“EN BRASIL HAY CRISIS AMBIENTAL, SOCIAL Y MORAL, QUE SE SUMA A LA INCAPACIDAD DE LOS PODERES CONSTITUIDOS PARA ENFRENTARLO”
Contacto con Plínio de Arruda Sampaio Jr. desde Brasil, 14 de marzo de 2019.

 

Desde San Pablo, en contacto con CX36 el Economista, Catedrático y Analista Político brasileño Plinio de Arruda Sampaio Jr, se refirió en primer término a la masacre sucedida en una escuela, “lo que era un fenómeno muy americano empieza a repetirse en Brasil”, indicó. “Son jóvenes que en sus perfiles de facebook se revelaban de ultra derecha, fanáticos de Bolsonaro y aficionados a las armas”, comentó. Sobre la detención de dos responsables de asesina r a la activista Marielle Franco, consideró que “es una respuesta que el Estado tiene que dar porque hay mucha conmoción, el tema de Marielle fue a las calles en el carnaval, en la escuela de samba de Mangueira y entonces había que decir algo” ahora que se cumple un año del asesinato. Transcribimos la nota completa que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/plinio-arruda-sampaio-jr-14-3-audios-mp3_rf_33374383_1.html

 

Diego Martínez: El contacto es con Brasil, con nuestro compañero Plínio de Arruda Sampaio Jr. a quien recibimos con muchísimo gusto.
¿Plínio, qué tal, cómo estás?

Plínio de Arruda Sampaio Jr.: Buen día Diego, buen día a todos los oyentes de Radio Centenario. Aquí vamos, bien.

 

DM: Bueno, Plínio, hay algunos temas que queríamos conversar contigo, pero comenzar  con esta masacre que uno tiene ya la costumbre, digamos, de ver en Estados Unidos pero no es tan común en Brasil. Me refiero a estos dos jóvenes que entraron a su ex escuela, asesinaron y se generó allí toda una situación realmente muy grave.
Contanos un poco qué se puede decir de esto sobre todo teniendo en cuenta los mensajes que se están enviando por parte de los medios y los políticos en torno a la seguridad.

PASJ: Sí, esta es la segunda masacre de este tipo en los últimos 2 años aquí en Brasil, lo que era un fenómeno americano y no muy brasilero, o sea, no pasaba esto en Brasil, ahora empieza a repetirse en Brasil. Los jóvenes que fueron son jóvenes que en su perfil de Facebook se revelaban muy de ultra derecha, fanáticos de Bolsonaro y muy aficionados a tener armas y a resolver las cosas a balazos.
Es claro que este es un fenómeno más amplio que tiene que ver con causas bastante complejas desde el punto de vista social y psicológico, pero obviamente la incitación que hizo Bolsonaro y que hace todavía que todo se debe resolver a balazos, es un factor adicional que agrava esta situación de violencia en Brasil.
Para que tengan una idea, uno de los principales políticos de Bolsonaro, el senador por San Pablo, Major Olímpio, que es líder del gobierno, dijo que esto pasó porque los profesores no estaban armados. Que la manera de resolver esto es que los profesores entren armados en las escuelas.
Entonces, esto da un poco el grado de delirio y de incompetencia absoluto de los actuales gobernantes brasileños.

 

Hernán Salina: ¿Ahora, qué reacción desde la sociedad se puede generar ante un hecho así? ¿Hay una respuesta, un incremento de llamado de organización ante esta realidad? Sabemos lo que vive Río también particularmente pero ante estos episodios y este contexto que vos das, ¿hay una línea de trabajo desde el campo popular hacia esto, Plínio?

PASJ: Buen día Hernán. En realidad la sociedad está perpleja porque como el Estado no funciona, la violencia urbana es muy, muy fuerte, la gente queda desesperada y busca soluciones generales, personales.
No es el caso de esto, esta masacre de los jóvenes en la escuela yo creo que es todavía más complejo de lo que estoy hablando, pero la población queda en desespero porque no ve solución. La verdad que uno de los puntos más débiles de la izquierda es no tener un discurso articulado sobre este problema.
Sí hay alguna cosa porque este problema en Brasil se manifiesta, digamos, la violencia en Brasil en realidad es una guerra a los pobres. Para que tengan una idea de lo que esto significa, de acuerdo con el último atlas de la violencia de Brasil, en 2017 murieron 64 mil personas de muerte violenta. Y de estas 64 mil el 70% son jóvenes negros y 5 mil son muertos por la policía.
O sea, es una verdadera violencia generalizada y esto no se resuelve sin cambios muy profundos como por ejemplo la legalización de las drogas, las reformas urbanas, reforma agraria, pero esta es una agenda que la izquierda todavía incita mucho en colocarla de una manera contundente como tiene que ser para que sea oída por el pueblo.

 

DM: Plínio, el otro tema es la captura o el procesamiento, el hallazgo de los responsables del asesinato de Marielle Franco, eran dos ex policías, contanos también qué repercusiones tuvo allí en Brasil y qué información nos podés dar.

PASJ: Mira, estas prisiones vienen después de mucho tiempo, cuando se va a celebrar o se va a conmemorar un año de la muerte de Marielle.
Bueno, esta es una respuesta que el Estado tiene que dar porque hay mucha conmoción, el tema de Marielle fue a las calles en el carnaval, en la escuela de samba de Mangueira y entonces había que decir algo. Entonces de hecho agarraron los dos y son a lo que parece de hecho son los dos que mataron, porque ya habían aprendido a otro.
Porque aquí cuando hay un crimen, se aprende, el delegado dice, a la calle, agarren a un negro pobre, apréndanlo y él es el culpado. Pero esta vez no, son de hecho los que mataron, todo indica que sí, es una investigación más profunda y dieron pruebas de esto. Son dos ex policías ligados a la milicia de Río, son personas que recibieron homenajes de la familia Bolsonaro en el Parlamento.
Uno de ellos es vecino de Bolsonaro, tiene una casa millonaria, cuando los policías aquí ganan muy poco y merecen ganar mucho más. Y el hijo de uno de ellos fue novio del hijo de Bolsonaro, del cuarto hijo, del más joven.
Bueno, entonces, es una promiscuidad total y lo que queda claro, y esto sí es una cosa que espanta un poco a la gente, es la proximidad orgánica de la milicia de Río con la familia Bolsonaro.
De cualquier manera es un progreso que estos asesinos hayan sido presos pero es muy insuficiente, porque los fiscales de Estado justifican la motivación de los asesinos siendo como una cosa de odio personal a la izquierda y a los homosexuales. Pero eso está muy lejos de responder la pregunta, o sea, agarraron a los que mataron pero todavía no agarraron a los que mandaron matar que es lo que importa. Porque matadores en Brasil hay muchos, hay que agarrar a los que mandaron, porque es muy poco probable que tenga odio a los homosexuales y a la izquierda consiga movilizar a cuatro amigos para matar a una mujer que no conocían.
O sea, es una historia muy mal contada.
Entonces, la historia sigue siendo mal contada y todo parece que esto, que el que manda es un hombre muy poderoso de Río de Janeiro, porque hubo mucha dificultad al que tiró, al que apretó el gatillo, pero aún mayor dificultad para que las investigaciones lleguen a quien dio la plata, quien encomendó el crimen.

 

HS: Bien, Plínio, ¿qué es lo que hizo a Marielle como objetivo para que la mataran, ahora, mirando todo este proceso que sigue?

PASJ: Entonces, Hernán, esto no está claro, porque como no se sabe quién fue el que mandó, no se sabe cuál fue el motivo exacto que hizo este hombre matarla, hay varias sospechas, seguro que Marielle hacía trabajos en las favelas y estas son zonas privativas de las milicias, entonces esto puede haber incomodado a alguien.
También está la sospecha de que el diputado del PSOL, Freixo, que hizo una investigación muy fuerte contra las milicias y que redundó un período atrás en la prisión de algunos milicianos. Entonces, estos milicianos le tienen odio a Freixo, no es imposible que hayan matado a Marielle que era una política muy, muy vinculada a Freixo, que salió del grupo de Freixo para mandar un recado a Freixo, también puede ser.
Pero en realidad esto todo, la sustancia del crimen no está esclarecido y la verdad es que hay problemas políticos para esclarecer, no son problemas técnicos.
Tanto, Hernán, que en el final del gobierno Temer, el ministro de Defensa de Temer que es Raúl Jungmann, que por increíble que parezca fue un hombre que en su juventud fue comunista.
Bueno, este señor hace una declaración de intervención en las investigaciones de Marielle porque dice, mira, la policía de Río no  tiene capacidad política de hacer esta investigación, es necesario que ella sea federalizada. O sea, este señor tiene informaciones para decir esto. Además el gobierno de Río de entonces era del PMDB que es el mismo de Temer. O sea, ¿por qué se metió ahí? Se metió porque es claro que hay un pescado muy grande escondido por detrás de la muerte de Marielle.
Para efecto nacional, el hecho es en sí gravísimo pero las vinculaciones indirectas y a veces directas con la familia Bolsonaro, hace que esto sea todavía más explosivo y más delicado

 

DM: Muy bien, Plínio, obviamente que esta fue una columna específica sobre un tema que está ocurriendo en Brasil, algo de actualidad más vinculada a la violencia que a la política, pero quizás sean los temas que hoy son los más importantes, son los que están en la agenda y que vale la pena debatir para que no queden inmersos en el escenario que se plantea por parte de los medios.

HS: Sí, Plínio, un dato final para comentar, saliendo de esto, que estoy leyendo en la prensa brasileña que 6 de los 14 senadores de la Comisión Investigadora que se creó para investigar la tragedia de Brumadinho, lo que generó 200 muertos por lo menos, 6 de los 14 reciben plata para sus campañas de empresas mineras directamente. ¡Tremendo!

PASJ: Seguro Hernán, porque por eso financian a los políticos, exactamente para esto, para meterlos a trabajar en el momento necesario. Lo que está pasando en ese frente -que es el frente de Brumadinho- es una operación olvido, operación no va a pasar nada, operación bueno, business as usual. Esto es lo que está pasando ahí, esa información demuestra, Hernán, en realidad por qué el pueblo tiene tanto descrédito en la política, porque la política no funciona para el pueblo, está totalmente controlada por el capital, por estas grandes empresas.
Pero de cualquier manera la situación, esto demuestra bien lo que está pasando en Brasil, una situación de crisis ambiental, social, moral fuertísima y la absoluta incapacidad de los poderes constituidos de dar una respuesta a esto. En la realidad la respuesta es, acostúmbrense porque así es la cosa.

 

HS: ¡Tremendo!
Bueno, quedará pendiente para seguir hablando contigo en próximos contactos qué pasa con la construcción desde una alternativa de izquierda para fortalecerla y enfrentar todo este panorama, pero te lo dejamos como asunto pendiente para la próxima, Plínio, un abrazo

PASJ: Un abrazo a todos ustedes de Radio centenario y hablamos la próxima semana.