“LA ÚNICA SOLUCIÓN EN SERIO AL DÉFICIT FISCALES LA GENERACIÓN DE FUENTES DE TRABAJO PRODUCTIVAS”
La columna del contador Dardo Arigón en CX36, 20 de abril de 2019

El contador Dardo Arigón analizó -en su columna quincenal de los sábados por CX36- el déficit fiscal y la política que ha tenido el Frente Amplio hacia las zonas francas entre otros temas. Arigón destacó la importancia de que los candidatos de todos los partidos políticos reconozcan “que el déficit es un tema importante” ya que eso “da pie a la población para preguntarle a los diferentes candidatos cómo van a resolver ese problema”. Al respecto dijo que “la única solución en serio al déficit fiscal” pasa por “la generación de fuentes de trabajo y diría que esto tiene que estar orientado a la sustitución de importaciones, o sea que tiene que haber generación de fuentes de trabajo productivas”. Transcribimos esta nota que Usted puede volver a escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/cr-dardo-arigon-20-4-audios-mp3_rf_34766091_1.html

 

Hernán Salina: Vamos hablar de Economía con el contador Dardo Arigón, que lo tenemos desde Mercedes con su columna quincenal.
Buen día contador Arigón.

Dardo Arigón: Buenos días, ¿cómo están?

 

HS: Bien. ¿Cómo está Mercedes? ¿Cómo ha estado esta semana en la ciudad?

DA: Ha sido una semana muy linda, excepcional, inclusive días de calor, anteayer y ayer días de calor. Y hay un movimiento.
En Mercedes todos los años vienen personas en Turismo que es propio de Uruguay, no es turismo argentino.

 

HS: Turismo interno que le dicen.

DA: Turismo interno. Generalmente son personas que se fueron a vivir a Montevideo y vienen a visitar a los familiares o a hacer campamento, inclusive internamente hay personas que hacen campamentos en los cursos de agua, se da un movimiento interesante pero interno.

 

HS: Pero lo importante es que tenga actividad, que genere trabajo eso por supuesto, ese Río Negro tan golpeado de lo que hemos venido hablando también. Pero vayamos a los temas.
Lo hemos analizado con usted pero siempre hay que irlo analizando, es uno de los temas centrales cuando se habla de la economía del país que es el déficit fiscal. ¿Cuánto más está gastando el gobierno de lo que le ingresa al Estado y cuáles son las razones? ¿Cómo se podría manejar ese déficit?

DA: Es un tema que es reconocido por las actuales autoridades como uno de los más importantes, un problema a resolver y también por los diferentes candidatos de los otros partidos que reconocen que el tema del déficit es fundamental y hay que resolverlo. O sea que nadie niega la importancia que tiene el problema del déficit fiscal y que es muy importante no solamente porque arroja más problemas a la Economía si se intenta resolverlo con los mecanismos oficiales; y es un elemento que podría ser resuelto provocando crecimiento.
Ahora, es muy importante que estén reconociendo todos los partidos políticos que el déficit es un tema importante, porque eso le da pie a la población para preguntarle a los diferentes candidatos cómo van a resolver ese problema; porque de otra manera podemos caer en las soluciones que se le dieron en el pasado al déficit fiscal que fue devaluar la moneda a los efectos de reducir los costos de los trabajadores. Es decir hacer una reducción de sus ingresos por medio de la devaluación.
Y es como se está tratando de resolver hoy en Argentina por ejemplo.
O sea que este es el momento para que la población les exija a los candidatos que expongan claramente las soluciones. Si bien hay una coincidencia que el déficit fiscal es importante, también hay otra coincidencia entre todos los candidatos de no exponer claramente que solución proponen para el déficit, con lo cual están indicando que si acceden al poder van a mantener las políticas del pasado y las políticas que son respaldadas por el Fondo Monetario y el Banco Mundial. O sea que ese es un problema fundamental hoy donde la población tiene que exigir soluciones.
Por otro lado el problema del déficit fiscal se puede resolver emitiendo moneda, es decir el Estado tiene déficit, no le alcanza el dinero que recauda para pagar sus gastos entonces emite moneda. Pero eso está limitado, porque si emite mucha moneda genera mucha inflación y tiene efecto contraproducente, o sea que la emisión de moneda permite resolver dentro de ciertos márgenes el problema del déficit fiscal.
El otro método para resolver el problema del déficit fiscal es generar deuda pública, o sea que el gobierno que el gobierno que precisa dinero para sus gastos lo que hace es pedir prestado y la deuda pública aumenta; esto tiene un efecto, que es que se le va a bajar a Uruguay el grado inversor, esto quiere decir que cuando Uruguay pida dinero prestado se le van a cobrar mayores intereses. O sea que tampoco es una solución convincente el generar deuda pública.
Y por último la solución que hasta este momento ha puesto en práctica Uruguay hoy y Uruguay en las anteriores crisis es un ajuste fiscal; aumentar los impuestos, el aumento de impuestos ha sido continuado en estos últimos 10 años y a pesar de eso no se ha podido resolver el déficit fiscal, el ajuste de impuestos vino por el lado de aumento de los impuestos a trabajadores y pasivos fundamentalmente y con esto no han resuelto el problema del déficit fiscal.
Hay que ir a otros enfoques del problema para resolver el tema del déficit fiscal.

 

HS: ¿Eso está vinculado a las zonas francas de las que hemos hablado con usted en varias oportunidades?

DA: Sí, evidentemente que si se intenta resolver el problema del déficit fiscal estructuralmente, es decir soluciones definitivas, hay que tomar decisiones sobre por ejemplo las zonas francas, que queremos decir, que cuando se exonera de impuesto a una empresa a los efectos de que se instale en Uruguay obteniendo una buena ganancia, esa exoneración tiene que ser limitada en el tiempo, no puede ser eterna, estas empresas que se instalan en zona franca están eternamente exoneradas de impuestos, eso evidentemente hay reverlo.
Por otro lado, hay otro aspecto que le está generando egresos al Estado, le está generando gastos al Estado y es la rotura de las rutas nacionales, la población está pagando la rotura de las rutas nacionales ocasionada por el transporte de soja y fundamentalmente por el transporte de madera. Sobre el transporte de madera tenemos que decir que el peaje que paga un camión que transporta madera está más o menos en unos $400; cuando un vehículo paga algo así como $105; pero un vehículo de pasajeros, un auto, pesa aproximadamente 2.000 kilos. Y en cambio un camión transporta 30.000 kilos de madera y toda la estructura del camión pesa 15.000 kilos. Entonces, está pagando 4 veces un camión que pesa 45.000 kilos cargado o sea que pesa 20 veces más que un automóvil.
Además por ser transporte profesional de carga paga la mitad de peaje, está pagando $200; y si se encuentra en una zona como Mercedes que está próxima al peaje todavía tiene un descuento extra. Así que un camión de carga paga aproximadamente lo mismo que un auto.
Pensamos que eso debe ser planteado, estudiado y resuelto.
Lo mismo pensamos que se debe resolver el problema de la contaminación por agroquímicos que le está generando un costo al país, porque está perdiendo turismo.
Hay que hacer ajustes desde el punto de vista de los privilegios en el uso de los bienes públicos, los privilegios que tienen ciertas empresas que por casualidad son transnacionales.

 

HS: ¿Esto de las zonas francas se puede decir que es una línea central a la que debe apuntar un gobierno que quiera hacer una política seria impositiva, es decir de tomar dinero de quienes pueden aportarlo en definitiva?

DA: Bueno, eso tiene que estudiarlo el gobierno, tiene que estudiarlo los que permitieron la instalación de zonas francas y ver de qué manera resuelven el problema para que la exoneración no sea eterna, que es lo que se hace en otros países. O sea que eso tiene solución.
Por otro lado, hemos escuchado a algunos candidatos que dicen que es necesario hacer más competitivas a las empresas públicas, o sea que lo que están diciendo es que las empresas públicas compitan internamente a los efectos de reducir sus costos, que es uno de los elementos que manejan los productores hoy, que los costos que tienen son muy elevados -costos en energía eléctrica, en combustibles, son muy elevados- y para esto proponen algunos candidatos que estas empresas compitan. Que compitan quiere decir que ingresen empresas  privadas compitiendo, produciendo lo mismo que ellos. Esto ya ocurrió como en el caso del Banco de Seguros que se desmonopolizó e ingresaron empresas del Banco de Seguros privadas, lo cual le saca mercado a la empresa pública -al Banco de Seguros- y le entrega esas ganancias (que serían del Banco de Seguros) a estas empresas aseguradoras privadas que son transnacionales y que se lo van a llevar al exterior, o como ocurrió con la telefonía, se desmonopoliza e ingresaron empresas de celulares que están compitiendo con ANTEL y sus ganancias se las llevan al exterior; o como está ocurriendo con empresas generadoras de energía eléctrica como son las empresas que se instalan con molinos eólicos, que le venden esa energía al Estado, que se la compra el Estado obligatoriamente -produzcan o no produzcan- y le está generando ganancia  a los privados, ganancias que podrían ser de UTE.
O sea que ya tenemos ejemplos de estas empresas que han aumentado  el déficit fiscal, así se aumentó el déficit fiscal y esto no se dice. Esto, al no mencionarse, se está dejando la puerta abierta para volver a hacerlo.

 

HS: La defensa muchas veces que se hace desde quienes ya defienden ese sistema de libre mercado, incluso desde el Frente Amplio es que la competitividad beneficia a la gente desde el punto de vista de competencia de precios.

DA: Sí, exactamente, se entiende que la competencia reduce los precios teóricamente, porque cuando hablamos de las transnacionales como en el caso de los seguros las transnacionales se ponen de acuerdo, cada empresa aseguradora tendrá sus características, reducen el precio de alguna variable, aumentan algún beneficio para diferenciarse de las otras aseguradoras  pero el precio final no baja, porque el objetivo de estas empresas privadas es la ganancia. Y así ocurre con todas las empresas que están compitiendo y que aparentemente el precio sería menor pero no es menor, no llega a reducirse.
Si una empresa estatal quiere reducir el precio -porque es necesario reducir el precio para que se incremente la producción, para que mejore la Economía- lo que tiene que hacer es estudiar los costos, modernizarse y ajustar los precios. Pero no es un problema de competencia porque sino seguimos apostando al mercado.
Es un problema de inteligencia, de orientar inteligentemente una empresa de manera que beneficie a toda la población, o sea que se está tomando el camino de darle las ganancias a las transnacionales que son las que van a venir y se evita el camino de la inteligencia que podes cambiar la forma de producir, el caso es muy claro. Por ejemplo si en lugar de que las autoridades hubieran invertido en la regasificadora, eso que era un negocio en el aire mal estudiado y que no se investigó posteriormente para ver quiénes fueron los responsables de ese negocio, si eso se hubiera invertido en molinos eólicos éstos hoy serían de UTE y no tendrían necesidad de comprar la energía eléctrica a privados.
Entonces vemos que el déficit fiscal está producido en gran parte por la mala administración que se ha realizado de las empresas públicas no porque no tengan competencia.


MAB: Estaría bueno, por lo menos nos parece bien pedirle a los oyentes, que sabemos que hay muchos oyentes que sacan apuntes -y ya te lo hemos dicho esto Dardo- cuando escuchan esta columna que los junten estos apuntes con los del programa anterior donde vos habías arrancado con el tema del déficit fiscal y que había quedado mucho todavía sin hablar, que es lo que estás agregando hoy.

DA: Exactamente.
Y en la línea que veníamos que habíamos hablado que una parte importante del déficit fiscal lo generan las AFAP’s, porque es dinero que no ingresa al Estado y que ingresa a los privados.
Tenemos que recordar que nosotros decíamos que las AFAP’s cobran por año aproximadamente unos 400 millones de dólares de intereses, que le paga el Estado por los préstamos que le realizan al Estado; si esos 400 millones de dólares quedaran en manos del Estado podría invertirlos en fuentes de trabajo que generarían empleo, o también en el camino de invertirlo en fuentes de trabajo podrían ser utilizados para la vivienda popular.

 

MAB: Sí claro, ahora esto de reponer, el tema del trabajo, quién crea los puestos de trabajo. Hay políticos que manejan que no hay que reponer los cargos de los que se jubilan, es decir se jubila alguien y no tomar a otro en su lugar porque dicen que de esa manera se ahorra.

DA: Exactamente sí, una de las propuestas que hay en este momento es reducir el presupuesto, reducir los egresos del Estado no reponiendo a los trabajadores que se jubilan, o sea que el que se jubila deja un lugar y ese lugar no sería ocupado por otra persona que precisa trabajar, de esta manera el Estado estaría ahorrando y estaría reduciendo la salida de dinero, por lo tanto reduciendo el déficit fiscal.
Y sí, fríamente es una solución.
Pero en un momento que hay una desocupación creciente -como ocurre en estos 5 años que hay desocupación creciente- eso lo único que haría sería aumentar la desocupación. Entonces no se resuelve el problema de fondo, el Estado resuelve su problema económico pero el Estado no es una empresa que esté buscando la ganancia, sino que tiene en sus manos  buscar la ganancia pero a su vez generar empleo.

 

MAB: Y además el servicio que tiene que prestar el Estado, que se lo manda la Constitución además, muchas veces se pierde la posibilidad de realizarlo si no se toma gente nueva, de repente lo que pueden cortar son los puestos de confianza pero no los que son de trabajo directo, en la tarea.

DA: Exactamente, se pueden reducir los cargos de confianza tomando generalmente gente idónea que conozca los problemas y no mucha gente para resolver un solo problema, porque la cantidad de personas que se precisan para resolver un problema depende de la capacidad de las personas. Una persona puede resolver el problema o hay 10 personas que están estudiando el problema y no lo resuelven. Ese es el problema.
Poner al frente de cada empresa personas idóneas que tengan experiencia, sepan manejar la empresa y a su vez controlar a esas personas, no dejar la empresa solamente en mano de esas personas.

 

MAB: Estamos casi en el final pero hace unos días, Danilo Astori el Ministro de Economía, el hombre fuerte de la Economía de Uruguay estuvo participando en Washington en la reunión del Comité para el Desarrollo del Banco Mundial, la reunión que ya va por el Nº99 y allí planteó con estas mismas palabras “que América Latina quiere y necesita más presencia del grupo Banco Mundial”. ¿Cómo entendemos esto nosotros desde acá?

DA: Bueno, la línea política en lo monetario y en lo económico de los últimos 15 años ha sido atraer inversores extranjeros, o sea que allí juega un papel fundamental el Banco Mundial y el FMI, que si respaldan la economía de Uruguay van a promover que vengan a Uruguay inversores extranjeros. De ahí la relación de estas autoridades con estos organismos internacionales y por eso las autoridades hoy le dan más beneficios a las transnacionales que a las empresas nacionales.
Esto lo vemos claramente con el precio del dólar que se mantiene muy bajo y que estuvo muy bajo, el precio del dólar desde el año 2005 que estaba $24 cayó hasta casi $18 y después empezó aumentar otra vez, pero estuvo entre 18, 19 y 20 unos 4 o 5 años, esto benefició por un lado a los consumidores que podíamos comprar bienes importados a menor precio, a bajo precio porque el dólar tenía un precio menor, pero si bien se dice que ese es uno de los beneficios que dio el dólar a menor precio no fue el principal beneficio, el principal beneficio lo tuvieron las transnacionales que tienen sus ingresos en moneda nacional y que después para llevarlo al exterior lo pasan a dólar a un precio barato y eso hace que aumenten las ganancias notablemente; porque estas empresas transnacionales miden las ganancias en dólares. O sea que las transnacionales aumentaron las ganancias gracias al atraso cambiario.
Dentro de las transnacionales está el sistema financiero o sea que el sistema financiero presta dinero en pesos, la mayoría de las veces en unidades indexadas que son en pesos y después la ganancia la traduce a dólares y se la lleva al exterior, esto está haciendo que el sistema bancario en Uruguay sea uno de los más solventes del mundo, pero gracias a este atraso bancario que le permite obtener muy buena ganancia cuando la pasa a dólares, con un dólar barato.
O sea que vemos que los beneficios de esta política monetaria y de esta política cambiaria apuntan a mejorar las transnacionales para que éstas sigan invirtiendo en Uruguay y no importa el cierre que hay en este momento de empresas productivas medianas y chicas que generan importante desocupación.

 

MAB: Héctor del Buceo manda saludos y dice: “Contador vio que ningún candidato habla de la carestía qué raro, ¿no?”.

DA: Sí ese es un problema, pero hay que guiarse por lo que pasa en otros lugares, usted observa que lo que está pasando en Argentina es que se intenta hacer un control de precios al consumo, control de precios que se podrá forzar unos meses, pero los precios siguen a los costos -lo determinan los costos de producción- y van a seguir aumentando. O sea que no hablar de la carestía significa no encontrarle solución al problema.
Y una solución al déficit fiscal -que es lo que plantea la Unidad Popular- es justamente no aumentar las fuentes de trabajo, porque si usted aumenta las fuentes de trabajo, si usted está generando empresas no transnacionales, empresas nacionales productivas medianas y chicas lo que está haciendo es aumentando la recaudación; porque todas empresas van a pagar impuestos, entonces usted aumenta la recaudación legítimamente con generación de empleo, con generación de riqueza, no con esta especulación que están haciendo la mayoría de los políticos en este momento, especulaciones de distinto tipo pero que no resuelven el problema.
La única solución en serio a este problema es la generación de fuentes de trabajo y diría que esto tiene que estar orientado a la sustitución de importaciones, o sea que tiene que haber generación de fuentes de trabajo productivas.

 

MAB: Muy bien.
Arigón muchas gracias como siempre por este tiempo y que termine bien esta semana.

DA: Muchas gracias a ustedes, igualmente.