CREO QUE LOS URUGUAYOS TENEMOS QUE PENSAR CON UN SENTIDO ARTIGUISTA Y SABER QUE LO QUE ESTÁ EN JUEGO SON RECURSOS NATURALES QUE DEBEN PERTENECER A NUESTROS PUEBLOS”
Entrevista al diputado Eduardo Rubio (26M-UP), en Panorama 1410,  15 de febrero de 2019.

En esta oportunidad compartimos la entrevista que le realizaran el viernes 15 de febrero de 2019, en la mañana, en el programa ‘Panorama 1410’, los periodistas Daniel Giménez y Gustavo Carbajal al diputado del 26 de Marzo, Unidad Popular Eduardo Rubio. Transcribimos la entrevista que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/entrevista-al-diputado-eduardo-rubio-panorama-1410-15feb19-audios-mp3_rf_32908307_1.html

 

Periodista: Y ya tenemos otro invitado en estudios, el señor Eduardo Rubio de Unidad Popular. Bienvenido, muchas gracias por acompañarnos en esta mañana.

Eduardo Rubio: Un gusto estar acá, gracias por la invitación.

 

P: Y hay entrevistas que empiezan en los cortes.
Claro, porque es imposible no sentarse por ejemplo con Eduardo Rubio y no hablar del tema de Venezuela inmediatamente, un tema que concita la atención del mundo, que está siendo el tema número uno en la agenda de todos los países y sobre todo en la región.
Y nos daba su opinión sobre una situación que pareciera no tener camino del medio.

ER: Desde el punto de vista nuestro, desde el primer día dijimos, no hay camino del medio, te ponés del lado del gobierno, del pueblo venezolano y sus instituciones, o te ponés del lado de la política de Trump.
¿Porque el objetivo de Trump cuál es? Sacar al gobierno de Venezuela y colocar un gobierno a fin a sus intereses. Es brutal la operativa mediática que hay donde parece que Venezuela es el centro de los problemas del mundo, donde hay más hambre, donde hay más violencia, donde se violan los derechos humanos. En este mismo momento en Haití las calles arden, en una sola manifestación, tengo el video acá, hay 5 muertos, reclamando la caída de un gobierno. Ese sí que es un gobierno ilegítimo que impusieron los Estados Unidos con los Cascos Azules de los que lamentablemente Uruguay fue parte.
Como Aristid molestaba, invadieron Haití, lo sacaron a Aristid y colocaron un gobierno impuesto en elecciones absolutamente fraudulentas, controladas por la OEA, garantía ninguna, todavía no estaba Almagro, ahora va a ser peor. Y el pueblo haitiano está en las calles permanentemente.
Ahora, dentro de una semana nos va a visitar un importante dirigente político haitiano que fue candidato a la Presidencia, el senador Moise Jean Charles, ya ha estado acá, va a ser recibido por distintos partidos, por autoridades nacionales, puede contar lo de Haití. ¿En qué lugar de las noticias aparece Haití?

 

P: En ninguno.

ER: ¿Quién dice que el presidente de Haití es un ladrón? ¿Quién dice que la policía haitiana está matando haitianos?
¿Entonces, los derechos humanos de Haití no valen? ¿El hambre de Haití no vale?
Dicen que en Venezuela faltan medicamentos, y faltan medicamentos. ¿Nadie recurrió a San Pablo, las favelas de Río, el nordeste brasileño? ¿Argentina, el norte argentino?
Acá en Uruguay se murió un señor hace unos días porque no le llegó el medicamento que precisaba. ¿Entonces, el problema son los medicamentos que faltan en Venezuela?
En Venezuela hay presos. ¿Y en Estados Unidos? Si sos negro, pobre y te revelás, si no te matan en la calle terminás en la cárcel. El Chile están los mapuches presos.
O sea, ¿qué quiero ejemplificar con esto? Que hay una campaña mediática, yo vengo de recorrer el interior y de hablar con la prensa y con buenos periodistas, y en la reflexión vamos llegando a la conclusión de que aquí nos están vendiendo un paquete. ¿Para justificar qué? Lo que justificaron en Irak.
Lo que a mí me cuesta entender es cómo después que nos engañaron con Irak, armas químicas Saddam Hussein, no hay armas químicas, Irak es un desastre, vuelan mercados día por medio, la democracia si te he visto no me acuerdo. ¿Pero qué cambió en Irak? Que el petróleo va para donde tiene que ir.
En Libia, Gadafi, el asesino, en Libia un desastre los derechos humanos, yo no soy hincha de Gadafi que en realidad era un lujo en África, pareja que se iba a casar tenía una vivienda  dada por el Estado. Habían hecho huertas en el desierto, la educación era de gran nivel, la salud también. La gran ofensiva operativa contra Libia, invadieron Libia, ¿quién se pregunta lo que hay en Libia hoy? Yo le digo, una parte la gobierna el Estado Islámico, Daesh, otra parte las milicias de no sé quién, otra parte un gobierno que no manda nada, matan gente todos los días, la educación se vino abajo, la salud. Nadie habla de Libia, ¿pero por qué? Porque el petróleo va directamente a las grandes multinacionales del petróleo.
Entonces, razonemos con la historia y ubiquemos el problema de Venezuela. ¿A mí me gusta Maduro? Yo no lo conozco a Maduro, nunca estuvimos en Venezuela.
Ahora, del lado del imperialismo nunca, siempre del lado de los pueblos.
Y termino con una reflexión para ejemplificar que esto es una posición de principios. El año pasado me visitó el Secretario Político de la Embajada británica, un cargo que está tercerizado. Son uruguayos, tercerizaron los cargos.
Me trajo la invitación de parte del "gobierno" de Las Malvinas que tiene una oficina en la embajada británica, o sea un gobierno  muy independiente, a visitar Malvinas. Ellos no dicen Malvinas, dicen Falkland.
Y ya era Macri el presidente, con Macri no tenemos, no sólo ninguna coincidencia, cada día son más grandes las diferencias, antagónicas.
Y nosotros le respondimos, mire, nosotros no vamos a visitar nunca un pueblo ocupado de la mano del ocupante. Fui dos veces a Haití, las dos veces invitado por la resistencia haitiana. Incluso la primera vez que llegué me estaba esperando un coronel uruguayo en el aeropuerto, que se ve que se enteró que iba, a ofrecerme protección y le dije que no, que la protección mía son los haitianos.
Entonces, no vamos a Las Malvinas, pero no porque simpaticemos con Macri, no vamos porque defendemos que Las Malvinas son parte de América Latina y son argentinas, nunca vamos a ir con los ocupantes.
Y creo que en este momento los uruguayos tenemos que pensar con un sentido artiguista, y más allá de simpatías o antipatías, saber que lo que está en juego es la soberanía de nuestros pueblos. Y lo que está en juego son recursos naturales que deben pertenecer a nuestros pueblos

 

P: La verdad que uno escucha dos versiones totalmente distintas en dos programas distintos y pareciera vivir en dos mundos distintos ¿no? Porque hablábamos de la influencia de los medios, cuando se escucha una sola campana de manera permanente termina pareciendo verdad solamente escuchar esa, y hoy se ha impuesto.

ER: Se ha impuesto, totalmente.
Pero esto no es nuevo, para ver el uso de la propaganda y de los medios de comunicación nosotros de chocos creíamos que la Segunda Guerra Mundial la había ganado Estados Unidos, porque todas las películas que íbamos a ver, el Desembarco de Normandía...

 

P: Claro, sí, fue el discurso dominante

ER: Y los tipos llegaron cuando estaba todo terminado, la ganó la Unión Soviética y la resistencia de los pueblos, ahora de eso no nos enteramos nunca, fue cuando estudiamos, cuando nos interiorizamos. Pero en aquel momento que era lo más actual, la idea que te quedaba era que habían ganado los Estados Unidos.
Y si hoy le preguntás a una persona joven que haya recibido la historia de Vietnam, seguramente cree que la guerra en Vietnam la ganaron los yanquis, y los sacaron corriendo, se colgaban de los helicópteros para rajar, esa es la verdad de Vietnam. Fue un triunfo histórico del pueblo vietnamita.
Te cuentan lo que ahora se llama, te hacen el relato, no hablan de la historia, te hacen un relato de acuerdo a sus intereses, ahora, tenemos que pelear contra eso.
Yo en ese sentido también deploro la actitud del gobierno uruguayo que, cuando el encuentro en Montevideo en menos de 2 horas tuvo 2 posiciones antagónicas, y ahora después del encuentro de Vázquez y Macri ya entramos en el lodazal completo ¿verdad? A exigirle elecciones anticipadas a Venezuela, que hay un planteo de Donald Trump, lamento, nos duele en el alma. Sabemos que en el mismo partido de gobierno hay posiciones distintas pero lo que prima y lo que se impone es la posición del gobierno

 

P: Ahora, Rubio, hay distintas percepciones con respecto a este problema, lo hemos dicho, hay maneras de vender falsas verdades de un lado y  del otro, pero también es cierto que hay como la urgente necesidad de buscar una alternativa. Entonces, ahí es donde empiezan a aparece matices y se dice, usted me decía en la previa que es imposible, pero ante lo imposible todos somos conscientes de lo que significaría una guerra en Latinoamérica, ¿no habrá ahí alguna idea de lo que el gobierno uruguayo pretendió hacer, no ponerse ni de un lado ni de otro y tratar de generar algún puente? Porque si no hay un puente, no hay ninguna posibilidad de comunicación.

ER: Lo que pasa que, ¿puede ser imparcial ante una situación en la que un hombre le pega a una mujer?

 

P: Seguro no.

ER: ¿Y puede buscar un puente?
Estás del lado del castigado ¿no? O un niño, en cada confrontación donde hay intereses antagónicos.
¿Entonces qué puente puede haber entre la ambición de Trump y de John Bolton que dijo que el objetivo es que las petroleras norteamericanas tengan el acceso directo al crudo venezolano? No hay puente allí, eso es no. ¡Es no!
No hay camino, uno puede mediar en un conflicto, que una parte resuelva una cosa y otra otra, pero acá hay definición del imperialismo de quedarse con el petróleo venezolano, con el coltán, con el uranio y desalojar un gobierno, que más allá de diferencias que podamos tener, de Chávez hasta acá le puso trabas al dominio imperial. Recordemos lo que era PDVSA antes.
El otro día hablando con gente en una reunión en lomas de Solymar, con compañeros que nos decían, vos sabés que vamos a la feria a hablar y nos dan palo con Venezuela. Empezamos a hablar y hablamos de PDVSA. Los gerentes de PDVSA hasta que llegó Chávez, sus hijos no conocían las escuelas venezolanas, estudiaban en Harvard, en Inglaterra, no sé. Los tipos tomaban whisky importado, cosa que es muy rica, pero no sólo tomaban el whisky importado más caro, importaban agua de Escocia para que no se contaminara con el hielo con agua común de Venezuela.
Eran reyes, ladrones de las riquezas del pueblo venezolano. Eso en consonancia con las grandes petroleras mundiales. Claro, eso genera contradicciones.
Ahora, ¿qué les decimos a los pueblos? ¿Dejen de ser soberanos para que no les peguen?
¿Artigas qué hubiera dicho?

 

P: Es una buena pregunta

ER: ¿Qué hubiera dicho? Bueno, lo dijo con su ejemplo, ah no, con el imperio ni una sola concepción, y le ofrecieron el oro y el moro.
Y cuando finalmente los ingleses logran dividir a los americanos, lo quisieron traer y dijo no, yo no voy a allí. ¿Por qué no volvió Artigas? Porque este no era el proyecto artiguista, era la patria grande.
Entonces, eso es lo que dignifica la política, y es lo que va consolidando en de alguna manera un proceso histórico. En este momento, ayer Venezuela fue a Naciones Unidas con 50 países atrás, de lo más diversos, digo, con algunos que no tenemos ningún tipo de coincidencia pero dijeron, hay que respetar el derecho internacional. Es mucha fuerza, ahí no hay camino en el medio, se respeta o no se respeta.
¿Los vietnamitas qué hubieran hecho? Ah, che, negociá, dejales Vietnam del Sur, dejales esto... No, no, ni hablar, y sufrieron, y sufrieron mucho, y ganaron la guerra.
Entonces, en esta realidad buscar el camino del medio, buscar concesiones, ¿qué se puede conceder? ¿Ser menos soberano? ¿Se puede hacer una concesión de ese tipo? ¿Podés resignar tus recursos naturales, que son del pueblo, a cuenta de las multinacionales? ¿Se puede hacer eso?
Bueno, hay gobiernos que lo hacen permanentemente, nosotros estamos en contra de eso, creemos en otro camino. Y en Venezuela se juega la suerte, no de Venezuela, de América Latina.
Cuba, la invadieron, ¿en Cochinos se acuerdan? Y bueno, resistió y ganó, y sufrió un bloqueo económico hasta ahora. ¿Alguien puede decir que Cuba tendría que haber negociado algo? A pesar de todo se le quedaron con Guantánamo todavía.
Entonces, a mí me choca que cuando se plantean estos temas no se vea la historia y no se pongan todos los elementos arriba de la mesa. Parece que el bueno estuviera de un lado y el malo estuviera del otro, pero están en lugares equivocados. Y yo no digo que los gobernantes venezolanos sean santos o no sean santos, yo no sé, no he estado en Venezuela, hay cosas que no me gustan del proceso venezolano, ahora eso tienen que resolverlo los venezolanos.
A mí me parece que el tema de la corrupción del que se habla, es un tema que no es admisible en un gobierno de izquierda. Bueno, pero son temas que tendrán que resolver.
Ahora, en este momento es la soberanía o la invasión, en eso no puede haber camino del medio.

 

P: Es difícil marcar una coincidencia cuando los argumentos son muy radicales, de un lado y de otro. Ellos hablan con la misma fuerza argumentativa que usted lo está haciendo, los del otro lado, para decir que es imposible la negociación. Está bien, se entiende, ¿pero sabe qué? En el medio hay un pueblo sufriendo, en el medio hay un pueblo que está en éxodo permanente, en el medio hay, equivocados o no, con aciertos o no, gente que ha separado a su familia, que está viviendo situaciones de verdadera crisis y son venezolanos, también son venezolanos.
O sea, aquí hay un problema, es cierto, que lo resuelvan los venezolanos, pero los venezolanos están mitad y mitad o 51 a 49 o como fuere, pero están sufriendo los venezolanos también

ER: Usted discúlpeme pero ese es el discurso que nos venden los medios masivos de comunicación. Emigran venezolanos, ¿usted quiere saber de qué lugares de América Latina hay mayor emigración, pero mucha más que en Venezuela?
En toda Centroamérica. ¿Usted no vio las caravanas de migrantes de Honduras? ¿Vamos a invadir Honduras? ¿Honduras, Guatemala, alguien les exige elecciones anticipadas y que saquen al gobierno, con los miles de migrantes que hay?
Dolor, pobreza, violencia. ¿Sabe cuál es el país más violento de América Latina? Colombia. El segundo más violento, México, pero más que Venezuela. ¿Alguien está pidiendo invadir o sacar a Dique, que ojalá se fuera Duque de Colombia?
Manuel López Obrador acaba de reconocer que en México hay 40 mil desaparecidos. ¡40 mil desaparecidos! Y dijo que es responsabilidad de los gobiernos anteriores que generaron impunidad y violencia, Peña Nieto, Zedillo, ¡40 mil desaparecidos! ¿Alguien está proponiendo invadir México?

 

P: ¿Habría que proponerlo, habría que proponerlo según Usted?

ER: ¡De ninguna manera!
Hay que hacer lo que hizo López Obrador, dijo, bueno muchachos acá ahora verdad y justicia y se acabó la impunidad, ese es el camino.
¿Cómo que va a invadir México?
Pero digo, porque a los argumentos que se ponen del dolor de los venezolanos, es el dolor publicitado de los venezolanos.

 

P: Pero no deja de serlo, por más que en otras partes del mundo también los haya. Y por más que uno esté en contra del imperialismo, obviamente, el sufrimiento de un pueblo creo que impone, le impone a uno desde el punto de vista de sentirse tocado. Es decir, hay todo un pueblo sufriendo y a uno le hace sentir mal.

ER: Pero y claro que nos impone el dolor, el problema que el dolor tiene que ser no exclusivamente hacia un pueblo sino a los pueblos que sufren y entonces, si la solución para que no sufra más Venezuela es que se vaya el gobierno de Maduro, empecemos a sacar gobiernos, vamos a sacar a Piñera, sacamos a Macri, a Bolsonaro...

 

P: Habría que sacar a varios.

ER: Seguro. ¿Pero los podemos sacar nosotros? ¿Y por qué no se le ocurre a Trump sacar a estos gobiernos?

 

P: A lo que yo voy es que no necesariamente la solución pueda o deba ser sacar a, el tema es, cuando se dice los venezolanos son los que deben tomar la resolución es en la medida en que puedan hacerlo.
¿Están dadas las condiciones para que lo puedan hacer?

ER: Bueno, en Venezuela hubo elecciones presidenciales, después de un acuerdo en República Dominicana de todos los partidos con presencia internacional encabezada por Rodríguez Zapatero. Hubo un acuerdo y fueron a elecciones.
En el medio se bajó Voluntad Popular, los Adeco y el partido de Capriles, no quisieron participar. ¿Eso le quita legitimidad a las elecciones? Si yo mañana digo, la Unidad Popular no va a ganar las elecciones, entonces no nos presentamos y al otro día decimos que no es legítimo este gobierno porque no nos presentamos. Muchacho, no te presentaste porque no quisiste.
Entonces, deslegitiman la elección porque no les gusta quien ganó.
Se elige la Asamblea Nacional Constituyente por el mismo mecanismo electoral, con la misma autoridad electoral que fue electo Maduro. Ahora, no cuestan la Asamblea Nacional.
Ahora, la Asamblea Nacional la gana la oposición, entonces como ganó la oposición, esa elección vale. Y al otro día la Asamblea Nacional, desde que se instala, desconoce al gobierno. Es como que nosotros en el Parlamento tuviéramos mayoría, toda la oposición y dijéramos, no, el gobierno no existe, ¡nos tienen que sacar a patadas! Porque, a ver, somos el organismo de contralor del Poder Ejecutivo.
El próximo gobierno no va a tener mayoría parlamentaria, ¿qué hacemos? ¿Lo desconocemos? No.

 

P: Usted nos pone en un desafío porque nosotros normalmente hemos defendido posiciones semejantes a las que usted marca, no desde una manera tan radical, lo aceptamos y ahí es dónde creemos que hay que buscar alternativas porque las soluciones deben estar por encima de los planteos radicales cuando hay gente que sufre.

ER: Bueno, pero yo no le admito que usted diga que este es un planteo radical, este es un planteo racional. Y que ustedes mismos lo hacían hasta hace poco por lo que usted me dice, y ustedes no se consideran radicales, yo tampoco me considero radical. Me considero una persona de izquierda, y en esto, una persona antiimperialista.
Entonces, ¿es radical Manuel López Obrador cuando dice que el presidente de Venezuela es Maduro? ¿Es un hombre radical? ¿AMLO es radical? ¿Es radical, no sé, algún personaje de los que tenemos en América Latina Premio Nobel de la Paz que dicen que no, que el presidente es Nicolás Maduro y hay que respetar al gobierno?
No, no es radical, es pararse desde una manera consecuente en esta realidad y tratando de ver la globalidad, porque los dolores del pueblo venezolano, que los compartimos, como compartimos los dolores del pueblo cubano que sufrió mucho con el bloqueo, ahora nunca les pedimos que abdicaran y que se rindieran, por el contrario.
Y en estas circunstancias, ceder ante la presión imperialista, es un paso para atrás que no tiene retorno, en una América Latina complicada, 6 bases militares norteamericanas en Colombia. Cuba denunció ayer el desembarco de tropas en República Dominicana, en Puerto Rico y en otras islas del Caribe. ¿Cómo nos paramos frente a esto? ¿Cómo se paró la humanidad frente al Führer? ¿Era radical resistir el nazismo o era la única opción para la humanidad?

 

P: Bueno, la verdad que un interesante debate, queda planteado, nos alegra que nos haya traído una visión distinta, que no se escucha mucho en los medios de comunicación, lo decimos. Nos planteó un poco también el escenario de la política nacional, queda para otra charla seguramente.
Hay una pregunta sí que se la tengo que hacer que prepárese porque es dura para usted.

ER: Bien

 

P: Usted me dice que es un hombre de izquierda y plantea argumentos en esa línea. El comportamiento de Unidad Popular en el Parlamento que tiene como único referente a usted, ha sido por lo menos polémico, ha acompañado estrategias de la derecha que han sido funcionales a conceptos que no son de izquierda.

ER: Dígame una.

 

P: Por ejemplo, el tema de transparentar los fondos de los partidos políticos en la campaña, usted no acompañó eso y hubiese sido bueno saber de dónde sale la plata.

ER: Es una excelente pregunta.
Nosotros estamos totalmente a favor de transparentar todos los fondos de las campañas políticas. Vino un proyecto de ley, se trabajó en Comisión, no había acuerdo dentro del Frente Amplio.

 

P: Un voto faltaba.

ER: No. No había acuerdo dentro del Frente Amplio, antes de que faltara un voto no había acuerdo dentro del Frente Amplio.
Se suspende el trabajo de la Comisión mientras negociaba adentro del Frente Amplio y un día dicen, hay que sacar el proyecto, lo traen a la Cámara de Diputados y había que votarlo cómo venía. No hubo conversaciones, no hubo intercambio de ideas, no hubo una negociación.
Nadie puede pretender llegar a la Cámara, tirar el proyecto como acordaron ellos y que lo votáramos sin poder discutirlo, eso no es democrático. Y le erraron porque les faltó un voto, lo podían haber sacado.
Entonces, nosotros les dijimos, queremos nosotros una ley de financiamiento de los partidos políticos, queremos eliminar el financiamiento privado, que además, cuando se votara esta ley y se aprobara, ya varios tienen el financiamiento privado amorralado ¿verdad?
Para decir las cosas como son. Había acuerdos con los canales de televisión hechos por parte del Frente Amplio de los que no ha participado ninguno de los otros. Y lo digo acá, y lo dije en Cámara.
Entonces, no, acompañar a la derecha no, acompañar la transparencia y el debate franco, parlamentario y democrático.

 

P: Rubio, diciendo las cosas como son, con los mismos argumentos que usted planteó antes que nosotros consideramos radicales, quedó del lado de los que no quieren mostrar cómo llega el dinero y quedó del lado de los que están de alguna manera escondiendo cosas.

P: Tal vez no lo hizo a propósito pero fue del lado que quedó.

ER: Votamos en contra y argumentamos de esta manera, y nadie nos desmintió. Dijimos, cuando quieran aprobar vamos a conversar y aprobamos.
Fue como con el tema de la reforma de la Caja Militar.

 

P: Que también quedó en contra y que tampoco acompañó.

ER: Votamos después que cambiaron las cosas que tenían que cambiar. Logramos favorecer a la tropa y no logramos perjudicar a los generales, que el Frente Amplio los siguió beneficiando con un tope jubilatorio por encima de todas las jubilaciones.

 

P: Claro, pero usted decía en aquel momento que ese era exiguo la cantidad de dinero que no se recuperaba o que el dinero que el Estado iba a lograr a partir de eso de los generales.
Sin embargo, por ejemplo, en la campaña de las viviendas populares que usted propuso podría haber salido el presupuesto desde ahí.

ER: No, pero eso no es así.
Usted está confundiendo dos cosas, el impuesto a las jubilaciones militares, que ese no lo votamos, eso era realmente exiguo. Pero además, el problema no era la cantidad de plata, el problema es que un impuesto a las jubilaciones es inconstitucional y era el punto de partida de la reforma de seguridad social que ahora anunció el ministro Astori y de la que estamos en contra.

 

P: ¿Pero no le parecía una inequidad dentro del sistema previsional uruguayo?

ER: ¡Pero totalmente! Por eso queríamos reformar la Caja Militar y queremos reformar la Ley Orgánica Militar, que ha permanecido intocada en 15 años de gobierno del Frente Amplio, y que exigimos y exigimos y al final llegó.
Entonces, acá hay demasiados coroneles y demasiados generales, pero los tuvo el Frente Amplio como los ha tenido en la impunidad 15 años, los ha mantenido en la impunidad. Y se siguen burlando de nosotros con discursos que dicen, si nos dan más garantías capaz que decimos algo. Es una cosa inaceptable, pero bueno.
La reforma de la Caja Militar perjudicaba al personal de tropa, incluso había gente que nunca se iba a poder jubilar, logramos cambiar esas cosas y pedimos, y en eso hicimos acuerdo con sectores del Frente Amplio, que queríamos bajar el tope de las jubilaciones, nosotros proponíamos llevarlo al tope común y otros sectores del Frente que conversaron con nosotros decían dejarlo en 90 mil que es por encima del tope común.
Bueno, pero está, entre 70 que proponíamos nosotros y 90, acordamos en 90. Ahora, vino el Dr. Vázquez y dijo, no, ni hablar, esto no se negocia y las jubilaciones se quedan en 110 mil.
Entonces, no fuimos nosotros quienes no bajamos el tope, fue el gobierno del Frente Amplio que no bajío el tope, que siguió privilegiando a los generales.

 

P: Queda en una posición incómoda Unidad Popular a veces, es lógico.

ER: No, muy cómoda, nunca quedamos en una posición incómoda.

 

P: Es la izquierda de la izquierda porque usted tiene un planteo con respecto a lo de Venezuela que parece muy claro, y ahí no hay ninguna fisura. En la labor parlamentaria sí la hay y ahí aparece el tema de que ahí sí negocia, usted Rubio, ahí sí hay estrategias de negociación y de conversación sobre lo que corresponde o no según formalidades, por ejemplo. Y ahí no es lo mismo, no es el mismo criterio el que tienen.

ER: A ver.
Estamos hablando de un tope jubilatorio que no acordamos, porque votamos en contra del tope que pusieron, acordamos bajar ese tope, pero no tiene nada que ver con una invasión.

 

P: No, no, tiene que ver con una manera de pensar en unas cosas y en otras, no es coherente además.

ER: No.
Somos coherentes, entonces, nosotros nunca quedamos incómodos.
Yo le pregunto, ¿votar el TLC con Chile, es de izquierda? ¿Votar en envío de tropas a Haití, es de izquierda? ¿Endeudarse para pagar deudas con el Fondo Monetario, es de izquierda? ¿Firmar el convenio vergonzoso, inconstitucional con UPM II, seguir extranjerizando la tierra, seguir contaminando el agua, seguir matando la pequeña producción, eso es de izquierda?
No, por eso somos coherentes nosotros.

 

P: ¿Acompañar estrategias, que son evidentemente estrategias políticas en contra de planteos de izquierda, es de izquierda?.

ER: No, nosotros siempre acompañamos planteos de izquierda, siempre. Por eso digo, dígame una cosa.

 

P: Las dos cosas que le planteé, por lo menos da para el debate, los dos temas que hablamos, sobre todo el tema de la transparencia en los fondos de las campañas electorales

ER: Pero es que si yo le digo a usted que esa ley que proponían, primero no transparentaba totalmente los fondos, mataba a los partidos chicos que era el otro elemento por el que nosotros queríamos negociar y cambiar esos elementos, y que llegaba una ley cuando ya los demás tienen los fondos ganados y cuando había una negociación con los grandes medios de comunicación a espaldas nuestra, ¿eso es de izquierda?

 

P: Usted podía votarla y hacer todos estos planteos y decidió lo contrario.

ER: No, caramba. ¿Cómo voy a votar algo que me está matando a mí?
No, exijo debate, negociación para acordar los mejores términos, y nosotros queremos votar eliminar el financiamiento privado de las campañas electorales. Eliminarlo, que se prohíba el financiamiento privado.
Esto es de izquierda, ¿alguien está dispuesto a votarlo?

 

P: Y si no se vota eso no puede haber ningún otro tipo de control intermedio.

ER: No, podemos avanzar si llegamos a acuerdos, por supuesto. Ahora, no me corra por la izquierda con un planteo que no era tan de izquierda, porque siguen siendo financiados.
¿Quién ha financiado las campañas de los principales sectores del Frente? ¿Quieren que les diga uno? El dueño del aeropuerto, Eurnekián.
Cuando el Ñato Huidobro escribía en la contratapa de Mate Amargo hablando de Eurnekián y su prontuario, se ve que la quemaron esa contratapa....

 

P: Ahora, deme algunos nombres que financiaron a los sectores opositores, porque vamos a dar para todos, deme algunos nombres.

ER: Sí, no porque usted me estaba diciendo que...

 

P: Está bien, pero seamos justos, dígame algunos nombres

ER: Bueno, Eurnekián financió a todos los partidos menos a nosotros, puso plata, al que más le puso fue al Frente. Y le puso plata y al poco tiempo, contra la ley, se le renovó la concesión del aeropuerto. Para poner un ejemplo, podríamos seguir.

 

P: Siempre hacia el mismo sector, ¿y del otro lado?

ER: ¿Pero quién está en el gobierno?

 

P: ¿Ah, es sólo contra el gobierno? Esto es una democracia y un sistema político.

ER: No se enoje, no se enoje estimado periodista.

 

P: No, usted se enojó estimado político.

ER: No, no me enojo, lo que pasó fue que este hombre le puso plata a todos los partidos, le puso más plata al Frente Amplio y casualmente, después de esa campaña se le renueva la concesión del aeropuerto. Es una casualidad ¿no?

 

P: Le pregunto una cosa, Rubio, ¿la herramienta de la negociación se usa siempre? ¿Unidad Popular la utiliza siempre?

ER: ¿Negociación de qué tipo?

 

P: Negociación, conversación para encontrar acuerdos.

ER: Ah, conversar sí, conversamos con todo el mundo, siempre. Hemos conversado, bueno, hemos conseguido la plata para salvar la privatización del Clínicas.

 

P: Y le pregunto otra cosa y no en el ánimo de polemizar, ¿la herramienta sirve sólo si mis argumentos son los que ganan?

ER: No, ¿la herramienta de negociación?

 

P: Sí

ER: Sí, uno va a conversar, a escuchar argumentos y uno puede tener argumentos equivocados, puede darse cuenta que está equivocado, cambiar de posición y, de otra manera, convencer a los demás.
Ahora, conversar, intercambiar, no implica ponerse siempre de acuerdo. Y uno, si somos un partido político por perfil propio, con una propuesta programática propia, tenemos derecho a defender esas propuestas y esas ideas.
Entonces, a mí me viene el planteo de, póngale, extender el seguro de paro para los trabajadores de Pili, lo votamos con las dos manos, hemos votado siempre eso.
Me viene el planteo de votar las exoneraciones tributarias para UPM, ahí no hay negociación posible, es antagónico al pensamiento nuestro

 

P: O sea que, vuelvo a decirlo, sin ánimo de polemizar ni llevar esto más lejos, ¿si lo que le viene para votar no está alineado con lo que Unidad Popular lleva adelante, directamente no hay negociación?

ER: Hay negociación para ver si estamos equivocados, si hay elementos que no conocemos.

 

P: Claro, pero no van a haber argumentos que los saque de su línea.

ER: ¿Y para qué estamos en la política?

 

P: Correcto, correcto.

ER: O sea, sino hubiéramos borrado los partidos políticos y hacíamos un solo partido.
Mire, le pongo un ejemplo que siempre lo pongo en el debate, 1971, nace el Frente Amplio, éramos parte del Frente Amplio. El país vive una crisis grave democrática.
Y estaba la opción de Bordaberry - Pacheco que era la derecha, las medidas prontas de seguridad; estaba la opción de Wilson Ferreira que en el Partido Nacional representaba al progresismo con un proyecto de reforma agraria que lo quisiéramos ver hoy en algún partido; y nacía el Frente Amplio como opción de izquierda, hoy le dirían radical porque hablaba de la reforma agraria, de romper con el FMI, un radicalismo bárbaro.
Esa cabeza ahora de negociar, de buscar hubiera llevado a que nunca hubiera nacido el Frente Amplio, porque en aquella opción hubiera que haber votado lo mejor de los partidos tradicionales para evitar que ganara la derecha más rancia.
Sin embargo la izquierda decidió marcar, abrir su espacio y fue un acierto histórico, porque eso es la política, la política refleja intereses de clase, que son en algunos términos irreconciliables, por lo menos seguimos pensando nosotros de esa manera.
Por eso importa mucho una política de principios.

 

P: ¿El Frente Amplio perdió ese camino?

ER: Ah, yo creo que sí.
No todos los frenteamplistas, el gobierno del Frente Amplio sí.
Firmar un TLC con Chile, invadir Haití, para poner dos ejemplos que son los más gruesos, seguir el camino de la extranjerización de la tierra y del modelo forestal y celulósico. Eso no tiene nada que ver con la soberanía y con la izquierda.

 

P: Claro, el tema es que siempre usted tiene su argumento, toma determinados aspectos y los exalta principalmente y hay muchos otros que quedan en el medio que uno se pregunta por qué no entran en esa línea argumentativa también. Pero bueno, es lógico, usted nos respondió, esto es política, hay que expresar un punto de vista, defenderlo y sostenerlo.
Le hacemos la última, la verdad que ha sido muy interesante.

ER: Digo una cosa más sobre esto, si me permiten.

 

P: Sí, claro

ER: Es que los fenómenos usted los puede analizar en aspectos secundarios pero los que lo determinan son los aspectos esenciales.

 

P: Eso es subjetivo, cada cual considera esencial una cosa que otro no, obviamente.

ER: Y el modelo económico es lo esencial, definir instalar una nueva planta de celulosa es una definición de política esencial, que son las cosas que marcan el rumbo del país, te marcan la matriz productiva, te marcan eso.
Por ejemplo, poner el nombre de una escuela "Zelmar Michelini", es algo muy positivo, es la reivindicación de la memoria, muy importante. Ahora, desde el punto de vista de la vida de los uruguayos, no es lo esencial en cuanto a qué modelo productivo vas a tener. Entonces, yo puedo decir cuántas cosas buenas se han planteado, hemos votado, yo he votado muchas cosas con el Frente Amplio. Estamos participando de la Comisión por el voto en el exterior, somos el único partido que participa, y en eso acordamos y coincidimos.
Ahora, realmente, eso no es esencial desde el punto de vista de qué modelo de país estamos definiendo.

 

P: Quiero escuchar alguna autocrítica de la oposición, ¿qué piensa de lo que piensan de Venezuela el resto de los sectores de la oposición que inmediatamente tomaron una posición totalmente contraria a la que usted esgrime?

ER: Lamentable, lamentable, es coherente con su historia. O sea, a mí no me llama la atención que el Partido Colorado reivindique el derrocar a Maduro y apoye la intervención. No me llama la atención que la derecha histórica del Partido Nacional piense en ese mismo sentido.
Yo he tenido grandes enfrentamientos con, ahora no está más, el diputado Trobo, con el diputado Goñi el otro día, representan... Ahora, no me llama la atención, es la política que han sostenido siempre.
Me llama la atención la furia del Partido Independiente sí contra Venezuela, es algo que me llama la atención, está en la vereda opuesta a nosotros ¿no?
Pero digamos, en la derecha tradicional es lo lógico, a mí no me llama la atención que la derecha tradicional vote el TLC con Chile, obviamente estoy en contra. Estuve en contra de eso, lo combatimos duramente, pero duramente, pero es su política. No me llama la atención que defiendan las AFAP porque esa es la política que ellos impusieron.
Lo que sí me llama la atención es que los que estaban en contra ahora las defiendan, eso sí me llama la atención.

 

P: Se está buscando conformar una coalición opositora en donde haya referentes de distintos partidos acompañando a lo que puede ser la propuesta del Partido Nacional si es que llega al ballotage para sacar al Frente Amplio. ¿Usted integraría esa coalición?

ER: Mire, me ahorro la respuesta lo que planteó el Dr. Lacalle en San José. El Dr. Lacalle dijo que están trabajando para formar una coalición con algunos partidos de la oposición y nombró al Partido Colorado, Partido Independiente y la alianza que tiene y Partido de la Gente. Explícitamente excluyó a la Unidad Popular porque sabe que no entramos en esa coalición, porque tenemos un pensamiento antagónico a lo que es un modelo de país.
Entonces, realmente es una pregunta que se responde por sí sola.

 

P: Llegado el ballotage, supongamos, un escenario Partido Nacional, supongamos Lacalle Pou - Frente Amplio, algunos de los 4 referentes que hoy están, ¿qué hace Unidad Popular?

ER: Bueno, Unidad Popular definirá qué va a hacer, yo le voy a decir lo que va a hacer Eduardo Rubio, lo que he hecho en los anteriores ballotages, voy a votar por la Unidad Popular. Sería muy poco serio de parte nuestra haber roto con el Frente, decir como sostenemos y argumentamos que el Frente Amplio consolidó el proyecto neoliberal que habían desarrollado los partidos tradicionales de la derecha tradicional y votar a quien estoy diciendo que está llevando adelante una política ajena a nuestros intereses.
Es decir, optar por el menos malo es la peor opción en política, y hay que ser claro en las definiciones. Porque además, cuando se llama en la segunda vuelta a las negociaciones para ver a quién se vota, en el medio hay reparto de cargos.
Entonces, nosotros tenemos una política clara, una posición firme, puede estar equivocada en algunos aspectos, pero lo que no quedan dudas es de dónde estamos. Llamar a votar a alguien en quien creemos que está haciendo una política equivocada, sería engañar a la gente.
Nosotros marcaremos nuestro espacio, hay una elección parlamentaria en octubre y ahí nos jugamos nosotros todos los boletos, a ampliar la bancada parlamentaria.

 

P: Rubio, muchas gracias

ER: Gracias a ustedes

 

P: Gracias por acompañarnos esta mañana.

ER: Un gusto.

 

P: Más que interesante, nos pasamos de la hora

ER: Pero esa es la prueba de que estuvo bueno

 

P: Sí, realmente estuvo muy bueno, muy bueno

ER: Gracias

 

P: Gracias nuevamente por acompañarnos, Eduardo.