“LA RADIO ES INSUSTITUIBLE, ES INTERMINABLE Y ADEMÁS ES EL MEDIO DE COMUNICACIÓN POR EXCELENCIA”
Entrevista a Antonio Tormo, 6 de marzo de 2019

Antonio Tormo, fundador del Primer Museo Viviente de la Radio y la Telecomunicación en Uruguay “Gral. Artigas” compartió la mañana de la 36 con María de los Ángeles Balparda y Hernán Salina para hablar del homenaje realizado a Marconi y de la radio en Uruguay. Tormo señaló que “la radio es insustituible, si hay un apagón de internet, prendemos el transmisor y salimos, además las radios en otros países son profesionales, con contenidos extraordinarios y eso no va a acabar”. Transcribimos la entrevista que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/antonio-tormo-6-3-2019-audios-mp3_rf_33123763_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Si hay hombre de radio, ese es Antonio Tormo que está ya con nosotros en el estudio. Por decir algo para presentarlo, decimos que está al frente del primer Museo Viviente de la Radio. Bienvenido, primero que nada.

Antonio Tormo: Buenos días, un placer estar acá en este hermoso programa y en esta hermosa radio con una historia bárbara.
Un gusto enorme de estar con ustedes acá.


MAB: Y les decíamos a los oyentes antes que usted llegara del vínculo que tenía con Efraín Chury Iribarne, hombre de radio también, sin ninguna duda, y ahora hablábamos de Néstor Giménez también

AT: Sí, efectivamente, Chury fue un grande de la radio, tuve la suerte de conocerlo hace muchos años. Es más, cuando yo me recibo de periodista, mis primeras armas en radio, mis primeros micrófonos fueron con él, en el programa ‘La ventana’ que iba por CX 30 Radio Nacional, junto con nuestra querida compañera, Silvia Rocca. Ahí empecé…
Si sabré, Chury miles de veces me invitó al programa, inclusive me invitó a esta radio, fue un grande Chury, realmente un espectacular periodista, locutor, en fin, un grande de la radio de Uruguay.


MAB: La radio como medio que le han decretado la muerte muchas veces, por la televisión, por internet, por esto, por lo otro, pero la radio se mantiene, se adapta, y sigue viva, y siempre renovada, como medio de comunicación.

AT: Es que la radio es insustituible, además debemos recordarle a la audiencia que si hay un apagón digamos por internet, la radio, prendemos el trasmisor y salimos en una hora, si hay un apagón o una guerra nuclear, porque puede pasar hoy por hoy como está el mundo, ojalá que nunca lo haya, porque yo soy un amante de la paz, pero en realidad la radio es un medio de comunicación. No se puede venir conduciendo un automóvil y viendo televisión, por ejemplo, la radio la podemos escuchar, esto es interminable. Y además las radios en otro país son realmente profesionales, realmente contenidos espectaculares, tanto en AM como en FM, yo estoy feliz de estar en estos medios, esto nunca va a acabar, siempre va a seguir, va a estar ahí presente.


MAB: Y hubo un aniversario, hace muy poquito 100 años de la radio, por lo que leíamos usted no está muy de acuerdo con la fecha, hay que discutir la fecha, en tono a Marconi (NdeR: Refiere a Guglielmo Marconi, Italia, 1874 – 1937, fue un ingeniero eléctrico, empresario e inventor italiano, conocido como uno de los más destacados impulsores de la radio transmisión a larga distancia de 1895, por el establecimiento de la Ley de Marconi así como por el desarrollo de un sistema de telegrafía sin hilos (TSH) o radiotelegrafía).

AT: Sí, en torno a Marconi, lo de Marconi es un best seller, podemos catalogarlo así porque Marconi llega en 1910 a Buenos Aires primero, y después viene al Polo Ituzaingó, antiguo nombre, hoy Punta del Este, ahí se instala en la parada 10, ya la compañía Marconi estaba instalada en 1907, pero Marconi vino a corregir, porque qué pasaba, la teoría de Marconi era unir todo el planeta tierra mediante la radiotelegrafía chispa de hondas amortiguadas, que fue lo primero que se inventa.


MAB: ¿Qué era eso?

AT: La consecuencia del descubrimiento de la radio empieza con el físico alemán (Heinrich Rudolf) Hertz, el descubridor de las ondas electromagnéticas; entonces hay una consecuencia de sabios, que son -nombramos a (Édouard Eugène Désiré) Branly, (Aleksandr Stepánovich) Popov, (James Clerk) Maxwell, y por supuesto Marconi que fue el que le dio el puntapié inicial que demuestra al mundo que las ondas radioeléctricas servían para comunicar a gran distancia.
Debemos decirle a la audiencia que el sistema de radiotelegrafía a chispa se trasmitía la modalidad a través de puntitos y rayas, a través del alfabeto morse. Por ejemplo, para nombrar una letra, un puntito, una raya, era la letra A, y así todo el alfabeto.
Y se logra ese gran objetivo que era de poder comunicarse el hombre a través de las ondas radioeléctricas, de manera que lo primero que se inventa es la radiotelegrafía a chispa. Justamente yo ahora el 13 de febrero pasado que se conmemora el Día Mundial de la Radio, yo no estoy de acuerdo con lo que dice la Unesco, no estoy de acuerdo porque no hay una definición, ese ‘Día Mundial de la Radio’ si es radiotelegrafía o radiotelefonía. Entonces son dos conceptos distintos y dos modalidades de trabajo distintas, de manera que la radiotelegrafía como dije, se trasmitía a través del alfabeto morse que es lo primero que el concepto de radio comienza por ahí, o sea radiotelegrafía, después viene la radio telefonía.
Entonces a mí me parece que tendría que revisar fechas la Unesco ahí y corregir ese gravísimo error, porque justamente si buscamos en Wikipedia allí vamos a encontrar Día Mundial de la Radio donde en el año 1908 el señor Jorge Álvarez, presidente de la Academia de Radiodifusión de España, le solicita a la Unesco que se instaure un día mundial de la radio, por supuesto la Unesco toma ese petitorio y en 1911 resuelve poniéndole el nombre 13 de febrero, y el 13 de febrero de 1946 es cuando sale por primera vez al aire la radio de la Unesco, entonces ahí creo que está el error.


MAB: Claro, es por la de la Unesco.

AT: Es de la Unesco, o sea es la fiesta, el cumpleaños de la Unesco, no está digamos definido, nosotros tratamos de llevar la historia como está escrita, como fue, yo tengo una Comisión de Apoyo que preside el historiador Horacio Nigro que está conmigo, y tengo un grupo de trabajo de amigo que en forma desinteresada y honoraria trabajamos por el bien de las telecomunicaciones, por la radio, por todo, pero siempre basados en hechos concretos reales e históricos que están en los libros. De manera que siempre fuimos cuidadosos en ese aspecto. Entonces yo creo que la Unesco con esto que ha hecho ha pasado por arriba de todas las radios de todo el mundo, porque recordemos que en Estados Unidos la primera radio norteamericana fue la estación KDKA, que salió el 2 de noviembre de 1920 que era propiedad de la CBS y así las demás radios en todo el mundo.
Nosotros, el Uruguay acá con la primera Radio Paradizábal salimos al aire el 6 de noviembre de 1922 de la calle Andes 1395, frente al desaparecido Teatro Artigas, ahí sale el primer locutor de radio Luis Viapiana, dando la buena nueva. Y ahí tenemos la primera broadcasting.
Recordemos a la audiencia que la palabra broadcasting significa propalar, difundir, de manera que tuvimos, estamos a dos años de la estación KDKA, también de la estación de las pruebas experimentales y la salida al aire en la República Argentina, que fue en 1920, de manera que la radio se fue conformando históricamente. Pero también debemos recordar a los primeros experimentadores que hubo acá, que fueron los radio aficionados, la empresa General Electric, que fue instalada acá en 1916 en la calle Ciudadela y Uruguay, que trajo los primeros receptores, hicieron las primeras pruebas experimentales, se instala ahí, y ya en 1920 o 21, empiezan a hacer pruebas de radio.
Como no podría ser de otra manera, de manera que la radio se conjuga en nuestro país, empiezan los radios aficionados, las pruebas experimentales valiosísimas de General Electric hasta que ahí viene Radio Paradizábal y después viene la segunda radio que fue Radio Sudamérica instalada en el Instituto Crandon, colegio norteamericano fundado en 1879, y ahí nace en mayo, el 15 de mayo de 1923, un año después, la Radio Sudamérica en la frecuencia de El Espectador actualmente.
Así que tenemos Radio Paradizábal, después tenemos Radio Sudamérica, la Paradizábal trasmitía en la frecuencia de Radio Monte Carlo en este momento, 937, 5 exactamente era la frecuencia que tenía, que la mantiene ahora Radio Monte Carlo, que fue inaugurada Radio Montecarlo el 24 de diciembre de 1924, así que de manera que consecuentemente las radios van ocupando el espectro, que es una maravilla.
Hoy podemos decir que tanto las radios de FM como de AM en nuestro país han sido y siguen siendo tan profesionales como en cualquier parte del mundo, así que yo me alegro, veo acá los micrófonos de última generación que tienen ustedes, un equipamiento bárbaro, Radio Centenario, así que es un placer estar acá.


MAB: “Mis fraternales saludos y respetos al señor Tormo, pero ya está histórica y científicamente probado que la patente de invención de la trasmisión de mensajes con ondas de radio a distancia, como la radiotelegrafía, se la robaron a Nicolás Tesla, al inventor, y que el empresario ladrón de inventos Edison, que manejaba el lobby de patentes y empresarial en Estados Unidos, se la adjudicó a Marconi años después”, dice el ingeniero Gerardo Gordano.
Y otro oyente también se comunica, es Ricardo Rial de Canelones que dice: “Estoy escuchando como todas las mañanas, escucho a Ángeles decir que Marconi inventó la radio, el que inventó la radiodifusión fue Nicolás Tesla, la historia está en internet”, dice y saluda, da los buenos días.

AT: Antes que nada pido disculpas que me olvidé de Nicolás Tesla que es un grande sin ninguna duda. Pero eso está muy discutible, porque también existieron otros ahí, lo que pasa es que en aquellos años había una disputa por las patentes, las invenciones, por ejemplo vamos a la audiencia a explicarle.
El alemán Rudolf Hertz realizó las primeras experiencias de radiotelefonía, porque hay que separar la paja del trigo, experiencia es una cosa y ya establecer comunicación a grandes distancias -y darle el objetivo que era unir mediante la radiotelegrafía ciudad- es otra cosa. No es lo mismo, pruebas son pruebas, y ya cuando se establecen comunicaciones a larga distancia, es otra cosa, son cosas totalmente distintas.
Tesla fue sin ninguna duda un avanzado de la época, yo lo reconozco también como reconozco a otros, pero el alemán Rudolf Hertz, realizó las primeras pruebas en VHF, very high frequency, que es la frecuencia más alta, y fue de un metro y medio, dos metros, y se pensó que no servía para nada. Y Marconi en 1886, realizó la primera trasmisión a 9 metros de distancia, y ahí sucesivamente un año después a 2 kilómetros, hasta que llega el 12 de diciembre de 1901 desde Inglaterra, trasmite la letra S del alfabeto morse que es recibida en la Isla San Juan de Terranova en Canadá a la distancia de 3500 kilómetros.
Cuando se da a conocer al mundo las ondas radioeléctricas servían para unir los países y los pueblos, después fue llamado en Italia por el rey y ahí le dan todas las condecoraciones. Debo decir que con Marconi pasó como con nuestro querido Julio Sosa acá, que Julio Sosa triunfa en la Argentina, no triunfó acá, le pasó lo mismo, como se dice nadie es poeta en su tierra, le pasó esto a este querido físico italiano que sin ninguna duda fue un fenómeno y logra -vamos a decirle a la audiencia porque aparte los saludo a todos los que están contestando y me parece bárbaro que participen de este lindo programa- decirles a ellos que no saben que Marconi desde Buenos Aires en 1910 que vino, y desde Punta del Este logra comunicarse con Berna, Suiza, a 9500 kilómetros de distancia, desde Punta del Este a Berna, Suiza.
¿Sabe cómo se hacía para mandar por ejemplo un mensaje radioeléctrico en alfabeto morse a la República Argentina? Primero partía desde Punta del Este, Polo Ituzangó se llamaba, a Berna, Suiza y de Berna, Suiza venía a Buenos Aires, a Monte Alto en la República Argentina, y cuando había que enviar de Argentina una mensaje a acá a Uruguay, por ejemplo a un departamento, llegaba a Berna, Suiza, trasmitían desde Buenos Aires, Berna, Suiza, a la estación radiotelegráfica MMO, instalada en la parada 10 de la playa Mansa, y de ahí por el telégrafo oriental, por línea llegaba a los diferentes departamentos. De manera que fue una proeza bárbara, que no se sabía eso.
El museo nuestro tiene 39 años, pero yo ya lo había abierto al público 8 años, el año que viene cumplimos 40 años, y también este año, ahora el 17 de mayo cumplimos 25 años de la entrega de los premios CX en Comunicaciones, que es otro invento mío, que se da a los Locutores de Radio, Operadores de Radio, a los porteros de la Radio. Es un premio que hemos diseñado a la labor, porque una radio no se conforma con el propietario, una radio es todo un equipo de trabajo, la señora operadora, el portero en la puerta, que es el primero que atiende, entonces todo eso nosotros lo valorizamos. Entonces año a año estamos premiando la labor que realizan nuestros queridos colegas sin ninguna duda es nuestro trabajo.


Hernán Salina: Después vamos a hablar por supuesto del trabajo del Museo que es tan importante seguir trasmitiendo a las nuevas generaciones de uruguayos también, pero sobrevolamos todos los aspectos técnicos, y usted ha hecho demostraciones también a la prensa de trasmisiones con uso de frutas por ejemplo, con kiwis, con bananas, que a  muchos gurises -me imagino en la escuela- ese tipo de cosas les fascina. ¿De qué se trata eso?

AT: Yo soy radio aficionado, estudié radiotelevisión, todo eso, también soy co fundador de Espacio Ciencia del Latu, de ahí un poco sale la invención y la creatividad de empezar a crear, de Espacio Ciencia.
En Espacio Ciencia se armó toda el área de Comunicaciones, justamente que me había contratado Radio Carve y Canal 10, hicimos una exposición hermosísima, estuve dos años, estuvimos recorriendo gran parte del interior también, y de ahí la necesidad, empezamos a crear algo que podría entretener a los niños. ¿Qué era? Cosas que no hay, cuando hablamos por ejemplo, mi primer invento fue una radio con una vela, que transforma el calor en energía eléctrica, en electricidad, la hicimos ahí con un paquetito de alambre, una cosa muy sencillita, siempre con elementos usados.  Tormo nunca compra nada, para mí un envase vacío de un refresco o algo, lo podemos utilizar para hacer un acelerador, madurar fruta y cosas así, todo reciclado.
Entonces como venían muchos niños de las escuelas públicas, de los liceos, entonces digo vamos a trabajar y empezamos a hacer cosas raras, que no había, entonces de ahí sale la radio a vela, después sale la radio de banana y kiwi.
En realidad lo que hicimos fueron baterías, el kiwi tiene minerales como potasio, hierro, al igual que la banana, entonces ahí mediante la inserción de metales, producimos una reacción química, hay un bombardeo de electrones y obtenemos de esa emisión, extraemos electricidad, hacemos andar estas radios.
Ahora atención, no conectamos cualquier radio a transistor dos bananas y dos kiwis, no, no, son radios que están diseñadas a esas energías.
Entonces de ahí inventamos esta radio, que funcionó, que fue vista, me acuerdo en el año 2005 me vino a entrevistar la CNN exclusivamente, que lo pueden ver en la página web del museo, entonces eso es el deleite de los niños, que hemos dedicado todo esto a la enseñanza, a trabajar, yo he trabajado con cientos de niños, en las escuelas, he ido al interior, he estado en los barrios, en el Borro, en el Marconi, he estado en lugares, también he estado por ejemplo como el Latu, en Punta del Este, nuestro trabajo es un trabajo que apunta a la educación, a la enseñanza, porque creemos que un pueblo bien educado es un pueblo que tiene porvenir. Sin ninguna duda.
Entonces tenemos que empezar ahí, trabajar con los jóvenes que son las futuras generaciones, la labor de nuestro museo es eso, trabajar.


MAB: Se comunica nuevamente el ingeniero Gerardo Gordano, dice: “Tiene razón Don Tormo, una vez que la General Electric se apropió de la patente, permitió con su tecnología y equipos a Marconi, realizar sus primeras trasmisiones comerciales, Unesco toma el término genérico y más universal de radio, para todas aquellas señales de energía electromagnéticas situadas en el rango de frecuencias del espectro electromagnético superior a 100 mil kilo heart. ¿De dónde le viene esa pasión por la radio? porque esto no es sólo pasión porque me gusta, de que sabe, si hace una radio con banana y kiwi, eso no lo hace solo uno porque se le antoja, tiene que saber, y tiene que saber mucho”.

AT: Yo empiezo, en realidad con 9 años, yo tenía un amiguito, un vecino que lindaba nuestra casa que era un tejido nomás, separaba de un terreno al otro, éramos muy pobres y seguimos siendo pobres, y nos hicimos ahí, me acuerdo con Julio Alpuín se llamaba él, que hoy es fallecido, nos hicimos con dos latitas de Pomidoro -no sé si ustedes se acuerdan aquellas latitas de Pomidoro que era una conserva-.


MAB: Si, conserva de tomates, una latita chiquita.

AT: Entonces mediante un hilo nos hicimos un teléfono, y ahí empezamos a hablar de una casa a la otra con él, ahí empieza la pasión, creo que ahí empieza el bichito que me picó y que después me llevó a estas cosas que ni me imaginaba.
Después en el trascurrir de los años, estudio radio y televisión, me convierto en radio aficionado, conozco a un amigo que vivía a una cuadra, Roberto Iglesias, yo vivía en Pedro F. Berro 1339 en Pocitos, y Roberto vivía en Pagola 2733, no me acuerdo bien el número, ahí era radio aficionado, estoy reparando un receptor de radio a válvula, aquello que tenía onda corta y onda larga, y lo escucho a Roberto, al otro día prendo, lo oigo también hablando con un argentino, y pasa la dirección de radios aficionados, tenemos que pasar primero el nombre completo, la dirección donde estamos trasmitiendo, el equipo que tenemos, la antena, etcétera.


HS: ¿Porque siempre hacen eso los radioaficionados?

AT: Siempre hacen eso nuestros queridos colegas.
Entonces lo escucho varias veces, un día me animé a ir a la casa de él, ¿señor, acá vive Roberto Iglesias?, sí, me muestra el trasmisor, toda una belleza, me acuerdo que habla con un radio aficionado argentino, y me permitió saludarlo, ahí hablé por primera vez.


HS: ¿Ahí cuántos años tenía usted?

AT: Y yo tenía más o menos unos 25 años, entonces le digo, cómo se puede hacer un trasmisor, y me dice Roberto Iglesias, mirá, lo que tenés que hacer es un conversor, el conversor es una pieza que se instala adelante del receptor que convierte el receptor común de radiodifusión de AM en onda corta, llamado conversor, convierte, entonces, dónde puedo conseguir, empezamos a hablar, tenés que ir a la feria, me dijo, yo tengo algunas válvulas a ver si sirven, él vino a casa, vio lo que yo tenía, y empezamos a ir a la feria, me acuerdo que la primera vez no conseguimos el chasis, pero compré una radio del año 1938.


MAB: ¿Qué feria era?

AT: La feria de Tristán Narvaja, y de ahí sin querer empieza a nacer el museo con esa primera pieza, que al final la vi y dije, si le saco las lámparas, pero cómo voy a destrozar esta maravilla, voy el próximo domingo, tampoco encontramos el chasis, encontré una máquina de escribir, me gustó, y había de todo en la feria, entonces ahí sucesivamente armo el conversor, Roberto me ayudó, me hago radio aficionado, y así sucesivamente empezamos a ir todos los domingos con él, hicimos una amistad, que salió una radio, y apareció la radio a galena, y apareció un grabador, en realidad el museo nace de las ferias y los remates, y después digo, no soy historiador, pero soy investigador, autodidacta, empecé a concurrir a la Biblioteca Nacional y a las librerías, y ahí empiezo a estudiar la vida de Marconi, de Popov, Branly, y cuando quiero acordar digo, qué bonito que es esto, y ahí empezamos.
Después nos mudamos con mi señora, a la Avenida Rivera 3123, que ahí abrimos el museo, porque en Pocitos ya tenía amontonado un montón de cositas, y abrimos y pusimos dos días a la semana que eran martes y jueves, abrimos allí para las escuelas que venían, hasta que el 15 de mayo de 1991 a las 3 de la tarde inauguramos en forma oficial el Museo, con los vecinos del barrio, con el Director Nacional de Radiocomunicaciones, vino el diario El Día que me hizo una nota, estuvo Radio Montecarlo, CX 14, El Espectador…
Y ahí nace, y desde el comedor que era, el comedor que teníamos con mi esposa, redujimos, adiós el bargueño, y ahí atendíamos, Y ahí en el año 2000 recibimos, dentro de las grandes personalidades, recibí a la hija de Marconi, la princesa Elettra Marconi, que vino a conocerme, porque yo estaba hablando de Marconi, de Branly, hablábamos de todos porque lógicamente había que mostrar allí. Tengo la foto, tengo todo, les puedo mostrar con mucho gusto, vino con su hijo, y ahí empieza mi carrera, la investigación de los medios de comunicación.


HS: ¿Todo esto hecho digamos en el tiempo libre, trabajando en otras actividades?

AT: Sí, yo tenía que trabajar y también manteníamos el Museo. Cuando surge, hasta que al final después me quedo sin trabajo, nos desalojaron, me tuve que ir a vivir a lo de mi suegra que todavía estoy allá afuera, en el campo, pero nunca le hemos aflojado, y hoy  una realidad que ya tenemos más de 180 exposiciones realizadas entre Montevideo y el interior, los reconocimientos, hace 8 años, el 17 de mayo que es el Día Mundial de las Telecomunicaciones y de la Información, somos los únicos representantes, nuestro Museo, ante la Unión Internacional de Telecomunicaciones.
Y debo decirlo, cinco años atrás teníamos un Museo cerrado, pero estamos representando al Uruguay, porque hacíamos exposiciones en distintos lugares, y en la actualidad.


MAB: ¿Y el Museo se puede visitar ahora? ¿Dónde está y qué tiene?

AT: El Museo en este momento estamos cerrados, porque hubo los avatares de estos últimos tiempos, la cantidad de lluvia, de temporales, todo lo que ha habido, se han llovido algunas habitaciones. Entonces ahora, la señora Ministra me mandó un mail donde me dijo que hay 8 millones de pesos para arreglar el castillo Idiarte Borda, de manera que ya está en curso eso, se va a trabajar, si bien en un tiempo atrás estuvieron arreglando una torreta, porque a veces los presupuestos son escasos y Patrimonio hace lo que puede con lo que le dan. Entonces no se puede tampoco hacer magia, no se puede pretender un castillo que ya tiene sus añitos, su desgaste, tiene sus cosas, pero estamos momentáneamente cerrados, ya vamos a abrir, pero hay que arreglar primero, se tiene que arreglar los techos, etc.

HS: ¿Dónde es el Castillo Idiarte Borda?

AT: Lezica 5912, esquina Iturbe, la parte de abajo, porque hay una Comisión de Vecinos que fueron ellos los que lo rescataron de la indigencia, porque estaba eso cayó en malas manos ahí, y recordemos que eso fue de un Presidente de la República, Juan Idiarte Borda (1844 - 1897) que no llegó a ocuparlo, lo mataron frente al Club Uruguay en la Plaza Matriz, allí Avelino Arredondo que fue quien lo mató de un disparo.
Hoy esto es un comodato que tiene Patrimonio con su propietario, el Uruguay no es dueño por ahora en este momento, tiene un comodato que se renueva cada dos años, y que Patrimonio hace todo lo imposible para mantenerlo, porque es así, pero también hay una realidad que hacen lo que pueden con el dinero que le dan.


MAB: Adrián de La Curva dice: “Qué importante han sido las radios como forma de entretenimiento y cultural, que importante que dentro de las mismas haya periodistas que se la juegan todos los días por mostrar injusticia en un mundo comercial, donde tratar estos temas puede dejar a los mismos fuera de circulación, Chury más que un luchador era y es para nosotros un gladiador, gracias al invitado y a la 36 por ayudarnos a elevar el conocimiento de las mismas” y manda abrazos.
Y sí la radio es agente cultural, educativo, debería serlo por lo menos.

AT: La radio ha sido a lo largo y ancho de la historia acá en nuestro país  un fenómeno extraordinario. Quiero saludar al oyente que me hizo recordar a Chury Efraín Iribarne que para mí fue un maestro, que fue quien me dio a mí las primeras armas en Radio Nacional en el programa La Ventana, por eso quiero recordarlo, así que muchas gracias por haber participado también a él, un grande, un fenómeno, Chury fue espectacular, yo no tengo palabras para definirlo.
Debo decir que también tuve el honor de entregarle el premio Equis a él, yo a veces les digo a todos porque dicen tengo 30 años en radio y todavía no me tocó, bueno hermano ya te va a tocar porque mira que hay muchos, es también el interior, pero la radio sigue siendo el medio de comunicación como hablamos y la radio en el interior jugó un papel preponderante en las inundaciones del año ’59.

 

MAB: ¿Ah sí?

AT: Sí en el año ‘59.
Yo tuve el inmenso placer de conocer un radio aficionado amigo, hoy fallecido, Sienra de Río Branco que instaló su transmisor arriba del techo y de ahí comunicaba con Montevideo, era el nexo de contacto con las fuerzas aéreas aunque parezca mentira porque había quedado aislado, los teléfonos no funcionaban, no había nada, pero la radio estaba ahí, el radio aficionado estaba ahí. Aparte la radio es ese vehículo extraordinario, llegaba el tren a los departamentos entonces se anunciaba por la radio viene la tía Jacinta con un jaulón de pollos que compró vengan a buscarla, todo eso que hay es hermosísimo, es fascinante, en la búsqueda de medicamento también, cuando faltaba algún medicamento, o sea que tuvo y tiene algo extraordinario y los radio aficionados en la época primaria también fueron espectacular, hicieron cosas maravillosas, siempre estuvieron.
El radio aficionado agarra un equipo portátil por ejemplo, una batería, tiene una antena horizontal, lo instalan y en media hora se está comunicando con todo el mundo y ahí se evacúan los pedidos de necesidades, la búsqueda de medicamentos, que falta el médico, o sea que la radio sigue siendo como hablamos al principio un fenómeno insustituible, ahora también te puedo decir que en este momento  la radio está llegando al mundo a través de Internet, el avance tecnológico también debemos aceptarlo, pero repito, si hay un apagón lo que hablábamos al principio, la radio sale prende el transmisor, por eso digo que aunque mañana u hoy las radios estén todas en Internet no se deshagan de los transmisores, dejen todo instalado porque puede pasar una catástrofe usted prende y ahí está el medio de comunicación, así que no hay que olvidarse ese detalle.

 

MAB: De la misma forma que aquel amigo suyo en Río Branco cuando todo cayó.

AT: Él puso la antenita, salió y otro radio aficionados, de manera que ha sido sensacional. Después ni que hablar, te comento, allá por 1920, 1922 teníamos la suerte de aquellos radios aficionados que permitían por ejemplo en el 22, 23, en Radio Sudamérica que se reunían en un barrio, se reunían de pronto 10, 12 personas a escuchar esa radio. Y después ni que hablar de los radio teatro con esa grande de los grandes que era Isolina Núñez, Blanca Burgueño, Julio Alacío, el actor de los humildes Julio César Armi. Uno mira la información -que tenemos muchísima gracias a Dios, la hemos reunido ahí- y ya nos estamos preparando, porque dentro de 4 años Uruguay cumple 100 años de historia en la radiofonía, de manera que ya estamos trabajando, el Museo ya está armando a través de su Comisión, vamos armar un proyecto para enviárselo a ANDEBU, a CORI, a RAMI, a todas las radios, porque tenemos que hacer entre todos un festejo de 100 años de radio para que quede plasmada en la mente de los niños que el Uruguay tiene 100 años de radio, que no pase que no nos reconocen los campeonatos de fútbol del ‘24 y del ‘28.

 

HS: Nos quedan 5 minutos y no hemos hablado de qué cosas tiene el museo, por lo menos resumirlas.  

AT: En el Museo de la Radio y las Comunicaciones del Uruguay ‘José Gervasio Artigas’ tenemos colecciones de radios, radios a válvula, pasadiscos, hay más de cuatro mil válvulas, tenemos cámaras de televisión, tenemos televisiones antiguas de la época primaria.  


HS: Al decir con válvulas para los jóvenes y niños que pueden estar  escuchando, no son cosas que movías una perillita y ya empezabas a escuchar, llevaba un ratito tanto radio como televisión.

AT: Exactamente, no era automática teníamos que esperar, lo mismo pasaba cuando íbamos a escuchar un disco, en el pasadiscos teníamos que esperar que calentaran las válvulas para después oír la canción, eso era muy bueno, la cámara de cuatro lentes por ejemplo, tenemos una de Canal 4 que está impecable donada por don Hugo Romay.
 

MAB: ¿De cuatro lentes?

AT: Sí cuatro lentes, era para la televisión en blanco y negro y es la más completa que tengo porque ha pasado que viene una consola nueva, las consolas que había acá eran consolas caseras construidas por radio aficionados y los técnicos de las radios, , tenemos dos consolas preciosas, están enteritas y funcionando, funcionan con válvulas, tenemos cine, materiales fotográficos…
Tenemos películas de Charles Chaplin, proyectores del año 20, hasta el telón tenemos de las Pretty Bab yque hoy es inconseguible, no se consiguen más, Tormo ha comparado de todo, ha guardado debajo de la cama, gracias a mi mujer que tiene una paciencia bárbara, más de una vez ha querido echarme para fuera, ustedes imagínense que si le ocupo todo el comedor… Pero hay que mantener el acervo histórico, hay que mantener la memoria, “sean los orientales tan ilustrados como valientes” y “no venderemos el rico patrimonio al bajo precio de la necesidad”. Mire que yo pasé hambre, pasé mal, pasé de todo, pasé bien también.

 

MAB: Le quisieron comprar todo esto también ¿no?

AT: Sí como no, los japonenses me querían comprar, me daban dos  millones de dólares.  

 

HS: Los que saben el valor que tienen esas cosas.

AT: Primero está nuestro querido y bendito país -como dice mi amigo Julio Sánchez Padilla-, o sea que yo soy un modesto pobre hombre que hice un trabajo para esta generación y las que vendrán después.
 

MAB: ¡Pobres ellos, no usted!
“Buen día 36, saludos al invitado, conozco el Museo, vivo en la calle Carve a pocas cuadras, quisiera si es posible una opinión personal del invitado acerca de Internet como medio de comunicación masivo, alguien dijo el que domine las comunicaciones dominará el mundo, creo que Internet está llevando el cometido, gracias”; dice Alejandro desde Colón.

AT: Saludamos al amigo Alejandro de Colón y sí, sin ninguna duda el medio está haciendo, es la tecnología que no se puede parar.
Hay que ver por ejemplo en la antigua Rusia en la época de los zares, cuando había que enviar desde Moscú a la Siberia se tardaba 2 años para llevar una carta, una invitación de casamiento o anunciando un nacimiento, 2 años para ir 2 años para venir, ahora mandamos un mensaje de texto y en medio minuto llega a Rusia, llega a Estados Unidos, a cualquier parte, le están contestando obviamente que sí.
Yo lo que digo es lo siguiente, el mundo ha cambiado y ha cambiado todo el espectro radial por Internet, por todos los medios, pero la pregunta sigo insistiendo es esta, si hay un apagón cómo la radio sale al aire, pero si tiene el transmisor allí apagado pero listo para salir en cualquier momento, la base General Artigas en la Antártida me informaron que hay unos transmisores KMW2 de la Collins que son con válvulas  listo para funcionar si hay un apagón, así que yo le dijo al propietario, señor no se deshaga nunca ni del transmisor ni de la consola, está todo bien lo moderno, lo aceptamos, fantástico, pero no vemos que si llega a pasar una catástrofe, una guerra nuclear que puede pasar. Yo soy amante de la paz, a veces digo por qué en vez de construir misiles y todas esas cosas tenemos que hacer fábricas de comida para darle a los pobres, en África y Haití la gente está muriendo de hambre.

 

MAB: Y acá mismo.

AT: Acá mismo.
Entonces tenemos que borrar todo eso y decir vamos hacer esto para que la gente viva mejor, casas, viviendas faltan para que los ciudadanos vivan mejor eso es lo que hay que hacer y no invertir más en la destrucción.

 

MAB: Ricardo dice: “No mencionó a CX 28 Radio Imparcial pionera en trasmitir las 24 horas, le aclaro que soy un amante de la radiodifusión desde muy chico y agradece”.

AT: Le agradezco al señor Ricardo y le voy a decir una cosa: la 28 a través de su propietario, fue la radio que trasmitió las 24 horas continuadas, lo que pasa que le decimos al amigo que es tanto, vamos a cumplir 100 años, que no alcanza este programa si yo vengo mañana, pasado, tampoco hablamos de las radios del interior, podemos hablar de las radios del interior.
No queremos olvidarnos pero el programa no da para hablar todo lo que tenemos para decir, creo que han sido muy buenos en darme todo este espacio pero también están las tandas, los avisos hay que pasarlos.

 

HS: ¿Tiene noción Antonio cuando se podría abrir el museo?

AT: No, todavía fecha no tenemos, no puedo decir porque no depende de mí, aparte eso el cambio climático que tenemos hoy está lindo mañana llueve, en cuanto lo vayamos abrir lo vamos a dar conocer, los vamos a invitar a todos.

 

MAB: Y si alguien tiene algo de la radio que dice esto sería bueno para que no se pierda, para un museo, le puede avisar.

AT: Como no, si quieren nos llaman, nos donan, bienvenido sea, yo tengo también el Museo Nacional de Antropología, otro lugar donde podemos recibir material así que se conectan conmigo y no hay ningún problema en ese aspecto.

 

MAB: Lo felicitamos y le agradecemos mucho por toda esa labor, que el fruto no es para usted el fruto es para todos.

AT: Yo les agradezco a ustedes la fina invitación que han tenido para invitarnos a nosotros. Hablo en nombre mío y en nombre de la Comisión de Apoyo de una radio que también vamos a hablar, es una cita de oro, esta radio tiene una historia, todas las radios tienen una historia extraordinaria, así que yo les agradezco infinitamente la invitación. Además decirles que estoy completamente a las órdenes y me siento muy feliz de estar acá en este lugar donde estaba mi amigo Efraín Chury Iribarne  un grande y se nos vienen los premios Equis en Comunicación, voy a pasar el chivito, el 17 de mayo la entrega de los premios, los 39 años del Museo y los 25 años que estamos premiando la labor periodística de todos los medios.

 

MAB: Les decimos que hay una página que es radiomuseo.org y hay una dirección de correo electrónico radiomuseo@hotmail.com por cualquier comunicación. Muchas gracias Antonio tormo por haber venido.

AT: Muchas gracias a ustedes.