“EN EL FONDO, TODA LA CRISIS DE VENEZUELA
SE LLAMA PETRÓLEO”
Entrevista al maestro Gonzalo Abella, 4 de febrero de 2019

 

El maestro e historiador Gonzalo Abella y candidato a la Presidencia por la Unidad Popular, compartió la mañana de la 36 con Diego Martínez y María de los Ángeles Balparda para hablar de la situación de Venezuela y convocar a la concentración que se realizará el jueves 7 de febrero a las 12 horas en Plaza independencia, en el marco de una coordinación en condena al imperialismo y en apoyo a la autodeterminación de los pueblos, en la Torre Ejecutiva donde se instalará la sala de prensa.  Abella también se refirió a la ofensiva mediática contra Venezuela, donde g ente que se dice que de izquierda habla de la dictadura de Maduro y dijo acá se le cae las máscaras a muchos, por ejemplo el jefe del gobierno español hablando de democracia con el fondo de la corona española.Transcribimos la entrevista que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/gonzalo-abella-572-2019-audios-mp3_rf_32275453_1.html

 

Diego Martínez: El invitado es el maestro Gonzalo Abella, candidato a la presidencia por la Unidad Popular, además de miembro del Coordinador Nacional.
Bienvenido, buen día, Gonzalo, ¿cómo estás?

Gonzalo Abella: Buen día, en el marco de esta actividad que se vuelve torbellino y que es una tormenta en la que navegamos con enorme felicidad.


DM: Hay algunas cosas importantes para decir en el arranque, ayer se reunió el Coordinador Nacional de la Unidad Popular, donde entre otras cosas se resolvió participar de una convocatoria que se va a estar realizando el próximo jueves, a las 12 del mediodía.

GA: Si, había muchísimos temas que tratar en el Coordinador, pero le propusimos a Gustavo López y a Milton Rodríguez que fueran a la reunión en Ffose como representantes de la Unidad Popular en esa coordinación que nosotros queríamos que tuviera una máxima amplitud y que por lo tanto las consignas son claramente condenar la intromisión imperialista y por la autodeterminación de los pueblos. Porque sabíamos que es en el marco amplio en el que íbamos a tener una buena convocatoria, va a ser ahí porque en la Torre Ejecutiva se instala la sala de periodistas, la sala de prensa, el encuentro grande posiblemente sea en un hotel protocolar de Carrasco, lo sabemos, pero como la prensa va a estar ahí, ahí vamos a marcar nuestra presencia, conscientes de la dificultad de que vamos a tener también quizás a un montón de gente venezolana, exiliados económicos que realmente dan testimonio de la situación durísima que viven, y que creen -algunos de ellos equivocadamente- que la culpa es del gobierno y no del bloqueo imperialista.
Yo recuerdo en Nicaragua pasó eso cuando ganó Violeta Chamorro las elecciones contra el Frente Sandinista, que la violencia social terrible se le acusaba al gobierno sandinista, y de la misma manera hoy con una eficiencia mediática mucho mayor, tenemos todas esas complejidades. Pero vamos a ser muchos, y si fuéramos 3 tenemos que estar ahí.


DM: De todas maneras Gonzalo, no sé en cuántas oportunidades ha sido posible convocar desde la Unidad Popular y desde otros lugares a tan amplia cantidad de sectores, no es tan sencillo, uno piensa que cuando el tema tiene un interés común, es fácil, pero en estos tiempos electorales, habla de un momento de suma claridad de todos quienes participan poder generar esta convocatoria abierta.

GA: Sí, la Unidad Popular en sí mismo es un milagro, si te ponés a leer la realidad continental, y yo quiero -no debería decirlo, no voy a decir nombres- pero quiero agradecer a compañeros que no quieren ser nombrados, pero que nos dijeron que van a aumentar su cuota de apoyo a la Unidad Popular hasta noviembre. A mí me resulta, de repente no es tanta plata, pero es conmovedor realmente, porque no fue un llamado, es decir, mirá yo me voy a apretar, pero hasta noviembre aumento mi cuota de apoyo a la Unidad Popular. Eso, por el momento que estamos viviendo, también es un indicador. Estuve en una reunión de San José de Carrasco, y estaba Héctor Vicente cubriendo por el diario, y cuando yo vi cuando se apropiaban del proyecto, hacían un diagnóstico de barrio, y decían: “no, no podemos quedarnos en el diagnóstico, si somos gobierno algún día como alcalde, como lo que sea, tenemos que tener propuestas”.
Brillante el trabajo, mucha gente, y yo le decía a Héctor Vicente, vos sabés que de veterano a veterano, yo soy más veterano que él, le digo, sabés que por primera vez siento olor a los años ‘70, porque yo a las reuniones de la Unidad Popular, unos años atrás eran reuniones de dolor, de compromiso, de rebeldía, pero cuando se pasa a una construcción de participación ciudadana construyendo un proyecto en el marco del proyecto de Unidad Popular, estamos en un tiempo nuevo, no lo sé medir cuantitativamente o no quiero hacerlo todavía, pero estamos en un tiempo nuevo.


María de los Ángeles Balparda: Son 48 horas que tenemos para la convocatoria, y lo que va a pasar es que hay mucha gente, que digo también mucha gente escucha la radio, de distintas posturas políticas, gente más desvinculada, pero todo el mundo. El asunto es que nadie sienta que esta tiene dueño, que esta convocatoria tiene dueño, se puede ir a expresarse con libertad allí, y el asunto es que la gente se entere.

GA: Yo quiero contarles una anécdota que me vino hoy a la cabeza, es de 1983, yo estaba en Nicaragua, en las isletas de Granada, en una calle polvorienta, seca, un niño pequeñito hacía sus necesidades en la calle, y de repente yo miro y parecía como tallarines a la boloñesa, hervía de lombrices, entonces yo digo:
-Pero ¿qué es eso?
Y me dice un nica:
-No friegues hermano, un chavalo cagando.
Y yo digo:
-No, pero los parásitos.
-Ah –dice- veo que conocés poco a tú continente.
Entonces ahí me acordé de la canción de Alí Primera que dice, niños color de mi tierra con sus mismas cicatrices, millonarios de lombrices, que uno a veces lo canta sin pensar lo que está diciendo. Y realmente qué compromiso, qué monstruosidad lo que el imperialismo y los gobiernos oligárquicos y sus cómplices, hicieron de nuestra América Latina.
Les cuento esto porque tengo muy presente Diego, una pregunta que me hiciste la última vez que charlamos y que se la volviste de alguna manera a repetir a Gustavo, ¿siempre tiene que ser tan doloroso como en Venezuela el precio de la libertad? Se lo dijiste de otra manera, pero era esa tu pregunta, y uno podría decir que hasta ahora sí.
Hay un chileno que yo no simpatizo mucho con él, (economista Manfred) Max Neef, que hablando de Artigas dijo una frase que para mí es excepcional. Dijo: “La mejor historia de América Latina son sus utopías derrotadas”.
Entonces, uno piensa en la lucha de Túpac Amaru, el descuartizamiento de Túpac Katari y de Micaela Bastidas en el Alto Perú; la masacre que hicieron de Haití; cómo mataron el coraje paraguayo que estaba construyendo un paraíso para la gente en nuestro continente, y cómo terminó Paraguay; el bloqueo a Cuba; los golpes de Estado; las invasiones; y uno dice: ‘Es fatal que sea así’. Pero por otro lado, uno piensa, volviendo a Alí Primera, ¿pero hay otro camino que ese camino doloroso?, y realmente yo creo que nosotros tenemos en América Latina, que sentimos la liberación nacional como una necesidad imperiosa por esos niños y por los niños del futuro, yo le decía a una mamá que está en una situación ahora le salieron bien las cosas.  Los dos hijos están trabajando, yo le digo, mirá por una razón biológica, yo no voy a ver a los hijos de tus hijos crecer, pero vos vas a llorar por el mundo que les espera, si no logramos cambiar esta situación. Y en ese sentido creo que en América Latina lo que sí tenemos muy bien armado es el manual de lo que no se debe hacer.
Es decir, cuando un grupo que promete cambios de izquierda, una organización política se acomoda, traiciona su ideal, cae en la corrupción más abyecta, entonces viene la derecha y la peor derecha, ese es el favor que le hace el imperialismo, la traición de los que se llaman de izquierda. Y podríamos hablar de la corrupción de Lula, podríamos hablar de las vacilaciones y la corrupción que rodeó a Cristina, que era tan importante para Cuba, para la sobrevivencia de Bolivia, que esos gobiernos se mantuvieran y no hubieran caído en la corrupción. Pero ahora tenemos hace horas nomás el ejemplo de Farabundo Martí.


MAB: Estuvo de elecciones El Salvador.

GA: Claro, fue la coordinación de los grupos guerrilleros de El Salvador, tuvo gente heroica que cayó en el combate, incluso la canción ‘El unicornio azul’ de Silvio (Rodríguez), es en referencia de uno de estos grandes combatientes.


MAB: La mayoría no sabe qué es eso que estás diciendo, está bueno que lo digas.

GA: Y realmente hoy ganó el poder, el gobierno, y se metió en una esfera de corrupción tan brutal, que uno de sus integrantes de fila muy ambicioso y muy joven, se fue con la extrema derecha, y acaba de ganar la presidencia. Pero el Farabundo Martí pasó de ser el partido gobernante, esto es muy importante, a tener sólo el 15% de los votos en estas elecciones. Es decir, el mismo papelón de Dilma (Rousseff).
Entonces lo que tenemos en América Latina claramente es un manual de cómo no hacer las cosas si nosotros creemos realmente en la liberación nacional, en que sin romper la garra asquerosa de su colmillo inmundo como dice la canción del Tío Caimán, si no nos sacamos de encima el colmillo inmundo del tío caimán, la miseria, el saqueo, la devastación, las cianobacterias, el agua envenenada, eso es.


MAB: Tenemos que hacer la pausa, ya convocamos a los oyentes que empiecen por un lado a invitar a gente unos y otros, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, todo lo que se pueda; y a la vez que se comuniquen con la radio, manden mensajes diciendo que van a ir, cómo van a hacer, es al mediodía, pero justamente, todos los que dicen de noche no porque después no puedo volver para mi casa, es al mediodía, hay gente que está de licencia, porque estamos en febrero, hay gente que tiene ese ratito libre y se puede largar.

GA: Exacto, que use su hora para ir ahí.


MAB: Llegan mensjaes:
“Buen día, compas, un placer como siempre escuchar a Abella. Aquí trabajando y mentalizando a compañeros para que se quiten la venda del Frente Amplio y voten a la verdadera izquierda, la gloriosa Unidad Popular, saludos y gracias, el fiel oyente -dice él-, Marcelo de Manga”, que está muy bueno declararse fiel oyente.
“La justicia española que inhabilitó a Artur Mas hasta febrero de 2020, si fuera en Venezuela a Guaidó, las redes, la prensa, la derecha internacional y Venezuela toda estaría ardiendo contra ‘el régimen’, o ‘la dictadura’ -entre comillas- chavista, pero es la justicia heredera de la España franquista, bueno muchos ven eso también como una realidad, la hipocresía de algunos sistemas”, dicen.
Pablo Acosta desde San Carlos, nos manda una foto de un pasacalle que pintaron, que dice, “Yankees saquen sus manos de Venezuela”, que también por cierto que sirve muchísimo, que se vaya haciendo la propaganda, están apareciendo un montón de informaciones de solidaridad, ayer hizo ruido. Ayer de tardecita lo de Roger Waters, que sacó una convocatoria también contra la intervención norteamericana, contra los planes de Estados Unidos en Venezuela, “detén el golpe de Estado de Trump en Venezuela y Estados Unidos, mano fuera de Venezuela” y convocó a protestar frente a la misión diplomática de Estados Unidos ante Naciones Unidas en Nueva York, apoyando a Venezuela y al presidente Maduro.

GA: Hay ahí, por suerte, todo un movimiento mundial, pero no podemos subestimar lo que es la ofensiva mediática contra Venezuela en este momento, que ha convencido a mucha gente honesta que se autodefine como de izquierda, pero que dice que lo de Venezuela es una dictadura terrible.
Es increíble porque si vos pensás un poquito, en medio de esa dictadura terrible, en plena calle, con micrófonos, el impostor está con su niñita de dos años, entonces ¿qué es? Es un padre asesino. Porque cómo va a llevar a su niñita de dos años a una manifestación sabiendo que frente está ‘toda la maldad’ del régimen de Maduro. Mucha gente no reflexiona en eso, además la nena una ternura, como le decía ‘papito y trataba de desviarle la cara para que la lleve a ella’, quién no se conmueve, lo hacen con toda premeditación, y porque puede hacerlo, porque la santa paciencia del régimen de Maduro, que creo que es correcta además, con todos estos sinvergüenzas, les posibilita que además también esa santa paciencia expresa una correlación de fuerzas complicadas. Pero realmente cómo la gente a veces no reacciona ante esas cosas, pero si ustedes recuerdan 10 años atrás, el asesino más malvado de toda la historia que había superado a Hitler, era el presidente de Siria, pero yo caminaba por todos lados y me decían, pero che qué horrible este presidente, es un asesino, hay que sacarlo, por suerte hay una coalición mundial. Toda la opinión pública mundial sabe que tienen que derrotar al presidente de Siria, es el jefe del terrorismo, como fueron derrotados en Siria, nadie habla. Pero nadie habla de Bashar al Assad, no existe, ahora el malvado es Maduro; en una América Latina donde la miseria atroz de Haití, donde México es un Estado de narcotraficantes y se tira al blanco contra los periodistas, donde Colombia es un país dirigido por los paramilitares, donde muere prácticamente un dirigente social o un dirigente campesino por día, donde se están exterminando las poblaciones originarias de Brasil de una manera intencional y monstruosa por el fascismo brasilero…. Ah, el malo es Maduro.
Ya nadie recuerda que hubo un dron que entró en pleno desfile y que estalló muy cerca de la cabeza de Maduro. A eso nadie lo recuerda, como nadie recuerda que no fue precisamente Venezuela donde en una embajada descuartizaron a un periodista, eso es la gente de Trump. Entonces no hay que creer que Trump es un loco suelto, Trump tiene enfrentamientos con la CNN, con la propia CIA, con el FBI, sí, los tiene. Pero acá están todos juntos, y acá otra virtud del caso Venezuela, es que se caen las máscaras.
Yo veía por la tele -mucha gente no se da cuenta- el Jefe del Gobierno español hablando de democracia y lo que aparecía detrás de él era el símbolo de la corona española. ¡Pero caramba! Una familia zángana que gobierna, que la financia el pueblo con sus impuestos, que se dedica a matar elefantes y a corromperse con todo el poder de España, que hay que jurar ante él el nuevo gobierno, como el gobierno de Australia jura ante la reina de Inglaterra porque es parte de la Commonwealth; esa es la democracia, esos zánganos.

 

MAB: Y Canadá, que está mandando ahora ayuda humanitaria, reconociendo a Guaidó.

GA: Entonces esa gente es la que habla de democracia y nos conmueve porque realmente uno lee los noticieros clonados del Uruguay y parece que el mundo entero está conmovido contra el ser más malvado del mundo que es Maduro.
Entonces uno recuerda por ejemplo, hay privilegios que tiene el ser veterano, lo que era las Selecciones Reader's Digest en la Guerra Fría, no el Reader's Digest, porque el Reader's Digest fue una excelente victoria, las Selecciones del Reader's Digest, lo que se hizo para América Latina, para los latinos, los que no entendemos mucho, que era una Selección anti comunista total.
Mi padre que era blanco, era wilsonista, cuando empezó a ver que sus hijos tenían ideas de izquierda, repetía el Reader's, pero vos te das cuenta que en Rusia a las madres les sacan a los niños para que sean esclavos del Estado, y yo digo: -Pero viejo ¿donde leíste eso?
-En el Reader's.
No es un sólo testimonio, son cientos de testimonios. Entonces eso operaba a través de los mecanismos de la época, pero en este momento la televisión manipula las imágenes, juega con la imagen y con el discurso en off que te hace ver hasta lo que la imagen no dice, lleva imágenes de un país a otro, y genera una sensación, si vos ves los noticieros nuestros, vos tenés un pueblo pidiendo democracia, y un Maduro rodeado de militares haciendo fuego contra el pueblo. Bueno si se hace fuego contra el pueblo con esa enorme manifestación, tendrían que haber miles y miles de muertos. Entonces cómo te manipulan de maneras cada vez más interesantes, es un fenómeno que tenemos que entender, incluso siempre uno piensa en la Unidad Popular y en su campaña sin grandes recursos para enfrentar esto que es lo mismo, yo estuve viendo los jingles que ya largaron los distintos partidos, es decir cómo la campaña electoral genera todo eso.
Yo recuerdo, anécdotas también viejas, yo había estado estudiando en la Unión Soviética y después por equis razones estuve en Costa Rica unos días, y en el televisor dice, ‘como todos los años el régimen soviético festeja el 7 de noviembre el aniversario de su revolución bolchevique’. Y yo miraba la Plaza Roja, y digo, pero esta no es la Plaza Roja que yo vi el año pasado, gente que se movía como autómatas, ejércitos que eran como robots, y de repente me di cuenta, le habían cambiado la velocidad de la filmación, entonces aparecían como hacen ahora con los coreanos, parecen máquinas desfilando, y la gente con sus niñitos colgados como en cualquier fiesta patria, eran como robots, como en una película de Chaplin, caminando como robots, y era simplemente que le habían cambiado la velocidad, eso en los años ‘80.
Entonces uno tiene que tener mucha atención a lo que es hoy el mecanismo monstruoso de la propaganda, quizá aquella vieja frase de Fidel que toma de Martí, que hay trincheras de ideas que a veces son más importantes que las trincheras de piedras, hoy tiene una actualidad como nunca antes.

DM: Uno siempre intenta no subestimar a la gente en general, pero la información que llega a través de los medios de comunicación es la misma el que cuando hay una movilización de cualquier cosa dice, ah, pero a estos hay que reprimirlos, porque rompieron un vidrio en no sé qué casa de alimentos, hay que meterlos presos y hay que darles palos, son los mismos que después muestran cómo a los que rompen todo, incendian, matan, prenden fuego gente, hay que tener noveles de tolerancia, si no se es un autoritario.

GA: Exacto.

DM: ¿Cómo manejar eso también porque son los mismos que después presentan candidatos o presentan propuestas políticas en nuestro país, son los mismos, los que enfocan las noticias internacionales y las locales de diferente manera, son los que después enfocan las propuestas de un candidato o de otro de diferente manera.

GA: En una revolución como la cubana, si vos a esa gente consustanciada con Fidel, con el Movimiento 26 de Julio, con el directorio, con el viejo PSP, hubieras hecho una encuesta masiva sobre qué pensaban de la Unión Soviética, en el año ‘57, ‘58, “ah no, es asesina, es dictatorial, sacan a los niños, se los comen crudos”. Porque los procesos revolucionarios no pasan por un marco conceptual que vos entendés cómo se arman todos los elementos del planeta, pasan por ese testimonio vivo del grupo dirigente y del heroísmo de la gente sin grupo dirigente que confluye en una propuesta concreta para un país concreto, por un sueño concreto. Ese es el secreto, lo demás viene después.
Es decir, cuando vos construís un poder popular entonces hay más libertad para repensar el mundo con sus luces y sus sombras, pero eso viene después, eso no significa que no haya que hacer formación ideológica, es imprescindible, eso no significa que no necesitemos gente que se dedique a pensar y a profundizar los temas políticos, pero vos mirás por ejemplo el programa de la Unidad Popular, y ahora la plataforma que la estamos tratando de redactar incluso para usar la negrita para las cosas más importantes y la explicación, estamos en eso, en los últimos pulidos, y el centro es Uruguay, el centro es el dolor de nuestra gente, el centro es realmente que nos estamos quedando sin país por el saqueo, por la contaminación, por la desesperanza, porque la gente está mal, y entonces se porta mal. Y después dicen, “ah los uruguayos son sucios”. No, pará, si vos vivís en un asentamiento y tus niños se crían en la basura, no tenés demasiado elemento moral para si revisás un contenedor dejar todo adentro.
Entonces hay todo un deterioro terrible que tiene que ver con la delincuencia social, que tiene que ver con la desesperación de la gente, con la mala onda que tiene, un extranjero amigo me decía, vos sabés que en Montevideo yo veo a una juventud triste, hace un rent a car, se va a Piriápolis donde tiene un amigo una casa, y a veces recoge a gurises que hacen dedo en la calle, dice, los veo tristes.
Entonces nosotros, el gran tema que tenemos en Uruguay con la Unidad Popular es que es una maravillosa síntesis de diversidad ideológica y de cohesión política, y tenemos que cuidar las dos cosas, con el componente imprescindible de la ética, pero la diversidad ideológica, y la unidad política es el rasgo distintivo que hace de la Unidad Popular un embrión necesario para el continente.

 

MAB: Hay 3 o 4 Gerardos que nos escriben a la radio, uno de ellos dice: “Buen día, por favor, repetir datos de la movilización y manda saludos”, y simultáneamente está llegando ya por redes la convocatoria con la bandera de Venezuela, y dice: “Fuera yankees de Venezuela, por la autodeterminación de los pueblos. Jueves 7 de febrero, 12 horas en la Plaza Independencia. Convoca Coordinación anti imperialista.”
Convocatoria que se da en un marco, que no es un hecho aislado, no es repentino, no es algo sorpresivo.

 

GA: Sí, lo que pasa que en una política de hostigamiento terrible, mucho más cruel yo te diría que el bloqueo cubano porque  hay más posibilidades, Cuba es una isla, Venezuela tiene enormes fronteras incontrolables, en ese marco el imperialismo aprovecha una coyuntura que es un gobierno ultra reaccionario en Brasil y un gobierno ultra reaccionario en Colombia. En este plano dejan de gravitar hasta Chile y Argentina que son muy importantes en la estrategia imperial, pero más al sur para garantizar que Las Malvinas sigan siendo inglesas, acá se trata de un contexto concreto regional que es el mejor para preparar la intervención y la caída de Maduro. Eso hay que explicarlo a la gente. En el fondo  toda la crisis de Venezuela se llama petróleo, no hay otro nombre, cuando vos entendés que la crisis se llama petróleo entendés todo lo demás.
Ahora, nosotros en la UP tenemos distintos enfoques de lo que Maduro debió hacer, si se quedó a mitad de camino, si hizo demasiada concesiones, si hizo lo que pudo, tenemos distintas concepciones. Lo que la UP jamás va a vacilar es entre un agresor y un pueblo agredido. Hay que decir claramente que ser neutral es ser cómplice de la agresión y que la lucha antiimperialista es un rasgo que siempre fue distintivo. Es decir, tú ahí entendés claramente como Mujica es la antítesis de la izquierda. Cuando Mujica dice textualmente “a Estados Unidos le importa tres carajos la democracia y a Maduro también”, ¿a quién está golpeando?
¿Está golpeando a Estados Unidos o está arrimando aguas al golpe de Estado?
Con un discurso absolutamente ambiguo que siempre tuvo la gente como Mujica, a mi me han preguntado varios periodistas si yo quiero juzgar a Mujica como persona y les digo, mira a mi Mujica me enseñó una cosa muy importante, que los máximos dolores no te vacunan para hacer grandes horrores y que realmente lo de Mujica es en este momento, luz verde a la intervención. Es clarísimo de qué lado está.
En ese marco yo digo con orgullo que la UP no cae jamás ni en la corrupción ni en la demagogia, sería muchísimo más fácil no tocar el tema Venezuela, porque ahí no tendríamos que remar contra corriente a una campaña terrible y muy bien hecha contra Venezuela y al mismo tiempo marcamos los límites de la UP. No decimos pleno apoyo a Maduro, alguno lo podrá sentir otros no, decimos Maduro es el gobierno constitucional elegido, la derecha no participó en esas elecciones, tuvo todo su derecho en no participar pero ahora que no reclame. Y al otro no lo votó nadie, es un Diputado en medio de una coalición sobre la cual navegó de derecha.
Entonces, pleno apoyo al gobierno constitucional, no a la invasión yanqui en sus formas de ayuda humanitaria que es la misma que hizo en Vietnam, no a la ayuda humanitaria que es en realidad el caballo de Troya para embretar a las fuerzas armadas bolivarianas; y por la autodeterminación de los pueblos.
Que el tema de lo que debió hacer o de lo que hizo Maduro lo discutan los venezolanos, lo que nosotros discutimos es que no aceptamos la intervención y en ese sentido la convocatoria es de principios, nos sirva electoralmente o no nos sirva electoralmente ahí estamos.

 

MAB: Muy bien las aclaraciones que estás haciendo, porque Héctor del Buceo plantea todo un tema de por qué es Maduro el que suplanta a Chávez, una cosa que uno escucha muchas veces, este no es igual a aquél, Maduro no es lo mismo que Chávez, claro, pero no es eso lo que está  en cuestión ahora.

GA: No, no lo es.

MAB: Mauro, el chofer, dice: “Un abrazo para el compañero Gonzalo Abella siempre clarito, antiimperialista, consecuente, coherente, saludos”.
El Pica dice: “Buen día como andan, quiero saludar al maestro, lamento no haber podido estar cuando estuvo en Paso Carrasco y les digo yo  escuchando la radio en el ómnibus y siempre en el viaje se me acercan dos o tres personas que escuchan la radio, eso me alegra, decimos que la autodeterminación de los pueblos no admite la menor demora, estamos con Artigas y también con la patria bolivariana, abrazos a todos”.
César de Pando dice: “Un saludo al doctor Abella, la verdad es un deleite sus aportes sin desperdicios y manda saludos al equipo”.
Antonio plantea: “Buen día, pienso que si cae Venezuela cae toda Sudamérica, el plan del imperio querer ayuda humanitaria, si el chavismo atenta contra esa supuesta ayuda tendrán un motivo para invadir y manda saludos”.
Muchas cosa de la audiencia, pero nos vamos -tampoco tan lejos- al 5 de febrero, esta fecha que se conmemora ahora.

GA: ¿Qué fue el Frente? ¿Qué significó el Frente en su momento?
También fue una cosa que entusiasmó a toda América Latina, claro que el Frente nació porque allende estaba en Chile también, la Unidad Popular chilena -fijate el ciclo como a veces se cierra hasta con los mismos nombres- realmente mostró un camino para aproximarse al poder sin necesidad de usar las armas.
Alguna gente decía que Allende después tenía que haber dado armas al pueblo para defenderse, él confió en la honorabilidad del ejército y del general Pinochet que le había jurado solemnidad a la institucionalidad, pero más allá de eso Allende en su momento fue un entusiasma en toda América Latina y generó, precipitó una alianza que ya en Uruguay se estaba trabajando a través del Consejo del Pueblo, de la creación de la vieja CNT, entonces fue un momento hermoso y en el FA se dio una cosa que hoy a pequeña escala se repite en la UP que es hoy la expresión de la izquierda, la única expresión política de la izquierda. Nosotros tenemos gente en la UP y grupos organizados que son marxistas leninistas que plantean que ahora hay que pasar por la liberación nacional, pero que después va haber momentos muy duros donde la propia legalidad burguesa va a frenar algunos necesarios cambios. Incluso desde el siglo XIX empezó hablarse de la dictadura del proletariado, la necesidad  de imponer de una forma autoritaria contra las minorías el camino de la democracia de las mayorías, no todo el mundo en la UP piensa eso, nosotros tenemos gente que imagina el socialismo como una construcción de una democracia directa, con plena participación y poder popular donde la gente organizada sin necesidad de un Estado autoritario va construyendo el socialismo. Otros piensan en la UP que el propio camino es la propia legalidad burguesa profundizada, son matices importantes de cómo avanzar después, pero lo que tenemos como unánime es el camino para avanzar hoy.
El camino que elige la UP como eligen los revolucionarios consientes de todos lados, para la liberación nacional es el camino menos doloroso, nosotros queremos evitar como lo quiere Maduro de alguna manera toda confrontación cruenta, queremos construir con la alegría del pueblo participando juntos un proyecto popular que vaya avanzando en las conquistas y que al mismo tiempo que plantee una transformación radical vaya viendo en cada momento lo que es posible en cada contexto.
Creo que el testimonio más grande de lo que es la UP lo dio nuestro trabajo del Diputado y la bancada. Es decir, no fruncieron la nariz ante lo mal hecho, se arremangaron y exploraron resquicios como el Plan Nacional de Vivienda Popular, como el tema del subsidio y el apoyo al Hospital de Clínicas, donde realmente era de tan lógica lo que planteaba y de tal sencillez lo que planteaba que era muy difícil para los políticos votar en contra.
 

 

MAB: Muchas veces uno escucha en estas épocas que son tan convulsionadas por todo lo que ha pasado en la izquierda y se dice que no queremos repetir lo que fue el FA, pro hay cosas que yo adoraría repetir de lo que fue el Frente Amplio: esa fecha fundacional, el programa, el tipo de organización barrial, los comités de base no solo territoriales sino por el lugar de trabajo, las definiciones, algunas consignas y las quiero repetir.

GA: Impresionante. Por eso yo te decía, a veces quisiera ser más joven para yo qué sé pelear por Las Malvinas, pero privilegios de la experiencia acumulada. Yo le decía a Héctor Vicente en Paso Carrasco, vos sabes que por primera vez siento olor a los 70, yo se lo decía porque cuando en una organización de base no llega el candidato a presidente a darle la línea sino que le dan la espalda en plena reunión al candidato a presidente, se olvidan de su presencia y empiezan hablar del plan barrial eso es lo más importante. Por eso le decía hay olor a los 70 porque ese era el espíritu inicial del FA.
A mí nunca me gustó (Liber) Seregni, sinceramente lo digo, pero yo veía en la construcción de abajo del FA esa cosa maravillosa que uno realmente está viendo por ahora, por suerte, en la construcción.
Vos sabes que yo noto a veces en algunas reuniones, mira que tuve el privilegio de caminar por todo el país con la UP, algunos seres humanos que se han sumado a la UP -son poquitos- pero solo para tener espacio, que plantean una visión muy negativa y te dicen: “la UP está bien pero no se discute suficiente”. Y vos sabes que eso se repite en todos los procesos revolucionarios.
Porque hay gente muy leída que si quiere un cambio a favor de la gente, pero que entiende que él es el que tiene que dirigirlo, que no pueden ser los trabajadores, que tiene que ser la gente que leyó mucho, entonces pasó en la Revolución Rusa con los que decían “no como vamos a tener un obrero autodidacta al frente del gobierno tenemos que sacarlo, tienen que ser los intelectuales” y tenemos algunos de esos problemitas. Habrá que tratarlos con mucho cariño, con mucha paciencia, no son nuestros enemigos, son gente piola que realmente creen que ellos saben más y que no han encontrado protagonismo en la UP, porque todos en la UP queremos ser imprescindibles.

 

MAB: Estamos hablando de América Latina, de Venezuela, de Uruguay, hoy es fecha de la muerte de Violeta Parra, vos nombrabas a Allende, me parece que hay mucha también que nos trae esa visión.
Repetimos que estamos convocando para este jueves a la hora 12 Plaza Independencia, frente al edificio de presidencia a una concentración contra el imperialismo, contra la presencia de Estados Unidos en Venezuela, por eso me parece que es un tema de tremenda actualidad hablar  del 5 de febrero del ‘71, de esos tiempos fundacionales y me imagino Abella porque sé que estudiaste el programa de la UP ahora mientras estuviste fuera del país.

GA: Yo le robé unas palabras a Wilson Ferreira Aldunate cuando quería su imposible recuperación del Partido Nacional, el último que lo hizo en serio, él dijo “somos viento nuevo flotando en viejas banderas” y realmente eso es la UP, porque nosotros no renunciamos ni a aquel batllismo que creó el Parque de UTE para los trabajadores; ni en la dignidad inmensa de Leandro Gómez, dándole tiempo a los paraguayos para que se defendieran con la defensa de Paysandú. Ese fue el verdadero sentido de la defensa de Paysandú, ni en la generosa entrega de Aparicio diciendo “yo no entiendo mucho de política pero voy a hacer ingobernable el campo hasta que se terminen los atropellos contra los peones rurales”. Y que jamás ambicionó el poder para sí Aparicio Saravia, ninguna de esas herencias.
Entonces, a veces me dicen “ustedes son atrasados, están en los 70” y yo les digo no, estamos mucho más atrasados estamos con Jesús y la multiplicación de los panes y los peces. Estamos mucho más atrasados, pero de todos modos ¿quién es el adelantado? Los neoliberales que están planteando que nuevamente el mercado lo gobierne todo, si el mercado lo gobierna todo también la conciencia humana es objeto de compraventa y por lo tanto la corrupción es inevitable en una economía de mercado.

 

MAB: Vos resaltabas allí en ese espíritu que vos ves, que sentís un olor de otra época, estás hablando de la participación de los militantes, de la gente ¿por qué es importante?

GA: Porque sobre todo para los veteranos, a nosotros nos importa muchísimo el relevo, por suerte tenemos relevo, un relevo maravilloso, pero tenemos que estar muy atentos porque a veces la corrupción empieza por cosas tan chiquitas que vos las dejas pasar y tenes que ser absolutamente inflexible con las cosas chiquitas y medir mucho quien nos va a representar en el relevo inevitable de las generaciones de acuerdo a su trayectoria, en la humildad, en la solidaridad, como buen compañero, en la transparencia de su vida y eso la UP lo tiene clarísimo, lo aprendió del Frente, si una cosa nos enseñó el Frente es su fuerza inaugural, su declive, su corrupción y su caída nos enseña tanto como la pujanza original, para no repetir las malas cosas. Yo quería decir una cosa antes que me parece importante, el hecho de ir a la Torre Ejecutiva no significa aplaudir esta conferencia que convoca Uruguay y México, porque nosotros desconfiamos profundamente que el gobierno uruguayo está esperando para darse vuelta, desgraciadamente creemos eso, simplemente que esta conferencia frena de alguna manera la velocidad con la que quería actuar la derecha en Venezuela, le da aire a un proceso del cual nosotros lo único que queremos  es que no caiga en las garras imperiales, es lo que nos importa, que no caiga.
Entonces, como esto da aire nosotros estamos ese día marcando una presencia en condiciones adversas en el lugar donde va a estar la aprensa mundial, ahí vamos a marcar que hay uruguayos y uruguayas, que hay orientales que estamos contra la invasión yanqui a pesar de todo lo que ha pasado, a pesar de la entrega del Frente, a través del abrazo de Tabaré con Bush; a pesar de que el propio gobierno del FA pidió la intervención militar norteamericana contra Argentina; a pesar  de que fuimos cómplices de la invasión a las Malvinas; a pesar de todo eso, como Estado que siempre queda en todos los pueblos un puñado de gente que -como diría Martí- asume sobre sus hombros la dignidad de todos y vamos a ser muchos.

 

MAB: Abella, gracias por haber venido.

GA: No me digas gracias, vamos a decir nos vemos en un rato.