“DICEN QUE LA MAYORÍA DE LOS PAÍSES EN EL MUNDO APOYAN A GUAIDÓ Y ESO ES FALSO”
El análisis de James Petras en CX36, 4 de febrero de 2019

“Sólo si dividen el Ejército podrían lanzar una invasión contra un país que estaría debilitado; pero mientras Maduro pueda movilizar quinientas mil personas en Caracas; mientras el Ejército siga siendo leal al gobierno, mientras las milicias se mantengan en pie de guerra, no creo que EEUU mande tropas”, dijo el sociólogo estadounidense, profesor James Petras, en CX36 (*) al analizar la agresión que está sufriendo Venezuela. Agregó que en cambio “van a usar el golpe de Estado e intervendrán sólo si ve que puede ganar rápido sin comprometer al Ejército” norteamericano. Además, Petras ubicó a Nayib Bukele, presidente electo en El Salvador en primera vuelta; habló de la guerra comercial de EEUU contra China y afirmó que el director ejecutivo de la minera Vale en Brasil, el sionista Fabio Schvartsman, debería ser encarcelado de por vida, ya que es el responsable de la muerte de más de trescientos trabajadores y vecinos. Transcribimos el análisis de James Petras que usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/james-petras-4-2-audios-mp3_rf_32234980_1.html

 

Hernán Salina: El gusto de cada semana de recibir a James Petras desde la capital uruguaya.
Buen día.

James Petras: Buen día, hoy si buen día, con mejor temperatura estamos contentos.

HS: Está dando una tregua el tiempo que ha estado muy duro en Estados Unidos.

JP: Si, ahora con el calor tenemos otro problema porque los ríos están subiendo cuando la nieve se va descongelando, pero por lo menos en esta ciudad no tenemos ese problema.

 

HS: Incluso vimos que en algunas ciudades los refugios no daban abasto para  recibir la alta demanda por el frío.

JP: No, cada cual tiene que cuidarse. No hay una política nacional oficial, dicen que cada cual tiene que encontrar su camino, es un abandono total.

 

HS: Tremendo.
Bueno James, estamos en días donde el contacto con Usted es muy importante en el seguimiento de la tensa situación en torno a Venezuela, donde Montevideo va a ser sede esta semana de una reunión de gobiernos europeos  y algunos de nuestra región, buscando una propuesta de salida al conflicto. ¿Qué expectativa nos podemos hacer en torno a esa reunión?

JP: La propuesta del presidente (Nicolás) Maduro es de diálogo, discusión, y ofrece la posibilidad de adelantar las elecciones legislativas, pero no va a aceptar una elección presidencial porque ya la cumplieron. Pero los opositores, los gobernantes electos por los gobernantes de EEUU no aceptan, tienen miedo de una elección legislativa, muestran que el gobierno de Maduro sigue teniendo un gran apoyo popular y ellos prefieren mantener la mitología de que a Maduro le falta ese apoyo, que sólo depende del Ejército y que es un Presidente falso. La realidad es lo contrario.
El autotitulado presidente (Juan) Guaidó es un presidente electo en Washington, sus consultas son con Washington, sus apoyantes y financistas son de Washington, es el presidente elegido por (Donald) Trump, y eso no tiene ninguna legitimidad.  
Por esa razón, están evitando cualquier tipo de discusión.
Y quiero comentar algunas cosas importantes, dicen que la mayoría de los países en el mundo apoyan a Guaidó y eso es falso. Por ejemplo si analizamos el voto en la OEA, con la cabecilla de Luis Almagro, sólo tienen 16 de los 34 miembros. Es decir, Almagro no tiene ni mayoría en la OEA; son 18 en contra del golpe y 16 a favor.
Lo mismo en Naciones Unidas, donde incluso el Secretario General se opone al golpe de Guaidó. Si analizamos los países que están apoyando a Maduro, tenemos que mencionar a Rusia, China, México, Sudáfrica, Bolivia, Cuba, Nicaragua, El Salvador, Surinam, Turquía, Irán, Siria, Italia y Uruguay –que Uruguay por lo menos está en contra del golpe aunque no apoya al gobierno-. También la Unión Africana está en contra de Guaidó y sus declaraciones. Si juntamos todo esto, en tamaño, extensión e importancia, debemos decir que la opinión pública está dividida, la Unión Europea está dividida, la OEA está dividida, ¿cómo pueden decir que es un presidente cuando no recibe legitimidad de importante número de países en el mundo? Solo es una declaración unilateral por parte de EEUU y el señor Guaidó repite como papagayo lo que dicen sus patrones.

 

HS: En ese panorama, la amenaza militar desde el gobierno de EEUU ¿por qué vías podría darse? Vimos todo este episodio de John Bolton mostrando su anotación en la libreta lo de “5000 soldados a Colombia”; asesores de Donald Trump dicen que si Maduro no se va podría terminar en Guantánamo, ¿cuánto riesgo concreto de esa opción militar puede haber?

JP: Si, es un peligro, pero hay otros factores que debemos tomar en cuenta. A los EEUU le va a costar muchas vidas perdidas, mucho dinero gastado, y no saben el resultado.
EEUU está haciendo todo lo posible para evitar mandar  tropas por las enormes consecuencias negativas, también de la opinión pública. Yo creo que lo que están haciendo es una guerra propagandística con intimidación, diciendo que van a invadir, que la militarización está sobre la mesa y que tienen apoyantes en Colombia; pero yo creo que sólo si dividen el Ejército podrían lanzar una invasión contra un país que estaría debilitado; pero mientras Maduro pueda movilizar quinientas mil personas en Caracas; mientras el Ejército siga siendo leal al gobierno, mientras las milicias se mantengan en pie de guerra, no creo que EEUU mande tropas. Va a usar el golpe de Estado e intervendrá sólo si ve que puede ganar rápido sin comprometer toda una División del Ejército. Hasta ahora los supuestos tres mil soldados norteamericanos no se han movido, Colombia no se ha movilizado en la frontera, entonces debemos enfocarnos en otras tres cosas:
Las sanciones económicas -y eso incluye a Europa-; la propaganda intensiva; y la posibilidad de incluir a los traidores en una conspiración interna. Hasta ahora no han alcanzado eso, han forzado sanciones y la situación es difícil, pero hasta ahora no han dado el resultado que ellos quieren, que es un cambio de gobierno y la instalación de un títere.

 

Diego Martínez: Nos vamos a El Salvador, donde en las elecciones de ayer triunfó en primera vuelta un joven empresario, Nayib Bukele. ¿Qué se puede decir de este triunfo en el marco latinoamericano también?

JP: Tiene una importancia relativa, es otro gobierno pronorteamericano que sube. ¿Y por qué sube? Yo creo que el Frente ‘Farabundo Martí’ (para la Liberación Nacional, FMLN) cometió muchos errores, entre otras cosas la falta de una política económica popular; han apoyado las privatizaciones que el país sufrió con Arena –el partido de la derecha-; no han cambiado la situación de inseguridad, siguen funcionando las pandillas, el narcotráfico y lo demás; entonces era un gobierno del status quo con mucha retórica izquierdista y algunas medidas progresistas en la política exterior, pero en la política interior no tuvieron mucho efecto. La gente se quejaba de los altos precios, de la falta de seguridad, criticaban la falta de una reforma agraria y de una política para mejorar el empleo. Entonces, en esta situación hay mucho descontento contra todos los partidos tradicionales y apoyan este gobierno de Bukele porque piensan que es algo diferente, pero no es diferente, es un partido con una fachada progresista, porque el elegido Presidente, Nayib Bukele, fue miembro del FMLN, hizo críticas, algunas justas, pero después se junto con los conservadores y entonces ganó con la mayoría de los votos, en segundo lugar quedó la ultraderecha de Arena y en tercer lugar el FMLN con solo el 15% del electorado.
Necesitan una autocritica profunda porque la izquierda no puede gobernar con un programa de derecha.

 

DM: ¿Petras en qué otros temas está trabajando?

JP: Debemos analizar lo de Vale, la gran minera en Brasil, privatizada por (Fernando) Henrique Cardoso; que está dirigida por (Fabio) Schvartsman, un viejo apoyante sionista y también un político-económico que favorece a los inversionistas y que no ha hecho ni siquiera ha dado una mirada a los problemas de seguridad para los trabajadores. Debería ser encarcelado de por vida porque murieron trescientos trabajadores y vecinos residentes de la comunidad; trescientas personas muertas por falta de un compromiso sobre la seguridad de parte de señor Fabio Schvartsman.
Otro tema que quiero comentar  lo que está pasando con China, que está ofreciendo algunas concesiones, dice que va a multiplicar las importaciones norteamericanas para equilibrar el comercio. Pero no es lo que busca Washington, porque lo que busca Washington más allá de mejorar el comercio es cambiar el gobierno, desmantelar el sistema industrial chino y el papel del Estado como instrumento de facilitar inversiones; está tratando de desmantelar a tecnología insistiendo en que EEUU puede capturar el mercado de finanzas y tecnología. Y China no puede aceptar eso; no puede desarrollar una política que perjudique todos los sectores importantes de su economía.
Entonces debemos esperar dos cosas: que las negociaciones fracasen, Washington va s aumentar las agresiones y va a acusar a China de engañar a los inversores norteamericanos.
A fines de marzo no habrá ninguna solución y nos vamos a encontrar ante una guerra más allá de lo comercial, ante una guerra económica extendida.

 

DM: Muy ben Petras, muchas gracias por todo este análisis, nos reencontramos el lunes. Un abrazo.

JP: Muchas gracias y esperamos la victoria en Venezuela.
Chau.