95 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE LENIN

El 21 de enero de 1924 La triste noticia del fallecimiento de Vladimir Ilich Lenin se extendió por toda Rusia, por el mundo entero. Cuatro días y sus noches, pese al frío que hacía, cientos de miles de personas estremecidas desfilaron junto al ataúd con sus restos mortales para rendir el último tributo al gran hombre. El 27 de enero el país enterraba a su guía. Profundamente doloridos estaban no sólo los soviéticos, sino también los trabajadores de muchos países del mundo. Cinco minutos pararon las fábricas, los trenes y los automóviles: así los trabajadores del planeta se despidieron de su gran maestro, amigo y defensor. Por eso hoy la radio vuelve emitir el mensaje de la 36 del 21 de enero de 2007 -que aún tiene vigencia a pesar de ya haber pasado 12 años- leído por nuestro compañero Guillermo Botnarciuk, titulado “Lenin Vive cuando muchos 'vivos' ya son solo cadáveres políticos”. A continuación transcribimos este Mensaje de la 36,que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/mensaje-36-del-20-enero-audios-mp3_rf_31635973_1.html

 

20 de enero del 2007

MENSAJE DE LA 36 
LENIN VIVE 
“Cuando muchos ‘vivos’ ya son solo cadáveres políticos”

 

Son tiempos estos en los cuales nos hemos acostumbrado a ver marxismo sin marxistas y comunistas sin leninistas, por eso ha de ser que también hay gobiernos progresistas sin ningún progreso para el pueblo, salvo el beneficio propio y de la elite gobernante. 

Pero ellos siguen estando allí pese a la traición, la degeneración de la política, y los aventureros que hoy tejen alianzas con los imperialistas.
Hemos tomado para recordar en un nuevo Aniversario de la muerte de Vladimir Ilich Lenin algunas palabras de un discurso en su memoria de su compañero de lucha Anatoli VasilievichLunacharski quien señaló “Este hombre ha hecho tantas cosas admirables que, sin duda alguna pasarán muchos años para que todo ello sea totalmente analizado, comentado y aprovechado de modo satisfactorio”.
Uno de los rasgos es la inexistencia en Lenin de “cualquier tipo de personalismo” su extraordinario espíritu comunista”. 

Dicen que Lenin nunca se miraba a sí mismo, nunca se contemplaba en el espejo de la historia, nunca pensaba ni siquiera en lo que dirían de él las futuras generaciones, simplemente llevaba adelante su obra. 
La ausencia de personalismo en Lenin se manifestaba también en que aún siendo consecuente de su fuerza intelectual y moral, era sencillo, modesto, natural, jamás se admiraba a sí mismo ni hacía resaltar sus méritos singulares ante la historia. Sus elevados cargos estatales y el inmenso prestigio que gozaba en el partido comunista no le movieron nunca ha hacer sentir su supremacía y, menos todavía, las de sus cargos; sabía dirigir y construir las relaciones con la gente del modo más natural.

A juicio de Lunacharski, lo que constituía la mitad de la fisonomía de Lenin era su férrea voluntad, su capacidad para concentrarse en trono de la tarea principal. Esta voluntad era una especie de motor de la organización de todo el trabajo del Partido Comunista y permitía a Lenin no apartarse ni por un instante del pueblo, le permitía ser el motor del partido.
El optimismo revolucionario de Lenin era, en opinión de Lunacharski un rasgo socialmente importante que le calificaba en su condición de dirigente. Inclusive en los difíciles años de reacción política, en los años de exilio obligado, Lenin siempre se mantuvo animoso, conservó su magnífica vitalidad. 
Estas excelentes cualidades influían saludablemente en los compañeros de lucha revolucionaria y les infundían seguridad en el triunfo de la causa a la que habían consagrado su vida.

Del informe pronunciado en la sección necrológica solemne dedicada al quinto aniversario del fallecimiento de Vladimir Lenin se destacan estos conceptos. 
La ciencia nos dice que, con frecuencia, estrellas que brillan en el cielo, hace ya mucho que no existen allí; pero a nosotros nos tiene sin cuidado que no existan, porque esas estrellas siguen dándonos luz como antes. 
Pues bien, ese mismo fenómeno se produce igualmente en la vida social. Engels cuando murió Marx, dijo que la humanidad ha reducido su tamaño en una cabeza, pero el marxismo no dejó de vivir, ayudó a que surgiera Lenin y ayudara a que aún surjan otros.
Con Lenin ocurre igual, una fuerza social como él no puede morir es tan poderoso su carácter de centro, de nudo de una inmensa tendencia social y de aspiración de pensamientos y voluntades que si desaparece el depositario material de este fenómeno, su puesto debe ocuparlo la colectividad. Como dijo Lenin, uno no puede. Pero siempre que esta colectividad se concentre en torno del mismo eje. Por eso cuando decimos “sin Lenin”, inmediatamente expresamos “y con Lenin”.

De un artículo aparecido en el diario Pravda en 1927 titulado “La instrucción de las masas, legado de Lenin” destacamos lo siguiente. 
“Un dirigente como Lenin no pude dejar de ser un preceptor. Lenin era maestro de las masas populares a escala universal, y era al mismo tiempo nuestro maestro común. No hay ningún comunista, grande o pequeño que no se declare con orgullo discípulo de Lenin además los comunistas, centenares de millares y millones de personas también se incluyen entre ellos”.
La obra de Lenin fue en grado inmenso una obra de enseñanza, tras de la cual, y dimanante de ella estaba la práctica. Nuestra instrucción pública, en todos sus campos, es parte del trabajo de Lenin y debe estar penetrada de los principios leninistas. A Lenin no se le olvidaba insistir en la importancia de las tareas de la instrucción, porque comprendía que ni la espada ni la máquina pueden por si mismas asegurar la construcción del socialismo y que para esto se necesita un enorme auge cultural de las masas. Por eso nosotros los trabajadores de la enseñanza, también vemos en Lenin a nuestro patriota y decimos que el primero y el más grande en nuestro destacamento de constructores del socialismo.
De su ideal, de su fe en el hombre y de su infinito amor al hombre, Vladimir Ilich no habla nunca y no le gusta que hablen los demás. Para él, eso se cae de su peso.

¿Qué es lo que movió a Lenin? 
¿La ambición, la apetencia del poder?
Sabemos que en él no había nada de eso, Nunca pensaba en sí mismo. Era toda una persona, un líder. No era de esos idealistas que se sumergía en las ilusiones, se deshacen en sonrisas o que tomando el esplendoroso futuro por realidad ya existente, se mueven en consonancia. No Vladimir Ilich sabía muy bien que una cosa es el fin perseguido y otra la obra, el trabajo para alcanzarlo. 
Lenin sabía muy bien que el reino de la paz y la fraternidad y la dicha puede ser comprado únicamente al precio de una lucha implacable contra la fuerza que se interpone en el camino.
El viento que soplaba en alrededor a Lenin era el viento de las cumbres. Ahí era barrido todo lo personal. Eso no significaba que Lenin no comprendiera la naturaleza humana hasta en lo más insignificante. Pero lo que pone por delante es el ideal, la firme comprensión y la voluntad imperiosa de obrar para alcanzar el ideal.
Así era Lenin, todo él. El que siempre deseaba ser un hombre corriente, no tenía nada que ver con la figura social esculpida enteramente en esos rasgos. 
Rasgos esenciales que constituyeron la médula de psicología proletaria, se manifestaron principalmente en el trabajo racional, el trabajo con el menor gasto de fuerzas, el trabajo real, encaminado al logro del objetivo al que ha consagrado el hombre su inteligencia y su pasión.

Lenin y su obra revolucionaria, sus libros y teorías siguen vigentes y actuales dándonos luz como esas estrellas del relato pese a que ya no exista el gran guía revolucionario. 
Vladimir Ilich Lenin, también nos ayuda a comprender las contradicciones actuales del proceso mundial, regional y nacional. 
El camino de renuncias comienza negando a Lenin y por último cuestionando a Carlos Marx, para terminar pasándose al pragmatismo burgués.
No es solo en nuestro proceso político y social donde esas características se notan con claridad, la degeneración de los procesos y de los dirigentes de izquierda lleva mucho tiempo y surgen con el oportunismo que nació con la existencia del propio marxismo. 
De los primeros y más brillantes alumnos de Marx surgieron los primeros en negar del marxismo.
Thierry Meyssan es un Periodista y escritor, presidente de la Red Voltaire con sede en París, Francia. Y es el autor de “La gran impostura y del Pentagate”. 
El diario electrónico español Insurgente transcribe un informe del periodista francés que en razón de su interés nos pareció interesante acercar en esta oportunidad.

En momentos en que Angela Merkel asume la presidencia de la Unión Europea, durante el primer semestre de 2007, Thierry Meyssan analiza la sorprendente carrera de esta responsable de la propaganda comunista de la RDA convertida en jefa del gobierno demócrata cristiano de la Alemania reunificada, subrayando sus lazos con los neoconservadores y su concepción de un liderazgo estadounidense en Europa.
“Un mes después de la caída del muro, Angela Merkel cambia de pronto de casaca y se pasa a las filas del DemokratischerAufbruch, Despertar Democrático, nuevo movimiento que se inspira en los demócrata cristianos de Alemania Occidental. Allí desempeña inmediatamente las mismas funciones que había realizado en la antigua RDA, sólo que su nuevo puesto era, según la terminología de Alemania Occidental, de “encargada de relaciones con la prensa”
Angela Merkel nació en 1954, en Hamburgo Alemania Federal. Poco después de su nacimiento, su familia decide algo poco común, irse a vivir a Alemania Oriental. Su padre, pastor luterano, funda en poco tiempo un seminario en la República Democrática Alemana y dirige un hogar de impedidos físicos, se abstiene de emitir críticas públicas sobre el régimen y goza de un situación social privilegiada; dispone de dos automóviles y viaja con frecuencia a Occidente.
Estudiante brillante, Angela Merkel obtiene el doctorado en física. Se casa con un físico, Ulrico Merkel, del que rápidamente se divorcia y posteriormente comienza a vivir con el profesor JoachimSauer, divorciado como ella y padre de dos hijos. Angela Merkel se dedica a la investigación sobre la física cuántica en la Academia de Ciencias.

Simultáneamente, comienza una carrera política en el seno de la Freie Deutsche Jugend, FDJ o Juventud Libre Alemana, organización juvenil oficialista, dentro de la cual va subiendo de categoría hasta convertirse en secretaria del departamento de agitación y propaganda. 
Angela Merkel es entonces una de los principales expertos en comunicación política de la dictadura socialista. Por motivos profesionales y políticas, viaja frecuentemente a los demás países del bloque soviético, principalmente a Moscú, gracias a su dominio de la lengua rusa.
En noviembre de 1998, la caída del muro de Berlín, deseada y preparada durante largo tiempo, sorprende sin embargo a todas las cancillerías. La CIA trata de montar por su cuenta el relevo reclutando a responsables del régimen socialista que, como mismo estuvieron al servicio de la URSS, aceptan entonces ponerse al servicio de Estados Unidos.
Se descubre entonces que el presidente del DemokratischerAufbruch, Wolfgang Schnur, es un ex colaborador de la Stasi, la policía política del ex régimen comunista. Es precisamente Angela Merkel quien anuncia personalmente a la prensa la dolorosa noticia que obliga a Schnur a dimitir, permitiéndole a ella misma reemplazarlo a la cabeza del movimiento.

Gracias al resultado de las últimas elecciones legislativas de la RDA, Angela Merkel forma parte del gobierno de Lothar de Maziere, convirtiéndose en su vocero, aunque el DemokratischerAufbruch no había obtenido más que 0.9% de los sufragios. Durante este período de transición, Angela Merkel participa activamente en las negociaciones “2+4”, que ponen fin al estatus cuatripartita de Berlín y a la ocupación aliada, así como en las negociaciones con vistas a la reunificación alemana. Para evitar, según la propia Angela Merkel, un éxodo masivo de Alemania Oriental hacia la parte occidental, la señora Merkel se esfuerza por incorporar inmediatamente la RDA a la economía de mercado y a la zona monetaria de la divisa de la RFA.
Mientras tanto, su concubino, JoachimSauer, es contratado por la firma estadounidense BiosymTechnology, pasa un año en San Diego California trabajando en el laboratorio de esa firma contratista del Pentágono. Se mantendrá más tarde trabajando como experto con Accelrys, otra empresa de San Diego, que también trabaja para el Pentágono. Por su parte, Angela Merkel perfecciona su inglés, lengua que hoy domina a la perfección.
Al disolverse la RDA en el seno de la RFA y también disolverse el DemokratischerAufbruch dentro de la ChristlichDemokratischenUnion CDU, Unión Demócrata Cristiana, Angela Merkel es electa diputada al Bundestag y entra al gobierno de Helmut Kohl. A pesar de ser éste último es un personaje muy temeroso del qué dirán, decide designar a esta joven proveniente del Este, divorciada, sin hijos, envuelta en una relación de concubinato, para ocupar el puesto de ministro de la Familia, de la Juventud y de la Condición Femenina.
En 14 meses, la responsable comunista de la propaganda destinada a la juventud de la RDA se convirtió en ministro demócrata cristiana de la Juventud de la RFA. Es importante precisar que los resultados de su primer mandato como ministro son bastante pobres.

Continuando su carrera en el seno de la CDU, Angela Merkel trata infructuosamente de que los electores voten por ella para obtener la presidencia regional del partido en Brandeburgo. Pero Lothar de Maziere, a la sazón vicepresidente nacional del partido, se ve obligado a dimitir cuando se descubren sus antiguas relaciones con la policía política de la RDA. Angela Merkel lo reemplaza.
En 1994 el ministro para el Medio Ambiente, la Protección de la Naturaleza y la Seguridad Nuclear, Klaus Topfer, es nombrado para dirigir el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente al cabo de una larga lucha entre este personaje y la Federación de Cámaras de Comercio y de Industria DIHK. Esta última lo acusa de subestimar las realidades económicas. Helmut Kohl nombra entonces a su protegida para substituirlo, poniendo así fin a la crisis. Al hacerse cargo del ministerio, Angela Merkel emprende una purga contra los altos funcionarios fieles a su antecesor. Durante esta etapa, Angela Merkel hace amistad con su homóloga francesa de aquel entonces, Dominique Voynet.
En 1998, el canciller federal Kohl comunica a Estados Unidos que él se opone a una intervención internacional en Kosovo. Mientras tanto, los social demócratas de Gerhard Schroder y los Verdes de Joschka Fischer comparan a Slobodan Milosevic con Adolf Hitler y claman por el desencadenamiento de una guerra humanitaria.

La prensa atlantista se desencadena entonces contra el canciller federal atribuyéndole las dificultades económicas del país posteriores a la reunificación. La ola rojo y verde barre a los demócrata cristianos en las elecciones de septiembre de 1998. Schroder alcanza el puesto de canciller federal y nombra a Fischer ministro de Relaciones Exteriores.
Se descubre entonces que Helmut Kohl y sus colaboradores más próximos aceptaron financiamientos ocultos de la CDU; pero, por respeto a la palabra dada, los beneficiaros se niegan a revelar los nombres de los donantes. Angela Merkel publica entonces en el FrankfürterAllgemeineZeitung una tribuna libre en la que se distancia de su mentor. Así obliga a Helmut Kohl a retirarse del partido y al presidente de la CDU, Wolfgang Schauble, a presentar posteriormente su renuncia. En nombre de la moral pública, Angela Merkel se apodera así de la presidencia del partido. De paso, se somete a la moral demócrata cristiana al casarse con su concubino.

Angela Merkel obtiene entonces el apoyo público de dos grupos de prensa.
Ya puede contar con el respaldo de FriedeSpringer, heredera del grupo Axel Springer, 180 diarios y revistas como Bild, Die Welt. Este grupo de prensa obliga a sus periodistas a firmar una cláusula editorial que especifica que están obligados a contribuir al desarrollo de los vínculos transatlánticos y con la defensa del Estado de Israel.
Angela Merkel cuenta también con el apoyo de su amiga Liz Mohn, directora del grupo Bertelsmann, n° 1 entre los medios de difusión de toda Europa grupo RTL, grupo Prisma, grupo RandomHouse, etc. La señora Mohn es también vicepresidenta de la Fundación Bertelsmann, pilar intelectual del atlantismo europeo.
Angela Merkel sigue los consejos de Jeffrey Gedmin, enviado a Berlín por el clan Bush especialmente para ocuparse de ella. Este cabildero trabajó primeramente en el American Enterprise Institute bajo la dirección de Richard Perle y de la esposa de Dick Cheney. 
Gedmin alentó enérgicamente la creación del euro en paridad con el dólar. En el seno de la AEI, dirigió la Nueva Iniciativa Atlántica NAI en la que se reunían todos los generales y políticos americanófilos de Europa. Más tarde, participó en el Proyecto por un Nuevo Siglo Americano PNAC y redactó el capítulo sobre Europa dentro del programa de los neoconservadores. En este documento se indica que la Unión Europea debe mantenerse bajo la autoridad de la OTAN y que eso sólo sería posible “desalentando los llamados europeos a la emancipación”. Para terminar, Gedmin es administrador del Consejo de la Comunidad de Democracias que se pronuncia por una ONU que renunciaría al principio de igualdad entre los Estados miembros, y asumió la dirección del Instituto Aspen de Berlín. Después de eso, declinó la oferta de convertirse en embajador adjunto de Estados Unidos en la ONU que le hiciera su amigo John Bolton para dedicarse exclusivamente a encaminar a Angela Merkel.
En 2003, el Departamento de Estado confió a Jeffrey Gedmin y Craig Kennedy un vasto programa de “diplomacia pública”, o sea de propaganda, que incluía el financiamiento secreto de periodistas y medios de opinión en Europa Occidental.
En 2003. el canciller federal Gerhard Schoder se opone a la operación anglosajona contra Irak. Angela Merkel publica entonces una valiente tribuna en el Washington Post en la que refuta la doctrina Chirac Schroder de independencia de Europa, expresa su gratitud y su amistad por “América” y apoya la guerra.
En mayo de 2004, Angela Merkel mezcla las cartas durante la elección para la presidencia de Alemania Federal imponiendo al banquero Horst Kohler, principal redactor del Tratado de Maastricht, artífice del euro y más tarde presidente del BERD y director del FMI. Posteriormente lanza una campaña «patriótica» contra el islamismo radical.

A lo largo de la campaña legislativa de 2005, Angela Merkel estigmatiza el aumento del desempleo y la despreocupación de los social demócratas en ese sentido. La CDU obtiene así una ventaja de 21 puntos en los sondeos. Es entonces cuando su consejero secreto, Jeffrey Gedmin, la interpela en una carta abierta publicada en Die Welt. Después de haber criticado el modelo económico alemán, Gedmin escribe: “Antes de hacer progresar al país, usted tiene que vencer el plano intelectual a los nostálgicos reticentes. Si Sarkozy resulta ser el sucesor de Chirac, es posible que Francia progrese. Sería penoso que Alemania siguiera retrocediendo”. 
Respondiendo a esa invitación, Angela Merkel revela finalmente sus soluciones. Pone en primera línea a uno de sus consejeros, el ex juez del Tribunal Constitucional Paul Kirchohf, y al equipo de la InitiativeNeueSozialeMarktwirtschaft , la Iniciativa para la Nueva Economía Social de Mercado. Esta anuncia la supresión de la progresión del impuesto sobre la renta: la tasa será la misma para los que sólo tienen lo necesario y para los que viven rodeados de cosas superfluas. El canciller saliente, Gerhard Schroder, critica duramente ese proyecto durante un debate televisivo. La ventaja de la CDU se desmorona. En definitiva, la CDU obtiene el 35% de los sufragios y el SPD el 34% mientras que el resto se dispersa entre las pequeñas organizaciones. Los alemanes ya no quieren a Schroder, pero tampoco quieren a Merkel. Al cabo de largas y difíciles negociaciones se crea una amplia coalición: Angela Merkel es canciller federal, pero tiene que dejarle a la oposición la mitad de los ministerios.

Merkel impone la participación de un contingente alemán en la fuerza multinacional que invade Afganistán bajo las órdenes de Estados Unidos. Más tarde, durante la intervención israelí en el Líbano, impone un despliegue naval alemán en el seno de la FINUL declarando que “si la razón de ser de Alemania es garantizar el derecho de Israel a existir, no podemos decir que no haremos nada ahora que ese derecho está amenazado”.
La señora Merkel preside la Unión Europea desde el 1ero de enero de 2007. Y no oculta su intención de obligar a Francia y Holanda a aceptar un documento equivalente al proyecto de Tratado Constitucional que ambos países rechazaron anteriormente por la vía del referéndum, ni su intención de retomar el proyecto de fusión entre la zona norteamericana de libre comercio y la zona europea de libre comercio con vista a la creación de un “gran mercado transatlántico”, según la antigua fórmula de Sir LeonBrittan.

En Brunswick, Alemania el escándalo de sexo y corrupción que sacudió hasta los cimientos al fabricante automotor alemán Volkswagen ocupa desde hoy a un tribunal de la ciudad alemana de Brunswick.
La empresa automovilística gastó millones de euros en pagar prostitutas y viajes para sobornar a los dirigentes sindicales con el objeto de flexibilizar los derechos de los trabajadores. La noticia generó conmoción en Alemania, donde los hechos de corrupción de esta magnitud no son tan habituales.
En el banquillo de los acusados está Peter Hartz, ex director de personal de Volkswagen y “padre” de un duro plan de recortes al subsidio de desempleo alemán que lleva su nombre y fue introducido por el gobierno anterior del canciller y amigo personal de Hartz, Gerhard Schroder.
Hartz, de 65 años, es acusado de malversación de fondos en 44 casos, así como de favorecer en contra de las leyes a miembros de la comisión interna de la compañía.
Todas las comparaciones son malas pero a veces sirven para ubicarse en una realidad donde la mínima ingenuidad en política termina causando daños irreversibles. 
Rebajas salariales, tercerizaciones, flexibilizaciones, cambios de categorías recortes presupuestales, leyes de inamobilidad destruidas, la precarización del trabajo, nada de esto se hace gratuitamente, ni en Alemania ni en cualquier país del planeta. 

Dirigentes y partidos de izquierda que hoy dieron “una vuelta de campana”, encargados o responsables de propaganda de los partidos de izquierda ahora convertidos en empresarios exitosos, trajes de alpaca y siempre envueltos en cuanto escándalo o manejo poco transparente es lo mismo aquí que en Alemania.
Por eso no hay que barrer debajo de la alfombra y denunciar todo tipo de oportunismo nefasto para los intereses de la clase trabajadora y los pueblos. 
Nosotros queremos rendir honor al gran Lenin y para ello hemos elegido una poesía de un camarada suyo escrito por aquellos días donde los comunistas construían con fuerza y convencimiento la primera patria socialista del mundo.

 

Lenin
De Rusia
Tañido misterioso.
Rebrotan árboles y flores.
¿De dónde vino el sedicioso,
Que despertó a tus luchadores?
¡Severo genio! No, en él
No me atraía su apostura.
El no montaba en un corcel
Ni hacía gala de bravura.
El con el sable no segaba
A la enemiga infantería.
La sola muerte que aceptaba
Era la que hay en cacería.
Había un héroe probado
Que negra máscara llevaba
Más él, el nuestro, 
El esperado 
Con los chicuelos patinaba.
Y no lucía el pelo aquél
Que a las mujeres ilusiona
Con su calvicie, era él 
El más modesto en su persona.
Sencillo, tímido y amable,
Era una esfinge un hechicero:
¿Con qué potencia inquebrantable 
Supo encrespar al mundo entero?
Más lo encrespó...
¡Y ruge hogaño,
Azota y ruge, tu, Tormenta!
¡Del pueblo lava al fin la afrenta 
De los presidios y el engaño!
Fue un tiempo duro, de refriegas,
Crueles zarpas nos regían,
Y de las lágrimas labriegas 
Los viles sátrapas vivían.
¡Zarismo! ¡Que horrible desgracia! 
Orgías mil, y desafueros,
Vendió el poder la aristocracia 
A fabricantes y banqueros,
Sufría el pueblo en su agonía 
Y le esperaba noche y día...
¡Y el llegó!
Con recio verbo 
A puras fuentes nos condujo
Nos dijo 
“A fin de no sufrir, hermanos.
Tomadlo todo en vuestras manos,
No hay otra vía que escoger:
Vuestro Soviet, vuestro Poder”
Y así avanzamos por la vía 
Que nos mostró en sus predicciones:
Marchamos a donde él veía 
La libertad de las naciones...
Y helo muerto...
¡Hay mi llanto!
Las musas no loan los males,
Y moles de bronce sollozan
Un último adiós con su canto.
Quien nos salvó, hoy ya no existe.
Y los que vivos han quedado,
Y a quienes lega el corazón,
Nuestro país soliviantado,
Tienen que obrar con hormigón.
Y no les digas:
¡L e n i n h a m u e r t o! 
Su muerte no les da zozobra.
Con más firmeza y energía 
Prosiguen ellos hoy su obra...