“BOLSONARO NO SUPO ABSORBER LAS CRÍTICAS Y QUISO AGREDIR AL CARNAVAL”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr. Desde Brasil, 7 de marzo de 2019.

 

“El carnaval aquí fue una especie de catarsis popular donde el pueblo sale a la calle con mucho humor y a veces de manera muy directa y sin tanto humor, da el recado a las autoridades y a las clases dominantes”, destacó el Economista, Docente universitario y  analista político, profesor Plinio de Arruda Sampaio Jr. en su contacto semanal con la 36 desde Brasil. En “todo Brasil hubo un rescate muy fuerte de la historia brasileña de los oprimidos y muchas protestas espontáneas contra el gobierno Bolsonaro”,v afirmó y señaló que el tuit del presidente Jair Bolsonaro intentando atacar toda la carga profunda de cultura popular del carnaval fue “infeliz”. Eso “demuestra la infantilidad del presidente, que no supo absorber las críticas y que quiso entonces agredir el carnaval” sumado a “la vulgaridad total del tuit que es una cosa vergonzosa”, indicó. Al respecto comentó que “el abogado que lideró el impeachment contra Dilma, que es un hombre muy conservador, que fue ministro de de Fernando Henrique Cardoso, hace un artículo diciendo que esto es motivo para impeachment porque este señor no tiene el menor decoro para ser ningún tipo de autoridad y mucho menos presidente”. Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/contacto-plinio-arruda-sampaio-jr-desde-audios-mp3_rf_33164584_1.html

 

Hernán Salina: Estamos abriendo otro capítulo de información, de comunicación en Mañanas de Radio en este jueves en contacto con Brasil, con San Pablo, tenemos a Plínio de Arruda Sampaio Jr. desde la capital paulista, creo que está allá. Buen día Plínio

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día Hernán, gran gusto hablar con Radio Centenario y hablo aquí de San Pablo, de la capital

 

HS: Bueno, estábamos escuchando una parte por lo menos del samba enredo de quien ganó finalmente el concurso, Mangueira, con la canción que vos mencionabas, con ese homenaje a la militante Marielle Franco y recorriendo también la historia de lucha del pueblo brasileño, Plínio

PASJ: Sí, mira, la realidad es que el carnaval aquí fue una especie de catarsis popular donde el pueblo sale a la calle con mucho humor y a veces de manera muy directa y sin tanto humor, da el recado a las autoridades y a las clases dominantes.
Entonces, además de esta música de Mangueira, que es muy linda, muy bella, haciendo homenaje a Marielle, a escuela de samba que ganó aquí en San Pablo también tenía como tema los esclavos y por todo Brasil había un rescate muy fuerte de la historia brasileña de los oprimidos y muchas protestas espontaneas contra el gobierno Bolsonaro.
Lo que demuestra que el país está dividido y que una parte sustancial del pueblo no acepta la política reaccionaria que se quiere implantar ahora en Brasil

 

HS: O sea que fue un carnaval con componentes distintos a los habituales, se puede decir, Plínio...

PASJ: Mira Hernán, sí y no. No porque es normal que en el carnaval exista mucha sátira política y mucha crítica. Pero no porque no en la contundencia de la manera directa, politizada y muy generalizada con que pasó este año.
No sólo estas protestas, el rescate de la historia de los oprimidos, las protestas contra el gobierno, la hostilidad, en Olinda hicieron un muñeco gigante con la figura de Bolsonaro, y el muñeco fue atacado por la gente, esto todo de manera muy espontánea.
Entonces esto en realidad revela lo que es el carnaval en una sociedad que está muy, muy polarizada entre una contrarrevolución muy agresiva del capital y el deseo de  buscar nuevos horizontes del pueblo, yo creo que sí esto es una novedad

 

HS: Exactamente.
Y tanto ha sido así que, bueno, hoy toda la prensa internacional habla de esa actitud que tuvo Bolsonaro de difundir desde su cuenta de Twitter una escena puntual que se dio en medio de las expresiones de carnaval que se dan, que fue con eso representando, intentando atacar toda la carga profunda de cultura popular que el carnaval tiene, Plínio

PASJ: Sí, es que tuit del presidente es realmente un tuit infeliz, pero infeliz es poco para lo que fue el tuit. Primero porque demuestra la infantilidad del presidente, que no supo absorber las críticas y que quiso entonces agredir el carnaval.
Segundo por la vulgaridad total del tuit que es una cosa vergonzosa completamente fuera de propósito de cualquier persona y mucho menos. Y es en realidad una negación del pueblo, una negación de todo lo que es espontáneo, porque lo que el presidente pone en su Twitter, el (...) una cosa que representa al 0,01% del carnaval y lo destaca para decir que todo el carnaval es una pornografía.
No, la pornografía es la cabeza de este presidente. Y le fue muy mal, quedó muy mal esto para él, está muy desmoralizado mismo en la derecha. Para que tengas una idea Hernán, el abogado que pidió, que lideró el impeachment contra Dilma, que es un hombre muy conservador, que fue ministro de de Fernando Henrique Cardoso. Él hace un artículo diciendo que esto es motivo para impeachment porque este señor no tiene el menor decoro para ser ningún tipo de autoridad y mucho menos presidente

 

HS: ¿Ese abogado dijo eso?

PASJ: Este abogado lo dijo, Miguel Reale Junior.
Entonces, esto es del lado de ellos, porque es una cosa realmente espantosa que el presidente haga esto.
Bolsonaro en realidad nos sorprende todas las semanas, cuando uno cree que llegó al fondo va todavía más hondo

 

HS: Abre grandes dudas de su estabilidad psicológica, su dimensión intelectual y en cierto punto me hace acordar a aquel presidente que tuvo Ecuador hace algunos años que bailaba y cantaba y también salía con cualquier actitud, que ya me voy a acordar del nombre pero que era muy pintoresco. Pero fuera del humor la cuestión es la dimensión política que eso tiene ¿no?
Abdalá Bucaram era

PASJ: Sí, sí, pero yo creo que en realidad, no quiero competir con nadie pero creo que Bolsonaro lo supera en mucho, porque lo que hace Bolsonaro nunca es de humor. No es solamente que se pasa pero se pasa con buen humor, no, es todo muy negativo, es todo contra el pueblo, es todo contra los indios, contra los negros, contra la historia brasileña, todo muy pervertido. O sea, tiene un a cabeza enferma Bolsonaro, y como está ahora en posición pública de mucha exposición, esto sorprende a Brasil que todos ya sabemos más o menos lo que es. Pero aún así uno queda sorprendido con la capacidad de perversidad que tiene este hombre en la cabeza.
Yo sinceramente Hernán creo que este presidente tendrá mucha dificultad para terminar su mandato por los problemas de él mismo, los problemas de él y de su familia, para ya de los problemas políticos mayores

 

HS: Claro, miremos un poquito hacia la realidad de los trabajadores, Plínio, en Brasil, porque han habido algunas medidas que desde los trabajadores señalan que atacan los sindicatos, algunos controles o algunos ámbitos que pasan al Ministerio de Justicia de Sergio Moro y también realidades. Bueno, estoy leyendo que en San Pablo, por ejemplo, a nivel municipal. Han estado en huelga

PASJ: Sí, aquí el gobierno municipal aprovechó el final de año y justo después de la Navidad y el inicio del año, pasó una reforma de las pensiones muy, muy duras contra los funcionarios públicos, y esto generó una huelga muy grande, gigantesca de protesta, que fue muy vigorosa pero que al mismo tiempo fue muy difícil porque, la huelga ya es difícil cuando es para no pasar la maldad. Cuando la maldad ya está hecha, derogarla, esto es más difícil todavía.
Pero una huelga importante porque demostró una elevada capacidad de movilización de los servidores públicos aún sabiendo que la huelga era dificilísima.
La medida última que tomó, bueno, la intención del gobierno, que ahí no es una intención del gobierno, es la intención de la burguesía brasileña, de desorganizar a los trabajadores, esto es una cosa, es una decisión muy clara del proyecto neoliberal.
Entonces, los ataques vendrán a los movimientos sociales y a los sindicatos de manera sistemática.
El último fue un esfuerzo de hacer una especie de asfixia financiera a los sindicatos, que se trata de decir que ahora la contribución sindical en Brasil venía en la hoja de pago de los obreros directo. Entonces, ahora Bolsonaro dice que tiene que no puede ser descontado en la hoja, tiene que ser un pago por vía bancaria y de cada obrero individualmente. O sea, los obreros tienen que tener un boleto, ir al banco y pagar su contribución, lo que representa un ataque muy fuerte a los sindicatos porque es muy difícil que esto ocurra, hay que mandarle el boleto a cada persona. Individualmente este tipo tiene que ir al banco, hacer cola, pagar, entonces es un ataque grande que revela el carácter antipopular muy fuerte del proyecto que se quiere implantar ahora en Brasil.

 

HS: ¿Y hay reacción desde los ámbitos sindicales, hay algún tipo de medida? Vos decís que son difíciles de revertir estas cosas, ¿pero qué reacción hay?

PASJ: Esta medida fue tomada en la mitad del carnaval, cuando Brasil sale del aire. Entonces, las reacciones todavía quedan en el nivel del judiciario para ver si esto es posible o no.
Porque una de las características de este gobierno es que él hace acciones que están para allá de su fuerza real. Entonces, toma una decisión, por ejemplo esta, y después ve que no tiene fuerza para tomarla y entonces tiene que volver a atrás.
En este caso hay que ver cómo reacciona la Justicia para ver si hay base legal o no para esto, y si no hay cómo reaccionaría el movimiento sindical. Que por mientras, Hernán, está muy aturdido, parado en una defensiva inmovilizante muy negativa. Por mientras prevalece entre las centrales, aún en la central controlada por el PT que es la CUT, la idea de que antes de pelear hay que buscar un diálogo con el gobierno

 

HS: ¿Ah sí?

PASJ: Sí, por increíble que parezca.
Entonces, como el gobierno no quiere diálogo alguno, los sindicatos están en realidad sin política

 

HS: Porque por ahí leía alguna cosa que se hablaba de la búsqueda, similar a lo que está pasando en Argentina, de un frente común, de una especie de alianza entre distintas centrales sindicales, que Argentina y Brasil tienen varias también, para enfrentar estas políticas. ¿Pero no está pasando tanto eso todavía en Brasil?

PASJ: Mira, hay varias movilizaciones. Sí hay esa iniciativa, pero por mientras el resultado concreto de esa iniciativa es buscar un diálogo en conjunto con el gobierno.
Es claro que esto no va a prosperar y que en breve estas centrales van a tener que ir a la calle, porque la única manera de ser escuchado por el Estado brasileño es cuando el pueblo está en la calle, pero para esto todavía falta. Ya hay centrales que reclaman, que piden una huelga general que es la Conlutas que es la central más de izquierda. Yo creo que parte de la CUT ya entiende que sin huelga no nos escucharán para nada, pero todavía prevalece la idea de que no, que todavía hay espacios de diálogo, que nos e puede quemar la largada, que hay que agotar todos los mecanismos de diálogo antes de ir a las calles

 

HS: Bien.
¿Algún otro aspecto que en el cierre quieras comentar de esta semana, Plínio? Algo que te iba a preguntar es que se anuncia la ida próxima ahora sobre fines de marzo de Bolsonaro a Israel nuevamente avanzando en el estrechamiento de relaciones con Netanyahu

PASJ: Si es que no va a la cárcel antes Netanyahu

 

HS: Cierto, cierto

PASJ: Esto sí es posible, sería un viaje básicamente de propaganda de Bolsonaro porque desde el punto de vista real Brasil no tiene, las relaciones comerciales con Israel son de baja expresión, mucho menor que las relaciones con los países árabes.
Y desde el punto de vista geopolítico, Brasil es un cero a la izquierda, no pesa nada.
Entonces, es un viaje que hace Bolsonaro para satisfacer a sus apoyantes de la ultraderecha, pero no tiene mayor repercusión aquí. Lo que sí tiene repercusión es el estado de estupefacción de todos aquí en Brasil con las actitudes del presidente

 

HS: Algún otro tema que quiera mencionar en el cierre, Plínio...

PASJ: No, yo creo que por mientras esto, la economía está parada, la crisis muy profunda y lo que estamos viviendo es en realidad la polarización de la sociedad. Mañana va a haber el 8 de marzo aquí en Brasil, no sé si en Uruguay también, el Día de las Mujeres

 

HS: Sí, exacto

PASJ: Y esperamos que sea muy, muy fuerte y vigoroso para ver si se inicia un proceso de reacción a estos golpes que todo el pueblo, las mujeres y los negros en particular están recibiendo aquí en Brasil y en todo el mundo

 

HS: Claro, te comentamos aquí porque también nos interesa eventualmente tu análisis, que aquí está dividida la movilización en torno al Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que mañana hay una marcha de organizaciones feministas vinculadas a la central sindical del oficialismo, el Pit-Cnt y donde participan las legisladoras del partido de gobierno, del Frente Amplio, de los partidos de la derecha incluso concurren.
Y hoy, en poco rato, en la tarde, se hace otra marcha para que no coincidan el mismo día y las mismas horas con organizaciones también sindicales, de trabajadoras, estudiantiles, organizaciones de izquierda que precisamente cuestionan esa convivencia con los sectores de gobierno y con los partidos de gobierno que son responsables de votar leyes o de incumplir leyes hacia las realidades de las mujeres y después parecen figurando en la movilización. Así que está dividido acá ese panorama, Plínio

PASJ: Mira Hernán, este escenario que pintas era también el escenario de Brasil hasta hace poco tiempo durante los gobiernos del PT. Ahora no, tendremos una manifestación unitaria, con palabras de orden muy, muy buenas, o sea el PT se comportó y no metió el "Lula libre" porque eso es lo que divide.
De cualquier manera, la experiencia que tenemos aquí en Brasil es que todas las veces que el movimiento social, el movimiento de los obreros queda atado al Estado, los que pierden son los trabajadores y el resultado que tenemos en Brasil es consecuencia de esto, de la desorganización de las organizaciones obreras, la desorientación ideológica, el desaliento.
Entonces, mantener la independencia en relación al Estado yo creo que es la principal lección de los trabajadores aquí en Brasil, cuando no se hace eso es un desastre

 

HS: Exactamente, y te vinculo a eso para cerrar que lo que ocurre también es un desplazamiento de las reivindicaciones centrales en torno a este día y a la temática de la mujer donde cobra más visibilidad, más seguimiento mediático y más convocatoria desde esas organizaciones los temas referidos a la sexualidad, a la denominada agenda social del gobierno, hasta las discusiones de lenguaje. Por ejemplo, quienes convocan para mañana hablan de cuerpas en vez de cuerpos, todo ese tipo de cosas y queda desplazado el origen inicial de esta movilización y el centro, como dicen las organizaciones que convocan a la de hoy que es que el punto de la partida de la situación de la mujer es la lucha de clases

PASJ: Sin duda alguna Hernán. Mira, aquí en Brasil la cosa es muy nítida, porque todo fue llevado muy lejos.
La derecha aprovechó mucho esta desconexión entre las agendas de opresión entre las cuales está la agenda de la mujer y el problema de clase para dividir a la clase obrera.
Entonces, todas las veces que se divide esto es muy malo para la lucha del pueblo, y en Brasil esto se utilizó de manera muy fuerte.
La buena novedad de la convocatoria de la manifestación de mañana aquí en Brasil es que el eje central es el problema de clase, los derechos de los trabajadores y en el caso de las trabajadoras.
Entonces yo creo que es importante esto que mencionas, o sea, que el problema de la mujer sea sí prioritario pero encajado dentro del problema de la clase obrera como un todo

 

HS: Exactamente.
Sabíamos que era bueno comentarlo, reflexionar contigo también de estos temas, Plínio, te mandamos un abrazo y esperamos reencontrarte la semana próxima

PASJ: Mucho gusto, hablemos y espero que en la semana próxima con nada tan vergonzoso como lo que pasó ahora con Bolsonaro esta semana

 

HS: Ustedes van a tener que endurecer el lomo, como decimos nosotros, el cuero

PASJ: Ah sí, seguro que sí

 

HS: Un abrazo grande Plínio, hasta la próxima

PASJ: Un fuerte abrazo a ti y a todos los oyentes de Radio Centenario, hasta la semana que viene.