“ARGENTINA ESTÁ EN SITUACIÓN DE EMPOBRECIMIENTO, DE PRECARIZACIÓN DE LAS CONDICIONES DE VIDA”
Contacto con Mariano Pagnucco desde Argentina, 9 de marzo de 2019.

“Lo que hay es un gobierno que no sólo está de manera prolija llevando adelante el plan de gobierno económico que favorece a los sectores más concentrados, a la industria financiera, a los agroexportadores en detrimento de la clase trabajadora, y eso está encima articulado en un relato muy bien armado por parte de los operadores mediáticos que tiene el gobierno con cadenas nacionales que se amplifican en los medios hegemónicos de comunicación”, dijo el periodista argentino Mariano Pagnucco, desde Buenos Aires en contacto con Mañanas de Radio. Transcribimos esta nota que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/mariano-pagnuco-11-3-2019-audios-mp3_rf_33261737_1.html

 

Diego Martínez: Bueno, y escuchando a Spinetta con "Muchacha ojos de papel" nos vamos al contacto con Argentina, nos vamos con Mariano Pagnucco, periodista amigo de la casa.
¿Mariano Pagnucco, qué tal, cómo estás?

Mariano Pagnucco: ¿Cómo les va? Un fuerte abrazo para ustedes.
Por la cuestión de las distancias físicas no podemos compartir mate pero realmente es una linda invitación que me presenten con Spinetta así que se agradece el gesto

 

DM: Bueno, sí, para nosotros también es muy grato escucharlo al flaco, lo escuchamos a menudo en nuestros hogares y también aquí en la Radio.
Mariano, no es tan plácido lo que está ocurriendo en Argentina, nos referimos al panorama político, social, económico, bueno, recién hablábamos, todo tiene que ver con el marco electoral. Contame vos cómo se podría definir la situación política, social y económica argentina en estos momentos

MP: Sí, a lo que estamos asistiendo sin duda es a la profundización, al recrudecimiento de las políticas que viene llevando adelante el macrismo desde la llegada a la Presidencia. Tuvimos la semana que pasó la apertura de las sesiones ordinarias, las sesiones legislativas en el Congreso Nacional, y realmente lo que se pudo escuchar allí por parte del presidente Macri fue, por decirlo de una manera suave, un discurso irreal, un discurso de ciencia ficción referido a un país que no es la Argentina porque ahí se puso en evidencia claramente la construcción de un relato por parte del gobierno, de un país que está saliendo adelante, de un país en el que la producción industrial crece, donde disminuyó la desocupación. Bueno, una serie de ítems que están articulados en una construcción del rol de un presidente fuerte, de un gobierno que está tomando medidas de cara al futuro que por supuesto que en la realidad concreta no se visualiza porque continúan las suspensiones. En estas últimas semanas se supo que la industria automotriz está suspendiendo obreros de a cientos, de a miles. Uno lo percibe en los barrios de la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, que es la más rica de la Argentina donde en una sola cuadra puede haber 2 o 3 comercios cerrados, los índices de producción industrial disminuyeron, hay una creciente inflación esta semana el dólar se disparó a más de 42 pesos.
Con lo cual, volviendo a la pregunta inicial, el diagnóstico de la Argentina, lo que hay es un gobierno que no sólo está de manera prolija llevando adelante el plan de gobierno económico que favorece a los sectores más concentrados, a la industria financiera, a los agroexportadores en detrimento de la clase trabajadora, y eso está encima articulado en un relato muy bien armado por parte de los operadores mediáticos que tiene el gobierno con cadenas nacionales que se amplifican en los medios hegemónicos de comunicación.
Y una pata que también es peligrosa, si se quiere, que es todo el andamiaje judicial para poder hacerle causas a dirigentes opositores, para poder armar operaciones de escuchas ilegales. Bueno, todo eso es el marco conflictivo de lo que está viviendo la Argentina, y en la calle lo que se ve es una situación de empobrecimiento, de precarización de las condiciones de vida, a mí me gusta llamarlo de esa manera

 

DM: Ayer se dio también en Argentina, hoy lo relatábamos con Hernán, así como en otros países, en España, en Chile, destacábamos esos 3 lugares como con las concentraciones más importantes por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, ¿en el caso de Argentina hubieron, además de las reivindicaciones de género, elementos vinculados a lo político y a lo social? Me refiero a cuestionamientos al gobierno, ¿hubo de esos elementos también en la movilización?

MP: Sí, por supuesto. Bueno, por un lado esto mismo que marcás, yo he tenido la posibilidad de ver en redes sociales imágenes de las manifestaciones, de las movilizaciones en distintas partes del mundo y realmente uno no deja de asombrarse por el poder que tiene el feminismo, e movimiento de mujeres y diversidades sexuales para poner en agenda ciertos temas.
Y con respecto a eso, yo les invito si ustedes pueden buscar el documento final que seguramente esté en algunas páginas de internet de lo que se leyó ayer en el escenario, y realmente yo lo comentaba con otros compañeros, allí hay un programa político que no tiene ningún partido en estos momentos en la Argentina, porque allí había cuestiones vinculadas claramente a la violencia machista, a la falta de inversión estatal en políticas para erradicar la violencia, pero también había menciones al contexto de desocupación mencionando la reincorporación de obreras despedidas en distintos ámbitos. Había cuestiones vinculadas con las mujeres originarias, con el avance represivo que está habiendo en el país en general, incluso la persecución directa a la prensa por registrar fotos los reporteros gráficos de movilizaciones y de represión policial. Caen habitualmente detenidos compañeros fotoperiodistas, e incluso en el documento también se deslizan críticas a la intervención de Estados Unidos en América Latina.
Digo, es de una claridad política ese documento que muestra de alguna manera lo que representa el movimiento feminista por lo menos en estas latitudes, que se sale del marco de la política tradicional, de la política partidaria, que tiene una capacidad de trasversalidad porque allí confluyen mujeres de los barrios más populares, de las villas de aquí de Argentina, mujeres originarias, trabajadoras, intelectuales, jóvenes, distintas generaciones. Eso es muy impactante cuando uno sale a la calle y ve, más allá de todo el costado de dolor de lo que representan los feminicidios y demás, pero uno ve que salen las jovencitas a la calle con la cara pintada, con brillos, con alegría, que eso realmente habla de que el incentivo que no ofrece la política tradicional si se quiere de identificación, sí lo está generando el movimiento feminista y eso en un punto es esperanzador porque de alguna manera está marcando la agenda política y social.
Después, bueno, uno podría pensar que la limitación de eso es que tal vez no se cristalizan en medidas concretas y de un direccionamiento concreto, pero de todas maneras ahí hay un potencial político y de ganar las calles, por supuesto. En este momento de desmovilización en cuanto a las centrales sindicales, el feminismo ofrece un norte político que a mí me parece que tiene mucho para recorrer todavía

 

Hernán Salina: Bien, Mariano, te saludo

MP: ¿Cómo estás Hernán? Un abrazo fuerte

HS: Igualmente, les contamos al aire acá que todo este vínculo empezó, con Mariano nos conocimos por las redes sociales, por Twitter.
Queríamos aprovechar a plantearte el desafío que nos ayudes a pasar en limpio un poco todo esto en que está también, hoy lo vemos como tema incluso creo que principal en Página 12, el tema de los abogados, periodistas involucrados, políticos, funcionarios de la Justicia, escuchas en torno a los montajes de testimonios o de causas judiciales contra kirchneristas podríamos decís, desde Cristina para abajo ¿no?
Y hay muchos nombres que a nosotros se nos pueden escapar pero confiamos en vos en que nos ayudes un poco a sintetizar todo ese aspecto de la realidad argentina

MP: Sí, para no entrar en detalles muy puntuales que por ahí son de una complejidad muy extrema para esta conversación, hay que pensarlo en un contexto un poco más amplio que es esta forma de operatoria que tiene el sistema capitalista, lo que es el llamado (...), que es avanzar la guerra por otros medios.
Bueno, la pata judicial claramente es algo que se ve no sólo en Argentina, la persecución a Lula en Brasil o a Correa en Ecuador, digo, eso para pensarlo de manera más global.
Lo que está pasando aquí en Argentina es claramente que hay un contexto electoral donde todavía no está muy claro, muy definido el panorama de candidaturas reales y donde lo que se juega en definitiva es quién va a asumir el gobierno a partir de octubre.
Entonces, tomando ese telón de fondo, lo que hay son, esto sucede en época electoral, lo que se llaman los carpetazos, digamos operaciones que vienen de la justicia para ensuciar a dirigentes sociales, para criminalizar y para sacarlos de la cancha de alguna manera. Todo esto amplificado por el aparato mediático que juega con el gobierno, Clarín, La Nación, Infobae, los medios concentrados.
Y lo que hay son operadores políticos, hay que mencionar Comodoro Py que es el edificio que está aquí en el barrio de Retiro donde funciona la Justicia Nacional, los fiscales nacionales que son los que inician las causas y demás, más todo el aparato de los servicios de inteligencia, lo que era la SIDE aquí en la Argentina, que todo eso siempre ha jugado como con una lógica propia, en ese sentido es un poco ingobernable la justicia federal porque juega siempre a favor del gobierno de turno.
Y en este caso, por un lado se está usando todo ese andamiaje para operaciones como mencionabas Hernán en contra de dirigentes ahora opositores, kirchneristas, se puede pensar también el caso de Milagro Sala porque lo que necesitan es por lo menos una vez por semana tener una tapa de diario, de los diarios amigos, donde se hable de las causas en contra del kirchnerismo, donde se vea un ex funcionario kirchnerista declarando o esposado.
Y por otro lado, la contracara de eso es que el periodismo más comprometido con la realidad social investiga y en este caso se destaparon ciertas vinculaciones que tenía ahí un operador mediático, un abogado de apellido D'Alessio justamente para extorsionar a distintas personas, a empresarios puntualmente para que declararan en contra de funcionarios kirchneristas. Esto por supuesto no fue fogoneado por el gobierno sino por un periodista de larga trayectoria como Horacio Verbitsky que publicó esa investigación.
Y allí, bueno sí, están mencionados por ejemplo Daniel Santoro que es el periodista de investigación estrella del diario Clarín donde...

 

HS: Sí, claro, ¿él participó de esa operación digamos?

MP: Sí, claro, de hecho en la nota, extensísima nota que publica Verbitsky, el portal donde Horacio Verbitsky publica para que lo busquen si quieren es "el cohete a la luna", se llama así, allí él publica las investigaciones. Y aparece no sólo mencionado sino que aparecen fotos de este periodista Daniel Santoro con el extorsionador, fotos familiares donde se ve que hay vínculos familiares y aparecen posando juntos.
Y bueno, allí fue donde se cayó un poco la imagen de periodismo independiente que quiere vender en multimedios con este tipo de personajes. Bueno, por supuesto que ellos salen a cubrirlo, hubo una solicitada de firmas de periodistas diciendo que se estaba atacando la libertad de expresión.
Pero digo, en definitiva, más allá de los nombres, de los detalles, lo que hay aquí son maniobras de distintos sectores para embarrar la cancha en un año electoral, como digo. Porque de fondo lo que hay que pensar es que lo que se dirime a partir de octubre es quién va a seguir al mando del país por los próximos 4 años

 

HS: Claro.
En este caso D'Alessio, por ejemplo, trabajó en la causa construida contra Julio De Vido se dice, aquel que era ministro o secretario de Obras ¿no?

MP: Sí, sí, por eso digo, allí está todo muy imbricado, porque además estos personajes, estos operadores tienen cercanía no sólo con jueces federales, porque allí aparece también por ejemplo el fiscal Stornelli, que es un fiscal federal que es el que supuestamente extorsionaba a empresarios para no imputarlos o señalarlos en las causas, a cambio de eso él pedía grandes sumas de dinero.
Y allí claro, por eso digo, están en el fondo las causas que este gobierno, de manera solapada, sostiene contra dirigentes kirchneristas. Es todo parte de la misma trama sucia, digamos. En la Argentina real, si se quiere, la Argentina de quien tiene que ganarse el mango para parar la olla diariamente, lo que sucede es un escenario muy triste de empobrecimiento de las condiciones reales de vida, pero todo eso se juega a nivel del poder más alto, lo de los carpetazos con la ayuda de la prensa amiga, como digo.
Todo eso pasa en la Argentina con el horizonte de las elecciones

 

DM: ¿Mariano, qué pasa, en este panorama de año electoral que marcabas, que es un poco el tono en el que hay que analizar todas las informaciones, qué pasa con Cristina Fernández? Digo porque desde que asumió Macri se la ha puesto como en un terreno judicial prácticamente a pesar de que ella ocupa un lugar en el Poder Legislativo y que tiene allí actividad, ¿qué podría pasar? ¿La estrategia incluye una especie de proscripción, una especie de detención cercana a la fecha de las elecciones para que no pueda participar? ¿Se habla de esto de cara a las elecciones cuando claramente es una de las posibles candidatas fuertes que presenta la oposición?

MP: Bueno, ahí podemos separar el análisis, por un lado en el terreno de esto que veníamos hablando de las operaciones judiciales y demás, hubo un circo mediático absoluto hace unos días que fue la presentación de Cristina Fernández de Kirchner a declarar en un paquete de una docena de causas. Digamos, querían tener esa foto de ella yendo a declarar endilgándole todas las causas en las que está involucrada.
Entonces, en ese sentido el gobierno, Cambiemos con el Macrismo a la cabeza, lo que quiere hacer es algo similar, por eso digo, hay que pensarlo más en clave global o por lo menos regional, algo similar a lo que sucedió con Lula. El deseo del gobierno, lo que a ellos les haría feliz es ver a Cristina tras las rejas.
En una de las causas hay un pedido de prisión preventiva contra la ex presidenta y lo que sucede es que por sus fueros como senadora, por sus fueros parlamentarios, ella no puede ir detenida. Entonces, la pelea que está dando ahora el gobierno es para que en el senado de la Nación, en la Cámara Baja, se vote contra los desafueros de Cristina. Hubo intentos anteriores el año  pasado y no lo lograron, porque en definitiva, bueno, ahí tiene que ver más con el recuento fino de los votos de un sector y de otro, pero los sectores que no son kirchneristas pero aliados como puede ser el Partido Justicialista, no dieron los votos para que se vote el desafuero de Cristina.
Pero el deseo del gobierno es justamente que en el año electoral donde Cristina aparece como una firme candidata opositora, ella esté tras las rejas. Eso en el plano de lo judicial.
En el plano del armado político partidario está lo que se puede pensar como la idea de los tercios, es decir, el gobierno tiene un tercio de aprobación, más de un 30% de aprobación por parte de cierto núcleo de votantes, y el kirchnerismo, el cristinismo tiene otro 30%. Entonces, lo que queda en el medio es otro 30% y pico que son los indecisos. Tanto de parte del gobierno como de parte del kirchnerismo lo que tienen que salir es a la búsqueda, a la caza de ese porcentaje de personas que no están orientadas todavía a decidir su voto.
En ese sentido lo que está haciendo Cristina como referente opositora, como líder política de importancia en los últimos años de la democracia argentina es un armado que exceda al kirchnerismo, porque es real también que el kirchnerismo tiene un techo determinado de votantes, un núcleo de votantes duros pero hay muchos que no se identifican tanto directamente con el kirchnerismo pero sí, por ejemplo, simpatizarían con aluna otra opción peronista.
Entonces, lo que está haciendo cristina a nivel político ahora es un armado, o por lo menos una ronda de diálogo con dirigentes que se habían alejado de ella siendo presidenta y llamándolos por lo menos a ronda de diálogo para al menos hacer una gran interna, una interna abierta, lo que se llama aquí las PASO, las Primarias, que exceda al kircherismo, donde puedan participar otros sectores del justicialismo con, bueno, ahí hay dirigentes de toda calaña, después se puede discutir qué implica en términos de construcción político-social convocar a ciertos dirigentes. Porque ahí entra, por ejemplo Massa o Felipe Solá, digamos, distintos dirigentes que se identifican con el peronismo pero no con el kirchnerismo.
Esos son los dos planos para entender lo que me preguntabas, Diego, está la cuestión de Cristina en el plano judicial por un lado, y por el otro lado lo que tiene que ver con el armado político que va a desembocar en las elecciones de octubre

 

DM: Ahora, no se mezclan un poquito en el sentido de que si depende de los votos de ese tercio, me refiero sobre todo a justicialistas no kirchneristas, o algún otro partido de menor posibilidad a la hora de pensar en la Presidencia fundamentalmente. ¿Esto de que se ponga a consideración el desafuero de Cristina no juega también como una especie de chantaje o de, bueno, si votás tal cosa, sacamos a uno de los candidatos del juego; o al revés, a la hora de negociar, bueno, si me das un espacio en tu lista yo no te voto el desafuero? ¿No puede correr ese riesgo también que tan cerca de las elecciones se manejen estos temas?

MP: Bueno, aquí lo que se pone en  juego en este tiempo sobre todo es algo que es característico del peronismo, con todas las complejidades que tiene ese movimiento que es su voluntad de poder siempre. Entonces, en ese sentido, ciertas rispideces que había hasta ahora, de decir yo no me siento a conversar con Cristina que tenía ciertos dirigentes que se despegaron del kirchnerismo durante la Presidencias kirchneristas, ahora sí están dispuestos a conversar y hacer un armado.
Entonces en ese sentido me parece que lo que tiene claro una parte de la oposición por lo menos es que hay una necesidad real, concreta e inmediata de quitar a esta expresión neoliberal y la derecha más recalcitrante del gobierno. Es decir, que en una continuidad de Cambiemos en el poder es un daño social a todo nivel.
Entonces, en ese sentido hoy en día la foto actual es que hay mayor voluntad de construcción de una alternativa opositora. Ahí por supuesto que aparecen los límites porque los sectores de izquierda no están dispuestos a sentarse a ese armado. Hay una frase muy interesante e ilustrativa en este sentido de Nora Cortiñas, presidenta de Madres de Plaza de Mayo, línea fundadora que dice "estas circunstancias nos exigen estar juntos pero no revueltos".
Bueno, en ese sentido el peronismo tiene más vocación de revolcarse en pos de un frente opositor. Pero bueno, todo eso se cocina ya sea en el Parlamento y en las reuniones de café de la política en el día a día. El escenario de aquí a octubre todavía es largo y ya están sucediendo cosas a nivel político, social y económico que hacen que el tablero se mueva todo el tiempo. Así que eso, como digo, se va actualizando día a día casi

DM: Sí, entreverarse igual no da garantías, pasó en la elección pasada con Scioli como candidato que era de un ala un poco más cercana a los conservadores digamos y no pudo llegar a la Presidencia. Por pocos votos, es cierto, pero no pudo con Mauricio Macri, así que tampoco el entrevero es garantía de nada.
Mariano, nosotros queremos agradecerte obviamente el contacto, el informe, la información que nos has brindado, vamos a seguir de cerca este año contigo y con otros colaboradores que tenemos en Argentina que nos permiten tener información de primera mano de allí

MP: Sin duda, siempre es un gusto intentar pensar la Argentina desde aquí, en diálogo con ustedes, porque bueno, este tiempo que nos toca vivir aquí a los hermanos y hermanas de la Patria Grande es muy complejo en todo sentido y el avance de la derecha es claro, de las expresiones capitalistas más rancias es muy claro. Y bueno, eso exige por lo menos pensar y tratar de entender la complejidad de estos momentos

 

HS: Para finalizar, ¿cómo anda Radio Sur, Mariano? ¿Siguen peleando ahí?

MP: Sí, y sobre todo en esta circunstancia, en esta coyuntura, es cada vez más necesaria la presencia y las voces de las radios comunitarias, de los medios alternativos que por otro lado son los que ayudan a romper un poco el cerco mediático hegemónico de las empresas periodísticas.
Así que, bueno, es una lucha cotidiana y constante pero con la felicidad en el fondo de que uno intenta llevarle otra mirada a la sociedad para romper este sistema binario de cómo circula la información habitualmente

 

HS: Muchísimas gracias por este rato en la mañana de este sábado que la audiencia y nosotros valoramos mucho, Mariano. Un abrazo, a la orden como siempre por acá y hasta la próxima

MP: Un fuerte abrazo y ojalá podamos reencontrarnos en persona y charlar en los estudios ahí de la Radio próximamente. Veremos si podemos armarlo.