“EL GRITO DE ASENCIO UNA FECHA OLVIDADA OFICIALMENTE PESE A QUE FUE LA QUE DIO COMIENZO A LA REVOLUCIÓN ORIENTAL”
Entrevista al profesor Pablo Freire, 27 de febrero de 2019

El profesor Pablo Freire compartió la mañana de la 36 con María de los Ángeles Balparda y Hernán Salina, el 27 de febrero cuando se cumplían 208 años del Grito de Asencio. “Una fecha olvidada, el hecho público que da comienzo a la Revolución Oriental, que de entrada la fija como un fenómeno social dentro de la lucha por la tierra y que marcó por los menos 10 años de la historia del territorio Es un fenómeno permanente y ahí el gran elemento que aglutina todo lo que era un progreso y una vida mejor era la lucha contra el latifundio, inclusive para las propias autoridades coloniales, para las cuales el latifundio era un problema ya que generaba inseguridad, porque dejaba al margen de la propiedad de la tierra a personas que en definitiva se volcaban a cometer delitos”. Ese reclamo de seguridad se ve reflejado en el reglamento provisorio de 1815, “estamos hablando de latifundio y seguridad, esa historia no se repite, pero las contradicciones de clases se mantienen”. A continuación transcribimos la entrevista completa que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/prof-pablo-freire-27-2-2019-audios-mp3_rf_32877858_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: El gusto tenemos de recibir al invitado del día, el profesor Pablo Freire, que muchas veces conversamos con él por teléfono, pero hoy lo tenemos acá en el estudio, que permite conversar diferente. Bienvenido, Pablo, y desde ya gracias por estar acá.


Pablo Freire: Es un gusto.


MAB: Con mucho tema, con Pablo, la audiencia sabe que podemos conversar de muchas cosas, pero queríamos empezar con el profesor de historia y la fecha, una de las fechas medio cenicienta que tiene Uruguay, que es el Grito de Asencio, que sin embargo creo que tendríamos que darle la importancia que tiene.


PF: Sí, claro, pero está olvidado, olvidado oficialmente, si hiciéramos una encuesta rápido, creo que pocos se acordarían de esto, y lo más que surgiría sería algún tipo de broma con la palabra grito y algo por el estilo, pero sí, es el hecho público que da comienzo a la Revolución Oriental, y ya de entrada la fija como un fenómeno social dentro de la lucha por la tierra, que marcó años, por lo menos 10 años de la historia en este territorio que dejó enseñanzas, dejó recuerdo, y que es un fenómeno permanente en definitiva, porque ahí el gran elemento que aglutina a todos los que querían una especie digamos de progreso y de vida mejor, era la lucha contra el latifundio, incluyendo a las propias autoridades coloniales para las cuales el latifundio era un problema, por ejemplo generador de inseguridad, otro tema de moda, generador de inseguridad porque dejaba al margen de la propiedad de la tierra y de la vida en general, a personas que en definitiva se volcaban a cometer delitos, delitos por ejemplo contra la propiedad, ese reclamo de seguridad es el que da origen en definitiva al Reglamento Provisorio de 1815, y eso permanece, es decir, estamos ya de entrada hablando de latifundio, hablando de inseguridad, temas que pertenecen, porque a veces esa discusión un poco banal si la historia se repite, la historia no se repite por supuesto, pero las contradicciones de clase se mantienen y flotan, explotan de vez en cuando, otras veces quedan más sostenidas, más un subsuelo, pero eso sí los tenemos que conocer, y lamentablemente quiénes fijan los programas, nos van inculcando eso, que ese tema fue una batalla muy pequeña, fueron 2 personas no desconocidas, pero después no hicieron carrera, y entonces. A mí me impresiona profundamente lo que se vio por ejemplo en el último desfile de Llamadas, es decir, la presencia de los descendientes de esclavos africanos acompañaron a Artigas, eso es algo que tendría que ser un poquito más estudiado, algo impresionante me parece, porque Artigas cuando se va derrotado, fue acompañado por esos lanceros que se instalaron a vivir y que mantienen dentro naturalmente del mestizaje, porque eran mayormente hombres, pero se mantiene por ejemplo la cultura del tambor, y se mantiene el recuerdo de José Artigas entre ellos, es algo muy impresionante.


MAB: Claro, que al artiguismo también se lo va relativizando y se lo va dejando más de costado, siempre nos quejamos desde hace muchos años que a Artigas lo ponían en el bronce, pero lo que vos decís, la persistencia de las mismas necesidades de aquellas épocas, el proyecto artiguista que no se concretó, que no se pudo concretar, y que tiene un arranque se puede decir, no sé si se puede decir así, con el Grito de Asencio, la importancia del Grito de Asencio es que larga allí lo que después conocemos como proceso artiguista

PF: Sí, sí, por supuesto, y está en los documentos además, ya es un tema que no podemos entrar en esos detalles, pero están los documentos escritos, o dictados podríamos decir mejor, por el propio Artigas, pero nos llegan malas interpretaciones o las frases absolutamente sacadas de contexto, nos van llevando, por eso yo digo, “Artigas era un señor que decía frases”.


MAB: Hablaba en frases Artigas…

PF: En frases… Y después las interpretamos cada uno, porque después las interpretamos para la vuelta ciclista, para el fútbol, para el arte culinario, lo vamos interpretando y usando, pero no es así. Eso estuvo avanzado en los estudios, pero todo esto de los estudios, integra esta cultura que vamos viviendo un poco de superficialidad, un poco de banalidad, y un poco en definitiva de seguir los lineamientos que vienen del exterior, y que yo lo recordaba hace muy poco por ejemplo, y me daba un poco de vergüenza como uruguayo, escuchar el discurso de toma de posesión de López Obrador, el discurso es contra el neoliberalismo, y lo desarrolla, y no es que yo venga a hacer propaganda a favor de él ni que sea su partidario. Pero también tengo que decir, si uno mira los informativos de televisión, no cree, no se entera que en México hubo elecciones y hubo un cambio, porque México es un país muy grande, muy influyente, muy ligado por distintos motivos, y no existe el tema de los grandes medios.
Vamos a decir, yo lo digo por lo menos por mi cuenta, la dictadura de los grandes medios está empezando aparentemente a hacer daños un poquito más profundos de lo que creíamos, son de las cosas que pasan, pero que a su vez precisamente no se pueden debatir por eso mismo, de todos modos no es la única forma, no son los únicos que difunden.

MAB: Uno viendo lo que ha pasado en los últimos años, pero ya unos cuantos, una propaganda que decía “el nuevo uruguayo”, que era distinto al uruguayo de antes, que era gris, que era precavido, que era moderado. Ahora el nuevo uruguayo se divierte, consume, puede embromar a otro que tiene al lado, y lo ponían como una cosa buena, no me acuerdo promoviendo qué cosa era. Ahora los problemas son los mismos, con dificultades que se le agregan, por estas cuestiones, no sé si llamarles culturales, ahora para las nuevas generaciones, y no hablo de los de 10 años, los de 20 y los de 30, la importancia de conocer por qué el Grito de Asencio, o por qué el artiguismo, la importancia sigue allí, vos podés tratar de escabullirte y hacer como que no te enterás, pero a vos te marca si naciste en este país te marca algo, supongo yo.

PF: Sí, ahora yo no lo veo a esto con un enfoque pesimista, es decir, hay que ver que por ejemplo, las firmas que se levantaron contra la Ley de Riego fue algo muy extraordinario, considerando que fue ignorada expresamente por los grandes medios, yo veía hace poco por ejemplo a nivel estudiantil, la presencia de movimientos que se definen como anti imperialistas, están teniendo una influencia creciente y visible, es decir movimientos, sin ir más lejos como los vecinos de ‘Por el costado de la vía’ y todo lo demás, están arremetiendo también contra un aparato extraordinario de publicidad y de captación.
Entonces, hay cosas que hacen pensar también que este es un terreno que está en plena lucha, en una lucha que puede decirse desigual, pero en plena lucha, y que sí tenemos que decir que, por ejemplo, siempre decimos el año 85, y nos han metido cuando volvió la democracia, pero técnicamente además, yo cuando me acuerdo de cuidar mi vocabulario digo, cuando volvió el régimen liberal, hasta ahí podemos llegar, porque es así, entonces cuando se dice de las libertades de las que gozamos, por ejemplo, se habla de la libertad de prensa, y no existe, hay una libertad de empresa aplicada entre otras actividades a la prensa, no es lo mismo, es bien diferente.
No creo que ni los jóvenes, las generaciones estén al margen de esto, lo que sí es mucho más difícil que se expresen y que se reúnan, es decir, porque cuando a veces pensamos, en el 68 qué bien, ahora es mucho más difícil, porque en el 68 el enemigo lo veías, si, tenía un uniforme, un gorro, y venía con un garrote, un casco, ahora, no, ahora son libros, panfletos, slogan, mucho slogan, muchas frases, muchas consignas, y además mucha imagen y mucha presencia, y no es tan fácil, pero de todos modos la presencia de movimientos sociales, que es una tendencia en definitiva que ya vienen en otros países también, acá también existen, de pronto no es tan fuerte, o tan vistoso, bueno, la densidad demográfica de nuestro país también tiene sus reglas, ahora hubo una marcha por ejemplo a Punta del Este a hacer un reclamo, y dijeron, cómo van a ir a Punta del Este, me parece importante que vayan, no sé si no es la segunda capital.

 

MAB: “¿Por qué se llamó Grito de Asencio?”, pregunta un oyente.

PF: Por el lugar.

 

MAB: ¿Y el Grito porque fue un llamado?

PF: El Grito de Ipiranga, el Grito de Dolores que comienza la Revolución Mexicana, el grito es un pronunciamiento, como también se dice que es una reunión, una proclama dicha en términos que después aparecen las de Artigas redactadas por gente letrada, no era él, que tiene un contenido literario muy interesante, y aquello tiene que haber sido un griterío, probablemente fueran analfabetos la mayoría de los que participaban, y por ahí los dos que están al frente, uno era un capataz de estancia, que es muy significativo, el otro un cabo de milicia que es del sector más inferior, esto venía preparado naturalmente, hasta había sistemas rudimentarios, pero sistemas al fin, de escribir con tinta invisible, que después se mojaba y se veía, ese tipo de cosas funcionaban, la trasmisión por los fogones, y por el tipo de actividades sociales. Y el nombre de Artigas que ya lo tenían entrevisto algunos jefes españoles, uno de ellos por ejemplo cuando dice, se expresa diciendo, Artigas el coquito de la campaña, pero hay que recordar otra cosa.
Artigas tenía 46 años en ese momento, y se había ido a vivir a la campaña a los 14, o sea podemos pensar que él había recorrido todo, y que además tenía los elementos de vida que eran apreciados naturalmente en la época, el jinete, el baqueano, el manejo del cuchillo para la faena y para lo que fuera menester, el baile de los lugares. Y además tenía una tradición familiar que muchas veces se olvida porque nos presentan a un Artigas leyendo libros norteamericanos o franceses, algo de eso tenía que conocer seguramente, pero tenía una tradición familiar porque los españoles que llegaron no eran todos malos, todos opresores, trajeron sus contradicciones de clases por supuesto, y sus recuerdos de clase, y sus recuerdos seguramente en su familia de levantamientos campesinos contra el feudalismo y contra el latifundio en España y particularmente en Castilla, entonces ese tipo de formación, más la sensibilidad naturalmente, la característica personal, todo eso era muy conocido y muy sabido que era el que estaba destinado a ponerse al frente.

 

MAB: Y era el aceptado además.

PF: Era el esperado.

 

HS: La importancia histórica de ese hecho, la proyección que no siempre se le da como decías, Pablo, al inició de eso, se ve como un mero hecho anecdótico de un grito, de una declaración de intenciones.
Y cómo fue además, físicamente cómo fue, ¿fue Artigas? ¿Hubo un acto?

PF: Claro, pero en realidad tenemos que ir unas semanas antes de eso, es decir, los que iban a ir, los que participaban, que era la mayoría de la población, eran los paisanos, los paisanos que trabajaban la tierra, trabajar la tierra significaba criar ganado, una agricultura mínima apenas de subsistencia, sin títulos de propiedad, sin papeles vamos a decir, y amenazados por el poder de Montevideo de expulsarlo, no de expulsarlos, un plazo para regularizar la situación, que era imposible absolutamente, por varios motivos, de conocimientos, de dinero…
Entonces, ese es el tema que además se suma a que ya venían siendo hostigados por los latifundistas, porque para el latifundista el que hubiera esa gente instalada ahí, era un problema para su seguridad, y para su propiedad, propiedad mal habida en definitiva, porque el latifundio se origina con regalos, con dádivas, o con robos, o con despojos, pero tenían los medios, tenían la forma de hacerse oír aunque sea lo mínimo que había en la época en comparación con tiempos actuales, eran los que influían además de las autoridades, entonces el camino que le quedaba a esta gente, era levantarse en armas, armas que eran las herramientas además, las lanzas, los cuchillos, ya lo usaban.
Esa reunión fue la que aclamó en definitiva la adhesión al gobierno de Buenos Aires contra el gobierno de Montevideo, y a esperar la llegada que se produjo unos días después, de José Artigas, con el título de Teniente Coronel –que Teniente Coronel es el título que le da el gobierno de Buenos Aires-, y después de la Batalla de Las Piedras, y en reconocimiento, recibe el título de Coronel, si queremos referirnos a Artigas dándole el título que nunca usó, digámosle Coronel Artigas.


HS: ¿Por qué lo de General que se le menciona?

PF: Lo de General, se le menciona, pero lo de General, digamos allá por los años 67, 68, o sea antes del golpe de Estado, ya había quedado laudado, porque además vamos a cómo firmaba simplemente, es lo más sencillo, porque esto no es en la prehistoria, a lo sumo podía poner ciudadano José Artigas, jamás usó un título militar, porque jamás lo fue además, porque además lo que fue integrante sí, del cuerpo de Blandengues, que es una milicia. No podemos ahora estar explicando demasiado, pero más o menos sabemos en general que una milicia es una cosa y un ejército es otra, que tienen sus fines de pronto similares y demás, por ejemplo el miliciano vive en su casa, es un ciudadano común, es convocado, o auto-convocado a veces -con perdón de la expresión que está puesta de moda ahora- pero es un hombre de pueblo, no está regimentado bajo un reglamento y una disciplina. Más allá de que por más reglamento y disciplina tengan su cultura, sus convicciones, cómo no, porque también un poco me llamaba la atención siempre, esa especie de culto al artiguismo que se lleva por parte de integrantes de, por la institución mejor dicho de las Fuerzas Armadas, pero lo que nunca queda claro es qué parte, qué contenido, cuál, eso no queda claro.  

MAB: El reparto de la tierra no.

PF: Sí, pero no sólo eso, nada de lo social, absolutamente nada nunca, expresado vamos a decir, de las convicciones, de las creencias, y hablando de la institución, porque por supuesto que sabemos que hubo y quizá haya, ojalá haya militares que tengan sus raíces, la raíz de sus pensamientos en estas convicciones, pero la institución no.


HS: ¿Algo más del Grito de Asencio que decías, Artigas llegaba unos días después, por qué el apoyo al gobierno de Buenos Aires, por lo menos un resumen para entender el momento?

PF: Porque la guerra en realidad era entre los comerciantes, los grandes comerciantes de Montevideo y Buenos Aires, por apropiarse de aquella campaña oriental despoblada, un desierto verde en cuanto a gente, pero una mina de oro, o una mina de cuero mejor dicho, porque así se decía además, entonces el asunto era apropiarse para venderla por el Puerto de Montevideo o por el Puerto de Buenos Aires, pasando por los negocios y la intermediación de los grandes empresarios. El contrabando era la única chance que tenían, sobre todo de los pequeños, de los más necesitados, de escapar al monopolio si querían conseguir algo más o menos decente tenía que venderle a Portugal, de manera que esa historia de cuando entra Artigas al cuerpo de blandengues, entra aprovechando digamos un indulto que se dio a todos aquellos que tuvieren problema con la ley, se les daba la oportunidad si pasaban a integrar esta milicia, salvo que hubieran cometido algo así como delitos de sangre. Entonces, cuando a veces alguien se sorprende, se dice, que Artigas era contrabandista, pero no lo confundamos, sin despreciar a nadie, el tema es este, el tema es que para la gente del campo y sobre todo para la más humilde, el comerciar, y eso no era fácil, no es fácil ahora tampoco, nunca fue fácil, pero digo, nunca fue fácil, porque había competencia, había autoridades, había pueblos aborígenes que quizá Artigas haya sido el único caudillo por lo menos que tuvo la posibilidad de alguna manera de hacer entendimiento. Porque era famoso que hubo caciques de la nación charrúa que fueron aliados de Artigas, no iban todos juntos como hermanos, iban separados en lo suyo, pero iban, y también lo acompañaron al Paraguay, es decir, eso significa algo, esa trayectoria que es la que le permite en definitiva, con su sensibilidad, porque esto lo vieron todos, pero otros caudillos, lo que aprovecharon fue para que en definitiva como pasó en toda América Latina, los grandes caudillos terminaron siendo muchos de ellos, grandes terratenientes, y con los cargos de generales y otros más que se inventaron, mariscales y demás.


HS: Pasaron a conformar la oligarquía criolla, digamos.

PF: Sí, a arrimarse, quizá no hayan sido aceptados nunca formalmente, porque su origen seguramente.


HS: ¿Pero fueron funcionales?

PF: Por supuesto, sí, sí, aprovecharon la situación


HS: El acuerdo entonces con Buenos Aires era porque habilitaba esa otra actividad de comercio, rompía el monopolio.

PF: Sí, rompía el monopolio, también había contradicciones de clase en Buenos Aires, estaban los que querían, digamos seguir los mecanismos económicos, solamente que en vez del comercio con España, que España estaba en una decadencia profunda de hacía mucho tiempo, conectarse con los ingleses, con Inglaterra, y estaban los que, digamos, no sé si decir soñaban, pero imaginaban un destino económicamente independiente para su territorio, como el doctor Mariano Moreno, que en definitiva fueron derrotados, lo que hubo fue gobiernos independientes de nombres, digamos así, pero ligados a la economía inglesa, por vocación, por interés, hasta muchos años, hasta episodios que rompieron un poco momentáneamente, como la época de Rosas, polémica y complicada. Pero en ese sentido sí fue un nacionalismo económico, lo que venció, lo que triunfó de los dos lados en definitiva fue gobiernos que se encargaron de ser intermediarios con las potencias extranjeras, se atribuye a un Presidente de la República uruguayo, no de esa época, sino de fines de siglo, el haber dicho que él como presidente se sentía como gerente de una estancia o de una empresa inglesa, y eso se hacía y se aplaudía, era ser civilizado.


HS: Cecilia manda un saludo, dice: “Buen día, compañeros, siempre un placer escuchar a los Freires, tanto padre como hijo, nos iluminan con sus conocimientos e inteligencia, saludos para el profesor y la radio”, dice Cecilia.
Y Daniel dice: “Gracias por esta charla sobre nuestra historia, gracias al profesor, saludos”. Acá le estamos preguntando dónde está, porque está siempre en un barco, así que no sabemos por dónde, será que está ahí escuchando la radio.
Quedamos enganchados conversando con Pablo en la pausa, de esas charlas que a uno le cuesta cortar para volver al aire, pero de alguna manera seguir el hilo que implica sacudir y revisar las nociones de historia y los conceptos que uno quedó enganchado con alfileres desde la formación escolar, liceal, la que vamos hablando con Freire, pero queríamos abordar otros temas, sabiendo que sobrevolamos el tema Grito de Asencio, pero quizá podemos de ahí cruzar el puente un poco a revisar esa necesidad de mirar hacia la historia con otra cabeza que el tiempo ha ido cambiando desde el sistema educativo, ¿se puede decir así? que es necesario eso

PF: Es necesario sacar a luz esos temas en todo los medios que se pueda, y que se puedan replicar, no estoy diciendo nada demasiado original, capaz que uno en la conversación emplea alguna palabra, no, esto está estudiado por supuesto, y estuvo, pero hay que sacarlo un poco más a la luz porque por ejemplo el nombre de Artigas, cómo se le nombra, hay un libro de comienzos del siglo XX de Eduardo Acevedo, donde hace en estudio pormenorizado de que lo que había que hacer era decirle José Artigas, fíjese, un estudio para llegar a esa conclusión, y en definitiva basado en que era como él se nombraba a sí mismo, más allá de que no tuviera ningún otro título, estas cosas son sabidas. El problema es lo que se le pone en el menú por los medios oficiales digámoslo así, oficiales y oficiosos, eso es una cosa, cómo se llega, porque se enraba después como la mirada que tenemos con respecto del problema de la seguridad, porque ya quedó instalada la palabra, entonces tenemos que hacerles perder tiempo, decir, pero seguridad para quiénes, para hacer qué, porque seguimos viendo cierres de fábricas, cierres de empresas, eso no es un tema de seguridad.


MAB: Ayer se hablaba del agua, la calidad del agua, las cuestiones de medio ambiente que envenenan los ríos, esto también mata decía un oyente.

PF: Y también se ha dicho que esto es la evolución natural como si fuera, llueve, después hace calor, tampoco es natural el clima, porque está influido por la actividad, la explotación intensiva, estos fenómenos y el de la comunicación, no es una evolución natural, es una evolución de la sociedad capitalista, que no es lo mismo, que tiene sus reglas, que es devorarse unos a los otros, y en la marcha hace al monopolio, y después la lucha entre los monopolios, que puede llevar eso, ha llevado a guerras mundiales. Cuando yo estudiaba estos temas de las guerras mundiales en secundaria, tenía un profesor que en realidad no le llamaba guerras mundiales, les llamaba guerras de re división imperialista, no es lo mismo, capaz que es más difícil, y no nos vamos a proponer ahora cambiarlo porque sería una tarea de Quijote, molinos de viento, eso no. Pero por eso digo, se han estudiado estos temas, y se conocen, lo que pasa es que, cuál es el menú, prender un televisor para mucha gente es como un gesto automático, es como peinarse, los que tienen con qué, y si, ahí nos encontramos a toda hora más o menos distintas personas repitiendo y omitiendo siempre lo mismo, es un poco escandaloso, o muy escandaloso tendría que ser lo de Venezuela, noticias que no son, pero eso es lo que va siendo el menú, entre otras cosas, de lo que se habla, porque de lo que no se menciona, lo que esté pasando en Bolivia por ejemplo, y la prueba está, después cuando viene el Presidente de Bolivia al Uruguay, para los medios pasa desapercibido.


MAB: Si es algún otro, tiene una importancia bárbara, sino no…

PF: Pasa desapercibido.


MAB: ¿Y los profesores de historia, la enseñanza de la historia en el sistema educativo, dónde lo colocamos eso, cuánto puede pelearlo, cuánto ha hecho en todo este tiempo hasta acá?

PF: Han hecho lo que han podido, el tema es que, digamos, todos los docentes, de Primaria y de Secundaria, están soportando cargas de trabajo por necesidades económicas, que cada cual juzga si son hasta dónde, pero son sus necesidades, son sus prioridades, que les permiten por supuesto ir todos los días a trabajar, presentarse, pero hay un concepto de trabajo totalmente equivocado, porque por ejemplo no se cumple la ley de las 8 horas ni remotamente, porque los que trabajan 40 horas semanales, alguien dirá, hace una división, 40 es, da 8 horas, pero el trabajo docente es una parte en el aula y otra parte necesariamente de búsqueda de información, de preparación, todo lo que está complicado actualmente más que complicado, es la posibilidad no tanto inclusive de la tarea de corrección, de preparación. Pero los docentes deberían ser y son en la medida de lo que pueden y lo van siendo, creadores, porque es un trabajo intelectual que requiere creación, que requiere investigación, investigación en el trabajo, que requiere compartir con los colegas, que requiere compartir con la sociedad circundante también, eso realmente está muy dificultado, ahí lo que habría que apuntar sería algo así como a liberar a los docentes de las cargas extras, entonces para eso hay que repensar totalmente cómo se hace un presupuesto, porque con esas cargas horarias es imposible, pero yo no estoy hablando del problema de los docentes por los docentes, o porque yo lo fui. Estoy pensando en los alumnos, y no en los alumnos que uno diga en los más pobres, no, no, adentro de un aula, sea cuál sea el origen social, los estudiantes presentan una serie de inquietudes y particularmente en estos últimos años que estamos viendo cómo la afectividad está a flor de piel, surge, todo eso requiere un tratamiento, por distintas disciplinas, pero docente también.
Entonces acá no va a haber ninguna reforma, uno diría a veces por suerte, pero ninguna que penetre en la formación realmente porque no da el tiempo, no da el espacio, entonces liberar digo yo sería que los maestros trabajen un turno solo, pero atención, no vamos a volver a la esclavitud, con el salario adecuado, que los docentes trabajen, cuánto, ¿20 horas era antes?, podemos aceptar alguna más.


MAB: Antes era 30 horas.

PF: 20 horas, pero 20 horas en cierto punto de la carrera, 21 lo máximo.


HS: ¿En qué época estamos hablando?

PF: Todo esto es antes de la dictadura, la dictadura no fue solamente terror físico, es un tema que ha sido estudiado. Yo recuerdo un informe de la sociedad de psiquiatría del Uruguay de lo que dejó la dictadura, destruyó esquemas de pensamiento y formó otros, formó por ejemplo la aceptación de lo que se propone, y entonces qué pasa, lo necesario es que los docentes vuelvan a tener, yo no sé si 20 horas, no sé, es un tema de discusión sindical y patronal.

 

MAB: 20 horas para ponerlo en concreto, seria la maestra que va de lunes a viernes a la escuela, 4 horas por día de mañana o de tarde.

PF: Por turno, porque además esa maestra o maestro, también trabaja otras horas, de por sí tiene que trabajar, pero además tiene la posibilidad, unos lo harán con mejor capacidad, pero tiene la posibilidad de entrar al mundo de la cultura, verdadero, no al de los títulos solamente, entrar al mundo de la pedagogía, que existe.

 

HS: Recibir cursos de actualizaciones cada año.

PF: Pero no sólo actualizaciones, porque me dirán, sí, se hace, cuándo se hacen, los sábados de tarde, los domingos, pero la actualización personal también, comprando libros, antes era común un profesor con libros en la mano, ahora no se ven más, es un detalle, pero es real, ahora, pero qué pasa, cuando se abre la negociación salarial, normalmente cuando se abre, ya están las pautas establecidas, y estamos hablando de todos los gobiernos que hubo desde 1985, y entonces qué pasa, uno lo ve, lo ve en los informativos, lo ve en cualquier proyecto, pronto se está hablando de un 3%, 3,5%, 0,5% más para esto, para lo otro, y entonces qué quiere decir, que son otros 5 años perdidos para lo que podría ser el renacer o el sobre ser de la educación, dentro de un esquema neoliberal económico donde tenemos un presupuesto que el 40% se va para los pago de los intereses de la deuda.
Entonces ahí se impone, se impone o se acepta qué tiene que hacer todo el sistema educativo en todos sus escalones, gestionar, decís, gestionar todos gestionamos, pero qué se gestiona, tomá acá tenés, con estos 10 pesos tenés que hacer esto, esto y esto, con los 5 reales de antes del tango, y traeme el vuelto, entonces cuando partimos de esa base, yo de todos los que tienen cargos políticos de dirección de la enseñanza, todos serán buena gente, y admito que tengan buenas intenciones, el problema es que aceptan, porque no es que tengan que trabajar de eso para sobrevivir, aceptan tener cargos cuya finalidad es que funcione de cualquier manera, que funcione lo que es imposible que funcione bien racionalmente, y en esto estamos.

 

MAB: Incorporamos ahí un pedido que hace Nelson desde Paysandú, pregunta: “¿A qué se refiere que no tuvo adolescencia Artigas”.
Después Gerardo y Alicia dicen: “Claro, que tal hijo tenía que tener un gran padre, gracias dice, y felicitaciones, encima honra los nombres de un gran pedagogo brasileño”, dicen Gerardo y Alicia.

PF: El tema es el modo de vida en la época, en la campaña, es decir, las niñas cuando maduraban sexualmente, ya estaban prontas para casarse o para juntarse, y los varones porque ya pasaban a trabajar inmediatamente, es decir, cuando decimos que no tenía adolescencia, se fue a la campaña y no tenía adolescencia, no queremos decir que se pasaba recorriendo los bailes, las pulperías y paseando y haciendo lo suyo, practicando deportes, no, no, él ya se dedicaba al trabajo, ya entraba inmediatamente.


MAB: Responsabilidades de adulto.

PF: Claro, la adolescencia es en realidad un tema urbano, en primer lugar, y además de la sociedad capitalista, sociedad industrial, por eso está cada vez más complicado, justamente porque la sociedad industrial está cada vez más complicada, pero no soy especialista en ese tema.


MAB: Claro, yo estaba segura de eso, Pablo dice no soy especialista, pero el trabajo de él como profesor y como director de liceo después, fue siempre con adolescente, vos trabajaste siempre con adolescentes.

PF: Sí, sí, claro, y tuve el privilegio por ser Director no tenía que preparar clases todos los días, ni corregir todos los días, el privilegio fue poder leer, y poder escuchar a una enorme cantidad de personas, de todos los órdenes, enterarme.


MAB: Escuchar a los adolescentes también.

PF: Y ver las condiciones de vida.


MAB: Vos ibas a la casa, eso me consta.

PF: No, no hay que exagerar, en este sentido digo, porque eso a veces, fíjese, uno va a la casa y por ejemplo 30 personas lo dicen, ya son 30 veces, entonces eso no. Pero yo quiero decir esto, uno de los grandes problemas que vive el Uruguay actual, según estadísticas oficiales, que la mitad de los niños que nacen y niñas, están en hogares pobres, más allá de la discusión, más allá de la discusión de qué es pobreza, yo prefiero naturalmente decir, necesidades básicas insatisfechas, ser más concretos, pero la mitad es una cifra terrible, porque ya no tenemos que ser adivinos, ni astrólogos para saber, el destino de esos niños va a ser, no es que sea malo, no, no, pero va a ser muy difícil, sobre todo porque va a necesitar un apoyo de la sociedad. Entonces ya estamos anunciando, y cualquiera lo ve, el tipo de conflictos que se van a seguir viviendo, porque el tema de la seguridad está vinculado, nadie está obligado a cometer tales o cuales hechos, pero el principal, cuando se habla de los valores, sí, sí, pero los valores son los derechos, primero es el derecho a la vida, y el derecho a la vida puede ahí interpretar alguien de una manera que nosotros consideramos inaceptable, pero en las condiciones en que se desarrolla, hay que entenderlo por lo menos, ese es el punto.


MAB: En estos minutitos que quedan podríamos tocar el tema del tren que hemos estado hablando contigo ya acá en la radio, pero ha seguido adelante, hoy de mañana decíamos que se va como abriendo cada vez más puertas, más opiniones sobre la estación central, sobre el trazado del tren de UPM, Tabaré Vázquez dijo en el Consejo de Ministros, el tren va o va, o sea no deja ninguna duda, se va a instalar el tren, aunque no esté UPM, igual dijo que UPM se instala sí o sí.
Y lo presentó como una oportunidad para la gente.

PF: Hay cosas que son alarmantes cuando una persona de la jerarquía del cargo que tiene dice, por ejemplo, que lo van a poder utilizar todos los empresarios que quieran para llevar su carga, y es lamentable, pero eso no es cierto, pero no es cierto objetivamente por qué, porque tiene dos puntos de embarque y desembarque el plan, el puerto y la planta, entonces vamos a entender esto, yo creo que lo entiende cualquiera, no precisamos ninguna preparación para saber que una carga de cualquier producto, animales como dice, ¿los tiramos para adentro de un vagón? ¿dónde?, hasta en Las Piedras hubo una plataforma para manejo de ganado en su momento con el tren como funcionaba. Después se transformó en una plaza, se deshizo aquello, tiene que haber una instalación especial, 1eso en primer lugar, y en segundo lugar, ¿y los horarios?, si resulta que, por contrato, está los 365 días, las 24 horas al servicio de UPM con solo avisar el día anterior, es más, yo quisiera saber y ojalá que sigan funcionando los trenes de pasajeros, aún en este recorrido modesto que hay, ahora fíjense, la novedad, un tren que corre, Tacuarembó y Rivera, y es una novedad y con éxito, con público y con pasaje, y que resulta que puede correr, puede llegar a correr -es información pública- hasta 80 kilómetros por hora, esa es la maravilla que va a ser UPM, esa vía, no esa vía, esa vía Tacuarembó a Rivera, pero no está Tacuarembó, seguimos para el sur hasta Florida, ya le costó 25 millones de dólares al Estado uruguayo, más un dinero que puso el Mercosur, llegamos a la cifra de 75 millones de dólares, por qué está empeñado el gobierno en gastar, siendo optimista, ya un poco tonto en realidad, y diciendo 800 millones de dólares, por qué va a gastar 800 millones, y allá con 25 millones alcanzó.
Yo quisiera que alguien explique, haga las cuentas, suma, resta, lo sumamos, y decimos a ver si vale o no vale la pena, es todo escandaloso por donde se lo mire esto.
Sin embargo se han empeñado, se va a hacer, no está todavía el fallo de la Dinama, si fueran carreras le jugamos todos, ya sabemos, pero vamos a mantener la forma por lo menos, vamos a mantener la forma, vamos a decir, vamos a esperar, hasta ahora nunca un fallo de la Dinama, es más hubo cosas vergonzosas en el pasado, como una persona dejar el cargo de máxima jerarquía y pasar a la empresa a la cual supuestamente estaba controlando, pero por lo menos renunció este, por lo menos guardar la forma, no decir esto se hace, y todavía no está autorizado, en fin.


MAB: Carmen Carrero dice: “Excelente el encare del profesor Pablo Freire, muy necesario”.
Hay otro mensaje, dice: “Tema tren, dijo Víctor Rossi, igual se hará porque no es para UPM, es para la gente, ¿los vecinos de Sarandí Grande no son gente?, porque en 24 horas le cambiaron el trazado y dejan la ciudad a un par de kilómetros afuera”.
Cristina Otero habla de otro tema, dice: “A mí mamá terminaba el año escolar y la mandaban a Montevideo de empleada para que aprendieran, no eran pobres, pero era esa la mentalidad del momento”.
Mauro el chofer, dice: “Saludos para Pablo Freire desde Las Piedras”, saluda con muchos signos de admiración.
Bueno, les decimos como dato, no sabíamos nosotros tampoco que mañana les dan asueto a los trabajadores municipales en Soriano por el Grito de Asencio, es como un feriado parcial, un feriado local.


PF: Es feriado local, en realidad hay varios feriados locales, y además hay feriados locales de hecho como el 18 de mayo en Las Piedras, porque qué pasa, esto es lo bueno y lo malo al mismo tiempo, es la expo feria, los cantores tienen su público, y algún vendedor ambulante, malabarista, etcétera, es un encuentro popular que está bueno, lo otro, es otro nivel digamos, es el déficit.


MAB: Exactamente, seguiremos conversando con Pablo en estos días, el viernes hay actividad que convocaron el grupo Por el costado de la vía y los feriantes de Las Piedras, va a haber una actividad allá, después les refrescamos los datos. Muchas gracias por haber venido, Pablo.

PF: Con mucho gusto y a las órdenes siempre.