ministro del gobierno, Gustav Noske otro socialdemócrata de derecha a ministro de Defensa que organizan la represión contra la Liga Espartaco hacia fines también de noviembre del 18 sea fundado el Partido Comunista alemán y este va a ser el enemigo. Y va a ser el enemigo tratando de liquidarlo físicamente que es lo que se hace, es decir, este asesinato es un asesinato político organizado por la socialdemocracia, por capirotes de la socialdemocracia, por sus principales dirigentes; donde por supuesto el objetivo era eliminar las cabezas pensantes del movimiento socialista alemán

 

HS: Hay un apunte, Cheroni, que vale la pena hacer que usted menciona a Ebert, después surgen en estos años la Fundación Friedrich Ebert que en estos años anda en torno a cuanto gobierno de los llamados progresistas en la región están y funcionan como estos "think tanks", estos tanques de ideas y están siempre ahí como palo asesor de estos gobiernos de un hombre que Liebknecht anuncia ante miles de obreros la Navidad de Sangre de Ebert porque es el que está al frente de matanzas de obreros ¿no?

ACh: Sí, claro, son los responsables de ese asesinato, de esos asesinatos y de esa tremenda represión que no culmina solamente ese día, que sigue y se continúa en adelante, se continúa en días posteriores donde se sigue persiguiendo y matando a los dirigentes revolucionarios, del Partido Comunista alemán de ese momento.
Es decir, la muerte de Rosa Luxemburgo, de Liebknecht y de otros compañeros, pero fundamentalmente de ella, es espantosa. Además está hecha no sólo con premeditación sino con una alevosía increíble, Rosa Luxemburgo es descuartizada y tirada a un río, se le reconoce posteriormente cuando se descubre su cuerpo por su ropa. A Liebknecht lo matan de un culetazo, le pegan un culetazo y luego adentro del auto donde lo llevaban le dan un balazo en la sien y lo que transmiten es que intentó escapar.
Y eso no fue hecho solamente por estos reaccionarios normales que son de la burguesía, sino que está hecho por un gobierno socialista.
Yo creo que es el año de crisis final, como el 14 fue cuando votaron el armamento, con la excepción de Liebknecht que después no vota, que vota en contra por la guerra, este es el momento culminante donde la división de aguas sobre el reformismo, el revisionismo, el oportunismo de derecha es definitivo. A partir de ese momento ya no hay relaciones posibles, desde mi punto de vista, con quienes han cometido semejante fechoría desde el punto de vista de sus propios compañeros para defender un régimen, el régimen capitalista alemán y que Alemania no pasara a ser, como se intentaba, la segunda República socialista y por supuesto un desarrollo posible posterior de la expansión del movimiento revolucionario en Europa. Esta es la clave, creo que por ahí pasan las cosas, y hay que analizarlo desde ese punto de vista, la evocación de estos hechos no son solamente para evocar a estas figuras, recordarlas, sino para ver cuáles han sido las circunstancias sobre las cuales actuaron, cómo se formaron, cómo se desarrollaron y cómo se enfrentaron a todas estas contradicciones que el capitalismo genera incluso en el propio movimiento social, socialista

 

MAB: Exactamente.
Acá Luis Coitiño manda un saludo, dice "impresionante el programa" y agradece.
Néstor de La Paz dice, "Buen día compas. Impecable este informe, el análisis sobre Rosa Luxemburgo y el marxismo revolucionario, ojalá los jóvenes escuchen con atención y que lo escuche sobre todo el movimiento feminista moderno".
Luis dice, "Hola, buen día. ¡Qué importante la nota sobre Rosa Luxemburgo! Muy interesante, suma mucho este tipo de aportes" y agradece.
Y Daniel, el jardinero de Las Piedras dice, "¿Tenía un nombre Rosa o era así nomás?"
Me imagino que él buscaría un nombre ruso, un nombre alemán difícil, será eso que pregunta.

ACh: Posiblemente

 

MAB: Pero se llamaba así

ACh: Rosa, sí

 

HS: Alción, un punto para redondear también porque siempre aparece esto aunque lo estuvo de alguna manera mencionando. ¿Es justo hablar de una Rosa Luxemburgo enfrentada a Lenin en aspectos esenciales, es decir al gran conductor de la revolución bolchevique en aspectos esenciales de la ideología revolucionaria?

ACh: Yo creo que hay que hacer una aclaración rápida. Es decir, hubo discusiones, polémicas y polémicas profundas sobre los diversos aspectos de la concepción socialista, pero los dos tenían la misma línea de trabajo y de orientación, los dos eran marxistas revolucionarios.
Y además, es un ejemplo de que en el seno del movimiento revolucionario marxista puede haber discusiones profundas sobre temas económicos, sobre temas políticos, sobre organización del partido, pero sin embargo que el objetivo sea único. Esa para mi es la realidad, que es claro que hubo pronunciamientos contrarios entre uno y otro, fundamentalmente sobre la organización del partido.
Que en otro sentido también, al margen de las discusiones de carácter teórico sobre la economía, uno de los otros problemas que también hubo discusiones sobre si hay que romper antes o después, dentro del seno del Partido Socialista cómo hay que actuar frente al revisionismo, al reformismo y al oportunismo. El problema de la ruptura.
El movimiento la Liga Espartaco que formó Rosa Luxemburgo, quedó adentro del partido revisionista, quedó adentro de la socialdemocracia en la parte llamada independiente, donde estaba Kautsky, Lenin objetó siempre que no hubieran roto antes, que no hubieran tenido una ruptura antes, pero los demás no. La polémica entre los marxistas revolucionarios es una polémica necesaria, abre además fronteras de interpretación y de convencimiento en cuanto a la doctrina y en cuanto a la práctica, y esto es lo que discutían. Si no hay discusión no hay sentido, el marxismo es una teoría para promover la discusión y el análisis profundo y para desarrollar además una política de cambios en las circunstancias concretas en la cual en cada lugar se da, y esto es fundamental.
Es decir, claro que hubo, no se andaban con chiquitas en cuanto a discutir ¿no?

 

MAB: No, clarísimo

ACh: Pero era una discusión entre compañeros fraternos

HS: Claro

 

MAB: Bueno Cheroni, tenemos que ir cerrando por acá pero por cierto hacemos el compromiso de continuarla ¿no?

ACh: Sí, sí, en algún momento nos veremos, las circunstancias van a cambiar también personalmente

 

MAB: Ahí está, vamos a estar contentos de recibirte por acá

ACh: Yo estoy muy contento de haber conversado con ustedes y con la gente que nos escucha, y decir como Rosa Luxemburgo decía al final del último artículo que escribió, "vuestro orden -le decía os capitalistas- está construido sobre arena, la revolución volverá a alzarse mañana sobre vuestras frentes heladas por el miedo y de nuevo oiréis su voz inextinguible. He sido, soy y seré".
Y ese es el socialismo revolucionario, hemos sido, somos y seremos

 

MAB: Un abrazo grande Cheroni

ACh: Un abrazo a ustedes.