“LA GUERRA DE BAJA INTENSIDAD CONTRA LA DEMOCRACIA QUE TENEMOS AQUÍ CONTINÚA FIRME”
Contacto con Plinio de Arruda Sampaio Jr desde Brasil,  10 de mayo de 2019

Desde San Pablo, en contacto con Cx36, el economista y analista político Plinio de Arruda Sampaio Jr. se refirió al nombramiento de EEUU de Brasil como país aliado por fuera de la Otan. En ese sentido Plinio indicó que “hay que ver cómo se interpreta eso”, pero “no quiere decir mucha cosa, porque la alianza por fuera de la OTAN, el ejército americano ya lo tiene con el ejército brasileño. Sospecho que “cuando Bolsonaro fue a EEUU le dio a EEUU la Base de Alcantara, muy estratégica, Bolsonaro abrió mano, incluso retiro la demanda que Brasil que tenia contra EEUU contra la OMC, que iba a ganar”. Bolsonaro entregó mucho y no recibió nada, y sospecho que esto es un premio consuelo. Transcribimos esta nota que puede escuchar aquí:
https://www.ivoox.com/plinio-arruda-sampaio-jr-10-5-audios-mp3_rf_35651207_1.html

 

María de los Ángeles Balparda: Estamos recibiendo con mucho gusto a Plinio de Arruda Sampaio Junior.
Buen día.

Plinio de Arruda Sampaio Junior: Buen día Ángeles, un gusto volver hablar con Radio Centenario.

 

MAB: Es cierto, con temas muy importantes para hablar contigo, para  escuchar tu análisis que el primero nos parecía esta noticia que llegó de Estados Unidos diciendo que Donald Trump ya le comunicó al Congreso de Estados Unidos, que lo va a designar a Brasil como país aliado por fuera de la OTAN. ¿Cómo interpretar esto? Además sabiendo que Brasil no es Argentina, las fuerzas armadas de Brasil no son las de Argentina tampoco.

PASJ: Hay que ver como se interpreta eso, en verdad no quiere decir mucha cosa porque la alianza por fuera de OTAN, el Ejército americano ya lo tiene con el Ejército brasilero hace mucho. Entonces hay que ver lo que hay de nuevo en esto.
Yo sospecho que lo que puede estar ocurriendo es que cuando (Jair) Bolsonaro fue a Estados Unidos le dio la base Alcántara para lanzar satélites, es una base muy estratégica que queda en el estado de Maranhâo y Bolsonaro abrió la demanda, abrió mano, retiró la demanda que Brasil tenía contra Estados Unidos en la OMC, que íbamos a ganar y era harta plata.
Bolsonaro le prometió colocar a Brasil en la OCDE lo que ya es ridículo, porque ¿qué gana un país cuando entra en la OCDE? Nada bueno. Pero no entró en la OCDE, además de no entrar Estados Unidos indicó Argentina y no Brasil y esto indicó mucha conmoción en la prensa, mucha crítica a Bolsonaro que entregó mucha cosa y no recibió nada de vuelta.
Yo sospecho que esto es una especie de premio de consolación para Brasil, porque esta discusión no está hecha en Brasil, los militares brasileños no creo que tengan ningún interés en entrar en la OTAN, porque van a perder soberanía sobre su ejército y esto es una cosa que Brasil siempre fue de la política externa brasileña, hacemos todo lo que los americanos piden pero aquí mandamos nosotros, esto es un poco la doctrina internacional brasileña, si no es la OTAN pero sí es el mando directo de estados Unidos peor todavía, entonces yo creo que esto es más una operación de propaganda que una cosa real, pero no tengo muchas informaciones para tener seguridad de esta hipótesis que estoy hablando.

 

MAB: Claro. La OCDE se reúne ahora, 22 y 23 de mayo, en Paris y tal vez tenga que ver con esto, por lo menos el portavoz de presidencia en Brasil está hablando que supone que lo van apoyar  para entrar en la OCDE.

PASJ: Puede ser, este el gran deseo de Brasil, no sé si ganamos, vamos a corrida larga hacia la colonización pero ganamos como premio que somos un país desarrollado, es pura operación de propaganda, pero lo que yo tengo aquí de concreto por la prensa brasileña es que Estados Unidos que prometió indicar no indicó. Entonces Brasil se va a presentar pero si no tiene el apoyo americano no sé lo que va a pasar y además Ángeles no importa nada eso en realidad, salvo la propaganda que somos desarrollados aunque parezcamos una colonia.

 

Diego Martínez: Bien. El otro tema también importante es esto de la vuelta a prisión de (Michel) Temer, ¿en qué está esa situación de persecución bien entendida de la justicia a determinados políticos?

PASJ: Mira Diego aquí tenemos que tener claro los condicionantes estructurales de la política brasileña, Brasil vive una crisis política muy, muy fuerte, estructural. Es la crisis de la nueva república que es la Constitución del ‘88, se está hundiendo.
La discusión real aquí en Brasil son dos: Primero es la pelea del nuevo contra el viejo, o sea las fuerzas de la nueva república resisten y la segunda discusión es que es lo que se va a poner en el lugar donde viene Bolsonaro; y dice yo arreglo todo esto con una solución tiránica de arriba para abajo.
Entonces estos ataques a los políticos convencionales hace parte a lo que yo llamo operación que se vayan todos reaccionaria, que en nombre del combate a la corrupción se ataque en realidad a las instituciones políticas por peor que ella sea, porque de eso se trata y es en este proceso que se debe entender la presión de Temer.
Temer tiene seis procesos, yo creo que todos son muy, muy bien fundamentados y creo que tendrá mucha dificultad para resolver estos procesos. Pero por atrás del proceso hay una pelea política, digamos los políticos convencionales apuestan en la conciliación, que ya discutimos esto en otros tiempos, apuesta en la gran pizza, esta es la apuesta de Temer, de Lula, de Neves, de Serra, de todos ellos, pero está difícil de hacer y yo creo que mientras la derrocada de la democracia de baja intensidad que tenemos aquí continúa firme, es así que veo este proceso.

 

DM: ¿Y qué pasa con los partidos políticos, qué pasa con los que perdieron en este ascenso de Bolsonaro y su gente?

PASJ: Mira Diego, yo creo que este hoy es el gran problema de Brasil: que Bolsonaro lo configura de una manera hasta muy perspicaz, que es la nueva política que sería la de él contra la vieja política. Tú preguntas que hace la vieja política, yo creo que la vieja política juega dos juegos, se divide en dos equipos, uno que trata de acomodarse a Bolsonaro, hacer una especie de metamorfosis y colocarse como brazo institucional parlamentario de Bolsonaro, pero eso no está nada fácil porque Bolsonaro no lo facilita y también es una operación difícil de hacer, un grupo está por ahí.
El otro grupo continúa apostando a la resistencia del viejo, entonces apuestan a que Bolsonaro se va a estrellar porque es muy incompetente para el ejecutivo y que entonces en el fracaso de Bolsonaro  habría una especie de resucitación de la política convencional, es por ahí que estamos lo que es muy malo, porque en realidad desde mi punto de vista la democracia de baja intensidad está condenada porque el pueblo no la defiende, la considera inocua y la burguesía no la quiere porque la considera peligrosa y espuria, entonces no hay la disputa del nuevo, el nuevo solo Bolsonaro lo disputa con la solución palo, una solución autoritaria dura de arriba para abajo.
En este impasse estamos aquí en la política brasileña.

 

DM: Bueno ya reflexionaremos sobre el armado, la intención que puede haber para jugar también en el terreno fuera de lo estructurado pero por izquierda y no desde el escenario que plantea Bolsonaro.
Un fuerte abrazo y como siempre muchas gracias.

PASJ: Muchas gracias Diego, Ángeles, Hernán y todos los oyentes de Radio Centenario.
Nos vemos la próxima semana. Un abrazo.