SI LAS ELECCIONES FUERAN HOY: “CUALQUIERA PUEDE GANAR EL BALOTAJE, TENEMOS UNA ELECCIÓN MUY ABIERTA”
Entrevista a Óscar Bottinelli, 28 de febrero de 2019.

 

El politólogo Oscar Botinelli, director de la empresa Factum (que realiza análisis político, de mercado y opinión pública) compartió la mañana de la 36 con Diego Martínez y María de los Ángeles Balparda para hablar de los resultados de la última encuesta, “cuando estamos inmersos en las eliminatorias”. Al respecto señaló que la última encuesta de Factum que le da al Frente Amplio un 38%, “es un porcentaje que no registraba desde que concluyó el ciclo electoral pasado, 34% estaba el año pasado, lo cual parece un aumento razonable”. Para Bottinelli, el crecimiento tiene tres razones: que era un electorado que estaba enojado, la segunda que finalmente se sacó de encima el tema Sendic y lo tercero, que puso cuatro candidatos en la cancha, con distintos perfiles que abren el juego”. Además señaló que el Partido Nacional se mantiene firme en un 30%, el Partido Colorado creció llegando al 16%, el Partido de la Gente tuvo una caída del 7 al 5% y el Partido Independiente pasó del 6 al 4. Dijo que hay que ver si es por razones propias o al igual que Unidad Popular –que da un 2%- queda desafectada hasta junio por falta de interna verdadera. Transcribimos la entrevista que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/oscar-botinelli-28-2-2019-audios-mp3_rf_32921671_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Es el politólogo Óscar Bottinelli nuestro entrevistado, quien está siempre con Factum dándonos información, a lo largo de todo el tiempo, no sólo ahora que es año electoral pero manejando a través de los números también todo lo que pasa en la política.
¿Cómo andás? Buen día

Óscar Bottinelli: ¿Qué tal, cómo andan?

 

MAB: Bien, bien

OB: Bueno, año electoral o año político, siempre, la política no es cosa de solamente ir a votar cada 5 años.

 

MAB: Exactamente.
Bueno, y ahora sí que estamos ya inmersos, me parece, en la campaña...

OB: Estamos inmersos en las eliminatorias.

 

MAB: En las eliminatorias.
Pero más temprano pareciera esta vez ¿no?

OB: No, no, probablemente, pero no me parece que haya sido tan temprano.

 

Diego Martínez: Bueno, se publicó la encuesta de Factum, hace algunos días, cuentenos qué refleja la misma

OB: Bueno, a ver, el Frente Amplio nos da 38%, es un porcentaje que no registraba desde poco después de concluido el ciclo electoral pasado. 34 estaba al cerrar el año pasado, lo cual nos parece un aumento razonable porque el Frente Amplio si en tres elecciones consecutivas no bajó el 48%. Incluso si sumamos lo que fue Asamblea Popular o Unidad Popular, es decir, el espacio que en el 2004 estuvo en el Frente Amplio, aunque hay algo de Unidad Popular que nunca fue del Frente Amplio, pero en términos gruesos electorales, bueno, el Frente Amplio y la izquierda pasó del 50,5% al 49,5% en el 2004 y más o menos lo mismo en el 2008, porque el Frente Amplio perdió unos decimales que los creció Unidad Popular con lo que accedió a la banca.
Entonces, estamos hablando de un espacio que está más o menos la mitad del país, que el Frente Amplio está en el 38 y por otro lado Unidad Popular en el 2, quiere decir que hay cerca de un 9% o 10% del electorado nacional que está provisoriamente por lo menos perdido o en pérdida para la izquierda.
Entonces, que haya crecido al 38 significa que en lugar del 14 es el 9 o 10 la pérdida.
Y el crecimiento tiene esas tres razones, la primera que era un electorado que estaba enojado, no que lo había perdido. Lo segundo, que finalmente se sacó de encima el tema Sendic, costó mucho pero fue una señal de, bueno, esto se terminó. Y lo tercero que puso 4 candidatos en la cancha con distintos perfiles además que le abre el juego, lo revitaliza, lo reentusiasma de alguna manera.
El Partido Nacional sigue en el 30%, muy firme. El Partido Colorado en el 16, es decir que tuvo un crecimiento espectacular en el segundo semestre, del 7 al 16 pero se estabilizó.
El Partido de la Gente tiene una caída, de 7 a 5 puntos. El Partido Independiente una caída de 6 a 4. Hay que ver si hay razones propias o que, igual que Unidad Popular, quedan un poco aficheadas hasta el mes de julio. Es decir, los partidos que no tienen verdadera competencia interna salen de la pantalla y eso puede afectarlo, o puede haber causas propias, eso va a haber que verlo más adelante.
Y el voto blanco, anulado y otros partidos, redondea un 5, subió un punto.
La pregunta que harán es, porque esto es igual a la metodología que usamos en el último trimestre del año pasado, dónde están los indecisos, porque lo que damos suma 100. No, el tema es que nosotros hacemos una estimación global de votos como si las elecciones fueran hoy...

 

DM: ¿Interpretando al indeciso también?

OB: Bueno, no es interpretando al indeciso, el tema es que no hay un indeciso, hay gente que hace 15 años que sabe que va a votar a un partido, hay gente que hace 5 que lo tenía seguro, hay alguno que lo afirmó hace poco, alguno que lo está afirmando, otro tiene más o menos claro, a otro le parece que, otro sí pero también me gusta este otro.
No hay eso de decir hay decididos indecisos, es una simplificación.
Nosotros lo que hemos hecho es toda una reclasificación de lo que le llamamos voto fuerte y voto débil, que voto fuerte además son tres categorías y hay una que es apenas fuerte, le falta músculo, que suma todo el 77%, y un voto débil o algo débil del 23. Bueno, ahí está lo que llamemos débil, dudoso, indeciso, incierto, lo que quieras llamarle. Y esa es el área de captura de los partidos.
Vemos que el Frente es el que tiene el voto proporcionalmente más fuerte por razón obvia que hablamos hoy, porque es el que venía delo 48, el voto fuerte del 32, el débil el 6. Partido Nacional el fuerte el 24 y el débil 6, proporcionalmente es más alto.
Partido Colorado fuerte 11, débil 5, todavía más alto proporcionalmente; pero esto es lógico porque si tenía 7, que esté en el 11 como fuerte ya es una consolidación espectacular. Y los otros 3 partidos más o menos se puede decir que la mitad está fuerte y la mitad está débil. Unidad Popular, Partido Independiente y Partido de la Gente.
En cambio el voto en blanco o anulado de otros partidos tiene, de los 5 puntos, 4 fuertes. Ahí hay una cosa que la gente muchas veces mete en la misma bolsa a anulados, en blanco e indecisos. No, en blanco o anulado es una opción.

 

DM: Decidida.

OB: Decidida. En Uruguay el voto en blanco o anulado se mantiene en no menos del 3%, no más del 4, en 1984 fue el 5%, pero del 89 a ahora siempre estuvo en el orden del 3.
Es decir, que haya un 3% de voto en blanco o anulado es una opción normal en este país.
Bueno, además no es descomunal como en otros países pero no es inexistente y no es un indeciso, no, es un decidido a votar en blanco que es otra cosa.

 

MAB: Exacto.
Vos decías en el caso del Frente Amplio el tema Sendic está liquidado. Este último capítulo que hubo que supongo que será el último, de a quién apoyaba Sendic, que nosotros embromábamos y decíamos quién se va a dejar apoyar por Sendic, pero que toma la resolución de apoyar a Andrade, que también si uno leía las declaraciones de unos y otros decías al único que va a poder apoyar porque los demás todos le dijeron que no.
Pero a su vez Andrade puso condiciones, no sé si Andrade o el Partido Comunista o quién.

OB: Bueno, sí no son explícitas, más bien han trascendido, no, nosotros no ponemos condiciones a nadie, pero el tema es que sí, efectivamente lo que no quiere Andrade es que se le contamine una candidatura con una figura que hoy es negativa electoralmente, ha salido muy mal.

 

MAB: Claro, ¿pero cómo lo ves?
Sendic ha desaparecido, no se lo ve en nada.

OB: Bueno, él intentó, pero realmente fueron tan negativas las reacciones, incluso la 711 tiene un futuro un poco incierto. Bueno, ya tuvo las escisiones de todo lo que podemos llamar el grupo técnico, el que estaba Gustavo Leal, Luis Briozzo, el grupo técnico.
Después el grupo político con una figura potente como (Marcos) Otheguy o Cristina Lustemberg.
Y después con la proscripción de (Raúl) Sendic y de Leonardo De León ha queda son figuras de relieve desde el punto de vista del conocimiento público.
Saúl Aristimuño de Rivera va a encabezar el Senado, supongo, no sé si fue anunciado así, que Felipe Carballo repite.

 

MAB: Lo dijeron sí

OB: Sí, era lo obvio, además él ya era Diputado de cuando habían hecho el acuerdo con la 609 en la elección anterior. Es decir que tiene dos figuras ahí que son las de más trayectoria en la 711 pero que son figuras relativamente desconocidas en el país, y van a tratar de jugar con Sendic 711. Apostando que hay, existe, lo hemos detectado, un pequeño sector del electorado que lo considera una víctima y por lo tanto considera que él no fue culpable de nada, que fue victimizado y a lo sumo cometió algún error. Pero es un sector que se le ve muy lejos de una banca en el Senado e incluso con dificultades para obtener una banca en Montevideo

 

DM: Estos 32 o 38 puntos si se rasca un poquito la intención de voto de quienes se consideran indecisos hoy, ¿qué significan desde el punto de vista de la capacidad del Frente Amplio de llegar a  la posible victoria nuevamente? Pensando en los meses que quedan con una elección interna en el medio.

OB: Todo indica que el Frente Amplio probablemente pueda subir un poco más, que el 38 no es el techo.
¿Cuál es el techo? Bueno, parece muy difícil que esté por encima del 45, es decir, el Frente Amplio, tendría que ocurrir algo muy extraño para que volviera a tener mayoría parlamentaria. Repito, lo hemos dicho muchas veces, acá el Frente Amplio alcanzó la mayoría parlamentaria y me hizo acordar cuando la coalición de izquierda, de centro izquierda de Italia L'Unione, como a las 12 de la noche, ahí el conteo es muy rápido, alcanza la mayoría parlamentaria por una diferencia de 25 mil votos en 40 millones. Y festejaron, en el centro de Roma, ¡vencimos! ¡vencimos!
Porque entró el último gol y tuvieron que ir a ver el VAR todos a ver si había entrado o no.
Bueno, lo del Frente fue eso, pegó en todos los palos, pegó en la línea y el VAR determinó que fue gol. 4.800 votos en 2.400.000, el 0,2%.
Pero lo que pasó inadvertido en medio del escándalo, ganó el Frente, ganamos y dijeron que íbamos a perder. Que perdió un senador -el Frente Amplio había obtenido 16 senadores y 52 diputados en el 2004-, quedaron los 16 senadores pero 50 diputados en el 2009. Y quedó con 15 senadores, el Frente Amplio no obtuvo mayoría parlamentaria en la Cámara de Senadores. Cuando dice el Frente igual alcanzó la mayoría, no, alcanzó la mayoría en la Cámara de Diputados.
Cinco semanas después, en el ballotage, al ganar la Vicepresidencia de la República, forma mayoría. Más aún, hubiera sido un poco raro pero podía haberse dado, por lo menos en el modelo está, que ganara la fórmula de Lacalle Pou - Larrañaga. Y quedaba el Frente Amplio con mayoría en la Cámara de Diputados, y el resto formando una mayoría en la Cámara de Senadores.
Es decir, quedaba algo que es ilógico para el sistema uruguayo, en otro sistema se puede dar, pero que busca lo que se llama el bicameralismo perfecto, que queden igual las dos Cámaras. Que lo genera el desajuste desde el punto de vista sistémico se produce con la reforma del 96, al separar la elección permite que el resultado sea distinto.
Pero si necesitó llegar a noviembre para que la mayoría parlamentaria se consolidase, no la tuvo.

 

MAB: ¿Eso en cuál elección fue?

OB: La última, esta, este Parlamento.
El Frente Amplio tiene 15 senadores más el vicepresidente o el presidente del Senado como se le quiera llamar.
Entonces, cuidado, y esto fue por 4.800 votos.
Además, en 6 métodos de adjudicación de bancas más usuales que hay en el mundo, en 5 de ellos con estos mismos datos el Frente sacaba 49 diputados. Sólo con el método d'Hondt que es el que se aplica en Uruguay obtuvo la banca 50.

 

DM: O sea que se puede haber dado que con otro método hubiera tenido la mayoría en el Senado pero no en Diputados.

OB: Sí, mayoría en el Senado pero no por el método. Empate en el Senado que formaba mayoría por el vicepresidente de la República y 49 diputados, se pudo haber dado.
Y digo más, en un ejercicio que hicimos nos da que más o menos en 100 probabilidades da 1 en 100 de que con 47,8% se pueda sacar mayoría en la Cámara de Diputados, los 50 diputados.
Es decir, fue una casualidad irrepetible, si está en baja el Frente esto marca. Y además no va a ser que, bueno, va a faltar el voto 50, no, va a faltar 3, 4, 5. Es decir, va a necesitar, si gana el Frente, hacer coalición. Este es un cambio cualitativo en el Uruguay muy fuerte.
Pero 45 estoy hablando en bajada y viento a favor, no parecería que el Frente esté en condiciones de subir tanto, yo diría que no se queda en 38 pero tendría que irle demasiado bien para superar holgadamente el 40.
A ver, lo importante es marcar que cuando hay cambio de votos, gana este y pierde este, no es lineal este se fue para acá sino que hay toda una rotación. Pero groseramente se puede decir que buena parte de lo que crece o recupera el Frente Amplio, era voto que se les había ido hacia el Partido Independiente en la clase media y hacia el Partido de la Gente en la clase más baja de todas.
Y el Frente tiene poder de recuperación en esas clases y aún en sectores de media baja que se llama el sector trabajadores, asalariados, que se le han ido también al Partido Nacional.
Es decir, como que tiene gente para ver, puede recuperar en toda esa área. Yo creo, bueno, eventualmente es un peligro para Unidad Popular si llega el Frente Amplio a represtigiarse y notoriamente está casi duplicación de votos de Unidad Popular sale del Frente Amplio.
A mí me da la impresión de que el voto de Unidad Popular, más allá de que técnicamente la mitad es débil, el Frente Amplio podría recuperarlo si tuviera una candidatura más corrida a la izquierda, y le sería más difícil con una candidatura más corrida hacia el centro, más moderada. Porque ahí no es solo un tema de desilusión con el Frente desde el punto de vista de gestión sino es un tema ideológico que ven un Frente Amplio que lo consideran que no fue lo suficientemente de izquierda como pretendía la gente.
Entonces ya es otro eje en que se produce el análisis.

 

MAB: Viendo cómo va la campaña hasta ahora, los precandidatos del Frente, los perfiles que tienen, hoy en Búsqueda dice que tanto Tabaré Vázquez como Danilo Astori como José Mujica van a hacer campaña paralela a la de los 4 precandidatos. ¿Cómo ves que van a jugar las figuras?
Tabaré Vázquez el otro día en el Consejo de Ministros jugó fuerte, en la defensa el proyecto principal que tiene, para mañana se anuncia en el Antel Arena una Rendición de Cuentas de los 4 años, transmisión en cadena por radio y televisión, se dice que va a ser un acto frenteamplista, Tabaré Vázquez pide que no lleven la bandera.
¿Cómo los ves? Dicen que (Daniel) Martínez va para Israel en medio de su campaña, (Carolina) Cosse y Martínez se pelean por cuál de los dos es más el tecnológico o el de futuro. ¿Cómo los ves?

OB: Bueno, a ver, por orden.
Primero, me faltó redondear de hoy de alguna manera o es un segundo tema, que yo veo la elección presidencial, a diferencia de la parlamentaria que es viento en contra para el Frente Amplio, como una elección absolutamente incierta. Por primera vez, ustedes saben muy bien que a nosotros 2014 nos parecía rarísimo que pudiera perder el Frente Amplio, esta es la primera vez que tenemos dudas. Diríamos que dudas en el sentido, yo lo decía el otro día en la charla, en una apuesta, esta es la apuesta 1 a 1, en la ruleta el rojo o negro, par o impar, mayor o menor, es decir, por un peso que apuesto me pagan uno, no quiere decir que termine 50,1 a 49,9, porque también un partido puede ser 85 minutos parejo, un equipo hace un gol, el otro se derrumba y termina 4 a 0, le hacen un gol por minuto. Pero hasta el minuto 85 se decía que terminaba en empate.
Bueno, como que se ve una elección que cualquiera de las dos partes Frente Amplio u oposición, no estamos hablando de nombres, pueden ganar.
Por lo tanto, ahí tenemos una elección muy abierta.
De lo que tú decías, la percepción que tenemos nosotros es que tanto Tabaré como pepe Mujica como Danilo, se van a poner en la cancha en julio, no van a intervenir en la interna con fuerza, y ahí van a salir los 3 a recorrer áreas sociales diferentes. Danilo más las clases medias, medias altas, un electorado más moderado. Mujica más bien clases de la mitad para abajo, sectores más populares. Y Tabaré en general tiende a funcionar más hacia los sectores más populares.
El riesgo que tiene, por ejemplo, el acto de mañana, es que si algo se ha caracterizado el oficialismo, en esto hablo del gobierno, hablo de sectores, hablo del Frente Amplio como tal, es de haber tenido una espantosa comunicación. Uno dice la batalla de la comunicación la perdieron antes de jugar.

 

MAB: ¿Por la culpa de los grandes medios?

OB: No, por culpa propia, es decir, los grandes medios sin duda están en una línea más sesgada, más dinámica, más fuerte que anteriormente, pero el gobierno ha sido tremendo. Por ejemplo, el caso de Venezuela donde hay claramente 3 posiciones en el Uruguay, por este tema dentro de poco vamos a largar una encuesta, el oficialismo ha permitido como la gente más dinámica en la izquierda es la que apoya a Maduro, a la Revolución Bolivariana, y del otro lado oposición apoya a la oposición venezolana y a Guaidó, ha quedado como que no estar con uno es estar con el otro mientras que el gobierno lo que propicia es una postura neutral de negociación y no ha logrado imponerla por una espantosa comunicación. No hay un senador, no hay un diputado, no hay un precandidato presidencial que defienda esa postura. Y el gobierno la expone con los límites que puede exponer oficialmente un gobierno que está en negociación.

 

MAB: ¿Pero será por un problema de mala comunicación o por un problema de convicción, de posición?

OB: No, no, porque esto lo puse como ejemplo de mil cosas.
En diciembre Tabaré Vázquez estuvo en ADM, en el almuerzo, lleno, y lo que hizo fue un larguísimo catálogo de medidas en donde podía estar en el mismo plano que aumentó, no sé exacta la cifra, como un 50% el salario real desde que gobierna el Frente Amplio, a que habían hecho un comedor infantil en un barrio.
El Antel Arena el tema es, o es un presidente o un líder que expone 6, 8 grandes logros de gobierno en términos sustantivos, el tema no es nombrar cada comedor, cada guardería. O es un catálogo de medidas y el efecto es cero, porque los catálogos no sirven para nada, sirven para la academia después, para hacer un análisis.
Es decir, o el oficialismo, el presidente de la República, el Frente Amplio logra realmente impacto; o puede seguir perdiendo la batalla de la comunicación.
Y lo otro que, para mi sorpresa, el Frente Amplio otra vez como pasó entre 1994 y 2004 tiene una crisis de identidad. La dirigencia peleando contra el rojo, azul y blanco.

 

MAB: ¿Eso lo ves?

OB: Es que basta ver la cartelería en Montevideo, con unos carteles donde hay que estar de pie, a buena distancia para ver que abajo, chiquitito, hay una bandera del Frente Amplio, sino no se entiende el aviso.  Y en el acto del lago del Parque Rodó, rojo, amarillo, azul, blanco, parecía más la bandera de la diversidad que la del Frente Amplio.

 

MAB: ¿Pero eso no es algo que se viene dando desde hace tiempo, de la época del Encuentro Progresista para acá?

OB: Lo que pasa es que la elección del 2004 marcó el fin de todo ese proyecto alternativo, cuando se vio que se hablaba de la casa progresista, el auto progresista, el proyecto progresista, pero la gente salía con el rojo, azul y blanco.
Nosotros hicimos un estudio de la caravana final del Frente  y nos daba que encontramos dos banderas del Encuentro Progresista, todas eran del Frente Amplio. La gente del Frente Amplio derrotó a una dirigencia que estaba en otra.

 

MAB: Me acuerdo que (Rodolfo) Nin Novoa salió públicamente a decir que ahroa era Frente Amplio.

OB: Y Nin Novoa salió a decir que ahora era Frente Amplio.
Ahora está todo volviendo otra vez, todo basado en un diagnóstico de marketing, de que el Frente Amplio es una marca, primera cosa, es una marca no es un proyecto político; una marca desprestigiada. Si es una marca desprestigiada Usted la cambia, a un jabón le puede cambiar el color, la forma, el olor y el envase.
Ahora, a un partido político se lo puede cambiar, por supuesto, el Centro Izquierda italiano hizo perfectamente un juego de marketing que lo llevó de tener el 50% a tener el 20%. Cambió el color, el sabor, el olor y hasta la caja, y pasó a ser un partido que está perfectamente alineado a Alemania, de ajuste fiscal, de control del sistema financiero, contra la renta ciudadana que impone el actual gobierno. Se puede hacer eso, se cambió el partido.
Ahora, no es un tema de marketing.

 

MAB: Es muy particular proque durante años se responsabilizó a (Esteban) Valenti de eso porque era el responsable de la propaganda. Pero ahora no está.

OB: Si fuera una novela uno diría: el asesino es otro. Se equivocaron de culpable.
Además, una idea que me hace acordar a un error garrafal que cometió la gente de (Hugo) Batalla en 1989, cuando se va del Frente Amplio, que el Partido Demócrata Cristiano le había dicho no nos vamos del Frente Amplio, sino que el Frente Amplio se rompe en dos: “nosotros somos el FA democrático y ellos el FA totalitario, marxista”. Un discurso que tenía su fuerza en cierto segmento.
Pero gente del PGP importante, dijo “no, eso está desprestigiado, cuanto más lejos mejor”. El resultado fue que el FA mantuvo los votos y el PGP sacó menos votos de lo que había sacado la elección anterior.
Y no es un tema de marketing, es un tema de pertenencias, en política la simbología quiere decir cosas. No hay dos palabras que no digan nada idiomáticamente como Frente Amplio –o Partido Nacional o Partido Colorado-, sin embargo en Uruguay hablar de Partido Nacional, de Partido Colorado o de Frente Amplio, habla de muchísimas cosas, tienen mucho contenido. Son palabras que el tiempo les da un contenido fenomenal y eso no se puede tirar. Querer hacer una campaña para retener el gobierno sin apelar al Frente Amplio y su simbología…
A la gente que está desilusionada, lo que le queda es la pertenencia, y si le dicen “también a la pertenencia la vamos a tirar a la basura”, la gente dice me están echando.

 

3)
 
DM: Hay un capítulo de la interna del Frente Amplio que puede resultar para el análisis: llegan los cuatro o puede haber alguno que termine empujando la candidatura de Carolina Cosse o Daniel Martínez. ¿Se puede dar eso?

 

OB: No se.
A ver, ¿qué fe lo de Constanza Moreira? Esto hay que leerlo.
Constanza nunca tuvo pretensiones de ganarle a Tabaré Vázquez, pero su candidatura fue un elemento muy fuerte de apertura de un espacio político, se puede decir transgresor, desafiante quizás mejor, dentro del Frente Amplio contra todo el establishment. Porque detrás de Tabaré Vázquez estaba no sólo el propio Tabaré, sino que estaba todo lo que era Danilo Astori, los socialistas y Mujica. Y esto era lo que desafiaba a todo el establishment del Frente con un éxito muy grande, 18% en una elección interna, que le permitió construir su espacio que sacó un senador y dos diputados.
A mi me parece que tanto Andrade como Bergara están en la misma linea de estrategia política. Es decir, notoriamente la disputa va a terminar más entre Cosse y Martínez, pero inicialmente es muy importante en el caso de Bergara abrir un espacio político en una lucha que ha planteado de desafiar y tratar de sustituir a Danilo Astori, eso es clarísimo. Del resultado dependerá si lo logra o no. Pero el resultado no es que gane, el resultado es que tenga una votación aceptable para ser una corriente dentro del FA.
Y Andrade es una apuesta a un liderazgo de una izquierda más fuerte e incluso uno diría a un liderazgo dentro del Partido Comunista, que él juega más de afuera que de adentro. Viene como impuesto, jugando muy al caudillo popular, no al viejo esquema de estructura, que es la historia más clásica del Partido Comunista. Esto no quiere decir ser burócrata, sino de disciplina partidaria, etc. Andrade es un poco más trangresor también.
Me da la impresión que los objetivos primordiales de ellos son esos. Si después esto tiene alguna variante se podrá ver, pero no lo veo ta claro que se pueda bajar algún candidato antes de la interna, como tampoco veo tan decididos a los grandes líderes en apoyo a las candidaturas, hay apoyos que los veo mas nominales que fervorosos. Danilo Astori va a seguir en el Ministerio ocupándose de la Economía, en momentos que requiere mucha atención; Mujica se ve que...

MAB: Dicen que va a posicionar, no habla tanto de Cosse como de posicionar a sus sucesores, dejarlo en la cancha, algo así dice.

OB: Además me da la impresión que tanto Mujica como el MPP tienen el objetivo de tratar de reeditar lo más posible el gran peso en la bancada parlamentaria. Sea quien sea el que gane en el FA, y si el FA gana el gobierno, si ellos vuelven a tener más o menos la mitad de la bancada parlamentaria del FA, constituye una fuerza de fenomenal incidencia sobre el gobierno. Y que apuestan más a eso, más allá del apoyo por supuesto a Carolina Cosse, pero que hay una apuesta a octubre muy fuerte de Mujica y del MPP.  

MAB: ¿Y Tabaré Vázquez?

OB: Bueno, no se.
Creo que Tabaré Vázquez más que nada... Es muy duro para un Presidente de la República ser  el que entrega el mando a otro partido. Le pasó a Luis Batlle Berres como líder de una mayoría de un Colegiado; no importa el Partido Nacional porque las dos veces que gobernó una fueron solo dos períodos y otra uno solo, no es una cosa de un ciclo. El FA con tres periodos consecutivos es otra cosa, además es histórico por haber desplazado a los  partidos tradicionales. Él fue el que asume el ciclo histórico y ser el que lo entrega. Es muy duro, creo que él va a pelear su herencia.
Entonces, me parece que el más que importarle candidaturas o resultados sectoriales, le importa salir bien él en el libro de historia. Cosa que me parece humana y políticamente, las dos cosas correctas. Es decir, Jorge Batlle no sólo después que al final de su vida política logra la Presidencia que fue un objetivo acariciado de joven; termina no sólo con una fenomenal crisis, sino que termina otra vez entregando la Presidencia a otro partido. Su padre fue el que pierde hacia el Partido Nacional, primera derrota histórica en 93 años; y él es el que entrega de los partidos tradicionales a un nuevo actor, pro primera vez en más de siglo y medio.   
Son dos cosas muy fuertes. Y Tabaré no quiere ser el tercero de la lista.
Mucho más cuando él es uno de los únicos tres que registra ser dos veces Presidente , lo cual ya lo pone en un podio mayor que a los Presidentes de la República: Batlle y Ordoñez, Sanguinetti y él.

 

DM: El tema de la terminal de AFE con un Ministro cercano a Vázquez combatiendo a Daniel Martínez. ¿Cómo se puede interpretar esto?

OB: Creo que sin dudas Daniel Martínez sale de lo que viene pensando el gobierno. Pero creo que se viene dando otro fenómeno: el otro día comentaba para qué se reunió el Congreso del FA para definir el Programa, si cada candidato está diciendo lo que piensa hacer en el gobierno.
Una cosa es que digan que capacidad tienen para el gobierno o qué énfasis le dan al Programa del FA, pero hablan como si el Programa del FA no existiera.
Ese es un tema. No es casal que las cuatro candidaturas son construcciones personales, esto no es peyorativo, es un cambio de modelo más afín a los modelos de los últimos tiempos de los partidos tradicionales.  Tampoco de antes.
Los cuatro, porque la candidatura de Andrade no la propone el Partido Comunista, sino que la apoya; surge de un movimiento en torno a Andrade. Lo mismo Daniel Martínez y lo mismo Carolina Cosse que el MPP llega después a apoyarla, cuando ya estaba en carrera.Y Bergara en ruptura con el Frente Líber Seregni, donde un Senador del FLS, de Asamblea Uruguay, de Astori, renuncia a la banca para apoyar a Bergar; lo que marca la incompatibilidad total entre lo uno y lo otro.
Entonces, en este juego de construcciones personales que están marcando un cambio en la izquierda donde hay una cierta disociación en una estructura un poco antigua de comités de base, que ya no es el centro de referencia de la gente -en 1971 o en 1984, todo el que militaba en algo iba a un comité de base-. Hoy el comité de base es donde va determinado tipo de militancia muy marcada etáreamente, que corresponde a una etapa del FA.
Hoy son mucho más activos los manejos en redes, por internet por whatsapp, que los comités de base.
Todos los partidos en el mundo tienen el desafío de los cambios de modalidad de militncia y de comunicación. Antes la gente iba a un comité de base a enterarse qué pasaba, pero hoy de lo más rápido se enteró via whatsapp.
 

MAB: Y no necesariamente le avisa su fuerza política.

OB: No, transmite cualquiera.
Y se arman debates, grescas fenomenales, a través de whatsapp.
Entonces, todos los partidos en el mundo están con el problema de cómo adaptarse.
En el otro extremo está el Movimento 5 Stelle en Italia (Movimiento 5 estrellas, M5S) que no tiene sede física, no tiene comité, solo se reúne por Internet, es un proyecto que tiene 7 u 8 años; es el más avanzado en materia comunicacional del mundo. No es poca cosa con más de diez millones de votantes.
Lo que vemos es que hay una política que va camino a una mayor personalización. Ya vimos que en Uruguay se había empezado a presidencializar la política, primeo a partir de la reforma de 1967, pero fundamentalmente a partir de la reforma de 1997.
A los analistas políticos nos sorprendió porque dijimos que el balotaje causaba el efecto de parlamentarizar más la elección, porque la presidencia se define al final.Y la idea a la que llegamos varios, es que el tema estuvo en la introducción de las elecciones internas.
La elección interna es de candidatos presidenciales, y esto ha presidencializado la política uruguaya y ha parlamentarizado.
Se han presentado futuros ministros de candidatos presidenciales. Resulta que no han ganado las internas, probablemente algún caso va a ser el ganador, pero tiene que lograr el acuerdo de todo su partido para tener una apoyatura. Si hoy ningún partido va a tener mayoría propia, por lo tanto si gobierna en minoría, que el único que podría hacerlos es el FA, tiene que conformar un gabinete que no irrite al Parlamento, porque le pasó a Sanchez hace unos días en España que no tiene mayoría pero la oposición es menor que la mayoría porque hay un área neutra. Entonces, se puede gobernar en minoría sino se tiene una mayoría hostil.
El Frente Amplio se puede jugar a eso, pero para no tener una mayoría hostil tiene que armar un Consejo de Ministros que no soliviante. Y sino construir coaliciones, tanto el FA como los partidos tradicionales.
Esto ha dado esa idea de presidencialismo. "Yo" voy a hacer tal cosa, y han hecho anuncios algunos candidatos que requieren leyes por dos tercios de los votos en cada Cámara, por reforma constitucional. Hay una idea de empoderamiento tipo napoleónico.
Esto está complicando la política demasiado y además, la otra idea de que -en un partido la elección interna es cómo se selecciona en un partido a un candidato- se está transformando en quien tiene un proyecto propio de país. Acá hay algo que rechina.

 

MAB: Esto de Daniel Martínez de hacer un Silicon Valley que puede parecer menor pero no lo es porque ya fue a EEUU, ya lo presentó al BID; llama la atención que lo haga como en oposición, porque Tabaré Vázquez tomó distancia y Víctor Rossi dijo "yo tengo los pies en la tierra". ¿Lo hará a propósito?

OB: Yo hago lecturas en prensa que pueden ser malintencionados, pero se le atribuye a Martínez que la idea es diferenciarse del gobierno. Incluso hay una columna en un periódico qe hace como un llamado que Daniel Martínez tiene la oportunidad de despegarse del gobierno, como que se apuesta a que sea un candidato no muy oficialista. Puede ser querer marcar distancia del gobierno.
No tengo más información que lo que he leído en la prensa, pero así como salió esto de que el FA es una marca desprestigiada, que el gobierno es una marca desprestigiada y el que se separe más le va a ir mejor.

 

MAB: Ahora si juntas todo es delicada la situación.

OB: Si, porque lo que uno aconsejaría a un candidato del FA es primero, no ser energúmeno. Decir nunca hubo un gobierno que hizo las cosas mejor, jamás tuvimos un solo error, etc. Y eso lo hacen, no sólo del FA sino de todos los partidos.  Es un disparate.
Tampoco el harakiri, porque quiere que lo voten de nuevo pero está diciendo que todo es un desastre.
Del lado del FA decir hemos logrado esto y esto, con errores -que para algunos serán unos errores y para otros otros-. Mire, en 2012 gana la Presidencia de República Dominicana el actual presidente Danilo Medina y su eslogan fue más o menos,  "para continuar lo que hicimos bien, para corregir lo que hicimos mal, para hacer lo que no hemos hecho". Mas que una consigna es una definición, una línea casi programática, pero creo que es un término justo porque era un candidato oficialista. Y ese punto es el que me parece que es lo que no estan logrando.

 

DM: El efecto UPM, en lo que el gobierno hace tanto énfasis, ¿qué consecuencias puede tener? Porque tiene más oposición que en las otras dos plantas, por ejemplo.

OB: Creo que debemos diferenciar esto: Una cosa es la oposición que hubo en aquel momento, que puede considerarse entre oposición de izquierda o contestataria, dos ejes distintos, los temores al papel de los capitales multinacionales y a la inversión extranjera; y una visión que puede llamarse más ecologista, el problema no eran los capitales extranjeros sino una planta de celulosa y el proyecto forestal. Esa fue la oposición a Ence primero y luego a Botnia, que después fue UPM1.
Este proyecto si bien esa oposición continúa, lo que ha aparecido como novedad es la oposición del otro lado, muy dura, donde lo más claro son sectores ganaderos, los mismos que también armaron una oposición a Aratirí –que también tenía una oposición del mismo tono, ecologista y dudosa sobre la inversión extranjera; y otra en la que se ve a un sector empresario, de las Cámaras empresariales- que plantean que “a nosotros no nos dan las exoneraciones que les dan a ellos”. Y eso llevado a (Luis) Lacalle Pou, que es el que más se ha pronunciado a una postura que le ha generado apoyos y críticas, porque ha señalado como una reserva lo de UPM2 lo que ha llevado por ejemplo, a un diario a escribir un Editorial diciendo “y quiere dar señales a la inversión extranjera planteando estas dudas ¿qué está haciendo?”.
Es decir, dentro de todo el conglomerado que va del centro a la derecha se observan dos posturas: los que dicen que “no se puede desalentar nunca la inversión extranjera, porque es un tema de futuro, miren a Chile”; y los que dicen que “no se puede seguir regalando a los que vienen de afuera lo que no nos dan a los que estamos acá”. Donde ahí, el agro fundamentalmente es el sector más combativo que siente que paga demasiados impuestos.
Entonces ahí hay un planteo.
Del lado del gobierno, el tema es que la continuidad del proyecto de UPM –no quiero hablar mucho de esto porque acá hay varios aspectos que hay que ser economista para valorarlos, y yo no lo soy; cuánto le agrega al Uruguay, cuánto significan las exoneraciones, etc. desde el punto de vista económico yo no puedo opinar- pero como UPM en realidad son dos proyectos: el proyecto de construcción de la planta y el proyecto de construcción de infraestructura hacia esa planta; mientras  se define lo de UOPM le permite al gobierno decir este proyecto se va a hacer, podemos poner en ejecución este otro proyecto hacia la planta, donde el eje central es el ferrocarril. Lo cual puede generar movimientos de creación de fuentes trabajo antes de octubre.

 

MAB: ¿Y eso genera aceptación?

OB: No sé, pero por lo menos puede mover la aguja del empleo y el desempleo, o mejorarla o por lo menos frenar la caída, que no aumente el desempleo, que no caiga el empleo.
Y dar la idea de reactivación. Porque cuando se crea una obra de este tipo ustedes saben que a lo largo de la obra, se derrama un conjunto de dinero vía salarios, que a su vez reactiva la  actividad de esa zona, porque reactiva el comercio, etc. Entonces por ahí puede estar la obsesión, digamos, del gobierno de decir “esto lo vamos a hacer” si o sí.

 

MAB: Clarísimo.
Bottinelli gracias por habernos acompañado hoy. Nos vemos pronto.

OB: Gracias. Si este es un año de vernos seguido.