“VAMOS A EMPEZAR A ROMPER CADENAS HABLANDO DE LA INDEPENDENCIA Y DE LA SOBERANÍA”
Audición de Gonzalo Abella en CX36, lunes 8 de abril de 2019

Desde el lunes 8 de abril, de lunes a viernes  las 16:45 horas en CX36 Radio Centenario, se puede escuchar la Audición de la Unidad Popular, a cargo del maestro e historiador Gonzalo Abella. En el primer programa, el candidato a la Presidencia por la  Unidad Popular planteó cómo será la dinámica de la Audición, los temas que  desarrollará y comentó la necesidad de “que este sea un camino de ida y vuelta, o sea que Ustedes hagan sugerencias, hagan énfasis en aquellos temas que han sido insuficientemente tratados y juntos vamos construyendo este camino”. Transcribimos  esta Audición que puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/audicion-gonzalo-abella-cx36-lunes-audios-mp3_rf_34246952_1.html

 

“Corresponde para empezar, reconocer la generosidad y el compromiso que caracterizan a CX36 y que habilitan este espacio para la Unidad Popular.
En esta Audición de la Unidad Popular, de cara a las elecciones, vamos a hablar de los fundamentos de la Unidad Popular, de su razón de ser esencial, imprescindible para la Patria en este momento.
En segundo lugar, vamos a proclamar con orgullo y con enorme responsabilidad que somos los herederos –como Unidad Popular, como colectivo- de lo mejor que nos ha pasado en esta tierra y en los sueños de todas las tierras.
En tercer lugar, iremos medida por medida estudiando el Programa y la Plataforma. Y de cada medida veremos sus nexos con otras medidas que la fundamentan, que la complementan y sus nexos con la línea estratégica, programática, que nos lleva hacia la liberación nacional, camino del socialismo.
Y   hablaremos también y daremos testimonio de la trayectoria; o sea de la trayectoria cotidiana, de la trayectoria que ya nuestra pequeña historia, nuestra pequeña grande historia y de lo que todos los días nos dan como tendencia hacia donde vamos.
Y desde luego, en este plan, no es alterado sino complementado por las sugerencias que haga la audiencia, aquellos temas programáticos que son necesarios profundizar, que con enorme alegría los destacaremos especialmente teniendo en cuenta además, que no es que yo sepa todo, pero saber en el siglo XXI  es saber a quién recurrir a los efectos de seguir profundizando. Y de dar aquella explicación clara, de aquellos temas que para el debate de todos los días, para el trabajo político electoral y para el trabajo político más profundo aún, de instalarnos en el corazón y en la conciencia de nuestro pueblo, de dar el mensaje de que hay otro camino posible e imprescindible; todos necesitamos munirnos de argumentos y de formas sólidas de fundamentar.
En ese sentido, yo quería empezar por leer cómo empieza nuestra Plataforma Electoral, es un párrafo nomás, pero me parecía importante para dar inicio a esto. Dice nuestra Plataforma Electoral que es resumen del Programa, al cual siempre podemos recurrir para profundizar:
“Estamos ante una situación nacional,  cada vez más crítica, a que nos ha conducido el modelo que termina con la producción de alimentos, extranjeriza la tierra, vacía el campo, continúa generando miseria. La Unidad Popular propone utilizar todos los recursos en el crecimiento de la producción, el trabajo y el bienestar general de nuestro pueblo.
Inspirada en el proyecto artiguista, la Unidad Popular impulsa esta Plataforma Electoral parta establecer las bases de nuestra soberanía e independencia económica”.
O sea, bases de la soberanía. Hay que empezar por ahí. No se puede empezar prometiendo tantos puestos d trabajo, tantas escuelas. No. Primero hay que ser soberanos. Eso nos enseñó Artigas. Y recordemos de paso, que la doctrina artiguista es ante todo una doctrina sobre la tierra, y vamos a hablar de la tierra y de nuestras propuestas de reforma agraria; una propuesta sobre una democracia que no se basa en partidos  y en inversión de dólares para campañas electorales, sino de fogón en fogón, que es donde debe oírse la voz del pueblo. Esa doctrina artiguista que es una brújula social y política y que plantea inevitablemente por ser para los de abajo un choque inevitable con los privilegios desde los de arriba. Él decía: “No tengo más enemigos que los que se oponen a la pública felicidad” y que nuestro destino es o destronar tiranos o destrozar tiranos o ser infelices para siempre.
Tierra, democracia popular, brújula social y política, definición de los adversarios; y vocación de Patria Grande. Vocación irrenunciable de Patria Grande.
Artigas, cuando vio la Constitución mezquina que nos habían impuestos los ingleses en 1830, una Constitución antidemocrática, separatista; dijo en Paraguay: “Yo me quedé sin Patria”.
Bueno, hacia la Patria vamos.
Y vale la pena, en este momento inicial, ya para ser fieles a nuestra primera reflexión que encabeza nuestra Plataforma Electoral, hablar un poco de independencia y de soberanía, y ahí, anunciar ya algunos temas que vamos a profundizar inevitablemente en los próximos programas. No vamos a empezar por lo que más queremos –la seguridad, el trabajo, la esperanza-, no, vamos a empezar por la soberanía. Porque no somos soberanos y porque deliberadamente tenemos un peso terrible de algo que nos han convencido de que es imposible de subsanar que es la deuda externa y el latifundio.
La deuda externa, que tiene que ver con una serie de medidas que nosotros planteamos como la nacionalización de la banca, la estatización del comercio exterior, y que han sugerido que no se puede. Y nosotros no sólo decimos que es posible, los fundamentamos y explicamos  los mecanismos de lo que vamos a hacer, y la prudencia con que nos vamos a mover al principio, a los efectos de decir que sí se puede y que los primeros éxitos van a generar condiciones subjetivas en la gente para seguir avanzando.
Y nosotros decimos reforma agraria y reforma agraria urgente, porque no hay ningún país capitalista desarrollado que tenga latifundio. No, el latifundio es para imponer nuestro atraso y contra eso vamos, y en ese sentido venceremos.
Pero en lo inmediato, por ejemplo, es imprescindible aliviar la presión impositiva sobre los pequeños productores del campo, que no se vaya más gente,  los pequeños y medianos tamberos dicen que el precio de todas sus vacas es menor al de su deuda común, sobre todo con el Banco República.
Ilustro esto, en el ejemplo de la reforma agraria y en el ejemplo de frenar o paliar los impactos más terribles de lo inmediato para ver cómo trabaja la Unidad Popular.  Y eso lo vamos a ver medida por medida. Y medida por medida no hay forma de preservar la tierra, no hay forma de cuidarnos, no hay forma de cuidar el ecosistema, no hay forma de construir una industrialización imprescindible, no hay forma de descentralizar la industria –qué es lo que queremos, apoyada en recursos propios-; no hay forma de enfrentar la humillante presión de las transnacionales que nos roban o nos saquean y ponen a los malos gobernantes de rodillas, porque ellos son los malos europeos y nuestros gobernantes son los peores americanos. No hay forma de enfrentar eso si no es hablar primero, de independencia y de soberania.
Por ahí vamos a empezar y vamos a seguir desarrollando los nexos, entre esto, entre esta consigna, esta magna consigna, que abre las puertas a todo lo demás.
Puede haber un partido que haga énfasis en la ecología, otro que haga énfasis en el tema de frenar o paliar un poco los efectos de una mala administración, pero lo que se soslaya –y lo vamos a demostrar- lo que siempre se soslaya es que sin independencia y soberanía, sin un camino claramente definido y valiente hacia la liberación nacional, hacia romper las coyundas con las transnacionales, no tenemos salida.
Y por otro lado, al mismo tiempo que vamos a demostrar eso,  vamos a demostrar medida por medida, nexo de cada medida con otras medidas, a condición de la movilización ciudadana, de la creación en la combatividad de la gente, en la confluencia y la unificación de todas las luchas, porque todas tienen la misma lógica y todas tienen la misma lucha objetiva contra la dependencia; vamos a demostrar que todo es posible y que todo es imprescindible.
Por lo tanto, hablaremos de los fundamentos de la Unidad Popular, hablaremos de que heredamos, somos los herederos de los mejores sueños y de los mejores esfuerzos; hablaremos de cada medida, medida por medida, golpe por golpe, nuestro Programa; hablaremos y reivindicaremos nuestra trayectoria; y partiendo de esa doctrina artiguista que hoy mencionamos, empezaremos por una consigna tan sencilla y tan esencial, como lo que nos enseñó Artigas, lo que nos enseñaron todos los vinieron tras sus huellas, y toda aquella izquierda que nosotros reivindicamos, aquella izquierda fundacional, aquella izquierda pura, aquella izquierda de sueños compartidos y panes compartidos y luchas compartidas.
Vamos a empezar entonces a romper cadenas hablando de la independencia y de la soberanía.
En ese camino haremos. Y quiero terminar recordándoles que es vital que este sea un camino de ida y vuelta, o sea que Ustedes hagan sugerencias, hagan énfasis en aquellos temas que han sido insuficientemente tratados y juntos vamos construyendo este camino, de los cuales a veces –y esa es la mayor felicidad- los que en algún aspecto pasamos a tener  un protagonismo, somos apenas felices testigos, emocionados testigos, de nuestro camino y el camino de nuestro pueblo que crece en la lucha, crece en la conciencia y nos devuelve la esperanza.